Connect with us

Salud

Análisis de los expertos: por qué la cuarentena más larga del mundo no sirvió

Published

on

Argentina suma 40.000 muertes por COVID-19 en tan solo 9 meses desde la llegada del virus al país. ¿Qué cosas fallaron para tener un elevado número de fallecidos y estar en los primeros lugares del mundo?

La cuarentena permitió al principio reforzar el sistema de salud en todo el país, pero  su prolongación por tantos meses no fue tan efectiva. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
La cuarentena permitió al principio reforzar el sistema de salud en todo el país, pero su prolongación por tantos meses no fue tan efectiva. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Argentina fue uno de los pocos países en el mundo que tuvo el privilegio de observar con tres meses de antelación el desarrollo de la epidemia de un nuevo virus surgido en China, convertido luego en la pandemia por COVID-19, para poder anticiparse y tomar todas las medidas necesarias para no padecerla como fue en sus comienzos en Asia y Europa.

Como una película de la cual se podía observar los momentos claves, tuvimos la oportunidad de ir conociendo al virus a medida que transitaba por distintos países, antes de su llegada al nuestro allá por el 3 de marzo. Sabíamos que era muy contagioso, que afectaba a los adultos mayores y personas con comorbilidades, y que en el 20% de los casos requería una atención médica de internación.

Es por eso que el Gobierno nacional estipuló un fuerte Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), que funcionó en forma eficaz durante varias semanas y que luego con el transcurso de los meses perdió efectividad a medida que continuaban sus prórrogas sin hacer hincapié en las medidas de prevención y testeo correctas para identificar a los infectados y aislarlos. Fue así que nueve meses después Argentina llegó a la increíble cifra de 40.000 muertos por coronavirus, situándose en el puesto número 11 (de 194 naciones) en la cantidad de más fallecidos y también en el mismo lugar del ranking de países en cantidad de muertos por millón de habitantes,según datos precisos de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos. Ese mismo ranking establece que oficialmente Argentina está en el puesto nueve en mayor cantidad de infectados en todo el mundo, con casi 1,5 millones.

Hasta noviembre rigió en gran parte del país el ASPO, para luego cambiar al DISPO - REUTERS/Agustin MarcarianHasta noviembre rigió en gran parte del país el ASPO, para luego cambiar al DISPO – REUTERS/Agustin Marcarian

Ahora, con la expectativa puesta en el desarrollo de varias vacunas para prevenir el COVID-19 y el anuncio prometedor del comienzo de su aplicación en algunos países como Reino Unido, Rusia y China, cabe hacer un balance y preguntarse si como país hemos tenido éxito en las medidas tomadas para prevenir infecciones y muertes o si, por el contrario, el balance resulta deficiente y deberíamos replantearnos algunas cosas para no repetir errores respecto a este virus que todavía no está claro su final o respecto a cualquier otra emergencia sanitaria similar en el futuro.

Para ello, Infobae contactó a un grupo de expertos médicos e infectólogos que precisaron sus ideas y pensamientos en este particular año donde el coronavirus nos atravesó a todos, haciendo foco en las medidas tomadas y el resultado de los 40.000 muertos en Argentina por COVID-19.

Adolfo Rubinstein, ex ministro de Salud de la Nación explicó a que en la Argentina no hubo un pico de infecciones como sucedió en EEUU o Europa y que sí hubo un aumento acelerado de casos, una curva empinada. “La cuarentena temprana amortiguó la pendiente de la curva, pero nunca se bajó el número de casos. Funcionó bien durante los dos primeros meses, pero luego no se preparó una respuesta comunitaria para contener y frenar al virus. La misma requería más testeos, más trazados, más equipos destinados a esas tareas, como se hizo muchísimo más tarde con el plan Detectar”, agregó el ex funcionario.

Los mayores de edad son uno de los grupos de mayor riesgo ante el COVID-19Los mayores de edad son uno de los grupos de mayor riesgo ante el COVID-19

A partir de fin de julio se dispararon los casos, que continuaron en agosto hasta llegar a los récords de septiembre con 18.000 infecciones por día en el país. También hubo un desplazamiento del virus desde la región del AMBA hacia el interior del país. Hoy estamos transitando una disminución de casos y en el fin del primer brote o primera ola. Pero si algo aprendimos es que la cuarentena se prolongó por mucho tiempo con un amesetamiento de muchos casos, lo que significó más contagios y muertos. Para luchar contra el COVID-19 se confió como único recurso la cuarentena, sin advertir que la misma es un recurso que se agota rápidamente. El aislamiento debió haber durado dos meses y luego reabrir las actividades, para luego cerrarlas si las condiciones sanitarias lo ameritaban. Con el aislamiento prolongado, la gente se cansó y la cuarentena se deshilachó después de dos meses. En general no hubo una buena gestión de la pandemia. Además de tener 40.000 muertos estamos atravesando una tragedia educativa por la falta de clases presenciales y un aumento sostenido de la pobreza debido a cómo se afectó la economía en general”, concluyó Rubinstein.

La doctora Cristina Freuler, médica infectóloga y jefa del Departamento de Medicina Interna del Hospital Alemán, explicó: Las muertes son proporcionales a los números de contagioEs verdad que es fácil hablar con el diario del lunes, pero quizás hubiese sido más atinado hacer una cuarentena importante y bien restrictiva solo al principio de esta pandemia para reforzar el sistema sanitario. Estuvimos casi dos meses con una cuarentena estricta y sin casos. Si uno en ese momento hubiese aflojado las medidas, es probable que ahora, al aumentar los casos, uno la pudiera endurecer nuevamente y todos la respetarían más”.

Muchos comercios pudieron abrir recién después de varios meses, lo que implicó grandes pérdidas económicasMuchos comercios pudieron abrir recién después de varios meses, lo que implicó grandes pérdidas económicas

Para Freuler, “se deberían haber hecho a nivel de salud pública muchos más testeos para poder ir realizando aislamientos selectivos, haciendo cuarentenas inteligentes mediante la selección de grupos de contactos en donde había muchos casos para de alguna forma, restringiendo al virus dentro de ese grupo y evitando que se disemine más”.

“Allá por marzo del 2020 las proyecciones intermedias (es decir las menos pesimistas) estimaban más de 250.000 muertes si la pandemia seguía su curso natural. Entonces, si bien es contra fáctico pensar que hubiera sucedido, en mi opinión, al menos en sus comienzos la cuarentena fue una excelente estrategia que permitió un mejor acondicionamiento del sistema de salud.También, es interesante interpretar, que el objetivo más claro de la estrategia, no es reducir los casos sino proyectarlos en el tiempo, de modo de no saturar el sistema y que cada individuo reciba la atención que requiere. Al menos hasta la llegada de las inmunizaciones o a la espera de algún tratamiento que demuestre eficacia y accesibilidad”, afirmó la médica infectóloga de Helios Salud, Paula Rodríguez Iantorno.

Eduardo López, médico infectólogo asesor del Gobierno durante la pandemia, indicó que el hecho que Argentina llegue a los 40 mil fallecimientos por coronavirus revela claramente en primer lugar la magnitud que tiene la pandemia en el país. “Casi 1 millón y medio de afectados y además la mortalidad. El segundo punto es que Argentina tuvo dentro del país, como 2 olas, aunque parezca mentira en cuanto a la localización. Durante varios meses tuvimos el AMBA como epicentro del número de casos y de la mortalidad. Mientras que a mediados de agosto comenzó un aumento de casos en el interior, especialmente, septiembre-octubre, que impactó mucho en grandes ciudades como Rosario, Córdoba, Mendoza, pero también afectó fundamentalmente a ciudades del noroeste como Tucumán, Jujuy y Salta. O sea, Argentina tuvo un impacto muy alto con una alta transmisibilidad del virus”, analizó López.

Una protesta de médicos y enfermeros por la falta de recursos en varios hospitales de Buenos Aires. REUTERS/Matias BagliettoUna protesta de médicos y enfermeros por la falta de recursos en varios hospitales de Buenos Aires. REUTERS/Matias Baglietto

Y agregó: “La mortalidad es relativamente alta para lo que uno quisiera y no está relacionado con el confinamiento prolongado, en última instancia, lo que hizo el confinamiento prolongado que se hizo básicamente en el AMBA, fue retrasar el aumento del número de casos junto con la preparación de la salud pública. Quizás uno podría hacer hecho una cuarentena más corta, si, es cierto. Creo que la mortalidad está vinculada a que atacó a población de edad, adultos mayores con factores de comorbilidades, como diabetes, hipertensión y obesidad importante, acompañado o no de cardiopatías o de enfermedad pulmonar. Por otra parte, el hecho de que haya un número alto de casos en ciudades con una menor complejidad e infraestructura desde la salud pública, como ocurre en otros países también es posible que haya afectado la mortalidad. Por eso viéndolo con una perspectiva moderadamente optimista, el hecho de que la vacunación en adultos mayores y con comorbilidades, va a ser una de las prioridades, el primer grupo que se va a vacunar, va seguramente a impactar sobre la hospitalización y sobre la mortalidad. No olvidemos nosotros que la media de mortalidad está alrededor de los 72-74 años. Con lo cual significa que la gran mayoría de los individuos que fallecen están por encima de 70 años, que es la población que uno tiene que proteger por medio de la vacuna.

Argentina está entre los primeros países con mayor cantidad de infectados y muertos por COVID-19 -  REUTERS/Agustin MarcarianArgentina está entre los primeros países con mayor cantidad de infectados y muertos por COVID-19 – REUTERS/Agustin Marcarian

Para Ricardo Teijeiro, médico infectólogo miembro de la Sociedad Argentina de Infectología, “todo esto que está pasando era esperable”. “La pandemia ingresó a la Argentina a través de CABA. Luego, siguió a la Provincia de Buenos Aires luego prosiguió fuerte en el interior del país. En algún momento iba a circular allí. Esto es una pandemia, no se puede controlar la circulación del virus. El problema radica en que muchos lugares del interior no se prepararon para esta situación. El desarrollo de casos y la circulación viral es inevitable. La clave está en hacerla más gradual”, manifestó consultado por este medio el especialista.

“A nosotros el hecho de haber iniciado una cuarentena en forma preventiva con distanciamiento nos permitió adecuar el sistema de salud. Nosotros con las deficiencias que tenemos en nuestro sistema de salud si no hubiésemos tomado ese tiempo prudencial para organizar los hospitales, las terapias intensivas, las camas disponibles de internación, los aislamientos en los hoteles, etc, realmente hubiese sido mucho peor de lo que fue”, admitió el experto.

Y agregó: “A pesar de seguir todas las medidas sanitarias, no fueron respetadas de la manera ideal. Y hoy corremos los riesgos de rebrotes como sucede Europa, que es tres veces más importante que el inicial. Ahora debemos mirar para adelante y aprender de todo lo que vivimos. Debemos continuar con el distanciamiento físico y el uso adecuado del barbijo y lavado frecuente de manos, por lo menos hasta que todos estemos inmunizados. Debemos darle todo el apoyo a las vacunas, independientemente de qué tipo de vacuna sea ya que todas las plataformas están siendo probas para cumplir con los requerimientos necesarios técnicos, de seguridad y eficacia. Cuando estén aprobadas por los organismos reguladores, debemos tratar de vacunar a la mayor cantidad de gente posible para de alguna manera poder tener un control de esta pandemia”, aseguró el experto que lleva adelante un estudio clínico de la vacuna CanSino en el hospital Pirovano.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Salud

LOS RUSOS COMIENZAN A VIAJAR AL EXTERIOR PARA VACUNARSE CON PFIZER ANTE LA FALTA DE APROBACIÓN DE LA SPUTNIK V

Published

on

La población busca alternativas fuera del país para inmunizarse frente al coronavirus. El desarrollo del Kremlin no consigue que los organismos internacionales la autoricen

la desconfianza y apatía que siempre les generó los anuncios del gobierno respecto a sus desarrollo de inmunización contra el COVID-19, los rusos comienzan a buscar alternativas fuera del país para protegerse contra la pandemia. Es por eso que las agencias de viajes rusas están vendiendo paquetes turísticos para que los rusos reciban vacunas contra el coronavirus fuera del país, en medio de la frustración entre algunos rusos porque sus vacunas de producción nacional no han sido aprobadas internacionalmente.

Rusia no ha registrado ninguna vacuna de fabricación extranjera para su uso. Ha aprobado cuatro vacunas de producción nacional, incluida la Sputnik V de dos dosis. Ninguna de las vacunas de Rusia está aprobada por la Organización Mundial de la Salud o la Unión Europea.

La OMS ha suspendido su proceso de aprobación para Sputnik V hasta que se visite nuevamente una fábrica que no pasó una inspección de buenas prácticas, dijo la Organización Panamericana de la Salud el 15 de septiembre. La demanda en Rusia de viajes que permitan a las personas recibir vacunas extranjeras aprobadas por la OMS ha aumentado desde ese anuncio la semana pasada, dijo Maya Lomidze, directora de la Asociación de Operadores Turísticos de Rusia (ATOR).

La mayoría de los viajes, que cuestan entre 600 y 850 euros, son a Serbia, y una empresa ofrecía Alemania como destino. Permiten a los clientes recibir una de cuatro vacunas diferentes, incluida la desarrollada con Pfizer, dijo ATOR en un comunicado. Si los viajeros eligen una vacuna de dos dosis deben reservar dos viajes.

Anna Filatovskaya, directora de relaciones públicas de Russian Express, una agencia de viajes que ofrece tales recorridos, dijo que los clientes eligen Pfizer con mayor frecuencia. Dijo que sus paquetes turísticos incluían vuelos de regreso con Aeroflot, dos o tres noches en un hotel en Belgrado, desayuno y viaje a una clínica. La vacuna en sí es gratuita, pero la agencia de viajes registra a los clientes para recibirla, dijo.

El jefe de estado ruso, Vladimir Putin, se puso al frente de la promoción de la vacuna Sputnik V que aún no cuenta con la aprobación de los organismos internacionales y que empuja a los rusos a vacunarse con Pfizer fuera de su país (Reuters)El jefe de estado ruso, Vladimir Putin, se puso al frente de la promoción de la vacuna Sputnik V que aún no cuenta con la aprobación de los organismos internacionales y que empuja a los rusos a vacunarse con Pfizer fuera de su país (Reuters)

Comenzamos a vender estos tours hace unas dos semanas. Había alrededor de 20 solicitudes en ese momento”, dijo.

La demanda se disparó el miércoles después de que los medios locales informaran sobre la disponibilidad de los viajes, dijo. “Esto provocó una demanda salvaje”, dijo a Reuters. Dijo que 17 personas habían solicitado un viaje de vacunación el miércoles.

Ivetta Verdiyan, directora de publicidad de otra agencia de viajes, dijo que sus viajes los utilizaban principalmente rusos que viajan por negocios o cuyos hijos estudian en el extranjero. María, residente de Moscú, dijo que viajó al extranjero este verano para vacunarse, aunque no utilizó uno de estos recorridos.

Confío en Sputnik, pero no está reconocida fuera de Rusia. Las reglas de viaje en el mundo implican que necesito un certificado internacional para desplazarme por trabajo”, dijo, negándose a dar su apellido.

(Con información de Reuters).-

fuente : INFOBAE

FOTO TAPA : EL PAIS

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Salud

SE AGUDIZA LA CRISIS SANITARIA: VENEZUELA LLEVA CUATRO AÑOS SIN UN PROGRAMA DE DONACIÓN DE ÓRGANOS

Published

on

El régimen de Nicolás Maduro suspendió “temporalmente” el sistema oficial en 2017 y nunca lo reanudó. En este período más de 900 personas dejaron de recibir el trasplante que necesitaban

Un trasplante representa la esperanza de vida para muchas personas en el mundo. A diario, niños, hombres y mujeres con afecciones severas de salud, se aferran a la esperanza de la donación de órganos para sobrevivir a los tratamientos o afecciones de una enfermedad.

Pero, ¿qué pasa cuando no hay luz al final del túnel, cuando la única posibilidad es la esperar por algo que no se sabe si llegará?

Ese es el caso de los venezolanos que requieren de un trasplante de órganos, quienes no cuentan con un programa auspiciado por el Estado.

“Antes, cuando existía el Programa tu podías decir que era temporal mientras aparecía un riñón, por ejemplo, y tenías un número en la lista. Pero, sin el Programa no hay ninguna otra opción, tu vida depende de permanecer atado a una máquina, porque si no te mueres”, explicó a Infobae Katherin Martínez, directora de la ONG Prepara Familia.

En el año 2017 el régimen de Nicolás Maduro suspendió el Programa de Donación de Órganos “temporalmente”. Desde entonces un número indeterminado de venezolanos han muerto a la espera de una cirugía o en el mejor de los casos huyeron del país con la esperanza de lograr la operación fuera de sus fronteras.

Katherine Martinez, directora de la ONG Prepara FamiliaKatherine Martinez, directora de la ONG Prepara Familia

Se estima que una operación de trasplante, en cualquier lugar del mundo, cuesta en promedio entre 70 y 80 mil dólares. Esa es la razón por la que los Estados se hacen cargo de este tipo de programas, para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a ello sin importar su condición social.

En Venezuela no hay lista de espera, ni registro de personas que necesitan trasplantes. Cómo ya es costumbre en la dictadura chavista, no hay cifras claras, ni organismos que asuman la responsabilidad de informar sobre el estado de los pacientes con enfermedades que requieren de donaciones.

Lo único que se ha podido estimar es el número de trasplantes que se habrían realizado durante estos años en los que el programa fue suspendido: más de 900 personas han perdido la oportunidad de recibir una donación desde 2017 hasta ahora.

La notificación enviada a los centros de salud en 2017 sobre la suspensión de las cirugías de donación de órganosLa notificación enviada a los centros de salud en 2017 sobre la suspensión de las cirugías de donación de órganos

“De acuerdo a la cantidad de trasplantes que se venían realizando en el país, hasta antes del año 2017, la proyección es que por arriba de 930 personas perdieron la posibilidad de realizarse un trasplante. De estos el 10% hubiesen sido niños”, precisó la representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila Velutini, en diálogo con Infobae.

“Nosotros en Venezuela llegamos a tener una cifra lindísima en comparación con otros países. Habían 11 centros de trasplantes a nivel nacional hasta 2017 cuando cerraron el sistema de procura de órganos”, añadió.

La representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila VelutiniLa representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila Velutini

Hasta el año 2014 el proceso de donación de órganos se realizaba a través de la gestión de la ONTV, fundación que trabajaba en conjunto con el Ministerio de Salud y el Instituto Venezolano de Seguros Sociales.

El primero de junio de ese año el régimen chavista, ya en manos de Nicolás Maduro, ordenó la creación de Fundavene, una nueva figura que se encargaría de la gestión de los casos.

Tres años más tarde, la dictadura ordenó la suspensión temporal del programa a partir del primero de junio de 2017. La medida sería “reevaluada” en el mes de septiembre de ese mismo año, sin embargo el servicio nunca se reactivó.

“Todas las personas que necesitan ser trasplantadas tienen sueños. Los niños quieren ser estudiantes, bailarines, violinistas, escaladores, ingenieros, médicos, mecánicos y cuando tú les dices que en este momento su única esperanza es esa máquina de diálisis se hace muy cuesta arriba y muchos de ellos se entregan”, comentó Velutini.

Durante la últimas semanas se han incrementado las protestas en reclamo por la reactivación del Programa Nacional de DonacionesDurante la últimas semanas se han incrementado las protestas en reclamo por la reactivación del Programa Nacional de Donaciones

Muy ocasionalmente se conoce en Venezuela de alguna cirugía de trasplante que se realiza en forma particular, debido a su elevado costo.

También en instituciones públicas como el Hospital Militar en Caracas o el Hospital Dr. Enrique Tejera de la ciudad de Valencia, se han reportado casos de este tipo de operaciones. Algunas de ellas condicionadas a la consignación de una larga lista de insumos y materiales médicos.

LOS 12 NIÑOS MUERTOS DEL JM DE LOS RÍOS

El Hospital pediátrico Dr. José Manuel de los Ríos, en Caracas, fue durante años una referencia en la atención de niños y adolescentes en el país. Pero, con el paso del tiempo no ha escapado de los embates de la “revolución” que lo convirtió en un centro médico más sin recursos, insumos y con graves fallas en su equipamiento en infraestructura.

Ese centro, que alguna vez fue ejemplo del ejercicio de la pediatría, hoy cuenta 12 menores muertos en lo que va de año y casi 50 desde 2017, todos ellos esperaban por un trasplante que no llegó y no aguantaron el duro proceso de los tratamientos.

La lista de insumos pedidos a quienes se realizan cirugías de trasplantes en el Hospital Militar de CaracasLa lista de insumos pedidos a quienes se realizan cirugías de trasplantes en el Hospital Militar de Caracas

“Un niño de 10 años debe de estar jugando o en la escuela estudiando, como cualquier otro niño. ¿Te imaginas que en vez de hacer eso debas ir a conectarte a una máquina tres o cuatro veces por semana?”, se cuestionó la representante de Prepara Familia. “Para ellos es agotador, se les apaga la esperanza”, añadió.

En el año 2018 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a los niños del servicio de nefrología del JM de los Ríos. Un año más tarde el beneficio se extendió a los pacientes de los otros 13 servicios del hospital. Pese a ello, el régimen de Maduro no ha hecho nada para solventar la crisis del centro.

Según los reportes de las ONG en el hospital no hay insumos, las comidas que les dan a los niños no se corresponde con una dieta balanceada propia de sus padecimientos, cada vez hay menos equipos, la infraestructura está en decadencia y hay fallas constantes en los servicios básicos como agua y electricidad.

“El hospital de niños te da una visión de lo que sucede en otras partes del país. Ha sido la ventana que ha tenido más visibilidad, eso es tan solo una ventanita de lo que significa a nivel nacional”, añadió Velutini.

Al menos 12 niños murieron este año en un hospital de Caracas en espera por una trasplante de órganos (FOTO: AFP)Al menos 12 niños murieron este año en un hospital de Caracas en espera por una trasplante de órganos (FOTO: AFP)

Hoy el reclamo de los pacientes, familiares y ONG no solo está centrado en la necesidad de la reactivación del Programa de Donación de Órganos, sino en la recomposición del decadente sistema de salud pública de Venezuela.

Las personas dializadas o con cualquier otro tratamiento, en espera por un trasplante sobreviven. Porque un tratamiento da cierta calidad de vida, pero un trasplante te da una calidad de vida casi absoluta.

El anuncio del reinicio de este tipo cirugías sería solo un aviso, si no se implementan un conjunto de políticas públicas que garanticen los insumos, equipamiento, mano de obra calificada e infraestructura necesaria para este tipo de operaciones.

Carlos Eduardo Martínez

Continue Reading

Economia

AGOSTO OTRO MES CON FUERTE SUBA EN GNC ALQUILERES PREPAGAS Y….

Published

on

Si bien la inflación viene desacelerándose en los últimos meses –en junio fue de 3,2% y en los últimos 12 meses la suba de precios acumulada alcanzó el 50,2%, según el Indec, los aumentos de GNC, expensas y alquileres que llegarán en agosto le ponen presión al índice que mide el costo de vida y que ya alcanzó el 25,3% en la primera mitad del año.

En agosto continuarán los aumentos de precios, en un marco en el que el tipo de cambio oficial se mantiene estable pero el dólar libre volvió a la zona de los $180, y las tarifas se encuentran practicamente congeladas.

En ese sentido, el precio del metro cúbico del GNC aumentará entre $2 y $3 a partir del octavo mes del año, para venderse a un promedio de $40 en las estaciones de servicio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), según indicaron a Infobae desde la Cámara de Expendedores de GNC.

En noviembre habrá un nuevo y último incremento en el año, que elevaría el precio entre $1 y $1,50 aproximadamente. El último aumento de este combustible se había aplicado en abril de este año y fue del 5 por ciento.

“Dados los nuevos contratos que se firmaron de GNC, el valor del gas en boca de pozo tiene que pasar a representar en agosto el 14% del precio de nafta súper, que actualmente es del 13,5 por ciento”, dijo a este medio Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC.

En ese sentido, afirmó que en noviembre el precio del GNC debe pasar a representar el 14,5%, mientras que el año que viene corresponde que alcance el 15%, porcentaje que regirá por tres años como consecuencia de la vigencia de los contratos.

En tanto, el ajuste de la paritaria conseguido por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), con aumentos salariales que subieron del 32% al 44,8%, comenzó a impactar en julio sobre las expensas que deberán pagarse en agosto.

Se calcula que, en promedio, los sueldos de los encargados representan entre un 30 y un 35% de los vecinos. Sus salarios varían según diversos factores, como la categoría, si viven o no en el edificio, si llevan a cabo actividades adicionales a las funciones básicas, etc. Por ejemplo, pueden cobrar adicionales por la limpieza de cocheras o de piletas, jardinería y también por la antigüedad.

Además, existen otros factores que encarecen las expensas que exceden a las labores de los encargados de edificios: los gastos extraordinarios por obras de mantenimiento, los servicios de vigilancia y el mantenimiento de ascensores y tanques.

A partir de agosto también se pondrá en marcha el aumento para quienes firmaron contrato de alquiler luego de que se aprobara la nueva ley.

Luego de la sanción de la nueva Ley de Alquileres —que cumplió un año— en julio, los montos mensuales de los alquileres tuvieron su primer aumento anual bajo la nueva fórmula de actualización, un índice (ICL) compuesto por inflación y salarios. Ahora, el próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado, 12 meses atrás.

En base al Índice para Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central, desde el sector inmobiliario estiman que alcanzará el 46% en la segunda quincena del mes. Los propietarios e inquilinos deben realizar el cálculo cuando se cumple un año desde el día que se inició el contrato y luego cada 12 meses.

Un informe realizado por el portal de propiedades Zonaprop arrojó que, debido al aumento de las unidades en renta, alquilar un departamento de dos ambientes en la Ciudad de Buenos Aires ya supera los $40.000 por mes, mientras que en lo que va del año, los precios de los alquileres acumulan una suba del 31,6%, superior a la inflación.

Mientras tanto, el Poder Ejecutivo autorizó hoy un incremento de hasta un 9% a partir del 1º de agosto; 9% a partir del 1º de septiembre; 9% a partir del 1º de octubre y 9% a partir del 1º de enero de 2022 para las cuotas de los servicios de medicina prepaga.

De esta forma, en total, las prepagas subirán un 27% antes de finalizar el 2021, que se agregará al 14% que el Gobierno autorizó en lo que val del año. Ya el 2022 comenzará con una nueva suba de 9% según lo dispuesto en la presenta resolución. Pero el primer aumento será inmediato.

Continue Reading

Más Vistas