Connect with us

Sociedad

Alberto Beraldi. El abogado de elite que defiende a Cristina y se reconvirtió en militante del lawfare

Published

on

Alberto Beraldi tiene aspecto incombustible. Pueden decirle las peores barbaridades de sus clientes, y él siempre conserva las formas y desgrana respuestas jurídicas puntillosas, con conocimiento técnico. Puede argumentar con serenidad, sin levantar la voz,

Por esa capacidad de análisis, su experiencia como penalista, sus conocimientos de derecho procesal y su temple lo eligió Cristina Kirchner como su abogado cinco días antes de dejar el Gobierno en 2015, suponiendo que durante la gestión de Mauricio Macri se iba a complicar su situación judicial por las causas de corrupción que enfrentaba.

Hoy además de defenderla en todos sus expedientes judiciales, menos el del Pacto con Irán, la asesora con proyectos vinculados al funcionamiento de la Justicia. Le adjudican a Beraldi ser el autor las ideas centrales de la reforma judicial que alumbrará en breve el Poder Ejecutivo. Su nombre se menciona incluso como parte del Consejo de Notables que aportará ideas para reformar la Corte, aunque amigos de Alberto Fernández y también alguno de sus ministros lo desaconsejan porque la incorporación del abogado de la vicepresidenta a una comisión sobre el tribunal donde tramitan sus recursos podría ser leída como un intento de impunidad, que anule las declamadas buenas intenciones de los proyectos reformistas.

A los 60 años, a Beraldi lo reconocen por la calle y le piden selfies, cuentan sus allegados. Expresiones inusuales para un abogado, aunque no tanto si se trata del defensor de Cristina Kirchner.

Casado, con dos hijas (una publicitaria y la otra licenciada en Letras), antes de las 8 de la mañana caminaba a diario caminaba los pasillos de Comodoro Py 2002 cuando estaba abierto al público previo a la pandemia. Saluda a camaristas y a ordenanzas: lo conocen todos.

Hace 40 años que trabaja en cuestiones judiciales, pero en los últimos cinco vive una transformación, desde que empezó a mezclar su perfil técnico con un discurso político alineado con la idea de la “persecución judicial” contra su clienta y la teoría del “lawfare”, que supone una conspiración político-mediática contra dirigentes populares y que para juristas de renombre es apenas una argucia para evitar responder sobre las acusaciones de corrupción.

Beraldi explica que lo único que hizo de nuevo fue salir en TV. “Los niveles de arbitrariedad lo exigían”, justifica él. Sus amigos y algunos funcionarios judiciales dicen que, en realidad, la defensa pública es parte de sus servicios jurídicos.

“Alberto está pasando por una transformación, siempre fue peronista pero nunca fue militante. Pero tuvo que asumir un rol de defensa de Cristina y levantó el perfil, tuvo visibilidad y tuvo que levantar banderas. Es muy difícil sostener argumentaciones si no comprás también al personaje”, evaluó un letrado que litiga en el fuero federal. Lo mismo señaló un juez federal: “Es un gran abogado, un señor, pero ahora se mezcló con el discurso militante, aunque quiere seguir conservando su perfil técnico”.

Él rechaza esa idea de que está cambiando de perfil. “Mi trabajo como técnico lo hago como técnico, no como abogado defensor”, se defiende Beraldi, en diálogo con LA NACION. En los escritos es medido, aunque corrosivo, y en público, polémico. Sus blancos preferidos fueron Claudio Bonadio y en ocasiones Julián Ercoloni.

Por TV, en C5N, argumentó: “Es falso lo que dicen los medios hegemónicos acerca de que se las causas de corrupción se hicieron más lentas con el cambio de Gobierno y que exista un avance de la impunidad. Lo que ocurrió es que se destruyó un concepto hegemónico, la mesa judicial dirigida por Mauricio Macri, donde el expresidente y un grupo de jueces actuaban de manera coordinada. Ahora las cosas empiezan a tener un desarrollo normal. Si hay personas privadas de la libertad ilegítimamente, la recuperan; si hay imputaciones falsas, caen, ocurre lo correcto, no hay politización de las decisiones judiciales, sino una justicia que actúa como corresponde”.

Estas afirmaciones se contradicen con lo que se recoge en ámbitos judiciales, ya que nunca la Corte Suprema, la Asociación de Magistrados y la de Fiscales denunciaron injerencias políticas en la Justicia durante el periodo al que Beraldi hace alusión

En marzo, en una de las sesiones del juicio contra la vicepresidenta por el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, le apuntó directo a los jueces: “Sigue este juicio como un planteo más del lawfare, sigan con el show. Lo que tengo claro es que todas estas mentiras que están diciendo, precisamente son eso, mentiras“, advirtió Beraldi en la audiencia, molesto por las preguntas que el fiscal Diego Luciani hizo a la testigo del día, la abogada Silvina Martínez.

Poco antes había apuntado contra los magistrados: “Si hay jueces que no cumplen con su deber, van a tener que dar explicaciones, como dijo Cristina, porque cada funcionario público, incluso los que no lo somos, tenemos que explicar frente a la sociedad cuando se trata de hechos de tanta trascendencia. Tenemos que explicar y para eso está el Consejo de la Magistratura, sino ¿para qué esta ese organismo, para tomar café?”.

En la charla con LA NACION dijo esta semana que el “lawfare tiene una larga tradición en el mundo y en Latinoamérica”, y que “tiene una fundamentación técnica”.

Sus ideas en este sentido las debate en la reciente agrupación Iniciativa Justicia, que formó en la Facultad de Derecho con sus colegas Maximiliano Rusconi, abogado de Julio De VidoDaniel Llermanos, abogado de Hugo MoyanoGraciana Peñafort, directora de jurídicos de Cristina Kirchner en el Senado, entre otros. Allí castigan con frecuencia la politización de Comodoro Py 2002 y hablan de la violación de las garantías de sus clientes, la mayoría funcionarios o sindicalistas con problemas judiciales. “No me importa si me dicen o no K, o si me ponen otra letra. Estoy muy orgulloso de estar en esta batalla. Estamos defendiendo el Estado de Derecho”, dijo en uno de los seminarios que compartió con los otros abogados de exfuncionarios en la Facultad, en 2018.

Transformación

Los que trabajan en Comodoro Py vieron su recorrido y su transformación: lo conocen desde la adolescencia, porque eran compañeros de la facultad, de estudiantes o de profesores, o trabajaron junto con él en los tribunales o los más jóvenes, incluso jueces o fiscales, lo tuvieron como profesor en Derecho de la UBA.

Beraldi se declara “amiguero” y exhibe su buen humor. Filoso y agudo, en la intimidad puede ser chinchudo, en ocasiones susceptible y cuando no está expuesto al ojo público, da rienda suelta a sus enojos, señalan quienes lo conocen desde hace décadas. Fanático hincha de Boca Juniors, socio vitalicio, con palco o platea desde hace 30 años. En el club coincidió con otros funcionarios judiciales que comparten los colores como Raúl Plée, Gerardo Pollicita, Carlos Stornelli o Ariel Lijo. Eran los tiempos de Pedro Pompillio como presidente de Boca. Son muchos sus amigos del universo Comodoro Py, como Guillermo Marijuán o Pollicita.

Les duele a sus conocidos cuando Beraldi critica a los jueces y fiscales por igual, a sabiendas que él conoce quién es quién. Más allá de eso y de la confianza que tiene con jueces y fiscales, tres funcionarios judiciales reconocieron en dialogo con LA NACION que es de esos abogados “incapaz de sugerir una solución fuera del expediente”.

Sus inicios

Es extraordinariamente puntilloso, obsesivo del trabajo, firme en la defensa de sus casos. Empezó a trabajar en los tribunales en 1979 cuando estaba en la Facultad de Derecho. Arrancó en la justicia civil, pero en marzo de 1980 pasó al juzgado federal N° 4 en épocas de Norberto Giletta, cuestionado por su rechazo de los hábeas corpus en la dictadura. Alfredo Bisordi era su secretario. A Beraldi le decían “Bisordito”, por su elocuencia jurídica a la hora de escribir. Con el actual fiscal Pollicita trabajaban con escritorios enfrentados. Unos 40 años después siguen siendo amigos, pero en otros roles: Pollicita acusando de Cristina Kirchner de ser jefa de una asociación ilícita en la causa de Vialidad, los Sauces y en Hotesur; Beraldi, defendiendo a la vicepresidenta. Cuando se juntan hablan de Boca.

Cuando el juzgado ya estaba en manos de Amelia Berraz de Vidal, un día la jueza se encontró haciendo las compras con Carlos Arslanian, integrante entonces de la Cámara Federal. Arslanian, que buscaba un relator para el Juicio a las Juntas, le preguntó a la jueza por una resolución referida a un tema de tribunales militares, y ella le contestó que el autor era el joven Beraldi. Así se transformó en secretario de la Cámara en aquel proceso histórico y selló su destino al de Arslanian.

Tras el juicio se produjo una vacante en la fiscalía federal N° 4, ahora a cargo de Carlos Stornelli, y Beraldi, fue designado allí a los 26 años, con el aval de Enrique Paixao y Julio Maier (recientemente fallecido). Como fiscal, con sus colegas entonces Anibal Ibarra, y Juan Carlos Rodríguez Basavilbaso, viajó en 1988 a Miami para tramitar la extradición de José López Rega, a quien entrevistó en Florida.

Conoció a Alberto Fernández trabajando en la Cámara Federal y lo siguió tratando en la Facultad. Hoy lo visita en Olivos y también le da su visión sobre la justicia federal.

Desde 1987 da clases de Derecho en la Facultad, donde es profesor de Derecho Penal y Derecho Procesal. Ya en esa época empezó a trabajar con Maier, a quien encargó un proyecto de reforma de Código procesal penal acusatorio y una reforma que preveía la oralidad, pero no salió.

En 1988, Arslanian, que ya había dejado la Justicia, lo llevó a su estudio jurídico. Juntos realizaron las defensas jurídicas más importantes del país y las más caras. Bancos, petroleras, mineras eran los clientes del estudio. No había aún defensas de políticos en problemas.

Siguió así hasta que Arslanian fue nombrado en la provincia de Buenos Aires como ministro de Seguridad en 1998 y Beraldi lo acompañó como secretario de Seguridad. Su función no era política sino técnica. Allí hicieron la reforma de la “maldita policía” de los 90 y pusieron en funcionamiento el nuevo Código procesal bonaerense que acababa con la instrucción policial. En 1999 fueron eyectados del ministerio, cuando se dejó sin efecto la reforma y asumió Carlos Ruckauf. De esa época le quedó un buen vínculo con Eduardo Duhalde.

Volvió a la profesión, donde se encargó de la defensa del extitular del PAMI Carlos Alderete. Beraldi, en el estudio, fue asesor de Alberto Iribarne durante su gestión en el Ministerio de Justicia en la presidencia de Néstor Kirchner. Coordinó una comisión que debía redactar un nuevo Código procesal penal, donde trabajó la actual secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y legisladores de todo el espectro. Fue la base del Código procesal que está aprobado y aún no entró en vigor plenamente.

Ya con Cristina Kirchner en el Gobierno, Beraldi fue asesor de la Dirección de Migraciones y en 2009 la vio por primera vez cuando presentó en un acto en la Casa Rosada la reglamentación de un decreto. La presidente cerró la ceremonia con un discurso. Ni se saludaron.

Contratado por Cristina

En 2009 se separó de Arslanian y abrió su propio estudio, donde se llevó a algunos clientes. Tuvo su primera reunión con Cristina Kirchner el 5 de diciembre de 2015, cuando ella todavía era presidenta. Beraldi era el abogado de su sobrina Romina Mercado, que le dijo que su tía lo quería conocer. Cristóbal López ya le había hablado bien de él a la presidenta que dejaba el cargo. “Fue una reunión muy profesional, estuvimos charlando una hora y me preguntó sobre la causa Hotesur y Los Sauces y en qué situación estaban”, dijo. Fue abogado de López, de Fabián de Souza y también de Víctor Alejandro Manzanares (el excontador que declaró en la causa de los Cuadernos), a quien no defiende más.

La defensa de Cristina Kirchner le costó una discusión con su hermano, cuentan sus amigos.

Cuando llegó la primera citación a indagatoria por la causa de dólar futuro, Cristina Kirchner lo citó en Río Gallegos y lo contrató como su abogado. Él le dijo que no iba a hacer una defensa política sino técnica y ella le respondió que era lo que estaba buscando, recuerda hoy Beraldi. El abogado desmiente las versiones sobre millonarios honorarios que estaría cobrando y señala la AFIP de Macri y la UIF de Cambiemos lo investigaron sin cuestionarle sus números.

Hoy sigue con sus planteos técnicos, aunque cada vez más teñidos de argumentos políticos, sobre los cuales -los amigos que lo conocen de toda la vida- se permiten dudar.

FUENTE : LA NACION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Sociedad

QUITA DE SUBSIDIOS E IMPACTO EN LAS EXPENSAS

Published

on

Por el aguinaldo, por la calefacción, porque todo aumenta: cada nueva liquidación de expensas es un golpe al bolsillo. Ahora también podría ser por los servicios públicos. Con el anuncio de otra quita de subsidios, surgen dudas en los consorcios: ¿por dónde ahorrar cuando ya se recortó todo lo posible? ¿Y cómo se cobra tarifa plena o con descuento si un mismo edificio reúne vecinos de ingresos distintos?

Con los aumentos de 2016 y 2017, los consorcios debieron apretarse el cinturón: apagaron calderas por la noche, volvieron intermitentes las luces de pasillos para que estén encendidas solo lo necesario, recortaron horarios de los encargados o los reemplazaron por un empleado de seguridad o un tótem con vigilador remoto. Con otro tarifazo en puerta, ya no se sabe por dónde más ahorrar.

“No llegó ninguna notificación a las administraciones. Pero en el hipotético caso que les quitaran el subsidio a los consorcios, el gasto se multiplicaría entre tres y cinco veces”, estima la administradora Gabriela Saldivia, especialista en Propiedad Horizontal y panelista del programa televisivo Consorcios en La Mira. Para la experta, “lo que más consume electricidad son ascensores y bombas, por lo que cambiar las luces a LED no hace un ahorro significativo”.

Los servicios públicos son una parte importante de las expensas. Según cifras de la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal (CAPHAI), tienen una incidencia de entre un 3% y un 5% del total mensual, que llega a hasta un 7% en los edificios con agua caliente central y a un 12% en invierno para los que tienen calefacción central.

En los consorcios nucleados en la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH), los servicios representan de un 25% a un 30% de gastos comunes con sistema centralizado de agua.

No hay muchas opciones de ahorro, solo podría hacerse limitando los horarios de calefacción. Pero los que tienen ese servicio no creo que lo reduzcan porque es su forma de no pasar frío en invierno”, analiza Daniel Tocco, vicepresidente primero de CAPHAI.

Desde la Comisión Directiva de la AIERH tampoco ven muchas alternativas. “No podés reducir mucho las expensas, porque en junio hay nueva escala salarial, el aguinaldo, la calefacción por el invierno. Esos gastos son reales, no pueden no aplicarse”, señala Laura Colucci, una de sus integrantes.

En algunos de sus edificios, se optó por reemplazar la caldera central de calefacción por calderas individuales, una por unidad funcional, para que cada consorcista pueda regular su consumo o suspenderlo por completo. “Pero esto solo puede lograrse en consorcios con pocos departamentos, donde es más fácil ponerse de acuerdo. Algunos vecinos optaron por anular la caldera y calefaccionarse de otro modo, para ahorrar”, explica Colucci.

Detalles de una medida difícil de aplicar

La quita de subsidios al gas y la electricidad será total para usuarios de viviendas con ingresos mayores a $ 350.000, tres autos o tres inmuebles en junio. La suba para ellos será de entre 210% y 220%. Quienes no entren en ese grupo no tendrán más que los aumentos recibidos hasta ahora: 40% para la mayoría de los clientes, y 20% para los jubilados o beneficiarios de tarifa social.

Sin embargo, aún no hay precisiones oficiales sobre si esa quita se aplicará a los consorcios como un todo, en los gastos comunes de gas y electricidad. Una decisión que podría ser polémica si se tiene en cuenta que en un edificio pueden vivir personas que superen el ingreso para dejar de recibir subsidios, y otras que están por debajo de esa línea.

Así nace un gris, porque en el anuncio de la medida se destacó la intención de dar un beneficio al que gana menos. Pero al ser las expensas un gasto común, queda poco claro cómo establecer si el consorcio entero puede llegar a tener el beneficio. De hecho, los descuentos se aplican a particulares, mientras que los consorcios son solo personas jurídicas, no reales.

Mientras tanto, la mayoría de los usuarios ya abonan el aumento del 40%, aplicado este mes: 16% para la electricidad y de hasta 25% para el gas. “Más allá de los subsidios, en un edificio con servicios centrales las expensas van a llegar en julio con un incremento de entre el 15 y el 20% por luz, gas y aguinaldo”, estima Matías Ruiz, presidente de la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal (AIPH).

Estrategias de ahorro

En un edificio de Primera Junta, en Caballito, desde hace años se regula el uso de la caldera que abastece la losa radiante de los departamentos. “La caldera se enciende entre las 7 y las 8 y se apaga entre las 19 y las 20. Debe hacer menos de 13 grados para que el encargado la active. Y si la temperatura supera esa marca antes del mediodía, a las 12 se apaga para ahorrar gas”, explica María Marquez (41), una de las vecinas.

Con los aumentos de gas y electricidad en 2016 y 2017, el consorcio de este edificio decidió bajar la temperatura de corte a 13 grados. Hasta ese momento, la marca estipulada por la asamblea de copropietarios era de 15.

Para muchos, apagar la caldera de la losa radiante trae aparejado tener que echar mano a métodos de calefacción eléctrica, como aires acondicionados frío-calor, caloventores o estufas, con los que “el ahorro que se genera en el gasto de gas se traslada al de consumo eléctrico”, le dice Márquez a Clarín.

La misma vecina agrega que la decisión, a veces, trae alguna polémica menor entre quienes están preocupados por el ahorro y aquellos que empiezan a sentir frío los días que la caldera se apaga temprano y queda así hasta la jornada siguiente.

En marzo de 2018 comenzó a implementarse el plan del Gobierno porteño para reducir costos de expensas. Se eliminaron los certificados “Edificio seguro” y el libro de datos del consorcio. Se espaciaron la frecuencia de fumigación y los plazos de revisión de los tanques de agua. Pero no hay proyecto que aguante a la inflación imperante y a aumentos salariales firmados en mesas paritarias sin representación de consorcistas.

Continue Reading

Sociedad

MARCHAS Y ACTIVIDADES POR EL DIA DEL ORGULLO LGBTIQ+

Published

on

El colectivo travesti trans y no binarie (TTNB) y agrupaciones defensoras de la diversidad sexual realizaron este martes marchas, festivales, conversatorios, ciclos de cine y actividades culturales en las provincias para conmemorar el Día Internacional del Orgullo LGBTIQ+ en las que buscaron ampliar sus reclamos por la igualdad de derechos, la inclusión social y se manifestaron contra la violencia de género, los crímenes de odio y la violencia institucional.

Los gobiernos de todas las provincias se sumaron a la recordación de la fecha con la iluminación multicolor de sitios emblemáticos o instituciones públicas y con diversas acciones a través de sus respectivas secretarías de Derechos Humanos.

 

En la madrugada del 28 de junio de 1969, el pub Stonewall Inn, en Manhattan, era un lugar de encuentro de la comunidad LGTBI. Aquella noche, la Policía apareció para iniciar una redada que identificara a los asistentes del local.

Sin embargo, los asistentes de ese día al local decidieron responder a la violencia policial de una forma aparentemente espontánea. Este hecho, conocido como la revuelta de Stonewall, supuso el comienzo de un movimiento reivindicativo por la conquista de los derechos de gays, lesbianas y transexuales.

La Policía tenía ubicado este bar, en el que consideraba que se llevaban a cabo actividades “inmorales”. Cuando irrumpieron los agentes, muchas personas ya habían experimentado esta situación de discriminación y persecución antes por lo que su reacción fue intentar escapar, aunque la Policía había bloqueado cualquier tipo de salida. Sin embargo, los clientes no evacuaron el local y, además, más personas se concentraron a las puertas del local.

Los asistentes empezaron a responder. El bar quedó prácticamente destruido y la noche acabó con 13 detenidos, además de manifestantes y policías heridos. Un año después, el 28 de junio de 1970, por el aniversario de estos disturbios se organizó una marcha en Nueva York para reivindicar al colectivo.

 

Frases de celebridades artistas y activistas en este dia:

El amor tiene que ser libre y debe de haber protección para las parejas, sean del sexo que sean, Gloria Trevi.

“Los derechos de los homosexuales son derechos humanos y los derechos humanos son derechos de homosexuales”, Hillary Clinton.

El amor es como la música, no conoce fronteras ni se ve limitado por género, sexualidad, raza, religión, edad o credo. Es una libertad y un delicioso lujo en el que todas las personas deberían tener derecho a perderse y disfrutar de cada momento. Ariana Grande para Billboard.

“Yo creo en el amor, no tiene sentido para mí que haya discriminación en este tema. Es un derecho, nunca lo cuestionaría”, Kylie Minogue para Quién

.”Es el momento de que todos reflexionemos sobre la tolerancia”, Lady Gaga para la agencia AP.

“No somos en realidad una humanidad igualitaria si no se nos permite amarnos entre nosotros”, Lady Gaga.

“Soy homosexual. Cómo y por qué lo soy son preguntas innecesarias. Algo así como querer saber por qué mis ojos son de color verde”, Jean Genet.

“Creo que se trata de aceptar y dar amor. Yo animo a mis fans a compartir la idea de que todos somos iguales”, Nick Jonas para LOS40.

“Haremos ficción en la que la homosexualidad no sea un probelma y las mujeres sean iguales”, Los Javis para Vertele.

“Hay un montón de gente ahí fuera que te aceptará y te querrá como eres al 100%”, Troy Sivan para LOS40.

“Hoy acepto mi homosexualidad como un regalo que me ha dado la vida. ¡Me siento bendecido de ser quien soy!, Ricky Martin.

“No hay nada de malo en la homosexualidad. Todos somos iguales”, Suga de BTS para Billboard.

“Hay que seguir manifestándose y que hay que luchar por una igualdad mucho mayor”, Agoney para LOS40.

“Amor es amor. La gente debería poder hacer aquello que las hace felices”, Britney Spears.”

Lleva tu orgullo. Vive tu orgullo. Sé tu orgullo. Y sé amable. Todos merecen ser felices. Los derechos humanos pertenecen a todas las personas”, Luke Evan.

“No es amar a un hombre lo que hace la vida más difícil para los gays, es la homofobia. No es el color de su piel lo que hace la vida más difícil para las personas de color; es el racismo”, Ashton Applewhite.

“Lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación”, Simone de Beauvoir.

“Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel o su origen, su sexualidad o su religión. Si pueden aprender a odiar, se les puede enseñar a amar, porque el amor es más natural para el corazón humano que su opuesto”, Nelson Mandela.

“Cualquiera que sea la libertad por la que luchamos debe ser una libertad basada en la igualdad”, Judith Butler.

“Ser homofóbico es tan ridículo como odiar a los zurdos porque escriben con la izquierda. E igual de idiota pretender enderezarlos”, Héctor Abad Faciolince.

“La heterosexualidad no es normal, solo es común”, Dorothy Parker.

“Cada vez que la gente se comporte como si las imágenes de los gais en los medios de comunicación pudieran influir a sus hijos para ser gais, les recordaré que los niños gais crecimos viendo solo a gente heterosexual en televisión”, Ellen DeGeneres.

Continue Reading

Policial

CAMIONERO APEDREADO POR TRANSPORTISTAS EN UN PIQUETE PERDIO EL CONTROL DE SU CAMION VOLCO Y MURIO

Published

on

Un camionero de 45 años, identificado como Guillermo Andrés Jara, murió en la tarde de este lunes sobre la ruta 65, a unos cinco kilómetros del acceso a la ciudad de Daireaux, en la provincia de Buenos Aires. Al parecer, intentó evitar con su vehículo una protesta de transportistas por la escasez de gasoil y fue agredido con piedras, lo cual le provocó la rotura del parabrisas y la pérdida del control de la unidad.

Según se supo, Jara estuvo una hora detenido en el piquete y luego continuó su viaje sin atender al pedido de adherirse a la medida de fuerza, motivo que habría provocado el enojo de los manifestantes. Siempre de acuerdo a información extraoficial, dos vehículos lo habrían perseguido y, después de darle alcance, lo atacaron con piedras. Los impactos causaron los daños en el camión, que terminó volcado.

Al lugar acudió personal de Bomberos Voluntarios y de la Policía de Daireaux, que realizó los primeros auxilios y posteriormente constató la muerte del chofer, que provenía de General Rodríguez y se dirigía hacia Bonifacio.

El sitio La Brújula 24 aportó que fueron identificados tres supuestos agresores, quienes realizaron la persecución en un Peugeot 308 color blanco y en otro camión marca Fiat, a las 17 de este lunes, aproximadamente.

Los acusados, según información policial citada por ese medio, manifestaron que Jara tenía un arma en su vehículo. También se detalló que se secuestró un arma de aire comprimido de la cabina del camión, así como la piedra que provocó el daño mayor en el parabrisas, además del accidente que ocasionó la muerte del conductor.

Según precisó un testigo de la protesta a Cadena 3 de Córdoba, “era un grupo de 15 o 20 personas que estaban ahí” realizando el piquete.

 

Continue Reading

Más Vistas