Connect with us

Salud

Argentina superó los 50.000 muertos por coronavirus y es el 13° país en alcanzar esa cantidad de víctimas

Published

on

Llegó a esa cifra a 11 meses del primer caso fatal. Cuál es hoy el promedio de fallecimientos cada 24 horas por COVID-19

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

A 11 meses del primer fallecido argentino en el país, el 7 de marzo del 2020, Argentina superó los 50.000 muertos por coronavirus. Llegó a 50.029 fallecidos después de los nuevos 155 decesos reportados en la última jornada. Se convirtió así en el 13° país del mundo en pasar esa cifra en números absolutos, sólo superado por Brasil y México en Sudamérica. El ranking mundial lo lidera Estados Unidos con 475.291 fallecidos.

Pero debido a los distintos tamaños de sus poblaciones, el indicador que mejor expresa el impacto letal de la pandemia es la tasa de mortalidad, que refleja los fallecidos por COVID-19 por cada millón de habitantes. Argentina tiene al día de hoy 1.123 fallecidos por millón de habitantes y se ubica en el puesto 22° a nivel global, en una lista de 150 países que superan esa base poblacional, según el ranking que actualiza diariamente la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

En cantidad de fallecidos por cada millón de habitantes, Argentina se ubica en la posición 22 sobre 150 países

Con la segunda ola del coronavirus en Europa, el ranking de víctimas fatales en relación a su población lo lideran Bélgica, Eslovenia y Reino Unido, en ese orden, con entre 1.700 y 1.900 muertos por cada millón de habitantes.

En el continente americano, la mortalidad por millón de habitantes de Argentina (1.123) está por debajo de la de México (1.373), la de Perú (1.346), Panamá (1.340), Colombia (1.143) y Brasil (1.128). En este país, la semana pasada hubo un colapso sanitario con tres días seguidos con más de 1.200 fallecimientos diarios por COVID-19.

Según la investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Nacional del Sur (UNS) Valentina Viego, “en Latinoamérica, la asincronicidad de los primeros máximos de la pandemia contrasta con la simultaneidad del segundo pico, ocurrido a fines de 2020, con el advenimiento de las festividades de fin de año y la extensión de un clima social esperanzado por la aprobación de vacunas. En Brasil, además, se agravó por la aparición y diseminación de nuevas variantes en Manaos y San Pablo, más contagiosas que las anteriores”.

No obstante, los distintos países tienen diferentes poblaciones de adultos mayores, que es uno de los grupos más vulnerables. Es decir, el riesgo de morir por COVID-19 no se agota en el cálculo de cuántos muertos hay por cada 100.000 o cada millón de habitante. Esta es apenas una aproximación. Se requeriría un estudio más profundo, interpolando los datos censales con los sanitarios que o no están actualizados y/o no están disponibles.

Pero la mortalidad no es el único indicador a tener en cuenta. También la letalidad permite comparar lo que sucede en Argentina respecto de otros países, luego de casi 11 meses de que se dictó la primera cuarentena el 20 de marzo de 2020.

Este indicador –que mide la cantidad de muertos con relación a los casos detectados con COVID-19– en Argentina se mantiene relativamente estable desde el comienzo de la pandemia, en el orden del 2,5%. Esto significa que de cada 100 contagiados, mueren entre 2 y 3 personas.

El valor ubica a nuestro país en el puesto número 44 en la lista de 150 países, lejos de México (9%) y Ecuador (6%) en la región, pero por encima de Estados Unidos y Francia, ambos con 2%. España e Italia tienen valores similares a los de Argentina: 2% y 3% respectivamente.

Argentina se ubica en el puesto número 44 en la tasa de letalidad, que mide fallecidos en relación a los casos detectados, en una lista de 150 países

Con este valor podría decirse que, hasta ahora, el sistema sanitario respondió bien; es decir, no ocurrió (hasta ahora) el temido colapso del esquema hospitalario, salvo casos puntuales en que las unidades de terapia intensiva se vieron desbordadas. Y las autoridades siguen sosteniendo que los indicadores de mortalidad no fueron mayores justamente porque el sistema sanitario no colapsó.

Cantidad de fallecidos por día

Debido a los retrasos en la carga de datos a la plataforma en línea que maneja el gobierno nacional, el gráfico superior se realizó considerando la fecha real del fallecimiento y no de la notificación

Desde el 9 de octubre –cuando se dio el pico de 515 fallecimientos– y hasta principios de noviembre, el promedio de muertos notificados para los últimos siete días rondaba los 360 diarios.

Según el último parte del Ministerio de Salud de la Nación, que renovó su diseño, el promedio semanal de fallecimientos es de 149 muertos cada 24 horas. Se considera el promedio para los últimos siete días por las demoras en la carga en el sistema de los decesos, que deriva en una menor cantidad informada, por ejemplo, los fines de semana. En el último parte se informó una cantidad ligeramente superior, de 155 muertos en una jornada.

Sobre el total de muertes por coronavirus en Argentina, siguen siendo más hombres que mujeres: 56% contra 40% mujeres. En un 4% de los casos no hay datos del género del fallecido.

Jóvenes con menor letalidad

La cantidad de fallecidos diarios no aumentó con el rebrote del verano, porque en lo que muchos llaman la “segunda ola” se observó una baja en la edad de afectados en relación a la primera ola con su pico en octubre pasado.

Si bien los jóvenes son los que menos respetan las normas de prevención –como el distanciamiento social y uso del barbijo aun al aire libre– y suelen ser los que rompen la burbuja de su familia al tener mayor intercambio con otros grupos, no aumentan el consumo de camas críticas o de internación, porque la letalidad en este segmento etario es baja. Pero si se infectan, aunque con síntomas más leves, igual pueden contagiar a un adulto o un adulto mayor, con menos defensas contra el virus.

En Argentina –al igual que en lo que sucede en el mundo– la franja etaria más comprometida es la de los mayores de 60 años de edad. El 84% de los fallecidos tenía más de 60. El 13% tenía entre 40 y 59 años; el 2% entre 20 y 39 años; y solo el 1% resultó menor de edad.

Ocupación de camas de terapia

En el AMBA, por ejemplo, el 1 de septiembre pasado, el porcentaje de camas UTI ocupadas rozó el 70%, pero progresivamente y a ritmo lento, fue descendiendo hasta ubicarse en el 59,8% del día de ayer.

A nivel nacional el porcentaje es algo menor, del orden del 54,6%, y ha mostrado un ligero ascenso desde el pasado 28 de diciembreen que se llegó al valor más bajo desde agosto, con 52,6% de ocupación de camas de cuidados intensivos.

En el distrito porteño, la ocupación de camas UTI en hospitales públicos descendió a mediados del último mes del año a su nivel más bajo desde julio –21%–, pero luego comenzó a subir hasta ubicarse ahora en el 28%.

La situación en las provincias

Del total de muertes por coronavirus informadas a la fecha por el Ministerio de Salud de la Nación, el 51% residía en la provincia de Buenos Airesel 12% en el distrito porteño; y el resto en las demás provincias.

Analizando por distrito, la Ciudad de Buenos Aires tiene el peor valor en mortalidad por el COVID-19: 2.032 fallecidos por cada millón de habitantes. Con menores valores se posicionan Tierra del Fuego (1.983); Río Negro (1.489), Santa Cruz (1.466); y Buenos Aires (1.447). Con cifras por debajo del centenar se ubican Catamarca, Misiones y Formosa.

En cuanto a la letalidad –fallecidos en relación a los casos detectados–, Jujuy está en el tope, con 5 muertos por cada 100.000 confirmados. Le siguen Salta y La Rioja con 4; Buenos Aires, CABA y Chaco con 3, con valores más cercanos a la media nacional que es de 2,5%. El resto de las provincias se ubican por debajo.

Vacunación rezagada

Con 2.015.496 casos detectados y 50.029 muertos al cabo de 11 meses de pandemia, y sin margen para endurecer la restricción de actividades o la circulación, el Gobierno apuesta todas sus fichas a la vacunación. Sin embargo el operativo está muy rezagado en relación a las previsiones que tenía y los anuncios realizados, por la falta de disponibilidad de las dosis de la Sputnik V prometidas por Rusia y la demora en los acuerdos firmados con otros laboratorios.

“Hay que tener en cuenta que la vacuna impacta, más que nada, en la hospitalización y el número de fallecidos. La estrategia es vacunar a adultos mayores, a los residentes en geriátricos y al personal de salud. Si corremos la vacunación hacia el invierno, el riesgo de que se contagien los adultos mayores es alto, que son el segmento de la población con más letalidad. Son 7.300.0000 personas que tienen más de 60 años. Como mínimo deberían llegar 15 millones de dosis para cubrir ese objetivo. De la Sputnik se necesitan las dos dosis. En el caso de la de AstraZeneca, son dos componentes de la misma, aunque hay ventana para aplicar la segunda dosis que podría extenderse a tres meses, según un trabajo que aún no fue publicado. Igual, hay que conseguir al menos 7.300.000 dosis”, advirtió el médico infectólogo Eduardo López a Infobae.

Cómo se procesó la información

La Unidad de Datos de Infobae monitorea diariamente distintas fuentes de información. A nivel nacional el Ministerio de Salud, y a nivel mundial, el repositorio de la Universidad Johns HopkinsWorldometers y la base de datos de Our World in Data.

Para visualizar y descargar la hoja de cálculo, con sus pestañas a nivel mundial y nacional, siga este enlace.

Visualizaciones interactivas: Daniela Czibener

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

SE AGUDIZA LA CRISIS SANITARIA: VENEZUELA LLEVA CUATRO AÑOS SIN UN PROGRAMA DE DONACIÓN DE ÓRGANOS

Published

on

El régimen de Nicolás Maduro suspendió “temporalmente” el sistema oficial en 2017 y nunca lo reanudó. En este período más de 900 personas dejaron de recibir el trasplante que necesitaban

Un trasplante representa la esperanza de vida para muchas personas en el mundo. A diario, niños, hombres y mujeres con afecciones severas de salud, se aferran a la esperanza de la donación de órganos para sobrevivir a los tratamientos o afecciones de una enfermedad.

Pero, ¿qué pasa cuando no hay luz al final del túnel, cuando la única posibilidad es la esperar por algo que no se sabe si llegará?

Ese es el caso de los venezolanos que requieren de un trasplante de órganos, quienes no cuentan con un programa auspiciado por el Estado.

“Antes, cuando existía el Programa tu podías decir que era temporal mientras aparecía un riñón, por ejemplo, y tenías un número en la lista. Pero, sin el Programa no hay ninguna otra opción, tu vida depende de permanecer atado a una máquina, porque si no te mueres”, explicó a Infobae Katherin Martínez, directora de la ONG Prepara Familia.

En el año 2017 el régimen de Nicolás Maduro suspendió el Programa de Donación de Órganos “temporalmente”. Desde entonces un número indeterminado de venezolanos han muerto a la espera de una cirugía o en el mejor de los casos huyeron del país con la esperanza de lograr la operación fuera de sus fronteras.

Katherine Martinez, directora de la ONG Prepara FamiliaKatherine Martinez, directora de la ONG Prepara Familia

Se estima que una operación de trasplante, en cualquier lugar del mundo, cuesta en promedio entre 70 y 80 mil dólares. Esa es la razón por la que los Estados se hacen cargo de este tipo de programas, para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a ello sin importar su condición social.

En Venezuela no hay lista de espera, ni registro de personas que necesitan trasplantes. Cómo ya es costumbre en la dictadura chavista, no hay cifras claras, ni organismos que asuman la responsabilidad de informar sobre el estado de los pacientes con enfermedades que requieren de donaciones.

Lo único que se ha podido estimar es el número de trasplantes que se habrían realizado durante estos años en los que el programa fue suspendido: más de 900 personas han perdido la oportunidad de recibir una donación desde 2017 hasta ahora.

La notificación enviada a los centros de salud en 2017 sobre la suspensión de las cirugías de donación de órganosLa notificación enviada a los centros de salud en 2017 sobre la suspensión de las cirugías de donación de órganos

“De acuerdo a la cantidad de trasplantes que se venían realizando en el país, hasta antes del año 2017, la proyección es que por arriba de 930 personas perdieron la posibilidad de realizarse un trasplante. De estos el 10% hubiesen sido niños”, precisó la representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila Velutini, en diálogo con Infobae.

“Nosotros en Venezuela llegamos a tener una cifra lindísima en comparación con otros países. Habían 11 centros de trasplantes a nivel nacional hasta 2017 cuando cerraron el sistema de procura de órganos”, añadió.

La representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila VelutiniLa representante de la Organización Nacional de Trasplantes de Venezuela (ONTV), Lucila Velutini

Hasta el año 2014 el proceso de donación de órganos se realizaba a través de la gestión de la ONTV, fundación que trabajaba en conjunto con el Ministerio de Salud y el Instituto Venezolano de Seguros Sociales.

El primero de junio de ese año el régimen chavista, ya en manos de Nicolás Maduro, ordenó la creación de Fundavene, una nueva figura que se encargaría de la gestión de los casos.

Tres años más tarde, la dictadura ordenó la suspensión temporal del programa a partir del primero de junio de 2017. La medida sería “reevaluada” en el mes de septiembre de ese mismo año, sin embargo el servicio nunca se reactivó.

“Todas las personas que necesitan ser trasplantadas tienen sueños. Los niños quieren ser estudiantes, bailarines, violinistas, escaladores, ingenieros, médicos, mecánicos y cuando tú les dices que en este momento su única esperanza es esa máquina de diálisis se hace muy cuesta arriba y muchos de ellos se entregan”, comentó Velutini.

Durante la últimas semanas se han incrementado las protestas en reclamo por la reactivación del Programa Nacional de DonacionesDurante la últimas semanas se han incrementado las protestas en reclamo por la reactivación del Programa Nacional de Donaciones

Muy ocasionalmente se conoce en Venezuela de alguna cirugía de trasplante que se realiza en forma particular, debido a su elevado costo.

También en instituciones públicas como el Hospital Militar en Caracas o el Hospital Dr. Enrique Tejera de la ciudad de Valencia, se han reportado casos de este tipo de operaciones. Algunas de ellas condicionadas a la consignación de una larga lista de insumos y materiales médicos.

LOS 12 NIÑOS MUERTOS DEL JM DE LOS RÍOS

El Hospital pediátrico Dr. José Manuel de los Ríos, en Caracas, fue durante años una referencia en la atención de niños y adolescentes en el país. Pero, con el paso del tiempo no ha escapado de los embates de la “revolución” que lo convirtió en un centro médico más sin recursos, insumos y con graves fallas en su equipamiento en infraestructura.

Ese centro, que alguna vez fue ejemplo del ejercicio de la pediatría, hoy cuenta 12 menores muertos en lo que va de año y casi 50 desde 2017, todos ellos esperaban por un trasplante que no llegó y no aguantaron el duro proceso de los tratamientos.

La lista de insumos pedidos a quienes se realizan cirugías de trasplantes en el Hospital Militar de CaracasLa lista de insumos pedidos a quienes se realizan cirugías de trasplantes en el Hospital Militar de Caracas

“Un niño de 10 años debe de estar jugando o en la escuela estudiando, como cualquier otro niño. ¿Te imaginas que en vez de hacer eso debas ir a conectarte a una máquina tres o cuatro veces por semana?”, se cuestionó la representante de Prepara Familia. “Para ellos es agotador, se les apaga la esperanza”, añadió.

En el año 2018 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a los niños del servicio de nefrología del JM de los Ríos. Un año más tarde el beneficio se extendió a los pacientes de los otros 13 servicios del hospital. Pese a ello, el régimen de Maduro no ha hecho nada para solventar la crisis del centro.

Según los reportes de las ONG en el hospital no hay insumos, las comidas que les dan a los niños no se corresponde con una dieta balanceada propia de sus padecimientos, cada vez hay menos equipos, la infraestructura está en decadencia y hay fallas constantes en los servicios básicos como agua y electricidad.

“El hospital de niños te da una visión de lo que sucede en otras partes del país. Ha sido la ventana que ha tenido más visibilidad, eso es tan solo una ventanita de lo que significa a nivel nacional”, añadió Velutini.

Al menos 12 niños murieron este año en un hospital de Caracas en espera por una trasplante de órganos (FOTO: AFP)Al menos 12 niños murieron este año en un hospital de Caracas en espera por una trasplante de órganos (FOTO: AFP)

Hoy el reclamo de los pacientes, familiares y ONG no solo está centrado en la necesidad de la reactivación del Programa de Donación de Órganos, sino en la recomposición del decadente sistema de salud pública de Venezuela.

Las personas dializadas o con cualquier otro tratamiento, en espera por un trasplante sobreviven. Porque un tratamiento da cierta calidad de vida, pero un trasplante te da una calidad de vida casi absoluta.

El anuncio del reinicio de este tipo cirugías sería solo un aviso, si no se implementan un conjunto de políticas públicas que garanticen los insumos, equipamiento, mano de obra calificada e infraestructura necesaria para este tipo de operaciones.

Carlos Eduardo Martínez

Continue Reading

Economia

AGOSTO OTRO MES CON FUERTE SUBA EN GNC ALQUILERES PREPAGAS Y….

Published

on

Si bien la inflación viene desacelerándose en los últimos meses –en junio fue de 3,2% y en los últimos 12 meses la suba de precios acumulada alcanzó el 50,2%, según el Indec, los aumentos de GNC, expensas y alquileres que llegarán en agosto le ponen presión al índice que mide el costo de vida y que ya alcanzó el 25,3% en la primera mitad del año.

En agosto continuarán los aumentos de precios, en un marco en el que el tipo de cambio oficial se mantiene estable pero el dólar libre volvió a la zona de los $180, y las tarifas se encuentran practicamente congeladas.

En ese sentido, el precio del metro cúbico del GNC aumentará entre $2 y $3 a partir del octavo mes del año, para venderse a un promedio de $40 en las estaciones de servicio del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), según indicaron a Infobae desde la Cámara de Expendedores de GNC.

En noviembre habrá un nuevo y último incremento en el año, que elevaría el precio entre $1 y $1,50 aproximadamente. El último aumento de este combustible se había aplicado en abril de este año y fue del 5 por ciento.

“Dados los nuevos contratos que se firmaron de GNC, el valor del gas en boca de pozo tiene que pasar a representar en agosto el 14% del precio de nafta súper, que actualmente es del 13,5 por ciento”, dijo a este medio Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC.

En ese sentido, afirmó que en noviembre el precio del GNC debe pasar a representar el 14,5%, mientras que el año que viene corresponde que alcance el 15%, porcentaje que regirá por tres años como consecuencia de la vigencia de los contratos.

En tanto, el ajuste de la paritaria conseguido por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), con aumentos salariales que subieron del 32% al 44,8%, comenzó a impactar en julio sobre las expensas que deberán pagarse en agosto.

Se calcula que, en promedio, los sueldos de los encargados representan entre un 30 y un 35% de los vecinos. Sus salarios varían según diversos factores, como la categoría, si viven o no en el edificio, si llevan a cabo actividades adicionales a las funciones básicas, etc. Por ejemplo, pueden cobrar adicionales por la limpieza de cocheras o de piletas, jardinería y también por la antigüedad.

Además, existen otros factores que encarecen las expensas que exceden a las labores de los encargados de edificios: los gastos extraordinarios por obras de mantenimiento, los servicios de vigilancia y el mantenimiento de ascensores y tanques.

A partir de agosto también se pondrá en marcha el aumento para quienes firmaron contrato de alquiler luego de que se aprobara la nueva ley.

Luego de la sanción de la nueva Ley de Alquileres —que cumplió un año— en julio, los montos mensuales de los alquileres tuvieron su primer aumento anual bajo la nueva fórmula de actualización, un índice (ICL) compuesto por inflación y salarios. Ahora, el próximo mes de agosto correrá la actualización para los que firmaron sus contratos en agosto del año pasado, 12 meses atrás.

En base al Índice para Contratos de Locación (ICL) que publica el Banco Central, desde el sector inmobiliario estiman que alcanzará el 46% en la segunda quincena del mes. Los propietarios e inquilinos deben realizar el cálculo cuando se cumple un año desde el día que se inició el contrato y luego cada 12 meses.

Un informe realizado por el portal de propiedades Zonaprop arrojó que, debido al aumento de las unidades en renta, alquilar un departamento de dos ambientes en la Ciudad de Buenos Aires ya supera los $40.000 por mes, mientras que en lo que va del año, los precios de los alquileres acumulan una suba del 31,6%, superior a la inflación.

Mientras tanto, el Poder Ejecutivo autorizó hoy un incremento de hasta un 9% a partir del 1º de agosto; 9% a partir del 1º de septiembre; 9% a partir del 1º de octubre y 9% a partir del 1º de enero de 2022 para las cuotas de los servicios de medicina prepaga.

De esta forma, en total, las prepagas subirán un 27% antes de finalizar el 2021, que se agregará al 14% que el Gobierno autorizó en lo que val del año. Ya el 2022 comenzará con una nueva suba de 9% según lo dispuesto en la presenta resolución. Pero el primer aumento será inmediato.

Continue Reading

Salud

Un estudio concluyó que los vacunados con Pfizer tienen diez veces más anticuerpos contra el coronavirus que los inoculados con Sinovac

Published

on

Investigadores de la Universidad de Hong Kong hallaron que las personas inmunizadas con la fórmula china generan niveles de proteínas “similares o inferiores” a los producidos de forma natural en los pacientes recuperados de COVID-19

Un estudio realizado en Hong Kong reveló que aquellas personas que recibieron la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus tienen diez veces más anticuerpos que quieren fueron inoculados con Sinovac, y que estos últimos generan niveles de proteínas para atacar al virus “similares o inferiores” a producidos de forma natural en los pacientes recuperados de covid-19.

Los hallazgos de la Universidad de Hong Kong, publicados este viernes en la revista científica Lancet Microbe, podrían sugerir la necesidad de “estrategias alternativas” -incluidas las vacunas de refuerzo- para aumentar las concentraciones de anticuerpos de las personas inmunizadas con Sinovac y la protección contra la enfermedad de covid-19, según los investigadores, citados por South China Morning Post.

La presencia de anticuerpos es un signo de una infección previa, o de que una vacuna está funcionando para proteger a un individuo, pero la cantidad de proteínas generadas por el cuerpo para identificar y neutralizar el coronavirus no se correlaciona directamente con el nivel de inmunidad.

Los test de anticuerpos están dando resultados que demuestran la efectividad de las vacunas (EFE)Los test de anticuerpos están dando resultados que demuestran la efectividad de las vacunas (EFE)

Sin embargo, según los expertos, cada vez hay más pruebas de que los niveles más altos suelen corresponder a una protección más fuerte y duradera contra la infección.

En su estudio, los epidemiólogos Benjamin Cowling y Gabriel Leung, y el virólogo Malik Peiris afirmaron que la diferencia en las concentraciones de anticuerpos neutralizantes identificada en el estudio “podría traducirse en diferencias sustanciales en la eficacia de la vacuna”.

En una entrevista exclusiva con el South China Morning Post, Cowling señaló que los niveles moderados de protección seguían siendo mejores que nada, por lo que llamó a los hongkoneses a vacunarse.

Un residente recibe una inyección de la vacuna CoronaVac desarrollada por Sinovac Biotech durante una campaña de vacunación contra la pandemia de coronavirus COVID-19, en Bangkok, Tailandia. EFE/EPA/NARONG SANGNAK/Archivo Un residente recibe una inyección de la vacuna CoronaVac desarrollada por Sinovac Biotech durante una campaña de vacunación contra la pandemia de coronavirus COVID-19, en Bangkok, Tailandia. EFE/EPA/NARONG SANGNAK/Archivo

Hasta el jueves, Hong Kong había administrado más de 4,5 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, de las cuales 2,6 millones fueron de Pfizer-BioNTech y 1,8 millones de la china Sinovac, de acuerdo a South China Morning Post.

Para el estudio de los anticuerpos, los investigadores analizaron a 1.442 trabajadores sanitarios de hospitales y clínicas públicas y privadas de la ciudad, y les tomaron muestras de sangre a distintos intervalos.

En la primera tanda de 93 participantes totalmente vacunados, las concentraciones de anticuerpos de los 63 receptores de Pfizer-BioNTech aumentaron “sustancialmente” tras la primera dosis y nuevamente tras la segundaLos 30 receptores de Sinovac, por su parte, tuvieron concentraciones de anticuerpos “bajas” después de su primera inyección, y “moderadas” luego de la segunda.

Los investigadores descubrieron que los niveles medios de anticuerpos de un subconjunto de 12 receptores de Pfizer-BioNTech eran 10 veces más altos (269) que los de un número igual de personas en el grupo de Sinovac, que presentaban un promedio de 27.

FOTO DE ARCHIVO: Una médica administra la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus a un hombre de 84 años en Berlín, Alemania, el 13 de abril de 2021. REUTERS / Alessia Cocca FOTO DE ARCHIVO: Una médica administra la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el coronavirus a un hombre de 84 años en Berlín, Alemania, el 13 de abril de 2021. REUTERS / Alessia Cocca

Los científicos también hallaron que el receptor de Pfizer-BioNTech con el nivel más bajo de anticuerpos seguía teniendo más que el vacunado con Sinovac con el número más alto de anticuerpos.

Los niveles de anticuerpos generados por Sinovac se consideraron iguales o ligeramente inferiores a los detectados en las personas recuperadas de covid-19.

Cowling aseguró que la diferencia entre los dos fármacos era coherente con lo informado por los fabricantes en sus ensayos clínicos de tercera fase, que determinaron que Pfizer-BioNTech era eficaz en un 95%, frente al 50,7% de Sinovac.

Los resultados sugieren la posible necesidad de que los receptores de Sinovac -especialmente los ancianos, que tienen una respuesta inmunitaria más débil a las vacunas- reciban una tercera dosis de refuerzo, señaló Cowling.

 

FUENTE : INFOBAE

FOTOT TAPA : EL ESPAÑOL

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas