Connect with us

Opinión

Mike Amigorena: “Con los medios on demand, nuestra televisión se empezó a abatatar”

Publicado

on

El actor dice atravesar una nueva etapa de su vida en la cual, ya sin la presión de “matar el hambre”, como dice, se vuelca a su esencia. Así es como, por ejemplo, una vez por semana va a cantar a un geriátrico. De todo eso, pero también del medio, Amigorena habló con Teleshow

Alejado de la televisión, Mike Amigorena visitó Teleshow para hablar de otra faceta de su carrera como actor: el cine. El también cantante protagoniza la película No llores por mí Inglaterra, que se estrenará el 31 de mayo.

Pero además el mendocino detalla su nueva actividad, a la que llama Jubilandia. Consiste en ir cada semana a un geriátrico distinto para hacer música folclórica para los abuelos.

—¿De qué se trata No llores por mí Inglaterra?

—Es una película muy grande, con un presupuesto enorme, con mil extras. Y de alguna manera nos cuenta la historia de nuestro deporte: cómo el fútbol llega a nuestro país de la mano de los ingleses a modo de entretenimiento, para que lleguen los hombres. Mi personaje, el general William Beresford, implementa el fútbol para entretener a toda la comarca, a la Colonia, y así poder conquistar cuando fueron las Invasiones Inglesas al Virreinato del Río de la Plata. Es una película para toda la familia.

—¿Qué fue lo que más disfrutaste de este proyecto?

—Me gusta mucho interpretar a alguien que existió. Cuando Néstor (Montalbano, director del filme) me propone hacer de William Beresford, me llaman la atención determinadas características suyas, como que es muy apegado a su madre. Junto con el maquillaje: es un personaje que lleva dos horas de maquillaje. Tenía que tener el pelo corto, por eso me quedó así: ahora ya me lo empiezo a dejar largo, pero tenía una calva de dos horas para la preparación. Y mientras más tapado (por el maquillaje) estoy, más divertimento, más puedo volar: es el niño mágico sale a flote. Cuando es un poco más real, más lavado, es más complejo.

—Con una máscara, ¿te sentís más protegido?

—Claro. Y como yo no soy eso que se está viendo, cuando estoy así soy más impune.

—¿Cuánto te afectan las críticas?

—Sé discernir: la crítica objetiva, la subjetiva. La crítica la tenés que tomar para aprender, para saber lo que se ve. Es muy importante la crítica. Y como todo lo hago de la mejor manera posible, cuando no pasa eso soy consciente; o sea que me merezco la crítica negativa en el caso de… No me hace nada la crítica, solamente la tomo como aprendizaje, tanto que me alaben como que me denuesten. Las recibo pero ninguna de las dos las hago mías. Es para aprender.

—¿Como ves la ficción argentina hoy?

—La veo quieta, por ahora. Son momentos en donde no hay que mover mucho, salvo que tengas muy en claro lo que querés. Pero me parece que es un proceso largo, que las redes, los medios on demand, Netflix, vinieron a imponer un método al que no estamos acostumbrados. Entonces empieza a abatatarse el productor, y los guionistas. Pero nosotros somos una cabeza muy inteligente: somos indisciplinados pero muy creativos gracias a la desesperación. Así que en algún momento vamos a repuntar, como desde hace mucho lo está haciendo el cine independiente. Ahora no hay tantas obras de teatro porque la gente está quieta, está necesitando armonía. El mundo está como convulsionado, no solo el país.

—¿Lo ves a nivel global?

—Me parece que sí. Uno no tiene que esperar nada de afuera, de un gobierno: el mejor camino es empezar a hacerlo por motu proprio ¿entendés? ¿Qué puedo hacer yo para estar mejor?; no depende del Gobierno. No, no. Para mí, es mi punto de vista, ¿no?

Mi hambre no está más en sobresalir en un elenco o conseguir el papel de mi vida

—¿Es difícil hacer cine en Argentina?

—No. El punto es confiar en tu idea y no necesitar apoyo de afuera. El afuera viene cuando ya estás armado. Cada vez que hice algo, fue porque lo hice por mí, no es que me ayudó alguien. Después vienen y te apoyan las empresas, los canales… Pero si vos no tenés algo que proponer, por más que venga el mejor gobierno y te dé plata para hacerlo… ¿Cuántas cosas feas o sin sentido se hacen porque te ayudan? Bueno, ¿cuántas cosas lindas se hacen “a pelo”, como se dice?

—Hiciste algo muy lindo los últimos meses: ir a cantar a geriátricos a tus tiempos libres.

—La idea nació porque llegué a ese momento en la vida en que ya tenés que empezar a dar, más que a pedir. Tengo mucha afinidad con los abuelos, con la gente grande, desde muy chico. Así que junto con amigos, con Gerardo Chendo y Andrés Dadamo, que son hermanos míos, actores, colegas, decidimos empezar a entretener, a darle una hora de alegría a la gente que por muchos de nosotros está olvidada. Y es justamente gente que ha llegado a la meta, que vive en la meta; o sea, no hay carreras para esa gente. Entonces, hay un intercambio muy noble y muy nutritivo para el espíritu, para el alma.

—¿Cuánto tiempo le dedicás?

—Es un show por semana. Tocamos el timbre y cantamos tangos, boleros, todas canciones que los abuelos conocen de toda la vida, y que vivieron. Marchas patrias, canciones de misa, chacareras, zambas. La música es una conexión universal de toda la vida, es un puente directo al alma. Entonces, para el abuelo es como agua para una planta sedienta. Y eso lo agradece. Y ese agradecimiento es el que nosotros necesitamos para ser, no sé… imbatibles, imbatibles por la decadencia de nuestra sociedad, por la pelea, y la pelea, la pelea, la pelea… Yo me limito no a pelear, sino a entretener.

—Cuándo salís de ahí, ¿qué te pasa?

—Es un antídoto, un combustible, que te hace valorar lo que tenés. Y que va a llegar lo que te va a hacer bien. Tenés que estar disponible.

—¿Esta acción apareció en este momento de tu vida por algo en particular?

—Debe ser por plenitud, por suerte. Porque ya no tengo más apetitos, objetivos por cumplir objetivos. Esto te tiene que nacer: no es fácil ir a geriátricos.

—El tiempo es lo más valioso que tenés.

— Sí, sí. Te querés mantener más joven, querés comer rico, ¿todo para qué? Siento que conseguí algo que ahora lo tengo que repartir. Mi hambre no está más en sobresalir en un elenco o conseguir el papel de mi vida. Y tengo proyectos: voy a sacar mi segundo disco solista, estreno otra película en septiembre, voy dos meses a España a hacer la obra de teatro El amor sos vos. Siento como que soy un comunicador de la mediación ¿no? Desde mi humilde punto de vista es posible vivir liviano, no vivir peleando. Cuando no necesitas más, irónicamente la vida te das más de lo que recibís.

Cantar para los abuelos es algo que te tiene que nacer: no es fácil ir a geriátricos

— Hoy estás en un estado más zen, más alejado de los medios, más calmo.

—En realidad, siempre fui así. Me ganaba el hambre que tenía para hacer lo que quiero, para que me conozca la gente, pero una vez que llegas ya está. No me puedo poner máscaras, ya hay cosas que no puedo hacer porque no me salen; solamente te salen a través de la desesperación, cuando tenés hambre, cuando querés que te conozcan… Ahora ya no. Entonces, hay un aparato tuyo que se apaga para siempre. Y todo lo que tenés, es la esencia.

— Y volver a eso.

— Y volver a eso. Estoy cada vez más mendocino, más de Maipú, de mi tierra, cada vez más hablo en la tonada. Volví a lo que soy.

Opinión

Publicado

on

Suba del dólar: el cambio en el BCRA no despierta entusiasmo y sigue la incertidumbre

El nombramiento de Luis Caputo como nuevo presidente del BCRA no fue suficiente para calmar al mercado de cambios. El dólar cerró a un récord de 28,85 pesos. Qué dicen los analistas

El mercado de cambios espera anuncios de la nueva conducción del BCRA (NA)

El mercado de cambios espera anuncios de la nueva conducción del BCRA (NA)

El dólar volvió a subir este viernes 42 centavos a $28,85 para la venta en bancos (1,5%) y registró así un nuevo máximo histórico en una jornada con alta volatilidad, y tras la renuncia de Federico Sturzenegger al frente del Banco Central.

Los analistas financieros coincidieron en que el cambio de nombres al frente de la autoridad monetaria y la falta de anuncios concretos todavía no son convincentes y traen incertidumbre, que potencia la demanda de divisas y perjudica a la opción por activos en pesos.

Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, consideró que “el nombramiento de Caputo fue un golpe de efecto para calmar las aguas del mercado, pero no sé si fue el mejor jugador que se podría haber elegido para el cambio de expectativas, porque no es un tecnócrata de la política monetaria”.

“Además es una señal débil desde la institucionalidad. Hasta hace 48 horas se presentaba a Sturzenegger como el funcionario que junto a Nicolás Dujovne rubricó el acuerdo con el Fondo, en el que se resaltaba la autonomía e independencia del BCRA. Con la llegada de Caputo, un ministro de Macri, la independencia a prori no queda bien establecida y es desalentador”, señaló el economista a Infobae.

SEGUÍ LEYENDO:

Para Martínez Burzaco, “el mercado está esperando un anuncio más contundente. Caputo no salió a hablar y por la mañana aún no tenía su equipo confirmado. Supongo que estarán trabajando durante el fin de semana para brindar el lunes un anuncio más contundente”.

“La situación urge tanto que puede pasar mucho tiempo hasta que sea confirmado por el Senado. El mercado necesita tener una idea clara sobre el tipo de cambio de equilibrio que pretende el Central, si hoy está barato o caro, cómo va a intervenir la entidad, si es que lo va a hacer… Hay muchas dudas y cabos sueltos“, enumeró el director de MB Inversiones.

Cecilia Ronchi, gerente de Trading de GMA Capital, puntualizó que “el cambio de Caputo, dado que el dólar no bajó, puede ser tomado como neutral en el mercado. En realidad, la percepción es que no ha cambiado nada. Es pronto como para decir qué va a pasar, pero se trató de un cambio de nombres y no de de fondo“.

El mercado necesita tener idea clara del tipo de cambio de equilibrio que pretende el Central (Martínez Burzaco)

“En el mercado de cambios el volumen operado el viernes fue mayor que el jueves (unos USD 590 millones). Si bien el precio del dólar subió, cuando se ven puntas vendedora y compradora, el mercado tampoco está de acuerdo con este nivel del dólar”, continuó Ronchi. Al cierre de las operaciones mayoristas, las posturas vendedoras pedían $28,45 por dólar, pero la demanda estaba dispuesta a convalidar 28,05 pesos.

“La estrategia del BCRA es no intervenir, las participaciones vendedoras serán anticipadas por subastas. No voy esperar intervenciones oficiales, así que también hay que esperar que continuará el volumen bajo de operaciones”, manifestó la gerente de GMA.

El ex director del Banco Central, Arnaldo Bocco, señaló con preocupación que “el tipo de cambio hoy no tiene techo, el dólar puede superar los 30 pesos antes de fin de año”, debido a la debilidad macroeconómica. “La situación da miedo, la deuda es muy grande y ya no hay confianza en el Gobierno”, afirmó.

SEGUÍ LEYENDO:

Bocco dijo que “la crisis fue generada por la pésima gestión económica y cambiaria del Gobierno”, mientras que “el Central agravó el problema de cuentas externas por una pésima política monetaria. Se podrían haber evitado muchos errores: dejarle al campo que tenga las divisas afuera es uno de ellos”.

Después de aumentar casi 22% en mayo, el dólar ya suma un alza de 13,1% en junio. Desde que empezó el 2018 se encareció 52,5%, frente a una inflación que se aproxima al 14% en el primer semestre del año. En doce meses el salto del tipo de cambio fue de 78,1%, frente a una inflación inferior al 30 por ciento.

Alejandro Bianchi, director de InvertirOnline, apuntó que “ya veníamos con una suerte de pérdida de confianza en los jugadores en el sentido de que el Central pronosticó una cosa en 2016 y le erró; en 2017 pasó igual, y por tercera vez y de forma muy fuerte, con un dólar por arriba de 28 pesos, las metas de inflación del 12% inicial y de 15%, quedaron muy lejos“.

El cambio de Caputo, dado que el dólar no bajó, puede ser tomado como neutral en el mercado (Cecilia Ronchi)

El economista Gustavo Ber opinó que “más allá de la positiva reputación de Caputo en los mercados financieros, su nombramiento en la conducción del BCRA no logró despertar entusiasmo, ya que los inversores siguen preocupados por la capacidad para resolver los desequilibrios ‘macro’, recuperar la confianza y cumplir con los duros deberes del FMI para contar con sus fondos”.

SALEN AL RUEDO BONOS DEL TESORO

Ante una fuerte expectativa sobre cuál iba a ser la estrategia cambiaria del nuevo titular del Banco Central, Luis Caputo, en la plaza financiera observaron que se profundizará la iniciativa de emitir bonos del Tesoro a mayor plazo y menores tasas que las LEBAC, en el pasivo del BCRA.

La Secretaría de Finanzas informó la licitación de dos bonos por un equivalente de hasta USD 4.000 millones, a ser suscriptos tanto en pesos como en moneda norteamericana. Una emisión será en moneda dual -pesos argentinos y dólares- al 2019 y otro solo en pesos, a tasa fija, con vencimiento en noviembre de 2020.

“Veo esto como un acuerdo del equipo económico con los bancos locales para ir desarmando esta bola de LEBAC, porque emitir nuevos bonos con esta incertidumbre es exponerse mucho. No es coincidencia que se licite un día antes del mega vencimiento del BCRA”, expresó Diego Martínez Burzaco.

Más allá de la positiva reputación de Caputo, su nombramiento no logró despertar entusiasmo (Gustavo Ber)

Pero esta estrategia también provocó un mayor desarme de tenencias en LEBAC en el mercado secundario, donde las tasas de interés implícitas alcanzaron el 60%, todo un síntoma de desconfianza sobre la deuda del Banco Central.

La entidad monetaria deberá afrontar la próxima semana un vencimiento de Letras por más de $500.000 millones, pero persisten las dudas de los operadores sobre la posibilidad de que se renueven en su totalidad, aun con tasas del 40% anual. Más pesos en el mercado podrían potenciar un aumento del dólar.

No obstante, Cecilia Ronchi, de GMA Capital, advirtió que “a seis días de la licitación de LEBAC la tasa que hay que estar mirando es la de 33 días, que se situó en alrededor del 40 al 43 por ciento. Estos rendimientos tienen que ver con el miedo de la gente, que está saliendo de LEBAC“, pues cuando hay mayores vendedores que compradores en el mercado secundario, bajan los precios y suben las tasas.

“El BCRA ya fue absorbiendo vencimientos con sus compras de LEBAC en el mercado secundario. La gente que quiso salir y comprar dólares ya los compró“, agregó.

Por la mañana, el ministro Dujovne afirmó que trabaja junto a la nueva conducción del Central en “una solución integral y definitiva para las LEBAC”, debido a que el desarme de este stock es uno de los fundamentos del acuerdo crediticio alcanzado con el FMI.

INFOBAE

Seguir leyendo

Opinión

Macri se pierde el Mundial

Publicado

on

A partir del jueves es el momento para que el Gobierno haga todo el zafarrancho junto.

Macri pasó por Ezeiza antes de que la Selección fuera a Europa. Pero él se quedó en el país, donde tendrá mucho trabajo durante el Mundial.

Macri pasó por Ezeiza antes de que la Selección fuera a Europa. Pero él se quedó en el país, donde tendrá mucho trabajo durante el Mundial.

Alejandro Borensztein

Alejandro Borensztein

Que nos presten 50.000 palos verdes fue una noticia ideal para la fría noche del jueves, que dio para ponernos contentos, abrir un tinto, entrarle a un guiso con papitas y arvejas bien calentito, y meterse en la cama haciendo cucharita felices y pipones.

En cambio, un guadañazo del gasto público por 200.000 millones de mangos para bajar el déficit fiscal era una noticia que podía haber esperado unos días más. Lo ideal hubiera sido anunciarlo el próximo sábado a la mañana, tipo 11:00, promediando el primer tiempo del partido Argentina – Islandia.

Evidentemente a esta gente todavía le cuesta encontrarle el timing a la comunicación. Comprensible, recién van dos años y medio.

¿De que estamos hablando? Veamos.

Ya faltan pocos días para que las verdaderas voces futboleras, las que agitan sus cantos de guerra, mandan a quemar el Gallinero, ruegan que se ahoguen los Bosteros, piden que se muera la Guardia Imperial, imploran que se quemen los Cuervos y tantas voces más, finalmente se callen y se guarden.

Mirá también

La Patria es el subsidio

Durante largas semanas, en cada pueblo del país, aflorarán de abajo de las piedras millones de advenedizos entonando el deplorable “…Vamos, vamos Argentina, vamos vamos a ganar, que esta barra bullanguera, no te deja, no te deja de alentar…”. Un espanto que a todo futbolero de alma que se precie de tal, lo deprime.

Pocos se animarán a reconocerlo, pero el verdadero futbolero, el que forma parte de esa minoría de experimentados, apasionados e incondicionales amantes del fútbol, puesto a elegir, prefiere que su equipo gane la Copa Libertadores antes de que Argentina salga Campeón del Mundo.

Hagan una encuesta a la salida del Monumental y no van a encontrar un solo hincha de River dispuesto a resignar la Libertadores a cambio de que Argentina gane un Mundial. Lo mismo ocurriría en cualquier otro estadio del país.

Si por casualidad apareciera en la Bombonera un hincha de Boca priorizando la Selección Argentina por sobre la azul y amarillo, éste sería inmediatamente catapultado desde la tercera bandeja hacia el Riachuelo.

Si usted, amigo lector, forma parte de esta honrosa secta, sabe que lo que estoy diciendo es rigurosamente cierto. Y si no forma parte, créame que no le estoy mintiendo ni un poquito.

Según las estadísticas, los ratings, los abonados, los asociados y demás datos, hay aproximadamente 5 millones de argentinos que viven el fútbol con una pasión desbordante. Van a las canchas a ver a sus equipos, miran los partidos por televisión y pasan sus vidas atravesados por la suerte de sus amados colores.

Mirá también

Cómo negociar con el peronismo (y para qué)

Los otros 40 millones suelen simpatizar con algún club, eventualmente miran algún que otro partido al pasar pero, en realidad, el fútbol les importa poco y desconocen casi todo sobre el asunto. Hasta que llega el Mundial.

En ese momento, o sea el próximo fin de semana, millones de abuelas, tíos, niñas, cuñados y demás personas a las que jamás les interesó el fútbol, comentarán preocupados que al medio campo argentino le falta marca o que los centrales no dan seguridad o que ellos se la hubieran tocado suave al primer palo y no fuerte y al medio como hizo ese burro. Habrá que explicarles una y otra vez la ley del offside y nos cansaremos de escuchar frases tales como “¿Por qué no lo ponen a Palermo?”.

Nosotros, los hombres y las mujeres que cada domingo damos el corazón, los que guardamos en la memoria los secretos del fútbol, los que sabemos que ya se jugaron todos los partidos posibles y además tuvimos el privilegio de verlos, tendremos que bancarnos esta humillación. Por eso los mundiales se hacen cada cuatro años en vez de hacerse todos los años. Por respeto a los verdaderos hinchas.

No es falta de patriotismo. Todos queremos que gane la Selección. Pero nosotros tenemos claro donde está lo importante.

El auténtico hincha de Independiente quiere que gane la Argentina, pero para él no es lo mismo si juega o no juega Agüero.

Mirá también

La democracia da fiaca

Los hinchas de River van a gritar el gol argentino de una manera muy diferente si lo hace el Pipita Higuaín, que juega en Italia pero arrancó en River, que si lo hace el pibe Pavón que es un fenómeno, pero juega en Boca.

Ese es el verdadero hincha. El que debemos cuidar y valorar, entre otras razones porque somos una minoría.

Y eso es lo que el gobierno debe aprovechar. Salvo los 5 millones que estamos esperando que empiece el campeonato local y se reanude la Libertadores de una buena vez, los otros 40 millones, durante casi un mes, no van a pensar en otra cosa que no sea el Mundial.

En otras palabras, a partir del jueves es el momento para que el gobierno haga todo el zafarrancho junto. El Presidente y su equipo deben concentrarse en lo que tienen que hacer y olvidarse del Mundial. Aprovechen, no sean giles.

Un poco ya se están avivando. Se reunieron con la CGT pero pasaron a un cuarto intermedio hasta el martes y ahí habrá anuncios. Nada que un buen dolor de muelas de Triaca no pueda postergar hasta el jueves. Listo, al mediodía arranca Rusia – Arabia Saudita y el viernes ya tenés un partidazo: España – Portugal con el basura de Cristiano Ronaldo. Pueden acordar lo que quieran que ya no le va a importar a nadie.

Los recortes grosos, la suspensión de obras públicas, la llamada a un gobernador para decirle “discúlpame, pero el ATN (Aporte del Tesoro Nacional) que te prometimos no va a salir”, son todas cosas que deben hacerse el jueves 21 a la tarde, durante Argentina – Croacia, o el martes 26 con Argentina – Nigeria.

El primer tiempo de los partidos de Brasil también garpa. Hasta el segundo gol la gente se engancha porque siempre está la posibilidad de que pierdan. No te da para anunciar toda una reforma laboral, pero un recortecito ministerial se la banca bien.

Los partidos de Uruguay son ideales para anunciar medidas duras. La gente los quiere a los yorugas y se pega al televisor hasta el final. Ahí te entra un aumento de naftas sin ningún problema.

Los partidos de Alemania, Inglaterra y España son ideales para despidos de tecnócratas o recortes de falsas pensiones por invalidez.

Mirá también

Querido Fondo Monetario

En fase de octavos de final hay que tirar toda la batería de malas noticias. Es el momento justo para que el INDEC actualice datos de inflación, actividad económica, desempleo, crecimiento, etc. No me guardaría más pálidas para cuartos de final porque nadie nos garantiza que lleguemos. A lo sumo me reservaría un nuevo tope a las paritarias o una minidevaluación para el caso de que lleguemos a semifinales o eventualmente a la final. Pero no especularía con el éxito.

También los opositores deberían avivarse. Moyano quiere hacer un paro el jueves y ya está pensando en ir amontonando camiones en la ciudad durante días como hicieron en San Pablo. ¿De verdad, Huguito vas a hacer ese quilombo? ¿Le vas a complicar el Mundial a 40 millones de argentinos? Yo te aviso que si ponés el Mundial en riesgo, en un minuto te van a quemar todos los camiones. No vas a tener tiempo ni de sacar los escarpines que cuelgan del espejito retrovisor.

Estuvieron más vivos los kirchneristas que armaron y coparon un Congreso del PJ el viernes pasado, rapidito antes de que el Mundial los eclipse. Gritaron por Néstor y Cristina, putearon un rato a Macri, siguieron con la joda de que la Patria está en peligro y después se desconcentraron con los helicópteros de juguete pacíficamente. No se los comió el Mundial. No hizo falta, con la molestia en el gemelo derecho de Ever Banega alcanzó y sobró para que no se entere nadie.

Nos dieron 50.000 palos para dormir tranquilos por un rato. Mucho más de lo que nadie se podía imaginar. Ahora no queda más remedio que hacer todo lo que había que haber hecho desde el primer día.

Conociéndolos y sabiendo que, como siempre, no van a explicar nada, aprovechen los goles de Messi que ojalá vengan y hagan lo que tengan que hacer.

Ardua tarea. El Presidente no va a tener tiempo de ver ni un partido. Lo lamento, macho.

Clarin

Seguir leyendo

Opinión

Macri: “El despilfarro y la corrupción jamás pueden ayudar a crecer a un país”

Publicado

on

En medio de su participación en la cumbre del G7, el presidente de la Nación Mauricio Macri advirtió que “el despilfarro y la corrupción jamás pueden ayudar a crecer a un país”, al tiempo que valoró como positivo el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Hubo “un apoyo único en la historia no sólo de Argentina sino del Fondo”, subrayó Macri en entrevistas concedidas durante la cumbre del G7 en Canadá y que publican hoy los matutinos La Nación y Clarín.

“Esto que se ha logrado -que es algo inédito en nuestra historia en términos de apoyo mundial, en cantidad de dinero y en la flexibilidad y el acompañamiento del plan por parte de los argentinos– es una oportunidad para que la Argentina consolide un camino de crecimiento y desarrollo”, apuntó. “El peronismo sabe que no hay lugar para la locura”, puntualizó además.

Para Macri en el mundo “nadie discute que Argentina es una potencia futura si hace las cosas que tiene que hacer”. Sin embargo, consideró que para eso lo que se requiere es “responsabilidad de toda la dirigencia argentina, en la que el Estado no puede gastar más de los ingresos”.

En este sentido, señaló que se trata de “una discusión que se tiene que dar en los próximos meses entre todos los dirigentes de la política, el empresariado, las universidades y los gremios”.

A todos esos sectores, Macri les “tener una sensatez que no hemos tenido en 70 años porque está en juego el futuro de los argentinos”.

“El despilfarro y la corrupción jamás pueden ayudar a crecer a un país. Estamos buscando que se acabe el despilfarro, la corrupción y los privilegios mal habidos. Eso va a potenciar el crecimiento”, puntualizó.

“La Argentina de la equidad macroeconómica es imparable”, remarcó el jefe del Estado al asegurar que será “el país que más va a crecer en los próximos 20 años”.

Macri señaló que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, con quien se reunió el sábado, le dijo que que “todos los accionistas” del organismo financiero “se habían manifestado públicamente en favor de apoyar” al país.

Lagarde “estaba fascinada con la calidad del equipo de Argentina, tanto de Hacienda como del Banco Central”, aseguró.

Dijo que se propuso al FMI un “proceso de aceleramiento (del acuerdo) que ellos aceptaron” y de ahí salió “esta propuesta que sorprendió al mundo entero y a los argentinos que opinaban” en forma escéptica.

Macri insistió en debatir los problemas del país “con la verdad sobre la mesa” en vez de seguir “engañando a la gente diciendo que hay soluciones mágicas”.

Si queremos acelerar ese crecimiento, tenemos que tener una política con la que se pueda vivir con lo que tenemos. Además, necesitamos bajar los impuestos, porque los argentinos están pagando impuestos por demás, y eso hace que crezcamos menos”, resumió.

“No hay otro camino hacia el progreso que el que estamos recorriendo, que es integrar a la Argentina al mundo, tener un gobierno que combata la corrupción, el narcotráfico, que apoye la libertad de expresión, que apoye el acceso a la información para que la ciudadanía pueda saber qué se hace con sus recursos”, expresó.

Acerca de la actitud que tomará el peronismo, consideró que esa fuerza de la oposición “ya se ha dado cuenta de que ha hecho mucho daño en el último gobierno y no hay más lugar para la locura, para la demagogia, la mentira”.

En este sentido, pidió seguir el ejemplo “de la gente común, que se levanta a las 6 de la mañana” y “trabaja todos los días”.

“En el presupuesto público no puede haber más privilegios de gente que no trabaja, que se jubila mucho antes, que cobra por cosas que no existen”, puntualizó.

“La gente común nos pide que tengamos una sociedad donde domine la cultura del trabajo, la superación personal, que no va más ese que encuentra un atajo, el que se acomoda con un político y se salva. No: se salva el que trabaja más y mejor”, subrayó Macri

Diario Popular

Seguir leyendo

Tendencia