Connect with us

Opinión

¿ALGUNA VEZ HABRÁ UN BARACK ARGENTINO?

Avatar

Published

on

El ex presidente y su esposa, como la mayoría de sus antecesores, multiplicaron su fortuna con la venta de sus libros y sus conferencias. El prestigio que multiplica los panes frente al dinero mal habido que se quedan los abogados.

Según una estimación de GoBankingRates, Barack Obama tiene hoy un patrimonio de U$S 40 millones, muy lejos de los 1,3 millones que declaró cuando alcanzó la presidencia. La mitad de esa fortuna la hizo durante los ocho años que ocupó el cargo de presidente, con ayuda de su esposa Michelle, y el resto lo han conseguido ya fuera del cargo y gracias a la habilidad que tiene el matrimonio para gustar y conquistar. Y por el prestigio adquirido en los tiempos en los que era el hombre más poderosos de la tierra y sus decisiones afectaban a todo el planeta.

Obama cobra una pensión como ex presidente de 210.000 dólares anuales, pero este ingreso es el menor de sus ingresos si se tiene en cuenta que por cada una de sus intervenciones como conferenciante recibe alrededor de U$S 400.000.

Como escritor también percibe regalías propias de un best seller. Según Forbes, de 2005 a 2016 recibió 15,6 millones de dólares en anticipos y derechos de autor por La audacia de la esperanza A ti te canto: una carta a mis hijas, y también por Sueños de mi padre, su primer libro de memorias.

Su esposa Michelle ha conseguido generar también ingresos millonarios. «Mi historia», autobiografía que lanzó en noviembre de 2018, se ha convertido en el libro de memorias más vendido de la historia. ¿La razón?…la misma, el prestigio logrado durante su estadía en la Casa Blanca, su don de gentes y su respeto por los demás.

Algo similar ocurrió con el ex presidente James Carter y con el propio Bill Clinton quien, pese a los escándalos de faldas que rodearon su último período en el gobierno, se retiró con una dosis de prestigio y apoyo de sus conciudadanos que lo convirtieron en figura central de las elecciones que ganó justamente Obama.

Mientras Carter ocupó los últimos años de su vida como enviado en misiones de paz de su país a los lugares más lejanos de la tierra, Clinton cobra hoy un cachet de U$S 250.000 por cada conferencia que da dentro o fuera de los EEUU.

Pero no son los únicos casos. Felipe González, ex presidente de gobierno de España, es hoy un activo consultor político en toda América Latina y Europa así como Michelle Bachelet recorre el mundo bregando por las libertades públicas desde su cargo de Alto Comisionado de la ONU.

Y hay más, muchos más, de todas las nacionalidades…menos argentinos.

Mientras muchos de estos hombres y mujeres ven multiplicarse los panes cuando dejan el poder y ello ocurre por el respeto que sus nombres despiertan, los ex presidentes argentinos -con alguna honrosa excepción- deben utilizar mucho de sus fortunas para pagar abogados que eviten que vayan a parar con sus huesos a la cárcel. Aunque rara vez logran que el desprestigio caiga sobre sus espaldas para todo el resto de sus vidas.

¿Corrupción o salvajismo político?, ¿repudio popular o venganza?…vaya uno a saber. Pero lo que es cierto es que este debe ser el único país del mundo en el que sus dirigentes se consuelan diciendo aquello de que «el que se mete en política sabe que echa su honra a los perros». Un disparate conceptual que no por repetido deja de sonar a pretexto.

Tenemos derecho los argentinos a soñar con que algún día nuestros ex presidentes sean reconocidos por el mundo y por nosotros mismos como personas prestigiosas, dignas de ser escuchadas y siempre dispuestos a poner su experiencia al servicio del estado y de la patria.

Y vaya si nos alegraremos si esos valores les son útiles para vivir con dignidad, ganar dinero bien habido y ser merecedores del honor -raro aquí y común en otros lados- de que sus compatriotas quieran escucharlos o leerlos con verdadero interés.

Y no leer sus nombres en las páginas policiales…

LIBRE EXPRESION

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El impuesto a la riqueza es confiscatorio, ahuyenta inversiones y se trata de la idea menos oportuna de la historia

Avatar

Published

on

El capital privado es el único vehículo válido para la generación de riqueza; gravarlo de esta manera lesionará esa capacidad cuando más se la necesita

Carlos Heller y Maximo Kirchner, los impulsores del impuesto

El nuevo aporte extraordinario que se está discutiendo en la Cámara de Diputados tiene una serie de preceptos que desde su génesis representan una expresión de deseos profundamente ideologizada que no respeta los principios básicos de la tributación y que atentan contra la hasta ahora pacífica doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en materia de legalidad, confiscatoriedad y capacidad contributiva. Es un atropello al derecho inalienable de la propiedad privada que se da, además, en un contexto de retracción de la inversión privada en el país y de avance del sector público.

Se está creando un impuesto de manera retroactiva, gravando un patrimonio al 31/12/2019, cuando no había ley, por lo tanto, no hay hecho imponible alguno

Propiedad Privada

Resulta importante recordar que el derecho a la propiedad privada está consagrado en nuestra Constitución a lo largo de su articulado. Es la manifestación básica del estado de derecho y, por esa razón, todo el sistema jurídico argentino se asienta sobre este precepto de las democracias modernas. A partir de él se construye la idea de justicia y equidad y se estructuran atributos de la sociedad que no pueden ser desconocidos bajo ningún punto de vista, ni bajo ninguna excusa. Y mucho menos desde el propio Estado.

Principio de legalidad

El principio de legalidad es el que permite no tener impuestos sin ley. Es tan básico que lleva siglos poniendo límites al Estado para que ningún “monarca” pueda excederse en su pretensión en desmedro su pueblo.

Se trata de una expresión de deseos profundamente ideologizada que no respeta los principios básicos de la tributación

Esta definición tan simple no parece haber sido tenida en cuenta en la discusión del llamado impuesto a la riqueza. Se está creando un impuesto de manera retroactiva y gravando un patrimonio al 31/12/2019, cuando no había ley. O sea, no hay hecho imponible.

Esto ya ha sido recogido por la doctrina que ha ratificado un principio básico de la Carta de Juan sin Tierra del año 1215. Sí, del año 1215. Han existido grandes tragedias en la historia desde aquel momento como para que esta pandemia nos haga desconocer nuestro sistema de derechos. Hacerlo parece una perspectiva utópica, desubicada, simplista y poco inteligente.

No confiscatoriedad

El pretendido impuesto a la riqueza recae sobre el mismo sujeto, en el mismo lugar y al mismo momento que el Impuesto sobre los Bienes Personales. Por eso, podrán ponerle el nombre más creativo e inspirado que quieran nuestros diputados, pero lamentablemente se trata del mismo tributo. Claro, potenciado y en contra de los propios contribuyentes.

Bajo esa definición se puede aplicar la defensa de la no confiscatoriedad como un límite totalmente objetivo y determinable. Sin esos límites al Estado se está violando el derecho sustancial a la propiedad, llevándonos sin escalas a pensar en el reino del revés de Maria Elena Walsh. Sin eufemismos, literal.

Este proyecto que se está debatiendo, y que se va a aprobar, es un atropello a las garantías constitucionales, está profundamente ideologizado y cuyas consecuencias serán la judicialización, y un repelente de la inversión privada

En varios fallos –como “Harilaos de Olmos, Adelia”, 31/10/45–, la Corte consideró configurada la confiscatoriedad (en el caso de impuestos patrimoniales) cuando absorbe una parte sustancial de las utilidades producidas por el bien gravado (inmueble en el caso), así como aquellas que constituyen al rendimiento normal medio de una correcta explotación del mismo.

Capacidad Contributiva

La capacidad contributiva es aquella manifestación legal que determina que “si no existe no hay impuesto”.

Partir de la capacidad contributiva es lo que permite que se pueda magnificar la capacidad de pago de los ciudadanos. El Estado puede pretender un impuesto del 100% sobre un determinado bien, pero si ese bien no existe, lo recaudado será cero.

Esta definición ha sido consagrada en nuestro país a partir de la doctrina. No surge de la literalidad de un artículo específico de la Carta Magna, pero sí de su hermenéutica. Es un pilar básico del Estado de Derecho.

La falta de un discurso consistente hacia el futuro económico del país hace que sea prácticamente imposible saber cómo se va a afectar la recaudación directa de este impuesto en desmedro de la recaudación futura

En este proyecto de impuesto a la riqueza se pretende alcanzar una capacidad contributiva que ya no existe, dado que la fotografía que se le sacará al patrimonio de los contribuyentes es al 31 de diciembre del año pasado. En la causa “Navarro Viola” (19/12/1989) la Corte así lo entendió. Ese caso trata del impuesto a los activos financieros sancionado en junio de 1982, que gravaba los activos financieros de propiedad de personas físicas al 31/12/1981. La demandante había donado los activos en abril de 1982. La Corte consideró que no tenía la capacidad contributiva requerida por el impuesto.

Este proyecto que se está debatiendo, y que se va a aprobar, es un atropello a las garantías constitucionales, está profundamente ideologizado. Sus consecuencias serán la judicialización y un repelente de la inversión privada.

Por su parte, incorporar sujetos no residentes que poseen inversiones en el país, como se pretende, lesiona la capacidad de inversión de esos recursos en el flujo de los negocios, pues de ninguna manera se descontarán de la fortuna del accionista. El impuesto saldrá de la caja de un negocio que debería invertir en lo que hace, no en el Estado.

Asimismo, la falta de un discurso consistente hacia el futuro económico del país hace que sea prácticamente imposible saber cómo se va a afectar la recaudación directa de este impuesto en desmedro de la recaudación futura. El capital privado es el único vehículo válido para la generación de riqueza; gravarlo con un impuesto de estas características lesionará esa capacidad en el momento en el que más la necesitamos.

Por último, vale aclarar que toda la dirigencia política, incluso la oposición, presentó un proyecto para gravar a estos patrimonios sin proponer ninguna alternativa que realmente facilite la creación de empleo y aliviane el peso del Estado en esta raquítica y agonizante economía.

Estoy en contra de este impuesto. Y no por defender a los ricos, si no porque pienso todos los demás argentinos.

El autor es fundador de Sasovsky & Asociados

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

¿EL DÓLAR?: SENCILLO COMO LOS NIÑOS

Avatar

Published

on

Las medidas del gobierno para frenar la compra de dólares por parte de la población no son otra cosa que un intento desesperado por frenar la sangría de reservas de un BCRA agotado. Muy desprolijo.

 

Desde hace semanas se especulaba con que el gobierno buscaría frenar el drenaje constante de reservas que producía el dólar ahorro. Y evidentemente en eso andaban…

Ayer mismo sosteníamos en estas páginas que el dólar ahorro había llegado para quedarse mucho tiempo, seguros de ello por las afirmaciones oficiales de que así sería y puntualizando en la nota el nivel de recaudación fiscal que su presencia representaba.

¿Cómo puede entonces tomarse una medida tan desprolija, con tantas señales contrapuestas y más preguntas que respuestas por parte de la gente y los mercados?. Vaya como ejemplo el hecho de que en la resolución de la AFIP se sostiene que el nuevo régimen entra en vigencia en el día de hoy y en la del BCRA fija esa fecha en el 1° de setiembre. Esto solo fue suficiente para que hoy nadie supiese que hacer y los bancos se encontrasen con la necesidad de acomodar sus sistemas informáticos sin saber que fecha aplicar a las operaciones.

Las expectativas acerca del techo que puede buscar el dólar blue es otro de los items que pone en duda la eficiencia de la maniobra oficial. Y aunque sería prudente esperar algunas semanas para ver el resultado final todo hace pensar que el paralelo va a buscar un nuevo precio y que, de no mediar la aparición de alguna medida política que sirva para calmar os nervios del mercado, la nueva cotización puede ser sorprendente. Pero…¿cuál medida puede lograr un efecto balsámico si viene de un gobierno que hace apenas 24 hs., y en boca del propio ministro de Economía Martín Guzmán, aseguró que no habría ninguna nueva restricción para la compra del dólar ahorro?.

Habrá que esperar ahora una batería de medidas complementarias que sirvan para entender el nuevo escenario. Pero todos percibimos que esta decisión -que además calca aquel principio de un cepo que ya lleva siete años allá por 2013 cuando a instancias de Ricardo Etchegaray la entonces presidente Cristina Fernández ordenó a Axel Kicillof su implementación- es solo una nueva vuelta de tuerca a la Argentina que vive mordiendo su propia cola. Y que tendrá los mismos resultados que cosechó hasta ahora.

En la cuestión del dólar parece necesario entonces aplicar aquello de «sed sencillos como los niños» que Jesús espetó a sus apóstoles cuando estos complicaban con sus interpretaciones el análisis de las cosas más simples: el problema argentino fue, es y tal vez sea para siempre que gasta más dólares de los que produce, desprecia el valor de su propia moneda y deja todo en manos de un estado ineficiente y prebendario.

Es decir, hace todo lo contrario de lo que es necesario para lograr un desarrollo constante y sostenido. Como si el cepo se lo hubiésemos puesto a nuestra inteligencia y a nuestro destino.

Nada menos….

FUENTE LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Opinión

¿A quién le sirve tanto enfrentamiento en la sociedad?

Avatar

Published

on

La creciente tensión que se vive en la Argentina parece calzar a la perfección a quienes miden las posibilidades políticas a partir de una sociedad quebrada.

Partamos de una afirmación: Mauricio Macri, Cristina Fernández de Kirchner, así como sus principales espadas, pueden ser más o menos egocéntricos, caprichosos, amantes del poder por sobre todas las cosas, limitadamente respetuosos del orden constitucional…pero no son tontos. Nadie llega a la presidencia de la república siéndolo, aunque haya en la historia varias muestras de aquellos que, una vez en el poder, lo parecieron.

Leen la realidad tal cual es y deciden en consecuencia. Si conviene o es necesario modificarla, ambos ex presidentes buscarán producir los hechos que sean útiles a sus designios. Pero si por el contrario concluyen que el escenario existente es el que más posibilidades les brinda, no dudarán en mantener un status quo que les permita acceder a los objetivos.

La pandemia, como disparador de un hartazgo previo, produjo en sus primeras semanas un efecto que muchos deseaban pero nadie atinaba a encaminar: por un corto tiempo pareció que la grieta que divide a la sociedad comenzaba a cerrarse.

La imagen del presidente compartiendo escenario con Horacio Rodríguez Larreta, la cordialidad y el trabajo en conjunto y la búsqueda de un objetivo común ponían frente a los ojos de los argentinos ese país que sigue siendo el sueño de una inmensa mayoría silenciosa que solo raramente sabe hacerse escuchar.

Pero ese país que corría al encuentro no le servía a ninguno de los dos líderes…

Ambos saben que mantienen un férreo manejo de un tercio de los votantes, por lo que solo será necesario convencer a la mayor cantidad posible de los integrantes del restante para lograr o consolidar sus objetivos políticos. Y por eso Cristina tironea, con notorio éxito, a Alberto Fernández hacia posiciones extremas y Mauricio exagera los gestos para poner en evidencia su actual lejanía del Jefe de Gobierno de la CABA. Alejar al presidente de Larreta, y viceversa, garantiza un escenario en el que las cabezas políticas de ambos espacios seguirán teniendo el protagonismo.

Solo la inteligencia de los moderados y la sociedad independiente expresándose con claridad podrá, en un tiempo prudencial que no aparece hoy fácil de determinar, volver las cosas a ese «antes» que se rompió con el anuncio de la quita de fondos coparticipables a la ciudad de Buenos Aires pero que claramente ya venía crujiendo desde que Cristina levantó el perfil y Macri volvió al país. Ambos percibieron el peligro que para ellos representaba el corrimiento de la sociedad hacia el terreno del acuerdo y rápidamente obraron en consecuencia.

Y lograron su objetivo. Ese que una vez más hace certero el adagio que sostiene que los polos se atraen o la regla que afirma que las paralelas se juntan en el infinito….

Solo a ellos le sirve que las cosas sean así y se disponen, con la fuerza de sus liderazgos, sus mañas y miseria, a arrastrarnos a todos al fango de su Argentina partida al medio.

Aunque todos terminemos perdiendo el presente y seguramente el futuro.

ADRIAN FREIJO

Continue Reading

Más Vistas