Connect with us

Opinión

Aborto. Cuatro especialistas ante la gran pregunta: cuándo empiezan la vida y la persona humanas

Published

on

En un clima distendido pero no exento de pasión, Alberto Kornblihtt, Mariana Romero, Graciela Moya y Ernesto Beruti dialogaron desde distintas perspectivas sobre un tema que divide a la opinión pública y empieza a ser discutido en el Congreso Fuente: LA NACION
91
25 de marzo de 2018  

¿Cuándo comienza la vida? ¿A partir de cuándo esa vida que comienza debe ser considerada una persona? ¿Y qué pesan más: los derechos de esa vida o los de la mujer que la alberga en su vientre? Tres preguntas que resultan esenciales para fijar una posición en favor o en contra de la despenalización del aborto.

A lo largo de las próximas semanas, más de 700 especialistas intentarán responderlas ante un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados, que baraja ocho proyectos de ley sobre este tema, de cara a un posterior tratamiento en el recinto, en junio próximo.

La cuestión no es sencilla, ya que las posiciones en juego son antagónicas. Pero, dejando a un lado las convicciones personales, filosóficas o religiosas, ¿qué tiene para aportar al debate la evidencia concreta que puede recogerse en un laboratorio o en el pasillo de un hospital?

Con estas inquietudes, la nacion invitó a dialogar a Alberto Kornblihtt, investigador del Conicet y director del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias; Graciela Moya, médica, especialista en genética médica; Ernesto Beruti, obstetra y jefe de Obstetricia del Hospital Austral, y Mariana Romero, médica, investigadora titular del Área Salud, Economía y Sociedad del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes) y cocoordinadora del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva.

Los cuatro especialistas dialogaron durante casi dos horas, reflejando un detalle para nada menor, que también perciben quienes siguen el debate público de las últimas semanas: las coincidencias y las disidencias siempre son más constructivas cuando pueden darse en un marco de seriedad y respeto mutuo.

LN: ¿Cuándo empieza la vida para cada uno de ustedes?

Ernesto Beruti: El conocimiento científico actual permite afirmar con certeza que la vida humana comienza en el instante de la fertilización del óvulo por el espermatozoide. Al formarse el huevo o cigoto, que es la primera célula, ya está presente la información genética, distinta de la del padre y la madre. Yo estuve 18 años en un hospital público, en la Maternidad Sardá, y como médico obstetra he tenido la posibilidad de ver y atender a un montón de mujeres que han perdido espontáneamente su embarazo. Cuando llegaban con hemorragia a la guardia, con algún dolor y veíamos que, al revisarlas, perdían el embrión, ese embrión tenía todas las características de un ser humano.

Mariana Romero: El inicio de la vida humana no es un campo que esté absolutamente consensuado. ¿Por qué, entonces, estoy a favor de la despenalización del aborto? Porque pienso en lo que muchas mujeres atraviesan en estas situaciones y entiendo que, además, la ley hace una ponderación gradual del valor de la vida humana. Por eso la pena por un aborto ilegal es distinta de la de un asesinato.

Graciela Moya: No podemos escapar de nuestra biología. La vida humana empieza en el mismo momento de la fecundación. Ahí comienza una cascada de eventos biológicos, bioquímicos y moleculares que, a no ser que se frenen por una cuestión externa o por un proceso patológico propio del embrión, continúan en un proceso que mantiene la misma dinámica hasta la muerte natural. El otro punto es definir desde cuándo uno le va a dar un significado moral y desde cuándo lo va a respetar. Prestarse a una definición de persona según lo legal me parece erróneo. Eso cambia con el tiempo y con las culturas. La cuestión es filosófica: por qué elegimos proteger a algunas personas y no a otras. Si lo hacemos desde lo funcional, el día en que nosotros perdamos nuestras funciones mentales superiores, ¿vamos a dejar de ser personas?

Alberto Kornblihtt: Como no nos vamos a poner de acuerdo con el estatus del embrión, diré que la vida es la definición biológica de lo que es una célula viva. Una célula viva es una célula que cumple con dos funciones: metabolismo y replicación. Son las dos funciones esenciales de la vida. Los espermatozoides que un varón eyacula en la pileta están vivos. Los óvulos que caen cada vez que hay una menstruación están vivos. Si te amputan un brazo, sus células estarán vivas durante un tiempo. Voy a ser un poco duro: un embrión en el vientre de una madre se parece más a un órgano de la madre que a un ser independiente. El hecho de que la ley penalice el aborto con tres a cinco años de prisión como máximo delata que lo que está creciendo en el vientre de la madre no es lo mismo que una persona que es asesinada. No puedo decirte en dónde comienza la vida humana porque, para mí, el concepto de vida humana es una convención. Una convención de los médicos, de los juristas.

MR: Bueno, es una convención social también. Porque las leyes son convenciones. Son acuerdos que la sociedad hace para no ir a la guerra. Para no matarnos entre todos.

AK: Podemos diferir sobre el estatus del embrión. Lo que para mí está claro es que, así sea un humano en potencia o en crecimiento, un embrión no es lo mismo que un bebé.

EB: No estoy de acuerdo, porque la única variable es el tiempo.

AK: No. Es la dependencia de la madre.

EB: Dale tiempo a este embrión de ocho semanas, no le hagas nada, dejalo, y vas a ver cómo en el ciento por ciento de los casos, salvo que haya una patología, llegará a ser un bebé.

MR: Pensemos en esto que dijo el doctor: “Dejalo. Es una cuestión de tiempo”. No es dejarlo. Es dejarlo adentro de una mujer que, durante nueve meses, va a actuar como una incubadora. Las mujeres no somos eso. No somos un recipiente para llevar adelante un embarazo. Nada de eso nos es inocuo.

EB: Pero es un ser vivo.

MR: Y las mujeres también.

EB: Obvio. Por eso mismo cuidemos a las dos. ¿Por qué priorizar a uno sobre otro?

AK: Entonces, ¿por qué no se castiga el aborto con penas más graves si ese ser vivo está indefenso?

EB: En el Código Penal el aborto está contemplado entre los delitos contra la vida.

GM: Es un consenso que se tomó en un momento.

AK: Según ese consenso, el embrión no es lo mismo que un ser humano.

GM: Nosotros teníamos una ley, por consenso, según la cual la esclavitud era buena. A lo que voy es que quizás en doscientos años se diga: “Mirá a estos que mataban a los fetos y a los embriones, qué desastre”.

AK: Bueno, también hay sociedades en las que matan a las niñas recién nacidas porque quieren el varón. Por eso, pensando en la cantidad de mujeres que, por hacerse abortos en lugares inadecuados, tienen infecciones; en la cantidad de adolescentes que, por no abortar, tienen que llevar un embarazo a término y criar a un bebé cuando todavía son niñas o darlo en adopción en condiciones ilegales; en la cantidad de genetistas que hacen diagnóstico prenatal, detectan que el embrión va a nacer con una enfermedad no curable y se lavan las manos al no recomendar la interrupción del embarazo; en la cantidad de situaciones en las que se sabe que ese embrión va a nacer mal aún sin un diagnóstico genético, pedimos a aquellos que tienen convicciones filosóficas o religiosas respecto de lo que llaman comienzo de la vida humana que respeten a los que tenemos otras concepciones. Porque no hay un absoluto.

EB: ¿Sabés que pasa, Alberto? Lo que me pasó a mí toda la vida es que después de ver esto [muestra la foto de un embrión humano] no me puedo convencer de lo contrario. Yo ni siquiera tenía una idea formada sobre el aborto, pero cuando empecé la residencia.

AK: Eso es subjetivo. Ahí yo veo caracteres antropomórficos, pero no puedo imaginar que eso es una persona.

EB: Pero, mirá los dedos de la mano, los de los pies. Los ojos, la cabeza. Esto para mi confirma que es una persona, y no un embrión de pollo.

AK: No. Es un embrión de humano.

EB: Claro, pero esto para mí es fuerte. Es lo que viví toda mi vida.

AK: Pero ¿no te resultaría fuerte pensar que esos embriones humanos e incluso los fetos hasta el día del nacimiento no están comiendo por la boca y no están respirando por sus pulmones? Dependen totalmente de la placenta; hasta sus posibles infecciones son prevenidas por anticuerpos de la madre y, en el momento del parto, se produce un cambio brusco, casi dramático, del cual, por suerte, no tenemos memoria. El shock que debe significar para ese feto que nació y se convierte en bebé pasar a ventilar, porque la palabra correcta no es respirar sino ventilar, y pasar a alimentarse por su sistema digestivo. Es un cambio tan fundamental, tan brusco, que marca un antes y un después. Entonces, para mí no es lo mismo un bebé que este embrión.

LN: ¿Qué debería ofrecer el Estado para que disminuya la cantidad de embarazos no deseados?

EB: En la Argentina tenemos un montón de embarazos adolescentes porque falla una educación sexual integral, falla la prevención; tenemos muchas mujeres embarazadas en situación de extrema pobreza porque no hemos trabajado lo suficiente para darles a estas mujeres una atención de calidad tanto en materia educativa como sanitaria.

AK: ¿Cual sería la prevención? ¿Anticonceptivos?

EB: Sí, obvio que sí.

AK: ¿Ustedes están de acuerdo con el uso del preservativo?

GM: Con el uso del preservativo y con la planificación familiar.

EB: La religión católica todavía no permite la anticoncepción artificial, pero no se puede imponer a toda la sociedad la postura de la Iglesia.

AK: Sin embargo, la Iglesia tiene la misma posición respecto de la interrupción precoz del embarazo. ¿Ahí debe ser oída?

GM: La Iglesia también está en contra de la pena de muerte, tiene el Observatorio de la Deuda Social, está en contra de la pobreza, tiene una posición sobre muchos temas.

EB: Creo que hay alternativas para salvar las dos vidas. ¿Por qué tenemos que pensar que la única es el aborto? La solución exprés del aborto, rápida y efectiva, no es solución.

MR: El aborto ocurre igual. Y viene ocurriendo. Este país fue de los últimos países de América Latina en tener una ley de salud sexual y procreación responsable que nos permite poder ir a un hospital público, pedir un anticonceptivo y obtenerlo sin costo. Tenemos una ley de educación sexual integral, aunque se implementa con dificultades. Ahora, junto con eso, queremos ofrecer aborto legal y seguro. Es ofrecerle la posibilidad a una mujer que tomó la decisión de hacerlo de forma segura. Si tengo una ley que me ampara y dice que tengo derecho porque es un riesgo para la salud, y la salud es biopsicosocial, ¿por qué pedirle a una mujer que continúe un embarazo si no lo quiere?

AK: Mientras te escuchaba, yo pensaba: pero entonces es peor aún, porque parece ser que por estas concepciones de cuándo comienza la vida humana la mujer se convierte en una esclava de ese embrión.

MR: Exacto.

BK: Es una esclava del embrión y no tiene libertad para decidir sobre su propio cuerpo ante la pena social, cultural, religiosa. Además, le pesa la idea de que estaría cometiendo un asesinato. Eso es terrible. Muchos médicos tratan mal a estas mujeres, sobre todo si son de clases bajas y tienen piel oscura, como si fueran unas sucias por haber quedado embarazadas. Entonces, tienen que soportar ese embarazo, esa carga, por el pecado que cometieron. Y estamos en el siglo XXI…

GM: Por más que yo no aborte, también me pueden tratar mal por ser morocha, o por ser extranjera, o por hablar raro, o por tener una discapacidad, o por tener cualquier otro problema que no le parezca agradable al otro. Entonces, cuando hay un feto con una enfermedad, por ejemplo un síndrome de Down, hay mucha gente que no lo quiere tener. Hay países como Francia, donde el 95% de los fetos con síndrome de Down se abortan.

AK: Pero el Estado no obliga a abortar.

GM: Así es, ofrece la posibilidad, pero la cuestión es que no mira a las personas con dificultad como personas que necesitan más cuidado y más protección que otras. Entonces, si el médico maltrata a la morocha o a la mujer que es pobre, estaríamos teniendo esa misma postura cuando decimos que el feto con síndrome de Down no merece vivir.

MR: Los 500.000 abortos que estimamos una década atrás no son de mujeres que tienen un feto o un embrión con un problema genético. Son mujeres que atravesaron problemas en su vida. Son mujeres que dijeron: “No puedo. No puedo tenerlo y no quiero”.

GM: No tienen la contención necesaria. La primer causa en las mujeres que buscan un aborto procurado es la coerción. La presión de los padres, de la pareja, el hecho de estar solas. Son todas cuestiones sociales.

AK: Sería bueno que se entienda que cuando hay un diagnóstico prenatal que dice que el bebé va a nacer con alguna discapacidad quizás no mortal nunca es el Estado o los médicos los que aconsejan compulsivamente el aborto.

EB: Bueno, pero ustedes saben que la ley que ahora se propone habla en su artículo primero de que la mujer tiene el derecho de optar libremente por el embarazo hasta las catorce semanas. Después dice que, pasado este plazo, la mujer tendrá derecho a la interrupción legal de su embarazo en tres situaciones: malformaciones fetales graves, en caso de violación y en caso de peligro para la salud o la vida de la madre, y este peligro para la salud puede ser físico, psíquico y social. Entonces, pregunto: ¿qué pasa con una mujer que está embarazada de treinta semanas, que se pelea con el marido y el marido se va con otra, desaparece, y de pronto ella dice: “Ah, me dejó mi marido, a este chico no lo voy a tener”?

MR: Este país está lleno de hogares monoparentales. Según el último censo, más del 30% de los hogares lo son, y muchos están sostenidos por una mujer que tiene hijos a cargo. Por favor, no pensemos que las mujeres tomamos tan livianamente esas decisiones.

EB: Como quieras, pero estaría en su derecho a hacerlo, porque la ley la ampararía.

MR: Hoy no es así. Hemos judicializado situaciones de adolescentes violadas con denuncia judicial hecha, donde no acceden a la interrupción legal del embarazo.

LN: Precisamente, iba a preguntarles si hoy se aplica el protocolo que autoriza el aborto en determinados casos.

MR: Se aplica relativamente. Diría que se aplica más de lo que se aplicaba antes, que no teníamos protocolo. Hoy vamos por el tercer protocolo nacional, y existen provinciales.

AK: Ahora, ¿es cierto que una mujer violada puede abortar legalmente?

MR: Absolutamente.

AK: Entonces yo les pregunto a ustedes [por Moya y Beruti], ¿qué tiene de particular esa vida humana por el hecho de provenir de una violación? No me refiero al pudor o al daño causado por la violación sobre la madre. Me refiero a la criatura en potencia.

GM: Hay dos víctimas en ese caso.

EB: ¿Qué culpa tiene ese bebe?

AK: Bueno, por eso. ¿Hay que matarlo, según ustedes?

GM: No, no estoy de acuerdo.

EB: Tampoco yo. Para nada.

AK: Es decir, que no solo no habría que votar la ley propuesta, sino además cambiar la que existe.

GM: Primero, habría que hacer lo posible para que esa mujer no sea violada.

EB: Yo te pregunto, ¿qué culpa tiene ese ser que se está gestando?

GM: Es que hay dos víctimas, insisto. En estos casos, además, no se guarda el ADN del feto y se sigue favoreciendo la violencia contra la mujer, porque tampoco se denuncia y se busca al violador, cuando sabemos que el 70% de las violaciones ocurren en el ámbito familiar. Entonces, a esa mujer uno le hace el aborto y la devuelve al mismo grupo. Y esta ley permite el aborto en niñas de 13 a 16 años sin necesidad de que vayan los padres. Puede ir cualquier allegado, un adulto responsable. El adulto responsable puede ser el mismo adulto que la está violando. De algún modo, la ley también habilita al violador a que la siga violando y la siga maltratando.

LN: Suponiendo que ese embarazo llegara a término, en muchos casos estaríamos ante madres que crían a hijos que no quisieron y ante hijos no queridos por sus madres. ¿Qué proponen en esos casos?

GM: Hay experiencias de mujeres violadas que siguen su embarazo y dan al niño en adopción. Hay toda una contención que genera resiliencia. Y de alguna manera, porque se les brinda también un tratamiento psicológico, eso las ayuda a hacer el duelo de la violación. Nosotros hablamos de aborto como si no tuviera ningún efecto emocional en la mujer. Pero en verdad genera un estrés postraumático, y eso tampoco está contemplado en la ley.

MR: Si la mujer pide acompañamieno psicológico de la trabajadora social o consejos sobre adopción, esas opciones están.

GM: Entonces ¿por qué la necesidad de otra ley si las opciones están?

MR: Porque hoy hay mujeres que, a pesar de que la ley no les permite interrumpir el embarazo de forma legal, lo hacen, poniendo en riesgo su salud, su vida.

EB: En mi caso, cuando alguien me convenza de que no es una vida humana, yo no tengo ningún problema en hacer abortos.

MR: Es que no te tenemos que convencer. Lo que queremos es que la ley abrigue, cubra y proteja a todos. Las decisiones van a ser siempre de índole personal. Quiero que las mujeres y la familias, o quienes las acompañan, puedan optar sin coerción. No la coerción para abortar, pero tampoco la coerción para seguir un embarazo.

EB: [a Romero] ¿Y qué pensás de la adopción?

MR: Es una alternativa válida. Hoy, desafortunadamente, muy compleja en la Argentina. Pero no creo que sea la única. Por eso quiero que la sociedad nos dé opciones. Somos individuos responsables. Confiemos un poco más en las decisiones que tomamos.

BK: Quedarnos en la discusión de si un embrión es vida humana o no es cosa del pasado. Miremos hacia el futuro. Y la Argentina, afortunadamente, está preparada. Lo mejor que podemos hacer los que entendemos un poco de biología y medicina es no generar tabúes, para que se conozcan todas las posiciones.

A favor o en contra, la experiencia reafirmó las propias certidumbres

Los cuatro especialistas, en la Redacción de La Nación
Los cuatro especialistas, en la Redacción de La Nación Fuente: LA NACION

A lo largo del diálogo fue quedando en evidencia la firme convicción con la que cada uno de los especialistas sostiene sus argumentos. Por eso, hacia el final de la charla llegó el turno de preguntas de índole más personal, a fin de conocer cómo cada cual había ido construyendo esas certezas.

LN: Cada uno de ustedes tiene una larga trayectoria profesional. ¿Siempre sostuvieron la posición que hoy tienen sobre el aborto o fue variando? ¿Les generó algún tipo de problemas?

Alberto Kornblihtt: En mi caso no varió. Cuando yo era chico y veía a una mujer embarazada, por mi ética familiar, por un montón de razones, me daba cuenta de que lo que estaba dentro de ese vientre no era todavía un bebé, sino que era un embrión en gestación, un feto. Y por lo tanto yo, de chico, y quizás me puedan ver horrorosamente por esto, ya pensaba que no era tan terrible interrumpir el embarazo si lo comparaba con matar a una persona. Después, cuando estudié Biología, el conocimiento reafirmó una percepción que, no voy a desconocer, tiene que ver con mi educación, con el ateísmo, con una valoración de la vida. Estoy en contra de la pena de muerte, estoy en contra de las guerras, no quiero matar a nadie, pero estoy convencido de que la interrupción del embarazo no es un crimen. Sostener esto no me generó ningún problema porque creo que los que me conocen saben lo que pienso, saben que soy una persona que tiene un compromiso con los derechos humanos, que no reniego de mi pasado de izquierda, que no me reciclé. En fin, la gente sabe.

Graciela Moya: A medida que fui aumentando mi conocimiento científico y mi experiencia de vida como profesional y como persona, se me acrecentó mas la visión de la protección de la vida humana. No me parece que nosotros, como seres racionales, podamos decidir quién vive y quién no. Y sin duda es muchísimo lo que uno puede hacer para ayudar a las personas y mejorar sus circunstancias para que no tengan que llegar al drama del aborto: que una mujer pueda elegir quedar embarazada o no, darle las herramientas para que pueda elegirlo, pueda elegir criarlo o no criarlo y darle siempre la alternativa de la adopción. De hecho, yo tengo amigas íntimas que fueron dadas en adopción, tengo primos que fueron dados en adopción, que tienen hijos y quizá ninguno de ellos existiría si hubiese habido ley de aborto. En esta postura tuve una recepción enorme de gente que piensa igual o distinto que yo.

Mariana Romero: Quizá yo tengo una trayectoria similar, pero con una postura distinta. En el tiempo que hice práctica clínica me encontré desafortunadamente con varias mujeres que se murieron después a causa de un aborto inseguro. Y eso reforzó todavía más mi decisión personal y profesional de que yo iba a trabajar en esto. Con el tiempo pude ir acompañándome con otros profesionales y fuimos construyendo un corpus de evidencia que nos permitió seguir sosteniendo esto. Hoy celebro esta discusión que tuvimos porque es mucho más seria y mucho más respetuosa de lo que solía ser. Yo puedo pensar en episodios en donde me sentí mal. A veces había poca gente dispuesta a escuchar, entonces inmediatamente la reacción era de condena. Estar en un auditorio donde alguien se levanta y me grita “asesina”… La verdad es que eso es no conocerme nada. Por suerte me pasó pocas veces, pero me pasó. También este camino me gratificó muchísimo. Por eso el balance es positivo. Aun con todas esas situaciones que ocurrieron, inclusive con colegas, nada se compara con la situación actual, en donde por fin nos abrimos a un debate.

Ernesto Beruti: Yo siempre estuve en contra del aborto. Y después de todos los articulos que he leído, de las charlas que he tenido con personas de pensamientos distintos en los últimos días, estoy más en contra que antes. Ahora están en boga en Internet los artículos que revelan nombres de famosos que corrieron riesgo de ser abortados, empezando por el papa Juan Pablo II, por Steve Jobs, Cristiano Ronaldo, Andrea Bocelli o Celine Dion. ¿Qué sabemos lo que puede ser ese hijo? Después te dicen: “¿Para qué vamos a hacer nacer a estos chicos que van a ser siempre pobres y están condenados al fracaso?”. Pero ¿qué sabemos? Yo creo que la mujer tiene la libertad de ejercer o no la maternidad, pero es allí cuando la adopción es una alternativa que hay que rescatar como acto de entrega, de amor. ¿Si tuve conflictos por esta posición? Bueno, aparecí hace dos semanas en Intratables y me dieron con un caño [risas], pero no importa. No quiero imponer mis ideas a nadie.

LA NACION

Opinión

El enojo de Víctor Hugo Morales con la directiva de la TV Pública

Published

on

El periodista uruguayo disparó con munición gruesa contra Rosario Lufrano y la directiva de Radio y Televisión Argentina. Cuestionó el presupuesto de la empresa para enviar periodistas a Qatar.

Víctor Hugo Moraleses conocido por no tener pelos en la lengua y siempre decir lo que piensa, independientemente de que el resto esté de acuerdo o no y más allá de la clara postura e ideología que defiende. Siempre da la nota en cada una de sus editoriales, y en esta nueva oportunidad no ha sido la excepción.

Morales viajó por estas horas rumbo a Qatar para seguir las inmediaciones del Mundial de fútbol que se desarrolla en dicho país. Y desde allí realizó una fuerte crítica en plena transmisión, apuntando a la presidenta de Radio y Televisión Argentina, Rosario Lufrano.

Loading video

El periodista uruguayo comenzó con una serie de quejas que tienen que ver con la diferencia que tiene para la cobertura entre Radio Nacional y la TV Pública, medios estatales que están bajo la conducción y dirección de Lufrano. Así, de un momento a otro, inició su descargo.

“Somos la hermanita menor. Yo estoy de acuerdo con que es probable que 30 personas para la Televisión Pública sean insuficientes, es probable que tengan que ser 50. 30 de la Televisión Pública y ni un miserable viático para un trabajador de Radio Nacional. ¡Caramba che!”, disparó el periodista.

Y luego, como parte de otro fragmento de su descargo, agregó: “¿Ni un pasaje? ¡Qué manera de tratarnos! Esto vendrá de arriba supongo, tiene que ver con los gastos con los que no se animan”, agregó Morales. “Las cosas han

De la misma forma que disparó contra la TV Pública, también lanzó varios dardos a la situación que vive actualmente la radio, recordando que resulta ser un especialista dentro de la materia y uno de los más históricos del medio, con más de 35 años delante de los micrófonos.

Esta no es la primera vez que Víctor Hugo apunta contra Lufrano. A mitad de año, la funcionaria tuvo un cruce con la periodista Cynthia García por “operar mediáticamente” para impedir la contratación de una nueva subgerenta de programación, Rosalía Giuffre, por haber trabajado para la gestión macrista. De esta misma discusión tomó partido el uruguayo para defender a su colega.

“Me da mucha pena que Lufrano diga semejante disparate como el Macartismo. Mirá que hubo gente que pasó hambre y necesidades en los cuatro años del verdadero macartismo, realizado por ese canalla tremendo que es (Hernán) Lombardi. Mirá que hubo gente que lo pasó muy mal, mirá que hubo gente agredida. Y que esa gente, como en el caso tuyo, pueda ser mencionada de esa manera me parece muy lamentable”, le decía Morales a García por ese entonces.

FUENTE : MDZOL-COM

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

 

Continue Reading

Opinión

Obra pública: para De Vido si hay una banda que perseguir, es la que rescindió los contratos

Published

on

Lo dijo ante el Tribunal Oral federal 2 al decir sus últimas palabras. Báez prefirió no hablar.

El Tribunal Oral Federal 2 integrado por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu comenzó a escuchar las últimas palabras de los 13 imputados en el juicio por el presunto direccionamiento de obra pública a las empresas del empresario santacruceño Lázaro Báez que tiene como principal imputada a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Para esta mañana fueron convocados para hacer uso de su derecho a hablarle al tribunal,-aunque no obligatorio-, el empresario Lázaro Báez, el exfuncionario de Vialidad Nacional con funciones en Santa Cruz desde 2008 a 2016, Mauricio Collareda, Raúl Daruich Daruich ex responsable del distrito 23, el exministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación, Julio De Vido y el exsubsecretario de Obras Públicas Abel Fatala.

Báez prefirió no hablar aunque sí agradeció el trabajo de su defensa que según él fue la única que se preocupó por buscar la verdad.

A su turno Collareda manifestó que no tenía nada más para agregar, luego el tribunal cedió la palabra a Daruich que sostuvo en primer lugar que el pedido de condena “para mi es extemporáneo porque ya estoy cumpliendo una condena desde marzo de 2016, porque me expulsaron y no pude reinsertarme con 60 años”. Asimismo dijo que toda su actuación en la administración pública siempre se basó en las normas y reglamentos vigentes.

“En la administración pública no hay lugar a interpretación según biblioteca porque las normas son taxativas y eso es lo que yo hice aplicar las normas vigentes en ese momento. Espero que los señores jueces tengan en cuenta que en la administración pública y sobre todo el organismo como vialidades son operativos no decisivos y se rigen por normas estrictas”.

Cuando llegó el momento de la exposición de Julio De Vido, decidió hablar por primera vez y dijo que es la tercera vez que le toca hablar en relación a que “no podía no conocer no podía ignorar”. También sostuvo: “Es la tercera vez que me traen a un juicio oral en forma direccionada y omitiendo deliberadamente la presencia de otros compañeros de gabinete que llevaron adelante junto conmigo la gestión del estado”.

Utilizó la palabra lawfare al referirse a los procesos en su contra y sus condenas anteriores y dijo que en una causa lo metieron por la ventana.

Al referirse a este proceso aseguró que “no hubo direccionamiento de obra pública y todo se planificó en COFEPLAN cubriendo cada una de las asimetrías regionales, porque eso lo definió Néstor Kirchner como presidente no jefe de una banda”, agregó y se refirió a lo que fue el programa de infraestructura.

En relación a lo expresado por los fiscales acerca de que el ministerio de economía dotaba fondos para la asociación ilícita, el exministro sostuvo que la fiscalía actuó  con mala fe.

Para concluir sus manifestaciones se solidarizó con todos los imputados e hizo un reconocimiento especial a su mujer que dijo fue “maltratada por los fiscales que nunca me controló ni debía hacerlo que me defiende con pruebas”

Y agregó “ si hay una banda que perseguir es la que rescindió los contratos. Son los q impulsan la persecución junto a los empresarios del círculo rojo El juicio demostró nuestra inocencia” y le dijo a los jueces que no les aguarda una tarea fácil a la hora de juzgar.

Finalmente fue el turno de Abel Fatala que tampoco hizo uso de la palabra más que para decir que “no existió intervención de la subsecretaría de obra pública ni la posibilidad de intervenir como dijo la fiscalía”.

La expectativa está puesta en la próxima jornada del martes 29 donde fue convocada la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Julio Garro ex funcionario de Vialidad de Santa Cruz, Carlos Santiago Kirchner y José López, ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José Francisco López.

Tras ello el tribunal fijará la última fecha donde hablarán los últimos imputados y se conocerá el veredicto en un juicio que comenzó el 21 de mayo de 2019.

FUENTE MDZOL.COM

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

José Luis Espert y otra provocación con su discurso negacionista

Published

on

El diputado ultraderechista hizo gala de sus proclamas violentas, al interrumpir el recuerdo de la líder de Madres de Plaza de Mayo y pedir un “Nunca Más” del kirchnerismo.

La Cámara de Diputados rindió honores este jueves a la recientemente fallecida ex titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. La emotiva sesión fue interrumpida por el discurso panfletario de José Luis Espert, que motivó una cuestión de privilegio por parte del titular de la bancada del Frente de Todos, Germán Martínez.

El homenaje comenzó sin sobresaltos: los integrantes de todos los bloques se levantaron de sus bancas y con un minuto de silencio expresaron sus respetos hacia a una de las máximas exponentes del movimiento argentino de Derechos Humanos.
También hubo numerosos discursos de homenaje a la trayectoria y el compromiso político de Bonafini. Las intervenciones fueron en general elogiosas, y el homenaje navegaba en aguas calmas hasta que Espert tomó la palabra.

“Vamos a homenajear a una persona que es una verdadera deshonra para la Nación”, arrancó el economista de derecha.

“Quiero reivindicar a la porción de argentinos que fueron víctimas de Sueños Compartidos, en la que Hebe se encontraba procesada, a las cientos de familias que esperaban viviendas prometidas y vieron sus sueños frustrados”, expresó el diputado de Avanza Libertad, para quien el escándalo de Sueños Compartidos es una muestra de “la destrucción que generó el modelo kirchnerista en la provincia de Buenos Aires”.

“Murió Néstor, murió Hebe de Bonafini. Se está cerrando uno de los tantos períodos oscuros de la Argentina, marcado por el robo, la mentira y la pobreza. Mi homenaje hoy es a las victimas de Sueños Compartidos y a todas las víctimas de estos delincuentes”, añadió, al tiempo que cerró con que “se viene el ‘Nunca Más’ de la prepotencia y la corrupción”. “Kirchnerismo nunca más”, remató con su impronta negocianista, mientras desde la bancada oficialista se multiplicaban los abucheos.

Al cruce de Espert salió el jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, quien planteó una cuestión de privilegio contra el liberal por haber utilizado irregularmente el tiempo de un homenaje para “hablar en contra de la homenajeada”. Según aseguró, esto no sólo “va en contra del reglamento” de la Cámara baja sino que “traiciona los acuerdos de Labor Parlamentaria” y “va en contra de toda tradición” en el Congreso, dado que “jamás se utilizó el tiempo de un homenaje para decir las barbaridades que dijo el diputado preopinante”.

“Esto no pasó nunca en la historia parlamentaria”, insistió, y lamentó profundamente que Espert haya “festejado la muerte” de Bonafini. “Si no somos capaces en estas pequeñas cosas de poner un freno a las fuerza de la derecha que están tratando de llevar a la Argentina al abismo, me aparece que estamos equivocando”, cerró el santafesino en un mensaje a la oposición.

Los discursos de homenaje

Antes de que Espert rompiera el clima de concordia provocando el escándalo, se llevaron adelante una serie de discursos en homenaje a Hebe de Bonafini. La primera oradora fue Mónica Macha (Frente de Todos), quien destacó la “lucha” a fines de los años setenta contra la dictadura militar y la construcción en esos años de “una de las organizaciones de Derechos humanos más importantes de la historia de nuestro país como es la Asociación de Madres de Plaza de Mayo”.

En clave feminista, la legisladora kirchnerista sumó: “Somos orgullosas hijas de las madres de Plaza de mayo. Aprendimos de ellas a luchar, a organizarnos, a construir de manera horizontal, a darnos cuenta de que si nos trataban de locas estábamos en el camino correcto”.

Por su parte, Myriam Bregman (PTS-Frente de Izquierda) recordó la lucha de Hebe de Bonafini contra la dictadura y contra la represión policial en 2001 durante el gobierno de la Alianza. “Ninguna diferencia en pequeñeces en su historia nos puede hacer negar que fue parte de lo mejor de las luchas populares de los últimos 50 años. A la Hebe que nos enseñó que nos hay ni olvido ni perdón y que no hay que dar ni un paso atrás la despedimos”, expresó.

Hugo Yasky (Frente de Todos) ponderó la importancia histórica de Bonafini, de quien dijo que “empezó a escribir la condena al genocidio y a la dictadura militar en las calles”. El titular de la CTA de los Trabajadores valoró la resistencia de la ex presidenta de Madres de Plaza de Mayo a la dictadura y a los gobiernos democráticos posteriores, pero también destacó su identificación con el kirchnerismo desde los primeros tiempos de Néstor Kirchner.

FUENTE PAGINA 12

noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas