Connect with us

Deportes

Boca dejó claras las diferencias ante un Alvarado que sufrió el poco rodaje

Publicado

on

Que la historia hubiera sido distinta en otro contexto, con un Alvarado con más trabajo desde lo físico y lo futbolístico, entra en el terreno de lo hipotético e incomprobable. Sí es cierto, que el entrenador Mauricio Giganti y sus jugadores se hubieran ido con otras sensaciones de la cancha de Lanús luego de la clara y, sobre todo, contundente goleada de Boca por 6 a 0, por los 32avos de final de la Copa Argentina. De principio a fin se impuso el bicampeón del fútbol nacional que mostró una supremacía que se tornó indetenible para el “torito” que se queda con un sabor amargo, pero con una evaluación importante y aristas positivas de cara a su objetivo, el Torneo Federal A que comenzará el 9 de septiembre. 
Si una de las ideas principales era que no hubiera un gol tempranero, se desmoronó rápidamente. Apenas habían pasado 4′ cuando Boca se encontró con un tiro libre a 20 metros del arco, Mauro Zárate ejecutó de manera precisa por encima de la barrera, Quinteros no llegó a sacarla, la pelota pegó en el travesaño y volvió al medio del área donde Lisandro Magallán sólo tuvo que poner la cabeza para sellar la apertura del marcador. Tomar aire, respirar y seguir de la misma manera, achicando espacios, no dejando desnivelar a los talentosos jugadores del equipo de Guillermo Barros Schellotto que, sin pensarlo, tuvieron efectividad casi perfecta.
Después del 1 a 0, más allá de que Alvarado no tuvo argumentos futbolísticos para inquietar a Agustín Rossi, el “xeneize” tampoco fue un cúmulo de situaciones de gol. Boca tenía la posesión de la pelota pero no lastimaba y el “torito” buscaba jugar lejos de su arquero y sorprender con alguna corrida de Visser y Molina o la claridad y pegada de Cristian Canuhé. Pero lo de los capitalinos era pura contundencia. En la segunda aproximación a fondo, cantó el segundo: Zárate volvió a aparecer en su dimensión, filtró un pase para Pavón entrando por izquierda y el mundialista tocó al medio para que Ramón Ábila sólo empujara sin resistencia al fondo del arco. Encima, cuando no se había recuperado del segundo golpe, recibió el tercero. Pablo Pérez conquistó la pelota fuera de la medialuna del arco y probó un remate que no parecía tener demasiado riesgo pero sorprendió a Quinteros que no la pudo sacar.
En ataque, casi nulo lo del conjunto de Giganti, mientras que atrás se la ingenió para no sufrir todavía más, con un buen trabajo de los centrales, la marca de Urquiza y el equilibrio que trataron de aportar Stefanatto y, principalmente, Caro. Pero era el día de Boca, que pudo estirar la cuenta con un tiro libre de Cardona que le sacó pintura al travesaño y un remate de Pavón entrando por derecha que despejó Quinteros. Pero la tercera fue la vencida, la derecha fue otra vez el lugar elegido para atacar y el capitán “xeneize” dijo otra vez presente con un remate que se desvió e ingresó suavemente contra el caño izquierdo.
Era duro, pero Alvarado lo soportó con hidalguía y siguió con su juego, no se apartó del libreto y buscó en un resultado y desarrollo adverso, aristas positivas de cara al futuro. Boca no era una real medida y lo peor que le podía pasar era desesperarse. Aunque a veces se hace difícil cuando a los 9′ del complemento, tras un córner desde la izquierda, peinó Goltz en el primer palo, la pelota se estrelló en el segundo pero volvió derechito al central exLanús que superó la resistencia del “uno”.
Guillermo Barros Schellotto lo usó como banco de pruebas y sacó a tres hombres importantes como Barrios, Ábila y Pavón, que se llevó la ovación de la noche no sólo por todo lo hecho en ofensiva sino por el sacrificio a la hora de recuperar la pelota. El mundialista se quedó con la máxima ovación en Boca, porque los aplausos más grandes se los llevó Ezequiel Ceballos ingresó en los 7′ finales para decretar su retiro. Antes había ingresado Nicolás Mollo, que tuvo la más clara pero no la pudo aprovechar, no se animó a definir de derecha, quiso controlar y le quedó larga en las manos de Rossi, y Gaspar Gentile que poco pudo hacer en ese contexto.
“Trapito” tuvo su última función ingresando por Visser y rápidamente Emanuel Urquiza se le acercó para ofrecerle la cinta de capitán. Y el último “10”, en este caso con la “17”, se fue con la camiseta que mejor le quedó en su carrera. Ni el penal que inventó Pablo Echavarría, que tuvo que reemplazar al lesionado Darío Herrera, y que Carlos Tevez canjeó por por gol, opacó el momento ni acalló a los más de siete mil hinchas de Alvarado que le pusieron un marco fantástico a la popular visitante del estadio “Ciudad de Lanús”, que sorprendieron a propios y extraños y le mostraron al país lo que es el “torito”, su arraigo popular. Y se fueron aplaudiendo, saltando, cantando, dolidos por la derrota pero orgullosos de ver a su equipo jugando ante Boca, sabiendo que la verdad, para los de Mauricio Giganti, empieza el 9 de septiembre.
Síntesis
Boca Juniors (6): Agustín Rossi; Leonardo Jara, Paolo Goltz, Lisandro Magallán y Emmanuel Más; Wilmar Barrios y Pablo Pérez; Cristian Pavón, Mauro Zárate y Edwin Cardona; Ramón Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.
Cambios: ST 23′ Nahitán Nández por Barrios y 25′ Carlos Tevez y Sebastián Villa por Ábila y Pavón.
Alvarado (0): Matìas Quinteros; Emanuel Urquiza, Germán Mendoza, Martín Quiles y Tomás Mantia; Matías Caro y Darío Stefanatto; Brian Visser, Cristian Canuhé y Francisco Molina; Nicolás Trecco. DT: Mauricio Giganti.
Cambios: ST 25′ Nicolás Mollo por Trecco, 34′ Gaspar Gentile por Stefanatto y 38′ Ezequiel Ceballos por Visser.
Goles: PT 4′ Magallán (BJ), 24′ Abila (BJ), 28′ y 38 Pérez (BJ); ST 9′ Goltz (BJ) y 42′ Tevez, de penal (BJ).
Árbitro: Darío Herrera.
Incidencias: ST 33′ se lesionó Herrera y lo reemplazó el cuarto árbitro Pablo Echavarría.
Estadio: Ciudad de Lanús.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Deportes

Quimsa venció a Quilmes en Mar del Plata

Publicado

on

Bajada: El conjunto santiagueño batalló hasta el final ante el difícil Quilmes, y con un doble a 3 segundos del cierre se llevó su segunda victoria del Polideportivo por 86 a 84. La figura fue el base de Cañada de Gómez, Juan Brussino, que además de convertir la bola final concretó 18 puntos y 5 asistencias.

La noche de viernes en “la feliz” fue acaparada por el básquet. El debutante Quilmes enfrentaba a Quimsa, candidato a pelear La Liga y actual participante del final four del Super 20, a definirse el 21 y 22 en Santiago del Estero.

Ante más de 800 personas, el Poli vivió una noche atrapante con un juego parejo que el cervecero no pudo cerrar satisfactoriamente. El equipo de Silvio Santander continúa de racha en el ámbito nacional, y sumando la competición previa (Super 20) acumula 6 triunfos consecutivos.

El arranque de partido fue intenso. El local salió decidido a atacar al conjunto santiagueño y anotar cerca del tablero, por ello, lo duplicó en punto (12–6) a falta de 6,17 para el cierre del primer chico. Quilmes supo mantener distancias frente a un desconocido Quimsa, que se mantuvo en juego gracias a la interesante labor de Mainoldi –5 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias-. La figura del cuarto fue Eduardo Vassirani, que ante la repentina salida de Omar Cantón del cervecero tomó la titularidad, y anotó 10 puntos, 4 de ellos consecutivos para estirar distancias y cerrar el parcial 22 a 13.

Silvio Santander apostó por el doble pivot para el comienzo del segundo capítulo: Francis – Acuña, con la variante de Medes en remplazo de cualquiera de ellos. Los resultados no tardaron en llegar, tras un triple inicial de Fernández para el tricolor (25 – 13), la visita anotó un 9 a 0 que lo dejó a tres unidades. El conjunto de Bianchelli reaccionó con el ingreso de Vassirani, que con una llegada a tablero luego de un rebote ofensivo, y un gancho a 3 metros del aro, obligó a Santander a pedir minuto a falta de 5,34 para el final (29 – 22).

El ingreso de Juane De La Fuente refrescó al equipo en ambos tableros: un triple en 45 grados y una tapa a Juan Brussino decretaron la máxima del local (38-17). El hombre más eficaz de la noche marplatense continuó siendo el plantense Vassirani: 20 unidades (sin errar un solo tiro de campo en 9 intentos), 5 rebotes, 2 recuperos, sin perdidas en 16 minutos de juego. La renta al entretiempo continuó siendo cervecera, por 42 a 38.

La segunda mitad del cotejo se inició con un encendido Lucas Ortiz que anotó 7 puntos consecutivos para el tricolor. La visita repartió el goleo entre sus titulares y encontró las soluciones en el “toro” Acuña, desde el banco aportó 12 unidades y con 6 de ellos consecutivos empardo las acciones en 51 a falta de 5,10 para el comienzo del último periodo. Quilmes destrabó la situación detrás de 6,75 con tres triples para reestablecer diferencias a 120 segundos. Quimsa no supo reponerse y la distancia tricolor al inicio del último chico fue de 67 a 59.

Quilmes, con carácter y aplomo, comenzó manejando los tiempos del último cuarto y volvió a sacar distancia de 11, la máxima, a falta de 7,37 (73-62). Lucas Ortiz fue la bandera en ataque, pero lo complicó su continuidad en cancha producto de cuatro faltas, tres de ellas en el último periodo. Además, contó con la aparición de Mateo Bolivar, que busco permanentemente conectar con el aro rival.

La parcial remontada visitante comenzó con el siempre participativo Francis (4 puntos consecutivos), el aporte de Shatmann y la versatilidad de Mainoldi para tomar importantes rebotes en ofensiva. A falta de 5 minutos ya estaba a tiro de una posición (75 a 72).

El final fue dramático, el cervecero buscó defender la ventaja, mientras que la visita empujó para llevarse su segunda victoria de Mar del Plata. A falta de 140 Brussino empató el juego en 78, y luego Francis, volcada mediante, adelantó por primera vez en el partido a Quimsa. Un triple de Bolivar sobre la marca del mismo Francis, empardó las acciones en 84 con 10 segundos por jugar. La última pelota fue una genialidad de Juan Brussino (18 puntos), que atravesó dos cortinas y lanzó por encima de Vassirani y Tantos, para concretar la victoria de Quimsa en la velada marplatense.

Síntesis:

Quilmes: Joaquín Falcone 0, Victor Luis Fernández 3, Mateo Bolivar 20, Lucas Emanuel Ortiz 21, Juan Esteban De la Fuente 3, Juan Sebastián Morales 8, Agustín Ecker 0, Roberto Maximiliano Maciel 3, Eduardo Martín Vasirani 26, Luciano Tantos 0, Lucas Nuñez 0, Agustín Lecona 0 y Joaquín Echagüe 0. Entrenador: Javier Bianchelli.      

Quimsa (95) 115: Juan Brussino 18, Curtney Fells 8, Federico Aguerre 11, Leonardo Mainoldi 15, Torin Francis 15 (FI), Roberto Acuña 12, Leonel Schattmann 7, Gabriel Mendes 0 y Tomás Allende 0. Entrenador: Silvio Santander.

Parciales: 22-13 / 42-38 / 67-59 / 84-86

Árbitros: Daniel Rodrigo, Pedro Hoyo y Sebastián Moncloba.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata)

Informe: Prensa Quilmes    Foto: La Liga Contenidos Movistar

Seguir leyendo

Deportes

Peñarol no pudo ante la fortaleza de Quimsa en suplementario

Publicado

on

Peñarol luchó y logró llevar a Quimsa al tiempo extra, pero allí el equipo santiagueño arrancó con un lapidario 11-0 que inclinó la balanza. La gente del “Milrayitas” igualmente premió con aplausos el esfuerzo de un equipo que cayó 115-105 en el inicio de la temporada 2018-2019.

El partido comenzó siendo parejo, y Peñarol contó con la buena noticia de la temprana salida de Torin Francis, pivote titular de Quimsa, quien cometió rápidamente dos faltas. De todas maneras, al “Milrayitas” le costó atacar con claridad y no pudo aprovechar los posteros de Damián Tintorelli, bien controlado por Roberto Acuña. Adelante, el visitante contó con un ataque fluido y el goleo repartido para sacar 7 puntos en 6 minutos (16-9) y obligar a Leonardo Gutiérrez a pedir “tiempo muerto”. Al volver ingresó Nicolás Gianella, recuperado de una lesión que lo sacó durante varios partidos del Súper 20.

Con un triple de su base, Peñarol recortó distancias (15-21). Luego, elegantemente puso un doble para que su equipo se ponga a 5 (18-23). Así lo mantuvo el local, con buen ingreso de su segunda unidad en la tarea defensiva. Pero en la última, un triple con tablero de Juan Brussino alejó por ocho a los de Silvio Santander (28-20).

Con un triple del pibe Nicolás Franco, reemplazante del lesionado Alejandro Alloatti, Peñarol abrió el segundo cuarto para situarse a cinco nuevamente. De todas maneras, no logró ser consistente en defensa y Quimsa se alejó 32-23 en un ratito. Allí volvió a reaccionar el local, con un par de buenas defensas, para que Santander detuviera las acciones a falta de 3 minutos (32-34).

Allí se armó un partido de rachas. Primero sacó 7 el visitante (34-41), se arrimó a uno Peñarol (40-41), despegó otra vez Quimsa 47-40 y se volvió a acercar Peñarol (44-47), pero Tintorelli cometió su tercera falta y Francis aprovechó para dañar y despegar a su equipo (52-44). La chicharra encontró al visitante al frente por seis (54-48).

Quimsa tuvo un buen inicio de tercer cuarto y sacó 14 (65-51) con el goleo de Leonardo Mainoldi y Juan Brussino. Leonardo Gutiérrez paró rápidamente las acciones, cuando habían pasado dos minutos y medio. Nada cambió y el elenco santiagueño, uno de los candidatos a ser campeón, se escapó por 15 (69-54) con buen aporte de Acuña. De todas maneras, el “Milrayitas” mejoró en el cierre para quedar abajo 73-64.

Ese envión lo impulsó para arremeter en el inicio del último parcial y ponerse solamente a dos unidades en menos de un minuto (73-71). Allí apareció Federico Aguerre con tres triples al hilo para tranquilizar a su equipo (76-82) cuando quedaban 5´.

Con dos buenas acciones de Lucas Gorosterrazú, Peñarol resurgió. Primero, el pibe rosarino metió un triple y después hizo una positiva defensa sobre Aguerre para recuperarla con buenas ayudas. En la contra, Lucas Arn metió el doble, recibió falta y metió el libre para empatar en 82.

Al entrar en la parte caliente, Peñarol aprovechó que Francis tenía cuatro faltas y alimentó a Tintorelli, que estaba encendido y lo puso arriba 85-84 con menos de tres minutos. Además, el pivote extranjero llegó al límite y dejó la cancha.Pero Brussino, del otro lado, metió un triple luego de una ofensiva sucia (85-87).

Dos libres de Barovero, un triple errado por Aguerre, un fallo lejano de Arn y un doble con falta sobre Brussino dejaron a Quimsa arriba 92-87 con 1 minuto por jugar. Allí se redimió el alero titular de Peñarol, encestando una “bomba” (90-92). En la siguiente falló Fells y los “Milrayitas” tuvieron para igualar pero Tintorelli lanzó incómodo y falló. Del otro lado, con 14 segundos, Schattmann acertó dos libres (90-94).

En la reposición después del “tiempo muerto”, el elenco local se arrimó con un doble de Barovero a falta de siete segundos. Fells recibió falta y fue a la línea metiendo 1/2 y dejándole una vida a Peñarol, que la aprovechó con un triplazo de Gianella para mandar el partido al alargue.

Quimsa despertó en el suplementario y salió decidido a liquidar la historia, metiendo un tremendo 11-0 en 2 minutos para que Gutiérrez detuviera las acciones (95-106). Allí Peñarol intentó una última reacción pero se quedó sin tiempo y además el rival mostró oficio para encestar desde la línea y cerrar el partido en calma luego del sofocón.

SÍNTESIS

 

PEÑAROL (95) 105: Juan Ignacio Marcos 0, Bruno Barovero (x) 28, Lucas Arn 18, Du´ Vaughn Maxwell 6 y Damián Tintorelli (x) 26 (FI). Lucas Gorosterazú 3, Nicolás Gianella 15, Nicolás Lauría 6, Tomás Monacchi 0, Nicolás Franco 3. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.                     

 

QUIMSA (95): Juan Brussino 33, Courtney Fells 5, Federico Aguerre 14, Leonardo Mainoldi (x) 21 y Torin Francis (x) 13 (FI).Roberto Acuña 14, Leonel Schattmann 13, Gabriel Mendes 2 y Tomás Allende 0. Entrenador: Silvio Santander.

Parciales: 20-28; 48-54; 64-73 y 95-95.

Árbitros: Fabricio Vito, Alejandro Ramallo y Raúl Lorenzo.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

FUENTE: PRENSA PEÑAROL-H.Z.

Seguir leyendo

Deportes

Llegó la décima

Publicado

on

Argentina venció a Estados Unidos, algo que no pasa todos los días. Fue la 10ª victoria en la historia para el albiceleste en competencias oficiales. Desde la primera en el Mundial 1950 hasta llegar al 2018. Un repaso de los éxitos ante los norteamericanos.

La gran victoria en el Indianapolis 2002 de Argentina

Argentina consiguió una gran victoria ante Estados Unidos el pasado jueves como local. No siempre la albiceleste tiene ese privilegio, llegó a las diez victorias ante combinados norteamericanos a nivel histórico en competencias oficiales. Un repaso de cada una de las victorias en los diferentes torneos en los cuales se enfrentaron ambos combinados.

Uno de los grandes recuerdos se remonta al Mundial de 1950. Allí Argentina se coronó campeón en el Luna Park tras vencer a Estados Unidos 64 – 50. Una actuación notable de la primera gran generación de jugadores que gestó nuestro basquet Nacional. Del Vecchio con 14 pts fue el goleador. Oscar Furlong fue el máximo artillero del equipo, y junto a Ricardo Gonzalez, ambos estuvieron en el quinteto ideal del torneo.

En 1955 llegó otra hazaña para nuestros gauchos. Estados Unidos llegaba como gran candidato y sin derrotas en competencias Olímpicas o bien Panamericanas. Argentina se dio el lujo de terminar con ese invicto al vencerlo 54 – 53 en México. Fue por los Juegos Panamericanos, en un juego que se llevó a cabo en el Auditorio Nacional Mexicano. Del campeonato del 50 sobrevivieron cinco jugadores, entre ellos Furlong y Gonzalez, figuras del torneo ganado.

ENORME TRIUNFO. Argentina ganó 74 – 70 en el Mundial 86. FOTO GENTILEZA EL GRAFICO

Pasaron 31 años para volver a festejar ante Estados Unidos. Fue en el Mundial de 1986 donde Argentina 12ª, pero tuvo el privilegio de ser el único elenco en vencer a los norteamericanos. Fue por la segunda ronda, donde se dividieron en dos zonas de seis elencos, y los dos primeros de cada zona llegaban a semifinales. Argentina ganó solo 2 de 5 juegos, pero uno de ellos fue ante Estados Unidos (asomaban Steve Kerr, Sean Elliot y David Robinson entre otros) 74 – 70. El albiceleste con pilares como Maggi, Cortijo, Romano, Camisassa y las apariciones de Campana, Milanesio y Montenegro.

En los Juegos Panamericanos de 1995, Argentina festejó por duplicado. No solo eso, sino que volvió a vencer a Estados Unidos en un duelo por la medalla dorada. El equipo de Vecchio, que contaba, entre otros, con los jóvenes Oberto y Wolkowisky, sumado a Espil, Pérez, De La Fuente y Milanesio y Osella como estandartes. Allí Argentina venció 68 – 67 y en la final 90 – 86 a los norteamericanos.

La victoria de Argentina en 1986 ante EEUU. Video gentileza MDQ DIEGO

Neuquén fue el escenario de otra victoria albiceleste. Fue en 2001 en el mítico Ruca Che, donde Argentina logró la victoria más amplia ante Estados Unidos. Se enfrentaron por el Grupo A, donde el equipo de Magnano ganó 108 – 69 ante un rival que no ganó ningún partido en el torneo (ya estaba clasificado para Indianapolis 2002). Nocioni con 16 pts, seguido de Oberto y Wolkowisky con 14 pts fueron los goleadores.

Indianapolis 2002 fue otro de los momentos de lujo para Argentina. Fue por la segunda fase en Indianapolis, donde el albiceleste le cortó el invicto de 58 partidos consecutivos de Estados Unidos que arrastraba el Dream Team de 1992. Un partido increíble de Argentina con 15 pts de Ginobili, 14 pts de Nocioni y 13 pts de Scola.

Sin dudas que el 2004 fue una de las obras cumbres que más recordamos. Argentina jugó semifinales del Mundial de los Juegos Olímpicos ante Estados Unidos. Un elenco con todos jugadores de la NBA (con los drafteados Anthony, Wade y James), pero que sucumbió ante un juego perfecto del albiceleste. Ginobili terminó con 29 pts, seguido de Nocioni con 13 pts fueron las figuras. Luego todo terminó con el magnífico oro.

INOLVIDABLE. La victoria en semifinales del 2004 en Atenas.

La última victoria (hasta el pasado jueves 29 de noviembre) data del 2005. Argentina jugó ante Estados Unidos por el Premundial. Fue por la segunda fase del Premundial que se disputó en República Dominicana. Argentina ganó un trabajado encuentro para meterse en semifinales. Ganó 84 – 67 con 21 pts de Paolo Quinteros. Los triples de Porta, Gutiérrez y Quinteros, sumado al oficio de Jasen y Juan Gutiérrez fueron claves para dicha victoria.

¡Llegó la décima! Argentina jugó en La Rioja y no tuvo problemas. Después de un mal comienzo de juego, el conjunto de Hernandez se acomodó, defendió a gran nivel y colectivamente superó a un elenco muy debilitado de Estados Unidos. Un claro 80 – 63 para quedar en la punta y prácticamente clasificado al Mundial de China 2019. Laprovittola con 17 pts y Redivo con 14 pts fueron los goleadores. El 25 de febrero volverán a verse las caras en territorio norteamericano ¿Llegará la undécima?

La victoria en Atenas 2004 ante EEUU. VIDEO The Golden Generation

José Fiebig

@Josefiebig

Seguir leyendo

Tendencia