Connect with us

Mundo

“Aceptémoslo, el estilo de vida que conocíamos nunca volverá”: Analista describe el mundo después del coronavirus

Avatar

Published

on

El analista Gideon Lichfield asegura que todos tendremos que adaptarnos a una nueva forma de vivir, trabajar y relacionarnos.
"Aceptémoslo, el estilo de vida que conocíamos nunca volverá": Analista describe el mundo después del coronavirus

Gideon Lichfield, editor de la revista Technology Review, vinculada al Massachusetts Institute of Technology (MIT), considera que la mayoría de la población todavía no es consciente de las consecuencias a corto y largo plazo que traerá la pandemia de coronavirus. “Aceptémoslo, el estilo de vida que conocíamos no va a volver nunca”, aseguró el analista.

El experto toma en cuenta un estudio publicado por la universidad Imperial College de Londres, en el que los investigadores británicos sugieren imponer medidas de distanciamiento social “más extremas” a medida que aumenten los pacientes atendidos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y “suavizarlas” cuando se reduzca la cantidad de personas ingresadas.

Esta opción se basa en una predicción de los expertos sobre los picos de ocupación mensual de estas áreas hospitalarias a lo largo del año por pacientes con covid-19. El estudio recomienda asimismo que se debe “reducir el contacto fuera del hogar, en la escuela o en el lugar de trabajo en un 75 %”.

“Según este modelo, los investigadores concluyen que el distanciamiento social […] debería producirse aproximadamente dos tercios del tiempo, es decir, dos meses sí y uno no, hasta que haya una vacuna disponible, algo que no se espera como mínimo hasta dentro de 18 meses”, explica Lichfield.

La vida en una pandemia permanente

El analista aclara que no se trata de una alteración temporal, sino del “inicio de una forma de vida completamente diferente“.
A corto plazo, esta nueva situación perjudicará sobre todo a los negocios que dependen de reunir a grandes cantidades de personas (restaurantes, gimnasios, centros comerciales, hoteles, cines, museos, aerolíneas, escuelas privadas, etc). Además, afectará a los padres, que tendrán que educar a sus hijos en casa; a los que cuidan de sus parientes mayores; están atrapadas en relaciones abusivas o no tienen ahorros “para lidiar con los cambios en sus ingresos”.

Por otro lado, los negocios se adaptarán a la nueva realidad y veremos “una explosión de nuevos servicios en lo que ya se ha denominado como la ‘economía confinada'”, pronostica Lichfield. También predice que cambiaremos algunos hábitos (reducción de viajes contaminantes, auge de cadenas de suministro locales, paseos y ciclismo), y tendremos mejores sistemas sanitarios para responder a las futuras pandemias.

Aunque, en un primer momento nuestra vida social cambiará, finalmente “recuperaremos la capacidad de socializar de manera segura” gracias al desarrollo de “formas más sofisticadas de identificar quién representa un riesgo y quién no, y discriminando, legalmente, a los primeros”, vaticina el experto.

“Vigilancia intrusiva”, un precio a pagar

En este sentido, el analista cree que el mundo requerirá de nuevos métodos de control para dar seguimiento a las personas contagiadas y evitar la propagación de la enfermedad. Por ejemplo, para abordar un vuelo, el pasajero podría tener que registrarse en un servicio que rastree sus movimientos a través del teléfono y detectará si ha estado cerca de infectados confirmados o de “puntos calientes de enfermedades”. Habría requisitos similares en edificios gubernamentales o centros de transporte público, además de escáneres de temperatura “en todas partes”, mientras que las discotecas podrían requerir algún tipo de verificación digital que demuestre que el cliente ya se ha recuperado y vacunado contra la última cepa del virus.

Lichfield sostiene que “nos adaptaremos y aceptaremos esas medidas”, y que “la vigilancia intrusiva se considerará un pequeño precio a pagar por la libertad básica de estar con otras personas”.

Costo social

Finalmente, Lichfield evaluó el coste social de la pandemia y señaló que, “como de costumbre”, será asumido por “los más pobres y los más débiles”, los que tienen menos acceso a la sanidad y viven en zonas más propensas a enfermedades, los autónomos, los inmigrantes y los refugiados, etc. También podrá haber “discriminación oculta” de los ganen menos de 30.000 euros anuales, tengan una familia numerosa, vivan en ciertas partes de un país o cumplan con otro criterio que gobiernos y empresas puedan considerar de riesgo para contraer una enfermedad.

“Todos tendremos que adaptarnos a una nueva forma de vivir, trabajar y relacionarnos. Pero como con todo cambio, habrá algunos que perderán más que la mayoría, y probablemente serán los que ya han perdido demasiado”, asevera el autor del artículo, al tiempo que expresa la esperanza de que esta crisis “obligue a los países, en particular a EE.UU., a corregir las enormes desigualdades sociales” que hacen tan vulnerables a grandes franjas de su población.

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.

FUENTE : RT

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mundo

La OMS alertó que la violencia contra las mujeres se incrementó un 600% por las cuarentenas

Avatar

Published

on

El jefe de la oficina del organismo de la ONU para Europa, Hans Kluge, advirtió a su vez que si las medidas de confinamiento se extienden por seis meses más, habrá 31 millones de nuevos casos de violencia doméstica alrededor del mundoEl jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans KlugeEl jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans Kluge

El jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa dijo el jueves que la agencia está “profundamente preocupada” por los reportes acerca de un incremento de la violencia doméstica desde el inicio de las medidas de confinamiento por la pandemia de coronavirus, sobre todo contra mujeres y niños.

En una conferencia de prensa, el doctor Hans Kluge indicó que hay poca información al respecto disponible y que una pequeña fracción de los casos que ocurren terminan siendo reportados, pero que las estadísticas recabada en países como Bélgica, el Reino Unido, Francia, Rusia, España, así como el Fondo de Población de las Naciones Unidas, muestran un aumento significativo en estos indicadores.

Esta última agencia, que patrocina programas de política demográfica, estima el número de mujeres que experimentaron situaciones de esta naturaleza aumentó en un 600%. También se quintuplicaron las llamadas a los teléfonos de ayuda, explicó el funcionario. “Esto es inaceptable”, expresó.

La continuidad de las medidas necesarias para controlar el COVID-19, la enfermedad causada por el virus, podrían tener un impacto devastador en mujeres y niños vulnerables, agregó.

“Si los confinamientos continuasen durante seis meses tendríamos que esperar 31 millones de casos de violencia de género más en todo el mundo”, señaló Kluge citando datos del Fondo de Población de Naciones Unidas. “Las evidencias muestran que la violencia interpersonal aumenta durante cualquier emergencia”.

Las autoridades deberían considerar una “obligación moral” asegurar que los servicios de ayuda están disponibles para las comunidades, añadió Kluge. E indicó que la propia OMS publicará en los próximos días un documento con consejos para ayudar a víctimas de violencia doméstica. Además, instó al público a estar en contacto con vecinos y seres queridos mediante mensajes de texto y llamadas. “Estén en contacto”, dijo.

En otro pasaje de la conferencia, Kluge destacó que algunos países ya están respondiendo a estas crisis. Destacó que Italia desarrolló una aplicación móvil a través de la que se puede pedir ayuda sin necesidad de realizar una llamada telefónica, y que España y Francia pusieron en marcha programas por los que los farmacéuticos pueden detectar problemas si se utilizan palabras clave.

El número de casos de violencia doméstica que se reporta es todavía una pequeña parte porque quienes sufren abusos suelen negarse a denunciarlos, dijo.

Según la OMS, la violencia doméstica contra el cónyuge o los hijos tiende a aumentar en tiempos de crisis, en particular con las medidas de restricción y de confinamiento. “Las denuncias están aumentando en casi todos los países”, destacó Isabel Yordi, experta de la organización.

La rama europea de la OMS, que comprende 53 países tan heterogéneos como Rusia y Andorra, tiene 1,6 millones de casos oficiales de enfermedad COVID-19 y cerca de 150.000 muertes relacionadas con el virus, según las cifras de la organización.

Con información de AP y AFP

FOTO TAPA : ARCI NATURE

Continue Reading

Mundo

España no incluiría a miles de muertos por coronavirus en sus cifras oficiales

Avatar

Published

on

Continue Reading

Mundo

Pingüinos se adueñan de las calles vacías en Sudáfrica

Avatar

Published

on

Mientras la gente se queda en casa, la vida silvestre sale a la conquista de nuevos territorios. Las cabras de Cachemira toman las calles de Gales, los capibaras se adueñan de los clubes de golf en Bolivia, los jabalíes exploran Madrid, los ciervos de Japón cambian los parques por ciudades y los lobos marinos que residen en Argentina aprovechan la cuarentena por la pandemia para ocupar un centro comercial y tomar sol fuera de las tiendas de recuerdos que suelen estar repletas de turistas y lugareños.

Ahora a la tendencia se han unido también los pingüinos, atraídos por las calles vacías de una localidad de Sudáfrica. Las valientes aves se pasearon despreocupadas tanto por vías de tránsito que estos días carecen de coches, como por las aceras, tendiendo finalmente a la opción peatonal.

FUENTE : RT EN ESPAÑOL

Continue Reading

Más Vistas