Connect with us

Policial

El testimonio de Vandenbroele que complicó al gobernador Gildo Insfrán

Publicado

on

El arrepentido del Caso Ciccone aseguró que Formosa pagó millones a una consultoría que nunca existió

La ya célebre consultoría que pagó la provincia de Formosa y cobró la firma The Old Fund, que estaba al servicio de Amado Boudou, no existió. No hubo nada. Fue una simulación. Y por esa consultoría les costó a los formoseños 7,6 millones de pesos.

Los pagó el Fondo Fiduciario Provincial de Formosa (Fonfipro) y los cobró The Old Fund. Eso se sabía. Está documentado en la investigación judicial que lleva adelante el juez Ariel Lijo por el negociado pagado con fondos de la provincia de Formosa.

Lo que no se sabía era que la consultoría fue simulada. Eso dijo Alejandro Vandenbroele cuando el 15 de noviembre pasado declaró ante el fiscal Jorge Di Lello y se transformó en el primer imputado colaborador y arrepentido del Caso Ciccone y sus causas vinculadas.

Alejandro Vandenbroele.

Alejandro Vandenbroele.

En una parte de su declaración señaló que José María Núñez Carmona –socio y amigo de Boudou- lo había contactado en el segundo semestre de 2009 para que le brindara sus servicios como abogado especialista en el armado de sociedades.

Siempre según Vandenbroele, Núñez Carmona lo convocó para simular el asesoramiento a la provincia de Formosa para la reestructuración de la deuda. Fue el socio de Boudou-que por entonces era ministro de Economía- quien le dijo a Vandenbroele que se comunicara con Inés Lotto de Vecchietti en aquella época ministra de Economía de Formosa, hoy diputada nacional.

También le indicó Núñez Carmona que debía contactarse con Jorge Melchor, quien estaba al frente del Fonfipro, el ente formoseño que terminó pagando por el falso asesoramiento. Todos esos contactos se realizaron en 2010 y según la confesión de Vandenbroele se antedató el convenio que firmó The Old Fund con el Fonfipro en septiembre de 2009.

Para confirmar que la fecha del convenio fue antedatada Vandenbroele estableció que por entonces vivía en Mendoza y no conocía a ninguno de los funcionarios formoseños.

Fue Núñez Carmona quien le manifestó que Martín Cortés, presidente del Banco de Formosa, iba a cobrar una comisión por el negocio.

La negociación entre Formosa y el gobierno nacional había comenzado antes de la llegada de Boudou al Ministerio de Economía de la mano de Cristina Fernández de Kirchner.

Una vez que Boudou se había instalado en el ministerio firmaron con Insfrán una addenda al acuerdo que venía de la gestión de Carlos Fernández. En esa modificación de marzo de 2010 se agregaron los intereses al acuerdo de reestructuración de la deuda de la provincia con la Nación. La firma de esa addenda es la que, según Vandenbroele, disparó la firma de los contratos entre The Old Fund y el Fonfipro. Ese convenio es el que asegura Vandenbroele que se firmó en 2010 y no en 2009 como aparece fechado en el expediente.

Confesó Vandenbroele haber confeccionado más papeles antedatados para simular la preparación del contrato que finalmente se firmó. Debían aparentar que las gestiones se habían iniciado en 2009 y que el pago de 2010 era la continuidad de aquellas.

The Old Fund emitió su tercera factura -las dos primeras fueron anuladas- por el negocio con Formosa. El dinero se depositó en la cuenta de The Old Fund en el Banco Macro.

Vandebroele confirmó que mediante dos transferencias bancarias le pagó una comisión de $ 2.000.000 a Cortés. Esa fue la comisión “facturada”. Cortés había declarado que le abonó a The Old Fund por estudios sobre la evolución de la inflación. Algo que el nuevo testimonio de Vandenbroele desmorona.

El abogado arrepentido aseguró ante Di Lello que con el resto de dinero cobrado por el negociado con Formosa compró 794.267 dólares que retiró en efectivo. Esa suma se la dio a Núñez Carmona quien la guardó en una caja de seguridad. Y que ese dinero era para Boudou y Núñez Carmona.

Nexofin

Policial

Cuadernos de la corrupción: citaron a indagatoria a los ex intendentes Ricardo Ivoskus y Enrique “Japonés”

Publicado

on

Ambos fueron mencionados por José López en su declaración como arrepentido

El juez federal Claudio Bonadio (Foto de archivo: Adrián Escandar)

El juez federal Claudio Bonadio (Foto de archivo: Adrián Escandar)

En una parte de su declaración como arrepentido en la causa iniciada a partir de las anotaciones del chofer Oscar Centeno, el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López dijo: “En el 2013 se da el tema que aparece en escena Sergio Massa como candidato sorpresa y ahí aparece un condimento nuevo, había que darle respaldo a las agrupaciones que no tuvieran intendente que no jugara para Frente para la Victoria. En este contexto De Vido y Baratta me dicen hay que hacer la recaudación y el que va a concentrar va a ser Abal Medina, a quien lo ponen a cargo del distrito de San Martín para que coordinara a los grupos no tuvieran intendente que jugara para Frente para la Victoria. Me llamo así Abal Medina para que colaborara con eso, se lo consulte a la presidenta y me dijo “hay que poner todo para ganarle a ese traidor”, refiriéndose a Sergio Massa. Así fue como tuve una participación política, coordinando con las agrupaciones. Me reuní con Ivoskus en la casa del japonés García, le planteé la necesidad de apoyo, e Ivoskus me contestó que debíamos resolver un tema logístico, y me dijo que necesitaba 5 millones de pesos. Así dentro del listado que teníamos que habíamos hablado con Wagner, se seleccionó uno y ese pagó los 5 millones que se necesitaban. No recuerdo cual era la empresa. Alrededor de 100 millones de pesos en total junto con Roberto Baratta se juntaron de obras para la campaña 2013″.

De los nombrados por López en ese párrafo, el ex ministro de Planificación Julio De Vido, su segundo Roberto Baratta y el empresario Carlos Wagner fueron procesados por el juez Claudio Bonadio en setiembre pasado cuando explicó que hubo una asociación ilícita destinada a manejar dinero proveniente del pago de coimas por parte de hombres del negocio de la obra pública. Empresarios y ex funcionarios –entre ellos las ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner- fueron alcanzados por el procesamiento. El ex Jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina fue indagado y aún no se resolvió su situación procesal.

A raíz de los dichos de López sobre la recaudación ilegal para la campaña de 2013, los ex intendentes Ricardo Ivoskus y Enrique “Japonés” García fueron citados a indagatoria por Bonadio. El ex intendente de San Martín debe declarar hoy. En tanto el ex intendente de Vicente López debe presentarse mañana.

Ricardo Ivoskus y Enrique García. Deberán presentarse ante Bonadio para defenderse de las acusaciones en la causa de loas cuadernos

Ricardo Ivoskus y Enrique García. Deberán presentarse ante Bonadio para defenderse de las acusaciones en la causa de loas cuadernos

Ivoskus comparte hoy día de indagatoria con Julián Álvarez, ex secretario de Justicia de los últimos tiempos del kirchnerismo. En tanto García declarará mañana una hora antes que el diputado nacional por el Frente para la Victoria Máximo Kirchner.

Álvarez y Máximo Kirchner también fueron nombrados por López como parte de los dirigentes de la agrupación La Cámpora que tenían relación con los recaudadores de dinero ilegal proveniente de la obra pública.

Infobae

Seguir leyendo

Policial

Cuadernos de las coimas K: ordenaron la detención de la viuda de Daniel Muñoz, ex secretario de los Kirchner

Publicado

on

Buscan a otras cinco personas vinculadas a los negocios del ex colaborador del matrimonio presidencial

Néstor Kirchner junto a su secretario Daniel Muñoz

Néstor Kirchner junto a su secretario Daniel Muñoz

El juez Claudio Bonadio ordenó ayer por la noche la detención de Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, ex secretario del matrimonio Kirchner, quien fue señalado en la causa de los cuadernos como el receptor de los bolsos con dinero proveniente de coimas que pagaban empresarios vinculados a la obra pública durante el gobierno anterior.

Muñoz fue secretario privado de los Kirchner hasta 2009. Los arrepentidos José López (ex secretario de Obras Públicas), el financista Ernesto Clarens y Claudio Uberti (ex OCCOVI), entre otros, explicaron que era Muñoz quien recibía los bolsos con dinero destinado a los Kirchner.

En las anotaciones del chofer Oscar Centeno, Muñoz aparece como receptor de varias entregas del servicio de delivery de bolsos que manejaba Roberto Baratta, número dos de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo.

Muñoz, quien murió el 25 de mayo de 2016, fue sobreseído por Bonadio cuando en septiembre pasado dictó los procesamientos de ex funcionarios y empresarios involucrados en las coimas reveladas a partir de lo escrito por Centeno.

Para los investigadores del caso iniciado por las anotaciones de Centeno, parte del dinero que circuló como coimas fue a parar al patrimonio de Muñoz-Pochetti y por eso el juez ordenó las detenciones.

Bonadio también le ordenó a la Policía Federal la detención de los marplatenses Sergio Todisco y María Elizabeth Ortiz Municoy, investigados como testaferros del matrimonio Muñoz-Pochetti.

Bonadio dio la orden para que sean detenidos Carlos Temístocles Cortez, Carlos Gellert y Perla Puentes Resendez, quienes aparecen involucrados en el entramado de sociedades que hicieron operaciones para el matrimonio Muñoz-Pochetti. Según explicaron a Infobae fuentes judiciales, como los investigadores del Caso Cuadernos determinaron que estos tres imputados están fuera del país, se le dio intervención a Interpol para que se haga efectiva su detención con vistas a la extradición.

Las seis personas a las que ordenó detener Bonadio están investigadas también en una causa a cargo del juez Luis Rodríguez donde actúa como fiscal Carlos Stornelli, también fiscal del Caso Cuadernos. Stornelli había pedido la detención de los imputados en la causa a cargo de Rodríguez.

Para Stornelli, las personas a las que se les pidió la detención “conformaron una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero, con el fin de canalizar, convertir, transferir, administrar, vender, disimular y o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados (en la causa de los cuadernos) y convertirlos integrarlos al circuito económico formal bajo apariencia de licitud todo ello desde al menos el año 2010 y con vigencia en la actualidad”.

Según información de la Unidad de Información Financiera (UIF) en manos de Rodríguez –quien investiga el delito de lavado de dinero del matrimonio Muñoz-Pochetti- hubo 16 operaciones inmobiliarias en Miami y Nueva York, entre abril de 2010 y diciembre de 2015, por 70 millones de dólares.

Muñoz-Pochetti aparecieron en los Panamá Papers como accionistas de una off shore registrada en las Islas Vírgenes. A partir de aquella información se llegó a un entramado de sociedades con vinculaciones en Suiza, Uruguay, Miami, Delaware, Nevada, Andorra, Seychelles y Nueva Zelanda que se dedicó a la compra de propiedades.

Seguir leyendo

Policial

Condenaron al represor Patti por la desaparición y asesinato de un periodista

Publicado

on

La justicia de San Martín condenó a prisión perpetua a Luis Patti por el secuestro y homicidio del trabajador de prensa Ricardo Gabriel Giménez, oriundo de Gualeguay, quien trabajaba en el diario El Actual de Escobar, fundado por Tilo Wenner. Es la tercera condena a perpetua que recibe

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 3 de San Martín condenó a prisión perpetua al represor Luis Patti por el secuestro y homicidio del trabajador de prensa Ricardo Gabriel Giménez, quien trabajaba en el diario El Actual de Escobar.

Esta es la tercera condena perpetua que recibe el genocida Patti, pese a lo cual está gozando del beneficio de prisión domiciliaria en su casa del country Septiembre de esa localidad bonaerense.

Giménez había sido secuestrado en enero de 1976 y su cuerpo fue encontrado e identificado por el Equipo Argentino de Antropología Forense en 2008.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPren) ratifica su compromiso con los procesos judiciales que garanticen memoria, verdad y justicia, al tiempo que rechaza cualquier tipo de beneficio para los genocidas que les permita eludir las condenas en cárceles comunes.

El exsubcomisario de la Policía de 65 años está señalado como coautor del delito de amenazas reiteradas, allanamiento ilegal y privación ilegítima de la libertad, que se suman a las sentencias que recibió por los secuestros de Gonçalves y de Diego Muñiz Barreto, cometidos en 1977 y otras por ejecución de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi en 1983.
Fuente: FATPren

Seguir leyendo

Tendencia