Connect with us

Salud

Por qué el coronavirus arrasa en algunos países y deja intactos a otros

Published

on

Los expertos están tratando de averiguar por qué el coronavirus es tan caprichoso. Las respuestas podrían determinar cómo protegernos mejor y cuánto tiempo tenemos que hacerlo

Un hombre lleva una máscara protectora mientras camina por el mercado principal en el centro de Amán, en JordaniaUn hombre lleva una máscara protectora mientras camina por el mercado principal en el centro de Amán, en Jordania

El coronavirus ha matado a tanta gente en Irán que el país ha recurrido a entierros masivos, pero en el vecino Irak, el número de cadáveres es inferior a 100. La República Dominicana ha reportado casi 7.600 casos del virus. Justo al otro lado de la frontera, Haití ha registrado unos 85. En Indonesia, se cree que miles de personas han muerto por el coronavirus. En la cercana Malasia, un estricto bloqueo ha mantenido las muertes en alrededor de 100.

El coronavirus ha tocado casi todos los países de la tierra, pero su impacto ha parecido caprichoso. Metrópolis globales como Nueva York, París y Londres han sido devastadas, mientras que ciudades llenas de gente como Bangkok, Bagdad, Nueva Delhi y Lagos se han salvado, hasta ahora, en gran medida.

La pregunta de por qué el virus ha abrumado algunos lugares y dejado otros relativamente intactos es un rompecabezas que ha dado lugar a numerosas teorías y especulaciones pero no a respuestas definitivas. Ese conocimiento podría tener profundas implicaciones para la forma en que los países responden al virus, para determinar quién está en riesgo y para saber cuándo es seguro volver a salir.

Ya hay cientos de estudios en curso en todo el mundo que investigan cómo la demografía, las condiciones preexistentes y la genética podrían afectar a la amplia variación del impacto.

Los médicos de Arabia Saudita están estudiando si las diferencias genéticas pueden ayudar a explicar los distintos niveles de gravedad de los casos de Covid-19 entre los árabes sauditas, mientras que los científicos del Brasil están estudiando la relación entre la genética y las complicaciones del Covid-19. Equipos de varios países están estudiando si los medicamentos comunes para la hipertensión podrían empeorar la gravedad de la enfermedad y si una determinada vacuna contra la tuberculosis podría hacer lo contrario.

Muchas naciones en desarrollo con climas cálidos y poblaciones jóvenes han escapado de lo peor, lo que sugiere que la temperatura y la demografía podrían ser factores. Pero naciones como Perú, Indonesia y Brasil, países tropicales en medio de epidemias crecientes, le echan agua fría a esa idea.

Las medidas draconianas de distanciamiento social y de cierre anticipado han sido claramente eficaces, pero Myanmar y Camboya no hicieron ninguna de las dos cosas y han notificado pocos casos.

Una teoría que no está probada pero que es imposible de refutar: tal vez el virus no ha llegado a esos países todavía. Rusia y Turquía parecían estar bien hasta que, de repente, no lo estaban.

Con mascarilla en una mezquita de Basora, IrakCon mascarilla en una mezquita de Basora, Irak

El tiempo todavía puede ser el mayor ecualizador: La gripe española que estalló en los Estados Unidos en 1918 pareció extinguirse durante el verano, sólo para volver con una cepa más mortal en el otoño, y una tercera ola al año siguiente. Finalmente llegó a lugares lejanos como islas de Alaska y el Pacífico Sur e infectó a un tercio de la población mundial.

“Estamos muy temprano en esta enfermedad”, dijo Ashish Jha, director del Instituto de Investigación de Salud Global de Harvard. “Si esto fuera un juego de béisbol, sería la segunda entrada y no hay razón para pensar que para la novena entrada el resto del mundo que ahora parece no haber sido afectado no lo será”.

Los médicos que estudian las enfermedades infecciosas en todo el mundo dicen que todavía no tienen suficientes datos para obtener un cuadro epidemiológico completo, y que las lagunas de información en muchos países hacen que sea peligroso sacar conclusiones. Las pruebas son deplorables en muchos lugares, lo que lleva a subestimar enormemente el progreso del virus, y es casi seguro que las muertes no se cuentan.

Sin embargo, las pautas generales están claras. Incluso en lugares con un registro pésimo y sistemas de salud rotos, los entierros en masa o los hospitales que rechazan a miles de personas enfermas serían difíciles de ignorar, y en varios lugares simplemente no los están viendo, al menos no todavía.

Una mujer camina frente a un bar cerrado con un letrero que dice "Pórtese bien, nos vemos", durante el confinamiento para desacelerar la propagación del COVID-19, la enfermedad que causa el coronavirus, en Cambrai, Francia. 3 de mayo, 2020. REUTERS/Pascal RossignolUna mujer camina frente a un bar cerrado con un letrero que dice “Pórtese bien, nos vemos”, durante el confinamiento para desacelerar la propagación del COVID-19, la enfermedad que causa el coronavirus, en Cambrai, Francia. 3 de mayo, 2020. REUTERS/Pascal Rossignol

Las entrevistas con más de dos docenas de expertos en enfermedades infecciosas, funcionarios de salud, epidemiólogos y académicos de todo el mundo sugieren cuatro factores principales que podrían ayudar a explicar dónde prospera el virus y dónde no: la demografía, la cultura, el medio ambiente y la rapidez de las respuestas de los gobiernos.

Cada posible explicación viene con considerables advertencias y confusas contra-evidencias. Si una población envejecida es la más vulnerable, por ejemplo, Japón debería estar en la parte superior de la lista. Está lejos de serlo. Sin embargo, estos son los factores que los expertos encuentran más persuasivos.

El poder de la juventud

Muchos países que han escapado a epidemias masivas tienen poblaciones relativamente más jóvenes. Los jóvenes son más propensos a contraer casos leves o asintomáticos que son menos transmisibles a otros, dijo Robert Bollinger, profesor de enfermedades infecciosas de la Escuela de Medicina de Johns Hopkins. Y son menos propensos a tener ciertos problemas de salud que pueden hacer que el Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus, sea particularmente mortal, según la Organización Mundial de la Salud.

África -con unos 45.000 casos reportados, una pequeña fracción de sus 1.300 millones de habitantes- es el continente más joven del mundo, con más del 60 por ciento de su población menor de 25 años. En Tailandia y en Najaf, Irak, las autoridades sanitarias locales descubrieron que el grupo de edad de 20 a 29 años tenía la tasa más alta de infección, pero a menudo mostraba pocos síntomas.

En cambio, la edad media nacional en Italia, uno de los países más afectados, es de más de 45 años. La edad media de los que murieron de Covid-19 era de unos 80 años.

Las personas más jóvenes tienden a tener sistemas inmunológicos más fuertes, lo que puede dar lugar a síntomas más leves, dijo Josip Car, experto en población y salud mundial de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur.

En Singapur y Arabia Saudita, por ejemplo, la mayoría de las infecciones se producen entre los trabajadores migrantes extranjeros, muchos de los cuales viven en dormitorios estrechos. Sin embargo, muchos de esos trabajadores son jóvenes y en forma, y no han requerido hospitalización.

Las mujeres rezan en una mezquita durante el mes sagrado del Ramadán, en medio de la propagación de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Uagadugú, Burkina FasoLas mujeres rezan en una mezquita durante el mes sagrado del Ramadán, en medio de la propagación de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Uagadugú, Burkina Faso

Junto con la juventud, una relativa buena salud puede disminuir el impacto del virus entre los infectados, mientras que ciertas condiciones preexistentes -en particular la hipertensión, la diabetes y la obesidad- pueden empeorar la gravedad, dicen los investigadores en los Estados Unidos.

Hay notables excepciones a la teoría demográfica. Japón, que tiene la población media más antigua del mundo, ha registrado menos de 520 muertes, aunque su número de casos ha aumentado con el incremento de las pruebas.

La región del Guayas en Ecuador, epicentro de un brote que puede haber cobrado hasta 7.000 vidas, es una de las más jóvenes del país, con sólo el 11 por ciento de sus residentes mayores de 60 años.

Y Jha de Harvard advierte que algunos jóvenes que no muestran síntomas también son altamente contagiosos por razones que no se comprenden bien.

Distancia cultural

Los factores culturales, como el distanciamiento social que se da en ciertas sociedades, pueden dar a algunos países más protección, según los epidemiólogos. En Tailandia y la India, donde el número de virus es relativamente bajo, las personas se saludan a distancia, con las palmas unidas como en una oración. En Japón y Corea del Sur, la gente hace una reverencia, y mucho antes de que llegara el coronavirus, tendían a usar máscaras faciales cuando se sentían mal.

En gran parte del mundo en desarrollo, la costumbre de cuidar a los ancianos en casa conduce a la disminución de los asilos, que han sido un obstáculo para los trágicos brotes en Occidente.

Sin embargo, hay notables excepciones a la teoría del distanciamiento cultural. En muchas partes de Oriente Medio, como Iraq y los países del Golfo Pérsico, los hombres suelen abrazarse o darse la mano al encontrarse, pero la mayoría no se enferman.

Lo que podría llamarse “distanciamiento nacional” también ha demostrado ser ventajoso. Los países que están relativamente aislados han cosechado beneficios para la salud gracias a su aislamiento.

Las naciones lejanas, como algunas del Pacífico Sur y partes del África subsahariana, no se han visto tan inundadas de visitantes que traigan consigo el virus. Los expertos en salud de África citan los limitados viajes desde el extranjero como tal vez la razón principal de la tasa de infección relativamente baja del continente.

Los países que son menos accesibles por razones políticas, como Venezuela, o a causa de conflictos, como Siria y Libia, también se han visto en cierto modo protegidos por la falta de viajeros, al igual que países como el Líbano y el Iraq, que han soportado protestas generalizadas en los últimos meses.

Una mujer camina frente a un bar cerrado con un letrero que dice "Pórtese bien, nos vemos", durante el confinamiento para desacelerar la propagación del COVID-19, la enfermedad que causa el coronavirus, en Cambrai, Francia. 3 de mayo, 2020. REUTERS/Pascal RossignolUna mujer camina frente a un bar cerrado con un letrero que dice “Pórtese bien, nos vemos”, durante el confinamiento para desacelerar la propagación del COVID-19, la enfermedad que causa el coronavirus, en Cambrai, Francia. 3 de mayo, 2020. REUTERS/Pascal Rossignol

La falta de transporte público en los países en desarrollo también puede haber reducido la propagación del virus allí.

El calor y la luz

La geografía del brote -que se propagó rápidamente durante el invierno en países de la zona templada como Italia y los Estados Unidos y fue prácticamente invisible en países más cálidos como el Chad o Guyana- parecía sugerir que el virus no se calentaba bien. Otros coronavirus, como los que causan el resfriado común, son menos contagiosos en climas más cálidos y húmedos.

Pero los investigadores dicen que la idea de que el clima cálido por sí solo puede repeler el virus es una ilusión.

Algunos de los peores brotes en el mundo en desarrollo han sido en lugares como la región del Amazonas en Brasil, un lugar tan tropical como cualquier otro.

“La mejor conjetura es que las condiciones de verano ayudarán, pero es poco probable que por sí solas conduzcan a una significativa desaceleración del crecimiento o a una disminución de los casos”, dijo Marc Lipsitch, director del Centro de Dinámica de Enfermedades Contagiosas de la Universidad de Harvard.

El virus que causa el Covid-19 parece ser tan contagioso como para mitigar cualquier efecto beneficioso del calor y la humedad, dijo Raúl Rabadan, biólogo computacional de la Universidad de Columbia.

Pero otros aspectos de los climas cálidos, como que la gente pase más tiempo fuera, podrían ayudar. “Las personas que viven en interiores dentro de ambientes cerrados pueden promover la recirculación del virus, aumentando la posibilidad de contraer la enfermedad”, dijo Car de la Universidad Tecnológica de Nanyang.

Los rayos ultravioletas de la luz solar directa inhiben este coronavirus, según un estudio realizado por modeladores ecológicos de la Universidad de Connecticut. Por lo tanto, las superficies en lugares soleados pueden tener menos probabilidades de permanecer contaminadas, pero la transmisión suele ocurrir a través del contacto con una persona infectada, no al tocar una superficie.

Ningún científico ha propuesto que emitir luz dentro de una persona infectada, como ha sugerido el Presidente Trump, sea una cura efectiva. Y las condiciones tropicales pueden incluso haber calmado a algunas personas en una falsa sensación de seguridad.

“La gente decía: ‘Hace calor aquí, no me va a pasar nada’”, dijo Doménica Cevallos, investigadora médica en Ecuador. “Algunos incluso salían a propósito para tomar el sol, pensando que les protegería de las infecciones.”

Cuarentenas tempranas y estrictas

Los países que declararon cuarentenas tempranas, como Vietnam y Grecia, han podido evitar los contagios fuera de control, lo que demuestra el poder del distanciamiento social estricto y las cuarentenas para contener el virus.

Mujeres mayores con máscaras faciales aplauden en la Plaza Mayor en apoyo a los trabajadores de la salud Mujeres mayores con máscaras faciales aplauden en la Plaza Mayor en apoyo a los trabajadores de la salud

En África, los países con una amarga experiencia con virus asesinos como el HIV, la tuberculosis resistente a los medicamentos y el Ébola, conocieron la situación y reaccionaron rápidamente.

El personal de los aeropuertos, desde Sierra Leona hasta Uganda, estaba tomando temperaturas (que desde entonces resultaron ser una medida menos eficaz) y datos de contacto y llevando máscaras mucho antes de que sus homólogos de los Estados Unidos y Europa tomaran esas precauciones.

El Senegal y Rwanda cerraron sus fronteras y anunciaron toques de queda cuando todavía tenían muy pocos casos. Los ministerios de salud comenzaron a localizar los contactos con prontitud.

Todo esto ocurrió en una región en la que los ministerios de salud habían llegado a depender del dinero, el personal y los suministros de donantes extranjeros, muchos de los cuales tenían que prestar atención a los brotes en sus propios países, dijo Catherine Kyobutungi, directora ejecutiva del Centro Africano de Investigación sobre Población y Salud.

“Los países se despiertan un día y dicen: ‘Está bien, el peso del país descansa sobre nuestros hombros, así que tenemos que dar un paso adelante’”, dijo. “Y lo han hecho. Algunas de las respuestas han sido hermosas de contemplar, honestamente.”

Sierra Leona volvió a proponer los protocolos de seguimiento de la enfermedad que se habían establecido a raíz del brote del Ébola en 2014, en el que murieron casi 4.000 personas. El Gobierno estableció centros de operaciones de emergencia en todos los distritos y contrató 14.000 trabajadores sanitarios comunitarios, 1.500 de los cuales están siendo formados como rastreadores de contactos, aunque Sierra Leona sólo tiene unos 155 casos confirmados.

Sin embargo, no está claro quién pagará sus salarios o los gastos como motos e impermeables para mantenerlos funcionando durante la próxima temporada de lluvias.

Uganda, que también sufrió durante el contagio del Ébola, puso rápidamente en cuarentena a los viajeros procedentes de Dubai después de que el primer caso de coronavirus llegara desde allí. Las autoridades también localizaron a otros 800 que habían viajado desde Dubai en semanas anteriores.

Las autoridades sanitarias de Uganda también están examinando a unos 1.000 camioneros al día. Pero muchos de los que dan positivo han venido de Tanzania y Kenia, países que no están haciendo un seguimiento tan agresivo, lo que hace temer que el virus siga penetrando en las fronteras porosas.

Los cierres, con prohibiciones de cónclaves religiosos y eventos deportivos de espectadores, claramente funcionan, dice la Organización Mundial de la Salud. Más de un mes después de cerrar las fronteras nacionales, las escuelas y la mayoría de las empresas, los países desde Tailandia hasta Jordania han visto disminuir las nuevas infecciones.

En el Oriente Medio, el cierre generalizado de mezquitas, santuarios e iglesias se produjo relativamente pronto y probablemente contribuyó a frenar la propagación en muchos países.

Una excepción notable fue Irán, que no cerró algunos de sus mayores santuarios hasta el 18 de marzo, un mes entero después de que registrara su primer caso en la ciudad de peregrinación de Qum. La epidemia se propagó rápidamente desde allí, matando a miles de personas en el país y propagando el virus a través de las fronteras cuando los peregrinos volvían a casa.

Un guardabosques urbano habla con gente después de quedarse sin máscaras durante una distribución gratuita en la Plaza del Gran Ejército, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. 3 de mayo de 2020. REUTERS/Eduardo MuñozUn guardabosques urbano habla con gente después de quedarse sin máscaras durante una distribución gratuita en la Plaza del Gran Ejército, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. 3 de mayo de 2020. REUTERS/Eduardo Muñoz

Por muy eficaces que sean las cuarentenas, en los países que carecen de una red de seguridad social sólida y en aquellos en los que la mayoría de la gente trabaja en la economía informal, será difícil mantener durante mucho tiempo los pedidos de cierre de empresas y la necesidad de que la gente se refugie en el lugar. Cuando las personas se ven obligadas a elegir entre el distanciamiento social y la alimentación de sus familias, están eligiendo lo último.

En contra de la intuición, algunos países en los que las autoridades reaccionaron tarde y con una aplicación irregular de los cierres parecen haberse salvado. Tanto Camboya como Laos tuvieron breves períodos de infección cuando se aplicaron pocas medidas de distanciamiento social, pero ninguno de ellos ha registrado un nuevo caso en unas tres semanas.

El Líbano, cuyos ciudadanos musulmanes y cristianos suelen ir en peregrinación al Irán y a Italia respectivamente, lugares donde abunda el virus, debería haber tenido un alto número de infecciones. No lo ha hecho.

“Simplemente no vimos lo que esperábamos”, dijo Roy Nasnas, consultor de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario Geitaoui en Beirut. “No sabemos por qué”.

Por último, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que puede no haber una única razón para que algunos países sean golpeados y otros no. Es probable que la respuesta sea alguna combinación de los factores mencionados anteriormente, así como otra mencionada por los investigadores: pura suerte.

Los países con la misma cultura y clima podrían tener resultados muy diferentes si una persona infectada asiste a un acto social multitudinario, convirtiéndolo en lo que los investigadores denominan un acontecimiento superdifusor.

Eso ocurrió cuando un pasajero infectó a 634 personas en el crucero Diamond Princess frente a la costa de Japón, cuando un huésped infectado asistió a un gran funeral en Albany, Georgia, y cuando una mujer de 61 años fue a la iglesia en Daegu, Corea del Sur, propagando la enfermedad a cientos de feligreses y luego a miles de otros coreanos.

Un soldado iraquí lleva una máscara protectora mientras hace guardia en un punto de control, haciendo cumplir el toque de queda impuesto para prevenir la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), durante el sagrado mes de ayuno del Ramadán, en Bagdad, Irak, el 3 de mayo de 2020.REUTERS/Thaier Al-Sudani Un soldado iraquí lleva una máscara protectora mientras hace guardia en un punto de control, haciendo cumplir el toque de queda impuesto para prevenir la propagación de la enfermedad coronavirus (COVID-19), durante el sagrado mes de ayuno del Ramadán, en Bagdad, Irak, el 3 de mayo de 2020.REUTERS/Thaier Al-Sudani

Debido a que una persona infectada puede no experimentar síntomas durante una semana o más, si es que los experimenta, la enfermedad se propaga bajo el radar, de manera exponencial y aparentemente al azar. Si la mujer de Daegu se hubiera quedado en casa ese domingo de febrero, el brote en Corea del Sur podría haber sido menos de la mitad de lo que es.

Algunos países que deberían haberse inundado no lo están, dejando a los investigadores rascándose la cabeza.

Tailandia informó del primer caso confirmado de coronavirus fuera de China a mediados de enero, de un viajero de Wuhan, la ciudad china donde se cree que comenzó la pandemia. En esas semanas críticas, Tailandia siguió acogiendo una afluencia de visitantes chinos. Por alguna razón, estos turistas no desencadenaron una transmisión local exponencial.

Y cuando los países hacen todo lo incorrecto y aún así terminan aparentemente no tan maltratados por el virus como uno esperaría, es difícil de entender. “En Indonesia, tenemos un ministro de salud que cree que se puede rezar contra el Covid, y se hacen muy pocos test”, dijo Pandu Riono, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Indonesia. “Pero tenemos suerte de tener tantas islas en nuestro país que limitan los viajes y tal vez las infecciones”.

“No hay nada más que estemos haciendo bien”, añadió.

FUENTE : INFOBAE

 

FOTO TAPA : POLITICA ARGENTINA

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

SE AGUDIZA LA CRISIS SANITARIA: VENEZUELA LLEVA CUATRO AÑOS SIN UN PROGRAMA DE DONACIÓN DE ÓRGANOS

Published

on

El régimen de Nicolás Maduro suspendió “temporalmente” el sistema oficial en 2017 y nunca lo reanudó. En este período más de 900 personas dejaron de recibir el trasplante que necesitaban

Un trasplante representa la esperanza de vida para muchas personas en el mundo. A diario, niños, hombres y mujeres con afecciones severas de salud, se aferran a la esperanza de la donación de órganos para sobrevivir a los tratamientos o afecciones de una enfermedad.

Pero, ¿qué pasa cuando no hay luz al final del túnel, cuando la única posibilidad es la esperar por algo que no se sabe si llegará?

Ese es el caso de los venezolanos que requieren de un trasplante de órganos, quienes no cuentan con un programa auspiciado por el Estado.

“Antes, cuando existía el Programa tu podías decir que era temporal mientras aparecía un riñón, por ejemplo, y tenías un número en la lista. Pero, sin el Programa no hay ninguna otra opción, tu vida depende de permanecer atado a una máquina, porque si no te mueres”, explicó a Infobae Katherin Martínez, directora de la ONG Prepara Familia.

En el año 2017 el régimen de Nicolás Maduro suspendió el Programa de Donación de Órganos “temporalmente”. Desde entonces un número indeterminado de venezolanos han muerto a la espera de una cirugía o en el mejor de los casos huyeron del país con la esperanza de lograr la operación fuera de sus fronteras.

Katherine Martinez, directora de la ONG Prepara FamiliaKatherine Martinez, directora de la ONG Prepara Familia

Se estima que una operación de trasplante, en cualquier lugar del mundo, cuesta en promedio entre 70 y 80 mil dólares. Esa es la razón por la que los Estados se hacen cargo de este tipo de programas, para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a ello sin importar su condición social.

En Venezuela no hay lista de espera, ni registro de personas que necesitan trasplantes. Cómo ya es costumbre en la dictadura chavista, no hay cifras claras, ni organismos que asuman la responsabilidad de informar sobre el estado de los pacientes con enfermedades que requieren de donaciones.

Lo único que se ha podido estimar es el número de trasplantes que se habrían realizado durante estos años en los que el programa fue suspendido: más de 900 personas han perdido la oportunidad de recibir una donación desde 2017 hasta ahora.

La notificación enviada a los centros de salud en 2017 sobre la suspensión de las cirugías de donación de órganosLa notificación enviada a los centros de salud en 2017 sobre la suspensión de las cirugías de donación de órganos

“De acuerdo a la cantidad de trasplantes que se venían realizando en el país, hasta antes del año 2017, la proyección es que por arriba de 930 personas perdieron la posibilidad de realizarse un trasplante. De estos el 10% hubiesen sido niños”, precisó la representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila Velutini, en diálogo con Infobae.

“Nosotros en Venezuela llegamos a tener una cifra lindísima en comparación con otros países. Habían 11 centros de trasplantes a nivel nacional hasta 2017 cuando cerraron el sistema de procura de órganos”, añadió.

La representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila VelutiniLa representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila Velutini

Hasta el año 2014 el proceso de donación de órganos se realizaba a través de la gestión de la ONTV, fundación que trabajaba en conjunto con el Ministerio de Salud y el Instituto Venezolano de Seguros Sociales.

El primero de junio de ese año el régimen chavista, ya en manos de Nicolás Maduro, ordenó la creación de Fundavene, una nueva figura que se encargaría de la gestión de los casos.

Tres años más tarde, la dictadura ordenó la suspensión temporal del programa a partir del primero de junio de 2017. La medida sería “reevaluada” en el mes de septiembre de ese mismo año, sin embargo el servicio nunca se reactivó.

“Todas las personas que necesitan ser trasplantadas tienen sueños. Los niños quieren ser estudiantes, bailarines, violinistas, escaladores, ingenieros, médicos, mecánicos y cuando tú les dices que en este momento su única esperanza es esa máquina de diálisis se hace muy cuesta arriba y muchos de ellos se entregan”, comentó Velutini.

Durante la últimas semanas se han incrementado las protestas en reclamo por la reactivación del Programa Nacional de DonacionesDurante la últimas semanas se han incrementado las protestas en reclamo por la reactivación del Programa Nacional de Donaciones

Muy ocasionalmente se conoce en Venezuela de alguna cirugía de trasplante que se realiza en forma particular, debido a su elevado costo.

También en instituciones públicas como el Hospital Militar en Caracas o el Hospital Dr. Enrique Tejera de la ciudad de Valencia, se han reportado casos de este tipo de operaciones. Algunas de ellas condicionadas a la consignación de una larga lista de insumos y materiales médicos.

LOS 12 NIÑOS MUERTOS DEL JM DE LOS RÍOS

El Hospital pediátrico Dr. José Manuel de los Ríos, en Caracas, fue durante años una referencia en la atención de niños y adolescentes en el país. Pero, con el paso del tiempo no ha escapado de los embates de la “revolución” que lo convirtió en un centro médico más sin recursos, insumos y con graves fallas en su equipamiento en infraestructura.

Ese centro, que alguna vez fue ejemplo del ejercicio de la pediatría, hoy cuenta 12 menores muertos en lo que va de año y casi 50 desde 2017, todos ellos esperaban por un trasplante que no llegó y no aguantaron el duro proceso de los tratamientos.

La lista de insumos pedidos a quienes se realizan cirugías de trasplantes en el Hospital Militar de CaracasLa lista de insumos pedidos a quienes se realizan cirugías de trasplantes en el Hospital Militar de Caracas

“Un niño de 10 años debe de estar jugando o en la escuela estudiando, como cualquier otro niño. ¿Te imaginas que en vez de hacer eso debas ir a conectarte a una máquina tres o cuatro veces por semana?”, se cuestionó la representante de Prepara Familia. “Para ellos es agotador, se les apaga la esperanza”, añadió.

En el año 2018 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a los niños del servicio de nefrología del JM de los Ríos. Un año más tarde el beneficio se extendió a los pacientes de los otros 13 servicios del hospital. Pese a ello, el régimen de Maduro no ha hecho nada para solventar la crisis del centro.

Según los reportes de las ONG en el hospital no hay insumos, las comidas que les dan a los niños no se corresponde con una dieta balanceada propia de sus padecimientos, cada vez hay menos equipos, la infraestructura está en decadencia y hay fallas constantes en los servicios básicos como agua y electricidad.

“El hospital de niños te da una visión de lo que sucede en otras partes del país. Ha sido la ventana que ha tenido más visibilidad, eso es tan solo una ventanita de lo que significa a nivel nacional”, añadió Velutini.

Al menos 12 niños murieron este año en un hospital de Caracas en espera por una trasplante de órganos (FOTO: AFP)Al menos 12 niños murieron este año en un hospital de Caracas en espera por una trasplante de órganos (FOTO: AFP)

Hoy el reclamo de los pacientes, familiares y ONG no solo está centrado en la necesidad de la reactivación del Programa de Donación de Órganos, sino en la recomposición del decadente sistema de salud pública de Venezuela.

Las personas dializadas o con cualquier otro tratamiento, en espera por un trasplante sobreviven. Porque un tratamiento da cierta calidad de vida, pero un trasplante te da una calidad de vida casi absoluta.

El anuncio del reinicio de este tipo cirugías sería solo un aviso, si no se implementan un conjunto de políticas públicas que garanticen los insumos, equipamiento, mano de obra calificada e infraestructura necesaria para este tipo de operaciones.

Carlos Eduardo Martínez

Continue Reading

Economia

AGOSTO OTRO MES CON FUERTE SUBA EN GNC ALQUILERES PREPAGAS Y….

Published

on

Si bien la inflación viene desacelerándose en los últimos meses –en junio fue de 3,2% y en los últimos 12 meses la suba de precios acumulada alcanzó el 50,2%, según el Indec, los aumentos de GNC, expensas y alquileres que llegarán en agosto le ponen presión al índice que mide el costo de vida y que ya alcanzó el 25,3% en la primera mitad del año.

En agosto continuarán los aumentos de precios, en un marco en el que el tipo de cambio oficial se mantiene estable pero el dólar libre volvió a la zona de los $180, y las tarifas se encuentran practicamente congeladas.

En ese sentido, el precio del metro cúbico del GNC aumentará entre $2 y $3 a partir del octavo mes del año, para venderse a un promedio de $40 en las estaciones de servicio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), según indicaron a Infobae desde la Cámara de Expendedores de GNC.

En noviembre habrá un nuevo y último incremento en el año, que elevaría el precio entre $1 y $1,50 aproximadamente. El último aumento de este combustible se había aplicado en abril de este año y fue del 5 por ciento.

“Dados los nuevos contratos que se firmaron de GNC, el valor del gas en boca de pozo tiene que pasar a representar en agosto el 14% del precio de nafta súper, que actualmente es del 13,5 por ciento”, dijo a este medio Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC.

En ese sentido, afirmó que en noviembre el precio del GNC debe pasar a representar el 14,5%, mientras que el año que viene corresponde que alcance el 15%, porcentaje que regirá por tres años como consecuencia de la vigencia de los contratos.

En tanto, el ajuste de la paritaria conseguido por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), con aumentos salariales que subieron del 32% al 44,8%, comenzó a impactar en julio sobre las expensas que deberán pagarse en agosto.

Se calcula que, en promedio, los sueldos de los encargados representan entre un 30 y un 35% de los vecinos. Sus salarios varían según diversos factores, como la categoría, si viven o no en el edificio, si llevan a cabo actividades adicionales a las funciones básicas, etc. Por ejemplo, pueden cobrar adicionales por la limpieza de cocheras o de piletas, jardinería y también por la antigüedad.

Además, existen otros factores que encarecen las expensas que exceden a las labores de los encargados de edificios: los gastos extraordinarios por obras de mantenimiento, los servicios de vigilancia y el mantenimiento de ascensores y tanques.

A partir de agosto también se pondrá en marcha el aumento para quienes firmaron contrato de alquiler luego de que se aprobara la nueva ley.

Luego de la sanción de la nueva Ley de Alquileres —que cumplió un año— en julio, los montos mensuales de los alquileres tuvieron su primer aumento anual bajo la nueva fórmula de actualización, un índice (ICL) compuesto por inflación y salarios. Ahora, el próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado, 12 meses atrás.

En base al Índice para Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central, desde el sector inmobiliario estiman que alcanzará el 46% en la segunda quincena del mes. Los propietarios e inquilinos deben realizar el cálculo cuando se cumple un año desde el día que se inició el contrato y luego cada 12 meses.

Un informe realizado por el portal de propiedades Zonaprop arrojó que, debido al aumento de las unidades en renta, alquilar un departamento de dos ambientes en la Ciudad de Buenos Aires ya supera los $40.000 por mes, mientras que en lo que va del año, los precios de los alquileres acumulan una suba del 31,6%, superior a la inflación.

Mientras tanto, el Poder Ejecutivo autorizó hoy un incremento de hasta un 9% a partir del 1º de agosto; 9% a partir del 1º de septiembre; 9% a partir del 1º de octubre y 9% a partir del 1º de enero de 2022 para las cuotas de los servicios de medicina prepaga.

De esta forma, en total, las prepagas subirán un 27% antes de finalizar el 2021, que se agregará al 14% que el Gobierno autorizó en lo que val del año. Ya el 2022 comenzará con una nueva suba de 9% según lo dispuesto en la presenta resolución. Pero el primer aumento será inmediato.

Continue Reading

Salud

Un estudio concluyó que los vacunados con Pfizer tienen diez veces más anticuerpos contra el coronavirus que los inoculados con Sinovac

Published

on

Investigadores de la Universidad de Hong Kong hallaron que las personas inmunizadas con la fórmula china generan niveles de proteínas “similares o inferiores” a los producidos de forma natural en los pacientes recuperados de COVID-19

Un estudio realizado en Hong Kong reveló que aquellas personas que recibieron la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus tienen diez veces más anticuerpos que quieren fueron inoculados con Sinovac, y que estos últimos generan niveles de proteínas para atacar al virus “similares o inferiores” a producidos de forma natural en los pacientes recuperados de covid-19.

Los hallazgos de la Universidad de Hong Kong, publicados este viernes en la revista científica Lancet Microbe, podrían sugerir la necesidad de “estrategias alternativas” -incluidas las vacunas de refuerzo- para aumentar las concentraciones de anticuerpos de las personas inmunizadas con Sinovac y la protección contra la enfermedad de covid-19, según los investigadores, citados por South China Morning Post.

La presencia de anticuerpos es un signo de una infección previa, o de que una vacuna está funcionando para proteger a un individuo, pero la cantidad de proteínas generadas por el cuerpo para identificar y neutralizar el coronavirus no se correlaciona directamente con el nivel de inmunidad.

Los test de anticuerpos están dando resultados que demuestran la efectividad de las vacunas (EFE)Los test de anticuerpos están dando resultados que demuestran la efectividad de las vacunas (EFE)

Sin embargo, según los expertos, cada vez hay más pruebas de que los niveles más altos suelen corresponder a una protección más fuerte y duradera contra la infección.

En su estudio, los epidemiólogos Benjamin Cowling y Gabriel Leung, y el virólogo Malik Peiris afirmaron que la diferencia en las concentraciones de anticuerpos neutralizantes identificada en el estudio “podría traducirse en diferencias sustanciales en la eficacia de la vacuna”.

En una entrevista exclusiva con el South China Morning Post, Cowling señaló que los niveles moderados de protección seguían siendo mejores que nada, por lo que llamó a los hongkoneses a vacunarse.

Un residente recibe una inyección de la vacuna CoronaVac desarrollada por Sinovac Biotech durante una campaña de vacunación contra la pandemia de coronavirus COVID-19, en Bangkok, Tailandia. EFE/EPA/NARONG SANGNAK/Archivo Un residente recibe una inyección de la vacuna CoronaVac desarrollada por Sinovac Biotech durante una campaña de vacunación contra la pandemia de coronavirus COVID-19, en Bangkok, Tailandia. EFE/EPA/NARONG SANGNAK/Archivo

Hasta el jueves, Hong Kong había administrado más de 4,5 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, de las cuales 2,6 millones fueron de Pfizer-BioNTech y 1,8 millones de la china Sinovac, de acuerdo a South China Morning Post.

Para el estudio de los anticuerpos, los investigadores analizaron a 1.442 trabajadores sanitarios de hospitales y clínicas públicas y privadas de la ciudad, y les tomaron muestras de sangre a distintos intervalos.

En la primera tanda de 93 participantes totalmente vacunados, las concentraciones de anticuerpos de los 63 receptores de Pfizer-BioNTech aumentaron “sustancialmente” tras la primera dosis y nuevamente tras la segundaLos 30 receptores de Sinovac, por su parte, tuvieron concentraciones de anticuerpos “bajas” después de su primera inyección, y “moderadas” luego de la segunda.

Los investigadores descubrieron que los niveles medios de anticuerpos de un subconjunto de 12 receptores de Pfizer-BioNTech eran 10 veces más altos (269) que los de un número igual de personas en el grupo de Sinovac, que presentaban un promedio de 27.

FOTO DE ARCHIVO: Una médica administra la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus a un hombre de 84 años en Berlín, Alemania, el 13 de abril de 2021. REUTERS / Alessia Cocca FOTO DE ARCHIVO: Una médica administra la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus a un hombre de 84 años en Berlín, Alemania, el 13 de abril de 2021. REUTERS / Alessia Cocca

Los científicos también hallaron que el receptor de Pfizer-BioNTech con el nivel más bajo de anticuerpos seguía teniendo más que el vacunado con Sinovac con el número más alto de anticuerpos.

Los niveles de anticuerpos generados por Sinovac se consideraron iguales o ligeramente inferiores a los detectados en las personas recuperadas de covid-19.

Cowling aseguró que la diferencia entre los dos fármacos era coherente con lo informado por los fabricantes en sus ensayos clínicos de tercera fase, que determinaron que Pfizer-BioNTech era eficaz en un 95%, frente al 50,7% de Sinovac.

Los resultados sugieren la posible necesidad de que los receptores de Sinovac -especialmente los ancianos, que tienen una respuesta inmunitaria más débil a las vacunas- reciban una tercera dosis de refuerzo, señaló Cowling.

 

FUENTE : INFOBAE

FOTOT TAPA : EL ESPAÑOL

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas