Connect with us

Salud

Cómo bajar de peso según la edad

Publicado

on

A lo largo de la vida, los dos puntales o elementos principales para bajar de peso son la nutrición y el ejercicio físico. Pese a que los buenos hábitos se deben aplicar desde la más tierna infancia, cada edad tiene sus necesidades.

Una máxima común es que para el adecuado control del peso en todas las etapas de la vida debemos ajustar la energía que ingerimos con los alimentos a la cantidad de energía que consumimos con el ejercicio.

El principal obstáculo para la pérdida de peso en la infancia y adolescencia es el sedentarismo. El tiempo de ocio dedicado a actividades en las que se consume poca energía -en general, relacionadas con la tecnología- ha aumentado de forma drástica en los últimos 10 años. La obesidad es un importante problema de salud, ya que causa enfermedades crónicas (diabetes mellitus, hipercolesterolemia, artrosis, etc.). Cuantos más años de evolución tenga la obesidad, más grave y más consecuencias tendrá para la salud. Por eso, es preciso ayudar a los más jóvenes a adquirir hábitos de salud que incluyan la realización de ejercicio físico de forma regular.

Cómo bajar de peso según la década:

A los 20 años

En la década de los 20 se vienen lastrando malos hábitos adquiridos en la adolescencia porque todavía la percepción de la propia salud es buena. Existe la mala costumbre de consumir comida rápida, con muchas calorías y muy pocos nutrientes interesantes, provocando problemas de sobrepeso.

El ambiente social a estas edades (los estudios, la entrada en el mundo laboral y tener pareja) hace que no se priorice la práctica de ejercicio físico. Y cuando se practica es más deporte, como fútbol o pádel, que ejercicio como tal.

De los 20 a los 50 años la principal queja de los pacientes con exceso de peso es la falta de tiempo, tanto para realizar ejercicio físico como para planificar las comidas, especifica De Luna.

¿Qué hacer? Hay que cambiar el estilo de vida. No se trata de comer menos, sino de intentar comer mejor. De la misma forma, no hay que moverse más, sino hacerlo mejor. En definitiva, hacerlo de manera eficaz.

Las indicaciones van a ser muy variables dependiendo de nuestra condición física, la presencia o no de lesiones y las preferencias y gustos de cada persona. En este sentido, la clave para lograr una pérdida de peso efectiva es la regularidad y el aumento progresivo en la intensidad o duración del ejercicio. Una falsa creencia es pensar que realizando exactamente el mismo tipo de ejercicio vamos a mantener una pérdida progresiva de peso.

Conforme mejora la condición física, el entrenamiento se ha de adaptar para lograr el objetivo de la composición corporal. Biológicamente, el punto óptimo se alcanza a los 25 años. A partir de los 30 años comienza un “declive”.

A los 30 años

Al cumplir los 30 empieza a haber una preocupación por la salud porque debutan algunos signos de envejecimiento (como las arrugas o la caída del pelo). Lo positivo es que la gente va concienciándose de que hay que cuidarse. Precisamente por eso hay menos prevalencia de obesidad en esta etapa de la vida. Por otro lado, los hábitos que no se modifican en esta etapa costará mucho modificarlos en el futuro.

Nutricionalmente, el principal consejo es alejarse de la comida rápida o basura y consumir productos naturales en lugar de procesados. Hay que ingerir algo más de proteínas, comiendo más carne blanca y magra (sin grasa), leche, pescados azules y huevos.

A los 30 se inicia la pérdida de masa muscular de manera suave, reduciendo la fuerza. Como añadido, en las mujeres empieza a aparecer la osteopenia. De ahí la importancia de empezar a hacer ejercicio físico (cardiovascular, por ejemplo) dejando el deporte poco a poco. Obligatoriamente tienen que practicar ejercicios que trabajen la fuerza de la masa muscular, como sentadillas, zancadas y empujes (o flexiones) contra la pared y el suelo.

Nexofin

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salud

Cómo reconocer el Virus del Papiloma Humano en hombres

Publicado

on

Qué debemos tener en cuenta para evitar contagiarnos

Para la mayoría de las mujeres, el cuidado en el detalle es esencial para un encuentro íntimo inolvidable; sin embargo, ¿esta exigencia, también la trasladamos a la de nuestra pareja?

Porque, queramos o no admitirlo, el cuerpo del otro puede advertirnos de peligros potenciales: ejemplo, el Virus de Papiloma Humano (VPH).

Una infección de transmisión sexual que, si bien puede desaparecer sola, en algunos casos puede terminar en el desarrollo de algunos tipos de cáncer: pene, ano, lengua, útero…”, señala el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unido.

Aunque el compañero podría estar entre los hombres que tardan años en manifestar síntomas de la enfermedad, es importante observar que en su pene no haya pequeños bultos o grupos de bolitas en forma de coliflor (verrugas).

Tampoco es bueno la presencia de secreciones “extrañas”, que se rasque mucho o bien, que la textura de la piel de su miembro se vea irregular (manchas). Esto puede ser tanto indicativo de VPH como de cáncer u otra enfermedad de cuidado.

La mejor forma es usar preservativo en cada acto sexual. A parte es bueno, y habla muy bien del afecto y confianza que existe, que ambos acudan al médico una vez al año.

NEXOFIN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Salud

Estos son los países donde se hacen más cirugías estéticas

Publicado

on

El deseo de un cuerpo joven y perfecto suscitó un crecimiento del 8 por ciento del sector de la cirugía estética en el mundo, que alcanzó los 10.700 millones de dólares en 2017, según la organización profesional IMCAS. Así se difundió en el Congreso mundial de la profesión realizada recientemente en París.

Para este año, IMCAS calcula que el mercado alcanzará los 11.600 millones de dólares. Según sus previsiones, el sector habrá duplicado su volumen de negocios entre 2014 y 2021.

Hay cinco países que concentraron el año pasado el 41% del total de intervenciones: Estados Unidos, Brasil, Japón, Italia y México. Sin embargo, la IMCAS destacó que Asia es el continente en el que esta industria crece más, al punto que en 2018 se convertirá en una mercado más importante que Europa.

Las últimas cifras disponibles indican que se realizaron 23,6 millones de intervenciones en el mundo en 2016, lo que equivale a 9% más que el año anterior. Sobre este total, 10,4 supusieron intervenciones mientras que el resto consistió en inyecciones y tratamientos no invasivos.

Según la ISAPS, la intervención quirúrgica más frecuente es el aumento de las mamas (15,8%), seguida de la liposucción (14,0%), la modificación de los párpados (12,9%) y de la nariz (7,6%).

Más reducida, pero con un fuerte crecimiento (+45% en 2016) está la la bioplastia, basada en la reducción de los pequeños o grandes labios a nivel de la vulva. En cambio, la operación de alargamiento del pene se redujo (-28%).

Nexofin

Seguir leyendo

Salud

Las ocho enfermedades que son un riesgo global para la salud

Publicado

on

La Organización Mundial de la  (OMS) revisó sus prioridades como hace periódicamente desde 2015 y fijó la lista de 8 enfermedades en las que, dado su potencial dañino, los científicos deberían centrar su labor investigadora.

La lista quedó plasmada en un documento publicado el pasado febrero conocido como Plan de Acción 2018 R&D, en el que se recogen estrategias y planes de contingencia para hacer frente a la amenaza que representan una serie de dolencias.

 Estas son  las ocho enfermedades identificadas como un riesgo global son estas:

  • Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.gg
  • Enfermedad del virus del Ébola
  • Enfermedad por virus de Marburgo
  • Fiebre de Lassa
  • Síndrome respiratorio por Coronavirus de Oriente Medio
  • Síndrome Respiratorio Agudo Grave
  • Fiebre del Valle del Rift
  • Zika
  • Enfermedad X

La enfermedad X

La inclusión de la denominada Enfermedad X, un supuesto todavía inexistente, responde la voluntad de los científicos de prepararse frente a lo desconocido.

De acuerdo con la OMS,la hipotética Enfermedad X “representa la consciencia de que un agente patógeno actualmente desconocido podría causar una epidemia internacional grave”.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, dijo: “La experiencia nos enseñó que lo que nos golpeará es algo que no previmos”.

Fauci recordó que eso fue lo que ocurrió en los casos del Zika y el Ébola. Desde esta premisa, el documento del organismo internacional pretende ser una herramienta “para identificar aquellas enfermedades que suponen un riesgo para la salud pública por su potencial epidémico para las que no existen o son insuficientes las contramedidas”.

Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo

El virus que la produce causa brotes graves de fiebre hemorrágica, con una tasa de letalidad que puede llegar hasta el 40% de los afectados.

Esta enfermedad es endémica en África, la zona europea de los Balcanes, Medio Oriente y Asia. Los principales responsables de su transmisión al ser humano son el ganado y las garrapatas.

Entre las personas puede transmitirse en caso de contacto con la sangre u otros líquidos corporales de los afectados. No hay vacuna ni para personas ni para el ganado.

Enfermedad del virus del Ébola

Esta enfermedad grave y a menudo mortal ha causado ya varias alertas sanitarias globales. Su tasa de letalidad se sitúa en torno al 50%. Los primeros brotes se registraron en aldeas remotas de la selva del África central y occidental.

El tratamiento de apoyo precoz con rehidratación y el tratamiento sintomático han aumentado el número de supervivientes, pero aún sigue siendo una grave amenaza. La higiene y la seguridad en el enterramiento de los fallecidos por esta enfermedad es la mejor manera de prevenir contagios masivos como los que se produjeron en el brote de 2014-2016.

Enfermedad por virus de Marburgo

Es una enfermedad grave, frecuentemente mortal, de la que una especie de murciélagos actúa como huésped. Este animal lo transmite a las personas y estas pueden transmitírselo entre ellas.

Los afectados por esta enfermedad sufren una fiebre hemorrágica grave y su tasa de letalidad ronda el 50%. Muchos de sus síntomas son indistinguibles de los del ébola.

La enfermedad debe su nombre a la ciudad alemana del mismo nombre donde se documentó su primer brote, en 1967, por culpa de unos monos llegados desde Uganda. Pero los marburgvirus son endémicos del África ecuatorial y los brotes más recientes se han originado o producido en ese continente.

Fiebre de Lassa

Se trata de una enfermedad hemorrágica aguda localizada en África Occidental. El virus que la provoca se transmite al ser humano por contacto con alimentos o utensilios contaminados, o por los excrementos de roedores.

Según las estadísticas, muere entre un 1 y un 15% de los enfermos. Pero todavía no existe vacuna para la fiebre de Lassa y este mismo mes se advirtió que la enfermedad se está extendiendo rápidamente en Nigeria y amenaza a otros países.

Síndrome respiratorio por Coronavirus de Oriente Medio

El virus que la produce fue detectado por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Es una enfermedad respiratoria cuyos síntomas son la tos, la fiebre y las dificultades para respirar. Habitualmente, suele ir acompañado de neumonía.

Ocasionalmente, también se acompaña de síndromes gastrointestinales como diarrea. Según los datos de la OMS, un 35% de los pacientes ha fallecido a causa de la enfermedad.

Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS)

Es una forma grave de neumonía provocada por un virus que se identificó por primera vez en 2003. Los afectados padecen una molestia respiratoria aguda y, en el peor de los casos, mueren.

El brote inicial se produjo en 2002, originándose en Cantón, China, desde donde se extendió a otros países asiáticos y Toronto, en Canadá. Poco después remitió, pero la OMS todavía lo considera un peligro.

LEA MÁS  Proponen dividir la diabetes en cinco tipos en vez de dos

Fiebre del Valle del Rift

Esta enfermedad tiene mayor incidencia en los animales que en las personas. Los seres humanos se infectan por el contacto con sangre u órganos de animales infectados. A veces, también por picaduras de mosquitos.

No hay constancia de contagios entre humanos. La mayoría de los casos son leves, pero algunos pacientes desarrollan una variante más grave que se presenta asociada a problemas oculares, meningoencefalitis o fiebre hemorrágica.

Según la OMS, el virus se identificó por vez primera en 1931 en el Valle del Rift, Kenia y “desde entonces se han notificado varios brotes en el África subsahariana”.

Pero como producto del comercio de ganado infectado, la enfermedad ha llegado a países como Somalia, Egipto, Arabia Saudita y Yemen, causando preocupación “por su posible propagación a otras zonas de Asia y a Europa”.

Zika

Esta enfermedad la causa un virus transmitido principalmente por mosquitos del género Aedes. Quienes la sufren pueden sufrir síntomas agudos como fiebre moderada, conjuntivitis o dolores musculares y articulares. También pueden aparecer dolores de cabeza.

Se sabe que existe una relación causal entre el virus del zika y la microcefalia congénita que presentan muchos niños que han estado expuestos al virus. Y, en ocasiones, la microcefalia conlleva problemas neurológicos. El zika ha tenido especial incidencia en América Latina, sobre todo en Brasil.

Fuente: BBC Mundo

Nexofin

Seguir leyendo

Tendencia