Connect with us

Opinión

Cuadernos: el serio riesgo de que todo termine en un papelón

Publicado

on

—Culpable y libre, ¿no?
—Sí…pero no deberías preocuparte tanto por mí. Hay peces más gordos por ahí.
—¿Quieres que te agradezca? ¿De eso se trata?
—Delaté a los mayores contratistas del país.
—Eso no te hace mejor. Te hace peor.

(De la miniserie O mecanismo, que relata las peripecias del Lava Jato)

En las últimas horas, en la Argentina, se produjo un hecho histórico que, sin embargo, puede terminar en un gran papelón. El hecho histórico es que tres empresarios de primera línea, muy vinculados al gobierno nacional, confesaron que pagaron dinero en negro para quedarse con rentables obras públicas en los años en que la presidenta era Cristina Kirchner. El papelón se produciría si esa confesión no sirviera para que paguen el castigo que la ley establece sino, al contrario, para garantizar su impunidad. Quien debe decidir esto es el enigmático y arbitrario juez federal Claudio Bonadio: en esa decisión se juega su prestigio y el de la estremecedora causa que lo tiene, hasta ahora, por último responsable.

Un protagonista central de esta historia ocupó ayer el centro de la agenda informativa. Se trata de Angelo Calcaterra, el primo del Presidente, que se presentó en tribunales para confirmar lo que decían los cuadernos. Esa delación es un hecho muy novedoso. El primo hermano del Presidente, y ex titular de la empresa de su familia, aceptó haber transferido dinero ilegal a los funcionarios del anterior Gobierno, parece un titular muy fuerte. Pero una lectura rápida de los hechos puede ser engañosa.

Calcaterra ha tenido una suerte y una desgracia en su vida: ser el primo de Mauricio Macri. En el año 2007, esa condición le permitió quedar, por poco dinero, como dueño de la empresa Iecsa, la poderosa constructora del grupo Macri. Ese traspaso fue una idea de Franco, el jefe de la familia. Desde que Mauricio era un enemigo de los Kirchner, para seguir haciendo negocios, el apellido Macri debía esconderse: apareció, entonces, el apellido Calcaterra.

Pero, justamente, Angelo luego sufrió también la desgracia de ser el primo de Mauricio. Si este no hubiera llegado a la Presidencia, sería un empresario más. Pero después del 2015 muchos focos apuntaron hacia él. Iecsa, de la mano de Calcaterra, había sido elegida para realizar algunas de las obras centrales de la administración Kirchner: el soterramiento del tren Sarmiento, el tren Bala a Rosario, la central termoeléctrica de Ensenada.

Lázaro Báez

Lázaro Báez

Macri llegó a la Casa Rosada en medio de un fuerte reclamo para que se terminara la impunidad en la Argentina. ¿Cuánto tiempo tardaría la sociedad civil en empezar a preguntarse por los negocios de su primo? Si toda la obra pública K estuvo manchada por la corrupción, ¿por qué razón la Justicia avanza rápido sobre Lázaro Báez y no pregunta nada sobre el primo del Presidente? Si eso se llama Justicia, es una extraña versión de la Justicia.

El escándalo de los cuadernos tiene una enorme riqueza justamente porque potencia esas preguntas y, además, desafía a los habitantes de ambos barrios de la grieta. Si Macri era el demonio, no se entiende por qué tantas obras centrales eran concedidas por los ministros de Cristina al primo de Mauricio. Si la esencia del kirchnerismo era la corrupción, no se entiende por qué la empresa de la familia presidencial nadaba con tanta comodidad en ese barro. Si esto ocurría y Mauricio venía a emprolijar todo, menos se entiende por qué, a un primo tan vinculado al kirchnerismo, le derivó, por decreto, 45000 millones de pesos para el soterramiento del Sarmiento. De esos cuadernos surgen demasiadas preguntas que muchas personas poderosas preferirían no tener que responder.

Las decisiones tomadas en las primeras horas del miércoles pasado por Bonadio fueron sorprendentes: mandó a detener a medio mundo. Hasta aquí, era habitual que un juez procesara o encarcelara cada tanto a algún ex funcionario kirchnerista o un empresario ligado a la órbita de poder K, como Cristóbal López o Lázaro Báez. La Justicia, en cambio, no apuntaba contra empresarios externos a ese círculo, o contra personajes vinculados al poder actual.

El ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner

El ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner

Bonadio traspasó esos límites. Han sido detenidos empresarios clave de los grupos Macri, Pescarmona, Albanesi, y de las empresas BTU, Isolux. El viernes se entregó el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, tal vez el hombre clave de esta causa. Fue allanado el poderosísimo grupo Techint. Los nombres de los empresarios presos manchan a todos los sectores políticos dominantes: en la misma situación está Gerardo Ferreyra, de la kirchnerista Electroingeniería, y Javier Sánchez Caballero, la mano derecha de Angelo Calcaterra, el primo del Presidente.

Hasta el fin de semana, algo nuevo había ocurrido.

Sin embargo, en la mañana de ayer la situación volvió a cambiar.
Calcaterra, Sánchez Caballero y Juan Carlos De Goycoechea, de Isolux, confirmaron a grandes rasgos lo que decían los cuadernos. Pero luego de esa declaración…¡quedaron inmediatamente libres! La confesión de un delito no generó un costo para ellos sino, al contrario, un alivio. Así las cosas, la causa podría adquirir una dinámica en la que todos los empresarios confesaran y quedaran luego libres: las graves denuncias asentadas por el chofer Centeno servirían apenas para que todas las culpas caigan sobre funcionarios kirchneristas. Fuertes versiones sugieren que Bonadio aceptaría considerar víctimas de extorsión y no cómplices de cohecho a los poderosos empresarios delatores.

Si Calcaterra coimeó a Baratta, un juez neutral debería investigar en qué condiciones se realizaron las otras obras en las que participó Iecsa. ¿Cuánto sobreprecio se pagó? ¿En cuánto tiempo se realizaron? ¿Cuáles fueron los movimientos de dinero de su empresa? Es difícil saber hacia dónde se dirige la causa en sus primeros movimientos. Pero ayer se extendió un halo de inquietud entre muchas personas que creen que esto podría ser una oportunidad para que las cosas cambien de verdad.

El juez federal Claudio Bonadio

El juez federal Claudio Bonadio

Hace varios años, Bonadio realizó una investigación ejemplar sobre la tragedia de Once. Pero su desempeño no fue completo, porque dejó fuera de los procesamientos a Julio De Vido, el ministro del área. ¿Puede ocurrir que esta vez el juez vuelva a recortar, reparta sanciones simbólicas a los hombres cercanos al Presidente y se ensañe solo con Cristina y los suyos? Si Calcaterra leyera bien la historia, no debería estar tranquilo: basta mirar cómo terminó De Vido, a pesar de aquella maniobra tan ingenua. La bola de nieve empezó a rodar y nadie puede garantizar que la va a controlar. Pero la causa, si se direccionara de la manera que ayer quedó insinuada, solo producirá más decepción.

Hace muchos años, en su novela La conspiración de la fortuna, el escritor mexicano Héctor Aguilar Camín escribió: “Primero fue el rumor de que el nuevo Gobierno quería un personaje del viejo para meterlo en la cárcel y echarlo a las furias del ágora, alimentadas por el Gobierno mismo. Luego vino el linchamiento en forma, con todos los agravantes de la consigna y la compra de los linchadores. Era un viejo rito nacional. Cada cierto tiempo, después de una revuelta fallida, de un motín o de un cambio de Gobierno, el país y sus gobernantes sentían la necesidad de quemar un puñado de infidentes en la hoguera de la indignación pública“.

“Los dueños del poder daban así una prueba de rigor contra el abuso, con bajo costo para ellos y alto para sus rivales… Entre más castigos ejemplares había, más insuficientes parecían los castigos, entre más muestras de rigor daban los Gobiernos, más sospechas de culpables impunes había en el aire. Una vez que se suelta, la inquisición pública tiene más sed de culpables que de Justicia, pero su rabia no lleva a la Justicia sino a la manipulación”.

Ese tipo de procesos puede dar rédito electoral a corto plazo. A la larga, se impone la ley de la gravedad. Pero eso no se suele ver desde las alturas del poder, donde la gente cree que ese tipo de leyes se aplican solo para el resto del mundo.

Infobae

Foto Ambito.com

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Opinión

Si gana Macri, en Wall Street esperan un dólar “planchado” a $43 hasta fin de año

Publicado

on

La estimación la realizó Alberto Bernal, de XP Securities. Además, un gran fondo neoyorkino salió a comprar bonos en pesos

Wall Street (AP)

Wall Street (AP)

Luego de una caída de más de 2,5% en los últimos dos días, los inversores esperan que la estabilidad del dólar se prolongue, sobre todo si Mauricio Macri consigue la reelección. Así surge de un informe del estratega de XP Securities, una firma neoyorkina de capitales brasileños pero que tiene fuerte presencia en mercados emergentes. Según Alberto Bernal, el tipo de cambio terminaría el año en $43, prácticamente el mismo nivel actual en caso de que continúe la actual administración.

Vemos al tipo de cambio operando muy cerca del piso de la banda cambiaria que se había definido con el FMI. En caso de una victoria de Macri, que es nuestro escenario base, el problema para adelante no será la depreciación del peso sino la apreciación”, señaló el economista. “El dólar futuro a $ 52 no cotiza adecuadamente y consideramos que el escenario es excelente para aprovechar las altas tasas en pesos, incluso en el actual escenario de incertidumbre política local y los riesgos internacionales”.

Ayer el dólar mayorista finalizó a $ 43,37 en el mercado mayorista, en lo que fue la segunda caída consecutiva desde que Macri anunció que Miguel Pichetto lo acompañará en la fórmula. Esta decisión mejoró notablemente el humor de los mercados, que ven al Presidente ahora con mayores chances de reelección. Esto generó un repunte muy fuerte también de acciones y bonos, con el riesgo país cayendo de los 850 puntos básicos.

XP Securities es una de las firmas que viene manteniendo prácticamente sin cambios su visión “constructiva” en relación a los activos argentinos. Incluso en el peor momento de suba del dólar y caída del precio de los bonos, la entidad sostuvo que la suba del riesgo país hasta los 1.000 puntos era “totalmente exagerada”. Ahora Bernal considera que uno de las mejores alternativas de inversión es el “bono centenario”, el más largo emitido por la Argentina.

 En la hipótesis de un dólar estable en los próximos meses, la gran inversión pasan a ser los bonos en pesos, que tienen tasas que en algunos casos superan el 65%. Obviamente habían sido los más golpeados en medio de la devaluació

El atractivo de tasas altas en pesos y un dólar muy estable e incluso con tendencia a la baja también comenzó a atraer a grandes fondos internacionales. La agencia Bloomberg consignó que PIMCO, uno de los grandes players globales de renta fija, ya acumuló el 40% del BOTE 2020, un bono a tasa variable. La emisión rinde 68% anual en pesos y estaría arrojando una ganancia extraordinaria si se cumple la expectativa de un tipo de cambio bajo control. PIMCO tiene el equivalente a casi USD 1.000 millones de aquella colocación.

Cuando este título fue colocado hace dos años la tasa era de sólo 26%, pero la suba del dólar le generó un fuerte impacto negativo, como al resto de los activos en pesos. Pero ahora con un dólar más estable crecen las apuestas nuevamente por estos títulos en moneda local, especialmente en el caso de inversores institucionales y sofisticados.

Infobae

foto tapa : Periodista Digital

Seguir leyendo

Opinión

Pluralidad de voces y comunicación como derecho de todos los ciudadanos

Publicado

on

Mayor libertad, mejores derechos

Por: Silvana Giudici

Cuando el presidente Mauricio Macri sostiene que durante su gobierno se garantiza la libertad de expresión como nunca antes, se basa en hechos comprobables que sustentan cabalmente dicha afirmación. Sin relatos ficcionales, el cambio experimentado en solo 3 años le ha devuelto a nuestro país la consideración internacional. Volvimos a situarnos, a partir del gobierno de Cambiemos, en el ranking de las democracias que respetan la libertad de prensa.

La existencia de periódicas conferencias de prensa, la sanción de la ley de acceso a la información pública, el uso acotadísimo de las cadenas nacionales y la austeridad en la distribución de la pauta publicitaria bajo parámetros objetivos y transparentes respaldan la transformación que nuestro país ha experimentado.

La política audiovisual desplegada desde diciembre de 2015 también está fundada sobre los más amplios criterios de pluralidad, siendo el ENaCom un organismo de aplicación en materia de telecomunicaciones y de medios audiovisuales que respeta las minorías parlamentarias dentro de su directorio y que, a partir de distintas resoluciones aprobadas por consenso, va dando cuenta de un cambio sustancial: a nadie se le pregunta línea editorial, ni afinidad partidaria para el otorgamiento de una licencia audiovisual, un registro TIC o un programa de fomento.

Desde su creación, ENaCom ha regularizado infinidad de trámites demorados, en algunos casos inexplicablemente desde 1999. Autorizaciones de radios de baja potencia, o habilitaciones de diversos servicios AM, TV o FM, desbordaban de los cajones de la ex AFSCA, solo por no responder a las preferencias editoriales del anterior gobierno.

Basta revisar las actas de Directorio rigurosamente publicadas en la página web de ENaCom para comprender la dimensión del cambio. 727 licencias audiovisuales fueron otorgadas desde la creación del organismo. 79 licencias más de FM se otorgaron desde el mes de octubre de 2018 a través de concursos simplificados que han permitido a nuevos emisores en las provincias de Jujuy, Mendoza, Tucumán, Santiago del Estero, Formosa, La Rioja, Misiones, Catamarca, Corrientes, Jujuy, Tierra del Fuego, Chaco, Chubut, La Pampa y San Luis contar con sus licencias definitivas.

Se suman a esas adjudicaciones, los 47 “PPP” que se transformaron en licencias definitivas. Los tenedores de esos viejos Permisos Precarios y Provisorios destacaron, como el caso de FM Milenium, nuestra convocatoria de diciembre del 2018 como la ansiada medida que vino a saldar una deuda de más de 30 años. Por otra parte 256 beneficiarios de los Fondos FoMeCA, recibieron su subsidio de esta administración. Al finalizar 2019, se habrán otorgado fondos por más de 450 millones de pesos para el desarrollo, programación y equipamiento de medios audiovisuales comunitarios, sin fines de lucro, ONGs, radios de baja potencia y radios de frontera, cooperativas y comunidades de pueblos originarios. En el siguiente link: https://datosabiertos.ENaCom.gob.ar se puede verificar la lista de organizaciones beneficiarias de Fondos FoMeCA.

Este programa es base de la libertad de expresión, la diversidad y la inclusión de todos los sectores en la comunicación social, de allí la importancia de normalizarlo y transparentarlo. Los medios comunitarios y sin fines de lucro tienen una especial importancia en la vida democrática y deben funcionar como garantía de inclusión de todas las voces, coexistiendo con los medios comerciales y los medios públicos. A través de ellos se evita la concentración y se fomenta diversidad de la matriz de medios.

Por ese motivo, y luego de una auditoria de la SIGEN, que alumbró infinidad de irregularidades en la asignación de fondos FoMeCA llevada a cabo por el AFSCA, y que hoy tramita en sede judicial, ENaCom normalizó los procesos y garantizó la pluralidad a través de concursos transparentes y rendiciones de cuentas que dan testimonio del uso de los fondos que están destinados al fomento de los medios comunitarios, lejos del uso partidario que recibieran con anterioridad. Los beneficiarios del programa FoMeCA no sufren ningún disciplinamiento o condicionante editorial, por el contrario, sus titulares se identifican, en algunos casos, como activos militantes de sectores políticos adversos al gobierno nacional.

Como parte de la política audiovisual desplegada, fijamos normas de protección para la industria audiovisual nacional, y la televisión abierta a fin de darle competitividad a la producción audiovisual independiente y contribuir a que nuestras producciones cinematográficas, series y unitarios puedan competir globalmente ante el cambio de paradigma en el consumo audiovisual que plantean las nuevas plataformas de contenidos.

Sin dudas, el fomento de la pluralidad de voces y el respeto por todas las opiniones hace que nuestra democracia se vea fortalecida y que la Argentina sea hoy considerada en el continente, como uno de los países líderes en materia de libertad de expresión.

A la vez que se fue desplegando el más ambicioso plan de conectividad a cargo del vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, fuimos estableciendo todas estas medidas para fomento de contenidos audiovisuales. El acceso a internet dentro de la revolución de las telecomunicaciones es nuestra prioridad y se conjuga con la política audiovisual a fin de garantizar que cada ciudadano, no importa el lugar donde viva tenga acceso a la información, la pluralidad informativa y contenidos audiovisuales de calidad.

Para nosotros, la comunicación social, el acceso a las nuevas tecnologías de la información y la pluralidad de medios y contenidos audiovisuales es un derecho genuino de los ciudadanos. Nunca más los argentinos podemos poner en riesgo nuestra libertad en manos de gobiernos autoritarios que creyeron que al controlar los medios de comunicación podían controlar la opinión de la población.
La autora es presidenta del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom)
Fuente: Diario La Nación

Seguir leyendo

Opinión

“Con la Ley de Medios se mezcló todo, porque estás afectando mi libertad de decir”

Publicado

on

Alberto Fernández, dialogó con Cynthia García, corresponsal de la revista uruguaya Caras y Caretas, entre otros temas volvió sobre el tema de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, comenzó diciendo Fernández: 
“El otro día le comenté a un periodista de Clarín algo que después dije en TN: “Ustedes son unos fenómenos. Cuando yo criticaba a Cristina, yo era la estrella dorada de ustedes. Ahora, yo critico a Macri y me borran de todas sus páginas. No solamente me borran, me castigan”. La respuesta, tan honesta como insoportable, fue: “Lo que pasa es que ahora estás cerca de Cristina””.

Lo que pasa es que algunas cosas del gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner), como la Ley de Medios (SIC), o la política con relación a la justicia, fueron leyes que aparentemente no fueron sostenibles políticamente. Sin embargo, hoy parecería claro que no se puede gobernar sin una reforma de la Justicia y de la prensa
Hay un punto donde se complotan la Justicia, el poder y los medios para avanzar contra un opositor, que es un opositor común a los tres y generar imágenes y generar daños. Lo peor de todo es que utilizan la ley para perseguirlos.

En esas condiciones, la defensa de la democracia termina siendo una ingenuidad.
Exactamente. Ahora, este debate yo creo que no se resolvía, como se resolvió, con la Ley de Medios (SIC). No era el instrumento para resolverlo. En Argentina esta ley sirvió para plantear este debate y esa batalla cultural claramente se ganó. Hoy, cuando leés Clarín, sabés lo que leés, y cuando leés, PáginaI12, sabés lo que leés. Cuando mirás C5N, sabés lo que mirás, y cuando mirás TN, sabés lo que mirás.

¿Para vos los medios tienen que ser un negocio? Te lo escuché decir en un reportaje hace unos días.
No! Cuando digo que los medios son un negocio, estoy describiendo una realidad y, además, estamos advirtiendo que están traficando información.

La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual acotaba la cantidad de licencias, ese era el quid de la cuestión, limitar licencias a los cuasimonopolios.
Eso objetivamente no se resolvía con una ley de medios (SIC), eso se resolvía con una ley de defensa de la competencia, con la ley antimonopólica, con la ley de defensa del consumidor. Con la Ley de Medios (SIC) se mezcló todo, porque estás afectando mi libertad de decir.

La ley no regula contenidos, regulaba el espectro de las licencias.
Relativamente.

¿Hay que regular la cantidad de licencias?
Sí, es un tema que hay que regular de otro modo. Pero, incluso, después de esa ley, el grupo Clarín se hizo dueño de una telefónica. Algo no funcionó en esa ley, en los hechos algo no funcionó. Yo comparto que tenemos que multiplicar las voces. Hay que dar una respuesta a esos sectores de la sociedad civil. Soy consciente de que vivimos diez años en guerra. Y que Clarín fue parte de esa guerra. No lo digo yo, lo dijo Julio Blanck cuando dijo que hacían “periodismo de guerra”. Julio fue un amigo querido mío, un tipo con una enorme honestidad al que Clarín nunca le perdonó semejante acto de sinceridad. Pero creo que él dijo honestamente lo que veía.

Yo espero que Clarín se entere de que la guerra terminó. Todos los argentinos queremos terminar ese tiempo y el único que no se enteró fue Clarín. Parecen japoneses en la isla que siguen como si la guerra no se hubiera terminado. Y siguen haciendo las mismas cosas que ellos provocaron y de la que ellos decían ser víctimas. No estoy diciendo que demos por superado el tema, no estoy diciendo que este statu quo me gusta. No, no me gusta, es muy peligroso. Este statu quo, en el cual Clarín dice que yo soy abogado de Cristóbal López… nunca en mi vida lo defendí a Cristóbal López.

También creo que si la prensa fuera tan importante para el electorado, Cristina no podría haber llegado al punto al que llegó. Pero es muy irritante ver cómo tergiversan la verdad.

Alberto Fernández sobre la Ley Audiovisual: “No podés dejar en manos de una entidad sin fines de lucro un proyecto comercial”

Tal vez funciona mejor donde no está sembrada la política.
El otro día un periodista en Animales Sueltos dijo que yo me había reunido con Magnetto [Director Ejecutivo del Grupo Clarín]. Nunca me reuní con Magnetto. Y además quiero aclarar: si algún día él quiere reunirse, lo voy a hacer, me voy a reunir con Magnetto a la vista de todo el público. Voy a ir a la cancha de River un día que juegue de local para que me vean todos hablando con Magnetto porque no tengo nada que esconder.

Es verdad, dijeron que cenaste con Héctor Magnetto.
Hace 11 años que no lo veo. Más allá de todas las historias que se tejieron. Nunca en mi vida volví a ver a Magnetto desde el día que me fui del gobierno. No entiendo para qué generan esa cosa truculenta de que hubo un encuentro secreto.

Porque te están “construyendo” una nueva imagen.
Bueno, ahí tenés la prueba.

¿Cómo pensás enfrentar al Alberto que te van a construir?
Así, enfrentándolos, diciendo. Porque es la única posibilidad que me queda. Porque cuando mienten, la única posibilidad es desmentirlos; no me queda otra.

Lo que sí, yo ahí tengo una diferencia con Cristina con lo que hizo durante mucho tiempo. Yo soy de los que creen que el que calla otorga, yo no voy a otorgarles nada.
Fuente: Caras y Caretas

Alberto Fernández, dialogó con Cynthia García, corresponsal de la revista uruguaya Caras y Caretas, entre otros temas volvió sobre el tema de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, comenzó diciendo Fernández: 
“El otro día le comenté a un periodista de Clarín algo que después dije en TN: “Ustedes son unos fenómenos. Cuando yo criticaba a Cristina, yo era la estrella dorada de ustedes. Ahora, yo critico a Macri y me borran de todas sus páginas. No solamente me borran, me castigan”. La respuesta, tan honesta como insoportable, fue: “Lo que pasa es que ahora estás cerca de Cristina””.

Lo que pasa es que algunas cosas del gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner), como la Ley de Medios (SIC), o la política con relación a la justicia, fueron leyes que aparentemente no fueron sostenibles políticamente. Sin embargo, hoy parecería claro que no se puede gobernar sin una reforma de la Justicia y de la prensa
Hay un punto donde se complotan la Justicia, el poder y los medios para avanzar contra un opositor, que es un opositor común a los tres y generar imágenes y generar daños. Lo peor de todo es que utilizan la ley para perseguirlos.

En esas condiciones, la defensa de la democracia termina siendo una ingenuidad.
Exactamente. Ahora, este debate yo creo que no se resolvía, como se resolvió, con la Ley de Medios (SIC). No era el instrumento para resolverlo. En Argentina esta ley sirvió para plantear este debate y esa batalla cultural claramente se ganó. Hoy, cuando leés Clarín, sabés lo que leés, y cuando leés, PáginaI12, sabés lo que leés. Cuando mirás C5N, sabés lo que mirás, y cuando mirás TN, sabés lo que mirás.

¿Para vos los medios tienen que ser un negocio? Te lo escuché decir en un reportaje hace unos días.
No! Cuando digo que los medios son un negocio, estoy describiendo una realidad y, además, estamos advirtiendo que están traficando información.

La ley de Servicios de Comunicación Audiovisual acotaba la cantidad de licencias, ese era el quid de la cuestión, limitar licencias a los cuasimonopolios.
Eso objetivamente no se resolvía con una ley de medios (SIC), eso se resolvía con una ley de defensa de la competencia, con la ley antimonopólica, con la ley de defensa del consumidor. Con la Ley de Medios (SIC) se mezcló todo, porque estás afectando mi libertad de decir.

La ley no regula contenidos, regulaba el espectro de las licencias.
Relativamente.

¿Hay que regular la cantidad de licencias?
Sí, es un tema que hay que regular de otro modo. Pero, incluso, después de esa ley, el grupo Clarín se hizo dueño de una telefónica. Algo no funcionó en esa ley, en los hechos algo no funcionó. Yo comparto que tenemos que multiplicar las voces. Hay que dar una respuesta a esos sectores de la sociedad civil. Soy consciente de que vivimos diez años en guerra. Y que Clarín fue parte de esa guerra. No lo digo yo, lo dijo Julio Blanck cuando dijo que hacían “periodismo de guerra”. Julio fue un amigo querido mío, un tipo con una enorme honestidad al que Clarín nunca le perdonó semejante acto de sinceridad. Pero creo que él dijo honestamente lo que veía.

Yo espero que Clarín se entere de que la guerra terminó. Todos los argentinos queremos terminar ese tiempo y el único que no se enteró fue Clarín. Parecen japoneses en la isla que siguen como si la guerra no se hubiera terminado. Y siguen haciendo las mismas cosas que ellos provocaron y de la que ellos decían ser víctimas. No estoy diciendo que demos por superado el tema, no estoy diciendo que este statu quo me gusta. No, no me gusta, es muy peligroso. Este statu quo, en el cual Clarín dice que yo soy abogado de Cristóbal López… nunca en mi vida lo defendí a Cristóbal López.

También creo que si la prensa fuera tan importante para el electorado, Cristina no podría haber llegado al punto al que llegó. Pero es muy irritante ver cómo tergiversan la verdad.

Alberto Fernández sobre la Ley Audiovisual: “No podés dejar en manos de una entidad sin fines de lucro un proyecto comercial”

Tal vez funciona mejor donde no está sembrada la política.
El otro día un periodista en Animales Sueltos dijo que yo me había reunido con Magnetto [Director Ejecutivo del Grupo Clarín]. Nunca me reuní con Magnetto. Y además quiero aclarar: si algún día él quiere reunirse, lo voy a hacer, me voy a reunir con Magnetto a la vista de todo el público. Voy a ir a la cancha de River un día que juegue de local para que me vean todos hablando con Magnetto porque no tengo nada que esconder.

Es verdad, dijeron que cenaste con Héctor Magnetto.
Hace 11 años que no lo veo. Más allá de todas las historias que se tejieron. Nunca en mi vida volví a ver a Magnetto desde el día que me fui del gobierno. No entiendo para qué generan esa cosa truculenta de que hubo un encuentro secreto.

Porque te están “construyendo” una nueva imagen.
Bueno, ahí tenés la prueba.

¿Cómo pensás enfrentar al Alberto que te van a construir?
Así, enfrentándolos, diciendo. Porque es la única posibilidad que me queda. Porque cuando mienten, la única posibilidad es desmentirlos; no me queda otra.

Lo que sí, yo ahí tengo una diferencia con Cristina con lo que hizo durante mucho tiempo. Yo soy de los que creen que el que calla otorga, yo no voy a otorgarles nada.
Fuente: Caras y Caretas

Seguir leyendo

Más Vistas