Connect with us

Sociedad

Tiene 36 años, no puede moverse ni comer y pide la eutanasia: “No le veo mucho sentido a estirar la agonía

Publicado

on

Alfonso tiene esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y está atrapado dentro de su cuerpo inmóvil. En diálogo con Infobae, a través de una computadora que maneja con sus ojos, insistió en la necesidad de que se abra el debate sobre la decisión de interrumpir una vida con sufrimiento

Alfonso Oliva tiene 36 años y le diagnosticaron hace cuatro esclerosis lateral amiotrófica

Alfonso Oliva tiene 36 años y le diagnosticaron hace cuatro esclerosis lateral amiotrófica

A Alfonso primero se le empezaron a dormir las manos. Se acalambraba constantemente, se tropezaba y se caía y sus hermanos decían que hasta le había cambiado el tono de voz. Así empezaron los primeros estudios médicos y, tres meses más tarde, los síntomas se convirtieron en un diagnóstico: esclerosis lateral amiotrófica.

A sus 30, Alfonso Oliva vivía solo, trabajaba con su hermano y jugaba al fútbol con sus amigos. Pero hoy, cuatro años después de que le diagnosticaran ELA, vive en la casa de su mamá con cuidadores atentos a sus necesidades, porque su cuerpo cada vez más inmóvil le impide llevar la vida que supo tener.

Por eso es que hoy está pidiendo que, así cómo se debatió con tanta intensidad el aborto, se debata también en el Congreso una ley que permita la eutanasia. Es decir, la interrupción voluntaria y consentida de la vida de un enfermo que está sufriendo.

Alfonso, antes de su enfermedad

Alfonso, antes de su enfermedad

La enfermedad neurológica degenerativa que padece (que hizo famosa el físico británico Stephen Hawking, de la que se desconocen causas y aún no tiene cura) provoca principalmente mucha debilidad muscular. No ya sólo en las extremidades sino también, con el tiempo, en los músculos que permiten hablar, comer o respirar. Avanza lentamente dejando a personas completamente lúcidas presas de sus propios cuerpos y altamente dependientes de su entorno. Hoy Alfonso ya no puede comer sin broncoaspirarse y sus ojos y algunos músculos de su cara son lo único que puede mover.

En Argentina fue sancionada en mayo de 2012 la ley de “muerte digna”, que reconoce el derecho de toda persona a rechazar tratamiento médico cuando éste sólo puede prolongar la vida en un estado de enfermedad irreversible o incurable. Sin embargo, esta ley no contempla la eutanasia, ni el suicidio asistido para pacientes como Alfonso, que no puede suicidarse porque no puede moverse y que tiene que esperar, paralizado, a que su cuerpo ya no logre llevar a cabo ninguna función vital. Debe que esperar una agonía cruel.

Hoy Alfonso no sólo no puede moverse sino que tampoco puede comer, debe hacerlo a través de un botón gástrico

Hoy Alfonso no sólo no puede moverse sino que tampoco puede comer, debe hacerlo a través de un botón gástrico

“Cuando empecé a leer sobre la enfermedad y a hablar con diferentes profesionales de la salud que me fueron atendiendo entendí que la enfermedad tiene muchos estadíos de sufrimiento y desde un principio sufrí mucho porque tenía miedo a lo que se venía”, cuenta Alfonso a Infobae en un mail, que redactó desde su casa en Córdoba a través de un dispositivo que controla con sus ojos y le permite seleccionar letra a letra para redactar un texto y comunicarse. “Morir dignamente, según mi punto de vista, es hacerlo antes de llegar a no aguantar el sufrimiento. Y, en mi caso, cuando ya no sea una vida digna. Por ejemplo, tener que estar conectado todo el día a un respirador artificial. Yo no le veo sentido a seguir así”.

“Para todos fue un golpe muy fuerte pero después decidimos acompañarlo. Entendimos que teníamos que mejorar su calidad de vida y revisar el egoísmo. ¿A quién le gustaría vivir de esa manera?”, dice por su parte Milagros, su hermana melliza. “Si a mi me diagnostican ELA yo hago todo lo posible hasta el momento que pueda y después me mato. Alfonso no mueve las manos y no se puede suicidar. Pero yo no podría vivir ni la mitad de lo que vivió mi hermano. Hay que ponerse en su lugar y darse cuenta que es muy egoísta pretender que viva así”.

“Extraño todo lo cotidiano”, dice Alfonso sobre la vida que tenía hasta hace cinco años

“Extraño todo lo cotidiano”, dice Alfonso sobre la vida que tenía hasta hace cinco años

“Cuando era adolescente le tenía mucho miedo a la muerte. Sobre todo porque no creo en nada, entonces la sensación que todo se ponga oscuro me generaba dolor”, reflexiona él. “Con el tiempo entendí que era más valioso disfrutar el día a día y no pensar en eso, pero cuando más consciente estaba de lo hermosa que es la vida me toca esto. Estoy convencido que la vida es para disfrutar y hacer lo que nos hace feliz, no le veo mucho sentido a estirar la agonía“.

“Extraño todo lo cotidiano: caminar, jugar al fútbol, comer un asado, tener una charla. Hay mucha gente que no se da cuenta lo que es estar óptimo de salud”

Alfonso dice que sus días hoy son “bastante aburridos”, excepto cuando recibe visitas, que por suerte es muy seguido.  Sus amigos y sus hermanos lo van a ver todo el tiempo. Se despierta cerca del mediodía y usa la computadora donde puede chatear a través de WhatsApp o actualizar su Facebook y su Instagram. Si hay un partido de fútbol o tenis que le interesa no se lo pierde y a la noche le gusta ver programas de política y alguna serie o película, porque recién se duerme a las 3 o 4 de la madrugada. También recibe a diario a su fisioterapeuta.

Alfonso junto a sus hermanos, previo a la enfermedad

Alfonso junto a sus hermanos, previo a la enfermedad

“Me gustaría recuperar todo. Sobre todo la libertad de valerme por mí mismo, mi intimidad y privacidad. Volver a sentirme vivo”, dice. “Extraño todo lo cotidiano: caminar, jugar al fútbol, comer un asado, tener una charla. Hay mucha gente que no se da cuenta lo que es estar óptimo de salud. Yo era uno, por eso siempre digo que hay que disfrutar al máximo todo, hacer lo que uno tiene ganas y no perder el tiempo, porque no sabemos lo que nos puede pasar mañana”.

Alfonso dice que el alcance que tuvo el debate sobre la legalización del aborto lo llevó a impulsar este debate, primero en su círculo y después hacia afuera. “Me parece que es un buen momento para discutir quién decide sobre nuestros cuerpos. Ninguna institución, del Estado o religiosa, puede decidir sobre nuestro derecho”.

Con amigos, antes del diagnóstico

Con amigos, antes del diagnóstico

Primero, antes de que saliera la ley Justina, planteó que quería donar sus órganos, que le sirvan a alguien cuando él ya no esté. Después, cuando tuvo clara su postura respecto de interrumpir su vida, se contactó a través de un amigo suyo investigador en el Conicet con una abogada que había hecho sus tesis doctoral sobre la eutanasia y, a través de ella, pudo reunirse con algunos legisladores provinciales y nacionales.

“Necesito hacer algo para los que están en mi situación. Yo tal vez no lo vea porque quizá muera antes. Pero estoy dispuesto a todo lo necesario”

“Todos entienden que es mi deseo y por suerte me apoyan en todo, mi familia es lo más. Ellos me vieron sufrir desde el primer día y también sufrieron conmigo”, cuenta sobre el momento en que planteó la cuestión a sus seres queridos y les contó sobre la carta que envió a esta abogada. “Necesito hacer algo para los que están en mi situación. Yo tal vez no lo vea porque quizá muera antes. Pero estoy dispuesto a todo lo necesario. A hablar con cada diputado y senador posible”, le escribió en esa oportunidad.

Cuando Alfonso supo su diagnóstico, su hermana melliza estaba embarazada de su única sobrina

Cuando Alfonso supo su diagnóstico, su hermana melliza estaba embarazada de su única sobrina

“Si él tuviera la decisión de seguir viviendo lo acompañaría”, reafirma Milagros. “Alfonso nos dijo todo muy claro y hay que entender que acá decide el que tiene la enfermedad. Si yo le dijera ‘no lo hagas’, sería una manera de decir ‘quiero que te quedes conmigo sea como sea’. No me puedo poner ni medio minuto en otro lugar. Lo he visto llorar y lo he visto sufrir”.

Pero Alfonso sabe que, aunque él quiera hacerlo, legalmente no puede decidir interrumpir su vida antes de que ya esté agonizando y que el tiempo se agota. Pero quiere contribuir con que otros pacientes como él tengan la posibilidad de elegir.

“Alfon tiene re clara la cosa. Él sabe que no vamos a ver el fruto de esto pero siempre eligió ayudar”, dice su hermana melliza. “Yo al principio pensaba que se iba a curar pero no, nada que ver. Él se tomaba un avión y se iba a Buenos Aires a probar tratamientos. ‘Lo hago para ayudar a encontrar la cura’, decía y siguió hasta que le dijimos basta. A un tratamiento entró caminando y salió en silla de ruedas. Son ensayos ciegos”.

Alfonso espera que su historia acerque a otros a la posibilidad de decidir sobre cuando parar el sufrimiento

Alfonso espera que su historia acerque a otros a la posibilidad de decidir sobre cuando parar el sufrimiento

“Hay mucha gente que me escribe para consultarme y a mí me da pena pero les digo que no pierdan el tiempo y que empiecen a tratar de buscar mejorar la calidad de vida”, insiste Milagros. “Tengo que decirles la verdad: ‘No pierdas tiempo en que se cure, ocupate de escucharle la voz porque no se la vas a poder escuchar más'”.

“Por ejemplo yo no grabé la voz de mi hermano nunca, no me di cuenta. Hay un montón de cosas que podría haber compartido y no lo hice”, se lamenta Milagros. “Me deben odiar con lo fría que parezco diciendo estas cosas pero yo prefiero decirles que no pierdan el tiempo, que la besen a esa persona, que se vayan de vacaciones, que vayan a la playa, que toquen la arena y se metan al mar. Que tengan otras historias”, dice, enfática y convencida.

“Tengo que decirles la verdad. ‘No pierdas tiempo en que se cure, ocupate de escucharle la voz porque no se la vas a poder escuchar más’”

“Siempre pienso ‘¿Por qué no me fui al mar y me clavé una cerveza con mi hermano y le pregunté cómo estaba?’. Ahora cuando me preguntan por la enfermedad les digo ‘hacé eso'”, resume Milagros, ahora que todo lo que queda es esperar, acompañarlo e impulsar su lucha. “Él pidió que no se lo reviva. Después se lo llorará pero él eligió esto. Nos llena de orgullo por cómo resuelve las cosas bajo esta presión que tiene. Yo lo apoyo y él me lo agradece y a mi con eso ya se me llena el alma”.

SEGUÍ LEYENDO:

Sociedad

Escándalo en Egipto: piden investigar a una pareja que se filmó teniendo sexo en la Gran Pirámide de Guiza

Publicado

on

El Gobierno solicitó a la Fiscalía General que inicie una causa por un video difundido en las redes sociales en el que se ve a un hombre y a una mujer desnudos en el monumento

Jaled al Anani, ministro egipcio de Antigüedades, pidió este viernes que se “tomen las medidas necesarias” en el caso del video filmado por “una pareja extranjera” en la Gran Pirámide de Guiza. En las imágenes se los ve escalando y luego aparece una foto de ambos teniendo sexo.

El hombre filmó a la mujer escalando la pirámide

El hombre filmó a la mujer escalando la pirámide

La publicación “va en contra de la moral”, sostuvo el funcionario en un comunicado. Al Anani envió el caso a la Fiscalía General para que investigue el material,

La agencia de noticias estatal MENA señaló que en las redes sociales se difundió “un video publicado por un fotógrafo danés en el que él aparece escalando la gran pirámide por la noche junto a su amiga, y grabando escenas de libertinaje”.

La joven miraba a cámara y sonreía

La joven miraba a cámara y sonreía

MENA hace referencia al texto publicado por el fotógrafo danés, identificado como Andreas Hvid, junto a su compañera Josephine Sarahh en su cuenta de la red social Instagram y la plataforma YouTube.

El pasado 5 de diciembre, Hvid publicó un video en su cuenta en el que comentó en la descripción que su amiga y él escalaron la pirámide de Keops “temiendo ser vistos por muchos guardias” a finales de noviembre de 2018″.

En la filmación, de tres minutos de duración, se ve cómo la pareja escala por la noche una de las pirámides y llega, supuestamente, hasta la cima, donde en los últimos veinte segundos de la cinta la mujer comienza a desnudarse, quedándose semidesnuda.

Una foto de la pareja

Una foto de la pareja

Al final de la cinta, aparece una imagen fija de la pareja totalmente desnuda practicando una postura sexual tomada con la luz del amanecer. En la cuenta de Instagram del fotógrafo danés hay publicadas varias imágenes tomadas desde lo alto de varios edificios y estructuras, incluyendo una en la que aparece también una mujer semidesnuda encima de un puente en Budapest, una imagen similar a la realizada supuestamente en Egipto.

La mujer se mostró sacándose la ropa

La mujer se mostró sacándose la ropa

No es la primera vez que hay este tipo de polémicas en torno a las tres pirámides de Guiza. En 2015, el joven alemán Andrej Ciesielski fue detenido y expulsado de por vida de Egipto por subir sin autorización hasta lo alto de una de ellas.

La imagen de ambos teniendo sexo

La imagen de ambos teniendo sexo

Además, en marzo de 2017, la modelo belga Marisa Papen posó desnuda en la explanada de las pirámides de Guiza y posteriormente fue detenida durante un día en el templo de Karnak, en Luxor, cuando se despojó de su vestimenta para otra sesión fotográfica.

Con información de EFE

Infobae

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Sociedad

ASDEMAR INAUGURA UNA CASA PARA CONVIVENCIA DE JÓVENES CON Y SIN DISCAPACIDAD

Publicado

on

Este viernes 7 de diciembre, ASDEMAR dará un nuevo e importante paso al inaugurar su proyecto “Compartiendo la Vida”, una casa para que convivan jóvenes con o sin discapacidad en lo que será una experiencia integradora sin precedentes.

“Esta nueva experiencia será, como todo lo que ASDEMAR ha hecho hasta el presente, con responsabilidad, asumiendo errores para corregirlos y con la alegría de ver crecer a nuestros hijos y a la sociedad toda que ya nos visualiza como pares”, explicó Marí Esther Abraham, presidenta de la organización.

La vivienda totalmente equipada, cuenta con el aval del Ministerio de Salud y de la Conadis, y está ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 4055, de la ciudad de Mar del Plata, siendo una iniciativa que es “la continuidad de lo que venimos proponiendo desde nuestra fundación hace más de 30 años”, explicó Abraham.

“Primero fueron la incorporación de nuestros hijos a los centros maternales allá por los años 1980 – 1985. Luego el ingreso a los jardines de infantes. Siguiendo la integración a la escuela común, los clubes, la participación en eventos, la escuela secundaria y la inclusión laboral.Hicimos de la inclusión nuestro máximo objetivo, el trabajo como la herramienta que permite a un joven el desarrollo más completo para su vida adulta. Trabajar, tener responsabilidades, ganar dinero, casarse, tener vacaciones. Disfrutar como todos”, puntualizó María Esther.

El gran trabajo que realiza ASDEMAR, que apunta a “compartir en el mundo familiar, educativo y laboral”, tendrá ahora un nuevo y valioso aporte gracias al esfuerzo de quienes son parte de la institución y de quienes han colaborado durante todos estos años.

La propiedad cuenta con un gran living, sus hermosas habitaciones, su quincho, lavadero y su luminoso parque para que convivan jóvenes con y sin discapacidad; teniendo en cuenta el desarrollo de las habilidades, pero sobre todo el desarrollo del afecto, la tolerancia y el respeto a los tiempos y gustos del otro como un paso gigante hacia la vida adulta fuera del ámbito familiar.

La idea, aunque incipiente, es que en dicha vivienda puedan convivir jóvenes que concurren a Asdemar y que ya se encuentran en condiciones de llevar adelante una vida autónoma, junto a personas que se estén formando en carreras afines como terapiata ocupacional, acompañante terapéutico o psicólogos, y otras personas interesadas en vivenciar esta experiencia.

 

PREMIARÁN A ASDEMAR POR UN PROYECTO SOBRE “NATURALEZA Y CULTURA”

 

Como previa a esta importante inauguración, el miércoles 5 además, ASDEMAR recibirá un premio de la Federación Argentina de Amigos de Museos (FADAM) en el marco del certamen “Conozcamos nuestro ambiente”.

 

En esta oportunidad entregará el “Premio Juaj Carlos Galli”, por el trabajo realizado por los jóvenes de la institución con los docentes de las áreas de Lengua, Ciencias y Computación. Dicho proyecto reúne información sobre la Villa Normandy como Patrimonio Cultural y Arquitectónico de nuestra ciudad y la Reserva Ecológica del Puerto.

La nómina de los premiados está compuesta por los Profesores: Juliana Delgado, Lucía Zarlenga, juan Francisco Seguí Buratti y los concurrentes a ASDEMAR: Noelia Garcia Novelli, Natalia Colantonio, María Delfina Lorini Abraham, María Cecilia Cretari, María Eugenia Gangeri, Lisandro Fernández Puente, Ezequiel Domínguez, Daniela García ,Claudio Fuhr, Damián Nyville, Marcos Nyville y Martín Rébola.

Se presentaron más de 2000 alumnos y 100 docentes de todo el país que compitieron en las distintas categorías. Los trabajos fueron elegidos por un prestigioso jurado.

La entrega del premio se llevará a cabo en la sede de ASDEMAR Catamarca 4256 el día 5 de diciembre de 2018 a las 10 :30hs. con la presencia de la Sra. Marta Álvarez Molindi, presidenta de FADAM, autoridades, amigos, colaboradores y los premiados.


La entidad recibirá dinero que será destinado para la compra de un proyector y una filmadora con trípode para utilizar en los eventos y congresos que ASDEMAR realiza en su sede. Los jóvenes ganadores recibirán medallas recordatorias.

Seguir leyendo

Sociedad

Ocupar redacciones, resistir vaciamientos y producir en libertad: la fórmula del periodismo recuperado

Publicado

on

 Diez diarios de todo el país cerrados por empresarios y reabiertos por sus trabajadores se reunieron a compartir estrategias y pensar el futuro del oficio. El inicio de una red para disputar la hegemonía de los medios concentrados

Por: Nicolás Zuberman y Javier Borelli
Cuando decidimos formar la cooperativa nos preguntamos: ¿Qué nota quisimos hacer y nunca pudimos? Porque para eso recuperamos nuestro diario”, cuenta Silvina Tamous, integrante de la cooperativa La Cigarra que edita El Ciudadano de Rosario. Silvina habla con el desparpajo de una editora de Policiales, sección que ocupó durante años mientras la propiedad del matutino pasaba de empresario en empresario, y con la experiencia de los últimos dos como jefa de Redacción del medio ya autogestionado. De ese período también aporta datos sobre la distribución de los ingresos y las estrategias publicitarias de la compañía, algo que los trabajadores de prensa apenas comenzaron a conocer en esta etapa.

A su alrededor la escuchan con atención unas 40 personas integrantes de diez diarios recuperados de todo el país, de una revista referente de la autogestión como es La Vaca y un primo rioplatense que fundó y hoy oficia de gerente en La Diaria, el medio cooperativo uruguayo que pelea el primer lugar en ventas con el tradicional El País. Cada uno a su turno irá exponiendo sus experiencias, desafíos y visiones de desarrollo. Se irán al cabo de dos días con ideas para transmitir al interior de sus cooperativas y proyectos en común.

Un esfuerzo colectivo
El Encuentro Nacional de Diarios Recuperados, que tuvo lugar el último 26 y 27 de noviembre en la sede que la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) tiene en el Centro Cultural Borges, fue una iniciativa de Tiempo que contó con el apoyo de la Fundación Friederich Ebert y surgió como una necesidad del sector ante la creciente amenaza que se cierne sobre los medios autogestionados por las políticas públicas que favorecen la concentración. Además de los porteños Tiempo, La Vaca y Cítrica (integrada por los ex trabajadores de Crítica); los participantes viajaron desde La Rioja (El Independiente); desde distintas partes de Córdoba (La Nueva Mañana y Comercio y Justicia de la capital provincial, mientras que El Diario del Centro del País llegó desde Villa María); de Santa Fe (El Ciudadano de Rosario y El Correo de Firmat); de La Plata (Pulso Noticias que es el sitio de los ex trabajadores del diario Hoy) y de Chaco (El Diario de la Región); además del uruguayo de La Diaria.

El encuentro tuvo como telón de fondo el contexto de nuevos consumos informativos, la coyuntura recesiva que se vive en el país y, en el área específica de los medios gráficos cooperativos, el aumento de un 110% en el precio del papel para diarios que aplicó en el último año el Grupo Clarín, que controla la única planta activa de ese insumo indispensable (Papel Prensa SA). A lo que se sumó la amenaza de un proyecto presentado por el diputado Diego Bossio que seguramente sea tratado en las sesiones extraordinarias de diciembre y que tiene como fin desarmar la ley que garantiza el acceso igualitario al papel de diario (ver comunicado).

Historias entrelazadas
Pero no todo fue discutir estrategias defensivas. La reunión sirvió para conocerse más profundamente entre medios con una génesis común pero con distintos recorridos en el sector de la economía social, con composiciones diversas en sus organizaciones y diferentes estrategias comunicacionales.

Sergio Vaudagnotto y Daniel Sánchez del Diario del Centro del País, de Villa María, contaron el protagonismo que tuvo el pueblo en la recuperación de su medio. Uno de sus vecinos puso el primer clasificado del diario impreso sin nada que ofrecer pero solo para apoyar cuando hacía falta. Hoy todos en la ciudad de 90 mil habitantes se comunican a través de sus páginas, de las cuales unas 20 son de clasificados. En su localidad, añadieron, el diario se vende más que Clarín y La Voz del Interior, y por eso este último comenzó a regalar su edición en otra demostración del abuso de posición dominante de la gran corporación argentina. Ellos también saludaron a sus vecinos de Comercio y Justicia, la publicación de nicho de la capital cordobesa que les imprimió el diario cuando un incendio puso en riesgo su continuidad y a prueba el valor solidario del cooperativismo.

Consuelo Cabral y Gabriela Yalangozian, de La Nueva Mañana, el más joven de los cordobeses, añadieron la importancia del sindicato local que hoy les cede el espacio para que puedan trabajar. Esa estrecha vinculación gremial quedó de manifiesto con la presencia de representantes del Sindicato de Prensa de Rosario y el de Buenos Aires (SiPreBA), que quisieron participar para profundizar estrategias de apoyo a las nuevas experiencias autogestivas.

Pulso Noticias, de La Plata, conformado por los ex trabajadores del Diario Hoy y la radio 92 de esa ciudad, contó que aún espera por su matrícula oficial mientras busca instalar desde su sitio web una mirada joven que lleve la agenda de los derechos humanos y visibilice la pérdida de garantías de los últimos años. El Correo de Firmat también le disputó el lugar de periódico más joven como cooperativa, aunque de su fundación ya hayan pasado 104 años, como explicó Mariano Carreras.

La iniciativa como metodología
“Los medios autogestivos también tenemos que preocuparnos por recuperar el erotismo de nuestras publicaciones, hacerlas atractivas para los demás”, planteó Franco Ciancaglini de La Vaca, argumentando la importancia de capacitarnos en nuevas formas de contar historias. Para eso se convocó a Tomás Pérez Vizzon, editor digital de la revista Anfibia y especialista en narrativas transmedia, que dio una capacitación sobre los nuevos formatos periodísticos. También Olivia Sohr, representante de SembraMedia e intregrante de Chequeado, acercó la experiencia de distintos medios digitales de Latinoamérica que diversificado sus métodos de financiamiento para garantizar su sustentabilidad. La exposición de Damián Osta Matos, con trece años encima desde la fundación de La Diaria, sirvió como botón de muestra de que con creatividad y talento los diarios autogestionados también pueden disputar la centralidad informativa de un país y ser sinónimo de innovación.

Por más autogestión
Sobre el cierre del encuentro María Alejandra Pavicich, responsable de Desarrollo Institucional de Memoria Abierta, dio pistas sobre cómo pasar de las necesidades a los resultados a partir de la elaboración de proyectos que puedan ser financiados y ayudó a sintetizar las conclusiones del Encuentro que apuntaron a continuar el trabajo mediante el armado de una red que permita compartir contenidos, amplificar las publicaciones y al mismo tiempo sume masa crítica para generar incidencia en las políticas públicas. Porque la autogestión es una forma de organización y necesita iniciativas que la promuevan.

Cooperativismos o barbarie
Por: Damián Osta Mattos – Fundador y gerente de La Diaria (Uruguay)
En tiempos en los que estamos desinformados por abundancia de información; donde se suceden noticias fragmentadas y manipuladas, tenemos que ofrecerle a la gente un lugar desde donde entender y cambiar el mundo. Los medios cooperativos sobreviviremos si somos capaces de construir un espacio de sensibilidad compartida, sustentado en la confianza que los lectores depositen en las redacciones. Pero también sustentado en la capacidad de las redacciones de reconocerse como dinamizadoras de una comunidad de conocimiento conformada por quienes sostienen el medio. De esta forma estaremos elaborando una agenda y un abordaje distinto, que nos permitirá hacer mejor periodismo y construir nuestra singularidad.

Pero además debemos construir junto con nuestra comunidad un relato y una épica: quienes sostengan nuestros medios con sus pequeños aportes económicos tienen que sentir que están haciendo historia junto con nosotros; que están contribuyendo a salvar al periodismo de las más crueles tendencias que enfrentamos.

En el futuro será incomprensible que una sola persona haya tenido tanto poder en el mundo como para manipular a gran parte de la humanidad desde una empresa que se llamaba Facebook. También será incomprensible cómo una asociación para delinquir que además editaba el diario más vendido del país haya podido disponer a sus anchas y con complicidad de la mayoría del Congreso argentino del precio del papel con el que acogotaba a su competencia. Y todo en nombre del libre mercado, la transparencia y la democracia.

Tarde o temprano, asumiremos como sociedad que para que los medios de comunicación sean realmente democráticos y estén al servicio del bien común, tendrán que pasar por lo menos dos cosas. Primero, que la propiedad de las empresas periodísticas estén en mano de las trabajadoras y los trabajadores organizados en cooperativas. Segundo, que se sostengan en una fuerte alianza con los ciudadanos, que pagan para que alguien cuide de la calidad de la información que reciben. Estos dos factores serán determinantes para preservar la vitalidad de la democracia, mediante la que –ojalá– podamos seguir dirimiendo nuestras diferencias.

Es entre cooperativismos o barbarie.

Fotos: Diego Paruelo, Mariano Martino, Pedro Pérez, Diego Martínez
Fuente: Tiempo Argentino

Seguir leyendo

Tendencia