Connect with us

Policial

“Narcovalijas” rusas: detuvieron en Alemania al “Señor K”

Publicado

on

Andrey Kovalchuk era buscado por los 389 kilos de cocaína hallados en la embajada de su país en Buenos Aires; fue arrestado en Hamburgo

El ciudadano ruso Andrey Kovalchuk, presunto líder de la banda de narcotraficantes que operaba desde la embajada de Rusia en Buenos Aires, fue detenido en Alemania, informó hoy su abogado, Vladímir Zherebenkov.

“Me ha llamado la esposa de Kovalchuk y me comunicó que su marido fue detenido en relación al caso de narcotráfico. En los próximos días la policía lo llevará ante el juez”, dijo Zherebenkov, citado por la agencia Interfax.

Con anterioridad, Kovalchuk, a través de su representante legal, se declaró víctima de una “provocación” llevada a cabo por los órganos de seguridad argentinos conjuntamente con los servicios secretos de Estados Unidos para desprestigiar la labor de la misión diplomática rusa.

El abogado precisó que su representado, declarado en busca y captura por la Justicia rusa, fue detenido anoche.

Fuerzas federales argentinas y rusas trabajaron en conjunto sobre una investigación que permitió desmantelar una red de narcotráfico que operaba desde la embajada de este país en Buenos Aires.

La operación, en la que fueron intervenidos 389 kilos de cocaína valuados en 50 millones de euros, arrancó en diciembre de 2016, cuando el embajador ruso en Buenos Aires, Viktor Koronelli, informó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de la sospecha de que en uno de los edificios auxiliares de la embajada había 12 valijas que podían contener droga.

En el marco de la operación, la droga fue reemplazada por harina y se permitió la salida de una parte con destino a Rusia. A su llegada, fueron detenidos los tres rusos que esperaban el cargamento.

Rusia desmintió, sin embargo, las informaciones de algunos medios argentinos acerca de que los narcotraficantes utilizaron la valija diplomática para el envío de la cocaína a Moscú.

“Es una soberana estupidez y algo absolutamente imposible, porque nuestro personal técnico no toma parte ni en la preparación del correo diplomático ni en su envío”, declaró el embajador ruso.

Con la detención de Kovalchuk son ya 6 las personas detenidas en el marco de la investigación.

EFE

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Policial

“No criminalizamos la protesta, pero no podemos permitir que rompan cosas”, dijo el gobierno porteño sobre la detención de Grabois

Publicado

on

El dirigente social estuvo demorado por algunas horas

El dirigente social estuvo demorado por algunas horas

“Bajo ningún punto de vista lo que pretendemos es criminalizar o hacer de una protesta política o reclamo social, un tema de seguridad. Pero tampoco podemos permitir que rompan cosas como lo hicieron ayer cuando se realizaron las corridas. En esta situación nuestro límite es la violencia”, aclaró el secretario.

Los incidentes frente a la dependencia policial se originaron en horas de la tarde ayer tras la detención de tres vendedores ambulantes senegaleses y dos militantes de la Ctep (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) en Constitución.  Los cinco -explicó D’Alessandro- fueron detenidos “en el marco de un procedimiento por el restablecimiento del espacio público” y los acusaron de “atentado y resistencia a la autoridad”.

“Estos operativos se hacen en el marco de la Justicia. Bajo la Ley de Marca, venta ilegal y ocupación del espacio publico. Hay muchos comerciantes que hacen denuncias porque pagan los impuestos. Es competencia desleal. En este caso los llevan detenidos cuando se lesionan a los inspectores“, agregó el funcionario.

Tras enterarse de la situación, Grabois acudió a la comisaría para cumplir el rol de abogado de los detenidos, en compañía de decenas de militantes que exigían la liberación de los aprehendidos. En ese marco, la tensión fue creciendo, comenzaron las agresiones desde ambas partes (policía y activistas) y el dirigente también fue detenido.

“Lo que sucede es que los dirigentes se juntan en esta de esta agrupación exigen la liberación, cortando San Juan. Cuando queremos recuperar un carril se produce esta refriega. Algunos policías agredidos y es ahí cuando se produce la detención de Grabois“, señaló. “Tenemos un policía con un dedo roto, una mujer policía con golpes en la caras”, agregó.

Con Grabois también preso, comenzaron a desplegarse aún más activistas que llegaron hasta la puerta de la dependencia para reclamar la liberación del dirigente, los militantes y los vendedores ambulantes. La protesta avanzó a pesar de la lluvia y avenida San Juan permaneció cortada hasta casi la medianoche.

Grabois en medio de las protestas

Grabois en medio de las protestas

Respecto al origen de la manifestación, se abstuvo de decir si fue algo armado o espontáneo. “Sería prematuro decir si fue algo armado. Esto me genera tristeza. Con estas agrupaciones sociales tenemos mucho diálogo
El epicentro de estas manifestaciones es la ciudad de Buenos Aires constantemente y nunca tenemos un problema”, resaltó.

“Puede existir una politización del tema. Somos siempre los que proponemos el diálogo. Generamos mesa de consenso para que se realicen las marchas sin ningún desmadre. Ayer tuvimos que actuar”, finalizó.

Seguir leyendo

Policial

Causa de los cuadernos: un empresario pidió recibo por las coimas

Publicado

on

Alejandro Pedro Ivanissevich quedó procesado como partícipe de la asociación ilícita
Alejandro Ivanissevich
Alejandro Ivanissevich

Para el juez federal Claudio Bonadio, el empresario Alejandro Pedro Ivanissevich participó de la asociación ilícita liderada por Cristina Fernández de Kirchner el 29 de abril de 2009. Ese día se subió en Suipacha 782 de la ciudad de Buenos Aires al vehículo que conducía Oscar Centeno. En el auto le entregó a Roberto Baratta un bolso con dinero. Más tarde, el hombre de confianza de Julio De Vido le llevó todo lo recaudado a Daniel Muñoz al edificio donde está el departamento de la familia Kirchner en la calle Uruguay 1306, en el barrio porteño de Recoleta.

Al momento de comparecer a prestar declaración indagatoria, Ivanissevich, dueño de Emgasud, firma que construyó gasoductos en el sur del país, presentó un escrito. Allí hizo una extensa descripción de su trayectoria como empresario ligado a Gas Camuzzi y luego como propietario de su propia compañía energética.

En su presentación el empresario manifestó: “Ahora me voy a explayar sobre la forma de hacer negocios en las empresas que participo. Estos valores de negocio que rigen a mi ética emprendedora nunca se podrá observar sobreprecios ni perjuicio alguno para el erario nacional”. Y agregó: “Si los proyectos no significaban un beneficio para el Estado Nacional y su desarrollo energético, yo no los desarrollaba”.

En el escrito, Ivanissevich desmintió todas las acusaciones: “Nunca obtuve una prebenda o un contrato sin haber competido con las mejores empresas nacionales e internacionales, nunca dejé de cumplir con compromisos asumidos, siempre arriesgué mi propio capital, nunca recibí un anticipo financiero del estado nacional y nunca usufructué de subsidios”.

Sobre el hecho que se le imputa, declaró que días previos al 29 de abril de 2009 Baratta lo convocó a su despacho para pedirle apoyo para la campaña de Néstor Kirchner como candidato a diputado nacional. En esa oportunidad -según Ivanissevich- “le expliqué que a raíz de los códigos de conducta que rigen mis empresas, la única posibilidad era efectuarlo a nombre propio y que eventualmente necesitaría un recibo”.

Claudio Bonadio (Maximiliano Luna)

Claudio Bonadio (Maximiliano Luna)

Siempre de acuerdo con la declaración del empresario, Baratta le explicó que necesitaban los fondos con urgencia por lo que le entregó 500 mil pesos. Ivanissevich dijo que el dinero que le dio a Baratta era de sus ahorros y no de su compañía. El día acordado para el pago, el ex funcionario del Ministerio de Planificación estaba esperando con su chofer, Oscar Centeno en la calle Suipacha 782.

Ivanissevich contó que el día anterior del encuentro con Baratta le ordenó al personal de contabilidad de su empresa que retire del banco, de sus fondos personales, los 500 mil pesos que le iba a entregar al recaudador del gobierno kirchnerista.

Así describió el momento del pago del soborno: “Yo llegué y subí al auto de Baratta, le entregué una bolsita con el dinero y dimos la vuelta manzana. Luego me bajé del auto y no lo volví a ver”.

A continuación, Ivanissevich vuelve a señalar un hecho que a primera vista parece cuanto menos insólito, que le pidió un comprobante por el pago de la coima: “Cabe aclarar que en ese momento Baratta no me entregó ningún recibo y por tal motivo yo le insistí durante varios meses que lo haga, pero nunca procedió de esa forma. Yo finalmente me cansé y no se lo volví a pedir”.

Infobae

Seguir leyendo

Policial

Salideras, piratería y tráfico de drogas: las escandalosas escuchas que desnudan los negocios de la barra de Boca

Publicado

on

En la causa por el doble crimen narco de Unicenter, el Tribunal descubrió a través de la intervención de los teléfonos una increíble cantidad de delitos que cometía una facción importante de la barra de Boca

El “Pelado” Ovejero y el “Zurdo” Moreira, los condenados por el crímen de Unicenter que abrieron las puertas de la intimidad de La Doce

El “Pelado” Ovejero y el “Zurdo” Moreira, los condenados por el crímen de Unicenter que abrieron las puertas de la intimidad de La Doce

Mientras ellos se presentan como los dueños de la pasión y los más fieles seguidores de una camiseta, la realidad muestra a cada paso que las barras bravas son asociaciones ilícitas. Diez días atrás, el Tribunal Oral Uno de San Martín condenó a dos capos de La Doce, Jorge El Zurdo Moreira y Víctor Hugo El Pelado Ovejero, como los ejecutores del famoso doble crimen de Unicenter el 24/7/08, cuando dos colombianos fueron asesinados en el marco de una guerra entre clanes. Y, este viernes, el Tribunal dio a conocer en una resolución de 106 fojas los fundamentos de la sentencia, y en 20 de ellas se transcriben las escuchas telefónicas que dejan en claro no sólo la interna que tenía por entonces La Doce, sino además una cantidad de delitos indeterminados de cometían los barras de Boca. Y hay de todo como en botica: salideras bancarias, robos a mano armada a locales de prestigiosas cadenas y joyerías, piratería del asfalto, narcotráfico y contactos policiales para liberar zonas y poder delinquir sin problemas. Espeluznante.

La investigación toma escuchas a partir de fin de julio de 2008 y comienzan gracias a un llamado anónimo al 911, donde una persona que jamás pudo ser ubicada dio los datos precisos de los barras que habían sido contratados como sicarios. Es más: se sospecha que fue una entrega de un sector de la barra para alejar al otro de la tribuna. Por entonces, los dueños del paravalanchas eran Mauro Martín y Maximiliano Mazzaro. Y el que oficiaba como tres, pero les peleaba el poder era Richard Willam Laluz Fernández, alias el Uruguayo, quien también fue a juicio acusado de autor intelectual de la masacre de Unicenter, pero terminó absuelto.

Desde aquel anónimo, la fiscalía trabajó sobre la hipótesis barra. Primero infiltró a un policía identificado como Eduardo O. quien había trabajado en el triple crimen de General Rodríguez e hizo un análisis con informantes sobre la situación de la barra y su participación en los asesinatos. Después un alférez, Marcelo C., ratificó varias circunstancias tras participar de un almuerzo en el club Comunicaciones donde había barras de Boca. Pero lo más importante fueron las escuchas que hizo la DDI de San Isidro. Buscando pruebas del crimen de Unicenter, se encontraron con un sinnúmero de delitos que llevaba hacia la facción de La Doce que tenía su poder en Barracas, Parque Patricios, Avellaneda y otras zonas del Sur del Conurbano.

“A partir de la intervención telefónica original surgían conversaciones vinculadas con el hecho y otras cuestiones. Hablaban de armas, de cometer robos a mano armadas, hablaban de sicariato“, se lee en el inicio del fallo. Y bajo el ítem “Actividades delictivas en general con la barra brava de Boca Juniors” se enumeran hechos, como un robo al local de la cadena Cheeky ubicado en Quilmes, otro a una sucursal de la firma Frávega, una salidera por una suma de 227.000 pesos con un dato obtenido por una “fuente judicial”, producida tras el cobro de un juicio en la sucursal del banco Ciudad ubicado en Corrientes y Uruguay de la Capital; otras dos salideras, una en Quilmes y otra en el microcentro por un monto millonario, y lo más inquietante: cómo esta última termina con uno de los barras presos y cómo se arregló la liberación gracias a un presunto pago a la comisaría Primera, que tenía jurisdicción sobre esa zona.

La escucha en la que se advierte la preparación de un atraco a un camión

La escucha en la que se advierte la preparación de un atraco a un camión

No es la única mención a arreglos con la Policía: en el marco de la guerra interna de la barra de Boca, hay varias intervenciones telefónicas donde se dice que ya se arregló con el jefe de los operativos de los partidos en la Bombonera y con un policía de la División Eventos Deportivos para liberar zonas o arreglar plantarles pruebas a los rivales por el poder del paravalanchas. Así, por ejemplo, entre la página 56 y 58 de la resolución se leen escuchas telefónicas entre el Pelado Ovejero y una persona identificada presuntamente como Horacio Enrique, alias el Ninja, quien fuera barra de Boca, estrella del arte marcial MMA y custodio de varios famosos. El siguiente es un extracto.

Horacio: “Estoy re rabioso, los mato, les mandaron fotos del Pinta (apodo que también pertenecería al Uruguayo Richard) a la Policía. No se puede ser tan hijo de puta. A partir de ahora no confío en nadie más, primero te arranco los ojos y después te pregunto. Lo mandaron en naca. Pero no pasa nada, tenemos todo arreglado con la Primera.

Ovejero: Mauro lo mandó hasta la japi. Vos sabés que yo tengo mis contactos. Esto me viene de la Policía.

Horacio: Ya está, ahora hay que arrancar con el Pinta para agarrar la barra. A mí del club me quieren y ya no tengo causas, a mí me limpiaron todo la semana pasada para poder sacar la visa. Vamos a llevar gente para fijar la espalda, sicarios, amigos míos.

Ovejero: Así te quiero papá. La barra es tuya y del Pinta. Ahora nos vemos allá.

Al instante Ovejero habla con la mujer diciéndole que no va a poder ir a buscar al hijo porque “tengo que ir a la cancha porque va a haber quilombo, la barra la va a agarrar Horacio y ahí yo tengo una mensualidad, muy buena plata”.

A continuación se transcribe en la resolución otras escuchas entre el Zurdo Moreyra, el Uruguayo Richard, el Pelado Ovejero y otro barra apodado Geme donde se habla de dos atracos de piratería del asfalto y un galpón en Avellaneda para guardar el botín.

Un amigo me pasó el dato para mañana. Salen llenos de mercadería. Ropa Adidas y repuestos de Renault. Van por la Calchaquí hasta 12 de octubre. Hay siete semáforos como para carretear. Tené un pisito grande que el camión sale en tres horas”, se escucha en la charla.

Si asusta ver con la impunidad que los barras se manejan hablando de robos, salideras o sicariatos, también eriza la piel cuando se refieren al narcotráfico. Ahí Ovejero habla con otro barra apodado Polaco sobre un negocio de droga traída de Brasil que no salió como esperaba. “Tengo 30 lucas en la calle y encima toda esta mierda que es intomable, porque si fuera buena por lo menos me la tomaría yo y estaría más contento”, dice el Polaco.

Una salidera bancaria en preparación, según se deduce en las escuchas

Una salidera bancaria en preparación, según se deduce en las escuchas

También hay escuchas donde queda claro cómo marcan gente para salideras. Así se escucha a uno de los barras decir “retira 227. ¿Va el número no? Está con un bolso de cuero grande, con traje gris, camisa blanca, un poquito más alto que yo, un poco gordito, corbata anaranjada, con pintitas eh”, para que agarren a la víctima en la calle después de salir del banco. Y como es la sucursal donde se pagan las cuestiones judiciales del banco Ciudad, queda claro que el dato sale de un juzgado que el barra no precisa. También hay escuchas sobre robo de automotores, a joyerías y venta de pistolas automáticas. Un combo letal que mezcla barras con delitos indeterminados y que según los investigadores es tan sólo la punta de un ovillo que se extiende como mancha de aceite por todas las barras bravas argentinas.

Seguir leyendo

Tendencia