Connect with us

Salud

Así cambia el riesgo de enfermar de gravedad y morir por el coronavirus según las distintas edades

Avatar

Published

on

Aunque los niños parecen más resistentes, los bebés son más vulnerables que los adolescentes. Ser joven no inmuniza. Desde los 50 años se ingresa en el grupo de población de riesgo alto

Si bien con el aumento de la edad la vulnerabilidad al COVID-19 crece también, nadie está exento de poder contraer el nuevo coronavirus. (REUTERS/Christian Hartmann)

Si bien con el aumento de la edad la vulnerabilidad al COVID-19 crece también, nadie está exento de poder contraer el nuevo coronavirus. (REUTERS/Christian Hartmann)

Es una pandemia: nadie está exento del contagio, cualquiera se puede infectar con el nuevo coronavirus. Pero distintas personas enfrentan diferentes peligros de desarrollar la enfermedad, COVID-19, y de necesitar hospitalización o cuidados en terapia intensiva, como de morir.

“Según el sentido común, los niños y los jóvenes podrían estar bien aun si se infectaran, y el riesgo de la severidad de los casos aumenta con la edad”, explicó Vox en una guía que detalló por edades esos peligros, en los que también intervienen otros factores. “Para ser claros: nadie debería sentirse invulnerable al coronavirus. La gente joven va a contraer la enfermedad, un porcentaje no insignificante entre ellos se va a enfermar mucho y una cantidad más pequeña va a morir”.

Con el recuerdo fresco de los jóvenes en las playas de Miami, el texto subrayó: “Las tasas de casos graves y mortales podrían no ser tan altas como las de las generaciones mayores que nos preocupan, pero los datos ya revelan que la edad por sí sola no nos hace invencibles”.

El porcentaje de infecciones identificadas aumenta con la edad, es cierto, pero no se sabe aún si eso se debe a que los jóvenes en realidad se infectan menos o simplemente a que tienen menos probabilidades de desarrollar síntomas graves, y por lo tanto sus casos no se reportan.

Los jóvenes que seguían yendo a las playas de Miami corren peligro también y pueden ser un vector de contagio. (Devon Ravine/Northwest Florida Daily News via AP)

Los jóvenes que seguían yendo a las playas de Miami corren peligro también y pueden ser un vector de contagio. (Devon Ravine/Northwest Florida Daily News via AP)

Hay dos datos que se verificaron en Wuhan, el centro de la expansión del nuevo coronavirus, e Italia: los hombres murieron en un porcentaje mayor que las mujeres (se ignora por ahora el efecto del género en el pronóstico de un paciente, sin embargo) y la gente con otros problemas de salud previos tiene mayores probabilidades de agravarse o morir: personas con problemas cardíacos, presión alta, diabetes, enfermedades pulmonares y cáncer, entre ellas.

Niños hasta 10 años

En resumen: los bebés parecen más vulnerables que los niños pequeños y los niños en edad escolar. No obstante, en general una pequeña fracción de los menores de 10 años ha requerido hospitalización debido al COVID-19. Hasta el 21 de marzo, ninguno en este grupo había muerto.

Vox destacó algunas estadísticas importantes sobre el grupo de menos edad: en España, sobre 129 casos de 0 a 9 años (también al 21 de marzo), 34 requirieron internación en un hospital, lo cual es una tasa del 26 por ciento. Un niño necesitó ser ingresado a una terapia intensiva, es decir un 0,8 por ciento.

En Italia, Corea del Sur y China, no se registraron muertes de menores de 10 años hasta el momento, según los datos que compiló, a partir de fuentes públicas, el ex científico e inversor en biotecnología que usar el alias Andy Biotech en Twiter:

Andy Biotech@AndyBiotech

Crude case fatality rate age distribution chart updated with Spain data

(Wish can add CDC prelim data here too only if they also use decade cutoff like everyone else…)

View image on Twitter
117 people are talking about this

El artículo agregó que tampoco en los Estados Unidos hubo muertes de bebés o niños hasta 10 años, ni internaciones en cuidados intensivos. Y sólo el 1,6% de los contagiados identificados de esta edad requirieron ingresar a un hospital. “Por ahora, los datos corroboran la idea de que los niños no están singularmente en riesgo de COVID-19, lo cual es a la vez sorprendente (porque suelen ser más vulnerables a la gripe) y un alivio”, completó.

Sin embargo, hay diferencias entre los bebés y los niños de nueve años. E indica que los más pequeños pueden sufrir casos más graves.

En otro artículo de Vox, se citó un estudio publicado en la revista académica Pediatrics, que analizó a más de 2.100 niños en China (algunos portadores confirmados del virus, otros sólo presuntamente infectados). Todas las edades se mostraron vulnerables al COVID-19, y la gran mayoría sufrió síntomas suaves, o no sufrió manifestaciones de ningún tipo.

Steven Zeichner, profesor de Pediatría en la Universidad de Virginia, especializado en enfermedades infecciosas, analizó que los peores resultados en ese estudio se vieron con frecuencia en los bebés: el 30% de los casos considerados “graves” y más de la mitad de los considerados “críticos” correspondían a niños de menos de un año. Si bien las cifras concretas fueron bajas (siete bebés en estado crítico y 33 enfermemos de gravedad), la tendencia se comprobó.

Los niños más grandes mostraron menos vulnerabilidad al coronavirus que los bebés. (Shutterstock)

Los niños más grandes mostraron menos vulnerabilidad al coronavirus que los bebés. (Shutterstock)

Una complicación extra de este grupo de edad es que parecen seguir propagando la enfermedad, aunque no haya síntomas visibles, a otras generaciones más vulnerables.

Niños y adolescentes de 10 a 19 años

En resumen: los niños más grandes y los adolescentes podrían ser más resistentes que los más chicos, pero todavía conservan un pequeño riesgo de complicaciones graves o muerte.

En España este grupo de edad mostró una tasa menor de hospitalización: de 221 casos, 15 necesitaron ser ingresados al hospital (0,7%) y ninguno requirió terapia intensiva. Una única muerte estableció la tasa en 0,4 por ciento; en Italia y Corea del Sur ningún caso de 10 a 19 años terminó en muerte, y en China el 0,2% según cifras oficiales.

En este segmento la vulnerabilidad aumenta ante la coincidencia de otros problemas médicos. No por eso se puede asegurar lo contrario, que la ausencia de otros problemas médicos reduzca el peligro: CNN informó el 22 de marzo que una niña de 12 años, perfectamente sana hasta el momento, desarrolló COVID-10 y estaba asistida por un respirador.

Jóvenes de 20 a 29 años

En resumen: Se ha observado una tasa de hospitalización más alta entre los adultos jóvenes en comparación con los adolescentes, y una mayor proporción necesita de cuidados intensivos. Las tasas de muerte se mantienen bajas, pero hay muertes efectivamente. En este grupo comienza a aflorar la tendencia principal: a mayor edad, mayor peligro.

A partir del segmento demográfico de 20 a 29 años comienza a aumentar la tasa de hospitalización. (West Asia News Agency)/Nazanin Tabatabaee via REUTERS)

A partir del segmento demográfico de 20 a 29 años comienza a aumentar la tasa de hospitalización. (West Asia News Agency)/Nazanin Tabatabaee via REUTERS)

De 1.285 casos identificados en España, 183 requirieron ser hospitalizados, una tasa del 14%, y ocho necesitaron cuidados en terapia intensiva, o 0,6 por ciento. La tasa de muerte se ubicó en el 0,3%, con cuatro jóvenes fallecidos. En cambio tanto en Italia como en Corea del Sur no se registraron muertes entre los pacientes de 20 a 29 años; en China la tasa fue del 0,2 por ciento.

Adultos de 30 a 49 años

En resumen: Una cantidad significativa de personas en este rango de edad, más de una de cada cinco, necesita ser ingresada a un hospital. Según el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, las probabilidades de hospitalización, terapia intensiva y muerte aumentan de 40 a 49 años. Lo mismo se observó en España: el ingreso a hospitales fue del 17% entre los 30 y los 39 años y del 23% entre los 40 y los 49.

En España, 1.028 de los 5,127 casos de este segmento demográfico terminaron en un hospital —una tasa del 20%— y 55 necesitaron cuidados intensivos. Con tres personas fallecidas, la tasa de mortalidad se ubicó en 0,2% para este grupo. Ese porcentaje varió, aunque osciló en el mismo rango, entre países: 0,3% para Italia, 0,2% para China y 0,1% para Corea del Sur.

Una de cada cinco personas de 30 a 49 años necesita hospitalización. (REUTERS/Maxim Shemetov)

Una de cada cinco personas de 30 a 49 años necesita hospitalización. (REUTERS/Maxim Shemetov)

En los Estados Unidos el CDC analizó por separado al grupo de 45 a 54 años, y encontró una hospitalización del 21,2% con un 5,4% de necesidad de cuidados intensivos. La tasa de muerte fue de 0,5 por ciento.

Adultos de 50 a 69 años

En resumen: “Todas estas personas entran en la categoría de riesgo alto”, enfatizó Vox. Una minoría sustancial requiere hospitalización y un puñado de cada 100 mueren. Los peligros aumentan con enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares, diabetes y cáncer.

En España 2.166 personas de las 6.045 identificadas como contagiadas del nuevo coronavirus terminaron en un hospital, una tasa del 36%, y 221, o 3,7%, necesitaron terapia intensiva. Con 83 fallecidos, este grupo de edad mostró una tasa de mortalidad del 1,4 por ciento. Esa tasa varió mucho en Corea del Sur, China e Italia: un rango del 0,4% al 3,7 por ciento.

En los Estados Unidos, el CDC ubicó en 20,5% el porcentaje de hospitalización del grupo de 55 a 64 y en 28,6% a partir de los 65 años. La misma tendencia a empeorar el pronóstico con el aumento de la edad se vio en la necesidad de terapia intensiva (4,7% entre las personas de 55 y 64 y 8,1% entre las de más de 65) y la muerte (1,4% y 2,7% respectivamente).

A partir de los 50 años todas las personas entran en la categoría de riesgo alto. (REUTERS/Yves Herman)

A partir de los 50 años todas las personas entran en la categoría de riesgo alto. (REUTERS/Yves Herman)

“Los riesgos aumentan constantemente para los mayores de 50 años, tanto por su edad como por la probabilidad de que tengan una condición médica preexistente que agrave su riesgo”, analizó Vox. “Casi la mitad de los estadounidenses de 55 a 64 años tienen al menos una condición preexistente, según la Fundación de la Familia Kaiser”. Y eso es un problema grande cuando un patógeno desconocido ataca el cuerpo.

Entre los 105 pacientes que habían muerto en Italia hasta el 4 de marzo, las dos terceras partes tenían tres o más enfermedades preexistentes. La más común era hipertensión, seguida por enfermedad coronaria y diabetes. Son todas situaciones crónicas que degradan los órganos y los dejan más vulnerables a las infecciones. Además, algunos tratamientos interfieren con el sistema inmunológico, lo cual aumenta la susceptibilidad de estas personas a los patógenos.

Ancianos de más de 70 años

En resumen: como se sabe, el COVID-19 muestra su mayor capacidad de daño entre los adultos mayores. Las personas en este segmento demográfico son las más propensas a necesitar hospitalización y terapia intensiva, y a morir por causa de esta pandemia.

La tasa de mortalidad por COVID-19 se dispara entre los ancianos. (REUTERS/Irakli Gedenidze)

La tasa de mortalidad por COVID-19 se dispara entre los ancianos. (REUTERS/Irakli Gedenidze)

La tasa de hospitalización en España, por ejemplo, llegó al 55% entre estas personas: 3.388 casos de un total de 6.152. El porcentaje de internados en terapia intensiva bajó (presumiblemente por la velocidad de la muerte) al 3,2%, con 199 casos, y el de mortalidad se ubicó en 11,4% con 705 fallecidos. También hubo grandes variaciones en la muerte entre Corea del Sur, China e Italia, en un rango del 6,2% al 20,2 por ciento.

En los Estados Unidos el CDC identificó que entre los 75 y los 84 años la hospitalización por el coronavirus aumenta un 30,5%, con 10,5% de personas necesitadas de cuidados intensivos y una tasa de mortalidad del 4,3%, que aumenta aún más, al 10,4% entre los mayores de 85 años.

“Para el resto de nosotros —concluyó el análisis de Vox— el riesgo es menos grave pero está lejos de ser cero. Cada persona, aconsejó el medio, debería ser consciente de cómo su salud actual podría hacerla más susceptible. Y todos nosotros, sin importar nuestra edad o estado de salud, deberíamos hacer nuestra parte para proteger a los más vulnerables por medio del distanciamiento social“.

FUENTE : INFOBAE

FOTO TAPA : FREEPIK

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Más de 100.000 familias indígenas de Colombia piden protección ante el coronavirus

Avatar

Published

on

La falta de agua potable y la desnutrición hacen más vulnerables a casi dos millones de indígenas. Hay dos casos de Covid-19 en la frontera colombo-venezolana
Indígenas del pueblo nukak se adentran en la selva por temor a la COVID-19
Indígenas del pueblo nukak se adentran en la selva por temor a la COVID-19KELLY PEÑA

En 1988 el pueblo indígena nukak, del sudeste de Colombia, tuvo su primer contacto con foráneos y, como consecuencia, una gripe devastó al menos a la mitad de su población. Para esa época, los sobrevivientes de este pueblo de cazadores y recolectores fueron empujados por colonos y grupos armados que se adueñaron de su selva y los obligaron a huir y asentarse por años en la ciudad de San José del Guaviare. Las noticias de una pandemia inédita que avanzaba rápidamente les trajo reminiscencias de ese pasado trágico y antes de que las autoridades civiles de Colombia cerraran fronteras o decidieran la cuarentena, varios de ellos se adentraron de nuevo en la selva para aislarse temporalmente. “El 18 de marzo, en una decisión autónoma, reunieron a las autoridades del departamento, y notificaron la decisión. Pero no es un retorno a sus territorios ancestrales, sino un aislamiento en sus resguardos que es de unas 980.000 hectáreas”, explicó Sandra Pérez Gómez, de la Confluencia de Mujeres para la Acción Pública del Guaviare, que ha acompañado a estas comunidades. Les dieron algunas herramientas y medicamentos y se adentraron en lo que les queda de bosque.

Esa ha sido solo una de las alternativas de los pueblos indígenas de Colombia ante el temor de contagiarse del coronavirus. Algo que, en palabras de las autoridades indígenas de Colombia, significaría su exterminio. “Nuestros pueblos no tienen agua potable, están subalimentados, con altos niveles de desinformación y dificultades de acceso a centros de salud”, diagnostica Armando Wooriyu Valenzuela, secretario de la Alta Instancia de Pueblos Étnicos para la Paz. La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) calcula que el riesgo de la pandemia se cierne sobre 115.000 familias indígenas, cerca de 1.905.000 personas en todo Colombia.

Los riesgos varían dependiendo de la región pero llegan a todos. La primera alerta se dio en Cúcuta, ciudad fronteriza con Venezuela, donde según el Ministerio de Salud hay dos indígenas de la etnia yukpa, que fueron confirmados con Covid-19. Según la autoridad nacional de salud, uno de ellos falleció, pero en la ciudad la información es confusa y se habla de un solo contagiado que sería un colono venezolano que vive entre los indígenas. Aunque la alcaldía se propone controlar la propagación, los yukpas tienen una cultura seminómada, lo que dificulta cualquier cuarentena. Los yukpas (colombianos y venezolanos) se encuentran en estado de indigencia hasta en 15 ciudades de Colombia, pero en el caso de los venezolanos además vienen y van. Y aunque el Gobierno colombiano cerró sus fronteras como parte de sus medidas para frenar la pandemia, abundan los cruces informales conocidos como trochas.

En ciudades capitales como Bogotá o Medellín, está el mayor peligro para los indígenas que viven en la indigencia. Desplazados por el conflicto armado, muchos mendigan o viven de la venta de artesanías. Pero sin clientes en las calles están pasando hambre y durmiendo apiñados en aceras. El miércoles, 500 familias de la comunidad embera fueron desalojados por dueños de hoteles al paso por no tener con qué pagar por una habitación. De acuerdo con la Onic, esto ocurre también en ciudades como Barranquilla o Cali y pueden convertirse en una bomba de tiempo. Las fronteras y la pobreza son otra de las preocupaciones. “Tenemos un caso dramático y es el de los indígenas pairobas en Puerto Carreño (Vichada), frontera con Venezuela, donde unas mil personas de esta comunidad indígena obtiene la comida de los basureros”, dice Wooriyu para señalar que la respuesta del Gobierno tiene que ser desde la seguridad alimentaria además del agua.

Hasta ahora, los indígenas se protegen con barricadas para evitar el ingreso de foráneos que puedan contagiarlos. Lo hace la Guardia Indígena del Cauca, en el suroeste del país, pero también la etnia wayú en La Guajira, norte de Colombia, donde también salen a las carreteras a protestar por la falta de agua potable. En esa región, que ha recibido el impacto de la migración, preocupa el estado de los hospitales. De acuerdo con Valenzuela, hay cinco para atender a toda la población de wayú que es de medio millón de personas, además de los migrantes.

Las peticiones al Gobierno de Iván Duque van desde la toma urgente de muestras de confirmación en comunidades que presentan altos índices de infecciones respiratorias, agua potable y alimentación hasta las labores de prevención en las lenguas de los indígenas. “El Ministerio de Defensa puso a disposición sus emisoras para que podamos dar información de prevención pero necesitamos que el presidente Iván Duque a través del Ministerio de Telecomunicaciones nos ayude a producir piezas en los 90 idiomas de las comunidades”, agregó Wooriyu, que habla en nombre de las más de 100.000 familias indígenas que temen al coronavirus.

Continue Reading

Salud

España registra más de 800 muertos en 24 horas por quinto día consecutivo y supera ya los 100.000 infectados por coronavirus

Avatar

Published

on

España registra más de 800 muertos en 24 horas por quinto día consecutivo y supera ya los 100.000 infectados por coronavirus

España ha superado este miércoles un nuevo hito en el marco de la crisis sanitaria originada por el coronavirus: las 100.000 personas contagiadas. En total son ya 102.136 casos positivos confirmados, 7.719 nuevos en las últimas 24 horas, una cifra un 17 % inferior a la registrada este martes. Un dato positivo que se suma al del número de personas recuperadas del covid-19, que son ya 22.647.

Los datos más alarmantes conocidos hoy se refieren al número de fallecidos, que en esta última jornada ascienden a 864, de manera que son ya cinco los días en el que el número de muertos ha superado los 800, para dar un total desde que comenzó la epidemia en el país de 9.053 decesos.

Mientras, son ya 51.418 las personas hospitalizadas infectadas por el nuevo virus, de las que 5.872 lo están en unidades de cuidados intensivos.

El portavoz técnico del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha comparecido por segunda vez por videoconferencia, después de que diera positivo en coronavirus. De hecho, el 60 % de los responsables técnicos de la gestión de la crisis del coronavirus se han contagiado.

El sistema sanitario en problemas

El sistema sanitario español sigue luchando contra la saturación de sus hospitales, sobre todo de sus unidades de cuidados intensivos (UCI). La región más afectada, la Comunidad de Madrid, tiene ya la mayoría de sus hospitales al límite de su capacidad.

Además sigue escaseando el material de protección contra el contagio y el equipamiento para atender a los enfermos más graves, como los respiradores, mientras el personal sanitario sigue sufriendo bajas. Hace unos días desde el Ministerio de Sanidad ya se trasladó que eran más de 12.000 los trabajadores de la salud que se encontraban contagiados del nuevo virus.

Así, este miércoles se comenzarán a utilizar las primeras camas UCI del hospital de campaña levantado en el recito ferial del IFEMA en Madrid, que se ha convertido en el mayor centro hospitalario de la capital española, con capacidad para 5.500 camas. Actualmente hay ingresadas en esta instalación 850 personas, y desde que comenzó su actividad ha atendido a 1.450 pacientes.

Nuevas medidas económicas

La crisis económica que está acompañando a la crisis sanitaria, motivada por el cierre de los comercios y negocios de apertura al público y por la posterior prohibición del desplazamiento de los trabajadores de todos los sectores salvo aquellos esenciales, como los relacionados con la alimentación y con la sanidad, ha hecho que el Gobierno español haya anunciado nuevas medidas para paliar las consecuencias más inmediatas.

Las primeras restricciones para frenar la epidemia se publicaron el pasado 14 de marzo, cuando el Gobierno declaró el estado de alarma, que incluía medidas extraordinarias como el confinamiento de la población en sus domicilios, que solo podían abandonar en algunos supuestos, como para acudir a trabajar o a adquirir productos básicos. Este lunes 30 de marzo las medidas se endurecieron al suspender toda la actividad económica salvo la esencial.

Las nuevas medidas económicas para atender a la población más vulnerable y paliar las consecuencias de esta crisis en las empresas, han sido anunciadas este martes después de la última reunión del Consejo de Ministros. Las más importantes son las siguientes:

  • Moratoria del pago de la cuota a la Seguridad Social para los trabajadores autónomos, incluyendo los días no trabajados de marzo.
  • Extensión de la moratoria del pago de la hipoteca también a los locales y oficinas de trabajadores autónomos.
  • Prórroga extraordinaria de los contratos de alquiler de vivienda habitual de seis meses.
  • Microcréditos a interés del 0 % para pagar el alquiler de personas en situación de vulnerabilidad, que se podrán devolver en un plazo de hasta 10 años.
  • Se prohíben los desahucios sin alternativa habitacional tanto en el caso de los alquileres como de hipotecas.
  • Prohibición de cortar el suministro energético, de gas o de agua y moratoria de su pago para autónomos y pymes que hayan visto reducida su actividad.
  • Subsidio extraordinario por desempleo para trabajadoras del hogar y para trabajadores temporales.

Más información en breve.

FUENTE : RT

Continue Reading

Salud

El arquero de la histórica selección de Turquía en el Mundial 2002 y ex Barcelona está en estado crítico a causa del coronavirus

Avatar

Published

on

La estrella internacional Rustu Recber, clave en el seleccionado turco que logró el tercer puesto en el certamen de Corea-Japón, fue internado con resultado positivo de COVID-19 hace un par de días

Rustu Recber está en estado crítico luego de haber contraído coronavirus

Rustu Recber está en estado crítico luego de haber contraído coronavirus

Hace 48 horas, y a través de la cuenta de Instagram de su mujer, Isil, el mundo se informó que una de las leyenda del fútbol de Turquía había contraído coronavirus y, además, tuvo que ser hospitalizado por haberse infectado de COVID-19.

Rustu Recber, el arquero que supo brillar con el buzo de la selección turca en el histórico tercer puesto que consiguió el conjunto europeo en el Mundial de Corea del Sur – Japón 2002, está internado en su país natal y, según informó el medio local Miliiyet, en las últimas horas se habría agravado la situación clínica del hombre que fue parte de la plantilla del FC Barcelona en la temporada 2003-2004.

“Mi único deseo es que las personas sean respetuosas ahora. El está en el hospital y no nos permiten verle; no poder estar con él es la parte más difícil, pero Dios es grande y Rustu está encomendado a los médicos. Por favor, no dejen de rezar por él”, publicó su mujer en una historia a través de su cuenta de Instagram. Medios turcos afirman que su estado es crítico.

La historia de Rustu en el fútbol tiene un antes y un después tras su heroica actuación con el seleccionado en la Copa del Mundo 2002. Junto a Hakan Sükür y Hasan Sas, las otras dos estrellas del equipo que dirigía Senol Günes, Turquía avanzó a paso firme en el Mundial: terminó en el segundo puesto del Grupo C que compartió con Brasil -terminó como líder de la zona-, lo que le permitió avanzar a los octavos de final del máximo certamen para selecciones de fútbol en el mundo.

Rustu fue arquero del Barcelona en la temporada 2003-2004 (REUTERS/Gustau Nacarino/File Photo)

Rustu fue arquero del Barcelona en la temporada 2003-2004 (REUTERS/Gustau Nacarino/File Photo)

Ya en la instancia decisiva, y con la actuación destacada de Recber, los turcos superaron a una de las selecciones anfitrionas del torneo -vencieron 1-0 a Japón- y luego dejaron en el camino a Senegal, una de las sorpresas del campeonato, lo que les dio la histórica clasificación a las semifinales. En el anteúltimo partido del Mundial, el rival de Turquía fue Brasil, que como lo hizo en la fase de grupos, volvió a vencer al conjunto de Europa: esta vez fue por la mínima, gracias al gol de Ronaldo, máximo anotador de la Copa del Mundo. En el encuentro por el tercer lugar, Rustu y sus compañeros superaron 3-2 a Corea para subirse al podio mundial.

Con 18 años de carrera, sus atajadas no sólo sobresalieron en la selección -con 120 presencias es el jugador con más cantidad de partidos jugados-, sino que también lo llevaron a ser figura en la liga local de su país. Con más de 500 partidos oficiales en el arco entre sus pasos en el Fenerbahçe y Besiktas, conquistó entre ambos clubes unos siete títulos.

Su paso por el FC Barcelona fue intrascendente. Alcanzó a disputar sólo siete encuentros de manera oficial y no pudo colmar las expectativas de un equipo que le ganó la pulseada a otros grandes del Viejo Continente que quisieron contratarlo como la Juventus, Liverpool, Manchester United o el Arsenal, de Inglaterra. Con el puesto a su disposición, una lesión lo mantuvo fuera del equipo por un buen tiempo, por lo que Frank Rijkaard eligió suplirlo con un joven portero de La Masía, que con el tiempo terminaría haciendo historia en el equipo culé: Víctor Valdés.

FOTO : MUNDO D LA VOZ

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas