Connect with us

Economia

Alerta empresaria: los nuevos aumentos de impuestos fulminarán el repunte y provocarán más inflación

Avatar

Published

on

 Ganancias pasará a una tasa efectiva del 40% y las provincias subirán Ingresos Brutos. Las medidas van en la dirección contraria a lo que reclama el sector privado, que considera estas medidas contrarias a la inversión y generación de empleo
Ganancias: las empresas que presenten una utilidad mayor a 2,6 millones de pesos anuales volverán del 30% al 35 por ciento (FOTO/Archivo)

La voracidad fiscal en la Argentina no tiene límites. Los nuevos cambios que se avecinan demuestran que la clase política siempre está dispuesta a seguir subiendo impuestos con tal de mantener su fiesta y evitar el a toda costa el ajuste. Las empresas están exhaustas, el empleo privado hace por lo menos una década que no crece y la inversión se encuentra cerca de mínimos históricos. Pero nada de eso parece relevante: lo único que importa es tratar de sacar agua de las piedras y seguir aumentando la presión impositiva a las empresas que todavía pueden mantener su actividad en blanco.

Las principales cámaras empresarias del país mantendrán reuniones ni bien arranque la semana para poner sobre la mesa las novedades que se avecinan. Se descuentan durísimas críticas ante medidas intempestivas, que según entienden no sólo modifican todo el tiempo las reglas de juego. Pero lo más grave es que se empuja aceleradamente a diversos sectores de la economía a la informalidad. Cada vez son más los que aseguran que la única manera de mantenerse vivos es “negreando”, es decir evitan facturar.

Según cálculos privados, la tasa efectiva del impuesto a las empresas ya roza el 40 por cientoSegún cálculos privados, la tasa efectiva del impuesto a las empresas ya roza el 40 por ciento

La más impactante pasa por la decisión de volver a subir el impuesto a las Ganancias, dando marcha atrás a la reducción que había dispuesto el gobierno de Mauricio Macri.

Como resultado, las empresas que presenten una utilidad mayor a 2,6 millones de pesos anuales volverán del 30% al 35 por ciento. Lo más increíble del proyecto es justamente lo que el Gobierno considera “gran empresa”. Dentro de esa categoría ingresan todas las que ganen en promedio más de…1.500 dólares por mes.

La propuesta original de la reforma tributaria de Macri, que luego por la crisis quedó a mitad de camino, planteaba que a esta altura la tasa de Ganancias debía ubicarse en el 25 por ciento. Sin embargo, ahora vuelve a saltar al 35% y a ese porcentaje se le suma otro 7% (ya existente) cuando se distribuyen dividendos. Según cálculos del tributarista César Litvin, la tasa efectiva del impuesto ya roza el 40 por ciento.

La mayor presión tributaria tendrá los efectos contrarios a los que busca el Gobierno, advierten en las empresas. Aumentará poco la recaudación, es contraria a a la inversión e incentivará la actividad en negro

El oficialismo tiene tres explicaciones (o excusas) para justificar la nueva suba de Ganancias. La primera es que la recaudación adicional servirá para tapar el agujero de reducir el impuesto a los asalariados que ganen hasta 150.000 pesos brutos por mes. Incluso el sindicalismo consiguió que también queden exentos el medio aguinaldo y las horas extra. Otro motivo está relacionado con la progresividad del impuesto, es decir pagan más quienes más utilidades consiguen. Y la tercera (y sumamente discutible) es que la reducción de impuestos que decidió el gobierno macrista no redundó en un aumento de las inversiones, por lo que no vale la pena brindarle esa ventaja a las empresas.

Exactamente una semana antes, el Foro de Convergencia Empresarial le había pedido al Gobierno que equipare las reglas de juego de la Argentina con el resto de los países de la región. Y puntualmente se concentró en el costo impositivo, que “es dos veces más elevado que el resto de Latinoamérica”. El informe “Doing Business” del Banco Mundial del 2019 estableció que la carga fiscal representa 106% de las ganancias de una compañía argentina, contra 65% en Brasil, 36,8% de Perú y 34% de Chile. ¿Qué multinacional estaría tan loca de invertir en un país que tiene el doble y hasta el triple de presión tributaria que sus vecinos?

Todavía más serio para la actividad empresarial es la suspensión del Pacto Fiscal que votó el Congreso. Aunque la noticia fue casi intrascendente, para las compañías puede resultar un golpe mortal. Esta medida no sólo suspende la rebaja de impuestos distorsivos como Ingresos Brutos, que también figuraban en la anterior reforma tributaria, sino que además habilita a las provincias a subirlos. El objetivo sería conseguir unos $70.000 millones extra para hacer frente al aumento del gasto público electoral.

Martín Guzmán, ministro de EconomíaMartín Guzmán, ministro de Economía

Existe una distancia sideral entre la concepción del Gobierno y las necesidades de las empresas. Todo aumento de impuestos está justificado para solventar el gasto de un Estado “fuerte y presente”. Los empresarios lo ven exactamente al revés y exigen que el Estado les saque una pata de encima para volver a crecer.

Ni siquiera los súper precios de la soja ni la recaudación adicional que llegará por el cobro de retenciones (se estima unos USD 2.500 millones extra) fueron suficientes para calmar la sed de recaudar cueste lo que cueste. Ni siquiera alcanzó con el controvertido impuesto a la riqueza, que según el Gobierno podría significar otros $ 300.000 millones adicionales.

No será fácil con semejante presión tributaria que se mantenga la incipiente reactivación que muestran algunos sectores de la economía, como la industria y la construcción. Si bien se trata de un rebote lógico después del derrumbe que generó el cierre total de la economía a causa de la pandemia, la incógnita es hasta qué punto se puede sostener una vez que se haya recuperado buena parte de aquella caída.

En un mundo que compite para atraer capitales, es casi imposible que Argentina pueda atraer a multinacionales para que se instalen en el país. Al contrario, cada vez es más difícil convencerlas para que no abandonen sus operaciones en el mercado local

El panorama no es favorable. Los nuevos aumentos de impuestos al sector privado se suman a un clima ya de fuerte desconfianza de los inversores, escasísima inversión y poca claridad sobre el rumbo de la economía. Para colmo, el acuerdo con el Fondo no avanza y quedaría para 2022, lo que suma otra fuente de inestabilidad, como lo demostró la nueva suba del riesgo país que esta semana llegó a niveles de 1.600 puntos.

Los aumentos de impuestos tendrán, además, incidencia directa sobre los precios y generarán más inflación. En los casos de ingresos brutos y otros gravámenes municipales la relación entre la mayor presión impositiva y las remarcaciones es directa. Las empresas ya no tienen margen alguno para absorber semejantes cargas.

La mejor noticia económica de la semana pasó en realidad por los datos sanitarios. Luego del escándalo por el “Vacuna gate” el Gobierno parece haber reaccionado y aceleró en forma la cantidad de vacunados en la última semana. Con viento a favor, en pocas semanas 16% de la población podría recibir al menos una dosis

Ni siquiera la caída de poder adquisitivo actúa ya como un freno. La fuerte caída del salario real no fue obstáculo para que la inflación de los últimos cinco meses se ubicara por encima del 3% (con picos de 4%). No aflojará en marzo, y posiblemente tampoco en abril.

En medio de estas pálidas, la mejor noticia de la semana para la economía estuvo relacionada con la aceleración de la vacunación. La Argentina viene muy rezagada y apenas un 4,6% de la población recibió al menos una dosis. Pero ya en la última semana hubo 150.000 vacunados y la cantidad de personas inoculadas podría aumentar fuertemente a partir de ahora. Según los cálculos del economista Fernando Marull, entre las dos millones de dosis que están en el país y las tres millones que llegarían de China, podría cubrirse al 16% de toda la población en cuestión de semanas (al menos con una dosis).

Suavizar el pico de una segunda ola de contagios es clave para que se pueda sostener la producción y el comercio en los próximos meses. Se trata de otra variable clave para el objetivo de corto plazo del Gobierno: llegar con el envión de la reactivación económica al menos hasta las elecciones legislativas, en octubre. Lo que sucederá después es casi imposible de adelantar.

autor

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Economia

Club de París: el acuerdo firmado por Kicillof en 2014 costaría al país USD 2.000 millones adicionales en caso de default

Avatar

Published

on

Un incumplimiento obligaría a la Argentina a hacer frente a un millonario resarcimiento a los países acreedores, según lo que se firmó en el acuerdo que el ministro Martín Guzmán intenta renegociar en su gira europea
Axel Kicillof y Martín Guzmán

Un posible nuevo default con el Club de París tendría consecuencias millonarias para la Argentina. No sólo quedarían impagos USD 2.400 millones de la última cuota, que vence en breve, sino que además se sumarían intereses y resarcitorios por nada menos que USD 2.000 millones adicionales. Así surge de las condiciones que aceptó el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, cuando llegó a un acuerdo en 2014 para normalizar la deuda con un grupo de 19 países que integran la organización.

Semejante carga explica la preocupación del actual ministro de Economía, Martín Guzmán, que emprendió una gira en Europa para buscarle alguna salida a esta situación. Ayer se reunió en Berlín con el ministro de Asuntos de Economía y Energía de ese país, Peter Altmeier, y con Lars Hendrik Roller, asesor económico de la canciller Angela Merkel. Hoy se reunirá con el secretario de Finanzas, Wolfgang Schmidt, con el Club de París al tope de la agenda. Cabe recordar que Alemania es el principal acreedor, con más del 37% de la deuda que la Argentina mantiene con el Club de acreedores.

Con reservas menguadas, la intención de Guzmán es evitar la erogación de esos USD 2.400 millones y obtener alguna prórroga adicional, que hoy parece inviable. Pero en caso de no cumplir la deuda se volvería a multiplicar, obligando al país a pagos aún más onerosos en el futuro.

El ministro Martin Guzmán con su par alemán, Peter Altmaier (@Martin_M_Guzman)El ministro Martin Guzmán con su par alemán, Peter Altmaier (@Martin_M_Guzman)

El acuerdo con el Club de París era a cinco años de plazo por deuda que totalizaba los USD 9.700 millones sin quita, pero también incluía dos de gracia a una tasa mínima en caso de que la Argentina no estuviera en condiciones de cancelar todas las obligaciones en 2019. Ese plazo se cumple ahora y resta hacer frente a la última cuota.

Un informe del banco de inversión BTG Pactual detalló a sus clientes cuáles serían las consecuencias del incumplimiento. Si bien el pago debe efectuarse a fin de mayo, en realidad hay otros 60 días adicionales de plazo para ponerse al día sin que se considere un default. Es decir hay tiempo hasta el 31 de julio para pagar la última cuota sin caer en un incumplimiento.

Cumplido ese período se ponen en marcha distintas cláusulas, que la entidad detalla de la siguiente forma. El Club de París cobrará un interés básico más otro compensatorio de 3% más 4,5% anual. Pero además se cobrará otro concepto denominado “interés final” del 9% anual capitalizado, que se cobrará en forma retroactiva a mayo de 2014. Ambos conceptos sumarían cerca de USD 2.000 millones, lo que agregaría otro 83% sobre la deuda que eventualmente entre en default.

En caso de default a fin de julio con el Club de París, la Argentina quedaría obligada a pagar una tasa de 9% anual capitalizable desde 2014 hasta ahora (siete años) por el monto impago. Además, se aplican intereses y punitorios. La cláusula “leonina” fue firmada por Axel Kicillof como ministro de Economía

Se trata de condiciones “leoninas” que en su momento aceptó pagar el ahora gobernador de la provincia de Buenos Aires. En su momento, Kicillof fue criticado por no haber conseguido una quita de la deuda y por el corto plazo negociado para el repago. Sin embargo, casi nadie había reparado en los duros castigos que debía enfrentar la Argentina en caso de incumplir el acuerdo.

Los problemas para la Argentina no sobrevendrían sólo por un aumento de la deuda. Sucede que los países que integran el Club de París (la mayoría europeos, pero también otros como Japón) también cortarían líneas que agencias de crédito otorgan a exportadores argentinos, agravando aún más los problemas de competitividad del país.

Las negociaciones con el Club de París y con el FMI definirán hasta qué punto la Argentina está en condiciones de recuperar el acceso a los mercados financieros. “No hay forma que un país con bonos rindiendo 20% anual en dólares pueda lograr que la economía crezca”, explicó el financista Marcelo Blanco. “Un mal manejo del crédito externo –agregó- afecta directamente el bienestar de sus ciudadanos”.

autor

Continue Reading

Economia

Falabella cerrará sus últimas tres sucursales en la Argentina: bajará las persianas en Unicenter, la calle Florida y la ciudad de Rosario

Avatar

Published

on

Empleaban a unas 500 personas. La empresa aclaró que seguirá operando en el país a través de su portal de e-commerce
Sólo quedaban tres tiendas en funcionamiento

La empresa de tiendas departamentales se acerca a completar su larga y agónica salida de la Argentina. Hoy, la firma informó a sus empleados que cerrará sus últimas tres sucursales: la del shopping Unicenter, la de la calle Florida y la de Rosario. Continuará en el país con venta online.

“En el contexto del plan que Falabella está llevando a cabo para hacer sustentable su operación en Argentina, la Compañía cerrará las tiendas por departamento ubicadas en Rosario, Martínez y en la calle Florida en la Ciudad de Buenos Aires”, dijo la firma a través de un comunicado.

“Al igual que en los casos anteriores, este proceso contempla un plan de retiro voluntario para todos los colaboradores de las tiendas que cesarán sus actividades. Falabella seguirá operando a través del e-commerce”, agregó el breve texto.

Finalmente, la firma chilena abandonará su local del shopping UnicenterFinalmente, la firma chilena abandonará su local del shopping Unicenter

Fuentes del sector calcularon que las tres sucursales en cuestión empleaban en total a unas 500 personas.

A mediados de septiembre del año pasado, Falabella había anunciado oficialmente que se encontraba evaluando “opciones de rentabilización” de las operaciones de sus filiales en la Argentina, que incluían el ingreso de un socio estratégico. También señalaban que a partir de ese momento comenzaban un proceso de cierre de algunas de sus tiendas en el país y un plan de retiro voluntario para sus empleados. La empresa chilena dueña de Falabella también anunció en ese momento la posible venta de la cadena Sodimac, su negocio de venta de materiales para la construcción.

Desde entonces, sus directivos exploraban distintas alternativas para continuar la operación. Por ejemplo, se contemplaba la posibilidad de conseguir un socio estratégico que invirtiera en el negocio y acompañara en su reformulación. También se encontraba abierta a la posibilidad de encontrar compradores.

Pero mientras estos intentos se llevaban a cabo, la empresa aceleraba el cierre de locales ubicados en zonas céntricas de distintas ciudades del país que fueron las más golpeadas durante la pandemia.

La cadena de tiendas departamentales llegó a tener 10 sucursales en todo el país. Las tres que se cerrarán eran las últimas que quedaban.

Según contaron representantes sindicales de trabajadores de la sucursal de Rosario, las persianas de los locales aún abiertos bajarán por última vez en “unos 60 días”.

Imagen de archivo de una tienda Falabella en la ciudad chilena de Viña del Mar. En enero la compañía presentó un plan de inversiones por USD 800 millones que no incluye a la Argentina. REUTERS/Rodrigo GarridoImagen de archivo de una tienda Falabella en la ciudad chilena de Viña del Mar. En enero la compañía presentó un plan de inversiones por USD 800 millones que no incluye a la Argentina. REUTERS/Rodrigo Garrido

El Sindicato de Comercio lamentó los cierres de las últimas tres sucursales de Falabella en el país. “Asimismo, desde la entidad gremial se está supervisando el cumplimiento de los derechos de los trabajadores y se exigirá que la empresa garantice el pago de la totalidad de las indemnizaciones correspondientes”, expresó el gremio.

“Hoy nos llegó el comunicado de la empresa. No sabemos bien cómo se van a pagar las indemnizaciones y eso genera mucha preocupación”, dijo Juan Gómez, secretario de Empleados de Comercio de Rosario, durante una entrevista a Radio 2 de Rosario. “Es una decisión política, no hay problemas de recaudación o venta, es una decisión del grupo. Es un combo, la tasa de retorno no es la prevista, en su país de origen tienen menos ingresos y deciden irse del país”, agregó el dirigente gremial.

Falabella desembarcó en la Argentina en la década de los 90 y llegó a tener diez tiendas en el país: tres en Capital Federal, tres en la provincia de Buenos Aires y cuatro en el interior: Córdoba, Mendoza, Rosario y San Juan. El año pasado, cerró su local ubicado en Florida 343, en el centro porteño, y dos que se encontraban dentro de los shoppings Dot y Tortugas Open Mall.

Según el último informe de resultados financieros de la compañía, el negocio de la empresa en la Argentina durante los primeros nueve meses de 2020 tuvo una disminución de 25,9% a nivel de ingresos, principalmente por las restricciones sanitarias durante la pandemia.

Además del efecto de la pandemia, que derrumbó las ventas de los locales de grandes superficies, el modelo de negocios de la firma chilena sufre particularmente los controles de cambio dado que buena parte de su oferta es importada. Por eso deja el país mientras invierte en otras partes de la región.

A mediados de enero pasado, el directivo argentino Gastón Bottazzini, que ocupa el cargo de gerente general de Falabella en Chile, presentó un plan de inversiones por USD 800 millones para 2021, que no incluyó a la Argentina. “Tiene un porcentaje muy relevante dedicado a la construcción de nuevas tiendas, desarrollo de la franquicia Ikea, el desarrollo de Sodimac en México y algunas nuevas tiendas en Brasil, el desarrollo de Tottus en Perú, algunas nuevas tiendas en Chile y también, el desarrollo de lo que soporta todo eso, que son los centros de distribución y las nuevas ubicaciones”, señaló al diario chileno La Tercera.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Economia

Jubilados y pensionados: qué bonos y beneficios tendrán a partir de abril

Avatar

Published

on

El bono de $1500 alcanzará al 70% de los beneficiarios del sistema previsional y se suma al plus de contención dispuesto para las víctimas de incendios forestales en Chubut.

Se oficializó el subsidio extraordinario de $1500 que será percibido por un universo 5.900.000 jubilados y pensionados a partir de abril próximo. El bono alcanza al 70% de los beneficiarios del sistema previsional y se suma al plus de contención dispuesto para la victimas de incendios forestales en Chubut.

Se oficializó a través del Decreto 218/21 publicado el viernes pasado en el Boletín Oficial el otorgamiento de un bono extraordinario para jubilados y pensionados de $1.500, que será abonado en los meses de abril y mayo próximo según los criterios que determina la norma publicada.

Lo percibirán aquellos titulares que cobran un monto de hasta $30.857,16 por la suma de los haberes de todas sus prestaciones actuales.

Sin embargo, si perciben un importe mayor a $30.857,16 el monto del bono extraordinario será la suma necesaria para alcanzar los $32.357,16 (es decir un haber jubilatorio mínimo y medio).

Jubilados y pensionados: quiénes cobrarán el subsidio extraordinario de $1.500 en abril y mayo

Un ejemplo práctico para saber cuánto se va a cobrar con bono extraordinario

El titular que cobra sumando todas sus prestaciones $30.000, recibirá un bono extraordinario de $1.500 en abril y otro de igual importe en mayo.

Sin embargo, si la suma de todos los beneficios que percibe da $32.000, el subsidio extraordinario solo será de $357,16.

Vale recordar que esta asistencia extraordinaria será otorgada a:

  • jubilaciones,
  • pensiones contributivas y
  • pensiones asistenciales, con beneficios vigentes en el mismo el mes de pago.

No serán alcanzadas las personas bajo los Regímenes de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Policiales o del Servicio Penitenciario de las Provincias si fuera único beneficio.

Por su parte, los subsidios a abonar no serán susceptibles de descuento alguno ni computables para ningún otro concepto. Calculándose en junio el próximo ajuste por movilidad solo sobre los haberes iniciales, es decir, sobre $20.571,44 que es haber mínimo para los meses de marzo, abril y mayo próximos.

 

Otros beneficios que llegan en abril

Por su parte, este beneficio extraordinario será adicionable con el plus dispuesto por ANSES para todas familias que se vieron afectadas por los incendios forestales en Chubut.

Específicamente, en abril próximo, dichos grupos recibirán una ayuda adicional si cobran prestaciones del organismo y habitan las localidades de

  • Lago Puelo
  • El Hoyo
  • El Maitén
  • Epuyen
  • Cholila

Privilegios para Cristina y migajas para todos (nosotros)

De esta manera, los titulares de jubilaciones, pensiones y Pensiones No Contributivas (PNC) que perciban hasta $41.142 (dos haberes mínimos) percibirán además un plus de $14.400 que se le suma también a los $1.500 a percibir en abril y mayo si sus haberes no superan $30.857,16.

También a dichas familias se le duplicará el pago de la Asignación Universal por Hijo (AUH), Asignación Universal por Embarazo (AUE), Asignaciones Familiares (incluyendo cónyuge) y Prestación por Desempleo en caso que igualmente perciban tales beneficios.

 

* Abogada, Estudio Bezares, Parrota y Asociados

FUENTE : PERFIL

Continue Reading

Más Vistas