Connect with us

Sociedad

Tiene 36 años, no puede moverse ni comer y pide la eutanasia: “No le veo mucho sentido a estirar la agonía

Publicado

on

Alfonso tiene esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y está atrapado dentro de su cuerpo inmóvil. En diálogo con Infobae, a través de una computadora que maneja con sus ojos, insistió en la necesidad de que se abra el debate sobre la decisión de interrumpir una vida con sufrimiento

Alfonso Oliva tiene 36 años y le diagnosticaron hace cuatro esclerosis lateral amiotrófica

Alfonso Oliva tiene 36 años y le diagnosticaron hace cuatro esclerosis lateral amiotrófica

A Alfonso primero se le empezaron a dormir las manos. Se acalambraba constantemente, se tropezaba y se caía y sus hermanos decían que hasta le había cambiado el tono de voz. Así empezaron los primeros estudios médicos y, tres meses más tarde, los síntomas se convirtieron en un diagnóstico: esclerosis lateral amiotrófica.

A sus 30, Alfonso Oliva vivía solo, trabajaba con su hermano y jugaba al fútbol con sus amigos. Pero hoy, cuatro años después de que le diagnosticaran ELA, vive en la casa de su mamá con cuidadores atentos a sus necesidades, porque su cuerpo cada vez más inmóvil le impide llevar la vida que supo tener.

Por eso es que hoy está pidiendo que, así cómo se debatió con tanta intensidad el aborto, se debata también en el Congreso una ley que permita la eutanasia. Es decir, la interrupción voluntaria y consentida de la vida de un enfermo que está sufriendo.

Alfonso, antes de su enfermedad

Alfonso, antes de su enfermedad

La enfermedad neurológica degenerativa que padece (que hizo famosa el físico británico Stephen Hawking, de la que se desconocen causas y aún no tiene cura) provoca principalmente mucha debilidad muscular. No ya sólo en las extremidades sino también, con el tiempo, en los músculos que permiten hablar, comer o respirar. Avanza lentamente dejando a personas completamente lúcidas presas de sus propios cuerpos y altamente dependientes de su entorno. Hoy Alfonso ya no puede comer sin broncoaspirarse y sus ojos y algunos músculos de su cara son lo único que puede mover.

En Argentina fue sancionada en mayo de 2012 la ley de “muerte digna”, que reconoce el derecho de toda persona a rechazar tratamiento médico cuando éste sólo puede prolongar la vida en un estado de enfermedad irreversible o incurable. Sin embargo, esta ley no contempla la eutanasia, ni el suicidio asistido para pacientes como Alfonso, que no puede suicidarse porque no puede moverse y que tiene que esperar, paralizado, a que su cuerpo ya no logre llevar a cabo ninguna función vital. Debe que esperar una agonía cruel.

Hoy Alfonso no sólo no puede moverse sino que tampoco puede comer, debe hacerlo a través de un botón gástrico

Hoy Alfonso no sólo no puede moverse sino que tampoco puede comer, debe hacerlo a través de un botón gástrico

“Cuando empecé a leer sobre la enfermedad y a hablar con diferentes profesionales de la salud que me fueron atendiendo entendí que la enfermedad tiene muchos estadíos de sufrimiento y desde un principio sufrí mucho porque tenía miedo a lo que se venía”, cuenta Alfonso a Infobae en un mail, que redactó desde su casa en Córdoba a través de un dispositivo que controla con sus ojos y le permite seleccionar letra a letra para redactar un texto y comunicarse. “Morir dignamente, según mi punto de vista, es hacerlo antes de llegar a no aguantar el sufrimiento. Y, en mi caso, cuando ya no sea una vida digna. Por ejemplo, tener que estar conectado todo el día a un respirador artificial. Yo no le veo sentido a seguir así”.

“Para todos fue un golpe muy fuerte pero después decidimos acompañarlo. Entendimos que teníamos que mejorar su calidad de vida y revisar el egoísmo. ¿A quién le gustaría vivir de esa manera?”, dice por su parte Milagros, su hermana melliza. “Si a mi me diagnostican ELA yo hago todo lo posible hasta el momento que pueda y después me mato. Alfonso no mueve las manos y no se puede suicidar. Pero yo no podría vivir ni la mitad de lo que vivió mi hermano. Hay que ponerse en su lugar y darse cuenta que es muy egoísta pretender que viva así”.

“Extraño todo lo cotidiano”, dice Alfonso sobre la vida que tenía hasta hace cinco años

“Extraño todo lo cotidiano”, dice Alfonso sobre la vida que tenía hasta hace cinco años

“Cuando era adolescente le tenía mucho miedo a la muerte. Sobre todo porque no creo en nada, entonces la sensación que todo se ponga oscuro me generaba dolor”, reflexiona él. “Con el tiempo entendí que era más valioso disfrutar el día a día y no pensar en eso, pero cuando más consciente estaba de lo hermosa que es la vida me toca esto. Estoy convencido que la vida es para disfrutar y hacer lo que nos hace feliz, no le veo mucho sentido a estirar la agonía“.

“Extraño todo lo cotidiano: caminar, jugar al fútbol, comer un asado, tener una charla. Hay mucha gente que no se da cuenta lo que es estar óptimo de salud”

Alfonso dice que sus días hoy son “bastante aburridos”, excepto cuando recibe visitas, que por suerte es muy seguido.  Sus amigos y sus hermanos lo van a ver todo el tiempo. Se despierta cerca del mediodía y usa la computadora donde puede chatear a través de WhatsApp o actualizar su Facebook y su Instagram. Si hay un partido de fútbol o tenis que le interesa no se lo pierde y a la noche le gusta ver programas de política y alguna serie o película, porque recién se duerme a las 3 o 4 de la madrugada. También recibe a diario a su fisioterapeuta.

Alfonso junto a sus hermanos, previo a la enfermedad

Alfonso junto a sus hermanos, previo a la enfermedad

“Me gustaría recuperar todo. Sobre todo la libertad de valerme por mí mismo, mi intimidad y privacidad. Volver a sentirme vivo”, dice. “Extraño todo lo cotidiano: caminar, jugar al fútbol, comer un asado, tener una charla. Hay mucha gente que no se da cuenta lo que es estar óptimo de salud. Yo era uno, por eso siempre digo que hay que disfrutar al máximo todo, hacer lo que uno tiene ganas y no perder el tiempo, porque no sabemos lo que nos puede pasar mañana”.

Alfonso dice que el alcance que tuvo el debate sobre la legalización del aborto lo llevó a impulsar este debate, primero en su círculo y después hacia afuera. “Me parece que es un buen momento para discutir quién decide sobre nuestros cuerpos. Ninguna institución, del Estado o religiosa, puede decidir sobre nuestro derecho”.

Con amigos, antes del diagnóstico

Con amigos, antes del diagnóstico

Primero, antes de que saliera la ley Justina, planteó que quería donar sus órganos, que le sirvan a alguien cuando él ya no esté. Después, cuando tuvo clara su postura respecto de interrumpir su vida, se contactó a través de un amigo suyo investigador en el Conicet con una abogada que había hecho sus tesis doctoral sobre la eutanasia y, a través de ella, pudo reunirse con algunos legisladores provinciales y nacionales.

“Necesito hacer algo para los que están en mi situación. Yo tal vez no lo vea porque quizá muera antes. Pero estoy dispuesto a todo lo necesario”

“Todos entienden que es mi deseo y por suerte me apoyan en todo, mi familia es lo más. Ellos me vieron sufrir desde el primer día y también sufrieron conmigo”, cuenta sobre el momento en que planteó la cuestión a sus seres queridos y les contó sobre la carta que envió a esta abogada. “Necesito hacer algo para los que están en mi situación. Yo tal vez no lo vea porque quizá muera antes. Pero estoy dispuesto a todo lo necesario. A hablar con cada diputado y senador posible”, le escribió en esa oportunidad.

Cuando Alfonso supo su diagnóstico, su hermana melliza estaba embarazada de su única sobrina

Cuando Alfonso supo su diagnóstico, su hermana melliza estaba embarazada de su única sobrina

“Si él tuviera la decisión de seguir viviendo lo acompañaría”, reafirma Milagros. “Alfonso nos dijo todo muy claro y hay que entender que acá decide el que tiene la enfermedad. Si yo le dijera ‘no lo hagas’, sería una manera de decir ‘quiero que te quedes conmigo sea como sea’. No me puedo poner ni medio minuto en otro lugar. Lo he visto llorar y lo he visto sufrir”.

Pero Alfonso sabe que, aunque él quiera hacerlo, legalmente no puede decidir interrumpir su vida antes de que ya esté agonizando y que el tiempo se agota. Pero quiere contribuir con que otros pacientes como él tengan la posibilidad de elegir.

“Alfon tiene re clara la cosa. Él sabe que no vamos a ver el fruto de esto pero siempre eligió ayudar”, dice su hermana melliza. “Yo al principio pensaba que se iba a curar pero no, nada que ver. Él se tomaba un avión y se iba a Buenos Aires a probar tratamientos. ‘Lo hago para ayudar a encontrar la cura’, decía y siguió hasta que le dijimos basta. A un tratamiento entró caminando y salió en silla de ruedas. Son ensayos ciegos”.

Alfonso espera que su historia acerque a otros a la posibilidad de decidir sobre cuando parar el sufrimiento

Alfonso espera que su historia acerque a otros a la posibilidad de decidir sobre cuando parar el sufrimiento

“Hay mucha gente que me escribe para consultarme y a mí me da pena pero les digo que no pierdan el tiempo y que empiecen a tratar de buscar mejorar la calidad de vida”, insiste Milagros. “Tengo que decirles la verdad: ‘No pierdas tiempo en que se cure, ocupate de escucharle la voz porque no se la vas a poder escuchar más'”.

“Por ejemplo yo no grabé la voz de mi hermano nunca, no me di cuenta. Hay un montón de cosas que podría haber compartido y no lo hice”, se lamenta Milagros. “Me deben odiar con lo fría que parezco diciendo estas cosas pero yo prefiero decirles que no pierdan el tiempo, que la besen a esa persona, que se vayan de vacaciones, que vayan a la playa, que toquen la arena y se metan al mar. Que tengan otras historias”, dice, enfática y convencida.

“Tengo que decirles la verdad. ‘No pierdas tiempo en que se cure, ocupate de escucharle la voz porque no se la vas a poder escuchar más’”

“Siempre pienso ‘¿Por qué no me fui al mar y me clavé una cerveza con mi hermano y le pregunté cómo estaba?’. Ahora cuando me preguntan por la enfermedad les digo ‘hacé eso'”, resume Milagros, ahora que todo lo que queda es esperar, acompañarlo e impulsar su lucha. “Él pidió que no se lo reviva. Después se lo llorará pero él eligió esto. Nos llena de orgullo por cómo resuelve las cosas bajo esta presión que tiene. Yo lo apoyo y él me lo agradece y a mi con eso ya se me llena el alma”.

SEGUÍ LEYENDO:

Sociedad

Macri al gobierno, Balcarce al poder

Publicado

on

Los K ya avisaron que lo primero que harán es reformar la Constitución.

Balcarce, el perro de Macri.

Balcarce, venga para acá. ¡Sit Balcarce!¿Descansaste? ¿Estás preparado para lo que se viene? ¿Hiciste tu autocrítica? Creo que deberías hacerla. La realidad es que nos fallaste, Balcarce.

Propusiste las grandes ideas y nos ilusionaste. Era tuya la responsabilidad de hacer los grandes acuerdos políticos para transformar la Argentina, y no hiciste nada. ¿Qué clase de perro resultaste ser? Vos tenías la obligación de impulsar y anunciar un gran plan de desarrollo económico integral, y nada. Te dormiste en la cucha. Debiste haber sido el gran comunicador de la herencia recibida, y nada. Ni un ladrido.

Yo sé que es raro decir que un perro de González Catán es el único estadista que tiene el gobierno de Cambiemos, pero es hora de que asumas tu rol de una buena vez. Hacete cargo Balcarce.

Por eso, hoy más que nunca, el futuro de la República está en tus patas. No me mires así, Balcarce. No me babees el piso, guardá esa lengua, cerrá la boca y pensemos juntos.

El escenario está cantado: el peronismo construirá algo republicano, democrático y moderno que seguramente le servirá para ofrecerse en 2023. Mientras tanto, salvo un cisne negro, al Super Bowl van tu amo y Cristina.

Todavía hay quienes piensan que Ex Ella no se va a presentar. No la conocen. No se puede bajar. No sólo porque sería ir contra su esencia sino porque, al ser la dueña de la mayor cantidad de votos peronistas, no tiene manera de renunciar a eso.

¿Acaso va poner a Agustín Rossi de candidato a presidente para manejarlo por control remoto desde El Calafate? ¿O a Solá? ¿O a Kicillof? ¿O a Scioli? Vos y yo sabemos que eso no funciona. Sólo lo pudo hacer Perón en 1973 cuando puso a Cámpora y aún así fracasó. ¿Te acordás, Balcarce? “Cámpora al gobierno, Perón al poder”. A la distancia, debemos reconocer que fue un fiasco. Duró 49 días. Del 25 de mayo al 13 de julio. Nadie se bancaría otra experiencia igual. Va de cabeza, no tiene opción.

Ante esto, tu misión es asegurar el triunfo del gobierno y alejar toda posibilidad de que retornen los Fabulosos Chávez boys. Por el bien de la República. Y el tuyo.

Pensá que todavía no arrancó la campaña y ya avisaron que si ganan lo primero que van a hacer es reformar la Constitución. Ya sabemos lo que eso significa Balcarce. Nadie reforma una Constitución para autolimitarse el poder. Siempre es para perpetuarse. Es un clásico del fascismo.

Como Insfrán que va por su séptimo mandato en la próspera Formosa, o el vivillo de La Rioja que ahora termina su segundo mandato y está haciendo una pirueta para justificar un tercero, explicítamente prohibido por la Constitución provincial.

Ya lo decía el ideólogo kirchnerista Ernesto Laclau: “La reelección indefinida es el único camino para garantizar los procesos revolucionarios latinoamericanos”. El tipo vivía en Londres, obvio.

Si están pensando en quemar la Constitución, imaginate lo que ya tienen pensado hacer con un perro como vos.

Hoy lo importante no es que Macri siga siendo el presidente sino que vos sigas teniendo el poder. Y que esta vez lo ejerzas como corresponde. Es una oportunidad para hacer lo que no quisiste, no supiste o no pudiste hasta ahora.

El lema secreto será Macri al gobierno, Balcarce al poder. Aunque no le salió a Perón, y mucho menos le saldría a Cristina, te puede salir a vos porque nadie sabe que este gobierno está manejado por un perro. Posiblemente lo intuyan, pero no lo saben.

Para ganar esta elección tenés que controlar que el pollo no se te vuelva a chamuscar. Ni corrida cambiaria, ni estampida inflacionaria. Nada. No hay margen para el error.De los 34 millones de votantes habilitados nunca concurre más del 80%. Es decir que tenés que tirar la red sobre 27 millones.

Obviamente, para ganar un ballotage vas a necesitar unos 13,5 millones de votos (en 2015 Macri juntó 12.998.000).

Según todas las encuestas el gobierno tiene asegurado un tercio del electorado. O sea, ya tenés 9 millones en el bolso. Ojo que desde que le bajamos los calzones al kirchnerismo, la frase “ya tenés 9 millones en el bolso” tiene otros significados.

Se supone que con 42 o 43% (unos 11 millones de votos) te alcanzaría para ganar en primera vuelta. Quiere decir que sólo te faltarían dos palitos para liquidar el pleito y soltar los globos. A propósito, prometeme que vas a terminar con los globos y los bailecitos.

Evitame el disgusto, Balcarce. Cuidalos del ridículo. Dos millones parecen mucho, pero sólo es cuestión de no perder más votos e ir sumando. Como en el fútbol, lo importante ahora es mantener el arco en cero. Después, arriba siempre vas a tener una. Pero ojo atrás.

Pensá que con cada aumentito de tarifas se te piantan mínimo 200.000 votos. Si todavía van a aumentar algo la luz, el gas, el transporte, más algún inútil que siempre aparece declarando una pavada, ya perdiste un palo de votantes. Guarda con ese tema.

¿Como sumar votos, entonces? La estrategia de los avisos de Moreno es buenísima. No me aflojes con eso. Cada aviso del Guille equivale a unos 200.000 o 300.000 votos más para Cambiemos. Es por ahí. Ese tufillo a Mussolini garpa como loco.

Pero no hay que abusar porque se van a terminar avivando de que a Moreno lo banca Durán Barba y que es parte del plan.

Se viene la cumbre del PJ 20
Mirá también

Se viene la cumbre del PJ 20

El que también anda muy bien es Grabois. Cada aparición televisiva te deja en boletería 40 o 50.000 votos. Ese chico es una promesa. A Larroque tenelo en el banco. Está un poco gastado pero cada tanto te tira una frase de apoyo a Maduro y suma.

Sería genial si pudieras conseguir un par de apariciones de D’Elía y de Aníbal. No es fácil porque Cristina ya se avivó. Pero son gauchitos y cuando aparecen te rinden una bocha. Los metés en algún acto y ya tenés 500.000 votos más.

Lo que viene funcionando muy bien es un palco con los tres Moyano. Si lo sumás a Baradel tenes una delantera importante. Y si pudieras traer a Maduro sería perfecto. Es el Brasil del ’70: Jairzinho, Gerson, Tostao, Pelé y Rivelinho.

Fijate si la podés convencer a Diana Conti para que salga otra vez a pedir la reforma constitucional. Lo dijo hace unos días y la amordazaron al toque. Pero si lográs que meta el bocadillo en plano corto y que encima le agregue aquello de “Cristina eterna” te quedás con todo el electorado de Massa. Golazo.

Dale mucho con Muñoz, mucha propiedad en Miami, mucha cuenta en Bahamas. Dale gas al contador de los K que que está cantando todo y los hunde. No afecta al núcleo duro porque para ellos esa plata se usaba en la lucha antimperialista. Pero al votante medio lo indigna. Ahí están los dos palitos que necesitás.

En fin, recursos no te faltan Balcarce. Si tenés un rato, fijate si podés hacer algo con la actividad industrial y la inflación. Pero bueno, de última eso ya lo dejamos para el segundo semestre del segundo mandato.

Finalmente, asumí que tenés una gran responsabilidad y un compromiso indelegable con el presidente. Como buen perro que sos, tenés que estarle encima al Gato. Día y noche. Hoy más que nunca.

El tipo está atravesando un momento dificilísimo. Perdió la final en el Bernabéu y se acaba de convertir en un sexagenario. Es muy duro. Lo sé perfectamente porque yo tengo un amigo al que le está pasando lo mismo. Pero la voy llevando.

¿El fin de la República?
Mirá también

¿El fin de la República?

Imaginate lo mal que anda este muchacho que el viernes cumplió años y se fue a festejarlo a un desagüe cloacal, a 40 metros de profundidad, rodeado por Vidal, Larreta y una tunelera a la que llaman “Beatriz”.He visto fiestitas de cumpleaños exóticas, pero como esta ninguna.

El kichnerismo va por la epopeya. La heroica. Vos jugás de local, con todo a favor. Incluida la historia.

Vamos Balcarce, no podés perder, tenés que ganar, se que darías la vida por un campeonato y una vuelta más.

Vení, no te vayas. Te traje asadito del medio. Novillo, pero del bueno.

Seguir leyendo

Sociedad

Quiénes son la jueza y la fiscal que liberaron a un motochorro colombiano luego de pagar 700 pesos

Publicado

on

El ladrón ingresó al país sin papeles hace tres meses y se le comprobó el delito en el momento, pero quedó en libertad. Estuvo solo 48 horas detenido
La jueza Patricia Susana Guichandut de Cridetti (Gentileza Los Andes)

El martes de la semana pasada, una joven de 18 años fue asaltada por un motochorro que le robó su teléfono celular cuando esperaba para cruzar el semáforo en avenida La Plata al 100, en Almagro. Efectivos de la Comisaría Vecinal 5A de la Policía de la Ciudad, que se encontraban recorriendo el barrio, fueron alertados por la víctima y otros testigos del robo e iniciaron una persecución que duró poco: a las pocas cuadras, el conductor de la moto hizo una mala maniobra y chocó contra un auto; al inspeccionarlo, los policías encontraron el celular robado entre su ropa.

El ladrón fue identificado como Jair Stevens Jurado Mora, de 24 años. Es de nacionalidad colombiana, llegó al país hace tres meses, aún no tramitó su residencia y cuenta con antecedentes penales: fue condenado en 2011 por “hurto calificado agravado”; en 2016 le abrieron una causa por violencia intrafamiliar; y en 2017 lo sentenciaron por tráfico de armas en su país.

Por orden de la Fiscalía Criminal y Correccional Nº 54, a cargo de Dora Olivieri, fue trasladado a la alcaidía de la Comisaría Vecinal 5A e imputado por “tentativa de robo arrebato modalidad motochorro”. Al día siguiente, el Juzgado Nacional en lo Criminal en lo Correccional N° 62, a cargo de Patricia Susana Guichandut, inició la causa contra Jurado Mora por “robo en grado de tentativa” y le concedió una “probation” tras el pago de 700 pesos.

Jurado Mora recuperó su libertad 48 horas después. La Justicia le impuso cumplir como condición “abstenerse de consumir estupefacientes y/o abusar de bebidas alcohólicas“, regularizar su situación en Migraciones y aceptar ese pago de 700 pesos en concepto de “reparación del daño” a la víctima.

El motochorro colombiano al momento de ser detenido

El motochorro colombiano al momento de ser detenido

La jueza Patricia Susana Guichandut fue nominada para ocupar su cargo al frente del juzgado nacional en lo correccional Nº13 de la Capital Federal en 2005, por el entonces presidente Néstor Kirchner y su ministro de Justicia, el actual miembro de la Corte Suprema Horacio Rosatti.

Entre otras causas tuvo a su cargo el desalojo del asentamiento en el circuito KDT, y encabezó el tribunal unipersonal en el juicio contra Luis D’Elía por el delito de “lesiones en riña” contra el ruralista e integrante de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú Alejandro Gahan, en marzo de 2008. El dirigente social fue condenado a cuatro días de prisión, pero en esa oportunidad no fue a la cárcel.

También estuvo al frente de la investigación del crimen de un automovilista en un peaje de la autopista Illia a manos de un cabo de la prefectura.

La fiscal Dora Nancy Olivieri, en tanto, fue designada en abril de 2018 por el entonces procurador Eduardo Casal al frente de la Fiscalía Nacional N°54 en lo Criminal y Correccional. Entre otros casos, llevó la investigación a raíz de la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin.

Play

CUESTIONAMIENTOS

Consultado por Infobae, el abogado Alejandro Fargosi afirmó que los delincuentes de otras nacionalidades llegan al país “por la blandura de los jueces”. “Se convierte al tema de la seguridad en una cuestión económica, hay jueces que con la misma ley podrían condenarlos pero eximen al delincuente”, amplió.

Diana Cohen Agrest, filósofa e investigadora -cuyo hijo fue asesinado al intentar defender a un amigo de un robo en Caballito – también se refirió a esta situación en las redes. “Con los resarcimientos dinerarios, se está aplicando el Código Penal no sancionado. Es la prueba del futuro que nos espera: delincuentes con prontuario en la calle por el valor de 2 pizzas”, señaló.

Por otro lado, y también consultado por este medio, el ex juez Eduardo Gerome afirmó: “Si se trata de un extranjero que no tiene arraigo, que no tiene medios de vida, que se sabe que vino a delinquir, porque tenía antecedentes en Colombia, y a los tres meses de llegar está delinquiendo, no puede tener beneficios; los jueces no le pueden dar beneficios porque están actuando en contra de los intereses de la sociedad”.

“No creo que estén dadas las condiciones para otorgarle la probation ni para dejarlo en libertad porque es un individuo peligroso, no hay que hacer una aplicación de la ley automatizada”, amplió.

La jueza Guichandaut fue nombrada en 2005 (Gentileza Luis Amieva / La Capital)
La jueza Guichandaut fue nombrada en 2005 (Gentileza Luis Amieva / La Capital

iNFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Sociedad

¡Cabezas presente! Camarazo a 22 años de su asesinato

Publicado

on

Este viernes 25 de enero se cumplen 22 años del brutal asesinato de José Luis Cabezas, el reportero gráfico de la revista Noticias que dio a conocer el rostro del empresario y socio privilegiado del menemismo Alfredo Yabrán. No nos olvidamos. No lo hicimos antes, tampoco ahora que las razones se multiplican al compás del recrudecimiento de las políticas neoliberales. La reducción presupuestaria en salud y educación, el desmantelamiento de las empresas estatales, los crecientes despidos y la precarización laboral, la devaluación, la inflación y los sucesivos tarifazos redundan en el enriquecimiento obsceno de los CEOs que ocupan los cargos gubernamentales y de los amigos del poder. Mientras tanto, la resistencia del pueblo contra estas políticas opresivas se soslaya acudiendo a la manipulación mediática, a la justicia cómplice e, incluso, a la represión.

El mensaje expedido por Yabrán a través de Gustavo Prellezo -el autor material de los dos balazos- y de la banda de “Los Horneros” no fue sólo para Cabezas, sino para cualquier trabajador o trabajadora de la comunicación que se atreviera a visibilizar la trama mafiosa de aquel entonces. El crimen de Cabezas fue una muestra de la dimensión y el poderío de una red compleja y oscura dispuesta a resguardar sus intereses a cualquier precio. Y, evidentemente, la escena brutal de la cava de Pinamar dio cuenta de lo mucho que estaba en juego.

Cabezas es referencia obligada para todas y todos los trabajadores, es símbolo de valentía, del fuerte compromiso ético que cada periodista tiene con la verdad y del deber inquebrantable de informar a toda la sociedad. Esos valores asumen un calibre adicional en un contexto de bombardeo de operaciones mediáticas, marketing al servicio de la desinformación, espectacularización y noticias falsas. Cabezas es un ejemplo de la defensa de la libertad de expresión, del rechazo a la censura y de aquellos mecanismos que producen -de forma más sutil pero no menos dañina- la autocensura. Cabezas nos recuerda la importancia de desmantelar el velo y mostrar el rostro de la verdad para ser capaces de decidir, cultivar una mirada crítica, proteger nuestros derechos y dotar a la democracia de su sentido real.

En definitiva, José Luis Cabezas nos convoca hoy más que nunca a fortalecer los lazos y a organizarnos como trabajadorxs para redoblar esfuerzos y garantizar -aún en las condiciones asfixiantes que provocan las políticas neoliberales- el derecho a que toda la sociedad acceda a una información de calidad, libre y emancipadora. Por eso, alzamos la voz una vez más y aún más fuerte: ¡Cabezas presente! ¡Cabezas presente! ¡Cabezas presente!

El acto recordatorio principal de José Luis Cabezas será en El BolsónPor primera vez después de 22 años, el acto recordatorio del asesinato del periodista gráfico José Luis Cabezas, se hará fuera de Pinamar y la ciudad elegida fue El Bolsón.

Tal como lo decidieran los familiares el 25 de enero pasado, el recordatorio del hecho más aberrante ocurrido en democracia hacia la prensa, se llevará a cabo en distintos lugares del país en donde exista algún reconocimiento hacia José Luis Cabezas.

De ese modo, el próximo viernes, Gladys Cabezas y su familia estarán en El Bolsón, oportunidad en la que, junto a Radio Nacional de esa localidad y el municipio, se rendirá homenaje al reportero gráfico asesinado el 25 de enero de 1997, tras la investigación que venía realizando junto a su compañero de aquel momento en la revista Noticias, Gabriel Michi, por el caso del empresario Alfredo Yabrán.

En El Bolsón -hace dos años y a través de una iniciativa del periodista Adrián Moreno y Radio Nacional, que se convirtió en ordenanza-, existe una plazoleta ubicada en la parte céntrica (en la intersección de las avenidas San Martín y Belgrano) que lleva el nombre del reportero, inaugurada al cumplirse los 20 años de su asesinato.

A partir de la decisión de sus familiares de convertir al recordatorio en un hecho itinerante, fue la vecina ciudad cordillerana la primera en ser elegida para dicho evento. Como se sabe, el reconocimiento hacia José Luis Cabezas, es un evento que moviliza a toda la comunidad periodística del país.

El 25 de enero del 97, el reportero de Noticias que cubría la temporada en la ciudad balnearia, fue asesinado a sangre fría luego de que lo secuestraran al salir de una fiesta. José Luis tenía 35 años, era padre de Juan, Agustina y Candela, una pequeña de 5 meses.

Cabezas había tomado una fotografía, un año atrás y con ella reveló el rostro del poderoso empresario Yabrán, que por entonces, ostentaba el monopolio de los servicios de correos en el país.

Desde ese momento, de acuerdo a los relatos de sus allegados, Cabezas fue víctima de una serie de atentados menores que no advirtió pero que dan cuenta, a través de los años, de la seguidilla de mensajes “mafiosos” que culminaron con su vida.

Diez días antes de su crimen, el reportero gráfico había encontrado que la rueda del vehículo en el que se desplazaba con su compañero Gabriel Michi había sido cortada intencionalmente. Nunca imaginó lo que vendría.

Así recordó esos días Michi: “Hicimos guardias y seguimientos sin saber que todos nuestros movimientos estaban siendo vigilados. Cada vez que nos acercábamos a Yabrán, explotaban los teléfonos de la custodia por las comunicaciones con la policía de Pinamar y el policía Gustavo Prellezo, el asesino de José Luis. Habían dado la orden de quitarnos del camino y nosotros no lo sabíamos”.

Este próximo 25 de enero, un acontecimiento que marcó la vida de los argentinos y develó la trama de poder, cuyos vínculos llegaron hasta las más altas esferas de la política del país, será recordado en El Bolsón.

Luego del acto en la plazoleta céntrica, quedará inaugurada la muestra itinerante de fotografías de José Luis Cabezas, en el salón de la Casa del Bicentenario de El Bolsón.
Fuente: El Cordillerano

Seguir leyendo

Tendencia