En un discurso breve, Peña sostuvo que, según cifras del Ministerio de Educación, hay aproximadamente 55 mil estudiantes universitarios y terciarios de periodismo en la Argentina. Y unos 7 mil se reciben por año. Y afirmó: “Casado con una periodista, valoro y aprecio enormemente la inmensa tarea que tiene que ver con esa vocación periodística. Y es muy bueno e importante que esté. Y es muy bueno e importante que se transparente también la formación del periodismo para que sea un periodismo crítico, capaz de generar contenidos de calidad y de adaptarse a los momentos que estamos viviendo“.

El jefe de Gabinete sostuvo que en el gobierno de Mauricio Macri creen que “la democracia necesita un periodismo independiente, de calidad, que genere esa investigación y esos contenidos que interpelen al poder”. “Pero también somos conscientes de que estamos en un país con una inaceptable cantidad de pobreza, desigualdad y falta de oportunidades para muchos argentinos. Y tenemos que dar todo ese debate juntos. Por nuestra parte, como gobierno y como fuerza política que es Cambiemos, vamos a estar siempre junto a la defensa de los periodistas, la libertad de expresión, de la libertad de prensa y junto a ustedes para trabajar creativamente con la verdad sobre la mesa en todo lo que podemos hacer con estos desafíos de época que nos tocan”.

“No nos vamos a cansar de decirlo: valoramos mucho el trabajo de la prensa argentina. Valoramos mucho la calidad, el profesionalismo, la vocación de innovación, el emprendedorismo de la prensa argentina. Y creemos que no existe posibilidad de tener calidad democrática y una república sana, fuerte, con una ciudadanía comprometida, si esa actividad tan noble como es el periodismo y esa actividad tan desafiante y noble como es el empresariado periodístico no logra tener la sustentabilidad y la tranquilidad para poder trabajar con las condiciones que su profesión lo requiere”, afirmó el jefe de Gabinete.

Y siguió: “Creo también que es un excelente momento el que vamos a vivir a partir del año que viene para darnos un debate profundo, serio y hasta el hueso de esta discusión sobre el sector, sobre su realidad en la Argentina, su relación con el Gobierno, los gobiernos provinciales, la política en general. Cuando decimos hasta el hueso, es comprender que tenemos que discutir sobre temas concretos, poniendo la verdad sobre la mesa. Viendo qué aporta cada uno. En qué nos incomodamos un poco cada uno. En qué asumimos rol de liderazgo cada uno dentro de nuestras tareas y nuestros sectores”.

La senadora Gladys González, en la cena de ADEPA

La senadora Gladys González, en la cena de ADEPA

El funcionario contó que en estos dos años en el gobierno nacional lleva unos 160 reportajes exclusivos a diarios y unas 55 conferencias de prensa. “Creemos que los medios tienen que poder exigir ese comportamiento a todos los actores políticos en todos los rincones del país. Hemos dado el ejemplo también sancionando la ley de acceso a la información pública, creando una agencia de acceso a la información pública. Promoviendo y empujando una agenda de gobierno abierto para que toda la información del Estado esté disponible para quien sea. Que no sea un bien privado de un funcionario”.

En este marco, planteó: “Todavía tenemos mucho que hacer en la misma agenda con las provincias argentinas. Necesitamos un periodismo con una visión más federal. Necesitamos que la realidad de las provincias, en calidad institucional, sea una agenda compartida entre todos. Estamos seguros, como lo planteamos en la conversación con los gobernadores, que hay una conciencia de que todos tenemos que avanzar en ese sentido. Y vamos a trabajar en esa dirección. Pero también necesitamos a un periodismo independiente en cada rincón del país, en cada municipio del país que se anime a plantear esos desafíos. Hemos transparentado y regulado la pauta oficial y nosotros queremos seguir haciéndolo, llevándolo a carácter legislativo”.

Y agregó: “Es necesario reconocer que no existe tal cosa como un criterio único, transparente e inobjetable por todos respecto a la distribución (de la pauta publicitaria). Ya no entre los medios sino en los tipos de medios. En la convivencia entre lo digital, lo radial, lo televisivo y lo gráfico”.

“Tenemos que dar esa discusión y estamos abiertos a darla —explicó el ministro coordinador—. Como también aceptar el debate sobre que en un país con las restricciones que tiene se invierta lo que se invierte en publicidad oficial. No es lo normal en el mundo ni en los países donde nos queremos parecer. En la discusión sobre licencias, sobre espectros, sobre regulación de los medios audiovisuales y radiales hemos avanzado muchísimo. En el apoyo a los medios comunitarios, a la normalización de los trámites y las licencias para que justamente el Estado no sea un instrumento de presión del gobierno de turno para condicionar la libertad de expresión o para condicionar la libertad de prensa”.

“También nos tenemos que dar desafíos enormes que se vienen de la convergencia, de las nuevas tecnologías. Esperamos inversiones en el sector de telecomunicaciones, en un país en el que todavía en buena parte del territorio no existe acceso a internet ni a 4G de calidad. Y esa desigualdad, aun para los propios periodistas, es enorme y está mal. Nosotros vamos a trabajar para solucionarlo. Queremos a todos los argentinos conectados a banda ancha, a 4G, a 5G, porque creemos que es un derecho básico para todos. Y eso va a transformar aún más cómo nos comunicamos”, concluyó.

Fotos: Nicolás Stulberg

Infobae