Connect with us

Sociedad

Abortamos la objetividad periodística

Publicado

on

Nosotras, activistas y comunicadoras feministas, estamos hartas de comunicar femicidios, violaciones y violencias machistas. Tomamos posición pública y vamos a fondo: estamos rabiosamente a favor del aborto legal, seguro y gratuito​Por: Alba Rueda, Jésica Farías y Luciana Mignoli*
Aborto. Una palabra que la clandestinidad y la religión mantuvieron escondida en las profundidades de las conciencias morales. Una palabra que los feminismos hicimos emerger a la superficie tras años de luchas. Y ya no hay vuelta atrás.

Hoy esa emergencia es una marea verde. Marea verde en el Congreso, en las escuelas, en los teatros, en las fábricas, en las oficinas, en las calles, en los barrios, en los bares, en las casas, en las camas. Y también en los medios de comunicación.

Porque nos habían enseñado que para ser “buenas periodistas” teníamos que esconder nuestras posiciones. Había que ser “objetivas, neutrales e imparciales”, aunque sostener esa pose implicaba ver, día tras día, cómo las mujeres, varones trans y las personas con capacidad de gestar, perdían autonomía, derechos y, muchas veces, hasta su propia vida. Y eso también está cayendo.

El 10 de abril -día que se iniciaban los debates parlamentarios- trabajadoras de prensa protagonizamos un hecho político: periodistas, comunicadoras y reporteras gráficas de Buenos Aires escribimos una carta pública y nos sacamos una foto en la puerta del Congreso de la Nación para sentar posición pública a favor del aborto legal, seguro y gratuito.

Nosotras (comunicadoras, periodistas, fotógrafas) que estamos hartas de comunicar femicidios, hartas de contar los padecimientos de víctimas de violaciones, hartas de narrar el sufrimiento de pibas encarceladas por decidir, hartas de escuchar relatos desgarradores de violencia sexual, hartas, hartas y el superlativo de hartas -del hartazgo que viene de la violencia machista-; no tenemos otra opción que ir a fondo:

  • No queremos que sólo se despenalice totalmente, queremos que el aborto sea legal.
  • No queremos que sea legal de cualquier manera, queremos la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.
  • Y por si no queda claro, repetimos: estamos rabiosamente a favor del aborto, a favor del derecho a decidir sobre el propio cuerpo.

En cuatro días -porque estamos organizadas y articuladas- se armó una foto colectiva y un comunicado donde, entre otras cosas, decimos: “Somos periodistas, activistas y comunicadoras feministas. Escribimos, hablamos frente a los micrófonos y producimos informes audiovisuales (…) En nuestras coberturas damos información segura sobre aborto con pastillas, difundimos la Ley de educación sexual integral (ESI), e intentamos empujar la demanda de una ley”.

La solicitada (http://latfem.org/abortar-es-un-derecho-nuestro-compromiso…/) ya reúne más de 400 firmas de mujeres, lesbianas, travestis y trans que ejercemos la comunicación en diarios (como Clarín, La Nación, PáginaI12, Infonews, Ámbito Financiero, Tiempo Argentino, Perfil, El Cronista), radios (Metro, Futurock, Nacional, AM 750, Del Plata), canales de noticias (TN, Crónica TV), agencias de noticias, medios provinciales y locales, consultoras, organismos de derechos humanos, facultades de distintos puntos del país, asociaciones civiles de comunicación y género, redes de periodistas, sindicatos de prensa, estudiantes y docentes de periodismo, trabajadoras del Estado, periodistas independientes, radios comunitarias y, por supuesto, el enorme y prestigioso arco de publicaciones, agencias y programas de radio feministas.

Nosotras, periodistas, activistas y comunicadoras feministas, abortamos la pretendida y falsa neutralidad de colegas en este debate.

Abortamos la moralina, la desinformación y la falta de responsabilidad para transmitir una realidad que nos atraviesa el cuerpo.

Y abortamos, pero clandestinamente, porque nadie ni ninguna ley podrá domesticarnos el deseo, la voluntad, la decisión política y social.

Pero nunca abortaremos nuestro compromiso de luchar -como gritamos colectivamente en cada marcha- para que podamos decidir sobre nuestro propio cuerpo.

¿No quedó claro? Por las dudas, lo gritamos: ¡desde el periodismo feminista exigimos #AbortoLegalYa!
*Periodistas y comunicadoras, integrantes del equipo de Comunicación y Género del Centro Cultural de la Cooperación

Abortar es un derecho. Nuestro compromiso, comunicarlo con responsabilidad.
Periodistas, comunicadoras y trabajadoras de prensa feministas se reunieron frente al Congreso para hacer una foto colectiva a favor del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal seguro y gratuito. En el marco de las actividades que se hicieron en la calle, leyeron un comunicado. Compartimos las adhesiones que llegaron de todo el país: ya suman casi 400 firmas.

  • A LMR un tío la violó y embarazó en 2006. En ese momento tenía 19 años. Durante 37 días su mamá Vicenta y su hermana Verónica recorrieron hospitales y despachos judiciales de La Plata para que pudiera acceder a un aborto legal. No lo lograron. La primera barrera la encontraron en el Hospital San Martín de La Plata cuando el embarazo tenía 14 semanas de gestación y la segunda la puso la jueza de Menores, Inés Siro, que intervino y prohibió la interrupción. Las periodistas y comunicadoras feministas estuvimos ahí para comunicarlo.
  • Ana María Acevedo murió en 2007 cuando le negaron el tratamiento para un cáncer en un Hospital de Santa Fe porque estaba embarazada. Tenía 19 años. Las periodistas y comunicadoras feministas estuvimos ahí para comunicarlo.
  • Belén estuvo casi tres años presa por un aborto espontáneo en Tucumán. Las periodistas y comunicadoras feministas estuvimos ahí para comunicarlo.
  • Juana, una niña wichi de 12 años, fue víctima de una violación por parte de un grupo de criollos en Salta, y obligada a continuar un embarazo inviable hasta la semana 31. Las periodistas y comunicadoras feministas estuvimos ahí para comunicarlo.

Somos periodistas, activistas y comunicadoras feministas. Escribimos, hablamos frente a los micrófonos y producimos informes audiovisuales sobre cada una de estas historias y muchas más. Como feministas articulamos con redes de abogadas, de profesionales de la salud y con la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Intervenimos en redes sociales y pensamos campañas de visibilización porque creemos que la falta de una ley de aborto seguro y gratuito se traduce en femicidios de Estado, criminalización y falta de acceso a derechos sexuales y reproductivos básicos. En nuestras coberturas damos información segura sobre aborto con pastillas, difundimos la Ley de educación sexual integral (ESI), e intentamos empujar la demanda de una ley. Abortar es un derecho. Nuestro compromiso, comunicarlo con responsabilidad.

Somos mujeres, lesbianas, travestis y trans y estamos en un momento histórico. Nos paramos frente al Congreso para reclamar a los diputados y diputadas que voten a favor del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Es la deuda de la democracia pero principalmente de sus instituciones . ¡Que sea ley! ¡Hagan historia!

Somos periodistas, activistas y comunicadoras feministas y estamos a favor del aborto legal porque todas abortamos o acompañamos a otra en una interrupción voluntaria del embarazo. Queremos tener el reconocimiento sobre nuestras decisiones reproductivas. La maternidad tiene que ser una decisión, un deseo y no una imposición o un mandato. ¡Aborto legal ya!
Para adherir ir acá 

Firmaron:
Red Internacional de Periodistas con Visión de Género en Argentina, Programa Géneros y Sexualidades UNTDF, Economía Femini(s)ta, Mariana Carbajal, Sandra Chaher, María Florencia Alcaraz, Florencia Minici, Vanina Escales, Agustina Paz Frontera, Analía Fernández, Romina Zanellato, María Paz Tibiletti, Tali Goldman, Marina Mariasch,Mariana Iglesias, Adriana Carrasco, Gala Abramovich, Silvina Silva, Adriana do Amaral, Matilde Suárez, Bárbara Grabinski, Gisela Grunin, Silvia Berra, Abril Carrizo, Cecilia Camarano, Marianela García, Alejandra Benaglia, Nadia Luna, María Quintero, Lucía Cholakian Herrera, Noor Jimenez Abraham, Verónica Stewart, Graciela Lorena Lobo, Miriam Bobadilla, Julieta Sardi, Norma Loto, Yésica Sagliocca, Amarú Varela, Julia de Titto, Celia García, Arrieta Gabriela, Laura Salomé Canteros, Rocío Cereijo, Lucía García Itzigsohn, Gabriela Presta, Gabriela Presta, Daniela Deicas, Martina Leunda, Paula Cainzos, Cynthia Castoriano, Carolina Rosales Zeiger, Lucia Rios, Juana Luna, Johanna Sierra, Cecilia di lodovico, Eliana Leila Mendieta, Gala Abramovich, María Laura Da Silva, Sabino Cabrera, Nadia Desimone, Lara Angeles Ongaro, Maby SosaMarcela Gabioud, Lucía Barrera Oro, María Belén Nogueira, Susy Scandali, Danisa Morales, Florencia Basso, Maria Romero, Mariela Franzosi, Brenda Cruz, Oriana. Juana Figueroa, Flor Halfon, Cecilia Coronel, Ayelen Di Rico, Sofía Falco, Florencia Etcheves, Ingrid Beck, María Fernanda Rossi, Paula Savio, Georgina Molina Durand, Celina De la Rosa, Carla Pelliza, Camila Jauregui, Romina Alfonzo, Stephanie Chernov, Carla Perelló, Ayelén Oliva, Natalia Calderón Alvarez, Laura Coronel, Estefania Pozzo, Guadalupe Rivero, Lorena Tapia Garzón, Camila Parodi, Ornella Berardone Romero, Claudia Korol, Nadia Díaz, Liliana Daunes, Sofía Barruti, Nadia Fink, Silvina Molina, Leila Mesyngier, Jorgelina Turdo, Ernestina Banga, Melisa Marturano, Camila Ramua, Delfina Torres Cabreros, M Silvina Mundo, Nicolás Arias, Diana Casafú,Gabriela Alejandra Marcucci, Giuliana Sordo, Agustina Lanza, Mariana Leiva, Juliana Mendoza, Gabriela López Zubiría, Maricel Spini, Silvana Melo, Manuela Castro, Maria Dodi, Nuria Rebón, Julia Mottura, Lucero Balbi, María Candela Meza, Mariana Rolleri, Lucía Herrera, Paloma Carreira Griot, Alejandra Baldiviezo, Maria Jose Corvalan, Daniel Jatimliansky, María Brun Lubatti, Mercedes Funes, Fiorella Sargenti, Ivana Szerman, Stephanie Peuscovich, Marina Giacometti, Clara Gualano, Micaela Oliva, María Clara Albisu, Luisa Valmaggia, Belén Charpentier, Cora Surraco,Luciana Aguilera, María Eugenia Castagnino, Ayelén Vazquez, Alejandra Hayon, Delfina Muller, Agustina Ramirez Bustos, Bárbara Garcia Crespo, Anaclara Moreno, María del Mar Torrellas, Lucía Martínez, Mariel Baiardi, Fernanda Rotondo, Johanna Berenice Uribe, Micaela Polak, María Emilia Racciatti, Lucia Bozzolo, Laura Noe Pérez, Jessica Holzmann, Yésica Meis, Morena Pardo, Ariadna Hereter, Mariana Lacourrege, Agustina Arredondo, Ana Laura Mársico, Natalia Mastrangelo Frau, Flor Carrozza, Juana Alfonso, Lucila Matteucci, Maricruz Gareca, Manuela Quesada, Malena Ambas, Belén Veigas, Luciana Kerner, Flavia Medici, Diana Fainstein, Clara Fernández Escudero, Paula Bonomi, Laura Silvina, Carina Fernández, Agustina Diaz, Jimena López Costantiji, Shalom Jaskilioff, Lucrecia Clark, Agustina Gewerc, María José Malvares, Bárbara Favant, Paula Mugetti, Carolina Robaina, Mónica Simoncini, Malena Rey, Florencia Bareiro Gardenal, Sergio Bertini, Carolina Iglesias, Cecilia Fernández Castañón, Francisca Luppi, Laura Mercado, Carla Gaudensi, Roberto Beiras del Carril, María Pía Piacentini, Celina Abud, Sylvia Schulein, Santino Trovato, Ricardo Miguel Diaz, Patricia Raimondo, Lucila Bidondo, Fabiana Solano, Amelia del Sueldo Padilla, Analía Pereyra, Marion Prieto, Graciela Marcet, Martín Junco Gómez, María Eva Conde, Florencia Ogas, Amelia del Sueldo Padilla, Agustina Rojido, Bruno Cerimele, Catalina Bonadeo, Ileana Manucci, Daniel Osvaldo Tonso, Martin Karina, Anaïs Dubois, Gisel Sánchez, Germán Bloch, Emelina Luna, Naimid Cirelli, Patricia Lòpez, Carla Graciano, Sofía Castro, Monica Gisinger, Estefanía Enzenhofer, Cecilia Mammoliti, Selenia Perez, Norma Baqueiro, Malen Gatika, Silvina Rodríguez, Maria Luján Romero, Maria Emilia Fernandez, Daniela Rial, Yesica Mercedes Redondo Buri, María Soledad Vázquez, Marta Vassallo, Lucila Rolon, Paula Horman, María José Giovo, Eleonora Bretal, Milagros Tronchín, Victoria Cafferata, Nadia Recalde, Facundo Carmona, María Celeste Iglesias, Claudia Anzorena, Maria Ines Mur, Marina Balbo, Luz Coronel, Erica laporte, Maria Florencia Divizia, Florencia Fernandez, Gabriela Barro Gil, Paula Luciana Buratovich, Fabiana Isabel Arencibia, Magalí Gómez, Luz Rodriguez Saa, Romina Coluccio, María de los Ángeles Galeazzi, Guillermow Vicente, Belén Tenaglia, Daniela Moran, Vicente Prieto, Luciana Mignoli, María Julia Cafferata, Luciana Moyano, Úrsula Asta, Liliana Belforte, Valeria herrera, Erika Gimenez, Maria Ofelia Tellechea, Cecilia Alemano, Rody Gerez Cardozo, Corral Leticia, Delia Añón Suárez, Cecilia Martinez, Sabrina torrillas, Florencia Golender, Mariana Iturriza, Florencia Goldsman, Belén Spinetta, Lourdes Burtone, María Eugenia Rosboch, Iara croci, Charo Márquez, Camila Lossino, Gabriela Vulcano, Lucrecia Barbagallo, Paula Jimenez España, Ana Mazzoni, Rocío Isaurralde, Roxana Mariani, Lucía López, Loza Ayelen, Leticia Prego Martín Grimblat, Rosana Abregú, Gustavo Robles, Florencia Martinez Ogas, Carolina Selicki Acevedo, Carolina Ana Osorio, María Marta Castro Martin, Victoria Roja, Maria Daniela Lavergata, Mayra Bonard, Jimena Zeitune, Mario Pasqualetti, Daiana Enrique, Gabriela Varejao, Lorena Uribe, Romina Ruffato, Ana Paoletti, Denise margules, Magali Guzman, Liliana H. Daunes, Gabriela Franchini, Pao Raffetta, Mónica Reynoso, Leticia Baico, Gonzalez Tejedor Corina, Lucía Molina, Martin Villarroel, María Marta Torres, Judith Morales Del Barco, Luz Azcona, Agustina Gallegos, Maria Celina Sereno, Graciela Calabrese, Capelli carolina, Carolina Vespasiano, Maria Victoria Gesualdi, Laura Gómez, Trinidad Macellari, Veronica Corsi, Joscelyn Navarese, Mariana Araujo, Mariana Araujo, Celeste Ascua, Soledad Bond, María José Bond Danuzzo, Fernanda Markus, Ana Prieto, Julia Zarate, Tamara Sander, Miguela La Cruz, Alberto Bonetto, Augusto Labella.

Foto: Analía Cid

Sociedad

Sin dólares en el ’83: cómo Alfonsín asumió con el Banco Central en rojo y una interna feroz en el equipo económico

Publicado

on

El primer presidente de la democracia recuperada llegó a la Rosada, con un país sin reservas y un equipo económico que se sacaba chispas: Bernardo Grinspun en Economía -dispuesto a renegociar con firmeza la deuda externa- y Enrique García Vázquez en el Banco Central, con buen diálogo con la banca extranjera

La jura como ministro de Economía de Bernardo Grinspun (archivo Gente)

La jura como ministro de Economía de Bernardo Grinspun (archivo Gente)

Forma parte del relato de la mitología política argentina que, después de la Segunda Guerra Mundial, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, los pasillos del Banco Central estaban tan atiborrados de lingotes de oro que era difícil caminar por ellos.

Si se busca una contracara de esa imagen se la puede situar el 10 de diciembre de 1983, cuando los funcionarios del flamante gobierno de Raúl Alfonsín llegaron a la sede del BCRA y enfrentaron la durísima realidad financiera del país después de 7 años de dictadura: una deuda externa de más de 45.000 millones de dólares frente a reservas activas de apenas 100 millones.

Pensábamos que la deuda era de unos 35.000 millones de dólares y creíamos que había como para tirar los primeros meses. Y nos encontramos sin reservas

-Teníamos alguna idea de que el Banco Central estaba en pésimas condiciones, pero no sabíamos que era ésa la magnitud de la deuda, y menos aún que la Argentina tenía tan pocos activos de reservas. Igual, no estábamos tan lejos de la realidad. Pensábamos que la deuda era de unos 35.000 millones de dólares y creíamos que había como para tirar los primeros meses. Y nos encontramos sin reservas. Fue una desagradable sorpresa, porque habíamos calculado que con reservas por 1.000 millones de dólares hacíamos frente a los tres primeros meses – dice a Infobae, 35 años después, Horacio Rovelli, por entonces uno de los jóvenes economistas que colaboraban con el recién nombrado ministro de Economía, Bernardo Grinspun.

Rovelli piensa y su cara parece volver a ese momento –aunque glorioso por muchas cosas- con una mueca de miedo:

-Pero, la verdad, no teníamos ni para tirar ese mismo diciembre –remata.

Salía del Central Julio González del Solar, quien había acompañado al dictador Reynaldo Bignone, y le entregaba las arcas casi vacías al veterano economista radical Enrique García Vázquez, alguien que tenía una visión distinta a Grinspun. Sin embargo, fue quien tuvo que transmitirles a Alfonsín y a Grinspun: “Raúl, Ruso, no nos dejaron nada. Solo deudas”

Grinspun  se encontró con una durísima realidad después de 7 años de dictadura: una deuda externa de más de 45.000 millones de dólares frente a reservas activas de apenas 100 millones

Grinspun  se encontró con una durísima realidad después de 7 años de dictadura: una deuda externa de más de 45.000 millones de dólares frente a reservas activas de apenas 100 millones

Hombre de Avellaneda, hincha fanático de Independiente, El Ruso Grinspun sabía que tenía que enfrentar la dura realidad de un país altamente endeudado, casi sin recursos, con la cadena productiva destruida y un sistema financiero fuerte e impiadoso.

Radical desde siempre, Grinspun acompañaba a Alfonsín desde los albores del Movimiento de Renovación y Cambio, aquella joven corriente radical que, en 1972, con la fórmula Raúl Alfonsín–Conrado Storani había enfrentado sin suerte a la Línea Nacional encabezada por el platense Ricardo Balbín.

Grinspun no respondía al establishment, no era un hombre cercano a los empresarios que se habían enriquecido durante la dictadura sino todo lo contrario

Hace 35 años, el primer presidente de la democracia recuperada había puesto a Grinspun en un ministerio que era un hierro caliente.

-El Ruso era un tipo decidido, muy formado, y tenía un proyecto claro: desendeudar todo lo posible al país, negociando con los acreedores, y reconstruir la cadena productiva nacional. Al principio, cuando entramos, fue a pura épica, con muchas ansias. Grinspun no respondía al establishment, no era un hombre cercano a los empresarios que se habían enriquecido durante la dictadura sino todo lo contrario. Eso sí, era un economista muy talentoso que siempre había vivido de su trabajo, en un estudio contable que tenía en los altos de una zapatería de Avellaneda. Lo que no nos imaginábamos era que, para enfrentar esa situación muy adversa, no sólo nos íbamos a encontrar con enemigos externos sino también con una línea dentro del gobierno, más precisamente en el Banco Central, donde Alfonsín había nombrado a Enrique García Vázquez, que quería ir en sentido contrario y legitimar desde un gobierno democrático la deuda contraída durante la dictadura – cuenta Rovelli.

Un gigante llamado Deuda Externa

En 1977, la dictadura había aprobado las leyes 21.495 de Descentralización de los Depósitos y la 21.526 de Entidades Financieras, las cuales se sumaron a la 21.382 de Inversiones Extranjeras. En conjunto, esas tres leyes fomentaron el surgimiento de entidades financieras privadas, entre las cuales irían prevaleciendo las extranjeras, con amplias facultades para funcionar: tomando dinero del público local a tasa libre, con el Estado nacional como garante sin restricciones de monto y plazo, y con la posibilidad de contraer obligaciones en el exterior.

El resultado fue una competencia de tasas pasivas (las que la entidad paga al ahorrista), que con amplios y libres diferenciales determinaban tasas activas (las del crédito) mucho más altas todavía.

El afiche de campaña con la fórmula Raúl Alfonsín-Víctor Martínez

El afiche de campaña con la fórmula Raúl Alfonsín-Víctor Martínez

Paralelamente, durante la dictadura, mientras se vivía la plata dulce de la bicicleta financiera, el Estado debía financiarse a tasas de interés cada vez más altas. Esto, sumado a la apertura comercial y al atraso cambiario, condujo a que la Argentina se endeudara en el exterior para financiar el gasto público y también para dar avales al endeudamiento de las empresas privadas.

Durante la dictadura, mientras se vivía la plata dulce de la bicicleta financiera, el Estado debía financiarse a tasas de interés cada vez más altas

Todo esto provocó una alta desocupación (cerca de los dos dígitos), la destrucción de eslabones más débiles de las cadenas productivas, una anualizada del 600% al último trimestre de 1983, una deuda externa de 45.069 millones de dólares (más de dos terceras partes del PBI de entonces). Y la contracara eran esos poco más de 100 millones de dólares en reservas monetarias en el Banco Central. El déficit fiscal representaba más del 10% del Producto Bruto Interno.

El proyecto de Grinspun

Rovelli repasa con los cronistas el plan que planteó Grinspun.

-El 24 de enero de 1984, el Ruso presentó formalmente un plan de gobierno denominado “Lineamiento de un programa inmediato de reactivación de la economía, mejora del empleo y los salarios reales, y ataque al obstáculo de la inflación”. Fue una forma explícita de plantear los objetivos y los instrumentos en función de la línea que él representaba en el radicalismo. Lejos de buscar el ajuste, ese programa se reflejó se puso en marcha con aumentos salariales –de suma fija- y con un ajuste por encima de la inflación que determinara el INDEC.

Grinspun estaba convencido de que, juntos, los países podían negociar las impagables deudas externas. Pero el establishment financiero sabía que no iba a prosperar porque Estados Unidos exigía que el tratamiento fuera individual

Paralelamente, fijó precios máximos para ciertos productos industriales, con determinación implícita de márgenes de ganancias en la cadena de producción y distribución, que incluso en marzo de 1984 se amplió a los productos agropecuarios. También devaluó la moneda para favorecer el balance comercial fomentando exportaciones.

El 24 de enero de 1984, Grinspun presentó un plan denominado “Lineamiento de un programa inmediato de reactivación de la economía, mejora del empleo y los salarios reales, y ataque al obstáculo de la inflación”

El 24 de enero de 1984, Grinspun presentó un plan denominado “Lineamiento de un programa inmediato de reactivación de la economía, mejora del empleo y los salarios reales, y ataque al obstáculo de la inflación”

Para ese momento, la Argentina de Alfonsín se sumaba a la idea de crear un “club de países deudores” que en junio de 1984 se reunió en Cartagena, Colombia.

-Grinspun estaba convencido de que, juntos, los países podían negociar las impagables deudas externas –dice Rovelli-. Alfonsín le había dado luz verde y nadie parecía oponerse a este proyecto. Lo que pasa es que el establishment financiero sabía que no iba a prosperar, porque Estados Unidos exigía que el tratamiento fuera individual. Por eso ni siquiera los bancos se opusieron abiertamente en ese momento en la Argentina, pero lograron que México y Brasil, que eran los dos países deudores más grandes, se abrieron y entonces todo fracasó, porque rompieron el frente para negociar por su cuenta con los bancos acreedores.

Una feroz interna

En la Argentina, los bancos –asegura Rovelli– tenían sus contactos fluidos dentro mismo del gobierno: Enrique García Vázquez fue puesto por Alfonsín a instancias de los grandes bancos acreedores.

Vázquez, que por entonces tenía de 64 años, ya había sido vicepresidente del Central en la gestión de Félix Elizalde durante el gobierno de Arturo Illia, derrocado por un golpe de Estado en 1966.

-Lo que digo se puede ver en cosas concretas: cuando asumió la titularidad de la autoridad monetaria, no reemplazó a la plana mayor gerencial del Banco. Al contrario, confirmó en sus cargos a los funcionarios de una dictadura que había usado al organismo para estatizar deudas privadas, favorecer el atraso cambiario, la especulación financiera y el endeudamiento del Estado y de sus empresas – explica Rovelli a Infobae.

Al Rus se le habían abierto varios frentes y aunque tenía una gran capacidad operativa, era torpe políticamente. Entonces maltrataba aún a aquellos que podían ser aliados

-Lo que Vázquez buscaba, siguiendo la línea que le marcaban los grandes bancos, era legitimar la deuda tomada por la dictadura haciéndola reconocer por el gobierno constitucional –agrega-. Grinspun se enojó mucho con Alfonsín por eso, pero viendo que el presidente no tocaba a García Vázquez, dijo que sólo aceptaría reconocer la deuda si se investigaba fehacientemente cómo se había generado. Como se dio cuenta de que el presidente del Banco Central no tenía ningún interés en investigar eso, logró que se nombrara para hacerlo a Jaime Baintrub, un hombre de su más estrecha confianza, para que lo hiciera. La cosa es que le dieron una oficina en el Banco Central pero no le dejaron hacer nada, ni un paper le hacían llegar.

Alfonsín le pidió la renuncia a Grinspun, quien fue reemplazado por Juan Vital Sourrouille (archivo)

Alfonsín le pidió la renuncia a Grinspun, quien fue reemplazado por Juan Vital Sourrouille (archivo)

Corrían los meses, y Bernardo Grinspun intentaba implementar, con más o menos suerte, su plan económico, pero poco a poco se fue dando cuenta de que el Banco Central, con García Vázquez a la cabeza y la línea impuesta por los bancos acreedores detrás, estaba cerrado a cal y canto para él.

-Lo cierto es que García Vázquez lo puenteaba al Ruso. Firmaba lo que la línea de los bancos le llevaba para que firmara. Los cerebros de esa maniobra de legitimación de la deuda eran Pedro Camilo López y René DePaul, porque eran los que manejaban directamente el tema, uno como gerente general y otro como gerente de operaciones con el exterior. Fueron los verdaderos artífices – dice Rovelli.

Cuentan otros colaboradores de Grinspun que, al tomar cabal conciencia de la maniobra, el ministro pasaba de la cólera a la depresión y viceversa. Aseguran que el carácter le jugaba en contra, porque a pesar de ser un gran economista tenía muy poca cintura política.

Grinspun se enojaba con García Vázquez, le gritaba. Lo he visto gritarle ‘¡Tomá de acá!’ y hacer el gesto de llevarse las manos bastante más abajo del ombligo

-Lo que había era un grado de impotencia muy grande porque al Ruso se le habían abierto varios frentes y aunque tenía una gran capacidad operativa, era torpe políticamente. Entonces claro, maltrataba aún a aquellos que podían ser aliados. Tenía esa cosa así de calentón, muy calentón, poco político – dice otro de sus colaboradores que prefiere que Infobae no cite su nombre.

-Se enojaba con García Vázquez, le gritaba. Lo he visto gritarle “¡Tomá de acá!” y hacer el gesto de llevarse las manos bastante más abajo del ombligo. Las discusiones eran por cosas serias y no por kioscos: por la legitimación o no de la deuda. García Vázquez no le contestaba al Ruso, pero seguía su propia línea, ignorándolo. Eso fue fatal, porque Grinspun estaba logrando avances, pero no podía administrar lo del Banco Central y terminó legitimándose la deuda – explica Rovelli.

La pelea con su gran amigo

Alfonsín tampoco fue de gran ayuda, porque aunque escuchaba los reclamos de Grinspun y le daba la razón no hacía nada por influir en el Banco Central.

La situación explotó el 18 de febrero de 1985 cuando el catalán Joaquín Ferrán, representante del FMI en la Argentina, le pidió una reunión a Grinspun para presentarle una serie de nuevas exigencias del organismo.

A medida que lo escuchaba, el ministro iba encolerizándose hasta que finalmente le gritó y lo echó de mala manera de su despacho.

Alfonsin y Sourrouille (archivo Gente)

Alfonsin y Sourrouille (archivo Gente)

Al día siguiente, Alfonsín lo invitó a almorzar a Olivos, donde Grinspun se encontró con García Vázquez sentado a la mesa. El presidente del Banco Central le presentó formalmente la renuncia a Alfonsín y este la aceptó, pero inmediatamente le pidió también a Grinspun que renunciara al Ministerio de Economía.

-Fue un gran dolor para El Ruso, porque quería mucho a Alfonsín, llevaban muchos años luchando juntos. Creo que se sintió traicionado y ya nunca volvió a ningún cargo de gobierno. Le dolió mucho porque era su amigo, pero también porque era un patriota que quería lo mejor para la Argentina y lo habían encerrado hasta hacerlo fracasar – dice Rovelli.

Enrique García Vázquez, en cambio, volvió a ser presidente del Banco Central de la República Argentina entre el 4 de abril y el 9 de julio de 1989, cuando el gobierno de Raúl Alfonsín estaba en plena retirada.

Bernardo Grinspun murió en Buenos Aires el 11 de octubre de 1996.

Seguir leyendo

Sociedad

Escándalo en Egipto: piden investigar a una pareja que se filmó teniendo sexo en la Gran Pirámide de Guiza

Publicado

on

El Gobierno solicitó a la Fiscalía General que inicie una causa por un video difundido en las redes sociales en el que se ve a un hombre y a una mujer desnudos en el monumento

Jaled al Anani, ministro egipcio de Antigüedades, pidió este viernes que se “tomen las medidas necesarias” en el caso del video filmado por “una pareja extranjera” en la Gran Pirámide de Guiza. En las imágenes se los ve escalando y luego aparece una foto de ambos teniendo sexo.

El hombre filmó a la mujer escalando la pirámide

El hombre filmó a la mujer escalando la pirámide

La publicación “va en contra de la moral”, sostuvo el funcionario en un comunicado. Al Anani envió el caso a la Fiscalía General para que investigue el material,

La agencia de noticias estatal MENA señaló que en las redes sociales se difundió “un video publicado por un fotógrafo danés en el que él aparece escalando la gran pirámide por la noche junto a su amiga, y grabando escenas de libertinaje”.

La joven miraba a cámara y sonreía

La joven miraba a cámara y sonreía

MENA hace referencia al texto publicado por el fotógrafo danés, identificado como Andreas Hvid, junto a su compañera Josephine Sarahh en su cuenta de la red social Instagram y la plataforma YouTube.

El pasado 5 de diciembre, Hvid publicó un video en su cuenta en el que comentó en la descripción que su amiga y él escalaron la pirámide de Keops “temiendo ser vistos por muchos guardias” a finales de noviembre de 2018″.

En la filmación, de tres minutos de duración, se ve cómo la pareja escala por la noche una de las pirámides y llega, supuestamente, hasta la cima, donde en los últimos veinte segundos de la cinta la mujer comienza a desnudarse, quedándose semidesnuda.

Una foto de la pareja

Una foto de la pareja

Al final de la cinta, aparece una imagen fija de la pareja totalmente desnuda practicando una postura sexual tomada con la luz del amanecer. En la cuenta de Instagram del fotógrafo danés hay publicadas varias imágenes tomadas desde lo alto de varios edificios y estructuras, incluyendo una en la que aparece también una mujer semidesnuda encima de un puente en Budapest, una imagen similar a la realizada supuestamente en Egipto.

La mujer se mostró sacándose la ropa

La mujer se mostró sacándose la ropa

No es la primera vez que hay este tipo de polémicas en torno a las tres pirámides de Guiza. En 2015, el joven alemán Andrej Ciesielski fue detenido y expulsado de por vida de Egipto por subir sin autorización hasta lo alto de una de ellas.

La imagen de ambos teniendo sexo

La imagen de ambos teniendo sexo

Además, en marzo de 2017, la modelo belga Marisa Papen posó desnuda en la explanada de las pirámides de Guiza y posteriormente fue detenida durante un día en el templo de Karnak, en Luxor, cuando se despojó de su vestimenta para otra sesión fotográfica.

Con información de EFE

Infobae

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Sociedad

ASDEMAR INAUGURA UNA CASA PARA CONVIVENCIA DE JÓVENES CON Y SIN DISCAPACIDAD

Publicado

on

Este viernes 7 de diciembre, ASDEMAR dará un nuevo e importante paso al inaugurar su proyecto “Compartiendo la Vida”, una casa para que convivan jóvenes con o sin discapacidad en lo que será una experiencia integradora sin precedentes.

“Esta nueva experiencia será, como todo lo que ASDEMAR ha hecho hasta el presente, con responsabilidad, asumiendo errores para corregirlos y con la alegría de ver crecer a nuestros hijos y a la sociedad toda que ya nos visualiza como pares”, explicó Marí Esther Abraham, presidenta de la organización.

La vivienda totalmente equipada, cuenta con el aval del Ministerio de Salud y de la Conadis, y está ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 4055, de la ciudad de Mar del Plata, siendo una iniciativa que es “la continuidad de lo que venimos proponiendo desde nuestra fundación hace más de 30 años”, explicó Abraham.

“Primero fueron la incorporación de nuestros hijos a los centros maternales allá por los años 1980 – 1985. Luego el ingreso a los jardines de infantes. Siguiendo la integración a la escuela común, los clubes, la participación en eventos, la escuela secundaria y la inclusión laboral.Hicimos de la inclusión nuestro máximo objetivo, el trabajo como la herramienta que permite a un joven el desarrollo más completo para su vida adulta. Trabajar, tener responsabilidades, ganar dinero, casarse, tener vacaciones. Disfrutar como todos”, puntualizó María Esther.

El gran trabajo que realiza ASDEMAR, que apunta a “compartir en el mundo familiar, educativo y laboral”, tendrá ahora un nuevo y valioso aporte gracias al esfuerzo de quienes son parte de la institución y de quienes han colaborado durante todos estos años.

La propiedad cuenta con un gran living, sus hermosas habitaciones, su quincho, lavadero y su luminoso parque para que convivan jóvenes con y sin discapacidad; teniendo en cuenta el desarrollo de las habilidades, pero sobre todo el desarrollo del afecto, la tolerancia y el respeto a los tiempos y gustos del otro como un paso gigante hacia la vida adulta fuera del ámbito familiar.

La idea, aunque incipiente, es que en dicha vivienda puedan convivir jóvenes que concurren a Asdemar y que ya se encuentran en condiciones de llevar adelante una vida autónoma, junto a personas que se estén formando en carreras afines como terapiata ocupacional, acompañante terapéutico o psicólogos, y otras personas interesadas en vivenciar esta experiencia.

 

PREMIARÁN A ASDEMAR POR UN PROYECTO SOBRE “NATURALEZA Y CULTURA”

 

Como previa a esta importante inauguración, el miércoles 5 además, ASDEMAR recibirá un premio de la Federación Argentina de Amigos de Museos (FADAM) en el marco del certamen “Conozcamos nuestro ambiente”.

 

En esta oportunidad entregará el “Premio Juaj Carlos Galli”, por el trabajo realizado por los jóvenes de la institución con los docentes de las áreas de Lengua, Ciencias y Computación. Dicho proyecto reúne información sobre la Villa Normandy como Patrimonio Cultural y Arquitectónico de nuestra ciudad y la Reserva Ecológica del Puerto.

La nómina de los premiados está compuesta por los Profesores: Juliana Delgado, Lucía Zarlenga, juan Francisco Seguí Buratti y los concurrentes a ASDEMAR: Noelia Garcia Novelli, Natalia Colantonio, María Delfina Lorini Abraham, María Cecilia Cretari, María Eugenia Gangeri, Lisandro Fernández Puente, Ezequiel Domínguez, Daniela García ,Claudio Fuhr, Damián Nyville, Marcos Nyville y Martín Rébola.

Se presentaron más de 2000 alumnos y 100 docentes de todo el país que compitieron en las distintas categorías. Los trabajos fueron elegidos por un prestigioso jurado.

La entrega del premio se llevará a cabo en la sede de ASDEMAR Catamarca 4256 el día 5 de diciembre de 2018 a las 10 :30hs. con la presencia de la Sra. Marta Álvarez Molindi, presidenta de FADAM, autoridades, amigos, colaboradores y los premiados.


La entidad recibirá dinero que será destinado para la compra de un proyector y una filmadora con trípode para utilizar en los eventos y congresos que ASDEMAR realiza en su sede. Los jóvenes ganadores recibirán medallas recordatorias.

Seguir leyendo

Tendencia