Connect with us

Opinión

Albertonomic inciert

Avatar

Published

on

Hay danza de candidatos pero no se sabe qué haría con la economía ni quién tomaría las decisiones.

Difícil de sospechar. Si asombraba hace pocos meses que alguien imaginara a Fernández como presidente, más sorprendente puede resultar ahora que este haya formado una tríada superior con dos camaradas de distintas rutas: Felipe Solá y Sergio Massa. Al menos, son los dirigentes de mayor relieve que hoy acompañan al candidato en la composición de su probable gobierno, con quienes además comparte características semejantes.

La primera: en más de una oportunidad decepcionaron y enfrentaron a Cristina de Kirchner, fueron sus rudos enemigos. Pero la dama ha perdonado esas ofensas, los catapulta al poder y solo falta que habilite con generosidad cristiana a otros que le generan urticaria: Diego Bossio, aspirante a ocupar YPF (son varios los anotados) y Florencio Randazzo, hoy más empresario que político. Alquimista, la dueña de la marca ha convertido en oro a Fernández y sus adláteres, antes desechables, inválidos.

Solo resta que en esa transformación los beneficiarios crean que el obsequio les corresponde por derecho propio, peso, talla y cerebro, no por la fortuna de una singular ruleta argentina. Suele ocurrir. Más cuando una parte de la sociedad testigo querrá alimentar esos repentinos crecimientos personales para oponerlos a la fuente que le dieron origen. Otra grieta o, en lenguaje vulgar, el ciudadano rubio contra la yegua negra.

Hábitos. Alberto ya se ha puesto el traje azul, avanza con el brazo derecho extendido como si fuera a jurar. Aunque repite, cortés, que falta la consagración del 27 de octubre. Está bajo sospecha de humildad. Más que nadie sabe que carecía de votos propios o seguidores, de territorio, hasta de una unidad básica y que su propia historia, al margen de sus deseos funanbulescos, registraba saltos auxiliares por la corte de otros prominentes (Cavallo, Kirchner, Massa, Randazzo). Apenas si una vez pudo colar como secundario para legislador porteño.

Por sí mismo, entonces, no disponía de favoritismo ni conocimiento para presidir una lista, ser elegido, ese propósito estaba alejado de su cabeza. Más bien ofrecía su cuerpo y un grupo de voluntarios alojados en un café de Callao para asesorar a eventuales postulantes en cargos significativos.

De ese destino, del quinto subsuelo, lo rescató Cristina, esa célula hoy dormida que en el trueque de la elección ha puesto el capital y su designado, presuntamente, el trabajo.

No es el único Alberto, aunque el más premiado. En la nueva estela se inscribió Solá, quien tal vez soñaba con una vicepresidencia anodina, al mejor estilo Michetti.

Nunca supuso que la viuda habrá de vigorizar esa función, que los viajes a La Habana son un accidente de salud familiar y no un reposo en los cayos, con un mojito en una mano y en la otra un Cohiba.

Justicia Legítima y Alberto Fernández coinciden en la “doctrina 0 km” Con diez años más que Alberto, Solá pasó de la ilusión revolucionaria de los 70 al descapotable con Menem en La Rural, la siembra directa y los fertilizantes, a una sufrida gobernación por las acechanzas de Néstor con Randazzo de infiltrado.

Le cobró luego esas penurias a Cristina, pegado a De Narváez, Massa o Macri, según el momento. Hasta la reconciliación o, más precisamente, la venia real para instalarse en su cercanía con viejos reclamos nac y pop como la instalación de juntas para el agro o castigo para los que ahorran en dólares del brazo de Pérsico. Con esa monserga y algún repaso de inglés será canciller, cuando había pensado que el piné solo le daba para Defensa. Falta el otro ascendido en la division de ascenso, Massa, sucesor de Alberto con diez años menos, fulgurante estrella a costa del matrimonio en el gobierno K y luego por oponerse al gobierno K: se hizo fuerte en esa alternativa, sumándose a los de turno (Felipe, Alberto, gobernadores, Insaurralde, Lavagna, casi convence a Scioli), hasta que la avenida del centro lo devoró con la ayuda de Macri. De ese aislamiento lo recuperaron los Fernández y se estima que ocupará un rol en Diputados.

Aunque parece más convencido de influir sobre políticas y nombres, le va mejor en la trastienda que en la vidriera. Aunque no sea su vocación. Sea uno, la ayuda de otros dos, algún incorporado, o la voz de ella en sus presentaciones editoriales, lo cierto es que la indefinición económica caracteriza al futuro gobierno si es elegido el 27 del mes próximo. Dramático ante una crisis demoledora, creciente, con fabulosas pérdidas patrimoniales.

Se podría entender esa confusion del albertismo si, luego de los resultados, como se rumorea, le concediera a Roberto Lavagna, junto con Guillermo Nielsen, la responsabilidad de negociar la impagable deuda externa ante bonistas y FMI. Simple repetición de lo que ocurrió en el primer gobierno K. O, tal vez, la no menos agobiante tarea de organizar un pacto social con distintos y ávidos sectores. Hoy resulta imposible confirmar esa versión: el economista jura preocuparse solo por quitarle votos a Macri y ser quien llegue en su lugar al ballottage. Lacunza recibió a Nielsen y Todesca, los economistas de Alberto Fernández Misterios.

Mientras, la luz de giro de los Fernández sigue apagada, quizás como su propio GPS: nadie se atreve a decir si habrá un ministro reconocido, potente, o un equipo con multitud de espontáneos. No se sabe tampoco si se analiza un programa, ni siquiera si el candidato revisa algún paper. Requerido o no. Ha dicho, eso sí, para fulminar a Melconian –o a quien lanzó la idea– que no le pidió un proyecto a nadie.

Cuesta, además, desentrañar el pensamiento actual de Alberto en el rubro, si se ilumina con su cercano Matías Kulfas y el ex segundo de Kicillof, Alvarez Agis (en EE.UU. hablando con influyentes), ambos menos apegados a dogmas keynesianos. O si mantiene el mismo criterio que exhibía como jefe de Gabinete cuando cultivaba óptimas relaciones con Prat-Gay, luego con Lousteau –a quien recomendó para el cargo y defendió bajo el techo de Cristina hasta la malhadada 125– o con Martín Redrado, cuando este ocupó el Banco Central, o si viró hacia posiciones más socialdemócratas o populistas, según los gustos.

Si se refleja en Menem redivivo o se calza la boina del Che a la hora de firmar billetes sin respaldo, como señaló una colaboradora insuficiente de Cristina. Con esa duda colectiva, Alberto hoy visita a gobiernos o líderes de inspiración progresista (Lula, Mugica, España, Portugal, Bolivia), nítidamente contrarios a la administración norteamericana. Un empresario cercano a Alberto, con el que alterna algún sábado, acaba de decir que sería peligroso para el país alejarse de Washington y acercarse a China, casi una advertencia.

Le habrá escuchado decir, como repite con el chileno Marco Ominami –quien lo acompaña en algunos viajes–, que no concibe a los socialistas que, al llegar al poder, se transfiguran, reniegan de sus convicciones y se inclinan hacia el centro. Para él no tienen excusas. Tampoco se sabe si habla por él. Roberto García

VER MÁS ARTÍCULOS DE ROBERTO GARCÍA (Fuente www.perfil.com).

El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

 

PERFIL

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Evo Morales sobre su proscripción: “es un atentado a la democracia”

Avatar

Published

on

Desde Argentina, el presidente depuesto de Bolivia cuestionó la decisión del Tribunal Electoral boliviano de inhabilitar su postulación como senador y lo relacionó directamente con el golpe de Estado que se concretó en noviembre. Para su abogado, se trata de una discriminación explícita frente a los diferentes candidatos.

Tras conocerse la decisión del Tribunal Electoral boliviano de inhabilitar la candidatura a senador de Evo Morales, el expresidente acusó al gobierno autoproclamado de Jeanine Áñez de realizar un “atentado contra la democracia”. “Pueden hacer lo que quieran conmigo pero que no destruyan la democracia, como esperan la derecha y el Tribunal. No destruyan a Bolivia”, pidió el exmandatario.

Desde una conferencia de prensa, brindada esta mañana en Buenos aires desde la sede de ATE, acompañado por sus abogados Eugenio Zaffaroni y Gustavo Ferreyra, el dirigente indígena hizo un breve repaso de la persecución en su contra. “El año pasado ganamos en primera vuelta las elecciones. El verdadero fraude fue el informe de la OEA mientras que todos los organismos y universidades sostenían que no hubo fraude”, agregó Evo Morales. En este sentido, el expresidente afirmó, primero, que el gobierno interino les “robó” el triunfo. En segundo lugar, que lo obligaron a no ser candidato, algo que también aceptó. “Aprobaron una ley inconstitucional y lo acepté todo por Bolivia”, dijo.

“Aprobaron una ley ilegal e inconstitucional porque hay una sentencia constitucional que me habilita como candidato a presidente. No respetan la ley electoral, menos una sentencia constitucional”, agregó. “Ahora me inhabilitan como candidato a senador. No es sólo una inhabilitación a Evo, es un atentado a la democracia. Le tienen miedo a la democracia”, agregó el exmandatario, quien criticó declaraciones de Áñez llamándolos “salvajes” a él y a los sectores sociales que representa.

Por último, Evo Morales calificó que con “este hecho lamentable”, el Tribunal Electoral se sometió a la instrucción de Estados Unidos. “Lamentablemente el Tribunal Supremo Electoral obedece a esta clase de instrucciones que vienen del palacio, del Gobierno de facto. (…) Se somete a la dictadura y a las políticas norteamericanas,” señaló. ” Estados Unidos no solo busca proscribir al MAS (Movimiento al Socialismo), sino eliminar a este movimiento indígena,” agregó.

“Todas las políticas que fue implementando el gobierno en estos tres meses obedecen al mandato de Estados Unidos. Siempre soñamos y deseamos un Estado soberano con un pueblo digno. Lo aprendí de otros exlíderes de esta generación, como Lula, Chávez, Kirchner, Correa, eran tiempos en donde todos trabajábamos por la liberación y por la patria grande”, remató EvoMorales.

A su turno Zaffaroni se explayó acerca de la ilegalidad y arbitrariedad de la decisión del tribunal electoral en perjuicio de su defendido El régimen actual en Bolivia “es un estado de no derecho,” explicó el jurista . “Es insólito que poderes electos popularmente, vencido su mandato, lo prologuen arbitrariamente”, planteó y puso de ejemplo lo que ocurrió con el Poder Legislativo.

“Anoche el tribunal informó la decisión de inhabilitar a Evo Morales, ha comenzado el fraude electoral”, remarcó el abogado de Morales y juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Zaffaroni señaló que, según la jurisprudencia, en otras oportunidades el Tribunal Electoral boliviano no inhabilitó candidatos por el motivo que ahora utiliza para descartar la presentación del exmandatario. “Candidatos que tienen la misma situación que Evo Morales son habilitados y se compara la situación de Evo con la de un ciudadano boliviano que se pasó 10 años afuera. Evo no está afuera de Bolivia por voluntad propia, sino porque se creó una fuerza de necesidad, de fuerza mayor”, valoró.

Para el abogado, se trata de una discriminación explícita frente a los diferentes candidatos. “Evo Morales no está afuera de Bolivia porque está prófugo sino porque se creó una situación de fuerza mayor en donde si se quedaba lo mataban. Cualquier dictadura del mundo actuaría así. Primero persigue a un ciudadano y después le niega los derechos políticos”, agregó Zaffaroni, quien sentenció que el fraude llegó a Bolivia “por la vía de la proscripción”.

El jurista argentino qaue defiende a Morales consideró que la fecha de la decisión de prescribir al expresidente no fue casual. “Se resuelve esta inhabilitación anoche, no creemos que la fecha sea ingenua, hoy comienza el carnaval en Bolivia, se ha aprovechado una semana en que no hay noticias ni hay posibilidad de movilización ninguna”, aseguró. Zaffaroni destapó sus sospechas de que se produzca una “proscripción de la fuerza política por goteo”, que podría seguir con el candidato presidencial; Luis Arce, a quien ayer validó el TSE.

“Las elecciones van a ser el 3 de mayo, pero hasta el 18 de abril puede haber impugnaciones presentadas por cualquier persona que pueden ser resueltas por el TSE, y por ende no están firmes ni seguras las candidaturas de quienes ha habilitado. El propio candidato a presidente podría ser inhabilitado”, proyectó.

A su vez el letrado Gustavo Ferreyra afirmó que Morales “reúne todas las condiciones” para ser candidato a senador, y adelantó que recurrirán a la Justicia internacional, comenzando por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, a la que enviarán su reclamo hoy. “No hay una sola fuente que nutra las aspiraciones políticas de Evo Morales, sino que hay dos, el derecho internacional de los derechos humanos y la propia Constitución boliviana”, valoró.

La decisión del TSE se basa en el entendimiento de que Morales no cumple con el requisito de residir en el país al menos durante los dos años anteriores a la postulación, algo que para su equipo legal responde a un motivo de fuerza mayor. El tribunal electoral no consideró una “verdad material” que Morales desarrolle su “proyecto de vida” en Cochabamba, el distrito en el que figura en el padrón electoral, explicó en La Paz el presidente de este órgano, Salvador Romero.

El expresidente siempre votó en Cochabamba, región en la que inició su carrera política como diputado en 1997.

FUENTE : PAGINA 12

Continue Reading

Opinión

Alejandro Rozitchner: “La política me hartó y mi país me decepciona”

Avatar

Published

on

El filósofo y ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri explicó en su newsletter por qué prefiere no hablar más de política 

Alejandro Rozitchner (foto de archivo - Adrián Escandar)

Alejandro Rozitchner (foto de archivo – Adrián Escandar)

– ¿Por qué no hablás de política con todo lo que está pasando?

– Porque me hartó. Porque quiero descansar de esa zona estéril del pensamiento e ir a otros temas. Porque me decepciona mi país, capaz de esto. Porque entiendo que las sociedades son muy difíciles. Porque creo que hacer política no es hablar de política todo el tiempo y me parece que trabajar en el eje de la formación es un factor de desarrollo.

La respuesta (y también la pregunta) pertenecen al filósofo Alejandro Rozitchner, asesor de Mauricio Macri durante el gobierno de Cambiemos, y engranaje clave en el armado del discurso oficial durante el gobierno anterior. En una autoentrevista que difundió a los suscriptores de su newsletter, habla sobre amor, literatura, belleza, entusiasmo y su nuevo taller de orientación y crecimiento” que será desarrollado en 8 videos.

Lúcido analista de la realidad con un estilo que muchas veces genera polémica, a principios de 2019 tuvo la posibilidad de entrevistar a Macri en un reportaje que fue difundido por redes sociales. Allí el ex presidente habló de la relación con su padre (que aún no había fallecido) y de cuestiones políticas y personales.

Las 10 preguntas y respuestas que Rozitchner compartió con sus suscriptores:

1– ¿Tiene sentido estudiar filosofía?

Primera respuesta espontánea y directa: no. Pero claro, hay que retractarse. Amplio entonces: el interés por estudiar filosofía es un síntoma, testimonio de una patología de preocupación, necesidad de tomar distancia de las cosas, búsqueda de amparo en nombres y sistemas. No es lo mismo subirse a un colectivo con las manos vacías que hacerlo con un libro en cuya portada reluzca un “Heidegger” o un “Foucault”. Está bien, no hay problemas con tener patologías, las tenemos todos, lo que llamamos “síntomas” son parte de la vida real. En todo caso, algo a favor: si el rarito que no se entiende con las cosas -y en vez de ir a bailar prefiere sumergirse en Habermas- logra elaborar su problema y “se cura” aunque sea un poco la piedra reflexiva que lo ata se vuelve fuerza. Las cualidades valiosas son síntomas dados vuelta.

2– ¿Existe el amor feliz?

Sí. La cercanía intensa entre personas es un campo de plenitud, el campo de plenitud posible, pero es una experiencia problemática. Lo es, siempre, queramos o no. Es un tema de medidas. La problematicidad puede inundarlo todo, volverse áspera, violenta, loca, y entonces no va. Pero la problematicidad puede también ser una franja tolerable de la dinámica de encuentro – desencuentro que permite vivir con el disfrute del otro.

3– ¿Por qué no hablás de política con todo lo que está pasando?

Porque me hartó. Porque quiero descansar de esa zona estéril del pensamiento e ir a otros temas. Porque me decepciona mi país, capaz de esto. Porque entiendo que las sociedades son muy difíciles. Porque creo que hacer política no es hablar de política todo el tiempo y me parece que trabajar en el eje de la formación es un factor de desarrollo.

4– ¿Qué estás leyendo?

Novelas, principalmente. Las últimas, todas geniales: “David Golder” de Irene Nemirosky, “Una noche en Enrico´s” de Don Carpenter, “Que el vasto mundo siga girando” de Colum Mccann, “Dura la lluvia que cae” de Don Carpenter. Y un ensayo “Suspense” de Patricia Highsmith. ¿Y ustedes? ¿Qué están leyendo?

5– ¿Qué es la belleza?

Tom Peters lo dice con inteligencia: tenemos un diapasón en nosotros que vibra cuando percibe belleza, y sabe lo que es. No puede ser definida con un contenido, pero si podríamos decir que es un privilegio presente en determinados objetos. Las personas también somos -desde cierta perspectiva- objetos, no hagamos problema con eso. La belleza es un horizonte, un norte, un ingrediente de gran importancia para algunas vidas que la perciben, buscan y producen. Tiene que ver con el arte, pero también con una plasticidad de la realidad que la desparrama por todas partes. No hay justicia en la belleza, es un fenómeno de otro orden.

6– ¿Sirve la idea de “entusiasmo”?

Sí. Es el estado personal que revela la alineación con el deseo y señala que estás viviendo tu propia vida. Puede ser reemplazado por el concepto de “excitación”, que suena menos pavo que “entusiasmo” porque tiene un trasfondo sexual.

Y ahora, 3 sobre “Pensar para hacer. Taller on line de orientación y crecimiento” (estoy trabajando en eso y quiero explicarlo bien):

7– ¿Qué te parece este taller que armaste?

Me parece fabuloso. Es una serie de 8 pasos, temas a ser expuestos cada uno en un video o “clase”, que en dos meses completan una visión del mundo abierta y excitante. Cada paso además tiene una tarea, algo para hacer, sencillo y transformador. Nunca llegué a este punto en el diseño de una experiencia docente.

8– ¿Va a haber que leer mucho? Saber algo?

No, es para gente normal, no para intelectuales. Cada uno leerá lo que quiera, hará las tareas que le interesen.

9– ¿Es un taller de motivación para hacer cosas o un curso de filosofía?

Es las dos cosas. No uso la palabra “motivación” pero entiendo que se refiere a dar impulso. Es un curso de filosofía que usa la complejidad del pensamiento a favor de la experiencia concreta de vivir.

Bueno, nos vamos despidiendo. Eh, falta una pregunta!

Ok, la hago:

10– ¿Te gusta hacer este Newsletter?

Soy feliz con esta escritura de saltos y de ideas. Hago exactamente lo que quiero y me relaciono con personas interesadas en compartir la experiencia y el estilo. Me hace feliz.

El filósofo cierra el cuestionario con una invitación a un taller on line sobre orientación y crecimiento y un link para conocer más detalles, inscribirse y las formas de pago de los 10 mil pesos (200 dólares para las compras desde el exterior) que cuesta el curso, que comienza en marzo y dura dos meses.

INFOBAE

Continue Reading

Opinión

Evolución, rol y responsabilidad de los medios de comunicación

Avatar

Published

on

Reflexión sobre desafíos que imponen los cambios en la industria, a la comunicación y el periodismo

Por: Werner Zitzmann, Director Ejecutivo de la Asociación Colombiana de Medios de Información
Explicar, entender y promover el papel de los medios de información y del ejercicio periodístico es fundamental para la vida en sociedad.

Los medios de información han sido, son y deben seguir siendo un elemento estructural en el sistema político, social y deliberativo, como fuentes creíbles y autorizadas para que los ciudadanos adquieran la información necesaria para ilustrarse, tomar decisiones y cimentar sus juicios de valor.

La dinámica actual de la información, así como la multiplicidad de canales y formatos que coexisten, ha fortalecido la necesidad y relevancia de la calidad, la rigurosidad y la veracidad como valores esenciales para quienes generan contenidos noticiosos e informativos para sus receptores.

En ese sentido, la evolución de los medios de información no solo tiene que concentrarse en fortalecer las plataformas mediante las cuales difunden sus contenidos y en innovar sus prácticas para la producción de los mismos, sino que, por encima de todo, debe orientarse a capturar la atención genuina y merecer la confianza incondicional de las audiencias para poder asegurar la comprensión de información cierta, en medio de esta dinámica de acceso e intercambio de contenidos masiva, inmediata, ligera y efímera, tan poco propicia para el entendimiento y la reflexión.

Si bien el nuevo ecosistema de medios de información, en el que conviven los de tradición o legado y los nuevos emprendimientos, cuenta con múltiples actores de diferente perfil, orientación y naturaleza, son pocos los que tienen la experiencia, el bagaje y la capacidad de consolidar una actividad organizada, juiciosa, confiable y sostenible en el largo plazo.

De ahí la trascendencia de perseverar en el sostenimiento de los primeros, de estimular a los segundos y de propiciar la conjunción de esfuerzos de industria para hacer de la colaboración una forma de vida.

Los procesos de análisis, innovación y adaptación que todos los medios de información han afrontado a lo largo de las dos últimas décadas, y los que enfrentan los nuevos emprendimientos, dan fe del enorme reto por conectar, involucrar y mantener sus audiencias enganchadas con el trabajo periodístico, a través de formatos que de manera diferenciada entreguen buena información veraz y oportuna.

Y aunque estas prácticas modernas obedecen a la evolución en las tendencias de consumo, al acceso a la información y al uso de nuevas tecnologías que han transformado la manera en la que las personas se informan y consumen contenidos, la necesidad por la que más se clama a diario es la de medios de información diversos, pero sobre todo comprometidos con el ejercicio de un periodismo serio, responsable y manifiestamente independiente de poderes e intereses políticos y económicos, o al menos transparente en cuanto a sus filiaciones, convicciones y compromisos, más allá de quiénes sean sus dueños.

Por el otro lado, en este contexto urgen así mismo receptores capaces de asumir un rol crítico pero juicioso respecto de la calidad, veracidad y relevancia de los contenidos que consumen y comparten, independientemente de la plataforma de origen, frente a lo cual –no se diga en épocas de polarización, pasiones exacerbadas e indignación–, resulta indispensable una sana didáctica alrededor de la adecuada administración de la emotividad. Tarea no menor que exige del concurso organizado y constante de múltiples actores como la academia, familias, líderes, Gobierno, periodistas y medios, entre muchos otros, con buen ejemplo y pedagogía.

El modelo de negocio de los medios de información
Un ejercicio periodístico responsable supone un permanente impulso hacia nuevos lenguajes, explorar nuevas formas de hacer las cosas, una constante identificación de oportunidades, una apuesta permanente por la modernidad y las tendencias y los recursos proporcionados al tipo de cubrimiento, investigación, análisis y difusión que se pretenda, y, por tanto, la consolidación de fuentes que conduzcan a la sostenibilidad, ojalá rentabilidad, y ciertamente a la competitividad de la actividad en el corto, mediano y largo plazo.

A causa de la transición global por la que atraviesan hoy todas las industrias, la mayoría de ellas han tenido que adaptar sus negocios para que respondan a las nuevas necesidades, a audiencias, públicos y clientes distintos y a variadísimas tendencias y hábitos de consumo, a preferencias y criterios de elección y selección de toda índole, en infinidad de mercados diferenciados e hipersegmentados y en constante estado de evolución.

Esta realidad compleja ha hecho que los medios de información también deban repensar constantemente sus modelos de actividad y operación, lo cual exige un costoso y desgastante proceso de experimentación continua.

Por ello, la generación de información instantánea, multiformato y multiplataforma de calidad, completa, confiable y creíble, requiere no solo de un equipo periodístico robusto, sino de un capital suficientemente potente para sostener esta forma de hacer periodismo, y siempre con la condición de no distorsionar la independencia de la información en el proceso de consecución de los recursos económicos.

Los medios de información tendrán que hacer esfuerzos monumentales y patentes –y perseverar en ellos–, para lograr sobrevivir demostrando su independencia

Por años, los medios de información han financiado principalmente su operación con los ingresos que provienen de la publicidad, procurando mantener su imparcialidad, justo criterio y profesionalismo, con las dificultades y líneas grises que esto conlleva, en aras, precisamente, de la credibilidad como máximo valor del oficio periodístico.

Pero esos dineros de la publicidad se han desviado y dispersado entre nuevos jugadores con tarifas muy bajas y mayor efectividad masiva y más fácilmente medible como las plataformas tecnológicas y las redes sociales. Esa dramática disminución en los ingresos y las mayores condiciones que exigen los anunciantes que aún pautan en los medios de información comprometen sus campos de acción y de maniobra.

El periodismo también ha requerido, y desde siempre, que los consumidores tengan la voluntad de pagar una suscripción por un contenido relevante, diferencial, de calidad, verídico y suficiente que le permita al oficio seguir cumpliendo con su objetivo social. Y esa voluntad y capacidad de las audiencias, así como ese diferencial a cargo de los medios, son hoy por hoy exigencias cada vez más patentes, y también más complejas, dada la infinidad de ofertas disponibles, lo que determina un mercado altamente competido tanto de medios de información como de entretenimiento y cultura.

Los medios de información están buscando monetizar su trabajo retribuyendo a sus consumidores ofreciéndoles contenidos de valor, nuevos formatos y en algunos casos opciones de suscripción al producto que se ajuste a sus preferencias en términos de contenido y tipos de plataformas. Por eso experimentan, revisan y ajustan permanentemente sus modelos, productos, costos, nóminas, lo que acarrea la toma de decisiones difíciles, sobre todo en materia de recursos humanos.

El estado de transición que viven así las casas periodísticas no es distinto al de los retos y desafíos que, en el pasado, como hoy, han representado para todos los jugadores de los mercados, las grandes revoluciones que han cambiado y siguen cambiando el mundo. Y estos procesos de experimentación, de prueba y error, también demandan sólidas estructuras de capital y liquidez. Pero a diferencia de muchas industrias y negocios, el posible cierre de la actividad periodística es un lujo que la sociedad no se puede dar.

Como consecuencia de todo esto, en el entorno cambiante e incierto que nos rodea, es pertinente afrontar con la mayor seriedad y profundidad la discusión sobre el futuro de los medios de información y el papel que cada quien, dueños, directores, periodistas, audiencias, anunciantes y el Estado, tiene en su supervivencia y prevalencia.

Futuro de los medios de información y del oficio
Para garantizar y defender el derecho a la información y el legado de los medios de información, todos deben poner de su parte.

El cambio en los paradigmas evidencia que para el futuro de los medios de información es necesario que todos los actores se reconozcan como un todo, responsable de garantizar y defender el derecho a la información y la libertad de prensa.

Probablemente la producción de contenidos especializados y locales, orientados a satisfacer las necesidades de audiencias cada vez más empoderadas, marcará una ruta para la consolidación y sostenibilidad de plataformas informativas que promuevan un periodismo responsable que forme opinión, resulte útil en la cotidianidad, determinante en circunstancias críticas y propenda por un público con criterio, responsable y satisfecho.

La Asociación Colombiana de Medios de Información Ami existe, se justifica y se dedica a trabajar por alcanzar un propósito superior que se cohesione alrededor de un anhelo común, para rescatar la verdadera misión del periodismo, asegurando la permanencia de la función social que tanto, y con toda razón, se le reclama.

Los medios de información tendrán que hacer esfuerzos monumentales y patentes –y perseverar en ellos–, para lograr sobrevivir demostrando su independencia, y adaptándose a dinámicas y tendencias de consumo, pero sin perder su orientación correcta: el ejercicio periodístico que contribuya a la construcción de país y de una mejor vida en sociedad, en función de la gente y sus necesidades. Ese es su origen, esa es su misión y ese deber ser su compromiso incondicional, y por el cual deberá rendir cuentas.
Foto: Austin Distel/Unsplash
Fuente: Diario El Tiempo

Continue Reading

Más Vistas