Connect with us

Salud

No solo un bultito: los otros indicios del cáncer de mama

Publicado

on

Los médicos insisten en que en los estadios iniciales, cuando las probabilidades de cura superan el 90 por ciento, la enfermedad no presenta síntomas, y que, además, hay otros cambios para tener en cuenta.

Una regla de oro: no esperar a tener síntomas para hacerse el control.

Luciana Fava

Luciana Fava

Si se habla de detección del cáncer de mama, la idea de un bultito o dureza palpable e inconfundible suele ser tomada como el único y excluyente síntoma. Sin embargo, los médicos recalcan que esto no siempre sucede y que hay otros cambios que también se deben tener en cuenta.

“El punto fundamental es que la mujer esté familiarizada con su cuerpo, que conozca la apariencia, consistencia y forma de sus mamas y que acuda al especialista en caso de duda o cuando note alguna modificación”, explica el doctor Jorge Piccolini (h), mastólogo del Hospital Italiano de Buenos Aires.

No solo un bultito: los otros indicios del cáncer de mama

La mama densa es una condición que aumenta el riesgo de tener cáncer de mama.

El consejo para no pasar por alto es cumplir con la periodicidad de los controles y los estudios indicados. “En los estadios iniciales, el cáncer de mama no produce síntomas. Por eso, la mamografía, la ecografía y, en ciertos casos, la resonancia magnética son fundamentales para detectar lo que aún no se puede tocar”, completa el doctor Luciano Cassab, miembro de la Sociedad Argentina de Mastología.

Los médicos coinciden en que el diagnóstico más frecuente se da con los hallazgos en los exámenes. Luego, con nódulos percibidos al tacto o a partir del resto de los signos.

No solo un bultito: los otros indicios del cáncer de mama

La mamografía y la ecografía son los estudios imprescindibles para la detección precoz del cáncer de mama.

También hay que tener en cuenta que la posibilidad de que un nódulo sea palpable también depende de las características estructurales de la mama y de la cercanía con la piel. Por ejemplo, “un nódulo de un centímetro debajo de la piel puede ser perfectamente encontrado, mientras que otro más grande en una mama voluminosa y ubicado en el plano posterior, puede quedar inadvertido al tacto”, aclara Cassab.

Chequeos conscientes

El autoexamen mamario, de todas maneras, sirve. “Se debe difundir, enseñar y recomendar, para que la mujer pueda conocer sus mamas y detectar la aparición de algún signo de alarma en los meses intermedios entre la última consulta y la siguiente. Pero, nunca reemplaza a los estudios por imágenes”, explica el doctor Francisco Terrier, médico cirujano y especialista en patología mamaria.

¡Explorá tus lolas!

Para que realmente el auto chequeo sea completo, además de un nódulo o bulto, se deben considerar estos indicios.

– Retracción o hundimiento en la piel. “Suelen estar asociados con un tumor que invagina la piel (dobla los bordes hacia adentro,” aclara Casssab.

– Enrojecimiento o engrosamiento de la piel.

– Derrames en el pezón, fuera del período de lactancia.

– Aumento considerable en el tamaño de una mama.

– Piel de naranja o con pocitos.

– Descamación del pezón.

– Bultos en las axilas.

Ante cualquiera de ellos, “es importante la consulta próxima al especialista”, sugiere la doctora Karina Pesce, experta universitaria en imágenes mamarias y colaboradora de Macma (Movimiento de Ayuda al Cáncer de Mama).

También hay que tener en cuenta que la mayoría de los nódulos detectados son benignos. “De acuerdo a la edad y al momento del ciclo menstrual, podemos encontrar quistes sólidos, como los fibroadenomas, que son los tumores benignos más frecuente de la mama,” aclara Cassab.

Sin excepciones

Otro punto para remarcar: la falta de casos directos de la enfermedad no implica dejar de lado estos controles. “El 80 por ciento de los diagnósticos son considerados esporádicos -es decir, la persona no tiene antecedentes familiares- y solo un mínimo porcentaje son considerados hereditarios -se dice así cuando hay un gen alterado que aumenta exponencialmente el riesgo de tener la enfermedad”, aclara Piccolini.

No solo un bultito: los otros indicios del cáncer de mama

El autoexamen mamario no reemplaza los estudios médicos.

El género (hay registrados un 1 por ciento de casos en hombres), la edad (las probabilidades aumentan a partir de los 50), no haber tenido hijos ni amamantado o haber tenido un único parto indicen.

Otra condición importante y que no siempre es valorada es la presencia de mama densa, que implica la abundancia de tejido fibroglandular, en relación al tejido adiposo. “Se trata de una característica y no de una afección o síntoma y aumenta entre dos y seis veces el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Por eso, tanto los médicos como las pacientes deben estar atentos a esto”, explica Pesce.

A tiempo

¿Por qué seguir los controles? Fundamentalmente porque el diagnóstico precoz cambia el pronóstico de la enfermedad. El cáncer de mama no puede prevenirse, pero en las instancias iniciales las probabilidades de cura superan el 90 por ciento.

Por eso, “es importante que la mujer tome un rol activo en el cuidado de su cuerpo, que acuda a sus chequeos periódicos y que reporte al médico los cambios que note”, finaliza el doctor Piccolini.

CLARIN

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salud

La mortalidad infantil se redujo en Buenos Aires al nivel histórico más bajo

Publicado

on

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció que la tasa de mortalidad infantil en el territorio bonaerense fue en 2017 la más baja de la historia
La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció que la tasa de mortalidad infantil en el territorio bonaerense fue en 2017 la más baja de la historia, al subrayar que “ayuda que el Estado esté más presente al lado de quienes más lo necesitan”.

Hoy estamos anunciando una buena noticia: podemos decir que la tasas de mortalidad infantil y materna bajaron en la Provincia“, dijo acompañada por el ministro de Salud, Andrés Scarsi, en una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, en La Plata.

De acuerdo a un informe del Ejecutivo bonaerense, durante el año pasado se registraron bajas en las tasas de mortalidad infantil y materna de 0,4 puntos y 0,6 puntos porcentuales, respectivamente. “Son 229 bebés que no murieron en relación a 2016 y son 20 madres que pudimos salvar y proteger desde el sistema de salud“, remarcó Vidal.

El trabajo detalla que en 2017, la tasa de mortalidad infantil registró una baja de 0,4 puntos porcentuales, al pasar de 9,9 fallecidos por cada 1000 bebés nacidos vivos en 2016 a 9,5 en 2017, convirtiéndose en la más baja registrada en la historia. En 2017 hubo 2.461 casos de defunciones en menores de un año, contra los 2.690 casos registrados en 2016por lo que se registraron 229 fallecimientos menos. 

En tanto, la tasa de mortalidad materna (cantidad de mujeres fallecidas durante el parto cada 10.000 nacidos vivos) registró una caída de 0,6 puntos en 2017, al pasar de 3,4 en 2016 a 2,8 el año pasado, lo que se equiparó con el mejor registro obtenido en el año 2013. A la vez, en 2017 se contabilizaron en los registros oficiales 93 muertes maternas, 20 menos que en 2016, cuando habían ocurrido 73 defunciones.

El Gobierno bonaerense atribuyó ambas reducciones al plan integral de guardias, a las obras de infraestructuras en hospitales, a las acciones de cuidado de la madre mientras cursa su embarazo, al cuidado de los recién nacidos por parte de los equipos de neonatología y al seguimiento de los bebés prematuros.

“En lo que hace al seguimiento y cuidado integral de la madre y el recién nacido, venimos realizando un trabajo de regionalización y garantizamos que haya servicios de maternidad y neonatología en todas las regiones sanitarias”, explicaron.

Sostuvieron que esos servicios están categorizados en distintos niveles de complejidad para poder darle la atención necesaria a cada caso, desde el más simple hasta el más complejo y recordaron que el ministerio de Salud capacitó a los médicos de los Centros de Atención Primaria.

En ese sentido, Vidal dijo que “cuando llegamos, en 2015 encontramos cuatro hospitales en riesgo de demolición, había deudas, sólo había medicamentos hasta julio, había 2000 enfermos de cáncer esperando por su medicación dese hacía 3 meses” y añadió que “ese era el sistema de salud de la provincia”,

“Hay deudas, pero la baja de estas cifras muestran que estamos mejorando”, continuó, y describió que “mejoramos la mitad de las guardias de hospitales públicos, pusimos en funcionamiento un sistema de emergencia que no existía, recuperamos fondos para que los hospitales tengan medicamentos e insumos todo el año, lanzamos un programa para garantizar medicación oncológica e hicimos un trabajo sobre madres y niños”.

La gobernadora sostuvo que “fortalecimos centros de atención primaria, para detectar si hay partos de riesgos o no; garantizamos que las maternidades y neonatologías estén bien distribuidas en la provincia; y también trabajamos desde el sistema de políticas sociales”.

Relató que a lo largo de su gestión los beneficiarios de programas sociales bonaerenses “aumentaron un 40%”, especificó que también se elevó el monto “de lo que reciben, siempre por encima de la inflación” y contó que “fortalecimos el trabajo en los comedores de las escuelas”. “Que el Estado esté más presente al lado de quienes más lo necesitan ayuda a disminuir la mortalidad infantil. Sabemos que todavía falta y tenemos mucho por mejorar, pero vamos a seguir trabajando para acompañar a estas madres”, concluyó.

Ambito

Seguir leyendo

Salud

Cómo reconocer el Virus del Papiloma Humano en hombres

Publicado

on

Qué debemos tener en cuenta para evitar contagiarnos

Para la mayoría de las mujeres, el cuidado en el detalle es esencial para un encuentro íntimo inolvidable; sin embargo, ¿esta exigencia, también la trasladamos a la de nuestra pareja?

Porque, queramos o no admitirlo, el cuerpo del otro puede advertirnos de peligros potenciales: ejemplo, el Virus de Papiloma Humano (VPH).

Una infección de transmisión sexual que, si bien puede desaparecer sola, en algunos casos puede terminar en el desarrollo de algunos tipos de cáncer: pene, ano, lengua, útero…”, señala el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unido.

Aunque el compañero podría estar entre los hombres que tardan años en manifestar síntomas de la enfermedad, es importante observar que en su pene no haya pequeños bultos o grupos de bolitas en forma de coliflor (verrugas).

Tampoco es bueno la presencia de secreciones “extrañas”, que se rasque mucho o bien, que la textura de la piel de su miembro se vea irregular (manchas). Esto puede ser tanto indicativo de VPH como de cáncer u otra enfermedad de cuidado.

La mejor forma es usar preservativo en cada acto sexual. A parte es bueno, y habla muy bien del afecto y confianza que existe, que ambos acudan al médico una vez al año.

NEXOFIN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Salud

Estos son los países donde se hacen más cirugías estéticas

Publicado

on

El deseo de un cuerpo joven y perfecto suscitó un crecimiento del 8 por ciento del sector de la cirugía estética en el mundo, que alcanzó los 10.700 millones de dólares en 2017, según la organización profesional IMCAS. Así se difundió en el Congreso mundial de la profesión realizada recientemente en París.

Para este año, IMCAS calcula que el mercado alcanzará los 11.600 millones de dólares. Según sus previsiones, el sector habrá duplicado su volumen de negocios entre 2014 y 2021.

Hay cinco países que concentraron el año pasado el 41% del total de intervenciones: Estados Unidos, Brasil, Japón, Italia y México. Sin embargo, la IMCAS destacó que Asia es el continente en el que esta industria crece más, al punto que en 2018 se convertirá en una mercado más importante que Europa.

Las últimas cifras disponibles indican que se realizaron 23,6 millones de intervenciones en el mundo en 2016, lo que equivale a 9% más que el año anterior. Sobre este total, 10,4 supusieron intervenciones mientras que el resto consistió en inyecciones y tratamientos no invasivos.

Según la ISAPS, la intervención quirúrgica más frecuente es el aumento de las mamas (15,8%), seguida de la liposucción (14,0%), la modificación de los párpados (12,9%) y de la nariz (7,6%).

Más reducida, pero con un fuerte crecimiento (+45% en 2016) está la la bioplastia, basada en la reducción de los pequeños o grandes labios a nivel de la vulva. En cambio, la operación de alargamiento del pene se redujo (-28%).

Nexofin

Seguir leyendo

Tendencia