Connect with us

Negocios

Disney-Fox: el imperio contraataca para frenar a Netflix

Publicado

on

La alianza entre gigantes busca sobrevivir a la muerte de la TV por cable y frenar a Amazon y Netflix

Darth Vader, uno de los personajes de ‘La guerra de las galaxias’ adquiridos íntegramente por Disney

Por: Sandro Pozzi
Walt Disney se resiste con uñas y dientes a ceder terreno en ese imperio que tantos años y dinero le costó construir. El grupo de entretenimiento se ve pequeño y eso le crea una desventaja para competir en una industria donde gigantes tecnológicos, distribuidores de cable y compañías de telecomunicaciones tratan de establecerse como alternativas a los medios tradicionales para atraer al consumidor. Así que para ganar tamaño, la casa del ratón Mickey compra los activos de otro viejo titán, Twenty-First Century Fox.

Robert Iger, consejero delegado de Disney, y Rupert Murdoch, patrón de Twenty-First Century Fox, son grandes rivales. Pero también se respetan, y mucho. Hasta el punto de que se reúnen ocasionalmente para hablar sobre cómo van las cosas en la industria que dominan. A final del pasado verano discutieron sobre las nuevas fuerzas que están transformando el negocio. Coincidieron en el análisis.

Iger vio en ese momento una ventana de oportunidad para plantear a Murdoch si estaba dispuesto a hacer algo juntos, para preservar lo que habían construido. Lo que no esperaba es que fuera a aceptar tan rápido su propuesta, algo que hace una década habría sido imposible de imaginar. El pacto refleja, de hecho, el miedo y la ansiedad que domina en Hollywood por la rápida transformación de la industria.

El negocio del entretenimiento está controlado por cuatro grandes conglomerados, considerados hasta no hace mucho sacrosantos: Disney, Time Warner, Comcast (NBCUniversal) y Twenty-First Century Fox. Al grupo se suman CBS Corporation, Viacom (Paramount), Sony y Lions Gate. Avanzaban en la misma dirección hasta la irrupción de Net­flix, Amazon, Alphabet (YouTube), Facebook y potencialmente Apple. Por primera vez en un siglo, los consumidores se desplazan a otras plataformas para buscar contenido y eso está creando múltiples canales de distribución. “Son ellos los que nos dirigen hacia lo que quieren ver y cómo”, reconoce Jeffrey Katzenberg, cofundador de DreamWorks, “no nosotros”. Los nuevos medios y los viejos tratan así de cazarlos con una oferta competitiva, “todo el mundo quiere vender contenido”.

Iger tomó el relevo de Michael Eisner en 2005. El grupo no solo se hizo durante los últimos 15 años con conocidas marcas en el mundo del entretenimiento para reforzar su imperio, como Pixar, Marvel Entertainment o Lucasfilms. También adquirió plataformas de distribución y tecnologías para llevar programas al consumidor, como Playdom, Maker Studios o más recientemente en BAMTech.

Leslie Moonves, presidente ejecutivo de CBS Corporation, lo tiene peor. “Competimos con monstruos”, admite, “Disney es seis veces más grande que nosotros, como Comcast. La capitalización de Netflix es enorme y Amazon produce contenido. Seguimos siendo una pequeña compañía de producción a la antigua. Necesitaremos asociarnos con otras compañías de contenido y distribución”. Comcast empezó a mover el terreno con NBCUniversal en 2009 y el año pasado compró DreamWorks Animation. AT&T se hizo hace dos con el distribuidor de televisión vía satélite DirecTV y continuó después con Time Warner, que controla la HBO, DC Comics y los estudios Warner. Lionsgate adquirió Starz y Discovery Communications acaba de pactar con Scripps Networks.Disney es una máquina de creación de contenido casi imposible de replicar, como Fox. Juntas controlan el 40% de los ingresos en taquilla en EE UU. Pese a su poder, tiene una vulnerabilidad mayor: no controla las tuberías por las que se distribuyen las películas y las series. Los ingresos en su división de medios, la más potente, están bajo presión porque cada vez más hogares prescinden de los abonos a la televisión por cable.

Rupert Murdoch tanteó también a Time Warner hace unos años para fusionarse, porque consideró que le daría el tamaño que necesitaba para competir en un mercado que empezaba a transformarse. Pero el juego de fuerzas en el sector de medios cambió mucho desde entonces. La única manera que tiene Fox de competir con los nuevos rivales en streaming es concentrándose en el contenido en directo. No es solo que las cadenas tradicionales pierdan valor. Los estudios también se deprecian y la producción de contenido es cada vez más cara. La solución al problema, de acuerdo con la estrategia de Iger, pasa por crear un nuevo modelo de distribución directa que dé al consumidor un acceso fácil y sin intermediarios a un contenido de calidad, a través del dispositivo que quiera y cuando quiera.
Cambio radical

El uso masivo de los móviles interactivos empezó a cambiar hace una década la forma de consumir contenido. Reed Hastings vio ese potencial con Netflix. Transformó así su servicio de envío por correo postal de películas alquiladas en una plataforma para el visionado online desde dispositivos electrónicos. La ABC, NBC y Fox crearon Hulu, donde colocaron lo que ya no utilizaban. Y luego se sumó Amazon.

“La nueva compañía combinada”, señalan los analistas de Moody’s, “tendrá una propiedad intelectual muy importante para competir con más agresividad ante la disrupción y en una industria cambiante, donde los consumidores tienen cada vez más y más capacidad para elegir cómo y cuándo consumir contenido”. El acuerdo con Fox deja a Sony como el único estudio con derechos para explotar personajes de Marvel.La compra de Fox reafirma que la estrategia de Netflix funciona. Disney aspira a ser un competidor formidable. El grupo ya está desarrollando su plataforma en streaming, que empezará a funcionar en 2019, y el paquete de activos que compra a Fox incluye la participación en Hulu, donde cada una controla el 30%. En paralelo, retirará sus películas de Netflix. Le llevará tiempo tener una videoteca como la de Netflix y Amazon. Para los analistas de eMarketer, la clave estará en que el contenido sea lo suficientemente atractivo para ser competitivo a la hora de vender las suscripciones habiendo tantos servicios alternativos. La compra de Fox le permitirá incluir en su repertorio títulos como X-Men, Padre de Familia, Expediente X o Los Simpsons.

Así resuelve una segunda gran vulnerabilidad. Disney tiene un producto que se concentraba en el consumo familiar. La compra de Fox le permite diversificar su audiencia, al incorporar personajes y contenido para adultos con historias más complejas, como Deadpool o Lobezno. También tendrá en su arsenal Avatar, que ya está presente bajo licencia en su parque de atracciones Walt Disney World Resort. El acuerdo con Fox reunificará también el universo Star Wars. Disney controla los derechos de todas las películas gracias a la compra hace cinco años de Lucasfilm. Pero los Murdoch conservaban los derechos de la versión original que produjo Fox en 1977 y de los primeros personajes de la saga. Eso abrirá, según el propio Iger, más oportunidades para una franquicia inagotable.

Laura Martin, analista de Needham, señala que la operación aporta una escala también a los activos de Fox que no hubieran logrado los Murdoch. Ross Gerber, de Gerber Kawasaki, dice por su parte que el negocio de medio cambia tan rápido, que Disney podría hacer acabado siendo adquirida por si no se movía. Las implicaciones, augura, serán por eso enormes. Gerber ve que el negocio de entretenimiento va a ser cosa de Disney, Netflix y de la HBO, si AT&T logra sacar adelante la fusión con Time Warner. Los analistas de RBC Capital y de Macquarie coinciden al anticipar que este incremento de tamaño por parte de Disney puede desencadenar una furia de fusiones y adquisiciones. Todos en la industria buscan ahora ganar escala.

Como señalan desde Gerber Kawasaki, gracias a la operación con Fox, Disney va a tener todas las regiones cubiertas. “Sus tentáculos van a llegar a todas las esquinas del planeta”, añaden. Recuerdan que los grandes grupos concentraban hasta ahora sus estrategias en los mercados de EE UU y Europa. La tecnología móvil permite llevar el vídeo a miles de millones de personas por todo el mundo. Netflix ya tiene su plataforma operando en un centenar de países y cuenta con 109 millones de abonados. Su expansión está siendo muy agresiva. Pero el futuro del streaming no va a ser de un solo jugador y la operación de Iger le obligará a depender cada vez más de su capacidad para generar contenido propio. El plan de Hastings es invertir 8.000 millones de dólares en programación en 2018, para conseguir que el 50% de su oferta sea original a final del próximo ejercicio. Es el mensaje que lanza a Hollywood para decirle que es dueño de su destino. y asegurarse de que no se lleva un golpe cuando los estudios le retiren las licencias. La nueva oferta incluye 30 series animadas.Martin indica que estos movimientos harán que Viacom y CBS vuelvan a plantearse una fusión. Y con los activos más preciados escaseando, Lionsgate, MGM, Sony y Paramount podrían entrar en el juego. La otra opción que tienen los pequeños es adoptar un modelo de negocio diferente que pasaría por condensar sus canales de distribución, eliminando cadenas. Es un paso difícil, pero no imposible. La de Disney no es solo una apuesta por reinar en el streaming. La compra de Fox le permitirá ir a por una audiencia global gracias a la británica Sky, la india Star y canales como National Geographic. También refuerza la posición global de ESPN, que se hará con derechos deportivos en Europa y América Latina. Es un negocio en el que están penetrando Amazon, Facebook y Verizon con Yahoo y AOL.

La integración de Disney y Fox llevará hasta 18 meses. Eso permite a Netflix, que está viendo como sus ingresos crecen a un ritmo del 33% y sus usuarios un 25%, seguir invirtiendo en contenido para ganar más consumidores mientras el conglomerado saca adelante la operación. La misma semana que se anuncio el acuerdo, la plataforma recibió nueve nominaciones a los Globos de Oro. Solo le superó la cadena HBO, de Time Warner.
Fuente: El País

Negocios

MDP : Cierran dos emblemáticos comercios de La Peatonal: Casa Sartore y Silvio Nucera

Publicado

on

Después de 27 años de estar funcionando a metros de la Peatonal San Martín, el local de ropa para hombres decidió cerrar una nueva sucursal. La casa de zapatos hace 40 años que está en la Peatonal y también cierra a fin de mes.

El alto precio de los alquileres, los tarifazos y otros costos fijos están haciendo eclosión en varios comercios de Mar del Plata: en las últimas horas se conoció que Casa Sartore –que abrió en 1991-  y calzados Silvio Nucera –desde 1978- cierran en los próximos días.

Osvaldo Lemmi, encargado de Casa Sartore, de Córdoba entre Rivadavia y San Martín dijo estar “muy triste”  por el cierre de la emblemática casa de ropa para hombres, que se da “por la crisis que nos está tocando vivir”.

Ver más: Fortín cierra su fábrica después de 74 años

“Lamentablemente nos tocó a nosotros. Se decidió dejar de lucharla. Hay cosas que han generado cerrar el local  como última instancia. Queríamos seguir pero estamos decididos al cierre. Además de la crisis,  que es de siempre, la situación  se genera además por los altos alquileres y los gastos fijos”, explicó Lemmi, a 0223.

Ver más: Cierre de comercios: Loren´s y Tarantino, dos casos de una tendencia que preocupa

En tal sentido, el trabajador recordó que el cierre del local de Córdoba 1751 se suma al de la sucursal de Olavarría 2885, que corrió la misma suerte en el 2017.

“Ahora vamos a atender en la Galería de Las Américas, que es un local de alquiler de ropa de fiesta de egresados y le vamos a anexar algo de ropa también. Es un local más chico pero por lo menos vamos a seguir con la tradición”, aclaró.

“Después de estar trabajando 14 años, da mucha tristeza. Lamentablemente esta última semana que nos toca seguir, nos va a costar. Después de tantos años uno va a extrañar a la gente, a venir a abrir el local. Pero lo que más se va a extrañar es la gran cantidad de clientela que nos ha seguido todos estos años”, concluyó el encargado de Sartore.

 

 El cierre de Silvio Nucera

A metros de Casa Sartore, otro tradicional local baja sus persianas: Calzados Silvio Nucera.

La casa de zapatos marplatense, que hace 40 años  está instalada en San Martín entre San Luis y Córdoba  transita su última semana de funcionamiento.

Según trascendió, el fallecimiento del dueño ocurrido en 2017, dejó a sus hijos en la disyuntiva de afrontar el negocio, con altos gastos de alquiler y otros costos fijos. Además de Nucera, cerró Calzados Giovanna, otra zapatería del microcentro, que hace unas 2 semanas dejó de funcionar. Hace un mes cerró Fortín, la fábrica de calzado que después de 74 años de estar en Mar del Plata, bajó definitivamente sus persianas.

0223.COM.AR

Seguir leyendo

Economia

Cae la producción local de electrodomésticos

Publicado

on

Así lo indica un estudio del Observatorio económico de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNdAv), el cual señala que las importaciones de productos electrónicos para consumo final crecieron 140% durante 2017 respecto de 2016.

“La producción del sector tuvo un fuerte retroceso a partir de 2016, producto de las políticas económicas implementadas por el actual gobierno”, indica el análisis sectorial.

En la línea blanca, se observa una leve recuperación en algunos sectores si se compara la producción de 2017 con la de 2016, pero todavía no se llega a alcanzar los niveles de 2015.

Si se compara la producción de estos años (2017 versus 2015), se observa que el sector más afectado fue el de aires acondicionados que había mostrado ser uno de los más dinámicos con altas tasas de crecimiento entre 2009 y 2014.

La producción de aires acondicionados se contrajo en un 41,3% pasando de fabricarse 1,8 millones de unidades en 2015 a solo un millón en 2017.

Le sigue en importancia, en términos de caída, la producción de los microondas que registró una baja de 16,4% respecto a 2015, seguido por los lavarropas y secarropas que se contrajeron 12,3%, las heladeras y freezers que cayeron 11,2%, los y las cocinas que retrocedieron 1,8%, en comparación a los niveles alcanzados dos años previos.

Sin embargo, las importaciones fueron en sentido contrario: a modo de ejemplo, las compras externas de lavarropas que en 2015 alcanzaban las 23.700 unidades llegaron a acumular 122.700 unidades en 2017, esto significó un aumento del 417,4% comparado con 2015. Lo mismo sucedió con los aires acondicionados: las compras externas pasaron de 71,6 mil unidades en 2015 a un total de 215.900 unidades en 2017, marcando un aumento del 201,5%.

DIARIO POPULAR

Seguir leyendo

Negocios

El precio de los cigarrillos vuelve a aumentar desde el lunes

Publicado

on

Los precios de los cigarrillos de Massalin Particulares subirán un 4 por ciento promedio a partir de mañana, informó hoy la empresa, que advirtió sobre una “alta presión fiscal” para el sector.

Entre las principales marcas que la empresa comercializa se encuentran Marlboro, que costará $60 en su versión KS y $61 en su versión box; y Philip Morris, cuyo paquete aumentará a $57, mientras la caja pasará a $58.

En tanto, la marca Chesterfield tendrá un precio de $49 en su versión KS y $50 en el box. Otras marcas tales como Benson & Hedges, Parliament y Virginia Slims serán vendidas a $66 la caja.

La empresa subrayó en un comunicado que “el sector tabacalero soporta en la Argentina una alta presión fiscal, que se ubica entre las más elevadas a nivel mundial”.

Además, recordó que según la Resolución N110/1991 del Ministerio de Economía de la Nación, está prohibido modificar los precios de venta al público de los cigarrillos.

La firma Massalin Particulares había decidido aumentar en enero un 5% promedio el precio de sus productos al argumentar que debía “afrontar la suba de sus costos”.

Diario Popular

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Tendencia