Connect with us

Salud

Cómo reconocer el Virus del Papiloma Humano en hombres

Publicado

on

Qué debemos tener en cuenta para evitar contagiarnos

Para la mayoría de las mujeres, el cuidado en el detalle es esencial para un encuentro íntimo inolvidable; sin embargo, ¿esta exigencia, también la trasladamos a la de nuestra pareja?

Porque, queramos o no admitirlo, el cuerpo del otro puede advertirnos de peligros potenciales: ejemplo, el Virus de Papiloma Humano (VPH).

Una infección de transmisión sexual que, si bien puede desaparecer sola, en algunos casos puede terminar en el desarrollo de algunos tipos de cáncer: pene, ano, lengua, útero…”, señala el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unido.

Aunque el compañero podría estar entre los hombres que tardan años en manifestar síntomas de la enfermedad, es importante observar que en su pene no haya pequeños bultos o grupos de bolitas en forma de coliflor (verrugas).

Tampoco es bueno la presencia de secreciones “extrañas”, que se rasque mucho o bien, que la textura de la piel de su miembro se vea irregular (manchas). Esto puede ser tanto indicativo de VPH como de cáncer u otra enfermedad de cuidado.

La mejor forma es usar preservativo en cada acto sexual. A parte es bueno, y habla muy bien del afecto y confianza que existe, que ambos acudan al médico una vez al año.

NEXOFIN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salud

Cáncer de mama: diez mitos y temores que toda mujer debe conocer

Publicado

on

El relato en primera persona de la actriz Dolores Fonzi luego de ser sometida a una mastectomía bien vale para aclarar las principales dudas que se escuchan en consultorios médicos y charlas de amigas. Todo tumor requiere extirpar la glándula mamaria? Cuando se palpa un bulto, ¿la enfermedad está avanzada? Las respuestas de los especialistas

En el país se detectan alrededor de 20 mil nuevos casos de cáncer de mama por año (Getty)

En el país se detectan alrededor de 20 mil nuevos casos de cáncer de mama por año (Getty)

“El 8 de abril me diagnosticaron cáncer de mama. El 8 de mayo después de someterme a una mastectomía me declararon curada. Lo cuento porque sé que puedo ayudar, pero también entiendo más que nunca que una habla cuando puede, no cuando se espera que hable”. La actriz Dolores Fonzi publicó un hilo en Twitter en el que contó cómo había atravesado el proceso desde que se encontró un bulto en una mama hasta que finalmente los médicos la dieron por curada. En el medio, sus dificultades para aceptar el diagnóstico, el miedo, encontrarse cara a cara con el estigma del cáncer y el apoyo incondicional de sus seres queridos como pieza clave para afrontar lo que la vida le había puesto en el camino.

La palabra cáncer está tan estigmatizada que quedás perdida en una nebulosa de experiencias mal contadas, y Google. Rodéate de gente que te quiere. Acompañen a las personas que lo padecen. Es fundamental la contención de las personas que te rodean”, aseguró la actriz en otro de sus tweets.

 En la Argentina, se detectan entre 15 mil y 20 mil nuevos casos de cáncer de mama por año

Frente a la noticia, las dudas y los comentarios “de pasillo” no tardan en llegar. Está quien conoce a alguien que atraviesa el mismo proceso -y se esperanza al ver que se puede salir adelante-, quien cuenta que hace poco se llevó el susto de su vida al palparse un bulto en una mama y tras pensar lo peor resultó no ser nada de qué preocuparse y aquella que escucha en silencio cada experiencia, con el temor que le causa su negación a la consulta.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer. En la Argentina, se detectan entre 15 mil y 20 mil nuevos casos por año y vale aclarar que, diagnosticado a tiempo, es un tipo de cáncer que presenta un elevado nivel de curación.

Se calcula que una de cada ocho mujeres que hayan alcanzado la edad de 80 años habrá desarrollado la enfermedad en algún momento de su vida y, al no contar con vacunas que permitan evitar la patología (prevención primaria), la detección precoz es el método preventivo más eficaz para combatirla (prevención secundaria).

El autoexamen mamario es importante pero no reemplaza los controles médicos

El autoexamen mamario es importante pero no reemplaza los controles médicos

Es por esa razón que se pone especial énfasis en la importancia de los controles periódicos mediante la visita al médico, la realización de mamografías y ecografías y el autoconocimiento de las mamas, para poder notar cambios y signos de alerta. Si bien no se conocen concretamente las causas de la enfermedad, existen algunos mitos que conviene aclarar.

1- La mamografía produce cáncer. Falso. Si bien es cierto que la mamografía utiliza rayos, la dosis es sumamente baja, por lo tanto no producen cáncer de mama ni de ningún otro órgano.

“El equivalente de radiación recibida es comparable a la dosis que un ser humano recibe por la radiación ambiente en el transcurso de un mes”, aseguró a Infobae el miembro de la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM), Luciano Cassab (MN 79867).

2- El autoexamen mamario es suficiente para detectar la enfermedad a tiempo. Falso. “El autoexamen es una herramienta útil que ayuda a las mujeres a conocer sus mamas, pero de ninguna manera reemplaza a la consulta médica y a los estudios que permiten obtener una detección precoz”, aseguró la miembro de la SAM María Eugenia Azar (MN 80736).

 No necesariamente cuando se palpa un tumor es tarde; más que con la palpabilidad eso está relacionado con su ubicación

3- Los implantes mamarios puede provocar cáncer o aumentan el riesgo de desarrollarlo. Falso. La relación entre el cáncer de mama y las prótesis fue tema de estudios e investigaciones, pero ninguno de éstos pudo demostrar científicamente una relación causa/efecto.

“La detección temprana del cáncer de mama también es posible con los implantes, si se realizan los estudios de imágenes adecuados, en el ámbito de un correcto examen físico y realizado por un mastólogo entrenado -sostuvo Cassab-. Los estudios de imágenes de los cuales disponemos para el control de las mamas con implantes son la mamografía (se agrega una técnica especial llamada ‘de Eklund’ para ver específicamente el tejido mamario), la ecografía y la resonancia magnética nuclear”.

4- Cuando se palpa un bulto, la enfermedad ya se encuentra en un estadio muy avanzado. Falso. “No necesariamente cuando se palpa un tumor es tarde; más que con la palpabilidad eso está relacionado con su ubicación”, explicó Cassab, y ejemplificó: “Un tumor de un centímetro pegado al pectoral no se va a palpar nunca, en cambio uno superficial puede ser fácilmente palpable sin estar avanzada la enfermedad y un tumor de cuatro centímetros en una mama muy grande ubicado en la parte posterior probablemente nunca se palpe”.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer (Shutterstock)

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en la mujer (Shutterstock)

Y agregó que “para que un nódulo se palpe por lo menos necesita tener un centímetro de diámetro, lo que pasa es que a veces son muy posteriores y no se tocan, pero en verdad si se detecta un nódulo de un centímetro todavía está en un estadio inicial, sin compromiso de ganglios”. Es por eso que ante la aparición inesperada de un nódulo o bulto, secreción de sangre por pezón, cambios en el color de la piel, enrojecimiento de la mama, alteraciones en la forma como retracciones u hoyuelos, aparición de ganglios en las axilas o cualquier otro signo fuera de lo común, la recomendación es que se recurra al mastólogo para su estudio y control.

5- Si el bulto duele no es cáncer de mama. Verdadero. “En la gran mayoría de las veces, los dolores en las mamas se deben a cambios hormonales de la mujer, que provocan que se edematice la glándula”, destacó el especialista, quien aclaró que, sin embargo, “los tumores a veces pueden comprimir raíces nerviosas o producir un estado inflamatorio en la zona y causar dolor, aunque en la gran mayoría de las veces, el dolor no obedece a cáncer”.

En estadios iniciales la enfermedad no produce síntomas y es indolora, es por ello que es fundamental la mamografía ya que permite ver lo que aún no se puede tocar o sentir.

 Ante la aparición inesperada de un nódulo o bulto, secreción de sangre por pezón, cambios en el color de la piel, o cualquier alteración en la mama el consejo es recurrir al mastólogo para su estudio y control

6- Todo cáncer de mama termina en mastectomía. Falso. “Detectado a tiempo, en etapas iniciales de la enfermedad, conservar la mama es la práctica de elección”, aseguró Cassab, quien insistió en que “cuanto antes se diagnostique se puede conservar la mama”.

Según el experto, la mastectomía se indica “cuando el tumor es muy grande, si existen microcalcificaciones que son tan extensas que requieren la extirpación de la mama o si, existe lo que se denomina multicentricidad, esto es, por ejemplo, dos tumores muy pequeños, uno arriba y uno abajo de la mama”.

7- Si se indica quimioterapia es porque se está en un grado avanzado de la enfermedad. Falso. “Antiguamente siempre que había ganglios comprometidos se indicaba tratamiento con quimioterapia; hoy hay casos en los que sin compromiso ganglionar estaría indicada, ya que hay factores histopronósticos desfavorables como el tamaño tumoral, la invasión linfovascular, el alto grado histológico, la negatividad de los receptores hormonales (tumores hormonoindependientes), y la presencia del Oncogen Her 2 Neu, que obligan a que se realice quimioterapia”, detalló Cassab.

Desde la SAM recomiendan que la primera consulta al especialista en mamas en mujeres con estudios clínicos normales y sin síntomas sea a los 35 años (Getty)

Desde la SAM recomiendan que la primera consulta al especialista en mamas en mujeres con estudios clínicos normales y sin síntomas sea a los 35 años (Getty)

8- Los anticonceptivos orales son nocivos para la salud mamaria. Falso. “No sólo no son nocivos para las mamas sino que tampoco pueden provocar, por sí mismos, un cáncer de mama”, aseveró el especialista, quien señaló que “sólo en algunas mujeres, de acuerdo a sus antecedentes personales y familiares puede modificar el riesgo que tengan a desarrollarlo”.

El consenso médico apunta a la evaluación con el profesional de confianza para elegir correctamente el tipo de anticoncepción a utilizar.

9- Los antitranspirantes y corpiños con aro pueden provocar cáncer de mama. Falso. “Mucho se dijo sobre los antitranspirantes y el riesgo de cáncer de mama en base a una supuesta obstrucción del flujo linfático y la acumulación de toxinas. Sin embargo, la relación entre ambos carece de sustento científico”, apuntó Cassab, quien asimismo negó que el uso del corpiño “independientemente de si tiene o no aro y si se usa de día o para dormir con él, aumente el riesgo de cáncer de mama”.

10- Tener hijos y amamantar garantiza no desarrollar la enfermedad. Falso. Si bien tener paridad antes de los 30 años y dar de mamar está en relación a la disminución del riesgo, “no garantiza la no aparición de la enfermedad”, destacó el médico, para quien “esto tiene su explicación en la maduración que sufre la glándula durante el embarazo”.

“Por esta razón, y por sus múltiples beneficios relacionados con la salud neonatal es que recomendamos la lactancia materna como parte integral de la salud mamaria”, subrayó.

Infobae

Foto Tapa medineplus

Seguir leyendo

Salud

EEUU : Aumentan las enfermedades de transmisión sexual cuáles son las causas y qué hay que saber para evitarlas

Publicado

on

En los EEUU se duplicaron los casos de sífilis y los de gonorrea aumentaron en un 67%. Una experta recomienda, además de la prevención, realizar regularmente los estudios claves
En los últimos seis años los casos de ETS aumentaron de manera aguda en los EEUU.
En los últimos seis años los casos de ETS aumentaron de manera aguda en los EEUU.

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) han aumentado en los últimos años en los Estados Unidos. Mientras que las campañas de cuidado se han centrado en el VIH, con éxito, los casos de gonorreaclamidia y sífilis han mostrado aumentos “pronunciados y sostenidos” desde 2013, informó en 2018 el Centro de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Según el organismo, los casos de sífilis casi se duplicaron, y los de gonorrea crecieron en un 67 por ciento. La clamidia sigue siendo la infección principal —10 veces más común que la gonorrea, por ejemplo— ya que suele ser asintomática.

La clamidia es la ETS más difundida, 10 veces más que la gonorrea.

La clamidia es la ETS más difundida, 10 veces más que la gonorrea.

Un rasgo notable es que las infecciones suceden principalmente entre mujeres y hombres heterosexuales de 20 a 24 años, según el Grupo Especial de Servicios Preventivos de ese país. Como se trata de poblaciones en edad reproductiva, importa tratarlas ya que, si no se lo hace, algunas STD pueden causar infertilidad y complicaciones en el embarazo, además de inflamación y dolor pélvicos.

Aproximadamente el 81% de los casos de sífilis de 2016 se dieron entre varones gays y bisexuales, según el CDC. De manera paradójica, un avance se vincula a este retroceso: la aprobación de la profilaxis pre-exposición (PrEP), una píldora diaria que ayuda a prevenir la infección de VIH en personas que tienen un riesgo más alto que el promedio, causó el extraño efecto de disminuir el uso del preservativo, lo cual aumentó las ETS.

Actualmente existe un análisis de VIH que da el resultado en menos de dos minutos.

Actualmente existe un análisis de VIH que da el resultado en menos de dos minutos.

También el consumo de metanfetamina incidió en el aumento de la sífilis, ya que se asocia a un aumento de la pulsión sexual y a menor cuidado médico. Por último, las aplicaciones de citas se han vinculado también al incremento de ETS, “pero también son un camino potencial para promover la prevención de las ETS“, distinguió la médica Meera Shah en Jezebel.

Entre los estudios básicos que Shah suele solicitar a sus pacientes se cuentan los de gonorrea, clamidia, sífilis, VIH (actualmente hay un análisis que da el resultado en menos de dos minutos), y hepatitis A, B y C.

La búsqueda de los virus de las hepatitis A, B y C se cuentan entre los exámenes rutinarios de ETS.

La búsqueda de los virus de las hepatitis A, B y C se cuentan entre los exámenes rutinarios de ETS.

Agrega el del virus del papiloma humano (HPV) cuando se trata de personas (en particular, mujeres) que no recibieron la vacuna (por ejemplo, porque debido a su edad no estaba disponible cuando fueron adolescentes). Shah también pregunta a sus pacientes sobre violencia doméstica y abuso de sustancias, pues son factores de riesgo para las ETS.

La ventaja de hacerse estos estudios regularmente es que un hallazgo temprano del problema puede evitar síntomas incómodos y complicaciones como infertilidad o dolor crónico, además de prevenir contagios ulteriores. “La buena noticia es que, aunque hemos visto un incremento en los diagnósticos de ETS, se las puede identificar y tratar con antibióticos“, escribió.

FOTO TAPA : Dermavit Salud

iNFOBAE

Seguir leyendo

Salud

Salud sexual: guía de anticonceptivos para nosotras y para ellos

Publicado

on

La píldora, el DIU, el anillo vaginal, entre otros, son las alternativas femeninas más conocidas, pero no son las únicas ni nos cabe toda la responsabilidad a nosotras. ¿Sabías, por ejemplo, que la vasectomía es gratuita y puede realizarse en cualquier hospital del país? Hablamos sobre esto, derribamos algunos mitos y te contamos todos los métodos que existen hoy para cuidar la salud y prevenir embarazos no deseados.
La mayoría de los anticonceptivos bien utilizados tienen 90% de efectividad (Shutterstock)

Por Nara Briega

Cada método está diseñado para usarse de una manera específica y “si se utilizan de forma adecuada, prácticamente todos tienen una efectividad frente a los embarazos no deseados de más del 90 por ciento“, asevera la doctora María Elisa Moltoni, ginecóloga del Departamento de Planificación Reproductiva de Halitus Instituto Médico.

“Afortunadamente, hoy en día contamos con gran variedad de métodos anticonceptivos, sobre todo femeninos, para que cada paciente elija el que mejor se adapta a sus necesidades y estilo de vida. Los más conocidos son las píldoras, el preservativo y el DIU, pero hay muchas novedades que vale la pena conocer”, suma la profesional, quien aclara que los métodos anticonceptivos se pueden dividir según su funcionamiento o mecanismos de acción, su eficacia, o si son reversibles o irreversibles.

Según su funcionamiento

Métodos hormonales: píldoras, implante subdérmico, inyectable mensual, inyectable trimestral, anillo vaginal anticonceptivo, parche anticonceptivo. Estos métodos impiden el embarazo inhibiendo la ovulación y modificando el moco de la entrada del útero, evitando así la fertilización.

Métodos de barrera: preservativo masculino, preservativo femenino y diafragma. Funcionan impidiendo de manera física el contacto del semen, evitando que los espermatozoides puedan alcanzar el óvulo.

Métodos intrauterinos: DIU y DIU hormonal. Estos métodos ejercen su acción adentro del útero, impidiendo la fertilización, incapacitando que los espermatozoides lleguen al óvulo y/o espesando el moco del útero para que los espermatozoides no entren.

Métodos quirúrgicos: ligadura de trompas y vasectomía. Son irreversibles. Impiden el encuentro del óvulo y el espermatozoide.

Métodos naturales: calendario, moco cervical, abstinencia periódica. Son métodos que se basan en conocer el ciclo femenino y los cambios que ocurren en el organismo de la mujer, para evitar las relaciones en los días considerados fértiles. Tienen la menor eficacia comparada con los otros métodos.

Los métodos hormonales, impiden el embarazo inhibiendo la ovulación y modificando el moco de la entrada del útero, evitando así la fertilización.

Los métodos hormonales, impiden el embarazo inhibiendo la ovulación y modificando el moco de la entrada del útero, evitando así la fertilización.

Algunas cifras

Según las últimas estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación del 2016 (DEIS 2016), casi el 60 por ciento de los embarazos no fueron planificados (58,4 por ciento). Esta cifra es aún mayor en adolescentes (67,5 por ciento). La mayoría los casos, además, fueron a causa de no haberse cuidado durante las relaciones sexuales.

Este mismo informe arroja cifras sobre los métodos más elegidos: la mayoría se cuida con pastillas anticonceptivas o métodos hormonales (50,5 por ciento) y preservativo (29,5 por ciento).

El uso de DIU aún es bajo en el país (9,2 por ciento). Según varios organismos internacionales, entre los que se encuentra la Organización Mundial de la Salud, una de las herramientas que mejor resulta para bajar los embarazos no planificados, abortos, y muerte por abortos en condiciones inseguras, tanto en adultas como en adolescentes, es aumentar en la población el uso de métodos seguros y efectivos.

En cuanto a su eficacia y duración, los mejores métodos son los llamados LARCs (siglas en inglés de métodos reversibles de larga duración): son los implantes subdérmicos y los DIU. Ellos duran 3 años el implante y entre 3,5 y 10 años los DIU. “Estos métodos tienen en común que no dependen de la persona que lo usa, ya que funcionan sin que uno tenga que ocuparse y por eso alcanzan la mayor eficacia en la vida real (por ejemplo, porque no dependen de variables como olvidos de píldoras, falta de recetas, rotura de preservativo, etcétera)”, comenta la doctora Moltoni.

Adiós mitos

En medicina hay pocos temas que arrastren tantos mitos como la anticoncepción. Surgen muchas veces de conceptos erróneos, sostenidos por conocimientos científicos que ya no están vigentes.

“Uno de los mitos más extendidos es que las pastillas engordan, y es falso. En la mayoría de los estudios clínicos no se observa aumento de peso significativo de las usuarias de anticonceptivos hormonales combinados. Es probable que esto provenga del pasado, donde se usaban dosis más altas que hacían, a veces, ganar peso y retener líquido. De todas maneras, algunos tipos de anticonceptivos pueden generar aumento de peso en un pequeño porcentaje de usuarias, tal es el caso del acetato de medroxiprogesterona (inyectable trimestral)”, explica Moltoni.

Otra leyenda es la que asegura que producen acné. Sucede todo lo contrario: los anticonceptivos suelen mejorar mucho las pieles con acné. Esto es, entre otras razones, porque bajan la producción de andrógenos del ovario (y los andrógenos colaboran al acné y crecimiento del vello corporal).

Otro mito a desterrar es que los anticonceptivos hormonales provocan cáncer. Esto no es así, ya que, por el contario, demostraron disminuir el riesgo de cáncer de ovario y de endometrio, con un efecto beneficioso que dura varios años post suspensión del anticonceptivo. También, disminuyen los tumores malignos de colon y recto.

Un estudio publicado en 2017 del Royal College of General Practitioners del Reino Unido, que abarcó más de 40 mil mujeres usuarias de anticonceptivos hormonales en su juventud y ahora mayores, corroboró estos hallazgos. Se observó además que el cáncer de mama tiene casi nulo aumento de incidencia con el uso actual o reciente de anticonceptivos hormonales. A su vez, este mínimo efecto se diluye con el paso del tiempo, dejando de observarse influencia luego de 5 años de suspensión.

A diferencia de lo que algunas personas suelen creer, la píldora de emergencia no es abortiva. ¿Cómo actúa entonces? Intenta frenar la ovulación de la mujer y transforma el moco de la entrada del útero en un moco impenetrable para los espermatozoides (por eso es mejor no esperar al día después para tomarla, si no hacerlo lo antes posible). No logra evitar todos los embarazos, porque si la mujer ya ovuló y tiene relaciones sin protección, a veces la pastilla no hace efecto. Si luego de tomarla se produce igualmente un embarazo, no aumenta la tasa de aborto ni produce ningún tipo de malformación en el feto.

El mito que se basa en el concepto de que el DIU podría aumentar las infecciones pelvianas, lo cual puede provocar como secuela la infertilidad, también es falso.

De acuerdo a numerosos estudios de investigación, el DIU no sólo no las aumenta sino que las infecciones pélvicas inflamatorias tienen similar porcentaje entre usuarias y no usuarias de este método.

“Este mito probablemente se basa en un evento de los años ´70 con un DIU que existió en Estados Unidos, llamado Dalkon Shield. El mismo tuvo en principio muchísimo éxito pero luego se lo asoció a infecciones graves. Si bien no fueron muchas, esto generó gran revuelo mediático, se investigó luego que los hilos que lo formaban no eran aptos para conformar el dispositivo”, cuenta la ginecóloga de Halitus.

En cuanto a la vasectomía, es uno de los métodos anticonceptivos más seguros y eficaces, cercana al 100 por ciento, ya que bloquea los conductos deferentes, evitando así el paso de los espermatozoides en forma permanente.

Existen dos métodos para realizar la vasectomía: uno con incisión y otro sin corte o sin bisturí. Es una cirugía sencilla, que puede realizarse en forma ambulatoria y con anestesia local. Ninguna técnica afecta el aspecto ni la textura del semen y, asimismo, la vasectomía no modifica la sensación de eyacular ni afecta la erección. Si bien es un método potencialmente reversible, la cirugía de reversión es muy dificultosa, por lo que desde el punto de vista práctico se la considera irreversible.

En Argentina está difundiéndose su uso a partir de la promulgación de la Ley 26.130 que la autorizó en 2006. Esta ley (que abarca también la ligadura tubaria) establece el derecho a realizársela en forma gratuita y en todos los centros de salud públicos o privados a cualquier hombre que sea mayor de edad, sin que precise el consentimiento de la pareja ni de un permiso judicial.

La píldora
Su introducción como método anticonceptivo fue un hito de la salud pública del siglo XX. Si bien presenta eficacia, por su mecanismo de acción genera también beneficios colaterales. Es decir, tienen efectos beneficiosos más allá de su función anticonceptiva.

Regulación
Los trastornos del ciclo menstrual son muy frecuentes en mujeres en edad reproductiva y pueden conducir al dolor, la anemia y la pérdida de la calidad de vida.

Los anticonceptivos (tanto la píldora, como el anillo y el parche) modifican la duración y la cantidad de menstruación. Así, mujeres que sufren de sangrado abundante y usan anticonceptivos hormonales suelen presentar reducciones significativas en la pérdida y en la duración del sangrado.

Además, con estos anticonceptivos podemos modificar o correr la fecha de menstruación, por ejemplo para viajes, competencias deportivas o simplemente si la mujer prefiere no tener el sangrado mensual (siempre bajo prescripción y guía médica).

Los anticonceptivos disminuyen la producción de prostaglandinas y de sustancias que se liberan durante la menstruación y que son las responsables del dolor.

Los anticonceptivos disminuyen la producción de prostaglandinas y de sustancias que se liberan durante la menstruación y que son las responsables del dolor.

Tratamiento del dolor
La presencia de dolor menstrual, llamado dismenorrea, es muy frecuente y puede ser muy intenso, al punto que muchas veces obliga a realizar reposo.

Los anticonceptivos disminuyen la producción de prostaglandinas y de sustancias que se liberan durante la menstruación y que son las responsables del dolor. Por lo tanto, su uso genera su disminución y, en la actualidad, se consideran una de las primeras líneas de tratamiento para disminuir los síntomas menstruales, ofreciendo gran alivio. Entre las mujeres con endometriosis, que es una patología que suele asociarse a dolor intenso, su uso se asocia con la mejoría de síntomas y se usan como primera línea de tratamiento, ya que además previenen su recurrencia.

Tratamiento del Síndrome Premenstrual
Entre un 3 y 10 por ciento de mujeres jóvenes sufren de Síndrome Premenstrual (SPM) o, aún más grave, el Trastorno Disfórico Premenstrual (TDP). Se trata de signos y síntomas que suelen comenzar durante la semana anterior a la menstruación y pasan unos días después de que ésta comienza. Ocurren cambios físicos (hinchazón, dolor mamario, dolor de cabeza, aumento de peso, nauseas), en el ánimo (irritabilidad, depresión, ansiedad), modificaciones en el comportamiento y hasta problemas de concentración. Los anticonceptivos son el tratamiento de elección en este tipo se síntomas al reducir muchos cambios hormonales que producen el SPM.

Prevención de algunos cánceres
La toma de anticonceptivos hormonales disminuye entre un 20 y un 50 por ciento el riesgo de vida de la mujer por cáncer de ovario, endometrio y colon rectal. Los diferentes estudios coinciden en que el mayor beneficio se logra a mayor duración de uso y que los efectos protectores persisten varios años después de la interrupción del tratamiento (cuando éste duró por lo menos 5 años).

Los métodos más efectivos son los de larga duración: DIU, DIU hormonal e implantes. Los hormonales también son muy aconsejables, pero para tener su máxima eficacia tienen que ser utilizados correctamente.

“El asesoramiento profesional ayuda en ese proceso de decisión informada, entre otras cosas, repasando pros y contra de cada método y detectando si existe alguna contraindicación médica para algún anticonceptivo en particular” concluye la doctora Moltoni.

Seguir leyendo

Tendencia