Connect with us

Sociedad

Alerta en Instagram por una abundante oferta de contenido sexual

Published

on

La tendencia crece en el mundo virtual, desata debate y preocupa a los expertos.

Están ahí. Son miles. Las fotos se mezclan entre las imágenes de perritos, de paisajes y del mate perfecto que acaba de cebar un abuelo. Instagram se transformó desde hace un tiempo en un difusor sin igual de contenido. Cada día, mil millones de personas en el mundo lo utilizan sin pausa; sin embargo, detrás de su cara amable se esconde un hábito que enciende alertas: la difusión y venta de material de contenido sexual amateur.

Se trata en su mayoría de mujeres (también hay hombres) que no superan los 30 años y que tienen miles de seguidores. Varias rozan el millón. Muestran su cuerpo hasta donde la red les permite, con imágenes muchas veces que llevan emoticones para ocultar sus zonas íntimas. El objetivo es la venta de “packs”, que es como se llama a los “paquete” que incluyen fotos, videos y hasta gifs en donde se ven a las jóvenes desnudas, incluso teniendo relaciones o haciendo juegos de índole sexual.

Una de las miles de cuentas de Instagram, que ofrecen imágenes a cambio de dinero. Los expertos afirman que el fenómeno existe porque hay una demanda. Pero que pocas veces se pone "el foco" en los consumidores.

Una de las miles de cuentas de Instagram, que ofrecen imágenes a cambio de dinero. Los expertos afirman que el fenómeno existe porque hay una demanda. Pero que pocas veces se pone “el foco” en los consumidores.

Dicen que se fotografían ellas mismas, en sus casas, dentro de la habitación, arriba de la cama, en el comedor o la cocina. No se sabe cuántas de ellas lo hacen bajo el control de alguien más que luego se queda con lo recaudado. Apoyan el celular y utilizan el temporizador para tener tiempo de posar. Algunas prefieren contratar un fotógrafo profesional para que las imágenes sean de mejor calidad. Aseguran que es una práctica segura porque no tienen contacto directo con clientes, sino que solo es de manera virtual. No es prostitución -aclaran-, sino erotismo y pornografía casera.

Escándalo en La Plata por videos hot: una empleada municipal dice que la echaron por webcams porno

La forma en la que se comercializa funciona así: publican fotos en los perfiles o las historias de la red social (esas que duran sólo 24 horas), sin ser explícitas, porque conocen las reglas de la plataforma para evitar ser bloqueadas. Son imágenes que van al límite de lo permitido. Pero allí existe un detalle, una invitación a escribir por privado. Una vez que se genera ese contacto por el chat se llega a un acuerdo y el material se envía luego por mail, a través de un link o por WhatsApp, ya fuera de Instagram.

Instagram se convirtió de manera repentina en un escenario de oferta de sexualidad.

Instagram se convirtió de manera repentina en un escenario de oferta de sexualidad.

Los precios de esos packs varían dependiendo lo que se pida. En general van desde los $ 1.500 que son por ejemplo diez fotos y dos videos de no más de un minuto de duración en donde se muestra un baile erótico. A partir de ahí cada negociación dependerá hasta dónde esté dispuesto quien produce el contenido y hasta cuánto quiere pagar el que desea el material. Son varias las que ofrecen por ejemplo un video teniendo sexo con sus parejas. Eso cuesta más caro y si es dentro del paquete puede llegar hasta los $ 5.000. Algunas cuentan que llegaron a juntar más de $ 100.000.

Dentro de ese universo están quienes aseguran lo hacen porque de esa manera pueden pagar sus estudios, el alquiler del departamento o viajar por el mundo. Pero también existe el riesgo de terminar formando parte de una red de venta de material porno o que regenteadores las busquen para acosarlas. No hay manera de chequear si todas son mayores de edad y tampoco hay forma de saber cuántos años tienen las personas que solicitan el material. La mayoría son cuentas públicas de libre acceso.

La forma en que se ofrecen los "packs" de fotos y en las mismas historias, a continuación, la manera en que se pueden pagar. Hay miles de cuentas de este tipo en Instagram.

La forma en que se ofrecen los “packs” de fotos y en las mismas historias, a continuación, la manera en que se pueden pagar. Hay miles de cuentas de este tipo en Instagram.

Clarín habló con las autoridades de Instagram. Desde Estados Unidos admitieron que conocen la práctica y aseguran que no pueden hacer nada para combatirlo: “El contenido sexual explícito está prohibido, las cuentas que no cumplan con nuestras políticas podrán ser eliminadas”, dicen. Agregan que en Instagram se ofrecen millones de productos y servicios y que existe un equipo especializado y avanzado que controla todo lo que se publica en la plataforma.

Dicen también que no hay manera de controlar todo lo que ocurre por fuera del sitio. Si la venta de estas imágenes se da de manera privada ya no hay forma de intervenir: “No es algo que preocupe porque no ocurre dentro de Instagram”, afirman.

Pese a que no hay un registro, son cientos los perfiles que existen en Argentina que alternan fotos cotidianas con la promoción de material erótico. Este diario intentó comunicarse con decenas de estas chicas, aunque sólo dos respondieron. Fiuna Laino es una de ellas. Tiene 27 años y trabaja además en el sitio celeb.tv que es junto a Patreon, dos plataformas que sirven, entre muchas otras cosas, para generar contenido erótico sexual para vender.

Instagram se convirtió de manera repentina en un escenario de oferta de sexualidad.

Instagram se convirtió de manera repentina en un escenario de oferta de sexualidad.

“Empecé haciéndolo porque me gustaba, pero de repente me empezaron a llegar mensajes de hombres y mujeres en donde me pedían si tenía más fotos, si había forma de pagarlas. Entonces me di cuenta que había un negocio del cual salgo beneficiada. Amo mostrarme como soy, amo mi cuerpo y con él hago lo que quiero”, dice y agrega: “No me siento un objeto, no me siento cosificada. Creer que uno se convierte en cosa sexual por mostrar su sensualidad, es como creer que un cómico al mostrar su humor pueda convertirse en una cosa que solo hace reír y que no piensa, que no siente o que no respira. Yo me quiero mostrar, me disfruto, me muestro”.

Su forma de trabajo parece sencilla, pero necesita estar pendiente de las redes sociales casi las 24 horas del día. Ella es quien contesta los mensajes, se toma las fotos, las sube al sitio y luego cobra. En celeb.tv, dice, se conecta con los usuarios que se suscriben pagando una mensualidad. Es por eso que ella debe subir entre tres y cuatro fotos por día para cada categoría: “Son distintos niveles, el básico tiene una cierta calidad de imágenes hasta el nivel más alto que tiene desnudos totales. Yo no hago porno, pero ahí cada uno es libre de hacer lo que quiera”.

En ese sitio también existe la posibilidad de contactarse y realizar chats y videollamadas que cuestan unos 9 dólares por minuto. Lo que ocurre allí es totalmente privado entre las dos personas.

Instagram se convirtió de manera repentina en un escenario de oferta de sexualidad.

Instagram se convirtió de manera repentina en un escenario de oferta de sexualidad.

Para el médico psiquiatra, Enrique Stola, las mujeres practican esta actividad porque hay hombres que lo consumen. Hombres que fueron educados de manera tal que creen que hay mujeres que están siempre a disposición, sin respetar el cuerpo.

“Quienes dicen que lo hacen porque les gusta exponerse no pueden entender que en realidad profundizan el deseo masculino. Ellas pueden decir que son feministas, pero en realidad tienen una mirada machista”, explica Stola y suma: “No tiene que ver con una patología. Son conductas sociales. Ellas mismas fueron educadas con una mentalidad machista, con códigos relacionados a los hombres que organizaron el mundo”.

“Vivimos en una sociedad donde la imagen y el feedback tiene mucha importancia. Si no, no habría tanta intimidad compartida en redes sociales“, agrega Stola.

La modalidad no es nueva, pero está en pleno auge y crece de manera exponencial. Forma parte del cambio de época que tiene que ver con las nuevas tecnologías y las nuevas formas de relacionarse.

Dede la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX) están al tanto de esta situación y les preocupa: “Nunca se va a poder controlar dónde llegan las fotos que se suben a las redes. Hay que cuidar la privacidad, ya que las imágenes pueden ser vistas por millones de personas que pueden hacer algo bueno y algo malo con ellas”, dice Marcelo Colombo, titular de PROTEX.

“Los riesgos de entrar en esa actividad es que uno ya no tiene más gobierno de ese material y puede caer en manos de personas equivocadas. Hay que dejar en claro que no es una actividad absolutamente naif. A partir de allí pueden extorsionar, utilizar esa imagen de otra manera”, añade Colombo.

Hackearon la red de sitios para adultos Friend Finder

Para ejemplificar lo que dice el especialista vale contar lo que pasó en febrero de este año en México, donde una joven de 19 años se suicidó en el baño de su casa cuando fotos que ella misma había subido cayeron en manos de personas equivocadas que empezaron a divulgarlas por todos lados. Es que la actividad se replica de manera global. México y Colombia son dos de los países donde las autoridades gubernamentales están más preocupadas para actuar ante las reiteradas denuncias que empiezan a llegar.

Bárbara Pardo es otra de las tantas que usa Instagram para publicitarse. Ella además es personal trainer y estudiante de Farmacia. No oculta su “trabajo freelance” como ella misma les dice a las fotos que vende: “Las redes las uso para mostrarme y darme a conocer, es mi publicidad. El objetivo es que luego quieran pagar el pack”. Bárbara utiliza la plataforma Patreon donde el contacto nunca es personal: “Me ofrecieron salir o tener sexo, pero no es lo que busco. Yo no veo a las personas, aunque estoy segura que juntaría mucho más dinero, pero no es mi intención”.

GS

FOTO TAPA : elclarinete.com.mx

Clarin

Continue Reading

Sociedad

DIA MUNDIAL DE LAS REDES SOCIALES

Published

on

El Día Mundial de las Redes Sociales se celebra cada 30 de junio, bajo el objetivo de que cada usuario cuente con herramientas que sirvan como medio de comunicación para mantenerse informado. De esta forma, desde el 2010, se conmemora el uso de las redes sociales como contacto virtual entre individuos, empresas y organizaciones.

Las diferentes plataformas como Twitter, Instagram, Facebook, Telegram, YouTube, entre otros, utilizan internet para convertirse en la fuente de conexión a nivel mundial. Así es como se permite que millones de personas en todo el mundo se mantengan conectados en tiempo y espacio real.

La iniciativa de instituir esta fecha como el Día Mundial de las Redes Sociales tuvo inicio en 2010, gracias al fundador de Mashable, Peter Cashmore, que consideró necesario aplicar una fecha en el calendario para festejar el gran avance de la comunicación y entretenimiento que implicaron las grandes compañías.

Más del 58% de la población mundial utiliza redes sociales actualmente, demostró el informe Digital 2022 realizado por We Are Social y Hootsuite,. Es decir que hay 4.620 millones de usuarios de redes en todo el mundo.

 

Recomendaciones para un uso responsable y seguro de las redes sociales

Respecto a las recomendaciones, los expertos comparten:

  • Pensar antes de publicar. Se debe tener cuenta que, aunque se borre el contenido publicado, seguirá quedando registrado en los servidores. Incluso, cualquier persona que lo haya visto pudo haberse guardado el contenido o haberlo difundido.
  • Configurar la privacidad y revisar los permisos de las aplicaciones. Con esta opción podrías controlar, por ejemplo, quién puede ver el material. Antes de instalar cualquier aplicación se debe desconfiar de aquellas que soliciten autorizaciones que no son necesarias para su funcionamiento.
  • Atender a los virus. El objetivo suele ser robar información. La forma más común es a través de enlaces de supuestas noticias, vídeos o publicaciones falsas. En este sentido, no hagas click en ningún enlace que no sea de confianza y asegúrate de tener instalado un antivirus en tu dispositivo electrónico.
  • Cuidar la identidad digital. En caso contrario se puede robar o suplantar los datos. Para evitarlo, no accedas a tus registros desde equipos compartidos.

Continue Reading

Sociedad

SE LEVANTO EL CORTE DE CAMIONEROS DE BALCARCE EN RECLAMO POR EL GASOIL

Published

on

En la intersección de las rutas 226 y 55, puntualmente en el cruce de Balcarce, aproximadamente 70 camiones reclamaban por la falta de gasoil. Dejaban pasar autos particulares, camiones con frío y con medicamentos, por otro lado, los que llevan cargas de cereales eran frenados.

Hace instantes, el Delegado Regional CNRT Mar del Plata, Cristian Azcona confirmó  que el corte se levantó hace instantes y la circulación de vehículos volverá a la normalidad.

Por su parte, Crisitian Azcona, sostuvo a este medio que se estaba tornando “complicada” la situación, ya que tenían que “cuidar a quienes manifiestan su reclamo y aquellas personas que circulan por ese sector”.

Recordemos que en este sentido, en la semana el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, sostuvo que la falta de gasoil “estaría solucionada en 15 o 20 días” y se garantiza la provisión del combustible “para los laboreos necesarios para la agroindustria”.

 

Continue Reading

Sociedad

QUITA DE SUBSIDIOS E IMPACTO EN LAS EXPENSAS

Published

on

Por el aguinaldo, por la calefacción, porque todo aumenta: cada nueva liquidación de expensas es un golpe al bolsillo. Ahora también podría ser por los servicios públicos. Con el anuncio de otra quita de subsidios, surgen dudas en los consorcios: ¿por dónde ahorrar cuando ya se recortó todo lo posible? ¿Y cómo se cobra tarifa plena o con descuento si un mismo edificio reúne vecinos de ingresos distintos?

Con los aumentos de 2016 y 2017, los consorcios debieron apretarse el cinturón: apagaron calderas por la noche, volvieron intermitentes las luces de pasillos para que estén encendidas solo lo necesario, recortaron horarios de los encargados o los reemplazaron por un empleado de seguridad o un tótem con vigilador remoto. Con otro tarifazo en puerta, ya no se sabe por dónde más ahorrar.

“No llegó ninguna notificación a las administraciones. Pero en el hipotético caso que les quitaran el subsidio a los consorcios, el gasto se multiplicaría entre tres y cinco veces”, estima la administradora Gabriela Saldivia, especialista en Propiedad Horizontal y panelista del programa televisivo Consorcios en La Mira. Para la experta, “lo que más consume electricidad son ascensores y bombas, por lo que cambiar las luces a LED no hace un ahorro significativo”.

Los servicios públicos son una parte importante de las expensas. Según cifras de la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal (CAPHAI), tienen una incidencia de entre un 3% y un 5% del total mensual, que llega a hasta un 7% en los edificios con agua caliente central y a un 12% en invierno para los que tienen calefacción central.

En los consorcios nucleados en la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal (AIERH), los servicios representan de un 25% a un 30% de gastos comunes con sistema centralizado de agua.

No hay muchas opciones de ahorro, solo podría hacerse limitando los horarios de calefacción. Pero los que tienen ese servicio no creo que lo reduzcan porque es su forma de no pasar frío en invierno”, analiza Daniel Tocco, vicepresidente primero de CAPHAI.

Desde la Comisión Directiva de la AIERH tampoco ven muchas alternativas. “No podés reducir mucho las expensas, porque en junio hay nueva escala salarial, el aguinaldo, la calefacción por el invierno. Esos gastos son reales, no pueden no aplicarse”, señala Laura Colucci, una de sus integrantes.

En algunos de sus edificios, se optó por reemplazar la caldera central de calefacción por calderas individuales, una por unidad funcional, para que cada consorcista pueda regular su consumo o suspenderlo por completo. “Pero esto solo puede lograrse en consorcios con pocos departamentos, donde es más fácil ponerse de acuerdo. Algunos vecinos optaron por anular la caldera y calefaccionarse de otro modo, para ahorrar”, explica Colucci.

Detalles de una medida difícil de aplicar

La quita de subsidios al gas y la electricidad será total para usuarios de viviendas con ingresos mayores a $ 350.000, tres autos o tres inmuebles en junio. La suba para ellos será de entre 210% y 220%. Quienes no entren en ese grupo no tendrán más que los aumentos recibidos hasta ahora: 40% para la mayoría de los clientes, y 20% para los jubilados o beneficiarios de tarifa social.

Sin embargo, aún no hay precisiones oficiales sobre si esa quita se aplicará a los consorcios como un todo, en los gastos comunes de gas y electricidad. Una decisión que podría ser polémica si se tiene en cuenta que en un edificio pueden vivir personas que superen el ingreso para dejar de recibir subsidios, y otras que están por debajo de esa línea.

Así nace un gris, porque en el anuncio de la medida se destacó la intención de dar un beneficio al que gana menos. Pero al ser las expensas un gasto común, queda poco claro cómo establecer si el consorcio entero puede llegar a tener el beneficio. De hecho, los descuentos se aplican a particulares, mientras que los consorcios son solo personas jurídicas, no reales.

Mientras tanto, la mayoría de los usuarios ya abonan el aumento del 40%, aplicado este mes: 16% para la electricidad y de hasta 25% para el gas. “Más allá de los subsidios, en un edificio con servicios centrales las expensas van a llegar en julio con un incremento de entre el 15 y el 20% por luz, gas y aguinaldo”, estima Matías Ruiz, presidente de la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal (AIPH).

Estrategias de ahorro

En un edificio de Primera Junta, en Caballito, desde hace años se regula el uso de la caldera que abastece la losa radiante de los departamentos. “La caldera se enciende entre las 7 y las 8 y se apaga entre las 19 y las 20. Debe hacer menos de 13 grados para que el encargado la active. Y si la temperatura supera esa marca antes del mediodía, a las 12 se apaga para ahorrar gas”, explica María Marquez (41), una de las vecinas.

Con los aumentos de gas y electricidad en 2016 y 2017, el consorcio de este edificio decidió bajar la temperatura de corte a 13 grados. Hasta ese momento, la marca estipulada por la asamblea de copropietarios era de 15.

Para muchos, apagar la caldera de la losa radiante trae aparejado tener que echar mano a métodos de calefacción eléctrica, como aires acondicionados frío-calor, caloventores o estufas, con los que “el ahorro que se genera en el gasto de gas se traslada al de consumo eléctrico”, le dice Márquez a Clarín.

La misma vecina agrega que la decisión, a veces, trae alguna polémica menor entre quienes están preocupados por el ahorro y aquellos que empiezan a sentir frío los días que la caldera se apaga temprano y queda así hasta la jornada siguiente.

En marzo de 2018 comenzó a implementarse el plan del Gobierno porteño para reducir costos de expensas. Se eliminaron los certificados “Edificio seguro” y el libro de datos del consorcio. Se espaciaron la frecuencia de fumigación y los plazos de revisión de los tanques de agua. Pero no hay proyecto que aguante a la inflación imperante y a aumentos salariales firmados en mesas paritarias sin representación de consorcistas.

Continue Reading

Más Vistas