Connect with us

Policial

Published

on

La Corte Suprema había rechazado un recurso de José Antonio Solá Torino, por lo que el ex camarinsta debía comenzar a cumplir una condena de seis años de prisión
olavieri@infobae.com

FOTO : El condenado José Solá Torino (@fmcapitalsalta)

La Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la condena a seis años de prisión dictada por el Tribunal Oral Federal de Salta contra el ex camarista federal José Antonio Solá Torino, quien había sido hallado culpable de recibir coimas de un narcotraficante para que levantara una orden de captura en su contra. Cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) llegó a su casa para detenerlo -y que de esa forma comenzara a cumplir su condena-, Solá Torino se suicidó.

Los jueces de la Corte Elena Highton, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti rechazaron el recurso de queja de Solá Torino contra la denegatoria del recurso extraordinario firmada por la Sala I de Casación, que en diciembre de 2017 había confirmado la sentencia de seis años de prisión de cumplimiento efectivo dictada por el Tribunal Oral Federal de Salta en 2016.

La investigación que llevó adelante el fiscal salteño Ricardo Toranzos determinó que en 2007 Solá Torino había cobrado una coima de 15 mil pesos para levantar el pedido de arresto que pesaba sobre José Miguel Farfán, quien en 1999 había sido condenado por el tráfico de 400 kilos de droga. Farfán, descripto por los salteños como el narcotraficante más importante de la región, ahora está detenido.

Se llegó a descubrir el entramado debido a que la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizaba escuchas telefónicas a mujeres del entorno de Farfán. Por entonces Farfán que estaba prófugo, necesitaba que le levantaran su pedido de captura porque tenía que cobrar personalmente un cargamento de cocaína que había enviado a Europa.

En uno de esos llamados las mujeres lo pusieron en contacto con el que iba a resolver el problema de la captura. Para los investigadores no hubo dudas, era Solá Torino, presidente por entonces del único Tribunal Oral Federal de Salta que tenía a su cargo los casos de narcotráfico. El ex juez estaba también a cargo de la Ejecución de las condenas. Solá Torino tenía 68 años y había llegado a la Justicia debido a su extensa relación con la dirigencia del Partido Justicialista salteño.

En las escuchas se determinó que Solá Torino alertó de la investigación a las mujeres del entorno de Farfán. Toranzos pidió el allanamiento de los domicilios de las mujeres y detrás de unas máscaras que decoraban el living, hallaron los oficios firmados por Solá Torino que ordenaban el cese de la captura de Farfán. El pago había sido- en principio- de 15.000 pesos. El juez los había vendido.

El primer juez del caso, Abel Cornejo, se excusó porque conocía a Solá Torino. El segundo juez Miguel Medina procesó a Solá Torino por el delito de cohecho agravado. A pesar del procesamiento el Consejo de la Magistratura de la Nación no lo suspendió. Siguió siendo juez de un Tribunal Oral Federal procesado por cohecho. El procesamiento fue confirmado por la Cámara Federal de Salta y recién entonces el Consejo de la Magistratura lo suspendió. Solá Torino presentó su renuncia y al quedarse sin fueros estuvo detenido tan solo unas semanas.

En 2010 el caso fue elevado a juicio, pero recién en 2016 se pudo iniciar el debate oral y público. En el juicio Toranzos acusó junto los fiscales generales Carlos Amad y Francisco Snopek. Fue condenado a seis años de prisión. Y apeló a Casación.

Fiscal salteño Ricardo ToranzosFiscal salteño Ricardo Toranzos

La Sala de Casación que revisó la condena en 2017 estaba integrada por Eduardo Riggi, Ana María Figueroa y Liliana Catucci. En aquel entonces fueron durísimos contra Solá Torino, quien al momento de recibir la coima era camarista federal. “En el caso aquí analizado, el juez no cumplió sus funciones en el ámbito del control de cumplimiento de la pena de una persona condenada por un delito (un delito grave, cabe añadir) con fidelidad y apego a la ley”, decía uno de los votos. Y agregaba: “Por el contrario, actuó con venalidad pues a cambio de una suma de dinero dictó un auto en violación a la ley y de ese modo, además, traicionó los principios éticos y de rectitud que se le imponían, a la vez que perjudicó al Estado como legítimo depositario de la administración de justicia y a la sociedad toda”.

Luego de que la Casación le denegó el recurso extraordinario, el condenado presentó una queja ante la Corte Suprema, que abrió el recurso en 2018. Luego de abrir la queja, la Corte la rechazó en el fallo firmado anteayer.

Notificada la justicia salteña de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el fiscal Amad pidió la inmediata detención de Solá Torino. El Tribunal Oral Federal I de Salta emitió el viernes por la tarde la orden de detención que fue recibida por la PSA. Cuando los integrantes de esa fuerza de seguridad llegaron a la casa de Solá Torino -pasada la medianoche- nadie respondía a los llamados. Pidieron autorizaron a la justicia para derribar la puerta y entrar. Cuando entraron escucharon una detonación. Y luego -según explicaron fuentes judicailes salteñas a Infobae,– hallaron muerto a Solá Torino. Se había pegado un tiro.

A 13 años de haberse descubierto que Solá Torino cobraba coimas de un narcotraficante y cuando iba a comenzar a cumplir su pena de seis años de prisión, el ex juez se suicidó.

FUENTE : INFOBAE

Policial

UNA LLAMADA Y UN GOLPE EN LA CAMIONETA: LAS NUEVAS CLAVES DE LA INVESTIGACIÓN POR EL CRIMEN DEL EX RUGBIER

Published

on

La comunicación quedó registrada en el celular de Marcelo Longhi y se produjo el mismo día del hallazgo del cadáver. Comienzan nuevas pericias clave

Continue Reading

Policial

ROSARIO SIN CONTROL: SICARIOS ASESINARON A UNA EMBARAZADA Y BALEARON A SU HIJA DE 9 AÑOS

Published

on

Ocurrió en la noche del domingo. La menor se encuentra internada en grave estado

La violencia y el sicariato en Rosario llegaron anoche a un nuevo nivel de infamia.

Ayer domingo a las 21, minutos antes de que comenzara una fuerte tormenta, una joven embarazada fue asesinada de un tiro en la cabeza en un ataque ocurrido en un complejo Fonavi ubicado en Viamonte al 7300, en el límite entre el barrio Santa Lucía y el barrio Godoy, situados en el extremo oeste de la ciudad. Su hija de 9 años también recibió un disparo en el hombro y se encuentra internada en grave estado.

De acuerdo a los primeros datos que aportaron vecinos a la Policía, dos pistoleros ingresaron al departamento 4 del segundo piso de una de las tiras del complejo y pidieron por Débora Andino, una mujer que aparentemente vivía en ese lugar.

En el departamento estaba Débora Celeste Andino, de 31 años, y su hija Sofía, de 9 años. En el acto, la mujer fue asesinada de un disparo en el cráneo y quedó tendida en el suelo de su habitación, frente a su cama: las manchas de sangre llegaron hasta los almohadones. Al llegar la Policía provincial, se constató que Débora cursaba un embarazo de seis meses, según la estimación hecha en base a testimonios brindados en el lugar.

Su hija de 9 años fue baleada en el hombro izquierdo. Los investigadores policiales creen que los sicarios la dieron por muerta, aseguran fuentes del caso a Infobae, pero la niña fue trasladada de urgencia al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, donde se encuentra internada con pronóstico reservado. La bala que hirió a Sofía tuvo una trayectoria curiosa, entró por el hombro y terminó alojada en el hígado, según el parte médico. En el Vilela, la menor hizo un paro cardiorrespiratorio y fue enviada al quirófano. Su estado era crítico.

La Policía provincial en el edificio de Débora.

Poco después del crimen, se hizo presente el Comando Radioeléctrico de la Unidad Regional II, que dio aviso al fiscal de Homicidios Dolosos de turno Ademar Bianchini, quien a su vez ordenó medidas investigativas a la División de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), como la toma de testimonios, levantamiento de rastros y vainas servidas así como el relevamiento de cámaras en la zona.

En la Fiscalía no es la primera vez que se escucha el apellido Andino. Un hermano de Débora, según fuentes de la investigación, está señalado como un presunto vendedor de droga en ese complejo de Fonavi del oeste de Rosario. Incluso desde la propia fuerza de seguridad recordaron que en esa zona se hicieron procedimientos en 2020 con la Agencia de Investigación Criminal por una causa por venta de estupefacientes.

El operativo ocurrió el 8 de mayo de 2020 en Nicaragua y Volta, a muy pocos metros de donde fue el crimen de anoche. En ese procedimiento, precisamente, fue aprehendido Lucas Andino, hermano de Débora, con 10 envoltorios de cocaína que llevaba en el barbijo. Investigadores de la brigada Antinarcóticos de la AIC habían detectado que el joven de por entonces 25 años menudeaba droga en el lugar.

Según fuentes del caso, el hermano de Débora figura en el radar de la Fiscalía como un supuesto aliado de la banda conocida como “Los Romero”, que opera territorialmente en la zona norte de la ciudad, principalmente en barrio Nuevo Alberdi y disputa territorio allí, entre otros, con Los Monos. No estaba confirmado si en estos momentos seguía vigente ese vínculo entre Andino y Romero.

El clan Andino también aparece investigado en otra unidad fiscal que investiga las disputas territoriales entre las bandas. Esa familia, de acuerdo a esta información, tiene domicilios en barrio Godoy y en el barrio Santa Lucía, ubicados los dos en el punto extremo de la zona oeste de la ciudad.

En el departamento Rosario se registraron 241 homicidios dolosos durante 2021. Esta cifra es más elevada que la registrada en años anteriores para el mismo período, aunque se ubica por debajo del conteo de 2014. El dato corresponde al informe anual del Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe, integrado por el Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público de la Acusación. Se cometieron otros nueve crimenes en el departamento en lo que va del año. Un cadáver en avanzado estado de descomposición fue hallado el viernes último en una zanja y luego remitido a la Morgue Judicial para su autopsia.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

  

Continue Reading

Policial

CASI UN ROBO DEL SIGLO QUE POCOS CONTARON.

Published

on

No fue el “Robo del Siglo”. Pero los tres golpes que dio el año pasado la banda comandada por Lucas Zeballos contra Banco Galicia, Codere y McDonald’s, los ubican entre los robos más importantes de los últimos tiempos. Y también, entre los más desconocidos por el público general, ya que no trascendieron detalles a nivel masivo.

Es que acá no hubo un asalto a los camiones blindados de Codecop, sino que fueron los dueños de la misma empresa transportadora de caudales los que se apropiaron de los billetes que debían transportar.

Sin violencia, sin armas y sin espectacularidad.

Pero con sólidos vínculos políticos y gremiales, que le garantizó a los dueños de Codecop cierta impunidad para cometer los tres robos. Y que la empresa siga funcionando como si nunca hubiera ocurrido nada, con la habilitación expresa del Banco Central, más allá de haber echado a 300 empleados afiliados a Camioneros, gremio que ni siquiera difundió un comunicado de repudio a los despidos.

No fue el “Robo del Siglo”. Pero los tres golpes que dio el año pasado la banda comandada por Lucas Zeballos contra Banco Galicia, Codere y McDonald’s, los ubican entre los robos más importantes de los últimos tiempos. Y también, entre los más desconocidos por el público general, ya que no trascendieron detalles a nivel masivo.

Es que acá no hubo un asalto a los camiones blindados de Codecop, sino que fueron los dueños de la misma empresa transportadora de caudales los que se apropiaron de los billetes que debían transportar.

Sin violencia, sin armas y sin espectacularidad.

Pero con sólidos vínculos políticos y gremiales, que le garantizó a los dueños de Codecop cierta impunidad para cometer los tres robos. Y que la empresa siga funcionando como si nunca hubiera ocurrido nada, con la habilitación expresa del Banco Central, más allá de haber echado a 300 empleados afiliados a Camioneros, gremio que ni siquiera difundió un comunicado de repudio a los despidos.

Protesta de trabajadores de Codecop, en noviembre pasado, en la sede central de Florencio Varela.Protesta de trabajadores de Codecop, en noviembre pasado, en la sede central de Florencio Varela.

Los dueños de Codecop se quedaron con un botín de billetes en efectivo de 1.174 millones de pesos, 1.235.760 dólares, 124.470 reales y 79.118 euros, que pertenecían a Banco Galicia, Codere y McDonald’s. También se habrían apoderado de dinero de otros clientes, pero se desconocen esos montos, al no estar judicializados.

Ahora Clarín pudo acceder a una parte importante de la causa judicial, donde se describe cómo fue el mecanismo por el cual Codecop se quedó con el dinero de sus clientes. Y cómo se encontraron $377 millones en los allanamientos que dispuso la Justicia; aunque todavía restan encontrar $130 millones de Codere, $643 millones de McDonald’s y 1,2 millón de dólares que le robaron al Galicia.

La excusa del Covid

Codecop tenía que transportar dinero del Banco Galicia desde las sucursales en sacas o bolsines, con un límite de entrega de 24 a 48 horas de demora. Pero no lo entregó durante casi dos meses, en que inventó diferentes excusas, hasta que el Galicia denunció a los directivos ante la Justicia.

Todo empezó el viernes 21 de mayo pasado, cuando el Banco Galicia le pidió a Codecop que cinco días después entregara $290 millones al Banco Provincia en Mar del Plata, con billetes que ya le había dado durante ese mes a la empresa transportadora de caudales.

La noche anterior a la entrega de ese dinero, el gerente comercial de Codecop, John Cruz Ibarra, le envió un correo electrónico a los directivos del Galicia, donde les informaba que la sede Mar del Plata de la empresa suspendía todos los servicios del día miércoles 26.

“Estimado cliente, ante posibles contagios y según el último relevamiento del día de la fecha, hemos constatado personal de transporte y recuento con síntomas de Covid. En las próximas horas someteremos a la totalidad del personal de la planta de Mar del Plata a hisopados para detectar casos Positivos, y procederemos a realizar una desinfección generalizada del lugar”, dijo Cruz Ibarra a los directivos del Galicia, en un mail al que accedió Clarín.

“Pedimos disculpas, hemos implementado medidas para mitigar estas situaciones pero esto es un estado de contingencia que podría suceder en cualquier momento. Por ahora suspenderemos las actividades de la planta y pondremos en resguardo a la totalidad del personal hasta tanto tengamos los resultados de los exámenes”, concluyó su mail Cruz.

Pasaban los días y los responsables de la empresa transportadora de caudales no daban ningún tipo de respuesta a los pedidos del Galicia para el transporte de su dinero, que debía estar en los depósitos de Codecop. Uno de los directivos del Galicia consiguió el teléfono celular de Lucas Zeballos y empezó a llamarlo “sin éxito, por lo que decidí escribirle por whatsapp”, dijo el directivo en la causa judicial.

Para ese entonces, Codecop tenía en su depósito de Mar del Plata billetes del Galicia por $332,2 millones US$ 155.760 y 42.000 euros.

Recién el 1 de julio, Lucas Zeballos respondió a los directivos del Galicia y les dijo que al día siguiente retomarían el trabajo, pero de forma “parcial”, con $50 millones en la primera entrega.

Pero no cumplió. Entonces, dijo que iba a entregar $100 millones el 5 de julio.

“Pero volverían a incumplir sin respuesta alguna”, se lamentó un directivo del Galicia en la causa judicial.

El 8 de julio el banco intimó a devolver el dinero en 24 horas. Y también se exigió la devolución del dinero depositado en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, que eran otros $38.952.942 y US$1.080.000.

Ante la falta de respuestas, al día siguiente el Banco Galicia presentó una denuncia penal por el dinero retenido en Mar del Plata. Y pocos días después se amplió la denuncia por los fondos retenidos en Misiones.

El juez Mariano Iturralde ordenó varios allanamientos en las sedes de Codecop. Logró recuperar $377 millones, 124.000 reales, 2.900 euros y 1.800 dólares. La mayor parte era del Galicia, pero también había dinero que le habían sustraído a Codere y a McDonald’s.

El 7 de septiembre el juez procesó a Lucas Zeballos como integrante del directorio unipersonal de Codecop como “responsable criminalmente del delito de defraudación por retención indebida” del dinero que era de Banco Galicia y “defraudación por administración fraudulenta”.

El sistema de “recupero”

Pocos días después de que el juez procesara a Lucas Zeballos y encontrara $377 millones en los depósitos de Codecop, la empresa Arcos Dorados (licenciataria de McDonald’s en Argentina) presentó una denuncia similar a la del Banco Galicia. Pero por una cifra mayor: reclamaba el reintegro de 642.769.056 pesos, 124.470 reales y 37.118 euros.

Según pudo reconstruir Clarín, parte de esa cifra habría sido sustraída por Codecop de una manera sumamente extraña, a través de un sistema que en la transportadora de caudales llamaban “recupero”.

“Una vez por semana iba un camión de Codecop a cambiar billetes de McDonald’s. Cuando llegaba el camión blindado, Casa de Moneda le daba bolsas con monedas a los empleados de Codecop, quienes no entregaban las sacas con billetes, porque el servicio ya estaba pagado en forma electrónica por McDonald’s”, explicó un exdirectivo de Codecop a Clarín. Y entregó audios que le dieron verosimilitud a esa insólita teoría.

“Las bolsas con monedas eran entregadas después a McDonald’s. Pero las sacas con billetes las llevaban a las bóvedas de Codecop y ahí se supone que se iban acumulando a lo largo de los meses. Hasta que un día alguien de McDonald’s se dio cuenta que les faltaban más de $600 millones y presentó la denuncia judicial. Pero esa plata ya no estaba, se la habían repartido entre todos”, planteó otro exdirectivo de Codecop.

Y agregó que “los Zeballos se gastaron parte del dinero robado a McDonald’s en financiar Radio del Plata, construir una bóveda inmensa, comprar dos camiones blindados, un helicóptero, tres autos de lujo Mercedes Benz y dos lotes gigantes en Nordelta”,

La denuncia que presentó McDonald’s por el faltante de dineroprovocó la detención de Lucas Zeballos, a fines de octubre,por parte del juez Mariano Iturralde, que ya lo había procesado por el robo al Banco Galicia.

Consultados por Clarín acerca de si existió ese mecanismo de “recupero” mencionado por dos exdirectivos de Codecop -y que figura en audios de otros diálogos entre directivos de la transportadora de caudales-, una fuente oficial de McDonald’s respondió: “No tenemos constancia de que ese era el procedimiento”. Y añadió: “Pero es la justicia quien reúne todas las declaraciones, investiga y determina”.

Esta semana  Codecop también se quedó con otros $160 millones de Codere, la mayor empresa del juego de la provincia de Buenos Aires, que maneja 13 bingos y es uno de los sponsors de la camiseta de River Plate.

A pedido de Codere, el 28 de diciembre pasado, el juez Iturralde amplió el procesamiento de Lucas Zeballos y confirmó su prisión preventiva en la causa judicial. Nota de Alejandro Alfie para Clarin.

 

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas