Connect with us

Economia

Aparecieron los “brotes verdes” en el mercado financiero: ¿puede el dólar volver a $25?

Publicado

on

Se trata de la mejor semana financiera desde que se desató la crisis cambiaria, con el dólar mayorista vendiéndose por menos de 28. Las expectativas del Gobierno y la incertidumbre del contexto internacional
El presidente del Banco Central Luis Caputo(Foto: Reuters)

La codicia vence al miedo. La frase fue patentada por Mario Blejer en 2002, cuando al frente del Banco Central decidió emitir Lebac en pesos a tasas superiores al 100% anual. Aquella decisión logró detener la tremenda escalada del dólar, que había pasado casi sin escala intermedia de 1 a casi 4 pesos. Y ahora nuevamente entró en escena la codicia: fue necesario poner la tasa en pesos al 60% con un dólar a $28 para que reapareciera el apetito en activos en moneda local.

El resultado fue la mejor semana financiera desde que se desató la crisis cambiaria, el 26 de abril. El dólar terminó 95 centavos abajo y el mayorista terminó el viernes abajo de los $28, exactamente a $27,90. Las acciones argentinas tuvieron importantes rebotes desde sus mínimos, pero aún siguen 40% abajo en dólares en promedio en lo que va del año. Y el riesgo país que había llegado a 610 puntos terminó en 567, reflejando la mejora en el precio de los bonos.

Por supuesto no alcanza con una semana de tranquilidad. Los grandes bancos de inversión de Wall Street y las sociedades de Bolsa locales coinciden en que por lo menos hace falta un mes con el dólar más tranquilo para soñar con el regreso de la normalidad financiera. Un estudio realizado por Morgan Stanley tras consultar a los principales bancos locales señaló que se espera que las tasas empiecen a bajar a partir de agosto.

 Hace falta por lo menos un mes de estabilidad cambiaria para que regrese la normalidad financiera. En el mercado piensan que el Central podría empezar a bajar las tasas en agosto

La prioridad era en esta etapa aquietar el mercado cambiario. Según la lectura del presidente del BCRA, Luis Caputo, la suba del dólar fue “tóxica”, es decir contagió al resto de los activos financieros. Por lo tanto, era necesario encontrar un antídoto para detener “cueste lo que cueste” la corrida. Fue la tasa de 60%, pero también el “torniquete monetario con suba de encajes a los bancos lo que redujeron la presión sobre la divisa.

El viernes, luego de que el dólar mayorista tocara los $28,20, a partir del mediodía comenzó una tendencia a la baja hasta finalizar la jornada en $27,90. En el medio, se produjo la licitación de dólares del Tesoro por USD 100 millones. La demanda apenas superó esa oferta, lo que dejó en claro que hay poco “combustible” para darle un impulso adicional al tipo de cambio.

Habrá que seguir de cerca lo que pase esta semana, porque podría haber más presión a la baja. El mercado se quedó con pocos pesos para correr al dólar y el Tesoro salió a incentivar el ingreso de dólares frescos. Será a través de la emisión de un nuevo bono “dual”, que ofrece un seguro de cambio: paga una tasa fija en pesos, pero el inversor puede optar en cobrar dólares si el tipo de cambio subió por encima de la tasa en pesos.

 El “torniquete monetario” secó la plaza de pesos para correr al dólar. Y esta semana el Tesoro vuelve a licitar el bono “dual” para atraer capitales extranjeros. Ambas situaciones podrían impulsar a la baja a la divisa también esa semana

¿Qué puede pasar entonces con la divisa? La expectativa oficial es repetir lo de la última semana, sobre todo por la menor volatilidad que mostró el tipo de cambio. Pero por lo bajo los funcionarios del equipo económico reconocen que no verían con malos ojos una retracción mayor de la divisa. Una caída adicional generaría pérdidas entre los que salieron a comprar apresuradamente y a cualquier precio. Pero además, mostrar que el tipo de cambio puede retroceder desalentaría a quienes compran con fines meramente especulativos.

También dependerá de cómo siga el contexto internacional. La última semana fue benigna en general para los mercados emergentes, la tasa a diez años en Estados Unidos se mantuvo bien por debajo del 3% anual y aflojó la suba del dólar contra las grandes monedas. Pero nadie puede asegurar que esta situación se vaya a mantener.

Es imposible aventurar hasta dónde podría caer el tipo de cambio si finalmente el Gobierno consolida lo conseguido en los últimos días, donde reaparecieron los “brotes verdes” del mercado financiero. El dólar pudo haber tenido un “overshooting”, es decir una suba exagerada y busque el equilibrio en niveles más bajos. Si en las próximas semanas el flujo se da vuelta y la oferta empieza a superar a la demanda, no sería una locura verlo nuevamente abajo de $27 o incluso de $26, aunque sea momentáneamente.

 Nicolás Dujovne insistirá mañana en Wall Street con dos mensajes fuertes para los inversores: el Gobierno no precisa financiarse en los mercados internacionales hasta 2020 y la baja del déficit al 1,3% es “in negociable”

Una mayor estabilidad del tipo de cambio o incluso una tendencia levemente a la baja daría espacio al Central para reducir gradualmente las tasas de interés. Poner la tasa de Lebac al 60% para los plazos más cortos fue necesario para calmar la corrida cambiaria. Son tasas que están impactando en el descuento de cheques a las PYME y en la cadena de pagos. Sin embargo, también han tenido un efecto favorable, porque comenzaron a reducir el riesgo país. La Argentina precisa recuperar el acceso a los mercados internacionales y ése es el único camino.

Puesto de otra manera: en mucho más nocivo para la economía una disparada del tipo de cambio sin control, que elevar fuertemente la tasa de interés de corto plazo. Por otra parte, niveles del 52% (es el rendimiento de la Lebac que vence en 30 días) no luce tan descolocado si se tiene en cuenta que la inflación de junio se habría acercado a 4% (anualizado arroja más del 50% anual).

(Foto: Adrián Escandar)

(Foto: Adrián Escandar)

El viaje relámpago del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a Nueva York, busca consolidar lo que se consigue el último lunes a través del “conference call” mantenido con varios de los principales administradores de cartera de Wall Street. Serán reuniones durante toda la jornada y luego continuará el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, el martes en Londres.

Básicamente, hay dos mensajes que los funcionarios buscarán transmitir: el primero es que el Gobierno no precisará financiarse en los mercados internacionales hasta 2020.  Y el segundo que la meta de reducción del déficit primario a 1,3% el año próximo es absolutamente “innegociable”. Se cumplirá sí o sí, porque de lo contrario sería catastrófico:  se caería el acuerdo con el FMI y la pérdida de confianza súbita en los mercados provocaría una crisis mayor a la actual y para peor en medio del proceso electoral.

El traspaso de los servicios de energía y transporte a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires buscaría seguir avanzando con la reducción de subsidios, pero sin que todo el peso recaiga sobre la Nación. Se trata de uno de los pedidos que la liga de gobernadores peronistas le hizo a la Casa Rosada, ante  las presiones para que también las provincias pongan lo suyo para cumplir con el compromiso de recorte de gastos que deberá acelerarse en 2019.

La mejoría de los indicadores financieros son imprescindibles para aliviar los efectos de la nueva recesión en la que está entrando la economía. Cuanto más rápida sea la baja del riesgo país y la estabilización del tipo de cambio, más rápido se puede pensar en una salida de la crisis que ya afecta al sector real y a las inversiones. Pero habrá que tener paciencia. Otro viejo lema entre los operadores financieros encaja perfecto para la situación que atraviesa el país: “La confianza se va a caballo y vuelve de a pie”.

Infobae

Economia

Los mercados se recuperan por las señales de que el FMI ampliaría su ayuda

Publicado

on

Se habla de entre US$ 15.000 millones y US$ 20.000 millones extra al programa original. La semana próxima habría un primer entendimiento. Subieron bonos y el dólar bajó a $40,12.

Christine Lagarde, directora del FMI, esta semana en Londres.

Que Argentina lograra un programa más amplio con el FMI al firmado en junio pasado. Esto es compartido entre miembros del equipo económico, inversores locales y extranjeros. “Despejará todas las dudas”, es la definición de uno de los principales responsables de la conducción de la política económica. “La semana próxima estará cerrado el programa con el staff”.

Esto, en parte, provocó que ayer el dólar bajara 38 centavos y el Tesoro colocara bonos por $ 36.000 millones sobre un total de $107.000 millones entre inversores del exterior. “Será un programa totalmente nuevo”, confiaban también en Hacienda respecto al resultado de las negociaciones con el FMI de estas horas.

En el Gobierno y el mercado coinciden en al menos tres puntos sobre el nuevo entendimiento.

En primer lugar, cumplirá el requisito que solicitó el presidente Mauricio Macri: acelerar el tiempo de los desembolsos. Argentina hasta el momento recibió US$ 15.000 millones correspondientes al tramo de junio estipulado en el stand by original. Si se adelantaran los montos previstos en ese programa para 2018 y 2019, restarían US$ 16.000 millones más.

En segundo lugar, el FMI ampliará el monto del programa originalmente pautado en US$ 50.000 millones. Se habla de una cifra de al menos entre US$ 65.000 millones y US$ 70.000 millones. Esto significa un plus de US$ 15.000 millones-US$ 20.000 millones.

En tercer lugar, el programa tendrá definiciones más específicas sobre la conducción de la política económica que el stand by de junio, especialmente, sobre el tipo de cambio y la intervención del Banco Central. Mencionaría además una serie de reformas estructurales post 2020 con el objetivo de despejar la sustentabilidad de la deuda pública, una de las preocupaciones de los mercados hoy.

Ayer estuvieron con la autoridad monetaria Alejandro Werner, director del Departamento de Hemisferio Occidental, Roberto Cardarelli, economista jefe del FMI para la Argentina y el resto de la misión en Buenos Aires. La corrida sobre el peso en agosto último llevó a Luis Caputo a plantear una modificación a la política de flotación que impulsa el FMI. Concretamente, el programa original no había contemplado la posibilidad de que la autoridad monetaria interviniera en caso de movimientos bruscos en el tipo de cambio y, si lo hacía, Argentina incumplía una serie de metas allí estipuladas. El dólar aumentó 35% en agosto. Su titular, Christine Lagarde, comentó en una entrevista con el diario Financial Times que Argentina necesita una estrategia monetaria “clara y transparente”. Sus palabras fueron en medio de la negociación actual.

Mirá también

Ofrecen tasas arriba del 50% anual para quitarle presión al dólar y seguir desarmando las Lebac

La semana próxima se espera un acuerdo entre los responsables de la conducción de la política económica de la Argentina (Ministerio de Hacienda y Banco Central) con el staff del FMI. El paso siguiente sería que Lagarde elevara el programa para su tratamiento por parte del Directorio. Allí se sientan los representantes de los países accionistas. Se descarta que Argentina cuenta con el apoyo de varios de ellos, principalmente, el de Estados Unidos. Mauricio Macri llega este domingo a Nueva York en el marco de la Asamblea Anual de la ONU. Habrá encuentro con Donald Trump.

La mejora de la lectura de los mercados sobre las perspectivas de la economía argentina mejoró también de la mano de señales por parte de la política. Macri obtuvo un gesto político de los gobernadores el martes anterior cuando recibió en Olivos a 19 de los 24 jefes de cada jurisdicción. El Gobierno presentó además el viernes pasado el Presupuesto 2019 con su meta de déficit fiscal cero. Este miércoles se conoció el dato fiscal de agosto: el déficit primario de agosto fue 58% menor al del mismo mes del año pasado y la meta fiscal primaria que mira el FMI se encuentra en 1,1% transcurridos ocho meses, menos de la mitad del 2,6% establecido para 2018 en el acuerdo con el FMI.

Ayer los bonos subieron y bajaron el riesgo país y el dólar. El tipo de cambio cerró en $ 40,12. Bajó así 38 centavos respecto al día anterior. La jornada representó un desafío porque el martes el Banco Central concretó una expansión monetaria de $ 231.930 millones como consecuencia del segundo episodio de desarme de Lebac. Casi la mitad de esa mayor liquidez será absorbida por las Letras que colocó ayer el Tesoro por un monto de $ 107.000 millones. El resto se volcaría a Leliq.

La mejora observada en el mercado ocurrió en paralelo a la publicación por parte del Indec de que la economía se contrajo 4,2% en el segundo trimestre del año y acumula así una caída de 0,5% en el año.

Clarin

Seguir leyendo

Economia

Con 127 nuevos productos, relanzaron Precios Cuidados

Publicado

on

Con un aumento promedio del 3,1% para atenuar el impacto inflacionario, el listado estará vigente hasta el 6 de enero -cuando se realizará una evaluación- en todos los supermercados del país.

El gobierno nacional anunció la renovación del programa Precios Cuidados, que sumará a partir de este viernes a 127 nuevos alimentos y bebidas de la canasta básica hasta el 6 de enero, con un aumento promedio del 3,1% para tratar de atenuar el impacto que produjo la devaluación de la semana pasada en el bolsillo de la gente.

Desde el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación valoraron que hay cadenas de supermercados que sumarán productos de marca propia, mientras que más de la mitad de los elementos son alimentos y bebidas.

La cartera que conduce el ministro Dante Sica informó en un comunicado que “la renovación de Precios Cuidados cuenta con más de 550 productos” y destacó que “se incorporan 127 alimentos y bebidas de la canasta básica al programa”.

Los productos estarán disponibles en supermercados de todo el país, mientras que las cadenas de mayoristas Makro, Vital y Yaguar se suman con artículos de marcas propias, mientras que los comercios nucleados en la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (supermercados chinos) lo harán con una canasta especial.

Desde Producción detallaron que el 60% del total de los productos son alimentos y bebidas. Dentro del listado se incorporan más opciones de arroz, fideos, galletitas, panificados, aceite, conservas, leche en polvo, té, café, salchichas, carnes congeladas, embutidos, bebidas, jabón líquido, lámparas led. Y se suman presentaciones de harina, alimentos para bebés (Vitina y Nestum), productos de pollo y derivados, cacao en polvo y jamón, entre otros. “Ampliamos y fortalecimos el programa Precios Cuidados trabajando en conjunto con las industrias y las diferentes cámaras de supermercados. Hicimos especial foco en la canasta básica de alimentos, asegurando que estén representados los principales productos a precios accesibles”, resaltó Sica.

En tanto, el subsecretario de Comercio Interior Ignacio Werner, quien será el nuevo encargado de negociar y administrar el cumplimiento del programa en lugar de su jefe, el secretario de Comercio, Miguel Braun, expresó: “Renovamos y fortalecimos el programa, que es muy valorado por los consumidores, con más productos de la canasta básica para acompañarlos en este momento”.

A su turno, el director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, prometió que van a encargarse de que los comercios cumplan. “Las direcciones de Defensa del Consumidor y de Lealtad Comercial aumentarán los controles y las fiscalizaciones de Precios Cuidados en forma coordinada con las provincias”, resaltó el funcionario. Y añadió: “Ante cualquier duda o reclamo, los canales de contacto son: la línea gratuita 0800-666-1518 y las páginas web precioscuidados.gob.ar y consumidor.gob.ar”.

La decisión de continuar con el programa y sumar nuevos beneficios fue tomada luego de una reunión entre el presidente Mauricio Macri, que recibió en la residencia de Olivos a Sica y a la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, para analizar la marcha del relanzamiento, en un encuentro del que también participaron Werner y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

Más medidas

En el marco de las medidas destinadas a cuidar a los más vulnerables, desde la cartera que conduce Sica valoraron que “el gobierno decidió hace dos meses duplicar la cantidad de ferias de ‘El Mercado en tu Barrio’ que se hacen en la provincia de Buenos Aires”, poniéndose como objetivo llegar a alrededor de 460 ferias por mes para fin de año.

Se ofrece carne, pollo, pescado, frutas, verduras, pan, lácteos y productos secos.

La iniciativa es impulsada por el Ministerio de Producción y Trabajo, en coordinación con cada uno de los municipios que participan, y se encuentra presente en doce provincias: Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe y Tucumán. En total, se trata de 47 municipios a nivel nacional.

DIARIO POPULAR

Seguir leyendo

Economia

Volvió el “dólar puré”: compran en el mercado oficial y venden en el “blue”

Publicado

on

Con un mercado cambiario muy movido, los analistas corren los límites de sus cálculos. En EEUU, los ADR’s argentinos tuvieron una rueda negativa con los bancos que encabezaron la caída

¿Se puede adjudicar al derrumbe de las monedas latinoamericanas la suba del dólar por encima de $32 en la Argentina? El análisis más conservador diría que de no haber sucedido esto, el dólar hubiera subido menos.

El problema es que la calificadora de riesgo Moody’s bajó la nota de seis bancos turcos y provocó la caída de las divisas de todos los países emergentes. La lira turca (-2,5%) encabezó el derrumbe. Lo siguieron el peso Mejicano con 1,62% y el argentino y el real de Brasil con 1,35%. El peso chileno cedió 0,70%.

El Bonar 24, por caso, rinde 10,29%, el Discount que nació con el canje de la deuda y vence en 2033, tiene una renta de nada menos que 11,13% y el más corto de los títulos, el Bonar 2020, 8,21%

Pero ante las seis principales monedas del mundo, el dólar bajó 0,22%, señal de que el primer mundo se desenganchó del problema. La sobrevaloración de la divisa norteamericana lo tienen solo los emergentes que serán los más afectados si se hunde Turquía.

En Argentina, el ahorrista y el inversor, acostumbrados a estos momentos, suelen ir al dólar o a todo lo que se asemeje a la moneda de Estados Unidos. Por eso en estas últimas dos ruedas buscaron los bonos en dólares porque su tasa de retorno, ante la caída del precio de los últimos tiempos, aumentó considerablemente.

El Bonar 24, por caso, rinde 10,29%, el Discount que nació con el canje de la deuda y vence en 2033, tiene una renta de nada menos que 11,13% y el más corto de los títulos, el Bonar 2020, 8,21%. Estos bonos subieron más que el billete norteamericano. Tener todo en dólares es una manera de exiliarse en Estados Unidos. El argentino que mantiene sus inversiones y ahorros en billetes norteamericanos, escapa de la volatilidad de la economía argentina.

Por eso, el dólar en bancos y casas de cambio subió 52 centavos a $32,06.

Hoy el dólar cerró a $32,06 (Adrián Escandar)

Hoy el dólar cerró a $32,06 (Adrián Escandar)

Pero en la plaza marginal la suba fue de 70 centavos y cerró a $33,30. La amplia brecha favoreció las operaciones llamadas “puré” (comprar en el mercado oficial y vender en el marginal). Al aumentar la oferta de billetes el movimiento fue mayor.

¿Por qué “puré”? No está claro. Para muchos, jerga de la City: alguien alguna vez lo bautizó así y quedó. Como “blue”. Otros aseguran que es por la mezcla de operaciones con diferentes tipo de dólar que había en la crisis de 2001: los operadores hacían “puré”.

“Cuando no se consiguen billetes, el que manda en la plaza es el vendedor”, fue la frase lapidaria de un operador para explicar la fuerte suba de 2,62% en esta plaza. Ese porcentaje da otra pista, el que se desprende de dólares pide un precio que lo convenza, por eso pide un monto más elevado que la plaza oficial. Lo más probable es que una parte de los vendedores del “blue”, rehaga en el día, su posición en el mercado oficial recomprando los dólares. Es una rueda que solo pueden hacer a través de terceros no registrados, porque la AFIP está atenta a los movimientos bancarios. Los bancos deben disparar alertas ante cualquier movimiento inusual en las cuentas de sus clientes.

El dato positivo fue la caída del riesgo país. Es la segunda consecutiva. Según el embi+ de J.P. Morgan, el riesgo argentino es de 685 puntos

En el mercado mayorista, el Banco Central intervino en dos ocasiones –la última sobre el cierre– licitando USD 200 millones, que evitaron que el dólar cierre más alto. Los negocios acá sumaron USD 790 millones y el dólar que llegó a tocar $31,58 para luego cerrar a $31,50, cincuenta y siete centavos sobre el lunes.

Reservas, riesgo país, bonos y ADRs

Las reservas bajaron USD 449 millones a 54.695 millones. Por supuesto que los USD 200 millones vendidos, pesaron más que los USD 40 millones que se ganaron por la suba del euro, la libra, el yen y el oro. El único pago al exterior fueron USD 2 millones a Brasil para compensar operaciones de comercio exterior.

El dato positivo fue la caída del riesgo país. Es la segunda consecutiva. Según el embi+ de J.P. Morgan, el riesgo argentino es de 685 puntos, dos unidades menos que el día anterior y 15 por debajo del cierre del viernes cuando alcanzó los 700 puntos. Este es el único costado “exitoso” de la rueda porque si los bonos se vuelven atractivos le quitarán presión al billete. Pero el problema de fondo es que el riesgo país deberá bajar a niveles más aceptables –por debajo de 500 puntos– para poder tomar deuda en el exterior.

En la plaza de bonos de la deuda, el monto de negocios creció a $11.404 millones, 40% por encima de la rueda anterior. El Bonar 2024, el título de referencia en dólares, subió 1,74%. El 2020 lo acompañó con un aumento de 2,15%.

Una parte de los compradores de bonos fueron los desencantados de la Bolsa. El índice Merval de las acciones líderes cedió 1,58% con negocios por $901 millones. La magnitud de las operaciones muestra una importante salida de capitales de la Bolsa. Las acciones más afectadas fueron Metrogas (-6,53%), Mirgor (-4,53%) y Distribuidora de gas Cuyana (-4,34%).

Fuente: Rava

Fuente: Rava

En Wall Street, los ADR’s argentinos, certificados de acciones que cotizan en dólares, tuvieron una rueda negativa. Los bancos encabezaron la caída. Galicia cedió 6,90%; francés, 6,72%; Macro, 3,74% y Supervielle 3,45%.

Para Adrián Mercado, agente inmobiliario, “los bancos no solo están atenazados por los encajes sino por el derrumbe de una de sus principales fuentes de ingresos: los créditos para viviendas. El precio del dólar hace inalcanzable la compra de un departamento para un salario que subió en pesos al ritmo de la inflación, es decir a la mitad de lo que aumentó el dólar”.

El problema de fondo es que el riesgo país deberá bajar a niveles más aceptables –por debajo de 500 puntos– para poder tomar deuda en el exterior

Los únicos ADR’s que anotaron alzas fueron Mercado Libre (+0,89%), Edenor (+0,60%) y Telecom (+0,23%).

Cada día se complica más el mercado cambiario y los analistas corren los límites de sus cálculos. El Gobierno busca generar credibilidad y no sería extraño que sorprenda con algo más que un plan de refinanciamiento de la deuda en 2019. En voz baja, se habla de algunos cambios.

Infobae

Seguir leyendo

Tendencia