Connect with us

Politica

Cambiemos ya tiene candidato en La Matanza, el distrito en el que siempre gana el PJ

Publicado

on

El desembarco rumbo a 2019 ya arrancó: abrieron locales, caminan el territorio y trabajan en la fiscalización.

Vidal, junto a su equipo en La Matanza. (Archivo)

Vidal, junto a su equipo en La Matanza. (Archivo)

Después del Mundial de Rusia, Cambiemos quiere lanzar formalmente su campaña para intentar la conquista de lo que denominan “el portaaviones del Frente para la Victoria” en la Provincia: La Matanza, un territorio hasta ahora inexpugnable, que el peronismo retuvo aún en sus peores derrotas.

El plan de acción del oficialismo tiene la luz verde de la gobernadora María Eugenia Vidal y en el diseño de la estrategia comunicacional se ha involucrado el propio gurú presidencial, Jaime Durán Barba. “Ganar La Matanza es quedar en el bronce, es el único desafío que le queda a Jaime en la Argentina”, dicen fuentes macristas.

Aunque no lo hizo oficial, Cambiemos ya tiene candidato: el actual ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, que antes ocupó el mismo cargo (Director General de Cultura y Educación) en el primer tramo de la gestión de Vidal.

Hablar de “campaña” en este momento crítico es casi mala palabra para todos. En Cambiemos reconocen “acciones” que ya empezaron: aperturas de locales partidarios (“sin inauguración porque el horno no está para bollos”, aclaran), trabajar en la fiscalización de las elecciones de 2019 y sobre todo, “en el territorio”. “El tema pasa por llevar planes de Gobierno al distrito. Sobre todo el segundo y tercer cordón, son el casco viejo de la política y los globitos de colores no corren. Hay que caminar y estar al lado de la gente con sus necesidades”, dice un referente local que reconoce tomar distancia del manual duranbarbista.

El diputado nacional Hernán Berisso, del riñon de Vidal y coordinador de la campaña de Cambiemos en La Matanza desde 2014, sin meterse en esta polémica afirma a Clarín: “Desde que Vidal es gobernadora el Estado volvió a estar presente en La Matanza, donde el 40% de la población está por debajo de la línea de pobreza”. Berisso asegura que la tormenta financiera y el anunciado ajuste no van a impactar en los planes del Gobierno para el distrito: “No va a haber recortes”, sostiene y enumera obras hidráulicas, de pavimentos y construcción de viviendas federales, entregas de materiales deportivos a clubes de barrio y la duplicación de 4 a 8 operativos mensuales de documentación por parte del Registro Nacional de las Personas.

Desde el peronismo que gobierna el distrito, en los últimos años con la sociedad entre Fernando Espinoza -ex intendente y actual diputado nacional- y Verónica Magario -actual intendenta- no creen lo mismo. Denuncian “discriminación” de la Provincia, “parálisis” de las obras y cerca de Magario, hablan incluso de “encono personal” de Vidal hacia la intendenta. “No me atiende el teléfono”, se suele quejar Magario ante quien la quiera oír. Tras la derrota del FpV en 2015, La Matanza -que desde la década del 70 se jacta de ser “la capital nacional del peronismo- dio refugio en el gabinete de Magario a connotados ex funcionarios cristinistas.

“Querían dividir el municipio en cuatro, pero cuando hicieron encuestas el 75 por ciento de la gente lo rechazaba. Ahora vienen por echarle la culpa de la inseguridad a la intendenta, cuando la Bonaerense y la policía local dependen ambas de la gobernadora”, le dice Espinoza a Clarín. Espinoza asegura que la policía bajó de 5.100 a 4.300 efectivos y que quedaron casi sin Gendarmería. También denuncia que quedaron si inaugurarse dos hospitales que en 2015 estaban “casi terminados”, el “Dr. Favaloro” en Rafael Castillo y el “Néstor Kirchner” en Laferrere, que hubieran atenuado el déficit de mil camas en el distrito. “Quisieron en 2017 dividir el municipio, ahora se lo quieren ganar directamente y van a invertir recursos en eso”, analizaba un intendente peronista de un municipio vecino, que también percibía el peligro de la “ola amarilla” que fue cubriendo la Provincia, y el país.

Es que desde la crisis financiera y la devaluación, con caída de la imagen de Mauricio Macri y de Vidal, se barrieron los supuestos de continuidad inexorable del proyecto macrista y la incertidumbre se afincó en Cambiemos. El diputado Berisso lo minimiza: “En el segundo y tercer cordón la gente no habla de dólar ni de Lebac. ¿Precios? Es otro mundo, hay un mercado informal enorme, el 50% de los que viven allí no tienen cloacas y la presencia del municipio es casi nula”. Los barrios pobres sufren 70 días de inundaciones al año, según fuentes locales porque se abren las compuertas del río Luján para desagotar el agua y que no vaya a los countries de la zona de Pilar.

En 2015, en plena derrota, el FpV ganó por 51% a 30% de Cambiemos, y 9% del massismo. En la disputa territorial, en “el país” matancero Cambiemos suma la presencia del radicalismo que responde al vicegobernador Daniel Salvador, y al referente social y diputado lilito, Héctor Toti Flores. En los barrios carenciados pisan fuerte otros actores como Barrios de Pie, el Frente Darío Santillán y el Movimiento Evita.

Clarin

Policial

Conocelo a Gabriel Romero otro empresario arrepentido que reconoció coimas en la era Kirchnerista

Publicado

on

Empresario Gabriel Romero admitió haber pagado U$S 600 mil por un decreto en gobierno de Cristina

El dueño de EMEPA reconoció ante la Justicia haber pagado coimas para que el gobierno de Cristina Kirchner le extienda la concesión de la Hidrovía. También reconoció sobornos a Ricardo Jaime.

El líder del grupo EMEPA, Gabriel Romero, se convirtió hoy en nuevo empresario arrepentido en el caso de los cuadernos del chofer Oscar Centento, en tanto que Rodolfo Poblete, de la misma empresa, recuperó su libertad en las últimas horas.

 

Foto Diario 26

 

Seguir leyendo

Politica

Senado: tampoco hubo quorum para tratar la extensión de dominio

Publicado

on

Las ausencias en la sesión prevista para este miércoles en el Senado impidieron que se tratara el proyecto largamente postergado de extinción de dominio, aunque el oficialismo tenía pocas chances de hacer prevalecer su postura en ese tema.

Los proyectos para crear una figura jurídica que permita al Estado tomar el dominio de los bienes obtenidos por medio de delitos o utilizados para ellos iban a tratarse después de la discusión sobre el pedido de allanamiento a la ex presidenta Cristina Kirchner.

La caída de la sesión por falta de quórum estuvo motivada por el rechazo a esa medida judicial contra la senadora del Frente para la Victoria pero derivó en otra dilación para el tratamiento de la iniciativa que comenzó en 2016 y todavía no pudo concluir en la sanción de una ley.

El Gobierno viene reclamando desde hace meses que el Congreso apruebe la ley de extinción de dominio y el oficialismo pretendía rechazar este miércoles una iniciativa presentada por el Bloque Justicialista y avanzar con un proyecto propio, aunque con grandes chances de perder la pulseada.

El Bloque Justicialista había logrado acercar posiciones con el Frente para la Victoria en torno a su proyecto de extinción de dominio, según confirmó el titular de la esa bancada, Miguel Pichetto, y se preveía que de esa manera juntara los votos necesarios para aprobar su iniciativa.

La iniciativa del justicialismo sostiene que la extinción de dominio debe ejecutarse en el fuero penal una vez que exista una sentencia de primera instancia, mientras que el dictamen de Cambiemos le otorga al fuero civil la potestad de dictar la medida y de hacerlo antes de que haya condena.

Diario Popular

FOTO ; En promer plano Miguel Angel Pichetto que ya lanzó sus intenciones de ser candidato a Presidente en el 2019

Seguir leyendo

Politica

El PJ sumó dirigentes y dio un respaldo contundente a Cristina Kirchner

Publicado

on

Pese a las graves denuncias contra ex funcionarios kirchneristas y dirigentes del peronismo, el Partido Justicialista realizó este jueves un plenario nacional en el que exhibió incorporaciones de provincias que no venían participando de la vida partidaria y se mostró compacto en la defensa de la ex presidenta Cristina Kirchner.

En medio del tormentoso frente judicial vinculado al escándalo de los cuadernos, el peronismo buscó dar un mensaje de fortaleza y exhibió a los vicegobernadores de Tierra del Fuego, Juan Carlos Arcando; de Chaco, Daniel Capitanich; y de San Juan, Marcelo Lima; tres provincias que venían moviéndose en la órbita del Peronismo Federal y que ahora, tras el fin de la intervención, habrían saltado el cerco.

Por el contrario, Córdoba de Juan Schiaretti, Salta de Juan Manuel Urtubey, Entre Ríos de Gustavo Bordet y Tucumán de Juan Manzur continúan por fuera del frente que prepara el PJ Nacional en alianza con Unidad Ciudadana, la fuerza de Cristina Kirchner.

Por Entre Ríos, sí estuvo el ex gobernador Sergio Urribarri, quien tiene ganas de volver a gobernar su provincia con el impulso del kirchnerismo, pero se vería impedido porque la carta constitucional de la provincia impide un tercer mandato.

En la sede de Matheu 130 también se produjo el regreso del senador Adolfo Rodríguez Saá, quien a diferencia de su hermano Alberto, había dejado hace tiempo de ser un “habitué” de las reuniones en la tradicional casa del peronismo del barrio de Balvanera.

Además de Alberto Rodríguez Saá, la otra mandataria provincial presente fue Lucía Corpacci de Catamarca.

El intendente de General Roca, Martín Soria, quien pisa fuerte en las encuestas para ser el próximo candidato a gobernador de Río Negro, el ex gobernador de La Pampa, Rubén Marín, y el ex gobernador bonaerense y actual número dos del partido, Daniel Scioli, fueron otras presencias destacadas en el plenario que encabezó el presidente del PJ, José Luis Gioja.

Por autopreservación, por necesidad política o por afinidad, según cada caso, hubo una defensa férrea de Cristina Kirchner, a quien consideran blanco de una campaña de “persecución” permanente orquestada por el Gobierno y el juez Claudio Bonadio.

El actual diputado nacional del Frente para la Victoria-PJ acusó al Gobierno de “usar a un sector de la Justicia para hostigar y perseguir a quienes hacen oposición en la Argentina”.

“Necesitamos que se haga justicia, pero no queremos shows” afirmó durante una conferencia de prensa que se desarrolló al cabo de la cumbre, que duró más de tres horas.

En este sentido, explicó que lo que no “gusta” en el peronismo “es que el mismo juez (por Bonadio) se dedique a provocar a quien fue Presidenta de la República”.

Gioja se despegó de la causa de los cuadernos y negó haber tenido información sobre movimientos irregulares de dinero durante el kirchnerismo, al afirmar que “si hubiera sabido, lo habría denunciado”.

“El que se autoincrimine que se haga cargo de lo que dice”, indicó el sanjuanino, en referencia a la confesión de Hugo Martín Larraburu, quien fuera secretario del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina.

Del plenario también participaron el presidente del Pj bonaerense, Gustavo Menéndez, la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, los diputados nacionales Agustín Rossi, Daniel Filmus, Fernando Espinoza, Cristina Álvarez Rodríguez y Eduardo “Wado” De Pedro, los gremialistas Omar Plaini, Antonio Caló, Víctor Santa María y Ricardo Pignanelli, el ex canciller Jorge Taiana, el ex embajador en el Vaticano Eduardo Valdés, el diputado provincial Fernando “Chino” Navarro y los dirigentes Gabriel Mariotto, Guillermo Moreno y Julián Domínguez, entre otros. SH

Diario Popular

Seguir leyendo

Tendencia