Connect with us

Internacional

Facebook: Así funcionaba la recolección de datos de Cambridge Analytica

Publicado

on

El usuario de Facebook usaba su cuenta para responder un cuestionario sobre gustos y personalidad; este era utilizado por Cambridge Analytica para extraer la información de esa persona y de sus amigos en la red social
Por: Matthew Rosenberg y Gabriel J. X. Dance
Christopher Deason se topó con el cuestionario psicológico el 9 de junio de 2014. En ese entonces respondía muchas encuestas en línea para ganar unos cuantos dólares extras por hacerlo. Ningún aspecto acerca de esta, que vio en una plataforma de empleos en línea, le pareció “perturbador o extraño”, comentó después.Así que esa tarde Deason realizó la primera etapa de la encuesta: le dio acceso a su cuenta de Facebook.

Antes de que Deason siquiera empezara a leer la primera pregunta del cuestionario, una aplicación de Facebook ya había extraído no solo los datos de su perfil, sino también los de 205 de sus amigos en Facebook: sin su consentimiento y sin que lo supieran, se descargaron sus nombres, fechas de nacimiento y datos de ubicación, así como listas de cada página de Facebook a la que habían dado me gusta.

La información se agregó a una enorme base de datos compilada para Cambridge Analytica, consultora política que ha sido vinculada con la campaña presidencial de Donald Trump en 2016 y con la del brexit en el mismo año. Eso no lo supo ninguna de las personas cuyos datos fueron recopilados, ni siquiera Deason. “No habría continuado con la encuesta de haberlo sabido”, dijo Deason, de 27 años, en una entrevista reciente.

Deason y sus amigos de Facebook se convirtieron en las primeras entradas de una base de datos que terminaría por incluir decenas de millones de perfiles de Facebook y que ahora está en el centro de una crisis que enfrenta el gigante de las redes sociales. La noticia sobre la recolección de datos por parte de Cambridge Analytica, que se reportó por primera vez por The New York Times y The Observer de Londres, ha detonado el movimiento #BorraFacebook y puso a la red social bajo el intenso escrutinio de legisladores y reguladores en Estados Unidos y en Reino Unido.

Christopher Deason respondió en 2014 el cuestionario que en realidad fue desarrollado por Cambridge Analytica para recopilar los datos de usuarios de Facebook. CreditMichael Shroyer para The New York Times

Aun así, pocos de los casi 214 millones de estadounidenses con perfiles de Facebook saben si sus datos formaron parte de la información que recogió Cambridge Analytica. Facebook, que se enteró del mal uso de datos en diciembre de 2015, comenzó a avisarles a los usuarios afectados el 9 de abril, un día antes de que su fundador, Mark Zuckerberg, testificara ante el Congreso de Estados Unidos.

Los registros que obtuvo el Times muestran que aproximadamente 300.000 personas respondieron la encuesta, pero debido a que entonces se permitía el acceso a la información de amigos, Facebook dijo que hasta 87 millones de usuarios pueden haberse visto afectados.

Cuando los encuestados dieron acceso a sus perfiles de Facebook, la aplicación realizó su única función: tomar sus datos y los de sus amigos.

El Times, que revisó un conjunto de datos brutos de los perfiles por cuya obtención Cambridge Analytica le pagó al investigador académico ruso-estadounidense Alexander Kogan, contactó a casi dos decenas de usuarios de Facebook afectados en semanas recientes. Algunos estaban enojados —una mujer lo comparó con un asalto—, mientras que otros se mostraron molestos pero impávidos, pues ya desde antes desconfiaban del uso que dan los gigantes de la tecnología a los datos que recogen.

“Ahora acepto el hecho de que somos el producto con el que se comercia en internet”, dijo Mark Snyder, de 32 años y quien es uno de los amigos de Deason cuyos datos fueron recogidos. “Si te inscribes en algo y no es evidente cómo generan ganancias, entonces lo están haciendo con tus datos”, comentó Snyder, que se dedica a dar mantenimiento a redes informáticas.

Zuckerberg ha dicho que el mal uso de datos implicó un “abuso de confianza” por parte de la empresa. Sin embargo, incluso él ha insinuado que otros desarrolladores de aplicaciones pueden haber hecho lo mismo.

Hasta abril de 2015, Facebook permitió que algunos desarrolladores de aplicaciones recogieran datos privados de los perfiles de usuarios que descargaron aplicaciones y de los de sus amigos. Facebook ha mencionado que permitió este tipo de recolección de datos para ayudar a los desarrolladores a mejorar la experiencia de los usuarios en sus aplicaciones. No obstante, parece que Facebook no hizo gran cosa para verificar cómo los desarrolladores estaban usando los datos o si estaban proporcionando siquiera algún tipo de experiencia en Facebook.

La información del perfil de Facebook de Jim Symbouras fue recogida decenas de veces después de que amigos suyos hicieron la prueba en línea de Cambridge Analytica. CreditSam Hodgson para The New York Times

El cuestionario utilizado para recoger datos para Cambridge Analytica en realidad no estaba en Facebook; lo albergaba una empresa llamada Qualtrics, que proporciona una plataforma para encuestas en línea. Consistía en decenas de preguntas comúnmente usadas por investigadores en materia de psicología con el fin de evaluar la personalidad, como saber si el encuestado prefiere estar solo, intenta dirigir a otros y si le gustan las fiestas grandes (las opciones de respuesta iban de “No estoy nada de acuerdo a “Estoy muy de acuerdo”). Tomaba de diez a veinte minutos contestar el cuestionario.

Cuando los encuestados dieron acceso a sus perfiles de Facebook, la aplicación realizó su única función: tomar sus datos y los de sus amigos. No hubo experiencia “dentro de la aplicación” de la cual hablar; no tenía como propósito ser el tipo de cuestionario en línea simpático e inofensivo que les dice a los usuarios a cuál personaje de Friends se parecen más o cómo sus preferencias en el almuerzo revelan a la princesa de Disney que llevan dentro.

Facebook ha dicho que a los encuestados les dijeron que sus datos se usarían con fines académicos, por lo que afirmó que Cambridge Analytica y Kogan engañaron a la red social y a sus usuarios. Sin embargo, las letras chiquitas respecto a los términos y condiciones de uso que acompañaban el cuestionario quizá sí incluían advertencias a los usuarios de que sus datos podrían usarse con fines comerciales, de acuerdo con un borrador de los términos del servicio que revisó el Times.

Vender los datos de los usuarios de Facebook habría sido una violación absoluta de las reglas de la empresa en ese entonces. Sin embargo, al parecer la empresa no revisaba regularmente las aplicaciones para asegurarse de que cumplieran con sus reglas. Lo más probable es que ya no pueda saberse cuál fue la redacción final de los términos de servicio de la encuesta: los ejecutivos de Facebook dijeron que borraron la aplicación en diciembre de 2015, cuando se enteraron de la recolección de datos.

Cambridge Analytica utilizó los datos de Facebook para ayudar a construir herramientas que, según la firma, podían identificar las personalidades de los electores estadounidenses e influir en su comportamiento. La consultora ha mencionado que sus llamadas técnicas de modelos psicográficos sustentaron su trabajo para la campaña de Trump en 2016, lo cual abre un debate todavía en curso acerca de si su tecnología funcionó.

Deason, quien dirige un negocio de computadoras en Virginia, está entre los usuarios de Facebook que sí saben de tecnología. Por ahora dijo que conserva su cuenta porque su negocio tiene su propia página y él modera grupos en Facebook dedicados a computadoras.

“Pero si solo estuviera trabajando de 9:00 a 5:00 en el banco local, o algo así, y llegara a casa a revisar las publicaciones de mis amigos en Facebook y eso, entonces sí borraría mi cuenta de Facebook”, comentó.

Malachy Browne colaboró con el reportaje.
Fuente: The New York Times

Internacional

El grupo terrorista ELN admitió su responsabilidad en el atentado a una escuela policial en Bogotá

Publicado

on

De acuerdo con la guerrilla, el ataque sería respuesta a actividades militares realizadas por el gobierno del presidente Iván Duque durante el cese al fuego unilateral que la agrupación ofreció en Navidad y fin de año. El atentado del viernes acabó con la vida de 20 estudiantes de policía
El atentado a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander dejó 20 muertos (EFE)

El grupo terrorista ELN (Ejército de Liberación Nacional) admitió su responsabilidad en el ataque a una escuela policial en Colombia que dejó una veintena de muertos y que ocasionó la ruptura de los diálogos de paz en La Habana.

“La operación realizada contra dichas instalaciones y tropas es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente”, dijo la dirección nacional de la guerrilla en un comunicado divulgado la madrugada del lunes en su página de internet.

En la Escuela Cadetes de la Policía Nacional es una instalación militar y allí “reciben instrucción y entrenamiento los oficiales que luego realizan inteligencia de combate, conducen operaciones militares, participan activamente en la guerra contrainsurgente y dan trato de guerra a la protesta social”, agrega el documento.

Los colombianos salieron a manifestar contra la violencia terrorista (REUTERS/Luisa Gonzalez)

Los colombianos salieron a manifestar contra la violencia terrorista (REUTERS/Luisa Gonzalez)

De acuerdo con el ELN, el ataque sería respuesta a actividades militares realizadas por el gobierno del presidente Iván Duque durante el cese al fuego unilateral que ofreció la guerrilla en Navidad y fin de año.

“El presidente no le dio la dimensión necesaria al gesto de paz” y “su respuesta fue realizar ataques militares en contra nuestra, en todo el territorio nacional”, dice el ELN.

“Las Fuerzas Armadas gubernamentales aprovecharon este cese para avanzar las posiciones de sus tropas de operaciones, ganando ubicaciones favorables difíciles de conseguir sin el cese”, detalló el comunicado.

De acuerdo con el ELN, las tropas colombianas bombardearon un campamento suyo el 25 de diciembre, afectando a una familia de campesinos que estaba cerca.

“Es entonces muy desproporcionado que, mientras el Gobierno nos ataca, plantee que nosotros no podamos responder en legítima defensa”, aseguró la publicación.

El ELN aseguró que sus campamentos, donde se forman sus combatientes, también son atacados.

Una mujer durante una conmemoración por las víctimas (REUTERS/Luisa Gonzalez)

Una mujer durante una conmemoración por las víctimas (REUTERS/Luisa Gonzalez)

“Nosotros no hemos interrumpido, ni aminorado los esfuerzos por la paz, pues tenemos claro que estamos en una guerra, debido a que la clase en el poder ha reiterado que los diálogos deben ser desarrollados en medio del conflicto”, detallaron.

La agrupación insistió en pactar un cese al fuego bilateral “para generar un clima favorable a los esfuerzos por la paz” y se mostró dispuesto a “que se respeten determinadas áreas e instalaciones militares estatales” y del ELN”, lo que facilitaría el diálogo.

El ataque del ELN del viernes acabó con la vida de 20 estudiantes de policía y con la del presunto atacante.

El hecho motivó a que Duque pusiera fin a la mesa de diálogo y pidiera a Cuba que entregue a los negociadores de paz del ELN que participaban de las conversaciones en La Habana.

(Con información de AFP)

Infobae

Seguir leyendo

Internacional

Paso a paso: así fue el atentado terrorista del ELN que dejó 20 muertos en Bogotá

Publicado

on

José Aldemar Rojas Rodríguez, de 56 años, fue el autor material del ataque contra la escuela de cadetes de la policía. Era miembro del Ejército de LIberación Nacional desde hacía 25 años

El Ministerio de Defensa de Colombia dio detalles del sangriento ataque contra la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá, en el que además de las 20 víctimas mortales hubo al menos 58 heridos y también murió el terrorista que perpetró el atentado.

Cómo lo preparó, qué elementos utilizó, quién era Rojas Rodríguez y quién o quiénes los autores intelectuales del hecho es lo que se detalla a continuación:

La camioneta

Rojas Rodríguez manejaba una camioneta gris Nissan Patrol, modelo 1993, de placas LAF565, cuyo último reporte ante las autoridades de tránsito se dio en la ciudad de Arauca, con ocasión de la revisión tecnicomecánica, el pasado 27 de julio de 2018.

Según registros de la Secretaría de Tránsito de Arauca, un hombre identificado como Wilson Arébalo Hernández solía conducir ese vehículo y lo llevó en dos ocasiones a la revisión en el local conocido como Centro de Diagnóstico Automotriz El Arauco.

Arébalo Hernández lo manejaba pero traía la tarjeta de propiedad a nombre de José Aldemar Rojas Rodríguez“, le comentó a El Tiempo un alto funcionario de Arauca. Y agregó que, al parecer, Arébalo Hernández se presentó ante la Fiscalía de Saravena.

Además, entregó dos pistas adicionales: aseguró que encontraron un traspaso de la Nissan Patrol, de placas LAF565, que data de mayo de 2018. Y que la patente del vehículo aparece radicada en Bello, Antioquia.

El periódico El Tiempo confirmó que este mismo jueves sobre las 11:40 las autoridades llegaron a este municipio y, por más de dos horas, estuvieron inspeccionando la carpeta del automotor.

Allí consta que el 10 de noviembre de 2011 fue sometido a una inspección en el Centro de Diagnóstico Automotor Exposiciones SA, en Medellín. Además, se confirma el traspaso hecho el 11 de mayo de 2018 y una venta anterior que data de septiembre 28 de 2016.

También se sabe que el vehículo permanecía en Saravena, hasta donde se desplazó una unidad móvil a practicarle el análisis tecnicomecánico tanto en 2017 como en 2018.

El hecho

Jueves 17 de enero de 2019. 09:30 hora local. Un hombre de nacionalidad colombiana ingresa de manera violenta en una camioneta gris Nissan Patrol cargada con 80 kilos de pentolita a la escuela policial ubicada en el sur de Bogotá.

Intenta esquivar un control dentro de la academia policial y finalmente el vehículo choca contra los dormitorios de mujeres. La explosión deja un saldo de 20 muertos, además del atacante, y 68 heridos, 58 de los cuales fueron dados de alta.

El autor material del atentado fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, alias “Mocho” o “Kiko”, miembro del grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN). Las huellas dactilares de su mano izquierda, la única que tenía porque la derecha le había sido amputada (de allí su primer apodo), permitió confirmar su identidad.

(AFP)

(AFP)

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, confirmó que el ataque fue perpetrado por el ELN y desmintió informaciones que salieron publicadas en medios locales.

Por ejemplo, dijo que ningún perro detectó que la camioneta traía explosivos, como se publicó en distintos periódicos el jueves. Además, comentó que ningún perro murió por el ataque. Afirmó que había uno en la entrada, pero que no participó de ninguna revisión. Esto se debe a que el terrorista aceleró y chocó contra el sector de dormitorios de damas.

Las autoridades aún no conocen desde qué sitio salió la camioneta y dijeron que están examinando las cámaras de seguridad de la zona para trazar el recorrido.

José Aldemar Rojas Rodríguez, el autor material del atentado en Bogotá, ingresó al ELN en 1994 y fue cabecilla de varios frentes

José Aldemar Rojas Rodríguez, el autor material del atentado en Bogotá, ingresó al ELN en 1994 y fue cabecilla de varios frentes

El autor material del atentado

Fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez. El hombre, de 56 años, tenía su residencia en una zona limítrofe entre Arauca y la frontera con Venezuela.

Su residencia era en la vereda Boja, de Cubará, departamento de Boyacá. La zona limita con el departamento de Arauca -con fuerte presencia del ELN- y la frontera con Venezuela.

De Rojas, además, se sabe que no tenía antecedentes judiciales y que se movilizaba entre los departamentos de Boyacá, Tolima y Arauca, este último donde habría comprado la camioneta del atentado en mayo del año pasado.

Conocido bajo el alias “Mocho” o “Kiko”, había perdido su mano derecha en su rol de “explosivista” del ELN. Nació en 1962 y, desde 1994, se desempeñaba como miliciano del ELN. Estuvo como cabecilla de este grupo en algunos frentes.

En 2003, se convirtió en cabecilla “explosivista”, en 2011 fue instructor en cursos con desplazamiento a Venezuela, en los que enseñó sobre el manejo de explosivos. En 2013, se transformó en el responsable del frente “Domingo Saenz” del ELN.

En 2015, el terrorista buscó ser incluido en la lista de integrantes de las FARC para obtener beneficios para acogerse a un proceso de paz pero no formó parte de ese grupo.

Esta es la primera imagen que se conoce de Ricardo Andrés Carvajal , de 39 años, uno de los autores intelectuales del atentado terrorista

Esta es la primera imagen que se conoce de Ricardo Andrés Carvajal , de 39 años, uno de los autores intelectuales del atentado terrorista

Ricardo Andrés Carvajal, el autor intelectual del atentado 

Ricardo Andrés Carvajal es el primer sospechoso capturado. De acuerdo a agentes del CTI de la Fiscalía, Carvajal tendría unos 39 años y sería uno de los autores intelectuales del ataque terrorista perpetrado la mañana del jueves en la institución policial donde estudian uniformados de Colombia y otros países latinoamericanos.

Así lo confirmó la Fiscalía General, que adquirió audios de unas llamadas telefónicas en las que Carvajal Salgar reconoce la coparticipación en grado de autor en el ataque con carro bomba.

El operativo de captura con la Sijín de la Policía se llevó a cabo hacia las 10 de la noche del jueves, en el barrio Los Lanches, en el centro de la capital colombiana. El hombre fue trasladado a los juzgados de Paloquemao para adelantar todas las diligencias judiciales.

“En el allanamiento incautamos el celular, un manual del combatiente, uniformes, overoles y el día de hoy la Fiscalía le imputará los delitos de homicidio agravado y terrorismo, será presentado ante juez de garantías en la ciudad de Bogotá”, afirmó en rueda de prensa el fiscal general Néstor Humberto Martínez.

 

 

Infobae

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Internacional

El Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio manifestó que Nicolás Maduro debe entregar el poder que “ejerce ilegítimamente”

Publicado

on

Afirmó que el jefe de Estado tiene que ponerlo a disposición de la Asamblea Nacional, la cual “está en la obligación constitucional” de cubrir la vacante en la Presidencia
Foto : Nicolás Maduro (Reuters)

Miguel Ángel Martín, presidente de la sala plena del TSJ en el exilio, expresó la postura en una carta dirigida desde Coral Gables (Miami-Dade) a la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, encabezada por el diputado Juan Guaidó.

En la carta dirigida a los directivos del otro “único” poder “legítimo” del país se les pide colaboración para devolverle a los venezolanos “una sociedad democrática, abierta y plural“.

“Esto es lo que nos exige el pueblo de Venezuela y nos demanda la Historia”, escribió el magistrado.

La Asamblea Nacional de Venezuela (AP)

La Asamblea Nacional de Venezuela (AP)

El TSJ en el exilio se refiere en el mensaje al reciente pronunciamiento del Grupo de Lima, formado por varios países latinoamericanos, en el que se declara la Presidencia de Maduro ilegítima y se le recomienda que entregue el poder a la Asamblea Nacional.

“Como bien lo propone el Grupo de Lima, Nicolás Maduro Moros debe entregar el poder que está ejerciendo ilegítimamente y ponerlo en disposición (del) parlamento”, resalta la carta del presidente del TSJ.

En caso de no hacerlo, el TSJ y la Asamblea, como los “dos únicos poderes públicos legítimos de Venezuela reconocidos nacional e internacionalmente“, deben actuar dentro del ámbito de la Constitución para cubrir el vacío de poder, señala la carta.

Además, el TSJ señaló que el próximo 10 de enero “el régimen de Nicolás Maduro queda totalmente ilegitimado” y pidió al pueblo de Venezuela confianza en el poder judicial y el legislativo para el rescate de la democracia en el país.

Infobae

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Tendencia