Connect with us

Politica

Néstor Otero, el empresario que le “regaló” un hotel y una casa a Jaime, quedó al borde de la detención

Publicado

on

El dueño de la Terminal de Ómnibus de Retiro está involucrado en el caso de los cuadernos
Néstor Otero, otro de los empresarios que desfiló por Comodoro Py
Néstor Otero, otro de los empresarios que desfiló por Comodoro Py

El juez Claudio Bonadio rechazó el viernes por la tarde el pedido de exención de prisión presentado por el empresario Néstor Otero, quien es uno de los tantos indagados en la causa que se inició a partir de la copia de los cuadernos en los que el chofer Oscar Centeno anotó detalles del sistema de delivery de coimas en el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo. El empresario quedó al borde de la detención.

Otero se había negado a declarar, presentó un escrito y no reconoció haber entregado bolsos con billetes a Roberto Baratta, número dos del ministerio de Planificación que encabezó Julio De Vido durante 12 años. Otero aparece en varias ocasiones en los cuadernos que escribió Centeno: una vez entregando un bolso calculado en USD 250.000 y en otra regalando vinos y champagne a Baratta, por ejemplo.

Cuando se presentó a declarar, en su escrito dijo que el día de la entrega de bolsos con dinero estaba de viaje en Paraguay. Además explicó que para entonces-junio de 2015- el área de Transporte del gobierno kirchnerista no estaba a cargo de Planificación, sino que había pasado a la cartera de Interior que manejó Florencio Randazzo.

Otero fue un coimeador oficial de Ricardo Jaime. Eso quedó probado en un juicio en el que el ex secretario de Transporte admitió ser coimero. Jaime-preso en la cárcel de Ezeiza- confesó en un juicio haber sido coimeado por Otero. El dueño de la concesión de Retiro le pagaba el alquiler del departamento donde vivía Jaime. Es decir que el funcionario que debía controlar al empresario vivía en un departamento que le pagaba el hombre de negocios. Corrupción pura y dura.

Otero tardó apenas 37 días en comenzar a coimear a Jaime. El funcionario asumió el 28 de mayo de 2003 y el empresario pagó por primera vez el alquiler de su departamento el 4 de julio de aquel año. Es decir que desde el mismo inicio del gobierno se estableció un sistema de coimas-de formas diversas- en el área de Trasporte. No se comprobó judicialmente  la entrega de dinero en efectivo, pero los investigadores no lo descartan.

Otero fue muy generoso con Jaime. Le regaló-entre las cosas que se pudieron comprobar en los tribunales- un hotel llamado Saint Tropez en la ciudad cordobesa de Carlos Paz. El hotelero, como se ha dicho infinidad de veces, es un gran negocio si se tiene que lavar dinero proveniente de coimas, por ejemplo.

También le regaló una camioneta Kia que Jaime usó para una campaña electoral en Córdoba, donde ejercía como jefe del Frente para la Victoria.

Pero la coima/regalo más contundente fue una casa en un barrio cerrado de la zona norte del Conurbano. El cuñado de Otero compró una casa en el barrio Camino Real de San Isidro.  Esa casa fue puesta a nombre de María Filomena Pfaffen, madre de Silvia Reyss quien en la época de la recaudación desenfrenada era la pareja de Jaime.

La señora Pfaffen vivía en Río Gallegos, Santa Cruz, y la casa de fin de semana le quedaba un tanto lejos. Esa casa era la que usaba Jaime los fines de semana en los que no viajaba a Córdoba. Así lo atestiguaron los choferes de Transporte que llevaban al ex funcionario hasta Camino Real.

Pero también se probó que la casa era de Jaime cuando se produjo un allanamiento pedido por el fiscal Carlos Rívolo que investigó por enriquecimiento ilícito al ex secretario de Transporte. Había allí un gimnasio que encajaba más con el perfil de deportista que tenía Jaime que con el de su suegra de, por entonces más de 75 años. Se hallaron facturas de agua y gas a nombre de Reyss y regalos dedicados al “compañero Ricardo Jaime”. La casa era de un funcionario público que debía controlar al empresario que la mandó a comprar.

Aquella compra se realizó en abril del año 2006. En mayo de aquel año Jaime cumplió con Otero. Por el lado del Estado Jaime y por el lado de la empresa Otero firmaron un acuerdo para la extensión del contrato de la Terminal de Ómnibus de Retiro hasta el año 2015. Las condiciones en que Otero se quedó con el negocio fueron peores para el Estado. El decreto 1962 que firmaron el 28 de diciembre de 2006  –Día de los Santos Inocentes-  Néstor Kirchner, De Vido y Alberto Fernández le extendió a la empresa de Otero la concesión de la Terminal de Retiro hasta 2015. La casa en Camino Real fue el pago por aquel decreto.

El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

El ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime.

Otero era un habitual contribuidor al sistema de recaudación de Jaime. No suena extraño que para la campaña de 2015 haya hecho una entrega extraordinaria de dinero, tal como anotó Centeno.

La información sobre las coimas de Otero a Jaime fueron reveladas en los medios en 2010 y el empresario fue procesado por el delito de dádivas. Incluso llegó a juicio en 2015-después de una interminable lista de chicanas para que prescribiera el caso- y entonces recibió una probation. Jaime confesó y pactó una condena y el empresario hizo trabajos comunitario.

Mientras todo esto se conocía, Otero-que aún está a cargo de Retiro y se presentó a la licitación para continuar con la operación económica de la Terminal-  no dejó de hacer negocios. En 2014 el gobierno de la Ciudad, a cargo de Mauricio Macri, le otorgó la posibilidad de construir la Terminal de Ómnibus del Sur, en Villa Soldati. Una excelente idea desde el punto de vista de la descentralización, para descongestionar Retiro y para facilitarles a los vecinos de los barrios del Sur de la Ciudad, accesibilidad a los micros de larga distancia.

Ese negocio, que aún no funciona, fue entregado por el macrismo-con el voto del PRO y de casi todo el FPV de la Legislatura- a Otero cuando su perfil de coimeador era público y notorio. Tal vez no se enteraron o tal vez no les interesó.

Foto portada : quedigital

Politica

Presentan una ley corta para fortalecer las industrias culturales locales

Publicado

on

 La iniciativa del senador nacional Alfredo Luenzo, busca impulsar “a los emprendedores, trabajadores, cooperativas y pymes locales” que reflejan la diversidad cultural de nuestros país y que distribuyen la generación de puestos de trabajo en todo el país”. Ratifica la neutralidad de redes y recupera el marco normativo previo al decreto que modificó las leyes de Servicios de Comunicación Audiovisual y Argentina Federal

El senador nacional por Chubut Alfredo Luenzo presentó un proyecto de ley en la cámara alta que declara de “interés público el desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones y las Telecomunicaciones” y que, además, restablece el marco regulatorio en materia de contenidos previo al decreto 267/15, que estaba estipulado por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (ley 26.522).

Luenzo explicó que su propuesta se basa en “avanzar en una ley corta que permita reunir amplios consensos en las dos cámaras” que tiene como objetivo “unificar la regulación en materia de contenidos audiovisuales y dotarlos de un modelo con fuerte identidad federal, que exprese la diversidad cultural de la Argentina y la pluralidad en cada rincón del país”.

El senador chubutense subrayó que el proyecto quiere dar “respuesta al reclamo de diversos sectores vinculados a la sociedad civil y al mundo audiovisual como cineastas, actores, directores y productores de televisión, compositores, músicos y entidades gremiales que nuclean a los trabajadores, que piden recuperar la legislación que el decreto de 2015 dejó en una laguna y que al mismo tiempo contenga los desafíos que está presentando el avance tecnológico”.

Para Luenzo, es “clave recuperar este marco normativo” ya que fijaba criterios relacionados con “la protección del interés general, la salud pública, la minoridad y niñez, la defensa al consumidor y a la industria y producción nacional” pero a la vez remarcó la importancia de “fijar un criterio más amplio e incluir contenidos que antes no fueron estipulados para que se unifique a toda la actividad audiovisual”.

En ese sentido, el proyecto de Luenzo faculta al Estado para la regulación de contenidos “cualquiera fuera el medio de transmisión utilizado”.

De este modo, los contenidos audiovisuales difundidos por la radio y la TV abierta y por la totalidad de los servicios de radiodifusión por suscripción, ya sea por vínculo físico, radioeléctrico y satelital “quedarían sujetos a lo dispuesto por la ley de medios y se consagraría una coherencia normativa entre todos los prestadores de contenidos audiovisuales”.

Por otro lado, la iniciativa busca impulsar “a los emprendedores, trabajadores, cooperativas y pymes locales que reflejan la diversidad cultural de nuestros país y que distribuyen la generación de puestos de trabajo en todo el país”. Para ello, quiere darle “herramientas al Estado para que salgan fortalecidas las industrias culturales locales a través de políticas concretas que incentiven la competencia y desconcentren la comercialización audiovisual”.

“Esto permitirá que por un lado, que los contenidos no vengan enlatados directamente de las grandes urbes con un visión centralista de la problemática del país, sino que por el contrario representen la coyuntura y problemática de nuestros municipios y pueblos y, por otro, que en esa dinámica que fomenta contenidos locales y las industrias culturales se empiecen a crear cientos de puestos de trabajo directamente en pueblos y municipios”, afirmó.

Asimismo, dijo que “tiene un fuerte sustento democrático” el marco normativo en materia de contenidos que retoma de la ley Servicios de Comunicación Audiovisual ya que “fue debatida en todo el país”.

Recordó que esta legislación fue el resultado de un intenso intercambio “con todos los sectores empresarios, de los trabajadores y los usuarios”, que se nutrió del “aporte de docentes y estudiantes que llevaron el proyecto a las universidades nacionales de todo el país” pero que a la vez sumó “propuestas de las entidades intermedias de la sociedad civil” en temas basados en la protección de los derechos del niño, en términos de igualdad de género y de protección de los consumidores, entre otros.

Respecto a las consideraciones técnicas en materia de TIC’s y Telecomunicaciones, la iniciativa de Luenzo busca garantizar “el acceso de la totalidad de los habitantes de la República Argentina a los servicios de la información y las comunicaciones en condiciones sociales y geográficas equitativas, con los más altos parámetros de calidad”.

Para ello, el proyecto estipula que las licencias para brindar servicios de comunicación audiovisual serán por 10 años contados a partir del 1° de enero de 2016, fecha en la que entró en vigencia el decreto 267/15 que modificó el marco jurídico anterior.

Además busca ratifica el criterio de la “neutralidad de las redes” previsto en el esquema de “Argentina Federal” (Ley 27.078) por el cual “los proveedores de servicios de red deben brindar todo contenido que trafica por ellas en las mismas condiciones técnicas y en forma indiscriminada”.

El objetivo de este principio –dijo- es “garantizar igualdad de tratamiento para todo el contenido que transita por las redes de internet y esto implica que no se priorice por razones comerciales o por alguna otra decisión sea personal o corporativa el tráfico de datos, de velocidades ni puntos de acceso”.

“Estamos trabajando activamente desde la Comisión de Medios del Senado que presido para apoyar a la industria audiovisual argentina, para fomentar la creación de puestos de trabajo de un sector que viene muy golpeado por la coyuntura económica, pero también en sentar nuevos lineamientos para la construcción de una identidad nacional frente a la enorme cantidad de material internacional que se distribuye por la pantalla chica y que además producto de los avances tecnológicos las audiencias se están trasladando a contenidos a demanda mediante suscripción y por eso necesitamos e adaptar nuestra legislación para que contengan estos desafíos y les dé respuesta a consumidores y trabajadores. Nos hemos reunido con ellos antes de presentar este proyecto y ahora vamos a convocarlos, escucharlos, y ampliar la propuesta durante el debate parlamentario”, concluyó Luenzo.
Fuente: Prensa Alfredo Luenzo

Seguir leyendo

Politica

Marcelo Tinelli, a solas con Teleshow: la política, María Eugenia Vidal, el rating de “ShowMatch”, los visitantes en la Superfinal

Publicado

on

Desde Bolívar, donde participó después de cinco años de la maratón en homenaje a su papá, el conductor del “Bailando” brindó una entrevista donde no esquivó ninguna pregunta. Sus ganas de hacer política, la polémica con Gustavo Yankelevich por Laurita Fernández y su vuelta como productor de ficción

 

Habla de destierro Marcelo Tinelli: “Es el peor castigo para una persona —sostiene—. Y es irme como yo me fui“. Porque a sus 10 años se enfermó su padre, Dino Hugo. “Y de un momento a otro desaparecí de Bolívar en un auto manejado por un señor. Yo iba en el asiento de atrás junto a mi mamá; en el del acompañante viajaba mi papá”.

Destaca entonces la puesta en valor del edificio de Salud Mental del hospital de su ciudad, que inauguró en el mediodía del sábado 3 junto al intendente, Marcos Pisano, y el diputado nacional Eduardo Bali Bucca. “Esto me toca y me atraviesa por la historia de mi familia. Si (años atrás) hubiera estado este centro, mi mamá hubiera podido ser atendida acá, en Bolívar“, lamenta el conductor de ShowMatch, quien rato después visitará la nueva Sala de Lactancia, a pocos metros de allí. “Pero esto no termina acá —asegura—. Vamos a seguir haciendo cosas por Bolívar“.

Esa misma tarde lo esperaría la vigésima edición de la maratón de la ciudad, en la que no participaba desde hacía cinco años. “Corrí en una pierna. Y lo hice por mi papá: no podía fallarle a la maratón que lleva su nombre en estos veinte años”, le confía Tinelli a Teleshow, siguiendo el debut de su equipo, Bolívar Voley, en la Liga Argentina, desde su palco en el estadio.

“Hace muchos años que no puedo correr esta distancia (10 kilómetros). Tengo la rodilla muy mal. Me infiltré. Sabía que podía llegar al kilómetro cinco, seis; después no iba a poder. En el kilómetro siete se me endureció la rodilla: se me llenó de agua, se hinchó, era un bloque. Yo arrastraba las piernas. Y llegué con el corazón, con el alma. Y fundamentalmente,lo hice por el aliento de la gente, que me iba llevando: ‘Vamos, vamos que ya termina…’. Ya después eran 800 metros, 600, 500…”.

Exhausto, Tinelli termina la Maratón Dino Hugo Tinelli y busca los brazos de Guillermina Valdés. Entonces se fundirán un abrazo, se darán un beso: “Estoy fusilado de la rodilla”, le confiará el conductor. Es que no debería haberla corrido: se lo dijeron los médicos. “Pero no podía fallarle a mí papá…”, dijo él

Exhausto, Tinelli termina la Maratón Dino Hugo Tinelli y busca los brazos de Guillermina Valdés. Entonces se fundirán un abrazo, se darán un beso: “Estoy fusilado de la rodilla”, le confiará el conductor. Es que no debería haberla corrido: se lo dijeron los médicos. “Pero no podía fallarle a mí papá…”, dijo él

—Hablaste del desarraigo. ¿Algún día volverás a vivir en Bolívar? ¿Tal vez en tus últimos años?

—Puede ser… Yo no descarto nada en la vida: jamás pensaba en irme a Buenos Aires y de un día para otro lo hice. Bolívar me encanta: me conecta con mi familia, con mi sangre. Por eso, ¿nunca viviría en Bolívar? No… Por ahí algún día vuelvo. Este es mi origen. “Hecho en Bolívar”. Lo siento así. A mí la Provincia de Buenos Aires me motiva mucho. Tengo tres ciudades que me movilizan mucho. Bolívar, donde nací. Después Mar del Plata, donde iba con mis viejos: tengo una foto a mis tres años con el Edificio Havanna atrás, que lo estaban construyendo. Y Necochea. Cuando conozco a Guillermina (Valdés), hace seis años, ella me lleva a Necochea. Es la mezcla justa entre Mar del Plata y Bolívar: tiene el pueblo y la playa. Me siento muy feliz ahí.

Es inevitable: te tengo que preguntar de política. Porque hablás de la Provincia. Y venís de dar un discurso político al terminar la maratón, donde dijiste que todo lo que se hizo en Bolívar, lo que hiciste, se puede replicar en Buenos Aires y en el resto del país.

—¿En serio? ¿Te pareció un discurso? No lo quise llevar para ese lado. Digo cosas que siento: está bueno soñar, tener esperanzas. Y está bueno poder estar haciéndolo desde la absoluta verdad y desde los hechos concretos. Porque esto se ve (en Bolívar): desde hace 20 años lo venimos haciendo. Siempre dije que no lo descarto (hacer política). Tal vez será un momento para cuando deje un poco mi carrera profesional. Me gusta mucho el servir, estar al servicio del otro, el hacer cosas para mejorarle la calidad de vida a la gente. Entonces, no puedo descartar algo que por ahí haga el día de mañana. Pero no sé cuándo: yo no tengo los tiempos electorales, de que haya una elección en tal fecha. Yo digo que lo voy a hacer. Cada vez me gusta más, me meto más a ver las cosas que están pasando. Me siento un hombre de la Provincia. Con nuestra fundación colaboramos con hogares de villa Puerta de Hierro (en La Matanza), en José C. Paz, en Itatí. Piso la Provincia y siento que es mi casa. Así que no puedo decirte que no… Pero no sé si es hoy.

—¿Y la reunión con María Eugenia Vidal de hace unos días?

—Con María Eugenia tengo una relación de muchos años, de cuando ella estaba en la Ciudad, en Acción Social con Mauricio (Macri), y teníamos la mejor con ella. E hicimos muchas cosas en la Ciudad; también con Horacio (Rodríguez Larreta). Desde esos años vengo con ella. Y me encanta charlar con ella de todo lo que es la Provincia. Y te puedo asegurar que cada charla nuestra son de tres horas hablando de cómo funciona la Provincia, y cómo la veo yo. Yo también la consulto sobre lo que estamos haciendo acá, en Bolívar, y cómo lo ve ella. Siempre tenemos un día y vuelta muy bueno.

Voy a hacer política, pero no sé cuándo: yo no tengo los tiempos electorales

—¿Hablamos de televisión? Viene subiendo el rating de ShowMatch: el viernes hubo un empate técnico con La Voz Argentina.

—Sí, y ese día también tuvimos picos más altos. El programa se asentó mucho en todo este tiempo. Es difícil competir cuando hay programas muy fuertes y muy buenos, como La Voz Argentina y 100 días para enamorarse. Nosotros arrancamos de un rating muy bajo, ellos arrancan de un rating muy alto, y eso complica muchas veces. Pero nosotros somos guerreros de la tele. Quiero ganar, por supuesto. No soy hipócrita y digo: “No, a mí no me importa ganar o perder”. ¿La verdad? Quiero ganar. Y si perdemos, vamos a tratar de buscar (ganar) en el otro programa… La suerte es que todos los días tenemos revancha, para bien y para mal, eh. Ganás, y al otro día tenés que salir a defender a el título. Trabajamos para eso.

Además, la del rating es una batalla que te gusta dar.

—Me encanta. Pero ya han pasado… Yo he tenido muchas, en 30 años de tele. Un día terminás cuarto, otro día segundo, al otro primero. Yo no soy de hablar mucho de rating, no me gusta. Y hemos ganado muchos años, y fuimos líderes… Y este año también hemos ganado. Me parece muy infantil hablar de rating solamente cuando ganás. Para la industria, está bueno que le vaya bien a todos, aunque siempre a uno le irá mejor que al otro. Pero a mí me encanta que le vaya bien a la ficción nacional, también al entretenimiento. Tengo esa concepción. Tratamos de hacer el mejor programa. Y que le guste a la gente. Y si hay una competencia, está muy bueno: nos pone la vara más alta, nos hace ser mejores, y muchas veces nos inspira para un montón de cosas.

Tinelli, en Bolívar

Tinelli, en Bolívar

Por cómo es el Bailando, y por tu modo de conducir, pasa como en el fútbol: el equipo se va armando con el correr de los partidos.

—Totalmente. Y vos pensá que este año tuvimos un problema muy grande: arrancamos muy tarde. El Bailando se va construyendo, y una cosa es arrancar en mayo: ahora deberíamos estar en el mes de junio, y estamos en noviembre…

Pero terminás en diciembre.

—Sí, el 20.

¿Y cuándo volvés?

—Por ahí arrancamos antes: nuestra idea es empezar en abril. Nos estamos preparando para eso. Estamos muy contentos con la productora, con LaFlia. Tenemos firmado otro programa con Canal 13. Y quiero volver a producir ficción el año que viene: tengo un par de ideas. Así como en el 2000 empezamos con Okupas, y también hicimos otro tipo de programas como Todo x $2, tengo ganas de hacer otras cosas. Hay una idea que no la quiero decir hasta no firmarla.

—¿Pero un indicio? ¿Cómo sería?

No un mundo tan marginal, pero sí una historia muy argenta. Acabamos de contratar a Gustavo Marra, que es un muy buen productor de ficción. También está Nachito Lecouna. Estamos armando el equipo.

—No sería algo costumbrista.

—No, no. Vamos a hacer tres unitarios el año que viene. Y tengo ganas de exportar algún contenido: tenía ganas de hacer lo de Netflix, la historia de Ricky Martin, pero no sé si podrá dar.

—Sos hombre de fútbol. Público visitante en las finales entre Boca y River, ¿sí o no?

—Lo tienen que decidir los organismos de seguridad, más allá de los clubes. Si Argentina no está preparada para recibir público visitante en el clásico de Rosario y juegan a puertas cerradas en la cancha de Arsenal… Me parece que un Boca-River en la final de la Copa Libertadores tiene un alto riesgo. No es una cosa fácil. Si vos me decís en las condiciones actuales del país, te diría que hoy no.

—Se produjo algo confuso con Gustavo Yankelevich por la ausencia de Laurita Fernández en los Premios ACE. ¿Cómo lo viviste?

—Me sorprendió. Hablé yo personalmente con Gustavo y me dijo que no tenía ningún problema; al contrario. Me dijo que le hubiera gustado que Laurita hubiera estado. Y sí, está bien, me parece perfecto. Pero Laurita tenía un contrato con nosotros. ¡Ojalá hubiera podido ir! ¡A mí me hubiera encantado! Pero no la podía reemplazar de viernes a lunes; yo no tenía con quién reemplazarla. Ya sabía Laurita, ya sabía Gustavo. Entiendo que tenía el vestido preparado y todo, pero es como que yo dijera hoy: “Bueno, a mí me hubiera gustado que Laurita fuera jurado y cancele una función de Sugar“. No se puede eso. No se puede hacer. Y tiene un contrato con nosotros.

—Fue nada más que por un compromiso laboral.

—Sí. Yo a Gustavo lo adoro, lo amo, es mi maestro. Jamás podría estar enojado. Él me dice a mí que no está enojado conmigo. Y no veo el motivo de enojo: fue aclarado apenas él lo pidió. Yo no podría tener un conflicto con él. Es más: soy la persona que más manija le da a todas las obras que maneja Gustavo Yankelevich en la cartelera porteña.

Marcelo Tinelli, en su encuentro con Teleshow (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)

Marcelo Tinelli, en su encuentro con Teleshow (Fotos: LaFlia / Negro Luengo)

—¿Te sentiste incómodo con la polémica?

—No, me sentí incómodo por tener que haber aclarado algo con una persona con la que ya había hablado y estaba todo bien. Acá no hay ninguna polémica en todo esto. Si está todo bien. Y a Gustavo lo amo. La sala del Hospital de Pediatría de acá se llama Romina Yan, como el estudio que yo tenía en Ideas del Sur. Fui a VivaRo, que me invitaron especialmente, y lloré como no lo hice en mi vida… No podría tener un conflicto con Gustavo, que me dio todo. Y si lo tomó mal, lo digo otra vez: “Te pido disculpas, no podía hacer otra cosa”.

Infobae

Seguir leyendo

Politica

Solo pasa en Argentina

Publicado

on

15/05/2018 El Jefe de Gabinete Marcos Peña junto al ministro Ambiente y Desarrollo Sustentable la Nación Sergio Bergman realizaran presentación del Inventario Nacional Glaciares que tiene como objetivo identificar caracterizar geoformas periglaciares actúan reservas hídricas con información necesaria para su adecuada protección control monitoreo. Foto PEDRO LÁZARO FERNÁNDEZ - FTP CLARIN _PLF2323.jpg Z Invitado ciudad de buenos aires Marcos Peña anuncio inventario nacional de glaciares ley de proteccion de glaciares© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. 15/05/2018 El Jefe de Gabinete Marcos Peña junto al ministro Ambiente y Desarrollo Sustentable la Nación Sergio Bergman realizaran presentación del Inventario Nacional Glaciares que tiene como objetivo identificar caracterizar geoformas periglaciares actúan reservas hídricas con información necesaria para su adecuada protección control monitoreo. Foto PEDRO LÁZARO FERNÁNDEZ – FTP CLARIN _PLF2323.jpg Z Invitado ciudad de buenos aires Marcos Peña anuncio inventario nacional de glaciares ley de proteccion de glaciares Días atrás Marcos Peña estuvo mirando y analizando encuestas. Es una tertulia que le apasiona y que pocas veces comparte con otros ministros. Siempre ha sido extraño el manejo de los estudios de opinión pública en el macrismo, que Peña monopoliza desde el día en que Mauricio Macri abrió por primera vez el despacho de la jefatura de Gobierno, en diciembre de 2007. En épocas de campaña, por ejemplo -cuando el resto de las fuerzas políticas se ocupa de difundir sus mediciones, por supuesto auspiciosas-, los números se guardan bajo siete llaves y en los períodos estrictamente de gestión son pocos los funcionarios que tienen acceso a ese particular y voluminoso trabajo, que llega a la Casa Rosada una vez por mes y se compone de preguntas de las más extravagantes. La reserva se deja levemente de lado en los tiempos preelectorales como este, aunque, a diferencia de la conducta clásica del peronismo, las cifras se maquillan cuando exhiben a los candidatos propios con ventaja y se dejan trascender cuando aparecen nubes negras. “Es que este espacio es muy raro”, al decir de uno de los peronistas que habitan Cambiemos.

Algo de eso debe estar pasando por estas horas porque en la cima del poder comenzó a filtrarse un sondeo de la consultora Aresco que desnuda como nunca antes la profundidad de la caída de Mauricio Macri. La encuesta que monitoreó Federico Aurelio, una de las tres que llegan con regularidad a los despachos de Balcarce 50, pone en pie de igualdad a Macri y a Cristina Fernández de Kirchner. El Presidente acumula una imagen positiva del 38% y una negativa del 58%. Creer o reventar: su predecesora reúne cifras casi idénticas. A un año de la batalla final por las presidenciales tiene 39% de positiva y 58% de negativa.

Juan Grabois lanzó el Frente Patria Grande que lideraría Cristina Kirchner. Pero ya hubo polémica.© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Juan Grabois lanzó el Frente Patria Grande que lideraría Cristina Kirchner. Pero ya hubo polémica. A Macri lo persiguen dos fantasmas: no sólo cae al mismo nivel de su principal rival, a la que hasta diciembre del año pasado le llevaba cerca de 20 puntos -lo que también establece que a ella no se le escapa una sola adhesión, pese a la acumulación de procesamientos-, sino que el mismo sondeo revela que su desempeño personal está a la par del de su gestión, cuando hasta ahora había estado por encima. La muestra de Aresco que pasó por las manos de Peña acaso sea la más representativa de las que circulan en el mundillo político: se compone de 4.600 entrevistas en distintos puntos del país.

Claro que en el Gobierno siempre hay lugar para evitar interpretaciones tremendistas. Es más, hasta pueden hacer valoraciones positivas. Esto es factible, elucubran, porque el primer mandatario aún no quebró definitivamente su lazo con los desencantados, esto es, los que lo votaron y hoy dicen que no lo votarían, pero que están más lejos de una opción con perfume kirchnerista. “Es casi un milagro que todavía estemos a tiro de ganar en primera vuelta el año que viene”, dicen los que no dejan de pensar que en los dos últimos meses se acumuló 10 % de inflación, la misma que pueden llegar a tener en tres años Bolivia o Paraguay.

Mauricio Macri, en la última reunión de Gabinete.© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Mauricio Macri, en la última reunión de Gabinete. Otras voces -mucho más cercanas a la de Macri- interpretan que la prioridad era estabilizar el dólar y que esa meta parece empezar a dejar de ser un problema. En ese punto, las últimas dos semanas fueron las mejores de los últimos siete meses. Para un gobierno con tantos apremios no alcanza, pero no es poco.

Peña viene dedicando buena parte del tiempo que no le consume la gestión a tramar la estrategia y los ejes discursivos de la próxima campaña. Eso explica, aunque solo en parte, su sugestivo silencio frente a los periodistas, del que se acaban de cumplir dos meses. La última vez que brindó una entrevista formal fue la mañana del 30 de agosto en Radio Mitre. “No estamos ante un fracaso económico”, le dijo a Marcelo Longobardi. Casualidad o no, esa mañana los mercados reaccionaron: el dólar tocó los 40 pesos y se disparó el riesgo país; el Banco Central tuvo que subir las tasas y los encajes para llevar más tarde algo de tranquilidad. El jefe de Gabinete no perdió peso puertas para adentro, pero hacia afuera optó por el bajo, bajísimo perfil.

Guido Sandleris preside el Banco Central. El dólar, por ahora, está tranquilo.© clarin.com Guido Sandleris preside el Banco Central. El dólar, por ahora, está tranquilo. “Marcos ya está enfocado en el proceso electoral porque ve que el Gabinete tomó otra impronta”, aseguran en su entorno. Otro hombre que habla todos los días con él afirma: “Está cómodo así”. El jefe de Gabinete ha puesto en marcha el búnker de Balcarce y Belgrano. La tarea de comunicar y armar el día a día ahora es compartida con el resto de los ministros. Después de aquel frenético fin de semana en el que se decidió reducir los ministerios a la mitad desaparecieron las reuniones de coordinación y regresaron las clásicas reuniones de Gabinete. Los ministros se sienten fortalecidos y están habilitados para hablar de cualquier tema. Tienen diálogo permanente cara a cara con el Presidente y ya no está el filtro de Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. A veces, incluso, ni siquiera el de Peña. “Lejos de lo que se cree, Marcos está más aliviado”, dicen.

Marcos Peña conserva el mismo poder de siempre, pero bajó el perfil mediático.© clarin.com Marcos Peña conserva el mismo poder de siempre, pero bajó el perfil mediático. Rogelio Frigerio pasó en los hechos a ocupar el rol de Peña ante los medios. Tiene mayor visibilidad y juego propio que antes de los cambios. Ocurrió, y quizá no sea casual, luego de que él mismo presentó la renuncia como parte de una iniciativa que tendía a oxigenar el Gobierno en momentos de crisis. “Ya nadie le reprocha nada. Ni una declaración ni cómo encarar una negociación política”, dicen en su ministerio.

Frigerio tuvo a cargo la negociación del Presupuesto con los gobernadores peronistas junto a su socio en Cambiemos, Emilio Monzó, que movió los hilos en el Congreso. Macri descansó en ellos al punto de no haber interferido prácticamente con ningún llamado mientras el proyecto se debatió en Diputados. El presidente de la Cámara volvió a dar una muestra de compromiso, pese a que hay sectores que buscan instalar que volverá al peronismo.

Rogelio Frigerio ganó protagonismo en los últimos tiempos.© clarin.com Rogelio Frigerio ganó protagonismo en los últimos tiempos. Sobre ese punto hay una verdadera confusión, una polémica vieja. Monzó no quiere presentarse de nuevo en la lista de diputado para 2019, algo que anunció hace varios meses. Pero, al revés de lo que se dice, quiere ser reelegido como titular de la Cámara. El plazo vence el 10 de diciembre. “Mi deseo es seguir hasta el final del mandato de Cambiemos”, le dijo a Clarín. El radical Mario Negri, con peso clave en el recinto, ya lo da por hecho.

Emilio Monzó quiere seguir como presidente de la Cámara de Diputados.© clarin.com Emilio Monzó quiere seguir como presidente de la Cámara de Diputados. Eso no quiere decir que Monzó no tenga diferencias con la Rosada. Las tiene y son marcadas, en especial con Peña y Jaime Durán Barba. Monzó conforma un bloque político con Frigerio y con su vice en Interior, Sebastián García de Luca y con el jefe del bloque de Diputados del PRO, Nicolás Massot. Para entender ese vínculo hay que retroceder a 2015: fue Monzó, tras haber sido el principal armador nacional, el que le pidió a Macri que designara a Frigerio como ministro y a Massot en Diputados.

Jaime Durán Barba es un actor clave de Cambiemos, al menos para Mauricio Macri.© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Jaime Durán Barba es un actor clave de Cambiemos, al menos para Mauricio Macri. Las fricciones en Cambiemos siempre son matizadas por los dardos en la oposición. El dato que publicó Clarín días atrás fue revelador. Juan Grabois, nexo insoslayable con el Papa, lanzó su agrupación y pidió el regreso de Cristina, pero “sin los corruptos”. Cristina lo llamó para criticarle el discurso. Y Julio De Vido lo acusó de ortiba desde la cárcel. 2019 no será un paseo para nadie.

Clarin

Seguir leyendo

Tendencia