Connect with us

Politica

Asume Alberto Fernández: Todo lo que enfrenta el nuevo gobierno

Published

on

El Presidente que asume hoy ya tiene preparado un paquete de medidas que darán color propio al inicio de su gestión. “Plata en el bolsillo” y reformas judiciales en el menú
Imagen: Sandra Cartasso

Alberto Fernández jurará este martes pero viene gestionando desde el día posterior a las Primarias Abiertas (PASO). Todo lo que estaba a su alcance (que no es tanto) y muy bien dentro de lo disponible. El Plan Argentina Contra el Hambre es el ejemplo de una gran movida que se vino pensando, articulando y que arrancará mañana. Otras requerirán más tiempo, debates, elaboraciones.

Las dos primeras fortalezas de Fernández son su legitimidad de origen y un aceptable poder relativo en el Congreso. Contará con mayoría propia en el Senado, le pasará muy cerca en Diputados. Rosqueando un poco, concediendo, pactando está en condiciones de lograr aprobación de las leyes y hasta rondar los dos tercios de la Cámara Alta necesarios para conseguir Acuerdos.

Los bloques de Juntos por el Cambio (JpC) seguramente perderán algunos legisladores pero seguirán siendo potentes.

Cuesta imaginar, sin embargo, que se den maña para obstruir o frenar las iniciativas del Ejecutivo. Los números no le dan y, tal vez, tampoco exista voluntad unánime de las facciones de la coalición. El PRO de Mauricio Macri se radicalizó en campaña y en el calvario post derrota. Encarna un bolsonarismo argentino, confirmado por las monsergas de Macri y la designación de Patricia Bullrich como presidenta del partido. Más a la derecha y con cierta aquiescencia social… en la Argentina no se consigue. La intransigencia, todo lo indica, será lo suyo. Su respeto a las reglas democráticas… habrá que ver.

En paralelo es imaginable que dirigentes radicales y hasta algunos de PRO opten de movida por ser menos confrontativos y rústicos. Por convicciones, acaso. O eligiendo un perfil para diferenciarse en la interna que ya arrancó y se irá definiendo en 2021.

Es bien factible que los gobernadores e intendentes de JpC mantengan mejores vínculos con la Casa Rosada. Los precisan para sostener la economía de sus distritos. La relación, supone este cronista, tendrá semejanzas con la que sostuvieron los “gobernas” peronistas con Macri entre 2015 y fines de 2017. Conveniencia mutua, manejo de recursos coparticipables en Nación. Más allá de algún arrebato discursivo, eso sería racionalidad instrumental para las tres provincias gobernadas por radicales (Corrientes, Jujuy, Mendoza) y el territorio de PRO, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La primera reunión entre el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y AF insinuó el futuro proveyendo una imagen que refleja-simboliza el cambio en ciernes: el levantamiento de las vallas que afrentaban la Plaza de Mayo .

**

Las leyes primeras: Las primeras leyes, de nuevo, podrán tramitarse con velocidad en el Congreso tras el año sabático electoral. Se prorrogará el risible y anacrónico Presupuesto 2019 dibujado por el macrismo. Ex Jefe de Gabinete entendió que es mejor arrancar con ese dibujo que apurarse a diseñar el nuevo antes de haber delineado las líneas maestras de la política económica.

Pintan como más veloces y accesibles las reformas del Poder Judicial, razonables, reformistas, trabajadas en años previos. Por dar los ejemplos más evidentes:

* La puesta en vigencia del Código procesal penal, con procedimiento inquisitorio que distribuye funciones entre jueces y fiscales. De modo tal que aquellos hagan de jueces y estos de fiscales. Parece Perogrullo pero no lo es en Comodoro Py donde los jueces hacen de todo, permitiéndose hasta manipular los sorteos.

* La ampliación de competencia de jueces penales nacionales que, ahorrando detalles acá, ampliaría en gran medida el número de magistrados que podrán atender las causas que monopolizan los jueces federales generando poder arbitrario para ellos y gran lentitud en los trámites.

El presidente prometió que no habrá operadores judiciales durante su gestión. El fin de personajes que se mueven en las sombras, con impunidad, comisionados desde el Ejecutivo. Claro que habrá acción política pero dentro del sistema institucional: el funcionamiento del Consejo de la Magistratura y la designación del Procurador General, por ejemplo

La develación de las tropelías cometidas en el cuatrienio tal vez induzca a magistrados y funcionarios célebres a dejar sus cargos y acogerse a los beneficios de la jubilación.

Fernández es reacio a reformas judiciales ampulosas sin bases consensuales sólidas. Por convicción y porque son imposibles si no incluyen una reforma constitucional que suena inviable para todo lo que dure su mandato.

El arranque: Los refuerzos a jubilaciones, Asignación Universal por Hijo y sueldos estatales –confían quienes desembarcarán en la Casa Rosada– promoverán una reactivación nítida aunque no espectacular. La “plata en el bolsillo” se trasformará en demanda inmediata, consumo en el mercado local.

El arranque de la gestión contará, se confía, con la transigencia de los gremios enrolados en la CGT, que le darán respiro a Fernández como (mayormente aunque con excepciones) se lo concedieron a Macri en sus primeros años.

De cualquier modo, un calendario veraniego típico apura a la Nación, las provincias y los sindicatos: las paritarias docentes que incluyen el debate sobre la Paritaria Nacional abolida de prepo por Macri.

En un contorno adverso, siendo el único presidente progresista en demasiados kilómetros a la redonda, Alberto Fernández señalará nuevos rumbos, un modelo productivo sustentable e inclusivo, propuestas igualitarias.

Apelará a la templanza del pueblo argentino cuyos intereses pondrá por encima de todo, hasta de los imposibles pero perentorios vencimientos de la deuda externa. Primero crecer redistribuyendo, pagar después. Primero los más humildes. Las Plazas llenas lo auparán, estimularán y, ojalá, inspirarán.

mwainfeld@pagina12.com.ar

PAGINA 12

Asume Alberto Fernández: Todo lo que enfrenta el nuevo gobierno
El Presidente que asume hoy ya tiene preparado un paquete de medidas que darán color propio al inicio de su gestión. “Plata en el bolsillo” y reformas judiciales en el menú.
Imagen: Sandra Cartasso

Alberto Fernández jurará este martes pero viene gestionando desde el día posterior a las Primarias Abiertas (PASO). Todo lo que estaba a su alcance (que no es tanto) y muy bien dentro de lo disponible. El Plan Argentina Contra el Hambre es el ejemplo de una gran movida que se vino pensando, articulando y que arrancará mañana. Otras requerirán más tiempo, debates, elaboraciones.

Las dos primeras fortalezas de Fernández son su legitimidad de origen y un aceptable poder relativo en el Congreso. Contará con mayoría propia en el Senado, le pasará muy cerca en Diputados. Rosqueando un poco, concediendo, pactando está en condiciones de lograr aprobación de las leyes y hasta rondar los dos tercios de la Cámara Alta necesarios para conseguir Acuerdos.

Los bloques de Juntos por el Cambio (JpC) seguramente perderán algunos legisladores pero seguirán siendo potentes.

Cuesta imaginar, sin embargo, que se den maña para obstruir o frenar las iniciativas del Ejecutivo. Los números no le dan y, tal vez, tampoco exista voluntad unánime de las facciones de la coalición. El PRO de Mauricio Macri se radicalizó en campaña y en el calvario post derrota. Encarna un bolsonarismo argentino, confirmado por las monsergas de Macri y la designación de Patricia Bullrich como presidenta del partido. Más a la derecha y con cierta aquiescencia social… en la Argentina no se consigue. La intransigencia, todo lo indica, será lo suyo. Su respeto a las reglas democráticas… habrá que ver.

En paralelo es imaginable que dirigentes radicales y hasta algunos de PRO opten de movida por ser menos confrontativos y rústicos. Por convicciones, acaso. O eligiendo un perfil para diferenciarse en la interna que ya arrancó y se irá definiendo en 2021.

Es bien factible que los gobernadores e intendentes de JpC mantengan mejores vínculos con la Casa Rosada. Los precisan para sostener la economía de sus distritos. La relación, supone este cronista, tendrá semejanzas con la que sostuvieron los “gobernas” peronistas con Macri entre 2015 y fines de 2017. Conveniencia mutua, manejo de recursos coparticipables en Nación. Más allá de algún arrebato discursivo, eso sería racionalidad instrumental para las tres provincias gobernadas por radicales (Corrientes, Jujuy, Mendoza) y el territorio de PRO, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La primera reunión entre el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y AF insinuó el futuro proveyendo una imagen que refleja-simboliza el cambio en ciernes: el levantamiento de las vallas que afrentaban la Plaza de Mayo .

**

Las leyes primeras: Las primeras leyes, de nuevo, podrán tramitarse con velocidad en el Congreso tras el año sabático electoral. Se prorrogará el risible y anacrónico Presupuesto 2019 dibujado por el macrismo. Ex Jefe de Gabinete entendió que es mejor arrancar con ese dibujo que apurarse a diseñar el nuevo antes de haber delineado las líneas maestras de la política económica.

Pintan como más veloces y accesibles las reformas del Poder Judicial, razonables, reformistas, trabajadas en años previos. Por dar los ejemplos más evidentes:

* La puesta en vigencia del Código procesal penal, con procedimiento inquisitorio que distribuye funciones entre jueces y fiscales. De modo tal que aquellos hagan de jueces y estos de fiscales. Parece Perogrullo pero no lo es en Comodoro Py donde los jueces hacen de todo, permitiéndose hasta manipular los sorteos.

* La ampliación de competencia de jueces penales nacionales que, ahorrando detalles acá, ampliaría en gran medida el número de magistrados que podrán atender las causas que monopolizan los jueces federales generando poder arbitrario para ellos y gran lentitud en los trámites.

El presidente prometió que no habrá operadores judiciales durante su gestión. El fin de personajes que se mueven en las sombras, con impunidad, comisionados desde el Ejecutivo. Claro que habrá acción política pero dentro del sistema institucional: el funcionamiento del Consejo de la Magistratura y la designación del Procurador General, por ejemplo

La develación de las tropelías cometidas en el cuatrienio tal vez induzca a magistrados y funcionarios célebres a dejar sus cargos y acogerse a los beneficios de la jubilación.

Fernández es reacio a reformas judiciales ampulosas sin bases consensuales sólidas. Por convicción y porque son imposibles si no incluyen una reforma constitucional que suena inviable para todo lo que dure su mandato.

**

El arranque: Los refuerzos a jubilaciones, Asignación Universal por Hijo y sueldos estatales –confían quienes desembarcarán en la Casa Rosada– promoverán una reactivación nítida aunque no espectacular. La “plata en el bolsillo” se trasformará en demanda inmediata, consumo en el mercado local.

El arranque de la gestión contará, se confía, con la transigencia de los gremios enrolados en la CGT, que le darán respiro a Fernández como (mayormente aunque con excepciones) se lo concedieron a Macri en sus primeros años.

De cualquier modo, un calendario veraniego típico apura a la Nación, las provincias y los sindicatos: las paritarias docentes que incluyen el debate sobre la Paritaria Nacional abolida de prepo por Macri.

En un contorno adverso, siendo el único presidente progresista en demasiados kilómetros a la redonda, Alberto Fernández señalará nuevos rumbos, un modelo productivo sustentable e inclusivo, propuestas igualitarias.

Apelará a la templanza del pueblo argentino cuyos intereses pondrá por encima de todo, hasta de los imposibles pero perentorios vencimientos de la deuda externa. Primero crecer redistribuyendo, pagar después. Primero los más humildes. Las Plazas llenas lo auparán, estimularán y, ojalá, inspirarán.

mwainfeld@pagina12.com.ar

Asume Alberto Fernández: Todo lo que enfrenta el nuevo gobierno
El Presidente que asume hoy ya tiene preparado un paquete de medidas que darán color propio al inicio de su gestión. “Plata en el bolsillo” y reformas judiciales en el menú.
Imagen: Sandra Cartasso

Alberto Fernández jurará este martes pero viene gestionando desde el día posterior a las Primarias Abiertas (PASO). Todo lo que estaba a su alcance (que no es tanto) y muy bien dentro de lo disponible. El Plan Argentina Contra el Hambre es el ejemplo de una gran movida que se vino pensando, articulando y que arrancará mañana. Otras requerirán más tiempo, debates, elaboraciones.

Las dos primeras fortalezas de Fernández son su legitimidad de origen y un aceptable poder relativo en el Congreso. Contará con mayoría propia en el Senado, le pasará muy cerca en Diputados. Rosqueando un poco, concediendo, pactando está en condiciones de lograr aprobación de las leyes y hasta rondar los dos tercios de la Cámara Alta necesarios para conseguir Acuerdos.

Los bloques de Juntos por el Cambio (JpC) seguramente perderán algunos legisladores pero seguirán siendo potentes.

Cuesta imaginar, sin embargo, que se den maña para obstruir o frenar las iniciativas del Ejecutivo. Los números no le dan y, tal vez, tampoco exista voluntad unánime de las facciones de la coalición. El PRO de Mauricio Macri se radicalizó en campaña y en el calvario post derrota. Encarna un bolsonarismo argentino, confirmado por las monsergas de Macri y la designación de Patricia Bullrich como presidenta del partido. Más a la derecha y con cierta aquiescencia social… en la Argentina no se consigue. La intransigencia, todo lo indica, será lo suyo. Su respeto a las reglas democráticas… habrá que ver.

En paralelo es imaginable que dirigentes radicales y hasta algunos de PRO opten de movida por ser menos confrontativos y rústicos. Por convicciones, acaso. O eligiendo un perfil para diferenciarse en la interna que ya arrancó y se irá definiendo en 2021.

Es bien factible que los gobernadores e intendentes de JpC mantengan mejores vínculos con la Casa Rosada. Los precisan para sostener la economía de sus distritos. La relación, supone este cronista, tendrá semejanzas con la que sostuvieron los “gobernas” peronistas con Macri entre 2015 y fines de 2017. Conveniencia mutua, manejo de recursos coparticipables en Nación. Más allá de algún arrebato discursivo, eso sería racionalidad instrumental para las tres provincias gobernadas por radicales (Corrientes, Jujuy, Mendoza) y el territorio de PRO, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La primera reunión entre el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y AF insinuó el futuro proveyendo una imagen que refleja-simboliza el cambio en ciernes: el levantamiento de las vallas que afrentaban la Plaza de Mayo .

**

Las leyes primeras: Las primeras leyes, de nuevo, podrán tramitarse con velocidad en el Congreso tras el año sabático electoral. Se prorrogará el risible y anacrónico Presupuesto 2019 dibujado por el macrismo. Ex Jefe de Gabinete entendió que es mejor arrancar con ese dibujo que apurarse a diseñar el nuevo antes de haber delineado las líneas maestras de la política económica.

Pintan como más veloces y accesibles las reformas del Poder Judicial, razonables, reformistas, trabajadas en años previos. Por dar los ejemplos más evidentes:

* La puesta en vigencia del Código procesal penal, con procedimiento inquisitorio que distribuye funciones entre jueces y fiscales. De modo tal que aquellos hagan de jueces y estos de fiscales. Parece Perogrullo pero no lo es en Comodoro Py donde los jueces hacen de todo, permitiéndose hasta manipular los sorteos.

* La ampliación de competencia de jueces penales nacionales que, ahorrando detalles acá, ampliaría en gran medida el número de magistrados que podrán atender las causas que monopolizan los jueces federales generando poder arbitrario para ellos y gran lentitud en los trámites.

El presidente prometió que no habrá operadores judiciales durante su gestión. El fin de personajes que se mueven en las sombras, con impunidad, comisionados desde el Ejecutivo. Claro que habrá acción política pero dentro del sistema institucional: el funcionamiento del Consejo de la Magistratura y la designación del Procurador General, por ejemplo

La develación de las tropelías cometidas en el cuatrienio tal vez induzca a magistrados y funcionarios célebres a dejar sus cargos y acogerse a los beneficios de la jubilación.

Fernández es reacio a reformas judiciales ampulosas sin bases consensuales sólidas. Por convicción y porque son imposibles si no incluyen una reforma constitucional que suena inviable para todo lo que dure su mandato.

**

El arranque: Los refuerzos a jubilaciones, Asignación Universal por Hijo y sueldos estatales –confían quienes desembarcarán en la Casa Rosada– promoverán una reactivación nítida aunque no espectacular. La “plata en el bolsillo” se trasformará en demanda inmediata, consumo en el mercado local.

El arranque de la gestión contará, se confía, con la transigencia de los gremios enrolados en la CGT, que le darán respiro a Fernández como (mayormente aunque con excepciones) se lo concedieron a Macri en sus primeros años.

De cualquier modo, un calendario veraniego típico apura a la Nación, las provincias y los sindicatos: las paritarias docentes que incluyen el debate sobre la Paritaria Nacional abolida de prepo por Macri.

En un contorno adverso, siendo el único presidente progresista en demasiados kilómetros a la redonda, Alberto Fernández señalará nuevos rumbos, un modelo productivo sustentable e inclusivo, propuestas igualitarias.

Apelará a la templanza del pueblo argentino cuyos intereses pondrá por encima de todo, hasta de los imposibles pero perentorios vencimientos de la deuda externa. Primero crecer redistribuyendo, pagar después. Primero los más humildes. Las Plazas llenas lo auparán, estimularán y, ojalá, inspirarán.

mwainfeld@pagina12.com.ar

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Politica

Juntos por el Cambio se quedó con la primera elección municipal de Córdoba con más del 70% de los votos

Published

on

Javier Dieminger fue reelecto intendente de La Falda, con más del 71% de los votos. Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales viajaron a Córdoba en un intento para nacionalizar el primer triunfo de Juntos por el Cambio en el calendario electoral 2023.

“Esto consolida el cambio que necesita Córdoba y el país”, dijo Rodríguez Larreta desde el búnker de campaña. Patricia Bullrich celebró por las redes sociales: “Juntos por el Cambio está más unido que nunca en Córdoba y lo demostró este domingo en el Valle de Punilla. ¡Felicitaciones @DiemingerJavier, por tu reelección como intendente de La Falda, y a nuestros candidatos electos! ¡El cambio está en marcha con fuerza en todo el país!”, escribió en Twitter.

“Confío en que el triunfo de Juntos por La Falda en esta elección marque el inicio de un camino para cerrar el tiempo del peronismo en Córdoba, que ha cumplido ya un ciclo. Este es el tiempo de Juntos por el Cambio y en ese marco también el de este radicalismo unido, fuerte, que gestiona y todos los días le da respuestas a las necesidades de la gente y está también en condiciones de hacerse cargo del país”, dijo Morales.

Con una escasa participación, que se acercó al 50% del padrón electoral, la reelección de Dieminger no fue una sorpresa, pero si la abultada diferencia de más de 40 puntos que le sacó a Miguel Maldonado, candidato del Frente de Todos.

Juntos por el Cambio celebró el triunfo, que sorprendió por la amplia diferencia con el Frente de Todos

Si bien durante toda la jornada el triunfo de Dieminger se daba por sentado, lo que terminó sorprendiendo fue la diferencia que le sacó al Frente de Todos, aunque se sabe que Córdoba es territorio hostil para el kirchnerismo.

Tuit de Mario Negri celebrando el triunfo de JxC en La falda (Captura de Twitter/@marioraulnegri).
Tuit de Mario Negri celebrando el triunfo de JxC en La falda (Captura de Twitter/@marioraulnegri).

El intendente reelecto de La Falda contó con el respaldo de todos los presidenciables de Juntos por el Cambio y congregó en su búnker no sólo a Rodríguez Larreta y Morales, si no también a los referentes cordobeses Luis Juez, Rodrigo De Loredo Mario Negri, Soher El Sukaria, Javier Pretto, Pedro Dellarossa Ricardo Agost.

Con 14.265 votantes habilitados y apenas el 51,73% de ese padrón electoral que concurrió a la urnes, Dieminger obtuvo 71,07% de los votos y Maldonado sólo 28.93%. El gobernador de Córdoba, Juan Schairertti no fue con candidato propio a la elección municipal.

Para la sucesión de Schiaretti, Luis Juez (PRO) y Rodrigo De Loredo (Evolución radical) realizaron una encuesta para definir cuál de los dos será el candidato de Juntos por el Cambio. Según comunicaron, el resultado fue un “empate técnico” y ambos dirigentes negocian por estas horas cómo dirimir la candidatura y la alianza opositora extiende la incertidumbre en una provincia clave.

 

TN

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Politica

Alberto Fernández se apoya en la historia de Perón y Alfonsín para preservar su deseo de competir por la reelección

Published

on

Alberto Fernández no tiene intenciones de archivar su deseo de batallar por la reelección presidencial, pese las presiones constantes de Cristina Fernández de Kirchner, Máximo Kirchner y sus aliados en la Casa Rosada, la provincia de Buenos Aires, la CGT y los movimientos sociales. El jefe de Estado descarta un putsch palaciego para enterrar sus aspiraciones políticas y aceita su maquinaria interna para competir en las PASO.

El presidente considera que el kirchnerismo es una instancia agotada adentro del Partido Justicialista y que es necesario encontrar una fórmula política que pueda bloquear la repetición de graves errores históricos y causar – a su vez- una nueva expectativa social camino a la votación.

La mirada de Alberto Fernández sobre el destino del kirchnerismo y la próxima etapa institucional está influida por dos libros que son best seller en el mundo político. Uno vinculado a Juan Domingo Perón, y el otro relacionado con Raúl Alfonsín.

Juan Manuel Abal Medina (padre) escribió en primera persona “Conocer a Perón, destierro y regreso”, una crónica personal que desnuda la trama del fin del exilio del General a su muerte en la Argentina.

Tapa del libro Conocer a Perón, escrito por Juan Manuel Abal Medina, que es el primero a la derecha al lado de José Ignacio RucciTapa del libro Conocer a Perón, escrito por Juan Manuel Abal Medina, que es el primero a la derecha al lado de José Ignacio Rucci

Las memorias de Abal Medina impactaron en la perspectiva personal del jefe de Estado y en la dirección de su toma de decisiones. Alberto Fernández estaba desencantado con el Perón de 1973, y el fantástico libro de Abal Medina lo reconcilió con el General. Redescubrió su lado humano, ratificó su mirada crítica sobre Los Montoneros y fortaleció su convicción respecto al final de ciclo de CFK, Máximo Kirchner, La Cámpora y el Instituto Patria.

Abal Medina cuenta que Perón sabía que Los Montoneros habían asesinado a José Ignacio Rucci, secretario de la Confederación General del Trabajo (CGT) e hijo dilecto del líder partidario. En la página 338 de Conocer a Perón se puede leer: “Tras un silencio, el General pareció recomponerse y me dijo: «Creo que es imposible que estos locos se alineen. Así que hay que extirparlos del movimiento, y eso es lo que voy a hacer. Quería decírselo, porque no lo voy a poner en el compromiso de participar en esta etapa, porque para usted sería muy difícil». Se lo agradecí, y llamó a la señora Isabel para que me acompañara a salir”.

El segundo libro que impregna la mirada de Alberto Fernández sobre la coyuntura y el futuro es “Diario de una temporada en el Quinto Piso”, escrito por Juan Carlos Torre, que fue testigo de la debacle de Raúl Alfonsín y la ofensiva que montó el justicialismo para ganar las elecciones de 1989.

El libro de Torre es imprescindible para entender esa época, en el quinto piso que refiere su título siempre estuvo el despacho del ministro de Economía -por esos años era ocupado por Juan Vital Sourrouille-, y al presidente se lo regaló Cristina para su cumpleaños.

CFK creyó que ese obsequio implicaba una crítica a su gestión presidencial, pero terminó siendo la bitácora de un naufragio que Alberto Fernández no tiene intenciones de repetir.

Tapa del libro Diario de una Temporada en el quinto piso, escrito por Juan Carlos Torre, que fue funcionario del Ministerio de Economía durante la gestión de Juan Vital SourrouilleTapa del libro Diario de una Temporada en el quinto piso, escrito por Juan Carlos Torre, que fue funcionario del Ministerio de Economía durante la gestión de Juan Vital Sourrouille

Hasta la reforma de la Constitución Nacional en 1994, el mandato presidencial duraba seis años y no había reelección. Alfonsín decidió avalar la candidatura de Eduardo Angeloz, que representaba el ala derecha de la Unión Cívica Radical (UCR). Al candidato Angeloz no le importaba el gobierno de Alfonsín, y menos todavía el programa de Sourrouille. Apostaba a un fuerte plan de ajuste para capturar los votos de Alvaro Alsogaray en la intención de recortar las diferencias con Carlos Menem, que marchaba sin obstáculos rumbo a Balcarce 50.

En este contexto político, adonde el candidato oficialista apunta al presidente y a su jefe del Palacio de Hacienda, Torre escribió en la página 498 de su libro: “Desde que fue nominado como candidato (Angeloz) recorre las tribunas prometiendo que, una vez en la presidencia, pondrá cara de perro y usará el lápiz rojo y la tijera para hacer los cortes en el presupuesto nacional que haya que hacer”.

Angeloz forzó la renuncia de Sourrouille -fue sucedido por Juan Carlos Pugliese- y meses más tarde Alfonsín no tuvo otra alternativa que entregar la Casa Rosada antes de tiempo. En lugar de asumir el 10 de diciembre de 1989, Menem juró cinco meses antes -9 de julio- como jefe de Estado.

La minuciosa descripción de la crisis institucional que desató Angeloz con su campaña de hostigamiento a Alfonsín y Sourrouille es tomada como un dogma de fe por Alberto Fernández. El Presidente no quiere repetir la experiencia de Alfonsín con Angeloz, y por eso sostiene su candidatura y rechaza todas las presiones que se ejercen desde el Senado, La Cámpora y el Instituto Patria.

Cristina Fernández a su llegada para recibir el Doctorado Honoris Causa de la universidad nacional de Río Negro, en ViedmaCristina Fernández a su llegada para recibir el Doctorado Honoris Causa de la universidad nacional de Río Negro, en Viedma

El jefe de Estado cree que puede ganar en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y que podría llegar a un 35 por ciento del electorado. “Si me gana un candidato de Cristina, le habrá ganado al Presidente. Y si yo le ganó al candidato de Cristina, quedó fortalecido por el triunfo. Entonces hay que ir a las paso. Tenemos que terminar con los candidatos elegidos a dedo. Es la mejor solución para el Frente de Todos”, asegura Alberto Fernández en la intimidad de Olivos.

CFK y Máximo Kirchner no piensan lo mismo. Y pretenden que el asunto quede dirimido en las próximas semanas. Un deseo que no se cumplirá por la explicita resistencia del Presidente.

Abal Medina y Torre -cada con sus propias memorias e idéntica lógica política- describen y explican qué sucede cuando una conflagración interna se desata en un gobierno que es débil y enfrenta una profunda crisis económica. El desenlace fue similar: hubo una tragedia institucional.

Román Lejtman para Infobae

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Policial

Alberto Fernández anunció el envío de fuerzas federales a Rosario: “No permitiremos un solo acto más de impunidad”

Published

on

Este martes Alberto Fernández anunció una serie de medidas para “desarticular las organizaciones del crimen” en Rosario, “con el claro propósito de fortalecer la convivencia social y la seguridad democrática”. A través de un mensaje grabado el jefe de Estado dispuso, entre otros aspectos, la movilización de fuerzas de seguridad a la ciudad santafesina y se comprometió a “poner en el centro de la escena la autoridad del Estado para devolverle a la ciudad su vida en comunidad”.

En primer lugar, informó el mandatario, “he dispuesto el refuerzo de las fuerzas federales hasta alcanzar en esta etapa los 1.400 efectivos disponibles para la ciudad de Rosario”. El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, “estará mañana mismo en Rosario poniendo en operación este refuerzo”, afirmó el Presidente.

En segundo lugar, siguió el jefe de Estado , “he decidido que el Ejército Argentino a través de su Compañía de Ingenieros participe en la urbanización de barrios populares acelerando tareas pendientes de ejecución que son muy necesarias”.

“Son las Fuerzas Armadas de nuestra democracia y del mismo modo ejemplar con el que actuaron en la pandemia y en los incendios, irán ahora con la misma honestidad, destreza y convicción en socorro de una ciudadanía que las necesitan”, remarcó en ese sentido.

Además, este miércoles el gobernador Omar Perotti “firmará con la Unidad de Información Financiera (UIF) el convenio para instalar una delegación ahí en Rosario. De esta manera buscamos tener una mayor eficiencia en la lucha contra el lavado de activos derivados, entre otras causas, del narcotráfico”, indicó.

Para abordar esta problemática, “también firmamos con la provincia de Santa Fe el convenio de colaboración y cooperación técnica del Renaper que permitirá validar las identidades a través del sistema de identificación segura, con rapidez y celeridad en los operativos de seguridad”, destacó.

Asimismo, “sumaremos rápidamente 600 cámaras de vigilancia con reconocimiento facial de última generación para la ciudad de Rosario”, anunció Fernández.

Por último, el sistema carcelario extremará la custodia “contra los reclusos que han sido condenados y pretenden desde la misma cárcel seguir controlando sus objetivos criminales”, sostuvo el mandatario.

En el comienzo de su discurso, Fernández reconoció que “la lucha contra el crimen organizado, a pesar de los esfuerzos realizados, no ha alcanzado los resultados que esperábamos”, aunque advirtió en ese sentido que este tipo de organizaciones “no se desarrollan de un día para el otro, requiere tiempo para tomar territorios, reclutar sicarios, cooptar voluntades en la fuerza de seguridad, la justicia y también en la política, que es lo que garantiza su desarrollo, su expansión y fundamentalmente su impunidad”.

“Los hechos y las imágenes de los últimos días dan cuenta de hasta dónde son capaces de llegar con sus ilícitos propósitos”, analizó el mandatario. “Entiendo que Rosario nos necesita y se que sus fuerzas de seguridad son insuficientes para enfrentar la solución del problema”, observó Fernández, quien conversó en los últimos días con el gobernador Omar Perotti y con el intendente Pablo Javkin, quienes le “ofrecieron su mirada y expresaron sus necesidades para enfrentar de fondo un problema que se ha desarrollado a lo largo de muchos años”.

“Estamos tomando decisiones contundentes, no me tiembla el pulso en combatir el crimen organizado. A quien resulte implicado con esas organizaciones siendo que lo haga activa o pasivamente le caerá todo el peso de la ley. No aceptamos mezquindades ni especulaciones políticas”, subrayó el Presidente.

Rosario, “cuna de la cultura, de las ciencias y de las artes no merece vivir en la zozobra. La manipulación informativa con el propósito de desgaste institucional y el juego político que hacen algunos para sacar provecho de esta situación solo merecen el repudio democrático”, añadió, sobre la utilización electoral que hicieron varios referentes de la oposición.

“Vamos a hacer que Rosario recupere el orden y así su vida social, en libertad y con seguridad. Pero sobre todo vamos a hacer justicia. Se lo debemos a las víctimas de las mafias y se lo debemos a los hijos de esa ciudad. No permitiremos un solo acto más de impunidad”, afirmó sobre el impacto de las propuestas en marcha, detallan desde P/12.

Y concluyó: “Trabajamos por una seguridad coordinada, por una seguridad federal, preventiva e integral para todos y para todas. (…) Rosario es mucho más que los problemas que atraviesa y sabemos que va a salir adelante. Ninguna organización criminal ni red mafiosa puede contra la fuerza de un pueblo unido en defensa de su tierra y de su vida en comunidad”.

 

Infoveloz

canalxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Caprica.org.ar no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Continue Reading

Más Vistas