Connect with us

Opinión

Carta abierta a CFK por los 44 del ARA San Juan

Published

on

Carta abierta a CFK por los 44 del ARA San Juan
Señora:
Cuando le escribí mi primera carta abierta, hace ya algunos años, supuse que no sería la última vez que yo fuera comunicarme con usted bajo esta modalidad epistolar. Tuve la mala espina de que usted seguiría dándome motivos para correr los dedos sobre el teclado con la iracundia con la que en este mismísimo momento escribo.

Sin embargo, señora, no vaya usted a creer que mi iracundia irá por el camino del insulto. No, no, nada de eso. No tendrá usted la suerte de que yo la insulte. Sabe qué ocurre? Que el insulto es el pobre argumento de los que no pueden elevarse sobre su furia, y yo tengo entendido que soy más que mi peor furia. Y tengo unas cuantas cosas para decirle. Es decir, argumentos es lo que me sobra. Educación también, así que tranquila.

Le cuento algo casi en tono intimista, aunque usted y yo nunca hemos sido muy cercanas que se diga: hoy comprobé que ningún periodista renuncia a su esencia de comunicador, aunque resista el oficio y el trabajo cotidiano. Así como el escorpión no puede dejar de asestar su picadura mortífera, un periodista no puede dejar que la historia se acumule minuto tras minuto, y quedarse como si la nada misma ocurriera, neutral, impávido, sin otra cosa que hacer que presenciar. Gracias por la parte que le toca de esta suerte de epifanía tan personal en este día tan colectivamente trágico: soy periodista y moriré periodista, y me urge escribirle. De allí esta carta abierta.
Están muertos, señora. Están muertos. ¿Qué siente usted ante esta frase tan definitiva?  No sé porqué estoy dando por sentado que usted pueda sentir algo. No es especulación maliciosa de mi parte: es que sentir lleva a actuar en consecuencia, y si usted hubiera sentido cuando debía sentir, si usted fuera una persona con sus emociones conectadas a las responsabilidades superlativas que tuvo, usted hubiera dispuesto que algunas cuestiones fueran diferentes. Y nos hubiéramos evitado el inenarrable dolor presente.

Por ejemplo: usted no hubiera dejado reducido el presupuesto de Defensa al valor del cotillón de un cumple de su nieto. 0,9 por ciento del Presupuesto, el menor de América Latina: la mitad del de Chile, casi un tercio del de Colombia. Usted dejó una carcasa vacía, una puesta en escena para la gilada, para la foto con los almirantes y su amada Nilda, pero por dentro, nada. Nada de nada, como en su corazón. Ni un mango para ningún otro requerimiento que no fueran salarios ni mantenimiento edilicio.

Este submarino tendría que haber sido reparado durante su gestión a nuevo por completo en Alemania, de donde es originario. Entró a dique seco aquí nomás, a unos metros de mi casa, y algunas cositas se hicieron. Pero es una nave cuya energía vital, en términos de navegación y supervivencia de sus tripulantes, las proveen las baterías. Hoy ha dicho la empresa constructora que las baterías no fueron cambiadas. No obstante, usted se dio el gusto de decir para, insisto, las cámaras a las que tan afecta es, “al agua pato” cuando la nave se hizo nuevamente al mar. Así, con esa ligereza, como si usted fuera una niña celebrando la flotabilidad de su nuevo chiche.

Usted sabía que todo esto podía pasar. Usted sabía. No podía ignorarlo. O, más adecuadamente, no debía ignorarlo. Sé que no es una comparación muy viable ya que no es usted de costumbres sencillas, pero en una casa pasa más o menos lo mismo: cuando no hay dinero disponible y no se hacen las tareas de mantenimiento indispensables, la estructura se resiente, se resquebraja, las paredes se ajan primero, se rajan después. Y a veces sobreviene la tragedia si es que se decide permanecer bajo esos techos que ya no resguardan ni protegen.

Los 44 embarcados en el ARA San Juan creían que el submarino era su casa, su hogar. Allí pasaban gran parte de su vida, allí enhebraban los sueños del retorno a tierra firme. Descarto que allí se casaron antes de casarse, fueron padres antes de serlo, compraron un auto aún antes de comprarlo. Allí, donde empiezan los sueños, en la fantasía que suele proponer la soledad de un camarote breve, de un cuarto de máquinas ruidoso, de una comida entre camaradas. No contaban con que su egoísmo, su falta de compasión disfrazada de ideología setentista resentida, les iba a costar todos esos sueños. Y la vida entera.

Esto es, lisa y llanamente, un crimen de lesa humanidad, señora. Lesa significa agraviada, y en esta comprensión negligente, deformada en su auténtica naturaleza, retorcida y perversa que usted ha sabido exhibir en los temas sensibles del Estado, se esconde un crimen, una injuria severa a esta parte de la humanidad que hemos dado en definir como la República Argentina.

Hoy, jueves 23 de noviembre de 2017, día en que en algunos países del mundo a nuestro servicio de rescate se celebra Acción de Gracias, los argentinos “celebramos” los fatales coletazos de su irresponsabilidad criminal. Ya no es sólo lo que pasa sobre la superficie -Once, para no agobiarla con tanta lista –pero hay una extensa lista-, ahora se suma esto que nos ha ocurrido en las profundidades de nuestro Mar Argentino, tan fructífero, tan dador de vida, y ahora, gracias a usted, la tumba final de 44 argentinos comprometidos con su profesión, confiados, servidores de una Patria a la que usted le ha fallado tantas veces y por tantos miles y miles de pesos.

Mucho me temo que ya no hay lugar para la esperanza en este país. Ni para los milagros. Y no hablo de los 44 tripulantes del ARA San Juan, que están muertos. Lo saben los familiares, lo sabemos todos. No. Hablo del milagro de que los ciudadanos de pie, los votantes, los contribuyentes, los que no vamos de un sitio a otro en auto blindado o en helicóptero, no tenemos cuentas off shore ni hoteles hechos con la plata que no se puso en las escuelas, hospitales y rutas, se lo demandemos. Tenemos dos opciones: en las urnas y a través de una herramienta republicana maravillosa, en la que todavía tenemos un residuo de fe: la justicia.

No quiero verla más en misa posando una empatía que claramente no tiene. La quiero ver presa, discúlpeme el exabrupto. La quiero ver procesada y condenada por 44 crímenes de lesa humanidad. Usted y su esposo arrancaron bajando cuadros de la ESMA –como si esa acción proselitista para sí mismos hubiera significado algo más que una bravuconada- y hoy se cargaron a los 44 del ARA San Juan. Sin eufemismos: se los cargaron.

La quiero ver presa.

Aún así, la saludo respetuosamente,Viviana Hernández, periodista, argentina.

 

Foto Seprin

Opinión

El enojo de Víctor Hugo Morales con la directiva de la TV Pública

Published

on

El periodista uruguayo disparó con munición gruesa contra Rosario Lufrano y la directiva de Radio y Televisión Argentina. Cuestionó el presupuesto de la empresa para enviar periodistas a Qatar.

Víctor Hugo Moraleses conocido por no tener pelos en la lengua y siempre decir lo que piensa, independientemente de que el resto esté de acuerdo o no y más allá de la clara postura e ideología que defiende. Siempre da la nota en cada una de sus editoriales, y en esta nueva oportunidad no ha sido la excepción.

Morales viajó por estas horas rumbo a Qatar para seguir las inmediaciones del Mundial de fútbol que se desarrolla en dicho país. Y desde allí realizó una fuerte crítica en plena transmisión, apuntando a la presidenta de Radio y Televisión Argentina, Rosario Lufrano.

Loading video

El periodista uruguayo comenzó con una serie de quejas que tienen que ver con la diferencia que tiene para la cobertura entre Radio Nacional y la TV Pública, medios estatales que están bajo la conducción y dirección de Lufrano. Así, de un momento a otro, inició su descargo.

“Somos la hermanita menor. Yo estoy de acuerdo con que es probable que 30 personas para la Televisión Pública sean insuficientes, es probable que tengan que ser 50. 30 de la Televisión Pública y ni un miserable viático para un trabajador de Radio Nacional. ¡Caramba che!”, disparó el periodista.

Y luego, como parte de otro fragmento de su descargo, agregó: “¿Ni un pasaje? ¡Qué manera de tratarnos! Esto vendrá de arriba supongo, tiene que ver con los gastos con los que no se animan”, agregó Morales. “Las cosas han

De la misma forma que disparó contra la TV Pública, también lanzó varios dardos a la situación que vive actualmente la radio, recordando que resulta ser un especialista dentro de la materia y uno de los más históricos del medio, con más de 35 años delante de los micrófonos.

Esta no es la primera vez que Víctor Hugo apunta contra Lufrano. A mitad de año, la funcionaria tuvo un cruce con la periodista Cynthia García por “operar mediáticamente” para impedir la contratación de una nueva subgerenta de programación, Rosalía Giuffre, por haber trabajado para la gestión macrista. De esta misma discusión tomó partido el uruguayo para defender a su colega.

“Me da mucha pena que Lufrano diga semejante disparate como el Macartismo. Mirá que hubo gente que pasó hambre y necesidades en los cuatro años del verdadero macartismo, realizado por ese canalla tremendo que es (Hernán) Lombardi. Mirá que hubo gente que lo pasó muy mal, mirá que hubo gente agredida. Y que esa gente, como en el caso tuyo, pueda ser mencionada de esa manera me parece muy lamentable”, le decía Morales a García por ese entonces.

FUENTE : MDZOL-COM

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Opinión

Obra pública: para De Vido si hay una banda que perseguir, es la que rescindió los contratos

Published

on

Lo dijo ante el Tribunal Oral federal 2 al decir sus últimas palabras. Báez prefirió no hablar.

El Tribunal Oral Federal 2 integrado por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu comenzó a escuchar las últimas palabras de los 13 imputados en el juicio por el presunto direccionamiento de obra pública a las empresas del empresario santacruceño Lázaro Báez que tiene como principal imputada a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Para esta mañana fueron convocados para hacer uso de su derecho a hablarle al tribunal,-aunque no obligatorio-, el empresario Lázaro Báez, el exfuncionario de Vialidad Nacional con funciones en Santa Cruz desde 2008 a 2016, Mauricio Collareda, Raúl Daruich Daruich ex responsable del distrito 23, el exministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, Julio De Vido y el exsubsecretario de Obras Públicas Abel Fatala.

Báez prefirió no hablar aunque sí agradeció el trabajo de su defensa que según él fue la única que se preocupó por buscar la verdad.

A su turno Collareda manifestó que no tenía nada más para agregar, luego el tribunal cedió la palabra a Daruich que sostuvo en primer lugar que el pedido de condena “para mi es extemporáneo porque ya estoy cumpliendo una condena desde marzo de 2016, porque me expulsaron y no pude reinsertarme con 60 años”. Asimismo dijo que toda su actuación en la administración pública siempre se basó en las normas y reglamentos vigentes.

“En la administración pública no hay lugar a interpretación según biblioteca porque las normas son taxativas y eso es lo que yo hice aplicar las normas vigentes en ese momento. Espero que los señores jueces tengan en cuenta que en la administración pública y sobre todo el organismo como vialidades son operativos no decisivos y se rigen por normas estrictas”.

Cuando llegó el momento de la exposición de Julio De Vido, decidió hablar por primera vez y dijo que es la tercera vez que le toca hablar en relación a que “no podía no conocer no podía ignorar”. También sostuvo: “Es la tercera vez que me traen a un juicio oral en forma direccionada y omitiendo deliberadamente la presencia de otros compañeros de gabinete que llevaron adelante junto conmigo la gestión del estado”.

Utilizó la palabra lawfare al referirse a los procesos en su contra y sus condenas anteriores y dijo que en una causa lo metieron por la ventana.

Al referirse a este proceso aseguró que “no hubo direccionamiento de obra pública y todo se planificó en COFEPLAN cubriendo cada una de las asimetrías regionales, porque eso lo definió Néstor Kirchner como presidente no jefe de una banda”, agregó y se refirió a lo que fue el programa de infraestructura.

En relación a lo expresado por los fiscales acerca de que el ministerio de economía dotaba fondos para la asociación ilícita, el exministro sostuvo que la fiscalía actuó  con mala fe.

Para concluir sus manifestaciones se solidarizó con todos los imputados e hizo un reconocimiento especial a su mujer que dijo fue “maltratada por los fiscales que nunca me controló ni debía hacerlo que me defiende con pruebas”

Y agregó “ si hay una banda que perseguir es la que rescindió los contratos. Son los q impulsan la persecución junto a los empresarios del círculo rojo El juicio demostró nuestra inocencia” y le dijo a los jueces que no les aguarda una tarea fácil a la hora de juzgar.

Finalmente fue el turno de Abel Fatala que tampoco hizo uso de la palabra más que para decir que “no existió intervención de la subsecretaría de obra pública ni la posibilidad de intervenir como dijo la fiscalía”.

La expectativa está puesta en la próxima jornada del martes 29 donde fue convocada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Julio Garro ex funcionario de Vialidad de Santa Cruz, Carlos Santiago Kirchner y José López, ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José Francisco López.

Tras ello el tribunal fijará la última fecha donde hablarán los últimos imputados y se conocerá el veredicto en un juicio que comenzó el 21 de mayo de 2019.

FUENTE MDZOL.COM

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

José Luis Espert y otra provocación con su discurso negacionista

Published

on

El diputado ultraderechista hizo gala de sus proclamas violentas, al interrumpir el recuerdo de la líder de Madres de Plaza de Mayo y pedir un “Nunca Más” del kirchnerismo.

La Cámara de Diputados rindió honores este jueves a la recientemente fallecida ex titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. La emotiva sesión fue interrumpida por el discurso panfletario de José Luis Espert, que motivó una cuestión de privilegio por parte del titular de la bancada del Frente de Todos, Germán Martínez.

El homenaje comenzó sin sobresaltos: los integrantes de todos los bloques se levantaron de sus bancas y con un minuto de silencio expresaron sus respetos hacia a una de las máximas exponentes del movimiento argentino de Derechos Humanos.
También hubo numerosos discursos de homenaje a la trayectoria y el compromiso político de Bonafini. Las intervenciones fueron en general elogiosas, y el homenaje navegaba en aguas calmas hasta que Espert tomó la palabra.

“Vamos a homenajear a una persona que es una verdadera deshonra para la Nación”, arrancó el economista de derecha.

“Quiero reivindicar a la porción de argentinos que fueron víctimas de Sueños Compartidos, en la que Hebe se encontraba procesada, a las cientos de familias que esperaban viviendas prometidas y vieron sus sueños frustrados”, expresó el diputado de Avanza Libertad, para quien el escándalo de Sueños Compartidos es una muestra de “la destrucción que generó el modelo kirchnerista en la provincia de Buenos Aires”.

“Murió Néstor, murió Hebe de Bonafini. Se está cerrando uno de los tantos períodos oscuros de la Argentina, marcado por el robo, la mentira y la pobreza. Mi homenaje hoy es a las victimas de Sueños Compartidos y a todas las víctimas de estos delincuentes”, añadió, al tiempo que cerró con que “se viene el ‘Nunca Más’ de la prepotencia y la corrupción”. “Kirchnerismo nunca más”, remató con su impronta negocianista, mientras desde la bancada oficialista se multiplicaban los abucheos.

Al cruce de Espert salió el jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, quien planteó una cuestión de privilegio contra el liberal por haber utilizado irregularmente el tiempo de un homenaje para “hablar en contra de la homenajeada”. Según aseguró, esto no sólo “va en contra del reglamento” de la Cámara baja sino que “traiciona los acuerdos de Labor Parlamentaria” y “va en contra de toda tradición” en el Congreso, dado que “jamás se utilizó el tiempo de un homenaje para decir las barbaridades que dijo el diputado preopinante”.

“Esto no pasó nunca en la historia parlamentaria”, insistió, y lamentó profundamente que Espert haya “festejado la muerte” de Bonafini. “Si no somos capaces en estas pequeñas cosas de poner un freno a las fuerza de la derecha que están tratando de llevar a la Argentina al abismo, me aparece que estamos equivocando”, cerró el santafesino en un mensaje a la oposición.

Los discursos de homenaje

Antes de que Espert rompiera el clima de concordia provocando el escándalo, se llevaron adelante una serie de discursos en homenaje a Hebe de Bonafini. La primera oradora fue Mónica Macha (Frente de Todos), quien destacó la “lucha” a fines de los años setenta contra la dictadura militar y la construcción en esos años de “una de las organizaciones de Derechos humanos más importantes de la historia de nuestro país como es la Asociación de Madres de Plaza de Mayo”.

En clave feminista, la legisladora kirchnerista sumó: “Somos orgullosas hijas de las madres de Plaza de mayo. Aprendimos de ellas a luchar, a organizarnos, a construir de manera horizontal, a darnos cuenta de que si nos trataban de locas estábamos en el camino correcto”.

Por su parte, Myriam Bregman (PTS-Frente de Izquierda) recordó la lucha de Hebe de Bonafini contra la dictadura y contra la represión policial en 2001 durante el gobierno de la Alianza. “Ninguna diferencia en pequeñeces en su historia nos puede hacer negar que fue parte de lo mejor de las luchas populares de los últimos 50 años. A la Hebe que nos enseñó que nos hay ni olvido ni perdón y que no hay que dar ni un paso atrás la despedimos”, expresó.

Hugo Yasky (Frente de Todos) ponderó la importancia histórica de Bonafini, de quien dijo que “empezó a escribir la condena al genocidio y a la dictadura militar en las calles”. El titular de la CTA de los Trabajadores valoró la resistencia de la ex presidenta de Madres de Plaza de Mayo a la dictadura y a los gobiernos democráticos posteriores, pero también destacó su identificación con el kirchnerismo desde los primeros tiempos de Néstor Kirchner.

FUENTE PAGINA 12

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas