Connect with us

Economia

Alarma en las empresas por el freno del gobierno a la ley de Economía del Conocimiento

Avatar

Published

on

Una resolución del ministerio de Desarrollo Productivo sembró preocupación entre las compañías de un sector que genera exportaciones y empleo calificado

El impacto de la resolución del ministerio de Desarrollo Productivo sembró la incertidumbre sobre el marco legal de la economía del conocimiento.

El impacto de la resolución del ministerio de Desarrollo Productivo sembró la incertidumbre sobre el marco legal de la economía del conocimiento.

La resolución 30/2020 dictada ayer por el Ministerio de Desarrollo Productivo sembró incertidumbre dentro del variado universo de las empresas de la Economía del Conocimiento. La norma publicada podría impedirles acceder a los beneficios impositivos que, entre otros incentivos, les brinda la ley 27.506, sancionada en mayo pasado y cuya reglamentación dejó en duda.

Ninguna de las empresas ni cámaras involucradas dieron su opinión en relación al tema. No obstante, pudo saberse que la decisión oficial generó gran preocupación en las compañías ya que, en los hechos, suspendió la entrada en vigencia de la reglamentación establecida por el gobierno anterior. Hoy, las empresas aseguran no saber cuándo llegará una nueva reglamentación y, mucho menos, cuál será su contenido. Tampoco descartan que el tema llegue al Congreso y que la ley sufra modificaciones.

Desde una de las principales empresas afectadas aseguraron a Infobae que habrá una respuesta formal cuando se conozca la nueva resolución del ministerio de Desarrollo Productivo que, según les adelantaron los funcionarios a los empresarios, podría llegar a conocerse en los próximos días.

Las empresas de informática, por caso, quedaron sin ninguna norma de incentivo. La ley de Software, que regía desde 2005, venció el 31 de diciembre pasado. Les otorgaba beneficios tales como una alícuota menor en el impuesto a las Ganancias o en Ingresos Brutos de la Ciudad de Buenos Aires. La entrada en vigencia de ley de Economía del Conocimiento, que podía compensar los beneficios que terminaron, quedó en un cono de sombras.

 Durante la campaña electoral, Alberto Fernández se pronunció públicamente en favor de la ley de la Economía del Conocimiento.

“Obviamente que nos tomó por sorpresa esta resolución. Todas las empresas del sector creíamos que se iba a continuar implementándose en enero, porque lo que hizo la ley es extender los beneficios que ya existían de la ley del software e incorporar a nuevos sectores”, señaló Germán Viceconti, gerente de Marketing y Nuevos Negocios de Neuralsoft.

“Los que ya estábamos alcanzados deberíamos poder seguir tomando los beneficios en forma regular como veníamos haciendo hasta diciembre, también a partir de enero. Si la ley de Economía del Conocimiento se aprobó en forma casi unánime y con la premura necesaria fue para que los beneficios se puedan comenzar a implementar cuanto antes”, agregó.

Fuentes de la Cámara de Biotecnología dijeron que el Gobierno en el último mes se les adelantó que iba pasar esto pero que no implicaba un suspensión definitiva de la ley, sino que iba a haber una readecuación de la misma en el llamado a sesiones extraordinarias del Congreso.

Si bien la ley de Economía del Conocimiento se gestó y tuvo aprobación parlamentaria íntegramente durante el gobierno de Mauricio Macri, en el sector destacan que Alberto Fernández se pronunció públicamente en favor de la norma. Por ese motivo, explican, causó más sorpresa la decisión.

“La economía del conocimiento genera 120 mil trabajos y 6 mil millones de USD de exportaciones. Suspender el marco legal es grave porque se pueden ir con un click a otro lado. Pido al gobierno que apure la reglamentación y no ataquen a los que generan más trabajo” expresó en su cuenta de Twitter Federico Pinedo, ex titular del Senado.

“Construyan, no destruyan”, dijo por la misma vía la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La ex secretaria de Transformación Productiva del gobierno anterior, Paula Szenkman, señaló: “La ley de Economía del Conocimiento fue reivindicada por el presidente Fernandez en campaña. Es fundamentalmente una herramienta del Estado para promover desarrollo e innovación. Como toda ley es mejorable. Suspenderla o eliminarla sería un grave error.”

Según cálculos de Argencon, el sector pronostica que su desarrollo, basado en la aplicación plena de la ley, tendrá recorrido con impacto en la macroeconomía. La entidad, que reúne a 42 empresas de diversos sectores con una fuerte impronta en la exportación de servicios, estima que en los próximos diez años podría aportar USD 1.000 millones a las arcas públicas en concepto de impuestos, aún con los beneficios que la ley le otorga.

Al mismo tiempo, Argencon asegura que en el mismo plazo se podrán crear 400.000 puestos de trabajo calificados. Los servicios exportados ya no provienen de los call center, como en la década pasada, sino que tienen valor agregado.

“Esta decisión debiera preocuparle a todo el país”, señaló Viceconti, de Neuralsoft. “No son beneficios directos para el sector solamente, sino que nuestras empresas han beneficiado a todo el país en forma indirecta. Desde que existe la ley de software es el sector de la economía que proporcionalmente más ha incrementado las exportaciones y los puestos de trabajo”, advirtió.

infobae

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

Economía del conocimiento: con el nuevo proyecto, el Gobierno acotó el beneficio para las grandes empresas

Avatar

Published

on

La iniciativa que ingresó esta tarde al Congreso fijó un cupo de 3.745 trabajadores para la reducción de cargas patronales. El costo fiscal de la medida podría llegar a $ 12.000 millones anuales

La norma propuesta mantiene el 60% de reducción de la alícuota sobre el Impuesto a las Ganancias y del 70% sobre el pago de contribuciones patronales

La norma propuesta mantiene el 60% de reducción de la alícuota sobre el Impuesto a las Ganancias y del 70% sobre el pago de contribuciones patronales

Las grandes empresas prefieren rescatar lo positivo y evitar más ruido en torno a un proyecto de ley que, durante su discusión, generó bastante preocupación. La buena noticia, en este caso, es que la iniciativa que busca modificar la Ley de Economía del Conocimiento sancionada durante el gobierno de Mauricio Macri y que el Ejecutivo envió esta tarde al Congreso, mantiene y hasta mejora, los beneficios que el sector tenía con la vieja ley de software.

Si se quiere mirar el vaso medio vacío, el nuevo texto limita, y bastante, las ventajas que estas mismas compañías habrían tenido si este mes comenzaba a regir la ley impulsada por la gestión anterior.

¿En qué sentido los limita? El proyecto establece un límite de 3.745 trabajadores sobre los cuales las empresas ligadas a la economía del conocimiento podrán pagar menos contribuciones patronales. Desde el Gobierno remarcan que ninguna gran empresa se verá perjudicada respecto de los beneficios que tenía con la antigua ley del software, pero sí reconocen que hay límites frente a lo que hubieran sido las ventajas si la ley sancionada durante el macrismo avanzaba en su aplicación.

Las empresas todavía están haciendo números y evaluando el impacto, pero muchas grandes cuentan con una nómina que duplica, o más, ese límite impuesto si se tienen en cuenta todas las áreas vinculadas con el conocimiento y no exclusivamente el desarrollo de software. De todas maneras, por ahora mantienen la cautela y si bien reconocen que siempre se puede pedir más, apoyan el rumbo elegido por el Gobierno.

El nuevo texto limita las ventajas que las compañías habrían tenido si este mes comenzaba a regir la ley impulsada por la gestión anterior

El nuevo texto limita las ventajas que las compañías habrían tenido si este mes comenzaba a regir la ley impulsada por la gestión anterior

Mercado Libre, una de las empresas claves del sector, tiene 10.000 empleados en la región de los cuales 4.500 están en la Argentina. De ese total, una cifra similar al tope máximo del nuevo régimen ya estaría dedicada hoy a trabajos tecnológicos. En ese caso, todos los empleados que la empresa de Marcos Galperin contrate sobre la cifra total –siempre que estén dentro de la actividad promovida– recibirá también el beneficio.

“Este año aspiramos a contratar más de 1.500 personas, 40% mujeres y la gran parte de tecnología, ingenieros, desarrollo y customer service”, le dijo a Infobae, el viernes pasado Juan Martín de la Serna, encargado del negocio a nivel local. En este contexto, empresas del rubro podrían demorar nuevas contrataciones hasta que la ley esté vigente.

Otras grandes del mercado digital son Globant, IBM, Oracle, Microsoft, PWC, entre muchas más.

“Hay que esperar para ver cómo finalmente queda aprobada, pero como viene la ley, es un buen camino mantener la política del Estado en materia del conocimiento en un contexto difícil como el actual”, aseguró a Infobae el presidente de Accenture, Sergio Kaufman.

Desde el Gobierno remarcaron que las grandes empresas siguen siendo consideradas destinatarias de este régimen y que si bien se verán afectadas respecto de lo que hubiera sido, mantienen los beneficios vigentes de la ley de software. “Estamos recibiendo ofertas de proyectos de inversión importantes vinculados con esta ley. Las condiciones son buenas; la Argentina tiene una característica distintiva en la materia, por lo que vemos al sector con alto potencial de crecimiento”, dijeron fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Costo fiscal

El costo fiscal de la reducción del 60% en Ganancias y el 70% en las cargas patronales todavía no está dimensionado por el Gobierno, aunque las estimaciones son que podría alcanzar los $12.000 millones de pesos anuales. Con las 521 empresas que están hoy adheridas al régimen (de la ley de software), el costo ascendería a $6.000 millones, pero en el Gobierno aspiran a duplicar ese número porque en la nueva ley hay muchos más sectores que podrán participar.

Mercado Libre, una de las empresas grandes que accede al régimen de promoción (Adrián Escandar)

Mercado Libre, una de las empresas grandes que accede al régimen de promoción (Adrián Escandar)

El nuevo proyecto también es desafavorable para las grandes empresas en materia de estabilidad fiscal. La ley sancionada durante la gestión de Macri les garantizaba que durante una década las empresas que adhirieran al régimen no sufrirían cambios impositivos, pero esta iniciativa sólo les garantiza la mantención de los beneficios del régimen durante la vigencia de la ley. Aunque tampoco eso es garantía.

El texto plantea en su artículo 7 que “sin perjuicio de ello, y a partir del segundo año de vigencia del régimen, a los fines del otorgamiento de los Bonos de Crédito Fiscal, se podrá fijar un cupo fiscal, el que será distribuido sobre la base de los criterios y las condiciones que al efecto establezca la Autoridad de Aplicación”. En el Gobierno aseguran que si ello sucede, será para el empleo incremental, pero no queda claro en la iniciativa.

 Desde el Gobierno remarcan que ninguna gran empresa se verá perjudicada respecto de los beneficios que tenía con la antigua ley del software, pero sí reconocen que hay límites frente a lo que hubieran sido las ventajas si la ley sancionada durante el macrismo avanzaba en su aplicación

También afecta a las empresas el mayor aporte que deberán hacer para el Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento (Fonpec), que pasará del 1,5% de la Ley anterior al 4% ahora. “Vemos positivo el proyecto, ya que se mantuvo el espirutu de la norma, pero tampoco nos podemos abstraer de la situación argentina en la que el Gobierno tiene que renegociar la deuda y demostrar esfuerzo fiscal. Las limitaciones que tiene la nueva norma son lógicas”, dijeron fuentes de una importante empresa del sector.

Detalles del proyecto

– Se mantiene el 60% de reducción de la alícuota sobre el Impuesto a las Ganancias y del 70% sobre el pago de contribuciones patronales, pero el modo de calcularlos retoma lo establecido en la Ley de Software.

– Respecto a las contribuciones patronales, el beneficio aplica hasta un máximo de 3.745 empleados. Las grandes empresas siguen siendo consideradas destinatarias de este régimen.

– La norma tiene una orientación inclusiva y federal. Las empresas pueden acceder a una reducción del 80% en las contribuciones patronales si incorporan mujeres, personas discapacitadas, beneficiarios de planes sociales y residentes de zonas desfavorables o de menor desarrollo relativo.

– Cada dos años, las empresas deberán revalidar su inscripción en el Registro Nacional de Beneficiarios del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento.

 Respecto a las contribuciones patronales, el beneficio aplica hasta un máximo de 3.745 empleados. Las grandes empresas siguen siendo consideradas destinatarias de este régimen

– Las actividades de autodesarrollo quedan excluidas.

– Las Micro Empresas con antigüedad menor de tres años y que no cuenten con facturación para acceder al régimen, deberán acreditar que desarrollan en el país algunas de las actividades incluidas en la ley.

– La ley establece la creación del Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento (Fonpec) cuyo objetivo es financiar capacitaciones, fomentar inversiones productivas y promover la inserción internacional de las empresas.

– Para que las empresas estén alcanzadas por los beneficios deben cumplir con al menos dos de estos tres requisitos: las empresas deben capacitar a sus empleados a las actividades promovidas según distintos porcentajes de su masa salarial: al menos 3% para las Micro Empresas, 5% para las Pequeñas y Medianas y 8% para las Grandes; las tareas de investigación y desarrollo deben alcanzar un porcentaje respecto de la facturación total de al menos el 1% para las Micro Empresas, 2% para las Pequeñas y Medianas y 3% para las Grandes; y deben acreditar la exportación de bienes y/o servicios que surjan del desarrollo de alguna de las actividades promovidas en un porcentaje respecto de su facturación total de al menos 4% para las Micro Empresas, 10% para las Pequeñas y Medianas y 13% para las Grandes.

FOTO TAPA : EL CORONISTA

INFOBAE

Continue Reading

Economia

Financial Times le pide a la Argentina un plan económico basado en la inversión

Avatar

Published

on

Una editorial del diario financiero londinense critica que el Gobierno aspire a una quita en su carga de deuda sin especificar un esquema económico que permita el pago de esas obligaciones. También ataca la emisión monetaria, los aumentos de impuestos y de planes sociales

El comité editorial del periódico financiero londinense criticó la estrategia de Alberto Fernández para la renegociación de la deuda

El comité editorial del periódico financiero londinense criticó la estrategia de Alberto Fernández para la renegociación de la deuda

El diario económico londinense Financial Times dedicó una de sus editoriales de hoy a la situación de la Argentina y no ahorró conceptos duros para con la administración de Alberto Fernández. El períodico tomó posición frente a la renegociación de la deuda soberana, en el que si bien criticó al FMI y al legado de Mauricio Macri, llamó al actual presidente a mostrar un “plan creíble y amplio” si quiere conseguir el apoyo de los acreedores para una quita a sus vencimientos de deuda. También criticó los controles de precios, los aumentos de impuestos y la emisión monetaria porque no impulsan el crecimiento.

La mayoría de las naciones deudoras que se enfrentan a la reestructuración presentan un plan económico detallado y se comprometen a establecer objetivos claros para conseguir el apoyo del FMI y de los acreedores para las inevitables quitas a las tenencias de los acreedores que se producirán a continuación”, dice el texto firmado por el consejo editorial del Financial Times. “La Argentina ha decidido no decir casi nada sobre su estrategia económica”, agrega.

La editorial que lleva por título “Argentina necesita un plan de crecimiento basado en la inversión” recuerda los ocho defaults previos de la Argentina, los antecedentes de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y la caída en default técnico de 2014, además de expresar preocupación por el pedido de la ex mandataria para que el Fondo acepte un recorte a la deuda del país con el organismo. Pero, si bien reconoce que el FMI tiene que revisar su actuación y que la herencia que recibió Alberto Fernández es “tóxica”, la columna se enfoca en pedirle al nuevo Gobierno un plan económico claro que acompañe su objetivo de reducir la carga de deuda.

(Argentina) ni siquiera tratará de reducir su déficit fiscal este año, sino que intentará alcanzar un superávit primario del 1% para 2026, tres años después de que termine el mandato del señor Fernández”, señaló el periódico financiero.

A continuación, la traducción de la editorial completa publicada hoy en el Financial Times:

Es difícil abordar el tema de la reestructuración de la deuda de Argentina sin una sensación de mal augurio. La historia no es amable: Buenos Aires ha incumplido ocho veces desde la independencia. El legado que el presidente peronista Alberto Fernández recibió de su predecesor Mauricio Macri es tóxico: una profunda recesión, una de las tasas de inflación más altas del mundo y una deuda nacional que se acerca al 90% del PIB.

El señor Fernández ha adoptado un enfoque novedoso. La mayoría de las naciones deudoras que se enfrentan a la reestructuración presentan un plan económico detallado y se comprometen a establecer objetivos claros para conseguir el apoyo del FMI y de los acreedores para las inevitables quitas a las tenencias de los acreedores que se producirán a continuación. La Argentina ha decidido no decir casi nada sobre su estrategia económica y en su lugar adelantar a los acreedores que esperen una oferta “amistosa” de reestructuración de la deuda a mediados del mes próximo con un par de semanas para aceptarla, o que se enfrenten a consecuencias menos amistosas.

El ministro de economía Martín Guzmán ofreció un objetivo durante un discurso en el congreso el jueves pasado, pero fue uno que difícilmente haya estado calculado para calentar los corazones de los tenedores de bonos. Argentina, dijo, ni siquiera tratará de reducir su déficit fiscal este año, sino que intentará alcanzar un superávit primario del 1% para 2026, tres años después de que termine el mandato del señor Fernández.

 Argentina ni siquiera tratará de reducir su déficit fiscal este año, sino que intentará alcanzar un superávit primario del 1% para 2026, tres años después de que termine el mandato del señor Fernández

Aquí hay un elemento de audacia política. Al gobierno le interesa parecer duro en esta etapa, de ahí el enfático propósito del señor Guzmán en el Congreso de no permitir que los fondos extranjeros dicten la agenda de la política macroeconómica.

Más preocupante es la exigencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, formulada durante su visita a Cuba el pasado fin de semana, de que el FMI acepte un fuerte recorte en sus préstamos de USD 44.000 millones a Argentina. Buenos Aires no devolverá “ni siquiera medio centavo” de ese préstamo hasta que haya salido de la recesión, añadió.

La señora Fernández tiene antecedentes en materia de deuda: mientras era presidenta, llevó al país a un incumplimiento técnico en 2014. Aunque ahora es vicepresidenta, no es una mera figura ornamental. Sus aliados controlan el bloque de gobierno en el congreso y dominan el formidable movimiento peronista. El señor Fernández, supuestamente más pragmático, no perdió tiempo en apoyar la retórica anti-FMI de su ministro.

 Los controles de precios y de cambio, los mayores impuestos a la exportación, la abundante impresión de dinero y el aumento de las dádivas sociales no suman a la prosperidad

El fondo tiene preguntas difíciles para responder. Acordó prestar la cifra récord de USD 57.000 millones a Argentina para apoyar un programa económico que fracasó después de poco más de un año. La mayor parte del dinero ya había sido desembolsado cuando el señor Macri dejó el cargo, dando al FMI un poder de negociación mínimo para tratar con el gobierno de Fernández.

No es de extrañar que los mercados hayan reaccionado mal al reciente endurecimiento de la postura de Argentina. El mercado secundario indica que los acreedores podrían esperar perder al menos la mitad de su dinero; un incumplimiento es posible si las conversaciones se derrumban.

El gobierno de Fernández aún podría retroceder, como lo hizo recientemente la provincia de Buenos Aires cuando los acreedores rechazaron su oferta de reestructuración de un bono en dólares.

 La Argentina necesita urgentemente un plan creíble y amplio de crecimiento impulsado por las inversiones para revitalizar los sectores más competitivos de la economía, como la agroindustria.

Pero casi más alarmante es la ausencia de una estrategia clara para devolver la prosperidad a la que debería ser una de las economías más vibrantes del mundo de los mercados emergentes, bendecida con abundantes recursos naturales. Los controles de precios y de cambio, los mayores impuestos a la exportación, la abundante impresión de dinero y el aumento de las dádivas sociales no suman a la prosperidad.

El gobierno de Fernández no puede permitirse el lujo de dejar la política económica para más adelante. La Argentina necesita urgentemente un plan creíble y amplio de crecimiento impulsado por las inversiones para revitalizar los sectores más competitivos de la economía, como la agroindustria. Sin él, el país corre el riesgo de volver a caer en los viejos hábitos del aislacionismo y la morosidad.

El texto en el portal de Financial Times, en idioma original.

INFOBAE

Continue Reading

Economia

El Banco Central sube el dólar oficial para acompañar la baja de las monedas de la región

Avatar

Published

on

En un día feriado para los EEUU las operaciones en el mercado local están muy reducidas. Sin embargo, medidas de estímulo con las que China busca contrarrestar el impacto del coronavirus hacen caer al real brasileño. La bolsa porteña sube y el riesgo país está estable

Cotizaciones en la city porteña (REUTERS/Agustín Marcarian/File Photo)

Cotizaciones en la city porteña (REUTERS/Agustín Marcarian/File Photo)

El dólar en el mercado mayorista anota una suba a pesar de las trabas cambiarias vigentes dado que el Banco Central (BCRA) marca precios de referencia al alza para evitar que la divisa se atrase en un contexto de debilidad para las monedas de la región y alta inflación interna. El día financiero local se ve afectado por un feriado en los Estados Unidos que reduce mucho la cantidad de operaciones, pero de todas formas el contexto internacional influye en la plaza porteña y en la región por medidas de estímulo de China que tratan de limitar el impacto del coronavirus en la economía. El índice S&P Merval sube mientras que los bonos y el riesgo país se mantienen estables ante la falta de un mercado de referencia.

El dólar en el mercado mayorista subía $ 61,60 en un mercado regulado de liquidez por la banca oficial, luego de marcar el viernes un nivel máximo nominal histórico de cierre de 61,46 unidades para la venta. En agosto pasado la cotización alcanzó un valor intradiario techo de 65 unidades por dólar, pero no llegó a cerrar una rueda en ese precio.

El Banco Central colocó postura de venta para mañana en 61,67 pesos, 21 centavos arriba de la registrada el viernes pasado”, dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio, y añadió que “el feriado (de este lunes) en los Estados Unidos anticipa bajo monto de operaciones”.

 El feriado por el “Día de los Presidentes” en los Estados Unidos limita mucho las operaciones en el mercado local

La entidad conducida por Miguel Pesce le marca la cancha a diario al mercado cambiario con posturas de venta en las que ofrece sus reservas internacionales. Al marcar un precio máximo, que corre a diario hacia arriba, va conduciendo una suba gradual del dólar oficial que trata de contrarrestar el efecto de la inflación sobre el tipo de cambio, para evitar un atraso del peso.

En los Estados Unidos Wall Street permanece cerrado debido al feriado del “Día de los presidentes”. A pesar del día de operaciones reducidas, se sumaba otro factor a la inflación. Las monedas emergentes y de la región se depreciaban al inicio de la rueda en forma generalizada, lo que le agregaba presión al banquero central argentino para no dejar que el dólar oficial se quede quieto.

El banco central de China redujo el lunes las tasas de interés de sus préstamos a mediano plazo en un momento en que los responsables económicos tratan de aliviar la carga que supone para las empresas un brote de coronavirus que ha perturbado gravemente la actividad. Como resultado, el peso mexicano cotizaba en 18,5610 por dólar, con una pérdida del 0,14%, frente al viernes, cuando registró su mejor nivel de cierre desde el 8 de agosto del 2018. El real brasileño perdía un 0,55% y el índice de acciones Bovespa escalaba un 0,49%. El peso chileno y el sol peruano también bajaban.

 El Banco Central conduce a diario suaves avances del dólar mayorista para evitar que el dólar se atrase frente a la inflación y ante el movimiento del resto de las monedas de la región

Por su parte, el dólar minorista a $ 63,25 en a City porteña y, con el impuesto del 30% aplicado al atesoramiento y a los viajes, se ubicaba a $ 82,23 para la venta.

La Bolsa porteña subía tras los primeros negocios del lunes en un clima cauto y expectante de negocios, a la espera de señales sobre la abultada reestructuración de deuda soberana que impulsa el Gobierno, en una sesión con menores negocios dado el feriado estadounidense. El índice bursátil S&P Merval crecía un 0,52%, a 38.848,45 unidades, a las 11:10, luego de acumular durante la semana pasada una merma del 6,64%.

Los bonos soberanos, por su parte, estaban poco operados y con escasas variaciones, lo que mantiene estable al riesgo país en 2.030 unidades, un punto por encima del viernes.

FOTO TAPA EL CRONISTA

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas