Connect with us

Sociedad

Cacho Fontana: “La vejez es quedarse quieto”

Publicado

on

A los 86, comparte estadía en una clínica de recuperación con Pinky. Hace unos días volvió a la radio un rato: visitó a Héctor Larrea. No pierde la ilusión de “volver al éter”.

Norberto Palese. Alias Fontana, debutó como locutor en los años 50. "De ilusión vivo, pero debo tener prudencia", dice. (Foto Guillermo Rodriguez Adami).

Norberto Palese. Alias Fontana, debutó como locutor en los años 50. “De ilusión vivo, pero debo tener prudencia”, dice. (Foto Guillermo Rodriguez Adami).

“Modelo 1932. Si usted lo compara con un auto, verá que hay deficiencias del motor, pero ando bien. No está para Fórmula Uno, pero si se abre el capó y se hacen unas mejoras, el motorcito está para el Turismo carretera”.

El hombre de las alegorías fierreras “estacionó” por unos meses en una clínica de rehabilitación. No imaginaba que con el cuenta-kilómetros cansado se cruzaría con la mujer con la que viajó a España a entrevistar a Juan Domingo Perón. La misma con la que condujo la maratón televisiva de 24 horas por las Islas Malvinas. Norberto “Cacho” Fontana y Lidia Satragno ( Pinky) comparten -muros adentro- almuerzos, caminatas y miradas a esa pantalla en la que el siglo pasado los mirados eran ellos.

“El coche entró al taller por un conjunto de hechos que no me favorecían. No hubo un diagnóstico. Fueron varias cosas. Estoy llevando bien estos 86 años, rodeado como de una gran familia de este instituto. Del 1 al 10 estoy en un 8”, se ríe, con seguridad, el hombre que arrastraba la “l” para eternizar la marca “Odol”.

Uno de los pioneros de la TV argentina.

Uno de los pioneros de la TV argentina.

Hace quince días salió de la clínica Inter Plaza para volver a un estudio de radio. Visitó a Héctor Larrea en Nacional Folklórica. Larrea lo dibujó en cinco palabras: “Es el bronce que sonríe”.

-¿Abandonó la idea de volver a los medios?

-No. Depende de las circunstancias. Pero creo que gente de esta edad ya tiene que dar paso a las nuevas generaciones, como nos dieron lugar a nosotros. Algo pequeño me gustaría hacer. De ilusión vivo. Pero debo tener prudencia.

-Parece que no se sacara la profesión de encima nunca. Ni para esta entrevista deja de ponerle elegancia al tono.

-No tengo otra manera de hablar. Puede ser que esa sea mi forma de vivir, con la vocación a cuestas a toda hora. Yo empecé con mucho respeto porque para nosotros una audiencia era la vida, había un reglamento, no podíamos desarrollar una manera de comunicar no respetuosa.

-¿Volver sería atravesar un abismo comunicacional?

-Tal vez. Sé que ahora existen las redes sociales y todo eso, pero no estoy metido en el tema. Me parece un empuje de la historia. Un motor que usan los presidentes de las naciones. Está bien que así sea, yo practiqué la evolución siempre.

En plena carrera ascendente, por TV.

En plena carrera ascendente, por TV.

-¿Le conforman la radio y la televisión que sintoniza?

-Sí, este es un momento más libre y descontracturado que el mío. Los locutores y conductores imprimen su personalidad. Escucho siempre a Beto Casella, a Marcelo Longobardi, a Jorge Lanata, a Rolo Villar. Lo que hace Santiago del Moro, por ejemplo, es un ejemplo grande de evolución.

Ni los catorce Martín Fierro, ni las seis décadas de locutor, ni las diez emisoras radiales por las que pasó, ni el récord del Fontana show. Tamaños datos no logran que su apellido signifique algo para las últimas generaciones. Muchos no saben que su voz lo era todo, décadas luz antes de esta era furiosa audios vía WhatsApp. Pre-historia viviente. De los últimos protagonistas directos la radio de los ‘50 y testigo de la primera televisión.

Entregando el Martín Fierro de oro a Marcelo Longobardi, en 2016.

Entregando el Martín Fierro de oro a Marcelo Longobardi, en 2016.

Desde la quietud, mientras juega naipes y desayuna con sus hijas Antonela y Ludmila, Fontana no hace más que rememorar hazañas. Su paso por el primer Festival de San Remo y su visita periodística a la casa de Carlos Gardel en Francia. Los flashback lo atraviesan como flechas. Evoca, por ejemplo, la transmisión en vivo y en directo de la entrega del Premio Nobel a Luis Federico Leloir para Canal 13. O aquella cobertura desde Japón, en 1968, en la conquista del título mundial de Nicolino Locche.

“Esa última epopeya la viví junto a mi gran amigo Tito Lectoure. La experiencia Tokio, una latitud tan lejana al pensamiento occidental, fue algo que no puedo poner en palabras. No era la manera de vivir argentina. La gente, por ejemplo, dejaba sus zapatos en la calle y al salir los encontraba”.

Otro hito que el alumno de Antonio Carrizo quisiera que los más jóvenes supieran que protagonizó como comunicador: las cuatro horas de charlas con Perón en Madrid. “Resulta que viajamos con Pinky para inaugurar una línea francesa que iba a Europa por el Pacífico y no por el Atlántico. Recuerdo que los franceses se paraban para apreciar la belleza de Pinky. Culminamos el viaje con la visita a Perón en España”, hace una pausa, sigue. “Vivía en la calle Arce, previo a Puerta de Hierro. Tercer piso, en el cuarto vivía Ava Gardner. Él nos invitó a comer, pero no nos quedamos. Nos acompañó al taxi, caminando por la Plaza República Argentina. Fue histórico. Le pedí fotos para mi padre, mi tío y un empleado de Radio El Mundo, todos peronistas. Yo no tenía conciencia de lo que era realmente el peronismo, porque era muy joven”.

Junto a Claudio María Domínguez en "Odol pregunta".

Junto a Claudio María Domínguez en “Odol pregunta”.

​Micrófonos, mundiales e infiernos

Palese es artísticamente Fontana por decisión de terceros. Trabajaba en una compañía de transportes y tuvo que reemplazar a un compañero en la presentación de una orquesta. Le mandaron a imprimir cien tarjetas personales que llegaron con el apellido Fontana. No hubo discusión. Nunca entendió si el nombre se le ocurrió al imprentero, a quien mandó a confeccionarlas o si usaron las tarjetas de identificación un señor con ese nombre que nunca las retiró.

Apenas sexto grado cursado y el trabajo siguiente lo hicieron los libros. Debut en Radio del Pueblo, después suplencia en Radio El Mundo. El ciclo Odol pregunta colaboró en su formación “con una panzada de cultura”. La memoria lo hace saltar de Barracas a su barrio de infancia, a Inglaterra, país al que viajó para participar como locutor del Mundial ‘66, junto a la dupla José María Muñoz-Enzo Ardigó.

(Foto Guillermo Rodriguez Adami).

(Foto Guillermo Rodriguez Adami).

No se lo contaron, lo vio: en Wembley, la Selección del “Toto” Juan Carlos Lorenzo enfrentó a “los inventores del fútbol”. Con el partido empatado 0-0, un confuso episodio terminó con Antonio Rattín, capitán del equipo, expulsado y sentado en la alfombra de la Reina. Escándalo planetario. El árbitro no entendía el español, Rattín no hablaba inglés y estrujó el banderín del córner. De lejos Fontana veía que al argentino le arrojaban chocolates y botellas de cerveza. Por ese episodio se implementarían luego las tarjetas rojas. “Tengo postales borrosas, pero de algo no me olvido: Muñoz era como uno más de la Selección. Vivíamos en un departamento los tres, y un día llegamos Ardigó y yo lo vimos durmiendo: ‘El Gordo’ en sueños relataba partidos”.

La transmisión de 24 horas por Malvinas (el 8 de mayo de 1982, en pleno gobierno militar) no fue un hecho feliz. Fontana y Pinky tenían “la noble intención de recaudar fondos para nuestros héroes”, pero el destino del dinero nunca estuvo claro. “Hundieron el Belgrano y fui a buscar a Pinky. Estaba en cama, enferma, se levantó y fue”, explica. “Una muestra de la capacidad de dar del argentino, me apena si no salió como debía”.

Para principios de los ‘90 , Cacho vivió “el knock out”. Ya no quiere referirse a eso, pero el archivo conserva sus descargos: Marcela Tiraboschi lo denunció por incitación a la droga y violencia. “Fue el peor momento de mi vida. La droga era una parte social en tiempos de una bohemia muy fuerte”, declaró años después. Fue sobreseído. Sufrió una hemiplejia. “Del quiebre de la persona al quiebre del profesional”. Tuvo que volver a tocar puertas.

Cacho Fontana y Hector Larrea.

Junto a Larrea, hace unos días, en Nacional Folklórica.

-¿Siente que tanto éxito lo lastimó? ¿Llegar tan “arriba” fue perjudicial?

-No me lastimó. Me alentó a seguir. Yo viví, ¿cómo le diría? un gran sueño…

-Pero usted se llevaba el mundo por delante, alguna vez fue “el hombre del momento en los medios”. ¿”Bajar” fue difícil?

-No. Hubo tiempos buenos y tiempos no favorables que intento olvidar. Pero la gente es un patrimonio a través del tiempo que devuelve lo que uno ha dado sin querer. De eso no me puedo quejar.

-¿Cambió usted el concepto de la vejez ahora que cuando el locutor de moda?

-La vejez es algo que no esperaba. No sabía que era esto: es quedarse quieto. Es muy difícil cuando uno está embalado pensar que será grande. No es fácil de superar el no tener un compromiso a mano, no tener una obligación de levantarme. No es que ahora me sienta jubilado, pero siento que he cumplido un ciclo.

rberto Palese. Alias Fontana, debutó como locutor en los años 50. “De ilusión vivo, pero debo tener prudencia”, dice. (Foto Guillermo Rodriguez Adami).

Marina Zucchi

Marina Zucchi

Clarin

Sociedad

Sin dólares en el ’83: cómo Alfonsín asumió con el Banco Central en rojo y una interna feroz en el equipo económico

Publicado

on

El primer presidente de la democracia recuperada llegó a la Rosada, con un país sin reservas y un equipo económico que se sacaba chispas: Bernardo Grinspun en Economía -dispuesto a renegociar con firmeza la deuda externa- y Enrique García Vázquez en el Banco Central, con buen diálogo con la banca extranjera

La jura como ministro de Economía de Bernardo Grinspun (archivo Gente)

La jura como ministro de Economía de Bernardo Grinspun (archivo Gente)

Forma parte del relato de la mitología política argentina que, después de la Segunda Guerra Mundial, durante el primer gobierno de Juan Domingo Perón, los pasillos del Banco Central estaban tan atiborrados de lingotes de oro que era difícil caminar por ellos.

Si se busca una contracara de esa imagen se la puede situar el 10 de diciembre de 1983, cuando los funcionarios del flamante gobierno de Raúl Alfonsín llegaron a la sede del BCRA y enfrentaron la durísima realidad financiera del país después de 7 años de dictadura: una deuda externa de más de 45.000 millones de dólares frente a reservas activas de apenas 100 millones.

Pensábamos que la deuda era de unos 35.000 millones de dólares y creíamos que había como para tirar los primeros meses. Y nos encontramos sin reservas

-Teníamos alguna idea de que el Banco Central estaba en pésimas condiciones, pero no sabíamos que era ésa la magnitud de la deuda, y menos aún que la Argentina tenía tan pocos activos de reservas. Igual, no estábamos tan lejos de la realidad. Pensábamos que la deuda era de unos 35.000 millones de dólares y creíamos que había como para tirar los primeros meses. Y nos encontramos sin reservas. Fue una desagradable sorpresa, porque habíamos calculado que con reservas por 1.000 millones de dólares hacíamos frente a los tres primeros meses – dice a Infobae, 35 años después, Horacio Rovelli, por entonces uno de los jóvenes economistas que colaboraban con el recién nombrado ministro de Economía, Bernardo Grinspun.

Rovelli piensa y su cara parece volver a ese momento –aunque glorioso por muchas cosas- con una mueca de miedo:

-Pero, la verdad, no teníamos ni para tirar ese mismo diciembre –remata.

Salía del Central Julio González del Solar, quien había acompañado al dictador Reynaldo Bignone, y le entregaba las arcas casi vacías al veterano economista radical Enrique García Vázquez, alguien que tenía una visión distinta a Grinspun. Sin embargo, fue quien tuvo que transmitirles a Alfonsín y a Grinspun: “Raúl, Ruso, no nos dejaron nada. Solo deudas”

Grinspun  se encontró con una durísima realidad después de 7 años de dictadura: una deuda externa de más de 45.000 millones de dólares frente a reservas activas de apenas 100 millones

Grinspun  se encontró con una durísima realidad después de 7 años de dictadura: una deuda externa de más de 45.000 millones de dólares frente a reservas activas de apenas 100 millones

Hombre de Avellaneda, hincha fanático de Independiente, El Ruso Grinspun sabía que tenía que enfrentar la dura realidad de un país altamente endeudado, casi sin recursos, con la cadena productiva destruida y un sistema financiero fuerte e impiadoso.

Radical desde siempre, Grinspun acompañaba a Alfonsín desde los albores del Movimiento de Renovación y Cambio, aquella joven corriente radical que, en 1972, con la fórmula Raúl Alfonsín–Conrado Storani había enfrentado sin suerte a la Línea Nacional encabezada por el platense Ricardo Balbín.

Grinspun no respondía al establishment, no era un hombre cercano a los empresarios que se habían enriquecido durante la dictadura sino todo lo contrario

Hace 35 años, el primer presidente de la democracia recuperada había puesto a Grinspun en un ministerio que era un hierro caliente.

-El Ruso era un tipo decidido, muy formado, y tenía un proyecto claro: desendeudar todo lo posible al país, negociando con los acreedores, y reconstruir la cadena productiva nacional. Al principio, cuando entramos, fue a pura épica, con muchas ansias. Grinspun no respondía al establishment, no era un hombre cercano a los empresarios que se habían enriquecido durante la dictadura sino todo lo contrario. Eso sí, era un economista muy talentoso que siempre había vivido de su trabajo, en un estudio contable que tenía en los altos de una zapatería de Avellaneda. Lo que no nos imaginábamos era que, para enfrentar esa situación muy adversa, no sólo nos íbamos a encontrar con enemigos externos sino también con una línea dentro del gobierno, más precisamente en el Banco Central, donde Alfonsín había nombrado a Enrique García Vázquez, que quería ir en sentido contrario y legitimar desde un gobierno democrático la deuda contraída durante la dictadura – cuenta Rovelli.

Un gigante llamado Deuda Externa

En 1977, la dictadura había aprobado las leyes 21.495 de Descentralización de los Depósitos y la 21.526 de Entidades Financieras, las cuales se sumaron a la 21.382 de Inversiones Extranjeras. En conjunto, esas tres leyes fomentaron el surgimiento de entidades financieras privadas, entre las cuales irían prevaleciendo las extranjeras, con amplias facultades para funcionar: tomando dinero del público local a tasa libre, con el Estado nacional como garante sin restricciones de monto y plazo, y con la posibilidad de contraer obligaciones en el exterior.

El resultado fue una competencia de tasas pasivas (las que la entidad paga al ahorrista), que con amplios y libres diferenciales determinaban tasas activas (las del crédito) mucho más altas todavía.

El afiche de campaña con la fórmula Raúl Alfonsín-Víctor Martínez

El afiche de campaña con la fórmula Raúl Alfonsín-Víctor Martínez

Paralelamente, durante la dictadura, mientras se vivía la plata dulce de la bicicleta financiera, el Estado debía financiarse a tasas de interés cada vez más altas. Esto, sumado a la apertura comercial y al atraso cambiario, condujo a que la Argentina se endeudara en el exterior para financiar el gasto público y también para dar avales al endeudamiento de las empresas privadas.

Durante la dictadura, mientras se vivía la plata dulce de la bicicleta financiera, el Estado debía financiarse a tasas de interés cada vez más altas

Todo esto provocó una alta desocupación (cerca de los dos dígitos), la destrucción de eslabones más débiles de las cadenas productivas, una anualizada del 600% al último trimestre de 1983, una deuda externa de 45.069 millones de dólares (más de dos terceras partes del PBI de entonces). Y la contracara eran esos poco más de 100 millones de dólares en reservas monetarias en el Banco Central. El déficit fiscal representaba más del 10% del Producto Bruto Interno.

El proyecto de Grinspun

Rovelli repasa con los cronistas el plan que planteó Grinspun.

-El 24 de enero de 1984, el Ruso presentó formalmente un plan de gobierno denominado “Lineamiento de un programa inmediato de reactivación de la economía, mejora del empleo y los salarios reales, y ataque al obstáculo de la inflación”. Fue una forma explícita de plantear los objetivos y los instrumentos en función de la línea que él representaba en el radicalismo. Lejos de buscar el ajuste, ese programa se reflejó se puso en marcha con aumentos salariales –de suma fija- y con un ajuste por encima de la inflación que determinara el INDEC.

Grinspun estaba convencido de que, juntos, los países podían negociar las impagables deudas externas. Pero el establishment financiero sabía que no iba a prosperar porque Estados Unidos exigía que el tratamiento fuera individual

Paralelamente, fijó precios máximos para ciertos productos industriales, con determinación implícita de márgenes de ganancias en la cadena de producción y distribución, que incluso en marzo de 1984 se amplió a los productos agropecuarios. También devaluó la moneda para favorecer el balance comercial fomentando exportaciones.

El 24 de enero de 1984, Grinspun presentó un plan denominado “Lineamiento de un programa inmediato de reactivación de la economía, mejora del empleo y los salarios reales, y ataque al obstáculo de la inflación”

El 24 de enero de 1984, Grinspun presentó un plan denominado “Lineamiento de un programa inmediato de reactivación de la economía, mejora del empleo y los salarios reales, y ataque al obstáculo de la inflación”

Para ese momento, la Argentina de Alfonsín se sumaba a la idea de crear un “club de países deudores” que en junio de 1984 se reunió en Cartagena, Colombia.

-Grinspun estaba convencido de que, juntos, los países podían negociar las impagables deudas externas –dice Rovelli-. Alfonsín le había dado luz verde y nadie parecía oponerse a este proyecto. Lo que pasa es que el establishment financiero sabía que no iba a prosperar, porque Estados Unidos exigía que el tratamiento fuera individual. Por eso ni siquiera los bancos se opusieron abiertamente en ese momento en la Argentina, pero lograron que México y Brasil, que eran los dos países deudores más grandes, se abrieron y entonces todo fracasó, porque rompieron el frente para negociar por su cuenta con los bancos acreedores.

Una feroz interna

En la Argentina, los bancos –asegura Rovelli– tenían sus contactos fluidos dentro mismo del gobierno: Enrique García Vázquez fue puesto por Alfonsín a instancias de los grandes bancos acreedores.

Vázquez, que por entonces tenía de 64 años, ya había sido vicepresidente del Central en la gestión de Félix Elizalde durante el gobierno de Arturo Illia, derrocado por un golpe de Estado en 1966.

-Lo que digo se puede ver en cosas concretas: cuando asumió la titularidad de la autoridad monetaria, no reemplazó a la plana mayor gerencial del Banco. Al contrario, confirmó en sus cargos a los funcionarios de una dictadura que había usado al organismo para estatizar deudas privadas, favorecer el atraso cambiario, la especulación financiera y el endeudamiento del Estado y de sus empresas – explica Rovelli a Infobae.

Al Rus se le habían abierto varios frentes y aunque tenía una gran capacidad operativa, era torpe políticamente. Entonces maltrataba aún a aquellos que podían ser aliados

-Lo que Vázquez buscaba, siguiendo la línea que le marcaban los grandes bancos, era legitimar la deuda tomada por la dictadura haciéndola reconocer por el gobierno constitucional –agrega-. Grinspun se enojó mucho con Alfonsín por eso, pero viendo que el presidente no tocaba a García Vázquez, dijo que sólo aceptaría reconocer la deuda si se investigaba fehacientemente cómo se había generado. Como se dio cuenta de que el presidente del Banco Central no tenía ningún interés en investigar eso, logró que se nombrara para hacerlo a Jaime Baintrub, un hombre de su más estrecha confianza, para que lo hiciera. La cosa es que le dieron una oficina en el Banco Central pero no le dejaron hacer nada, ni un paper le hacían llegar.

Alfonsín le pidió la renuncia a Grinspun, quien fue reemplazado por Juan Vital Sourrouille (archivo)

Alfonsín le pidió la renuncia a Grinspun, quien fue reemplazado por Juan Vital Sourrouille (archivo)

Corrían los meses, y Bernardo Grinspun intentaba implementar, con más o menos suerte, su plan económico, pero poco a poco se fue dando cuenta de que el Banco Central, con García Vázquez a la cabeza y la línea impuesta por los bancos acreedores detrás, estaba cerrado a cal y canto para él.

-Lo cierto es que García Vázquez lo puenteaba al Ruso. Firmaba lo que la línea de los bancos le llevaba para que firmara. Los cerebros de esa maniobra de legitimación de la deuda eran Pedro Camilo López y René DePaul, porque eran los que manejaban directamente el tema, uno como gerente general y otro como gerente de operaciones con el exterior. Fueron los verdaderos artífices – dice Rovelli.

Cuentan otros colaboradores de Grinspun que, al tomar cabal conciencia de la maniobra, el ministro pasaba de la cólera a la depresión y viceversa. Aseguran que el carácter le jugaba en contra, porque a pesar de ser un gran economista tenía muy poca cintura política.

Grinspun se enojaba con García Vázquez, le gritaba. Lo he visto gritarle ‘¡Tomá de acá!’ y hacer el gesto de llevarse las manos bastante más abajo del ombligo

-Lo que había era un grado de impotencia muy grande porque al Ruso se le habían abierto varios frentes y aunque tenía una gran capacidad operativa, era torpe políticamente. Entonces claro, maltrataba aún a aquellos que podían ser aliados. Tenía esa cosa así de calentón, muy calentón, poco político – dice otro de sus colaboradores que prefiere que Infobae no cite su nombre.

-Se enojaba con García Vázquez, le gritaba. Lo he visto gritarle “¡Tomá de acá!” y hacer el gesto de llevarse las manos bastante más abajo del ombligo. Las discusiones eran por cosas serias y no por kioscos: por la legitimación o no de la deuda. García Vázquez no le contestaba al Ruso, pero seguía su propia línea, ignorándolo. Eso fue fatal, porque Grinspun estaba logrando avances, pero no podía administrar lo del Banco Central y terminó legitimándose la deuda – explica Rovelli.

La pelea con su gran amigo

Alfonsín tampoco fue de gran ayuda, porque aunque escuchaba los reclamos de Grinspun y le daba la razón no hacía nada por influir en el Banco Central.

La situación explotó el 18 de febrero de 1985 cuando el catalán Joaquín Ferrán, representante del FMI en la Argentina, le pidió una reunión a Grinspun para presentarle una serie de nuevas exigencias del organismo.

A medida que lo escuchaba, el ministro iba encolerizándose hasta que finalmente le gritó y lo echó de mala manera de su despacho.

Alfonsin y Sourrouille (archivo Gente)

Alfonsin y Sourrouille (archivo Gente)

Al día siguiente, Alfonsín lo invitó a almorzar a Olivos, donde Grinspun se encontró con García Vázquez sentado a la mesa. El presidente del Banco Central le presentó formalmente la renuncia a Alfonsín y este la aceptó, pero inmediatamente le pidió también a Grinspun que renunciara al Ministerio de Economía.

-Fue un gran dolor para El Ruso, porque quería mucho a Alfonsín, llevaban muchos años luchando juntos. Creo que se sintió traicionado y ya nunca volvió a ningún cargo de gobierno. Le dolió mucho porque era su amigo, pero también porque era un patriota que quería lo mejor para la Argentina y lo habían encerrado hasta hacerlo fracasar – dice Rovelli.

Enrique García Vázquez, en cambio, volvió a ser presidente del Banco Central de la República Argentina entre el 4 de abril y el 9 de julio de 1989, cuando el gobierno de Raúl Alfonsín estaba en plena retirada.

Bernardo Grinspun murió en Buenos Aires el 11 de octubre de 1996.

Seguir leyendo

Sociedad

Escándalo en Egipto: piden investigar a una pareja que se filmó teniendo sexo en la Gran Pirámide de Guiza

Publicado

on

El Gobierno solicitó a la Fiscalía General que inicie una causa por un video difundido en las redes sociales en el que se ve a un hombre y a una mujer desnudos en el monumento

Jaled al Anani, ministro egipcio de Antigüedades, pidió este viernes que se “tomen las medidas necesarias” en el caso del video filmado por “una pareja extranjera” en la Gran Pirámide de Guiza. En las imágenes se los ve escalando y luego aparece una foto de ambos teniendo sexo.

El hombre filmó a la mujer escalando la pirámide

El hombre filmó a la mujer escalando la pirámide

La publicación “va en contra de la moral”, sostuvo el funcionario en un comunicado. Al Anani envió el caso a la Fiscalía General para que investigue el material,

La agencia de noticias estatal MENA señaló que en las redes sociales se difundió “un video publicado por un fotógrafo danés en el que él aparece escalando la gran pirámide por la noche junto a su amiga, y grabando escenas de libertinaje”.

La joven miraba a cámara y sonreía

La joven miraba a cámara y sonreía

MENA hace referencia al texto publicado por el fotógrafo danés, identificado como Andreas Hvid, junto a su compañera Josephine Sarahh en su cuenta de la red social Instagram y la plataforma YouTube.

El pasado 5 de diciembre, Hvid publicó un video en su cuenta en el que comentó en la descripción que su amiga y él escalaron la pirámide de Keops “temiendo ser vistos por muchos guardias” a finales de noviembre de 2018″.

En la filmación, de tres minutos de duración, se ve cómo la pareja escala por la noche una de las pirámides y llega, supuestamente, hasta la cima, donde en los últimos veinte segundos de la cinta la mujer comienza a desnudarse, quedándose semidesnuda.

Una foto de la pareja

Una foto de la pareja

Al final de la cinta, aparece una imagen fija de la pareja totalmente desnuda practicando una postura sexual tomada con la luz del amanecer. En la cuenta de Instagram del fotógrafo danés hay publicadas varias imágenes tomadas desde lo alto de varios edificios y estructuras, incluyendo una en la que aparece también una mujer semidesnuda encima de un puente en Budapest, una imagen similar a la realizada supuestamente en Egipto.

La mujer se mostró sacándose la ropa

La mujer se mostró sacándose la ropa

No es la primera vez que hay este tipo de polémicas en torno a las tres pirámides de Guiza. En 2015, el joven alemán Andrej Ciesielski fue detenido y expulsado de por vida de Egipto por subir sin autorización hasta lo alto de una de ellas.

La imagen de ambos teniendo sexo

La imagen de ambos teniendo sexo

Además, en marzo de 2017, la modelo belga Marisa Papen posó desnuda en la explanada de las pirámides de Guiza y posteriormente fue detenida durante un día en el templo de Karnak, en Luxor, cuando se despojó de su vestimenta para otra sesión fotográfica.

Con información de EFE

Infobae

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Sociedad

ASDEMAR INAUGURA UNA CASA PARA CONVIVENCIA DE JÓVENES CON Y SIN DISCAPACIDAD

Publicado

on

Este viernes 7 de diciembre, ASDEMAR dará un nuevo e importante paso al inaugurar su proyecto “Compartiendo la Vida”, una casa para que convivan jóvenes con o sin discapacidad en lo que será una experiencia integradora sin precedentes.

“Esta nueva experiencia será, como todo lo que ASDEMAR ha hecho hasta el presente, con responsabilidad, asumiendo errores para corregirlos y con la alegría de ver crecer a nuestros hijos y a la sociedad toda que ya nos visualiza como pares”, explicó Marí Esther Abraham, presidenta de la organización.

La vivienda totalmente equipada, cuenta con el aval del Ministerio de Salud y de la Conadis, y está ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 4055, de la ciudad de Mar del Plata, siendo una iniciativa que es “la continuidad de lo que venimos proponiendo desde nuestra fundación hace más de 30 años”, explicó Abraham.

“Primero fueron la incorporación de nuestros hijos a los centros maternales allá por los años 1980 – 1985. Luego el ingreso a los jardines de infantes. Siguiendo la integración a la escuela común, los clubes, la participación en eventos, la escuela secundaria y la inclusión laboral.Hicimos de la inclusión nuestro máximo objetivo, el trabajo como la herramienta que permite a un joven el desarrollo más completo para su vida adulta. Trabajar, tener responsabilidades, ganar dinero, casarse, tener vacaciones. Disfrutar como todos”, puntualizó María Esther.

El gran trabajo que realiza ASDEMAR, que apunta a “compartir en el mundo familiar, educativo y laboral”, tendrá ahora un nuevo y valioso aporte gracias al esfuerzo de quienes son parte de la institución y de quienes han colaborado durante todos estos años.

La propiedad cuenta con un gran living, sus hermosas habitaciones, su quincho, lavadero y su luminoso parque para que convivan jóvenes con y sin discapacidad; teniendo en cuenta el desarrollo de las habilidades, pero sobre todo el desarrollo del afecto, la tolerancia y el respeto a los tiempos y gustos del otro como un paso gigante hacia la vida adulta fuera del ámbito familiar.

La idea, aunque incipiente, es que en dicha vivienda puedan convivir jóvenes que concurren a Asdemar y que ya se encuentran en condiciones de llevar adelante una vida autónoma, junto a personas que se estén formando en carreras afines como terapiata ocupacional, acompañante terapéutico o psicólogos, y otras personas interesadas en vivenciar esta experiencia.

 

PREMIARÁN A ASDEMAR POR UN PROYECTO SOBRE “NATURALEZA Y CULTURA”

 

Como previa a esta importante inauguración, el miércoles 5 además, ASDEMAR recibirá un premio de la Federación Argentina de Amigos de Museos (FADAM) en el marco del certamen “Conozcamos nuestro ambiente”.

 

En esta oportunidad entregará el “Premio Juaj Carlos Galli”, por el trabajo realizado por los jóvenes de la institución con los docentes de las áreas de Lengua, Ciencias y Computación. Dicho proyecto reúne información sobre la Villa Normandy como Patrimonio Cultural y Arquitectónico de nuestra ciudad y la Reserva Ecológica del Puerto.

La nómina de los premiados está compuesta por los Profesores: Juliana Delgado, Lucía Zarlenga, juan Francisco Seguí Buratti y los concurrentes a ASDEMAR: Noelia Garcia Novelli, Natalia Colantonio, María Delfina Lorini Abraham, María Cecilia Cretari, María Eugenia Gangeri, Lisandro Fernández Puente, Ezequiel Domínguez, Daniela García ,Claudio Fuhr, Damián Nyville, Marcos Nyville y Martín Rébola.

Se presentaron más de 2000 alumnos y 100 docentes de todo el país que compitieron en las distintas categorías. Los trabajos fueron elegidos por un prestigioso jurado.

La entrega del premio se llevará a cabo en la sede de ASDEMAR Catamarca 4256 el día 5 de diciembre de 2018 a las 10 :30hs. con la presencia de la Sra. Marta Álvarez Molindi, presidenta de FADAM, autoridades, amigos, colaboradores y los premiados.


La entidad recibirá dinero que será destinado para la compra de un proyector y una filmadora con trípode para utilizar en los eventos y congresos que ASDEMAR realiza en su sede. Los jóvenes ganadores recibirán medallas recordatorias.

Seguir leyendo

Tendencia