Connect with us

Salud

Lipedema, el síndrome de la grasa dolorosa

Publicado

on

De qué trata esta enfermedad crónica que afecta al 11% de las mujeres

Las personas que sufren lipedema, una enfermedad crónica, son casi exclusivamente mujeres. Esta enfermedad les agranda los brazos y las piernas desproporcionadamente y luchan contra el estigma de ser tratada como una obesa que no hace esfuerzos para cambiar su cuerpo.

Sin embargo, ni la dieta ni el ejercicio puede poner solución a este problema del que se desconocen las causas y para el que no hay un tratamiento definitivo.

“El lipedema es una enfermedad crónica del tejido adiposo. La grasa que se acumula no es como la normal, por lo que no se puede eliminar ni con dieta y/o ejercicio. Esta grasa tiende a acumularse de forma simétrica en ambas piernas (y en ocasiones también en brazos), dejando intactas manos y pies”, así lo cuentan desde la Asociación de Afectadas de Lipedema de España (ADALIPE).

“Físicamente, muchas veces el dolor es importante, tanto como para poder interferir en tu vida diaria y en estadios avanzados poder llegar a limitar mucho el movimiento. También sufrimos hinchazón y esta grasa que presiona el sistema linfático y circulatorio puede ocasionar más problemas, más dolores, más molestias, e incluso a desarrollar un linfedema [una enfermedad del sistema linfático]”, explican.

Y agregan: “Más de una vez hemos tenido que lidiar con un montón de etiquetas o nuestra opinión ha sido cuestionada porque no cuadraba el esfuerzo con los resultados obtenidos. Y esta situación es aún más dura cuando viene de parte de un profesional al que acudes desesperada porque nada parece efectivo”.

Se cree que la lipedema empieza a desarrollarse por cambios hormonales que pueden darse al inicio de la pubertad, por un aborto o un embarazo, con la menopausia, durante tratamientos con hormonas o tras cirugías ginecológicas. Los pocos estudios realizados apuntan a la posibilidad de que también intervenga un factor genético.

Nexofin

 

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salud

Contar calorías no es la mejor forma de adelgazar

Publicado

on

Llevar un registro escrito y diario de lo consumido no sería lo ideal a la hora de ponerse en forma

Un nuevo estudio publicado por la Asociación Médica Estadounidense, mejor conocida como “JAMA” por sus siglas en inglés y consagrada como la publicacion a  la hora de intentar bajar esos kilos de más, podría no ser la más efectiva para millones de personas alrededor del mundo que luchan contra el sobrepeso.

La investigación concluyó que los fundamentos básicos de cualquier dieta deberían concentrarse más en la calidad de los alimentos ingeridos que en la cantidad de calorías consumidas, sobre todo si lo que se desea es, no solo bajar de peso sino poder mantener un estado físico saludable a lo largo de un largo período de tiempo.

Además sugiere que las autoridades sanitarias deberían enfocarse menos en pedirle a las personas que cuenten las calorías y más en que eviten los alimentos procesados altos en almidones procesados y azúcar agregado, como el pan blanco, harinas, meriendas y bebidas azucaradas.

La obsesión actual por contar las calorías de todo lo que se consume, potenciada por herramientas tecnológicas como aplicaciones que permiten “escanear” los alimentos y llevar un diario de lo ingerido, sería un camino erróneo que no llevaría a buen puerto.

Publicado y liderado por el Dr. Christopher D. Gardner, director de estudios de la nutrición del centro de investigaciones preventivas de Stanford, el estudio involucró la participación de 600 personas y la financiación por USD 8 millones provenientes del Instituto Nacional para la Salud y la Iniciativa de la Ciencia de la Nutrición, entre otros grupos.

A diferencia de otras pruebas científicas del pasado enfocadas en la reducción de peso, la investigación no limitó de forma estricta la ingesta de carbohidratos, grasas o calorías en sus participantes sino que puso el foco en que estos consumieran todos los alimentos naturales, integrales y “reales” necesarios para que no pasaran hambre en el proceso.

Nexofin

Seguir leyendo

Salud

Línea B: retiraron tres vagones por poseer un material cancerígeno

Publicado

on

Se trata de los coches CAF 5000, comprados al Metro de Madrid en el año 2011. Según informaron desde Sbase, esto no afectaría la frecuencia del servicio

Tres vagones asignados a la Línea B del Subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires serán quitados de circulación este miércoles debido a que contienen asbesto, un material con potencial cancerígeno.

La decisión fue tomada después de que un artículo del diario El País de España, lugar de donde provienen algunas de las formaciones, alertara sobre la presencia del mineral.

La medida fue anunciada mediante un comunicado oficial por Subterráneos de Buenos Aires (SBASE). En el texto exigieron “al metro español que confirme la presencia de este mineral en las formaciones compradas en 2011 para hacer frente a la extensión de la línea (B), las necesidades de renovar el material rodante y la mejora de la frecuencia”. Además, aclararon que “este componente no representa riesgo para los pasajeros ni para los operarios si no es manipulado”.

Ante este cambio, sostuvieron, la frecuencia de la línea no se verá afectada ya que se trata de tres formaciones sobre un total de 27 que hacen el recorrido Leandro N. Alem hasta Juan Manuel de Rosas.

Según reveló El País, el Metro de Madrid reconoció que los modelos de vagones más antiguos de la red de subtes de la capital española contienen amianto. Esos mismos coches son los que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires compró en 2011 y que en la actualidad circulan por la Línea B.

“Se trata de los modelos (CAF serie) 5.000 y 2.000, de entre 35 y 40 años, de las líneas 1, 6 y 9”, detalló en su artículo el mencionado medio español, que junto con El Mundo, dieron el alerta sobre la peligrosidad para la vida humana del amianto, según consignó Ámbito Financiero.

Nexofin

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Salud

Todo lo que hay que saber sobre el alquiler de vientre

Publicado

on

Cada vez son más los famosos que acuden a esta opción para cumplir su sueño de ser padres. Una ayuda de la ciencia que hasta ahora requiere sí o sí viajar al exterior.

En la actualidad, cada vez es mayor el abanico de posibilidades para lograr tener un hijo. Uno de ellos –que aún no está legalizado en nuestro país– es la subrogación o más comúnmente llamado “alquiler de vientre”.

En el primero, se utilizan los óvulos de la madre sustituta, y en el otro, a través de una Fertilización in Vitro, se transfieren los de la madre que quiere alquilar el vientre.

“Nosotros utilizamos esta última, para evitar que se cree un vínculo emocional entre la mujer gestante y el bebé”, sostiene el profesional, y aclara que aún en el caso de que los óvulos de la futura mamá no sean aptos para fecundar, se utilizan los de una tercera mujer que dona los suyos, pero nunca los de la que pone su vientre.

Primer contacto

Según el médico, la gran mayoría de las mujeres que acuden a él, ya intentaron previamente tener un hijo por vía natural u otro tratamiento alternativo. Como vive y tiene su Centro de atención en Miami, en el caso de que la mujer que quiere ser madre esté en la Argentina, dice que le consultan por teléfono o videoconferencia.

La búsqueda

Una vez que se detecta el problema, se deriva a la paciente a alguna Agencia encargada de buscar una madre sustituta. Una de ellas es Open Arms, ubicada también en Miami. Souad Dreyfus, su fundadora, cuenta que para seleccionar una madre sustituta se requieren varios requisitos, entre ellos: tener entre 21 y 38 años, estar en sana condición física, tener al menos un hijo que sea fruto de un embarazo sano, y que tenga una pareja o familiar que la apoye en su decisión.

La selección

La pareja selecciona la madre sustituta según su perfil, y cuando ya la tiene elegida, el Dr. Akerman la evalúa, le hace una ecografía, análisis de sangre, y demás, para determinar si desde el punto de vista médico es adecuada. Luego de esto, se realiza el primer contacto entre la pareja y la mujer gestante. Éste puede ser personalmente, o si están en diferentes países, a través de una videoconferencia.

Que coincidan

“El paso siguiente es el más difícil, ya que hay que coordinar el ciclo de la mamá biológica, para que en el momento que yo le saco los óvulos a ella, coincida con que el útero de la madre sustituta esté listo para recibir esos embriones. Ambos ciclos los manejo yo, o en el caso de que la mamá biológica esté en la Argentina, lo hace alguno de mis colegas de confianza, bajo mi supervisión. A la primera le doy medicación inyectable para estimular los ovarios, diariamente durante siete a diez días, y a la mamá sustituta le doy medicación para estimular el útero, también diariamente, de quince a veinte días”, cuenta el profesional.

¡Llegó el momento!

Dice que una vez finalizado este paso, sí es necesario que la pareja viaje hacia Miami. Allí monitorea a las dos mujeres con ecografías vaginales y análisis de sangre, hasta que llega el momento de la extracción de los óvulos, que se hace por vía vaginal con una sedación endovenosa suave, pero durmiendo a la paciente totalmente para que no tenga ningún dolor.

Etapa definitiva

El profesional explica que la manera de transferirlos es similar a como se hace un Papanicolaou o una colposcopía. La mujer está despierta, se le coloca en la vagina un espéculo (dispositivo) para mirar sus paredes y el cuello del útero, y por un tubito muy pequeño se colocan los embriones dentro del útero, con control ecográfico.

Los padres biológicos, si quieren, pueden estar presentes, aclara Akerman, y comenta que después de dos semanas que se extrajeron los óvulos, se puede saber si la madre sustituta está o no embarazada.

Nexofin

Seguir leyendo

Tendencia