Connect with us

Economia

AUMENTOS,VENTAS PARALIZADAS Y FALTA DE PRECIOS ANTE LA INCERTIDUMBRE ECONOMICA

Published

on

Los consumidores que intentan realizar compras en este día de incertidumbre económica, con un salto en la cotización del dólar blue, se encuentran con varias situaciones inesperadas: desde la suba de precios con respecto a los días anteriores —los “aumentos preventivos” que suelen aplicar los proveedores y comercios en días de mercados alterados— o directamente con la imposibilidad de concretar la compra.

“Me están enviando algunos notas de proveedores donde suspendieron las ventas o listas de precios nuevos. Es una incertidumbre total. Pero ¿quién se va a arriesgar a vender un producto que no tiene idea del precio y el mayor riesgo es que no lo va a poder reponer? Por lo tanto, es probable que haya un par de días con esta incertidumbre y problemas para realizar compras”, aseguró una fuente del sector comercial.

Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando (Otálora)

Estas situaciones se observaron en comercios del rubro de construcción, calzado y gastronomía. Desde comercios con las persianas bajas en las primeras horas de la mañana hasta páginas de comercio electrónicos con precios ya actualizados, los reflejos del sector empresario y comercial no fallan cuando se dan situaciones de subidas violentas del precio del dólar informal, como ocurrió en crisis anteriores.

“Siempre hay una sobrereacción de los mercados cuando no hay información. Todavía no habló la ministra, no conocemos a su equipo. Nadie asume para romper todo, pero esto es algo muy común: se paraliza la economía unos días hasta que la cosa vaya aflojando. Cuando hay desconocimiento es lo que suele pasar”, explicó el economista Mariano Otálora.

Desde la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba) señalaron que hay varios comercios donde hoy no tienen precios de sus proveedores, como es el caso del rubro de electrónica. “No hay precios porque se está esperando a ver qué pasa. Para el pequeño comercio, de barrio, el stock es su capital y lo requiere para poder pagar servicios, alquileres e impuestos. Tiene que sentirse seguro que de lo que está vendiendo luego lo va a poder reponer”, indicó Fabián Castillo, titular de Fecoba.

“Además se vienen de una situación muy dura, donde más de 50.000 comercios en todo el país cerraron durante la pandemia y 15.000 en la ciudad de Buenos Aires. Hay más sensibilidad y son cuestiones que no son manejables por los propios comercios. En general tratan de esperar un poco a ver qué pasa, lo que es entendible para un pequeño comercio y pyme que no es formadora de precios”, agregó Castillo.

En tanto, desde las grandes cadenas de supermercados aseguraron que la actividad durante el comienzo del día fue normal y que no hubo más afluencia de compradores durante el fin de semana.

Esta semana, la secretaría de Comercio Interior confirmó que el programa de cuotas Ahora 12 se mantendrá vigente hasta el 31 de enero de 2023 (con la posibilidad de financiar compras en 3, 6, 12, 18 y hasta 24 cuotas fijas con tarjeta de crédito bancarias en 30 rubros).

Durante el primer semestre de este año, Ahora 12 registró 32 millones de operaciones por un total de $548.000 millones y un ticket promedio, en mayo de 2022, de $19.224. Los rubros que registraron mayores ventas mensuales son electrodomésticos (32%), indumentaria (29%) y materiales de la construcción (8%).

Economia

PREOCUPACION POR LA QUITA DE SUBSIDIOS A LOS CONSORCIOS

Published

on

A partir de la implementación del nuevo esquema tarifario, el valor de las expensas en los edificios urbanos podría ver un sensible incremento si los consorcios trasladan los nuevos precios del servicio de energía eléctrica. Esto se desprende de la información brindada por la secretaria de Energía, Flavia Royón, quien confirmó que a los consorcios se les quitará la totalidad de los subsidios a la tarifa de luz. La funcionaria resaltó, en tanto, la importancia del ahorro y la eficiencia energética.

El Gobierno definió tres categorías por niveles de ingreso para avanzar con la segmentación de las tarifas de luz y gas. En el nivel 1 se contemplan a los usuarios de mayores ingresos y familias que no solicitaron mantener la asistencia del Estado; en el nivel 2 los usuarios de menores ingresos registrados (incluidos los beneficiarios de la tarifa social); y en el nivel 3 los usuarios de clase media.

En el caso de los niveles 1 y 3, los aumentos se aplicarán gradualmente en tres bimestres, a partir de los consumos del 31 de agosto, octubre y diciembre. “En el primer tramo se va a retirar el 20% del subsidio, en el segundo y tercer tramo el 40%” respectivamente. “Van a ser bimestrales, en seis meses se eliminan (los subsidios)”, precisó Royón.

Mientras avanza su implementación, la secretaria de Energía fue consultada sobre cómo van a quedar los subsidios para los consumos de las partes comunes de los edificios de consorcios y confirmó que la quita será total en tres tamos, al igual que en los comercios: “En la primera etapa se les va a retirar el 20%”. “En el segmento generales estamos contemplando excepciones como comedores, pero no edificios”, explicó en diálogo con Todo Noticias (TN). Sin certeza aún de cuánto será la suba, la quita será absorbida por todo el consorcio y su traslado se verá reflejado en las expensas que paga cada usuario, ya sea inquilino o propietario.

Royón definió la nueva política energética como “una readecuación de subsidios” en el marco de “un plan de tarifas más justas”. “Los sectores de menores ingresos no van a sufrir aumentos, el objetivo es que aquél que pueda afrontar el costo de la energía lo haga. Aquellos que necesitan del acompañamiento del Estado, lo van a seguir teniendo”, aseguró. Comparando con los aumentos de tarifas ocurridos durante la gestión de Mauricio Macri, fundamentó que en 2019 el gasto en las tarifas representaba el 5,3% del salario promedio y ahora “va a representar el 2,5%”.

“Estamos trabajando muy a conciencia para que esta readecuación de tarifas sea pensado en un sistema justo. Que haya orden fiscal pero que las tarifas sean justas. Es injusto que el subsidio sea indiscriminado”, enfatizó.

En ese sentido, Royón agradeció a “las 4,5 millones de familias que no se han registrado para pedir el subsidio en energía eléctrica y las 3,5 millones que no se han registrado para el subsidio de gas”: “Es una medida de responsabilidad que si lo pueden afrontar contribuyen al orden fiscal de nuestro país”.

“Buscamos que cada familia empiece a tener conciencia, queremos introducir este cambio de paradigma de cuidar la energía”, planteó.

No obstante, aclaró que el registro continúa abierto y que el Gobierno está trabajando en aquellas personas que no se inscribieron por desconocimiento o falta de acceso a internet.

La secretaria de Energía aseguró que de esta forma “el ahorro fiscal es mayor” al que planteaba el ex ministro de Economía, Martín Guzmán, y la diferencia radica en que “se estimaba que solo el 10% no iba a solicitar el subsidio y el universo fue mayor”; además, “no se había planteado el retiro de subsidios en energía eléctrica para los generales (shoppings, bancos, comercios, todo aquello que no sea industrial ni residencial)”.

Luego de esta “readecuación”, la funcionaria adelantó que “no están previstos nuevos aumentos” y que para el año que viene “las proyecciones que tenemos es que el costo de energía va a tender a bajar”. Para ello será clave el gasoducto Néstor Kirchner: “Va a reducir la importación de combustible el año que viene”.

iNFOBAE

Continue Reading

Economia

LA LIGA DE AMAS DE CASA MARPLATENSE PROYECTO EL GASTO FAMILIAR CON LAS NUEVAS TARIFAS

Published

on

El Gobierno anunció la segmentación tarifaria y la quita de subsidios en los servicios de luz y de gas. Las nuevas medidas aún generan interrogantes entre los usuarios y desde la Liga de Amas de Casa de Mar del Plata explicaron cómo impactarán en el bolsillo.

“En el nivel 1, sobre una factura de gas de 1650 pesos, el usuario va a tener un aumento de aproximadamente 338 pesos en septiembre, que es cuando entra en vigencia la segmentación tarifaria”, indicó Marisa Sánchez, presidenta de la Liga de Amas de Casa a Ahora Mar del Plata.

Y agregó: “No debemos olvidar que tenemos promedio correlativo de agosto con el mes próximo. Ya en noviembre se pasaría a pagar 649 pesos más, en diciembre 790 y así escalonadamente hasta enero de 2023, cuando quede sin subsidios, hasta llegar a una tarifa de 3.105 pesos“.

Aclaró además que el nivel 1 (ingresos altos) “sufre la quita total del subsidio y va a tener un aumento del 167% en la tarfia a pagar”.

El nivel 3 (ingresos medios), que también pagaba en junio una factura promedio de 1.650 pesos, en septiembre pagará un promedio de 1.765 pesos, en noviembre un promedio de .925 y en enero de 2023 alcanzará los 2.146 pesos. Se trata de un aumento del 30%.

En tanto, el nivel 2 (ingresos bajos) no sufrirá variaciones en el monto de la factura promedio ya que no tendrá quita de subsidios.

Para el gas, “el aumento se calcula entre el umbral del consumo, los metros cúbicos por mes, el mínimo y el máximo de cada categoría”. “Es un aumento escalonado. Hay que revisar en la boleta la categoría de cada usuario y ahí aplicar el aumento entre el mínimo y el máximo”.

Sánchez recordó que en el caso de la luz se toma un promedio de 400 kilowatts “y se quita el subsidio sobre el excedente”. La diferencia promedio entre las facturas con subsidios en agosto y con quita de subsidios a partir de septiembre será de entre $800 y $850.

Sánchez recordó que el registro para la segmentación sigue abierto a través de la web de Anses para las personas que quieran anotarse o corregir datos ya ingresados.

Rechazo a la quita de los subsidios

La Liga de Amas de Casa emitió un comunicado donde expresó un “sabor amargo” ante la vigencia de la quita de subsidios. “Esto, y mucho más, es una cruda muestra de lo mal que se está viviendo. No es el momento económico para decirnos que nos quitan los subsidios”, cuestionaron.

Fuente: 10Ahora

Continue Reading

Economia

UNO A UNO EL DETALLE DEL AUMENTO EN GAS LUZ Y AGUA

Published

on

El Gobierno finalmente brindó más detalles sobre el aumento de tarifas de gas y electricidad, y confirmó que los hogares que no se hayan anotado en la declaración jurada que se puso a disposición tendrán tres incrementos bimestrales a partir de septiembre. Para los beneficiarios de la tarifa social, no habrá subas de tarifas y tampoco tendrán topes de consumo, mientras que los usuarios de ingresos medios tendrán subsidios sobre un consumo establecido, pero lo perderán sobre el excedente. Con respecto al agua, el incremento para los usuarios de Aysa estará segmentado por ubicación geográfica.

¿Cuánto aumentan las tarifas de electricidad?

Las tarifas de electricidad tendrán distintos aumentos, que dependerán de la categoría segmentada en la cual haya ingresado el hogar, según su nivel de ingreso. Para los beneficiarios de tarifa social, por ejemplo, no habrá más subas y tampoco habrá un tope de consumo subsidiado.

Los hogares que no se anotaron en el formulario que se puso a disposición para pedir los subsidios o que no cumplieron los criterios establecidos para mantenerlos, por otro lado, tendrán tres aumentos bimestrales, que variarán según la provincia en la que se resida. La suba final de la tarifa sería en torno del 190%, según estimaciones privadas.

La Secretaría de Energía solo brindó ejemplos acerca de cuánto variará la factura sin impuestos (que representan alrededor de un 25% extra) luego del primer aumento de los tres para los usuarios que consuman 300 kwh por mes. Por ejemplo, en Santa Fe subirá de $3249 a $4053; en Salta, de $3624 a $4490; en Córdoba, de $3592 a $4411; en Entre Ríos, de $3213 a $4134; en Tucumán, de $3228 a $4070; en La Plata (Buenos Aires), de $2119 a $2980, y en el área metropolitana Buenos Aires (AMBA), de $1467 a $2285.

Finalmente, los usuarios con ingresos medios recibirán subsidios hasta un nivel de consumo de 400 kwh por mes; para aquellas localidades que no cuenten con gas natural por redes, el tope se incrementa a 550 kwh. Sobre el excedente de esos consumos, habrá incrementos en torno al 190%.

¿Cuánto suben las tarifas de gas?

Las tarifas de gas también tendrán distintos aumentos, que dependerán de la categoría segmentada en la cual haya ingresado el hogar, según su nivel de ingreso. Para los beneficiarios de tarifa social no habrá más subas de tarifas y tampoco habrá un tope de consumo.

Los hogares que no se anotaron en el formulario que se puso a disposición para pedir los subsidios o que no cumplieron los criterios establecidos para mantenerlos, por otro lado, tendrán tres aumentos bimestrales. La suba final de la tarifa sería en torno al 85%, según estimaciones privadas. Por ejemplo, un usuario residencial de Metrogas con un consumo promedio de 711 m3 anuales tendría una variación en su tarifa que pasará de $1671 a $3089, según proyecciones de la consultora Economía & Energía.

Finalmente, los usuarios con ingresos medios recibirán subsidios hasta un nivel de consumo que dependerá de la provincia en donde resida. Para los usuarios del AMBA, por ejemplo, el tope máximo será en torno de los 97 m3 por mes.

3

¿Cuánto se incrementa el servicio de agua?

En primer lugar, todos los usuarios de Aysa tendrán un aumento de tarifa de 10% a partir del consumo de octubre. Luego, a partir de noviembre, se aplicarán los incrementos segmentados por lugar de residencia (georreferenciación). Para aquellos hogares que residan en una zona considerada de ingresos altos (como el corredor norte de la Ciudad de Buenos Aires), habrá aumentos de 150% a partir del consumo de noviembre y perderán definitivamente los subsidios. Por ejemplo, si hoy pagan una tarifa promedio de $770, a partir de noviembre pasará a costar $2099.

Para los usuarios que residen en zonas consideradas de ingresos medios y medios bajos (el resto de la Ciudad y la mayor parte del Conurbano, lo que está pintado de rosa y amarillo en el mapa), el incremento será también de 135%, pero de manera escalonada a través de tres actualizaciones. En concreto, una factura promedio que hoy cuesta $685, pasará a valer $754 en octubre (suba del 10%); $1130 en noviembre; $1507 en enero, y $1883 en marzo.

Finalmente, para los usuarios que reciben tarifa social, no habrá más aumentos adicionales al 10% de octubre.

 

Como es la segmentación?

La segmentación de tarifas es por nivel de ingresos, por consumo y por región geográfica. Según los criterios que estableció el Gobierno, perderán los subsidios aquellos usuarios que cumplan con alguno de estos criterios:

Tener ingresos mensuales netos de todos los integrantes del hogar superiores a 3,5 canastas básicas totales ($364.758,80 a julio); para los usuarios de la Patagonia, el ingreso establecido es mayor, $445.004,93 (porque se considera que el costo de vida es superior).

Tener tres o más inmuebles registrados.

Tener tres o más vehículos con antigüedad menor a los cinco años.

Tener aviones o embarcaciones de lujo, según la tipología aplicable por la AFIP.

Ser titulares de activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

Los usuarios que no cumplen con esos criterios y, por lo tanto, mantendrán los subsidios, tendrán un tope de consumo de gas y electricidad subsidiado y pagarán la tarifa plena sobre el excedente, que variará, a su vez, según la región del país. En gas, para los residentes de AMBA, el tope será 97 m3 por mes, mientras que para electricidad, se subsidiará hasta un consumo de 400 kwh por mes.

¿Suben las tarifas para los comercios?

Sí, los comercios también tendrán aumentos de tarifas de electricidad. En la actualidad, pagan alrededor de un 31% de lo que cuesta la generación eléctrica. El Gobierno no precisó de cuánto será el incremento, pero tendrá el mismo tratamiento que un hogar residencial que pierde los subsidios. Es decir, habrá tres aumentos bimestrales hasta que paguen la tarifa plena. La Secretaría de Energía todavía está evaluando cómo excluir a los clubes de barrio y otras entidades de bien público (ONG, comedores, centros asistenciales). Las industrias, por su parte, no reciben subsidios y pagan el costo total de la energía.En gas, los comercios no reciben subsidios.

¿Qué pasa con las tarifas que reflejan los consumos comunitarios (consorcios)?

La Secretaría de Energía no dio precisiones al respecto; solo se refirió de manera genérica a que, como los consumos comunitarios suelen figurar al nombre de una persona jurídica y no de un usuario residencial, deberán tener el mismo tratamiento que un comercio. Se espera que el Gobierno dé más información en los próximos días.

Para los consumos comunitarios del servicio de agua, el incremento dependerá de la zona geográfica en la que se encuentre la vivienda.

Cuánto es el tope de consumo de gas y electricidad subsidiado?

El tope subsidiado para el consumo de electricidad es de 400 kwh por mes, mientras que para aquellas localidades que no cuenten con gas natural por redes, el máximo se incrementa a 550 kwh.

En gas, el tope subsidiado dependerá de la zona geográfica en la que viva el usuario. En el AMBA, el usuario promedio tendrá un consumo máximo subsidiado de 97 m3 por mes.

En agua, por su parte, no habrá topes de consumo subsidiados; todos los usuarios que no son beneficiarios de tarifa social perderán los subsidios.

¿Se puede pedir todavía el subsidio a los servicios de gas y electricidad?

Sí, el formulario para pedir el subsidio está vigente en la página del Gobierno. Además, se podrá modificar la declaración jurada ya completada. Fuentes oficiales indicaron que los cambios realizados impactarán en las tarifas en promedio a los 60 días, pero dependerá del nivel de modernización de los sistemas de las distribuidoras (las empresas Edenor, Edesur, Metrogas, Naturgy, entre otras).

 

¿Se puede pedir subsidio para el servicio de agua?

Para el servicio de agua no hay un formulario para pedir los subsidios. Los hogares solo pueden pedir ser beneficiarios de tarifa social en la página oficial de Aysa. Para ello, los hogares unipersonales deben tener un ingreso neto (ingreso menos gastos de salud y vivienda) inferior a dos jubilaciones mínimas, y se agrega un ingreso adicional equivalente a una jubilación mínima por cada integrante adicional del hogar.

Desde cuándo rigen los aumentos?

El primero de los tres aumentos de tarifas para el gas y la electricidad comienza a regir a partir del consumo del 31 de agosto (impacta en las boletas de fines de septiembre); el segundo, a partir del 31 de octubre, y el tercero, a partir del 31 de diciembre.

¿Qué pasa con los subsidios para los inquilinos?

Las personas que alquilan también deberán completar la declaración jurada si quieren mantener los subsidios, sin importar que el servicio no esté a su nombre, ya que hay una posibilidad en el formulario para que el número de medidor del consumo se asocie a quien verdaderamente lo utiliza. En este proceso, no se pide el contrato de alquiler. Cada usuario puede pedir los subsidios de gas y electricidad por una sola propiedad.

Si recibo tarifa social, me tengo que anotar en el formulario?

Sí, todos los usuarios de gas y electricidad deben completar la declaración jurada para mantener los subsidios, independientemente de si es beneficiario de tarifa social o no, porque corre el riesgo de que le quiten el subsidio y tenga que pagar el costo pleno de la energía.

¿Cuántos hogares perderán los subsidios de gas, agua y electricidad?

Según informó la Secretaría de Energía, en gas, 3,8 millones de hogares perderán el subsidio, ya que hay al menos 3,5 millones que no se anotaron en la declaración jurada. Esto representa a un 41% del total de usuarios (9,3 millones).

En electricidad, 4,5 millones dejarán de recibir subsidios (35% del total). En este caso, alrededor de 4 millones de hogares no se anotaron en la declaración jurada. Sin embargo, este número podría ser mayor, ya que el Gobierno no sabe con precisión cuántos usuarios totales de electricidad hay.

En agua, por su parte, 2,5 millones perderán los subsidios (el 92% del total). Alrededor de 500.000 usuarios los perderán de manera inmediata a partir de noviembre, mientras que los 2 millones restantes dejarán de tener los subsidios de manera gradual hasta que los perderán definitivamente en marzo próximo.

¿Cuánto es el ahorro fiscal para el Estado?

El ahorro fiscal que estima el ministro de Economía, Sergio Massa, con el aumento de tarifas de gas y electricidad para 2022 son $47.500 millones (0,06% del PBI), superior a los $15.000 millones que había proyectado el exministro Martín Guzmán. La diferencia radica en que Massa le sumó una nueva segmentación a la política tarifaria, al establecer un tope de consumo subsidiado para los hogares de ingresos medios. Para el año 2023, en tanto, el ahorro serían $455.000 millones (0,5% del PBI), según las estimaciones oficiales.

En agua, por su parte, Aysa espera ahorrar $2000 millones en lo que resta del año con el incremento de tarifas.

Sofia Diamante para La Nacion

Continue Reading

Más Vistas