Connect with us

Cultura

De Peñarol a las Malvinas

Publicado

on

Martina Zustovich nació en Buenos Aires en 1999, 17 años después de la guerra de Malvinas. En 2004 llegó a Mar del Plata con toda su familia. Sus hermanos más grandes, Sofía y Eugenio, jugaban al básquet en Social Lanús y una vez que se instalaron en “La Feliz” empezaron en Peñarol. Ella los siguió. Hizo todas las Inferiores y hoy, mientras sigue jugando, es ayudante en las categorías Mini y U13 femeninas.

El año pasado terminó la secundaria en el Colegio Del Libertador y para culminar una etapa especial, hizo un viaje que nunca olvidará. ¿De Egresados a Bariloche? No, fue a las Islas Malvinas a vivir una experiencia que guardará siempre en su corazón. En medio de emociones y lágrimas, “Marti” compartió sus sensaciones en una extensa y rica charla.

“En 2016 nos llevaron a ver un documental que se llama Héroe Corriente al Museo MAR. Estaba en quinto año. Después que lo pasaron apareció Julio Aro, un excombatiente y nos propuso un proyecto, un concurso. Él es amigo de nuestra profesora, Carola Sanciveli. Éramos uno de los tres colegios elegidos junto con el Jesús Obrero y otro de Balcarce. El proyecto tenía muchas fases, el colegio que ganaba podía llevar cinco chicos a las Malvinas y todo el viaje lo bancaba la Fundación No Me Olvides, de la cual Julio es el presidente. Todo el 2017 estuvimos trabajando para poder cumplir ese sueño”, contó Zustovich, quien juega de escolta y pronto comenzará la carrera de medicina.

– ¿Qué fases fueron pasando?

– Tuvimos que diseñar un logo, sacarle fotos a la gente mostrándolo y conseguir “Me Gusta” en las redes sociales, y también tuvo un costado solidario por el cual decidimos apadrinar al Jardín de Infantes N°14, que se llama Marcelo Gustavo Planes en honor a un excombatiente que murió el último día de la guerra. Queda en el barrio Hipódromo, juntamos plata y le hicimos una pared enorme de ladrillos para que no les roben los juguetes del patio. Para poder recaudar vendimos rifas, tortas e hicimos una kermesse.

– ¿Cómo siguió el proyecto?

– Fue avanzando hasta que en un momento la Fundación dijo que no podía solventar el viaje y que dependía de los colegios juntar la plata. Juntamos para ocho del nuestro, más dos profesoras, y el de Balcarce viajó completo. Vendimos rifas en la despedida de Leo Gutiérrez y en el partido de Aldosivi cuando descendió. Nos querían “matar” y nosotros vendiendo un bono contribución. Todos los viernes en la escuela vendíamos tortas, medialunas, chocolatada y también vendimos pines por toda la ciudad.

– Hasta que llegó el momento esperado.

– Sí. Fue muy difícil la previa. Quedamos siete y fuimos un mes antes al psicólogo. Eso nos ayudó para estar unidos ante cualquier cosa que pudiera pasarnos. Estaba muy ansiosa y además me tuve que comprar ropa para la nieve porque hacía mucho frío.

– ¿Cómo pensás que nació tu inquietud por viajar a Malvinas?

– Me gusta la historia argentina y siempre me llamó mucho la atención esa época. Cuando vi el documental, y después cuando tuvimos que meternos mucho en el tema, me tocó el corazón la marginación que sintieron los soldados cuando volvieron. Por ese no reconocimiento es que yo quería ir, como para decir “bueno, no te lo dieron en aquella época, te lo voy a dar yo”. Fui a sentirme parte de lo que ellos vivieron.

 

– Una vez en Malvinas, ¿qué cosas te “pegaron” más fuerte?

– Fuimos al cementerio a ver a gente que estaba enterrada ahí y que cuando murió tenía la misma edad que yo. Fue muy fuerte y emocionante. Lo más loco es que me sentí muy emocionada por estar con gente que no conocí, no voy a conocer y no sé quiénes son ni conozco a sus familias. Yo no tengo a nadie ni cercano que fue a la guerra, ni siquiera que haya hecho el servicio militar. A todos los que conocí fue por este proyecto. Y una vez que estás ahí es como que los conocés a todos. Y tenés ganas de abrazarlos. Te choca. Es como que estás entre amigos. Ponerle los rosarios es muy fuerte. Hay cruces que no tienen rosarios y es porque nadie los fue a visitar todavía. Es tremendo. Hay otras que tienen un montón. Ponerle a las que no tienen nada te mata.

– El proyecto de Julio Aro y su Fundación No Me Olvides culminaba con el reconocimiento de los cadáveres que están allá enterrados.

– Nosotros fuimos a reconocer a los excombatientes a los que se les hizo la exhumación del cuerpo. Fue un momento muy emotivo, el más importante de todo el viaje. Me costó mucho entrar al cementerio. Estuve dos horas y cuarto llorando en la puerta sin poder pasar. Fuimos dos veces, primero a conocerlo y después a dejar 230 rosarios. En las dos visitas pusimos nombres.

– ¿Cómo es el lugar?

– Es hermoso. Y es el único lugar en el que te sentís argentino. Está a dos horas de la ciudad, en el medio de la nada, de un campo marrón enorme porque no hay verde. Entre el viento fuerte y el frío hay 230 cruces, la mayoría sin nombre. Hay algunas en las que hay cinco. Y en el fondo una cruz imponente con una virgencita al lado y unas placas en las que sí están todos los nombres de los soldados.

– ¿La segunda vez que fueron pudiste entrar rápidamente?

– ¡Nooo! También me costó, pero no teníamos tanto tiempo porque fuimos a poner todos los rosarios. Al estar ahí se te vienen muchas cosas a la cabeza. Encima justo ese día se cumplieron dos meses del fallecimiento de mi abuela Nelly y se me cruzaron todos los sentimientos que te puedas imaginar. Igualmente, una vez que entré no me quería ir. Creo que voy a ir 20 veces más y voy a sentir cosas distintas. Quiero volver a ver las placas con los nombres de los que fueron identificados, porque no se las pudimos poner más que con una hoja impresa ya que las placas las tiene que autorizar el gobierno.

– ¿Qué sentías en la puerta?

– Y… recordaba cosas que escuchaba cuando fuimos al teatro sensorial. Gritos, bombas, veía a los soldados corriendo. Y cuando terminé de imaginarme todo eso sentí que yo no tenía el derecho de estar ahí. Pensaba por qué estaba yo y muchas de sus mamás no. Era loco porque estaba emocionada y orgullosa por lo que habían hecho, triste porque se habían muerto y decepcionada por estar yo y no sus mamás. Todo se me cruzó.

– Una vez que entraste, ¿qué pasó?

– Me calmé, dejé de escuchar todo y me imaginé siendo una mamá. Me pregunté qué haría una mamá acá y fui y abracé una tumba de la que nunca me voy a olvidar su ubicación. Después me quedé sentada un buen rato. No dejé de pensar nunca que si yo sacaba un cuerpo de ahí teníamos la misma edad… y que él había ido a una guerra… y con zapatillas Flecha.

– ¿Se puede explicar lo que se siente al entrar?

– Es difícil. Lo que sí puedo decir es que pasás esa puerta y estás en otro lugar. Sentís que más allá de que sea a cielo abierto, ahí adentro no hay viento ni ruidos. Eso sentí.

– ¿Qué otros lugares conocieron?

– El monte Longdon que es en donde fue la última batalla, la bahía San Carlos y el cementerio inglés, donde hay muy pocos porque están enterrados por toda la isla. También paseamos por el centro donde está el correo y la iglesia, fuimos al puerto, a unos supermercados enormes y al colegio. Al faro San Felipe donde Argentina desembarcó, conocimos una bahía de pingüinos, nos llevaron al aeropuerto que ellos le dicen ´viejo´ y que era el de Argentina hasta 1982. Además nos llevaron a los campos minados que son playas de mar celeste y arena blanca a las que no se puede entrar.

– ¿La recorrida por el monte Longdon es otro de los momentos que más te marcó?

– Es enorme, tardamos cuatro horas en subir y cuatro en bajar. Está todo como si la guerra hubiera terminado ayer. Vimos zapatillas Flecha, balas, cascos, agujeros de bombas que son círculos enormes y perfectos donde entraba todo el grupo con el que fui. Vimos pedazos de remeras, de chaquetas, borcegos, los agujeros donde los soldados se metían y que aún hoy no se taparon ni por la naturaleza. Había cañones oxidados pero enteros y también cocinas de batalla destruidas. También vimos tiradas esas pulseritas fluorescentes como las que te dan en las fiestas de 15, que ellos usaban para reconocerse. Cuando llegás a la cima hay una cruz enorme y muchas crucecitas de madera que son todas de ingleses, con una flor roja parecida a la amapola que es hermosa y que crece en el medio de ese campo marrón.

– ¿La gente de allá cómo los trató?

– Muy bien. Nos habían dicho que no nos querían o que nos iban a tener muy al margen, pero nada que ver. Todos hablan en inglés, si hablás español no te contestan, ni te entienden, ni te miran. Nadie nos trató mal en ningún momento. Todos te miran cuando andás caminando, eso sí, y se re dan cuenta que sos argentino. Porque además no les gusta que digas “Las Malvinas”. Para ellos son las Falklands Islands y si escuchan Malvinas se enojan, aunque a nosotros se nos escapaba seguido. Viven 3000 personas, de las cuales un 40% son chilenos. Son educados, te saludan. Los que no nos aceptan son los que vivieron en el 82 durante la guerra. No nos quieren ver, no entienden por qué queremos volver y tienen resentimiento porque hubo mucha gente civil, que no eran militares británicos, que murió.

– Llevaron banderas pero no las pudieron exhibir.

– Sí. El primer día vino una señora policía con un chileno que le tradujo a decirnos qué cosas se podían hacer y cuáles no. Entre ellas, dijo que no había ninguna necesidad de andar con una bandera de Argentina porque ellos ya sabían que éramos argentinos y no era necesario demostrarlo. Nos contó que no está prohibido pero que mejor nos evitáramos un problema. Las banderas que llevamos las sacamos solamente en el cementerio para hacer unas fotos. Nos portamos bien. Ellos dicen que muchos argentinos han hecho lío y por eso es que están tan atentos.

– ¿Cambiaste en algo después del viaje en cuanto a la personalidad?

– Sí. Aprendés a valorar más un montón de cosas. Estando ahí, viví todas las estaciones en un día. Llueve, sale el sol, hace frío, hay viento, nieve, se calma. Ellos vivieron con esas condiciones y sin el equipamiento adecuado un montón de días. Todo lo que nosotros tenemos debemos valorarlo. También estuvimos una semana sin celular, eso te abre la cabeza completamente. Es increíble.

– ¿Cómo vivís el post viaje?

– Volví de Malvinas y me fui a Bariloche con mi familia. Es muy parecido, aunque nuestra Patagonia es más colorida. Yo miraba y no veía los colores en los montes, seguía viéndolos tal cual son en las Islas, de un color marrón ´vacío´. Muchas veces a la noche pienso en lo que hicimos, que fue muy importante. Toda la gente nos felicitó, los excombatientes nos agradecieron. Traje tierra para regalar y le di un poquito a Enzo, que estuvo en la guerra y  es el dueño del restaurant del club, se puso a llorar y me agradeció por haberle traído ´su´ tierra. Eso me rompió el corazón. Valió la pena ir, y volver me encantaría. Esa tierra tiene un olor distinto, particular y único. Es increíble.

Bernardo RolónPrensa y difusión – Club Atlético Peñarol.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Cultura

Micro INCAA de Cine Argentino 188/2018,

Publicado

on

Micro INCAA de Cine Argentino 188/2018, con 5 películas Argentinas que estrenan esta semana (ver debajo: título, director, género, duración, calificación, sinopsis y elenco )

EL MOTOARREBATADOR un film de AGUSTIN TOSCANO
FICCION- DRAMA/ SAM 13 AÑOS CON RESERVAS/ 94 MINUTOS
COPRODUCCION ARGENTINA/ URUGUAY/ FRANCIA
SINOPSIS: Miguel, un ladrón de poca monta, se arrepiente de haber herido gravemente a una Mujer para arrebatarle la cartera, e intenta redimir el daño que hizo. Pero su pasado lo persigue, y le impide comenzar una nueva vida. El Motoarrebatador es una radiografía social de Tucumán, pero también es una película graciosa y ambigua, acerca del destino de dos personajes que se debaten en sus propios secretos y contradicciones.
ELENCO: SERGIO PRINA, LILIANA JUAREZ, LEON ZELARRAYÁN, DANIEL ELIAS, CAMILA PLAATE, PILAR BENITEZ VIBART Y MIRELLA PASCUAL.

…………………………………………………………………………………
EL VECINO ALEMAN un documental de ROSARIO CERVIO Y MARTIN LIJI
DOCUMENTAL/ ATP CON LEYENDAS/  93 MINUTOS
SINOPSIS: En 1960 Adolf Eichmann es secuestrado en la localidad bonaerense de San Fernando y llevado clandestinamente a Jerusalén para ser juzgado. El encargado de administrar las deportaciones y el hombre clave para llevar a cabo “la solución final del problema judío” en casi toda Europa ocupada por Alemania, es sentenciado a morir en la horca por sus crímenes contra la humanidad.
Cincuenta años más tarde, Renate Liebeskind, una joven traductora alemana que vive en la Argentina, es contratada para traducir ese juicio al castellano.
Utilizando los procedimientos de registro clásicos del documental e incorporando material de archivo, “El vecino alemán” narra a través de los ojos de Renate, la rara y poco común vida de Adolf Eichmann en nuestro país y su singular defensa durante el juicio en Jerusalén.

…………………………………………………………………………………
HUVAITI, SALIR AL ENCUENTRO un documental de GUILLERMO GUEVARA y JONATHAN DIZEO
DOCUMENTAL/ ATP/  75 MINUTOS
SINOPSIS: El documental testimonia un extraordinario ritual de celebración vital, registrado en tiempo real. Se da en el marco del hábitat cultural urbano “Corralón de Floresta”, espacio histórico y de memoria, de organización autónoma, horizontal y autogestiva, en el cual se entretejen cosmovisiones de grupos, tribus y personas que allí construyen cotidianamente su felicidad. Mediante una ceremonia vivencial, se experimenta el estadio de las diversas celulas del organismo vivo del “Corralón de Floresta”. Se celebra la transformación del espacio, capaz de crear y albergar las más diversas y libres manifestaciones del potencial humano.
Comunidades urbanas multiétnicas, que conservan sus creencias y valores originarios, a través de sus voces y presencias. La búsqueda individual de la felicidad, no puede ser comprendida sino como el compartir esa búsqueda con el hermanx, sentirse parte de la unidad universal.
De un lugar abandonado, al paraíso (como lo han llamado sus habitantes).
…………………………………………………………………………………
JOEL un film de CARLOS SORIN
FICCION/ SAM 13 AÑOS/ 100 MINUTOS
SINOPSIS: Cecilia (Vicky Almeida) y Diego (Diego Gentile),  una pareja en sus treinta largos,  se han radicado hace pocos años en Tolhuin, un sufrido pueblo de Tierra del Fuego, a raíz del trabajo de él como Técnico Forestal.
Ante la imposibilidad de concebir hijos,  iniciaron un buen tiempo atrás el trámite de adopción. La repentina llegada  de Joel, de 9 años, quien carga con una dura historia de vida, revoluciona sus vidas.
Las ilusiones, un acelerado proceso de aprendizaje de la paternidad, y el desafío de educarlo e insertarlo en esa pequeña comunidad patagónica, pondrán bajo la lupa sus propios  esquemas de vida, y un conflicto que se desata en la única escuela pública del lugar donde acude el niño, tensará el vínculo  social y la propia relación de la pareja.
“Joel” es un maravilloso film, que desde la sensibilidad propone al espectador  un  debate  sobre la convivencia, la igualdad de oportunidades y  los valores de nuestra sociedad.
ELENCO: Victoria Almeida, Diego Gentile, Joel Noguera y Ana Katz
…………………………………………………………………………………
MATAR A JESUS un film de LAURA MORA
FICCION/ SAM 16 AÑOS/ 98 MINUTOS
COPRODUCCION ARGENTINA/ COLOMBIA
SINOPSIS: Un par de meses después del asesinato de su padre, Paula, una joven de 22 años se cruzará con Jesús, el sicario que le disparó.
A partir de este momento se verá forzada a definir los límites de su propia humanidad.  El encuentro entre víctima y victimario revelará cuánto cuesta matar a un hombre, especialmente cuando el otro es el reflejo de uno mismo: una víctima más.
ELENCO: Natasha Jaramillo,  Giovanni Rodríguez,  Camilo Escobar,  Carmenza Cossio, Juan Pablo Truj

Seguir leyendo

Cultura

El poema de Frida Kahlo que todas las mujeres deberían de leer

Publicado

on

Las mujeres de hoy en día son mucho más independientes que las de antes, ven la vida de una manera más objetiva, buscan soluciones y no se rinden. Esto ha hecho que su visión del amor cambiará, pues comienzan a buscar a un compañero que pueda complementarlas, que las ame tal y como son y que no las retenga en nada.
Actualmente las mujeres tomaron una figura femenina que las impulsa y es su modelo a seguir: Frida Kahlo.  Ella fue una escritora y pintora mexicana muy famosa, su vida no fue nada fácil.
Padeció de varias enfermedades que la dejaron postrada en una cama por muchísimo tiempo, quedó estéril, sufrió en su vida amorosa y en momentos llegó a sentirse la peor persona del mundo, sin embargo, sus escritos y pinturas lograron sacarla adelante y ahora, son esos fragmentos de arte los que inspiran a miles de mujeres alrededor del mundo.

Poema “Mereces un amor” de Frida Kahlo
“Mereces un amor que te quiera cuando estés despeinada, incluso aceptando los motivos que te hacen despertar deprisa, y con todos aquellos miedos que no te permiten dormir.
Mereces un amor que te haga sentir segura, Que se coma el mundo solo cuando toma tu mano, Que sienta que tus abrazos encajan perfectamente con tu piel.
Mereces un amor que anhele estar a tu lado, que visite el paraíso con solo mirar tus ojos, y que no se aburra jamás de leer tus expresiones.
Mereces un amor que te escuche cantar, que apoye todas tus locuras, que respete que eres libre, que te acompañe en tus vuelo, que no le asuste caer.
Mereces un amor que aleje las mentiras, Que atraiga la ilusión,
el café, la poesía.”
Frida Kahlo
Sin duda, este es uno de los poemas más influyentes de Frida, hace reflexionar en un instante y nos inspira a buscar un amor que realmente valga la pena. No necesitamos a un amor que nos quite esperanzas, ilusiones o el amor propio, merecemos a alguien que nos de esos aspectos, afiance el cariño y fortalezca lazos. Eso es precisamente lo que nos dice Frida con este bellísimo poema.
No se trata de tener un compañero y vivir infelices.
Se trata de que se quieran y se complementen el uno del otro, que luchen y aprendan juntos y que sin importar las diferencias que puedan tener, se amen y se respeten hasta el final.
Si puedes ser tu misma con esa persona, sin esconderte y sin reprimir tus deseos o pensamientos, entonces has encontrado al sujeto perfecto, a tu otra mitad, aquel que te acepta hasta en tus peores momentos y te ama aún más en las mejores situaciones de tu vida.
Esperamos que este contenido se sirva de mucha ayuda. Recuerda que vales más de lo que tu crees y siempre habrá alguien que te quiere más de lo que tu te quieres.
AMIGAS LEGALES

Seguir leyendo

Cultura

Curse de Posgrado “Inglés para comprensión lectora en Educación de Posgrado”

Publicado

on

Curse de Posgrado “Inglés para comprensn lectora en Educación de Posgrado”

DOCENTE A CARGO:  Mg. María Estela Atlante

DURACIÓN: 8 semanas
MODALIDAD: Virtual

OBJETIVOS

  • Una vez finalizado el curso, se espera que el alumno logre:
  • Leer cómodamente bibliografía propia de las Ciencias Sociales en idioma inglés, comprender el mensaje en su totalidad, entender el vocabulario específico sin ayuda, a velocidad adecuada.
  • Aplicar estrategias de comprensión lectora.
  • Identificar elementos sintácticos, semánticos, morfológicos y léxicos propios de la lengua inglesa que le faciliten la comprensión de textos académicos y de divulgación en idioma inglés.

Informes e inscripción aquí.

Escuela de Posgrado y Educación Profesional Continua

+54 0223 4749696 int 315
Funes 3250 – 2do Piso Edificio Biblos
B7602AYJ Mar del Plata
Buenos Aires – Argentina
posgreco@mdp.edu.ar
https://eco.mdp.edu.ar/posgrado/

Seguir leyendo

Tendencia