Connect with us

Politica

El 61% de los paros generales fueron contra gobiernos no peronistas

Publicado

on

De 41 medidas de fuerza, solo 16 se hicieron en gestiones peronistas, según un informe presentado por la Escuela de Gobierno de la Universidad Austral

Raúl Alfonsín fue el presidente  que soportó más paros generales durante su gestión: 13. Y Néstor Kirchner el que menos, apenas uno. Carlos Menem y Fernando De la Rúa tuvieron ocho paros generales, pero el dirigente peronista gobernó 10 años y el radical apenas dos. Eduardo Duhalde, que también gobernó dos años, tuvo dos. Y Cristina Kirchner, que estuvo en el poder ocho años, padeció cinco. Mauricio Macri, hasta ahora, va por cuatro.

Según un informe realizado por la Escuela de Gobierno de la Universidad Austral, se contabilizaron 41 paros generales desde el 10 de diciembre de 1983, o sea, cada 312 días.

Raúl Alfonsín. El dirigente radical fue el presidente al que más paros le hicieron

Raúl Alfonsín. El dirigente radical fue el presidente al que más paros le hicieron

Lo peculiar no es solo la recurrencia a este tipo de medidas de fuerza que en países normales se consideran extremas, cuando ya no es posible el diálogo o se quiere dar un ultimátum a un Gobierno, sino que la predisposición a realizar paros generales es muy distinta frente a administraciones peronistas y las que no lo son.

Mauricio Macri. El de hoy es el cuarto paro general durante su gestión (NA)

Mauricio Macri. El de hoy es el cuarto paro general durante su gestión (NA)

En efecto, según la casa de altos estudios, el 61% de los paros generales fue contra gobiernos no peronistas, los de Alfonsín, De la Rúa y Macri, que solo gobernaron 11 años desde 1983. En cambio, a los peronistas, que gobernaron los 24 años restantes, solo les cayeron 16 paros generales, apenas el 39% del total.

Se podría dar así por probada una tolerancia mayor de las centrales sindicales frente a los gobiernos peronistas. La pregunta es, ¿a qué se debe?

Los lazos “de familia” que circulan entre los sindicalistas y los funcionarios cuando gobierna el peronismo seguramente son una primera explicación. También que, en términos generales, al peronismo le toca gestionar tiempos de vacas gordas, como le pasó claramente a Néstor Kirchner y que le faltó a su esposa a partir de 2009, o como se lo generó Menem desde que implantó la convertibilidad y la venta de las “joyas de la abuela“.

Carlos Menem. En sus dos gobiernos tuvo ocho paros generales

Carlos Menem. En sus dos gobiernos tuvo ocho paros generales

Desde Alfonsín, los gobiernos no peronistas han intentado normalizar el mundo sindical con leyes o normativas anticorporativas.  Lo hicieron siempre en tiempos de ajuste, y buscando atender a su propia base electoral, profundamente contraria a las conductas mafiosas que se generan en estructuras que perduran por décadas sin ninguna renovación, favoreciendo conductas delictivas.

Pero con la llegada del kirchnerismo, el sindicalismo tradicional tiene un nuevo competidor, la izquierda trostkysta, que busca el fin del sistema capitalista y necesita el fracaso de las empresas para demostrar que las empresarios solo quieren la explotación de los trabajadores. El objetivo de este sindicalismo combativo no es la alianza entre el capital y el trabajo, sino que las empresas cierren y, en ese caso, como una transición al mundo comunista ideal, que ellos puedan gestionarla a través de cooperativas.

Néstor Kirchner y Cristina Kirchner (NA)

Néstor Kirchner y Cristina Kirchner (NA)

Esta emergencia es la que hizo al sindicalismo tradicional más “gordo”, más aliado al poder de turno que nunca. Macri y el sindicalismo con capacidad de parar el país tienen más intereses en común de lo que ninguno puede reconocer.

En estos casi tres años de gobierno, el Presidente se dio el lujo de romper varios puentes con el sindicalismo. Se animó, por ejemplo, a desplazar del Ministerio de Trabajo a quien venía trabajando desde la Ciudad en los ámbitos gremiales, Ezequiel Sabor (hoy embajador en México), por consejo de Mario Quintana. También degradó a Jorge Triaca, poniendo a su estructura como “Secretaría“.

Este cuarto paro general, se sabe, no soluciona nada. Pero tanto en varias oficinas del Gobierno como en muchos sindicatos es visto como una medida que descomprime la protesta en un momento urgido por la drástica caída del salario real.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Politica

A los 69 años, murió el político y economista Aldo Pignanelli

Publicado

on

“Peronista de toda la vida”, como se definía en Twitter, Pignanelli presidió el Banco Central durante parte del gobierno de Duhalde. Sufría de cáncer de próstata

El economista Aldo Pignanelli murió este sábado a la noche a la edad de 69 años. Sufría de cáncer de próstata. La noticia fue confirma a Infobae por su jefa de prensa Mariana Goldman.

Pignanelli tuvo una larga trayectoria política que comenzó en 1986, cuando fue nombrado Secretario de Economía de la Municipalidad de Moreno.

Durante una década desempeñó distintos cargos públicos -todos relacionados al área económica- entre los que se destacan la dirección del Banco de la Provincia de Buenos Aires y el de Consultor Financiero del Banco Interamericano de Desarrollo.

En 1997 Pignanelli desembarcó en el Banco Central, donde ocupó los puestos de director y vicepresidente. En julio de 2002 sucedió a Mario Blejer en la presidencia del organismo, posición que ocupó hasta diciembre del mismo año y desde la cual tuvo un rol protagónico en la salida de la crisis junto a Eduardo Duhalde y Roberto Lavagna. Fue sucedido por Alfonso Prat-Gay.

El hijo del ex ministro de Economía, Marco Lavagna, fue uno de los primeros en recordarlo en las redes sociales: “QEPD querido amigo. Vamos a extrañarte”. Su padre, Roberto Lavagna, destacó que era un “excepcional ser humano”.

“Que Dios te bendigam querido amigo”, publicó Aníbal Fernández minutos más tarde.

Durante los últimos años Pignanelli fue uno de los referentes económicos del Frente Renovador liderado por Sergio Massa, además de colaborar asiduamente con su perspectiva sobre la coyuntura económica en distintos medios de comunicación.

En paralelo, buscó durante los últimos meses conseguir apoyo para convertirse en presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires. En su cuenta de Twitter se pueden ver distintos videos en los que llama a votar por la lista bordó-naranja junto a su compañera de fórmula, Gabriela Russo.

“Vamos a cambiar esta realidad. Hace 40 años gobierna el mismo color. En democracia es la forma de vivir y en democracia vamos a entrar a gobernar el Consejo Orofesional de Ciencias Económicas y a triunfar el 19 de junio”, dijo en el último video, publicado el 14 de junio.

Durante la madrugada, su mujer, Haydee, utilizó la cuenta personal de Twitter del economista para agradecer todos los saludos recibidos. “Quiero decirles que Aldo jamás dejó de pensar en los argentinos, en la política. Hasta el último minuto quiso una Argentina de pie”, posteó.

Tanto ella como sus cuatro hijos, Julieta, Nicolás, Mariano y Romina, se despedirán este domingo de 9 a 12 y de 16 a 21 en Forest 906, CABA.

Los mensajes de amigos y colegas:

En tanto, la esposa de Pignanelli, Haydée, utilizó la red social de su marido para agradecer todos los mensajes de condolencia y recordarlo con un hilo  en el cual asegura que “Aldo jamás dejó de pensar en los argentinos, en la política”. “Para Aldo, el futuro de la Argentina era brillante. Amén. Dios bendiga a mi compañero y a la Argentina toda”, escribió.

Seguir leyendo

Politica

Gerardo Morales: “Fui el primero que le preguntó a Pichetto si estaba de acuerdo en integrar la fórmula presidencial”

Publicado

on

El gobernador reelecto de Jujuy afirmó que el radicalismo “fue decisivo” en la elección del senador para acompañar a Macri y reveló detalles del diálogo con el rionegrino

Gerardo Morales fue reelecto el domingo pasado en Jujuy y le dio el primer triunfo al Gobierno (Prensa Gerardo Morales)

Lejos de mostrar enojo por la incorporación de Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri, el gobernador de Jujuy,Gerardo Morales, afirmó hoy que la elección del senador “hay que atribuirlo en un 80 % al radicalismo”.

Nosotros formamos parte de la decisión. Con Alfredo Cornejo y Ernesto Sanz ya manejábamos hace rato la posibilidad de que alguien de afuera integrase la fórmula presidencial”, dijo Morales, que el domingo pasado le dio al gobierno el primer triunfo electoral del año al ser reelecto en su provincia .

A pesar de las especulaciones, los principales referentes del partido respaldaron desde un primer momento la jugada política de Macri.

Esta mañana, Morales dio detalles de cómo fueron las 24 horas previas al anuncio de la fórmula que competirá por el frente Juntos por el cambio. “El primero que le consulta a Pichetto si estaría de acuerdo en integrar la fórmula fui yo“, afirmó. Y, en diálogo con Radio Mitre, explicó que conversó con el senador “el lunes por la tarde”, al mismo tiempo que se reunían el presidente con Ernesto Sanz. “Me esperaban Marcos Peña y Rogelio Frigerio en línea. Una vez que les di el ok, Rogelio habló con Miguel“, añadió.

Sobre la respuesta de Pichetto, señaló que el senador le confesó que “había pensado” la posibilidad de ampliar el frente y que “estaba dispuesto” pero que nadie de gobierno había hablado con él.

Morales sostiene que fue “el primero” en consultar a Pichetto sobre la fórmula de la coalición Juntos para el Cambio

Morales sostiene que fue “el primero” en consultar a Pichetto sobre la fórmula de la coalición Juntos para el Cambio

En este sentido, el mandatario provincial cuestionó a los que decían que el partido “estaba atrás de la vicepresidencia”. “El radicalismo una vez más dio muestra de la responsabilidad institucional que tiene por qué el tema no pasaba por ahí, sino por ampliar la colación”, aseguró. Aunque reconoció que dentro de la UCR “algunos buscaban imponer el candidato”.

Sobre el flamante compañero de fórmula del Presidente opinó que “es una de las personas más influyentes del peronismo” y, por eso, añadió que su incorporación “es clave” para gobernar los próximos años.

“Ninguna fuerza política puede gobernar sola. Hay que bajar un poco las banderas partidarias“, finalizó.

Seguí leyendo:

FOTO TAPA : Todo Jujuy

Seguir leyendo

Politica

Elisa Carrió aguarda expectante y en silencio las negociaciones electorales del Gobierno

Publicado

on

Silencio. Sin comentarios. La Coalición Cívica de Elisa Carrió, que hace tres fines de semana ratificó su pertenencia a Cambiemos con una contundente defensa de la candidatura de Mauricio Macri, eligió replegarse.

Elisa Carrió junto a Mario Quintana, en Santa Fe, la semana pasada (@elisacarrio)

Elisa Carrió junto a Mario Quintana, en Santa Fe, la semana pasada (@elisacarrio)

Desde que volvió de su gira por Santa Fe, adonde viajó la semana pasada junto a sus colaboradores y Mario Quintana, el ex vicejefe de Gabinete que oficia de nexo con la Casa Rosada, Carrió se recluyó en su casa de Exaltación de la Cruz, que suele ser una romería.

Acostumbrada a bajar el martillo -su voz es temida mucho más por los propios que por los ajenos-, los colaboradores de la líder de la CC aseguraron que, por lo pronto, no tiene prevista ninguna aparición pública hasta fines de mes o principios de julio, cuando presente el libro en el que trabaja y que terminó de pulir en las últimas semanas.

Un repaso por su vida parlamentaria de un cuarto de siglo, desde la convención constituyente de 1994 hasta estos días cruciales de Cambiemos que definirán la suerte de la alianza de gobierno, el experimento ideado a principios del 2015 por Macri, la Coalición y un sector de la UCR, que muestra señales más que elocuentes de fatiga.

El silencio que se impusieron “Lilita” y los principales dirigentes de la CC, según pudo verificar este medio, obedece a las definiciones electorales que la cúpula macrista explora por estos días, de cara a los cierres de alianzas y candidaturas. En especial a las negociaciones encaradas desde la semana pasada entre un sector de la mesa chica que rodea a Macri y el PJ no K, y en particular con Sergio Massa que, con astucia, mantiene en vilo tanto al oficialismo como a la oposición K.

El líder del Frente Renovador cenó el viernes con Horacio Rodríguez Larreta, su principal interlocutor del PRO. ¿Le habrá contado el jefe de Gobierno porteño a Carrió de las conversaciones de esa comida?

Sergio Massa, líder del Frente Renovador

Sergio Massa, líder del Frente Renovador

En el entorno de la líder de la Coalición Cívica, histórico enemiga de Massa, no dan por ahora señales de qué piensa sobre un eventual acuerdo electoral para que María Eugenia Vidal también vaya colgada de la boleta del ex intendente de Tigre, motivado, según avisan desde el campamento bonaerense de Cambiemos, por la impopularidad de Macri en ese distrito.

Al parecer, el decreto firmado por el Presidente en la segunda semana de abril, en el que prohibió las llamadas listas colectoras, ahora no tendría mayor importancia institucional. Tampoco las palabras del propio jefe de Estado, en junio del 2016, cuando presentó la frustrada reforma política en el CCK y resaltó que era hora de decirle “basta” a las “listas acople, colectoras, candidaturas múltiples que no ayudaban a respetar la decisión democrática del pueblo”.

Mucho menos las gestiones de algunos funcionarios bonaerenses en la Justicia por la inconstitucionalidad de la norma. En la provincia de Buenos Aires aseguran que Federico Salvai, el jefe de Gabinete y operador político de Vidal, anda detrás de una conversación con Carrió. Para explicarle, según comentan, de la movida.

Marcos Peña también preguntó en estos días sobre la posición de la diputada, que se enteró hacia el fin de semana de las versiones que daban vueltas sobre las conversaciones entre el Gobierno y el PJ no K. Es uno de los temas que hablaron este lunes Fernando Sánchez, Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin en el almuerzo que compartieron en el primer piso de la Casa Rosada.

Mauricio Macri y Elisa Carrió, en Olivos

Mauricio Macri y Elisa Carrió, en Olivos

Más allá de las negociaciones por fuera de la alianza de gobierno, la Coalición Cívica discutirá los lugares en las listas en la mesa nacional de Cambiemos, el ámbito en el que, además, la CC quiere debatir la eventual ampliación partidaria.

A nivel nacional, la coalición pone en juego dos bancas en Diputados: las de Leonor Martínez Villada y Orieta Vera González, de Córdoba y Catamarca, respectivamente, que no renovarán. En la CC aspiran de todos modos a obtener mucho más que esos dos lugares.

El silencio de Carrió y de la cúpula partidaria también inquieta al PRO por las versiones de las últimas horas en torno al posible veto que la diputada podría aplicar en la elección de Macri de su compañero de fórmula.

Alfredo Cornejo, titular de la UCR, estuvo este martes en Casa Rosada

Alfredo Cornejo, titular de la UCR, estuvo este martes en Casa Rosada

La negociación con Massa despierta, de todos modos, el principal foco de atención del Gobierno respecto a las posibles reacciones. Uno de los puntos del documento aprobado en el congreso de la CC del sábado 18 de mayo subraya: “En caso de modificarse o alterarse el espíritu de Cambiemos, autorizar a la mesa ejecutiva a evaluar la continuidad y pertenencia en la misma”.

Carrió no duda de la continuidad de la coalición que moldeó con Macri en el verano del 2015. Pero sabe que su veredicto es determinante.

FOTO TAPA : INFOCIELO

Seguir leyendo

Más Vistas