Connect with us

Internacional

Nicolás Maduro votó, saludó a la nada, y dijo: “Me resbala que me digan dictador”

Publicado

on

El mandatario, que se encamina a la reelección tras unos cuestionados comicios, denunció “una feroz campaña” en su contra de otros países de la región. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

Nicolás Maduro se encaminaba en la noche de este domingo a la reelección como Presidente de Venezuela, a pesar de la profunda crisis económica, política y social que enfrenta el país. La victoria del candidato bolivariano se deba a unos comicios con escasa concurrencia, en los que se esperaba que votara menos del 30% de los 20 millones de venezolanos habilitados para sufragar. Las elecciones fueron denunciadas por los partidos de la oposición, que en la mayoría de los casos no postularon candidatos, y desconocidos por gran parte de la comunidad internacional, entre ellos Argentina.

La jornada transcurrió sin mayores incidentes. La nota la dio el chavismo, que -según denunció la oposición- obligó a sus partidarios a concurrir a votar, y permitió que se habilitara a sufragar a quienes estuvieran en los centros de votación pasadas las 18, hora formal del cierre de los comicios. Analistas venezolanos estiman que la alta abstención favorecerá a Maduro por el voto duro chavista del 25%, según consignó la agencia AFP.

Los principales dirigentes de la oposición no participaron por distintos motivos. Leopoldo López se encuentra bajo arresto domiciliario. Daniel Ceballos, -ex alcalde opositor- está encarcelado, como el general chavista Miguel Rodríguez Torres. Asimismo, el ex gobernador Henrique Capriles se encuentra inhabilitado, y el exalcalde Antonio Ledezma, como así también Rafael Ramírez, el antiguo zar del petróleo, están exiliados. Crisis. Apagones; falta de comida, medicinas, transporte y agua; precios por las nubes con un ingreso mínimo que da para un kilo de leche en polvo forman parte de la vida diaria de los venezolanos, y las razones por las que muchos emigraron en los últimos cuatro años.

El FMI estima la caída del PIB en 15% y la hiperinflación en 13.800% para 2018. “La economía que tenemos hoy no nos sirve porque fue infectada de neoliberalismo”, dijo este domingo Maduro, quien se encuentra en el poder desde 2013. Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea (UE) y una docena de países latinoamericanos sostienen que la elección no es justa ni transparente y acusan a Maduro de socavar la democracia. Al respecto, el presidente reiteró este domingo que le “resbala” que le digan “dictador”.

“No me importa que me digan dictador, a mí me resbala. Me molesta sí que digan que hay una dictadura porque eso ofende al pueblo”, manifestó. El mandatario advirtió que hará “respetar aquí y en el mundo (…) la voluntad del pueblo”, y exigió cesar la “feroz campaña” de Estados Unidos y varios gobiernos en su contra. Fraude. Henri Falcón y Javier Bertucci, rivales del presidente en las elecciones, denunciaron irregularidades del oficialismo para movilizar votantes y llamaron a las autoridades a actuar. Ambos candidatos hablaron de los controversiales ‘puntos rojos’: puestos callejeros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) próximos a los centros de votación.

El PSUV pide a quienes poseen el ‘Carnet de la patria’ -documento necesario para acceder a programas sociales- pasar por esos sitios para reportar su participación en las urnas. “La instalación de los puntos rojos como mecanismo de presión, elemento de chantaje político y social, contra un sector de la población (…) se ha hecho un virus”, dijo a la prensa Falcón. “Tendremos seguramente un resultado, pero un resultado que fue coaccionado, manipulado, obligado. Se están llevando electores con el brazo torcido para terminar votando por un candidato por el que seguramente no querían votar”, dijo Bertucci en una conferencia de prensa.

Por su parte, este domingo el mandatario se acercó a votar a primera hora de la mañana, y a la salida protagonizó un insólito episodio, en el que saludó a un público inexistente al llegar al liceo Miguel Antonio Caro, ubicado en el municipio de Catia. Mientras se lo puede ver saludando efusivamente con sus manos, las imágenes muestran que no había nadie saludándolo del otro lado. Temas (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

Internacional

Murió Aretha Franklin

Publicado

on

La estrella de la música falleció en en su residencia de Detroit. Luchaba contra un cáncer de páncreas y tenía 76 años

 

Franklin fue diagnosticada de cáncer de páncreas en el año 2010 pero no ha dejado la música en los últimos años. Su última actuación fue en noviembre de 2017 para un concierto en Nueva York de la Fundación Elton John para la lucha contra el sida. Entre los numerosos galardones que posee, destacan la Medalla Nacional de las Artes y la Medalla Presidencial de la Libertad. También ha sido la primera mujer del mundo en ingresar en el Rock and Roll Hall of Fame en 1987 y ha vendido más de 75 millones de álbumes en todo el mundo. Este vídeo ha sido publicado en el contexto del diario LaVanguardia.com

 

Seguir leyendo

Deportes

NADA CAMBIA

Publicado

on

Dice la canción de Mercedes cambia…todo cambia decimos que nada cambia , todo sigue igulal o peor en todos los sentidos y en cualquier liugar del planeta y sino mirá.

Seguir leyendo

Internacional

El bombardeo de imágenes violentas en los medios contribuye a la inseguridad

Publicado

on

El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, dijo que “el bombardeo de imágenes, escenas, alusiones e informaciones referidas a la violencia que recibimos día a día desde los medios de comunicación masiva es terrible, por no decir obsceno y contribuye a generar inseguridad y más violencia”
Vázquez fue invitado días pasados a realizar una exposición ante la Confederación Masónica Interamericana sobre: “Violencia y su influencia en la sociedad actual”.

En dicha instancia el jefe de Estado dijo que la violencia “está en nosotros, es inherente a la naturaleza humana como también lo son el amor, la compasión, la esperanza, el desánimo, la razón, la pasión, la resignación o la voluntad de cambio”.

“Aceptar que la violencia nos constituye, aunque nos duela, nos ayuda en la difícil tarea de mitigarla”, remarcó.

En tanto, cada individuo es un ciudadano y sujeto de derechos, “la violencia excede el componente coactivo del Estado e incluso a la fuerza como tal; por lo que debe ser combatida y superada”.

También han de ser combatidas y superadas “otras violencias” que surgieron o se están visibilizando más recientemente. En tal sentido, mencionó: “la violencia del terrorismo, del narcotráfico, de la discriminación (étnica, religiosa, sexual), la violencia doméstica (de género, pero también la de edad o capacidad), y hasta la violencia institucional, la violencia estructural, la marginación y la pobreza”.

Vázquez remarcó que se debe “prevenir, combatir y superar la violencia”, agregó que “es necesario construir acuerdos estratégicos a partir de los cuales diseñar políticas sustentables e instrumentar acciones concretas”.

Siete aspectos para contrarrestar la violencia
Mencionó una serie de aspectos para combatir la violencia. Dijo que “no debemos entretenernos intentando comparar si hoy hay más o menos violencia que en el pasado”.

“Ello no nos lleva a ninguna parte porque aunque la violencia viene de lejos la conciencia de la misma y su condena son relativamente recientes en la larga historia de la humanidad”, indicó.

Planteó asumir que se debe “hablar de violencias y no de violencia”, entre las cuales remarcó la “política, económica, intrafamiliar, la social y las que aún no conocemos en referencia a que hay acontecimientos que en un momento dado no eran considerados”.

Dijo que “en una sociedad existen normas, leyes e instituciones que rigen nuestro relacionamiento. Este ordenamiento implica la existencia de derechos y obligaciones de los individuos. Un binomio fundamental que nos permite, al mismo tiempo que respetamos a quienes conviven con nosotros, ser respetados”.

Manifestó que dicho equilibrio perfecto “debe ser garantizado por el Estado y defendido por todos nosotros”.

Por otro lado, expresó que la violencia “es una relación social particular”. Debe ser entendida más allá del comportamiento patológico de las conductas individuales y ser concebida a partir de un tipo particular de relación social cuya sustancia es, al fin y al cabo, cómo y sobre quiénes se manifiesta el poder.

“La violencia es un proceso. No es un hecho puntual que concluye con una víctima y un victimario, porque hay etapas anteriores y posteriores que son parte de ese proceso. Esto significa que se debe tener en cuenta los niveles que se establecen para todas y cada una de las fases del proceso de las violencias: por ejemplo para el nivel perceptivo, disponer de equipamientos, servicios, criterios éticos y disposiciones legales coadyuvantes a prevenir la violencia”, destacó.

El mandatario dijo que “así como promover la salud no es asunto de médicos solamente, prevenir y erradicar la violencia no es asunto exclusivo de policías y cuerpos de seguridad”.

La sociedad en su conjunto “ha de involucrarse en esa tarea, y ha de hacerlo en clave de equidad social, cultura ciudadana, participación y concertación social, o lo que es lo mismo: igualdad de oportunidades ante la ley y ante la vida, educación, trabajo, bienestar, ciudadanía justicia y democracia”.

El jerarca de Estado indicó que existen numerosas investigaciones sobre “las consecuencias de la violencia en los medios de comunicación de masas, especialmente el cine y la televisión, y sobre las tendencias de los espectadores a la violencia”.

“El bombardeo de imágenes, escenas, alusiones e informaciones que recibimos día a día desde los medios de comunicación masiva es terrible, por no decir obsceno y contribuye a generar inseguridad y, seguramente, más violencia”, aseguró.

Pero también es cierto que “los medios de comunicación reflejan actitudes ya dominantes ante la violencia, una auténtica subcultura de la misma”.

Por lo cual dijo que no se debe culpar a los medios de comunicación de lo que es responsabilidad de la sociedad en su conjunto.

Vázquez puntualizó que “superar la violencia no es suficiente para alcanzar la paz social”.

“Así como la salud no es solamente la ausencia de enfermedad. La paz es bastante más que la ausencia de violencia, tolerar o coexistir con los demás”, puntualizó.

La violencia y los medios de comunicación masiva
Existen numerosas investigaciones sobre las consecuencias de la violencia en los medios de comunicación de masas, especialmente el cine y la televisión, y sobre las tendencias de los espectadores a la violencia.

Los resultados son unánimes y podrían sintetizarse en la tan manida frase (atribuida al dramaturgo griego Esquilo, siglo V a.C.) “la violencia engendra violencia”.

Es verdad: el bombardeo de imágenes, escenas, alusiones e informaciones que recibimos día a día desde los medios de comunicación masiva es terrible, por no decir obsceno y contribuye a generar inseguridad y, seguramente, más violencia.

Pero también es cierto que los medios de comunicación reflejan actitudes ya dominantes ante la violencia, una auténtica subcultura de la misma.

Entonces: ¿causa o síntoma de violencia? No culpemos a los medios de comunicación de lo que es responsabilidad de la sociedad en su conjunto. Ello, por supuesto, no exime a los medios de sus responsabilidades. Los medios de comunicación social contribuyen a establecer agendas en sus aspectos social y político. Seleccionan, organizan, destacan, definen y amplían. Comunican significados y perspectivas, ofrecen soluciones, relacionan a ciertos grupos con ciertos tipos de valores y de conducta, crean ansiedad y legitiman o justifican el status quo y los sistemas de
mantenimiento del orden social.

Hace algunos años el sociólogo estadounidense Marchall Clinard, al escribir sobre la prensa y la delincuencia sostenía que: “al prestar una constante atención a la criminalidad, es probable que los periódicos contribuyan de manera importante a centrar nuestra cultura en el crimen. Como consecuencia, muchas veces parece que hubiera más delitos que los que hay en realidad” (Halloran, James, et. al.: “Los medios de comunicación social: ¿causa o síntoma de la violencia? Publicación colectiva de UNESCO, 1981).

En efecto: no hay que descartar la hipótesis que lo que se lee en los periódicos, se oye por la radio y se ve en la televisión pueda influir en las ideas del público sobre la índole y la extensión de la violencia en nuestra sociedad.

Dicho académico británico, consultor de UNESCO y director del Centro de Investigaciones sobre Medios de Comunicación –señala: “Hace algunos años unos estudios realizados en los Estados Unidos indicaban que las ideas del público sobre la frecuencia y el tipo de criminalidad en la comunidad dependían más de las informaciones periodísticas que del número real de delitos, según las estadísticas de la policía”.

¿Solamente en Estados Unidos? No es una excusa ni un atenuante, es una pregunta que amerita una respuesta seria y objetiva que muy probablemente nos conduciría a otra pregunta exigente y cuya respuesta podría resultar incómoda: ¿por qué y para qué?….
Discurso completo de Tabaré Vázquez

Fuentes: La Red21 y Presidencia de Uruguay

Seguir leyendo

Tendencia