Connect with us

Economia

Actividad en caída, desocupación y pobreza: el impacto económico de la pandemia

Avatar

Published

on

Mientras la cantidad de muertes por coronavirus superó la barrera de los 40.000 casos, la gestión de la economía no evitó un duro impacto sobre la producción, el empleo y los indicadores sociales
Personas hacen fila para obtener alimentos en un comedor comunitario, en una villa de la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). EFE/JUAN IGNACIO RONCORONI/Archivo

Desde los primeros días de circulación del coronavirus covid-19 en el territorio argentino, la disyuntiva entre la vida y la economía que planteó el propio presidente Alberto Fernández fue el punto de partida para abordar un evento que golpeó en todo el planeta. Así, en segundo plano en materia de prioridades, las variables económicas más relevantes sufrieron un doble impacto: el del shock de la pandemia y el de las medidas puestas en marcha para intentar paliar, con éxito pobre, la incidencia del virus. El golpe es evidente en algunos de los indicadores más sensibles para la población en general pero más para los sectores vulnerables: actividad, empleo y pobreza muestran daños tanto de corto como de mediano plazo para la economía nacional.

Recesión

En materia de actividad económica, 2020 va camino a ser el peor año del que se tenga registro, en línea con un mundo que vive su peor recesión desde la gran depresión de 1930. Tanto los datos oficiales como los elaborados por privados, algo más actualizados, muestran lo abrupto que fue el desplome. Y aunque después del piso venga el rebote, los especialistas señalan que la vuelta a la normalidad post pandemia va a dejar huellas por mucho tiempo, no sólo en las curvas de 2020.

En el Índice General de Actividad de OJF (IGA-OJF) se registra que en octubre la economía cayó 4,9% interanual, lo que implica un freno a la recuperación que se evidenció en los meses previos luego del golpe de abril, cuando se desplomó más del 19%. En lo que va del año, mientras tanto, el retroceso acumulado a 10 meses es del 8,9%.

“Lo que se ve en los datos de actividad mensual es que en febrero la economía estaba planchada, venía de un año de caída, pero en marzo y abril se nota una caída muy abrupta. Hay un efecto de corto plazo que ya se está recuperando. Mayo, junio, agosto y también septiembre son cuatro meses de recuperación plena. Pero también hay un impacto de largo plazo porque se desplomó la inversión, 12,8%, que es por debajo de la tasa de amortización del capital. Este año destruimos capital. Y después de varios años donde la tasa de inversión era pobrísima, 2018-2019, y después un año sí y un año no”, dijo Fausto Spotorno, economista de OJF.

“Lo que te deja esta cuarentena larguísima y complicada, que afectó la productividad por todas las trabas que mantuvo más allá del momento más intenso, es que vas a necesitar niveles de inversión altísimos y para eso no tenés ahorro local suficiente, tenés que traer del exterior. Y para eso hacen falta medidas económicas menos locas”, agregó Spotorno.

Los datos oficiales del Indec, por su parte, aunque actualizados a septiembre muestran en la comparación antes y después cuál fue el golpe de la cuarentena. El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) cayó un 6,9% interanual en septiembre, también una mejora después del derrumbe del 17,2% registrado en el cuarto mes del año. En los primeros nueve meses del 2020 el indicador de la actividad económica acumula una caída del 11,9% con relación al mismo período de 2019.

La falta de trabajo que se esconde tras el nivel de desempleo

Uno de los saldos más contundentes que dejaron la pandemia y las medidas dispuestas para intentar paliarla es el que se ve en el mercado de trabajo. Según datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), en el segundo trimestre la desocupación trepó del 10,4% al 13,1%, un nivel que no se alcanzaba desde el tercer trimestre de 2004.

Posteriormente, datos de del Observatorio de la Deuda Social de la UCA pusieron en números el nivel de desempleo al final del tercer trimestre del año. Según esos cálculos, alcanzó 14,2% en ese momento del año, bastante después del fin de la cuarentena más intensa.

Pero más allá de lo relevante del dato, la particularidad de la crisis económica y sanitaria de 2020 hace que el número de desempleo por sí mismo oculte buena parte de los costos sociales que se pagaron este año. Y esto es porque el desempleo es medido como la porción de los encuestados que dicen haber buscado activamente trabajo sin haberlo conseguido.

Para dar dimensiones del nivel de paro en el que cayó una porción importante de los trabajadores argentinos corresponde más mirar la caída en las tasas de empleo y de actividad, cuyas variaciones en el año muestran cuántas personas trabajaban antes de marzo y cuántas lo hacen hoy. El dato así visto incluye una porción de la población que habitualmente queda afuera de las estadísticas laborales pero que este año se volvió muy relevante: aquellas personas que se quedaron sin trabajo pero que no salen a buscarlo, ya sea porque las restricciones al movimiento lo impiden o, porque, dado el freno de la economía prima el desaliento entre quienes ya golpearon todas las puertas en busca de sustento y no encontraron empleo.

Según los datos oficiales, en el segundo trimestre del año se perdieron 3.757.000 puestos de trabajo, al alcanzar los 17,1 millones, como consecuencia de la recesión y del impacto de la crisis sanitaria. A marzo último había 20.879.000 puestos y tres meses se pasó a 17.122.000 a fines de junio último, lo que representa una fuerte caída del 18% del total de puestos de trabajo que había antes de la cuarentena.

La contracción en el empleo, que en el segundo trimestre golpeó a pleno al mercado de trabajo, fue aún mayor en el sector de los puestos asalariados no registrados o en negro de la economía informal, con una baja del 34% interanual.

infobae-image

También fue alta la disminución en el empleo de los trabajadores no asalariados, sector que agrupa a trabajadores por cuenta propia, independientes y monotributistas donde la baja alcanzó al 28,6%, en la comparación con el segundo trimestre del año anterior.

El menor impacto se registró en el sector de la economía en blanco, donde los trabajadores asalariados tuvieron una baja del 3,3%.

Con datos al cierre del tercer trimestre, la UCA llega a estimar que si se suma a estos trabajadores que perdieron su actividad pero no buscan trabajo la cifra de desempleo podría duplicarse. Para la universidad, existe “efecto desaliento” a la búsqueda de recuperar el empleo perdido, principalmente en la franja de los sectores más vulnerables, no sólo porque forma parte de la población con menores ingresos, sino porque esa circunstancia se corresponde con la precariedad laboral que representa desenvolverse en la informalidad, tanto como asalariado o “changas”, o como pequeño monotributista, porque la economía no da señales de incentivos generalizados a la inversión y creación de puestos registrados.

Se estima que de no haberse generado ese efecto desaliento la desocupación se habría incrementado a niveles cercanos al 28,5%. Y generó un cambio de composición del mercado de trabajo que amortiguó u ocultó el desmejoramiento de la situación laboral. En 2010 solo el 43,6% de la población económicamente activa poseía un empleo pleno de derechos, mientras que el 27,4% tenía un empleo precario, el 14,8% un subempleo inestable y el 14,2% una situación de desocupación”.

La pobreza más elevada desde 2004

La restricción económica que impuso la llegada al país de la pandemia de covid-19, con una cuarentena estricta a partir del 20 de marzo que se fue flexibilizando, afectó la realidad económico-social de la Argentina con más impacto que en el resto del mundo y se tradujo en un severo empinamiento del deterioro de los indicadores sociales de empleo, pobreza e indigencia, pese a las medidas paliativas que tomó el Gobierno.

Un informe del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) reveló la semana pasada que el 34,9% de los hogares y el 44,2% de las personas de la Argentina se encuentran por debajo de la línea de la pobreza al cierre del tercer trimestre del año, por encima del 32,1% y 40,8% registrado en igual período de 2019.

De esta forma, los niveles de pobreza alcanzaron el umbral más alto desde el primer semestre de 2004, cuando el 44,3% de las personas no pudieron satisfacer sus necesidades básicas, según la medición del Indec.

(Marcelo Regalado)(Marcelo Regalado)

En un contexto en el que resultó determinante la pandemia de coronavirus, los números hubiesen sido mayores si el Estado no implementaba medidas de ayudas para enfrentar la situación. ”El nuevo escenario paralizó aún más la inversión, los consumos y la demanda de empleo en la economía formal, a la vez que frenó toda expectativa de reactivación, afectando especialmente a la pequeña y mediana empresa, profundizando la relación entre informalidad económica, pobreza y exclusión social”, agregó la casa de Altos Estudios.

Según los datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA), entre julio y octubre 34,9% de los hogares y 44,2% de las personas se encontraban bajo la línea de la pobreza, y 7,3% de los hogares y 10,1% de las personas eran indigentes, los porcentajes más altos de la década.

Al respecto, el director del Observatorio Social de la UCA, Agustín Salvia, dijo que “sin la AUH, el IFE, la Tarjeta Alimentar y el resto de los subsidios, la indigencia hubiera sido el doble y la pobreza hubiese trepado al 53%”. Así, la pobreza y la indigencia se hubieran acercado al récord histórico de 2002, cuando alcanzaron el 54,3% y el 22%, respectivamente.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Otra vez Camioneros: los Moyano bloquean e impiden el funcionamiento de una empresa química y exigen sumar a trabajadores a su gremio

Avatar

Published

on

Se trata de Química Oeste, una compañía de Esteban Echeverría, que provee materias primas a industrias. El sindicato pretende transferir a 60 empleados enmarcados en Comercio

Camioneros cortan el acceso de la firma Química Oeste, ubicada en Avenida Olimpo 2054, en la localidad de 9 de Abril, partido de Esteban Echeverría.

Tras el conflicto que finalizó la semana pasada entre el sindicato de Camioneros y Walmart y que puso en peligro 10.000 puestos de trabajo, el gremio que conduce Hugo Moyano bloqueó hoy otra empresa: la firma Química Oeste, que opera en el partido de Esteban Echeverría.

Camioneros exige que tres de los 60 empleados que tiene la firma que provee insumos químicos a la industria, dejen de pertenecer al sindicato de Comercio para pasar al que conduce Moyano dado que parte de las actividades incluyen el manejo de camiones.

“Los empleados no quieren pasarse y hace 10 días desde Camioneros nos advirtieron que íbamos a tener novedades de ellos” (Dos Reis)

Ignacio Dos Reis, dueño de la empresa familiar de más de 64 años que provee insumos químicos a industrias como la alimentación y la salud dijo a Infobae que el bloqueo comenzó cerca de las 7:30 de la mañana y que como consecuencia no pudo distribuir la mercadería entre sus clientes que a su vez debieron parar en algunos casos sus producciones.

Camioneros dice que había empleados que tienen que estar en su gremio y que actualmente están en Comercio. Esto ya había pasado hace unos años con 8 empleados cuando habían amagado con bloquearnos. La realidad es que los empleados no quieren pasarse y hace 10 días desde Camioneros nos advirtieron que íbamos a tener novedades de ellos”, detalló el empresario.

El sindicato de Camioneras bloquea a la empresa Química Oeste en el partido de Esteban Echeverría.El sindicato de Camioneras bloquea a la empresa Química Oeste en el partido de Esteban Echeverría.

“Nosotros hicimos la denuncia penal en en la UFI 2 de Esteban Echeverría. Mientras tanto el bloqueo continúa”, remarcó el empresario, que es miembro de la Cámara Argentina de Comercio.

Es la primera vez en 64 años de vida que no podemos trabajar. Somos una pyme familiar y nunca cerramos. Tenemos clientes del rubro de la salud, de la energía y de la alimentación”, añadió.

Camioneros exige que tres de los 60 empleados que tiene la firma que provee insumos químicos a la industria, dejen de pertenecer al sindicato de Comercio para pasar al que conduce Moyano dado que parte de las actividades incluyen el manejo de camiones

La mafia sindical de camioneros está bloqueando en este momento la fábrica Química Oeste en Av. Olimpo 2054 en Esteban Echeverría. Estamos yendo a la fiscalía a hacer la denuncia. Basta de mafia sindical”, escribió en Twitter la dirigente de Cambiemos y abogada de Dos Reis, Florencia Arrieto.

Nosotros hicimos la denuncia penal en en la UFI 2 de Esteban Echeverría. Mientras tanto el bloqueo continúa (Dos Reis)

Cabe recordar que la semana pasada, hubo acuerdo entre Walmart y Camioneros para destrabar un conflicto que ponía en peligro 10.000 puestos de trabajo. Se dejó de lado el reclamo sindical de echar, indemnizar y volver a contratar, una exigencia que se conoce como “Ley Moyano”, un planteo insostenible desde el punto de vista legal y que es el eje de numerosos reclamos del gremio desde hace más de 20 años.

Camioneros reclamaba que se despidiera, indemnizara y contratara nuevamente a los trabajadores, argumentando que la compra de la cadena, que se realizó el año pasado, constituía una nueva empresa.

La empresa que ahora está en manos del Grupo De Narváez pagará por única vez una “gratificación extraordinaria no remunerativa”, una suma “no acumulable ni compensable” en hasta 5 cuotas. El pago será de entre $115.000 y 1 millón según la antigüedad y se pagará a 477 trabajadores. En total, la cadena desembolsará 227.576.922 millones de pesos.

Daniel Blanco Gómez

Continue Reading

Economia

MDP : Eximen de tasas municipales a gimnasios y natatorios

Avatar

Published

on

Ante la orden de cerrar hasta el 21 de mayo, por las restricciones impuestas por la crisis sanitaria, el intendente resolvió eximir de tasas municipales a gimnasios y natatorios durante ese tiempo.

 

El intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, dispuso hoy eximir de tasas municipales a gimnasios y natatorios, que deberán permanecer cerrados hasta el 21 de mayo, de acuerdo a las nuevas restricciones establecidas para los distritos en fase 3 de coronavirus, oficializadas por el Gobierno bonaerense.

Montenegro comunicó hoy su decisión de beneficiar a gimnasios y natatorios durante el tiempo que no puedan desarrollar sus actividades por el avance de la segunda ola de Covid-19, en principio hasta el 21 de este mes.

«Como desde el primer día hablamos con todos los sectores porque sabemos que muchos se ven perjudicados por las restricciones», dijo el jefe comunal a través de un comunicado y agregó: «Es muy importante que cumplamos con los protocolos, para seguir cuidándonos».

Asimismo, confirmó que fue prorrogado hasta el 21 de mayo el libre estacionamiento en zonas permitidas con el objetivo de propiciar una merma en la utilización de transporte público.

Por su parte, Ariel Caltalbiano integrante de la Cámara de Gimnasios, aseguró hoy a Télam que «nadie» les informó sobre las nuevas disposiciones y que hasta el viernes pasado se trabajó «normalmente, bajo los protocolos acordes a la fase 3».

«El año pasado estuvimos cerrados durante 8 meses por las restricciones en el marco de la pandemia del coronavirus y hace poco abrimos con estrictos protocolos; no se registraron contagios y a pesar de ello ahora debemos cerrar las puertas. No creo que podamos seguir subsistiendo de esta manera», lamentó Caltabiano.

El Gobierno provincial oficializó anoche cambios en las restricciones contenidas en la fase 3 -en la que está contenido el distrito de General Pueyrredón-, entre las que se determinó el cierre temporal de las salas de cines, los gimnasios y los natatorios.

Por su parte, los comercios podrán permanecer abiertos hasta las 20, mientras que los espacios gastronómicos podrán trabajar hasta las 23. Se mantiene además la restricción total de circulación entre las 0 y las 6 de la mañana.

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Continue Reading

Economia

Una canasta de 120 productos con precios congelados por 180 días: la nueva apuesta del Gobierno para frenar la inflación

Avatar

Published

on

La Secretaría de Comercio mantuvo entre lunes y martes reuniones con empresas de consumo masivo para pedirles su colaboración. A cambio, el sector espera que deroguen Precios Máximos
La inflación se aceleró en los últimos meses y alimentos y bebidas es un rubro que no logra ceder a pesar de los controles

Tras haber anunciado días atrás mediante un comunicado que estaba en negociaciones con la industria alimenticia una nueva canasta de productos básicos a precios accesibles, la Secretaría de Comercio Interior comenzó esta semana las reuniones para avanzar con esta anunciada medida, que hasta la semana pasada sólo se reducía a conversaciones muy genéricas con el titular de la Copal, Daniel Funes de Rioja, sobre cómo desarmar el programa Precios Máximos. Con la tensión por la aceleración inflacionaria como trasfondo, el Gobierno citó a las principales compañías alimenticias y les explicó cuál es el plan que busca implementar durante las próximas semanas.

Fueron convocados ayer a la secretaria directivos de Molinos, Mastellone, Arcor, Unilever, Las Marías, Bimbo Papelera del Plata, y el lunes les había tocado a Aceitera General Deheza, Procter & Gamble, Molino Cañuelas, Mondelez, Danone Alicorp. En ambos encuentros, el mensaje fue el mismo: extrema preocupación por la suba de precios y la necesidad de conformar una nueva canasta básica que esté compuesta por 100/120 productos y cuyos precios queden congelados por seis meses

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, recalcó que los precios se estaban disparando y que para poder salir del congelamiento de Precios Máximos, era necesario avanzar con esta nueva canasta, que no tiene que reunir productos de primeras marcas pero que deben poder encontrarse en la mayor cantidad de puntos de venta del país. Le pidió a cada empresa que ofrezca entre 2 y 3 productos con un precio sugerido para poder ponerlo en marcha cuanto antes. El objetivo oficial, según especulan en el sector privado, es que sea lanzado en mayo, en línea con el vencimiento de los máximos (finaliza a mediados de mes).

A diferencia del programa Precios Cuidados, que contiene productos de primeras marcas -como es el caso de la Coca-Cola, por ejemplo- y que tiene como finalidad fijar precios de referencia dentro de cada categoría, en este caso el Gobierno no les exigió a las compañías marcas líderes, sino que lo que busca es que haya una opción dentro de cada categoría básica a un precio accesible y que no se mueva por 180 días. Las empresas deberán hacer sus propuestas y luego comenzará un ida y vuelta con el Gobierno, como es habitual cuando se negocian este tipo de acuerdos.

Fuentes de varias compañías afirmaron que buena parte de la reunión del martes se la llevó la discusión en torno a quiénes son los responsables de la aceleración de los precios. Desde las empresas insistieron en que el propio Indice de Precios al Consumidor (IPC) muestra a las claras que los productos envasados no son los que suben, sino la carne, las frutas y las verduras. De todos modos, en el índice de marzo, que mostró una suba en alimentos y bebidas no alcohólicas del 4,6%, también incidieron fuertemente los lácteos, los huevos y los aceites. De hecho, el litro de leche entera fresca en sachet subió 12%, el yogur firme, 10,8%, y los quesos treparon hasta 15% en el mes, según el Indec.

El nuevo programa que busca lanzar el Gobierno se asemeja a "Precios esenciales" del gobierno de Mauricio MacriEl nuevo programa que busca lanzar el Gobierno se asemeja a “Precios esenciales” del gobierno de Mauricio Macri

Aunque en muy buenos términos, admiten en las empresas, Español les dijo a los directivos que no hubo una salida del congelamiento responsable -en los casos de las categorías que fueron deslistadas- y que había habido muchas innovaciones en el último año, mecanismo que las firmas comenzaron a utilizar en mayor medida para sortear los controles. Así aparecieron “productos mellizos”, como se le suelen llamar, que tienen apenas una mínima diferencia de packaging o de peso. Tanto es así que, semanas atrás, desde la Secretaría de Comercio imputaron a varias compañías por ofrecer productos similares con diferencias de 1 gramo, en algún caso, y cobrarlo hasta 50% más.

La funcionaria hizo especial hincapié en que quiere que esta canasta, que aún no tiene nombre, llegue a todos los canales de venta, que la distribución sea lo más masiva posible. Sin embargo, desde las empresas le plantearon que no están en condiciones de garantizar que eso vaya a ser así porque al canal tradicional -autoservicios y almacenes- les venden generalmente a través de distribuidores.

Español también les pidió que los productos que elijan para que integren la nueva canasta no deben tener problemas de insumos, es decir, tienen que poder ser de fácil producción aún en el actual contexto para que pueda sostenerse el acuerdo. Pero este objetivo tampoco es así de sencillo como lo planteó el Gobierno, ya que “hay problemas a nivel global con los insumos, de precios y abastecimiento”, dijeron en una de las empresas.

La principal duda que tienen las compañías es si realmente Comercio Interior derogará Precios Máximos a cambio de este “aporte” o lo seguirá dilatando aún después de la firma del nuevo compromiso. De todos modos, hay intención de las empresas de colaborar y de generar un puente de diálogo en el medio de tanta tensión acumulada que hasta incluyó la presentación de dos recursos administrativos contra los sistemas SIPRE y SIFIRE, destinados a exigir información sobre costos y otros parámetros, impuestos por la secretaría.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas