Connect with us

Politica

Axel Kicillof: “Vamos a impulsar más cuidados para los adultos mayores y en el transporte”

Avatar

Published

on

El gobernador anticipa que implementará una red de ayuda y acompañamiento y un protocolo más estricto para la población en riesgo. Luego de la emergencia sanitaria, su principal preocupación es la economía.  “Buscamos que a pesar de esta circunstancia no haya gente que pase necesidad”, asegura.
Imagen: Joaquín Salguero

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió el sábado con su gabinete y con el Comité de Emergencia para evaluar el escenario ante esta nueva etapa de la cuarentena y los pasos a seguir. Cuenta a Página 12 que entre lunes y martes dialogará con los intendentes y los especialistas sanitarios para definir las propuestas que llevará al presidente Alberto Fernández, quien el viernes anunció que recibirá sugerencias de los gobernadores sobre posibles cambios en el aislamiento. La provincia de Buenos Aires incluye realidades muy distintas, no sólo en términos socioeconómicos sino también porque hay zonas con alta propagación del coronavirus y otras en las que la epidemia casi no ha llegado. Por eso, mientras que en estos últimos lugares podría haber modificaciones que aligeren la cuarentena, en el resto los controles serán incluso más estrictos.

Las principales preocupaciones son los adultos mayores y la situación que genera el transporte. Para la población en riesgo, anticipa Kicillof, se implementará una red de ayuda y acompañamiento y un protocolo más estricto. Luego de la emergencia sanitaria, la economía es la situación más conflictiva. “Buscamos que a pesar de esta circunstancia no haya gente que pase necesidad”, señala, aunque sabe que es difícil. Afirma que hay que extender medidas de ayuda que se tomaron en forma transitoria y llegar a sectores que todavía no recibieron asistencia. “No hay duda y ya no hay debate que ante el coronavirus la única respuesta que puede haber es un Estado que esté presente. Los cultores del Estado mínimo deberían reflexionar”, afirma.

–¿Cómo evalúa el anuncio del viernes del Presidente?

–Me parece que era lo que había que hacer.  Mostró muy bien que el efecto de la cuarentena fue el que se buscaba: demorar el momento en el que, como pasó en otros países, empiezan a reproducirse y multiplicarse los contagios y eso implica un desborde de los sistemas de salud. Hablamos de sistemas de salud mucho más sofisticados y con más capacidad tecnológica que los que tenemos en el país y particularmente en la provincia de Buenos Aires. En la Provincia pudimos ampliar la capacidad de atención y  más que duplicamos la capacidad de camas de terapia intensiva disponibles. Las estimaciones que manejaba el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decían que el pico de la epidemia iba a ocurrir a mediados de abril y hoy nadie duda de que eso se desplazó a como mínimo a mediados de mayo, así que ganamos un tiempo valiosísimo. Según los patrones de expansión de los contagios vemos que afectó muy distinto en diferentes zonas del país e incluso hacia dentro de la provincia de Buenos Aires y del AMBA. En algunas regiones tenemos muy poquitos casos gracias al aislamiento.

–El Presidente dijo que la administración de esta etapa de la cuarentena va a ser diferente según las regiones. ¿Qué cambios evalúan en la provincia de Buenos Aires?

–De momento la cuarentena sigue como venía. Cada gobernador va a poder elevar propuestas para generar nuevas excepciones.  Voy a comenzar una ronda de consulta con intendentes, tanto del conurbano como del interior de la Provincia para actualizar el parte de la situación y ver diferentes alternativas y propuestas. Vamos a tener una reunión el martes con especialistas, epidemiólogos, médicos y en base a toda la información que recabemos vamos a dialogar con la Nación para proponer algunos cambios.

–¿Qué cambios se inclinaría a proponer en base a la experiencia acumulada hasta ahora?

–Creo que en algunos puntos hay que hacer más extremas las medidas de aislamiento. Sabemos que los adultos mayores son población de alto riesgo, así como los que tienen enfermedades preexistentes. Seguramente vamos a plantear un protocolo especial y cuidados especiales para adultos mayores que viven acompañados o solos. Ya en cierta medida lo estamos haciendo. Hay también diferencias según las condiciones socioeconómicas, la situación diferencial de las viviendas. Hay lugares donde al aislamiento lo llamamos comunitario porque no hay condiciones para hacerlo como en buena parte de la Capital o zonas más prósperas de la Provincia. Entonces, una cuestión es mayores y más rigurosos cuidados para los adultos mayores.

Otro tema es que vamos a poner el ojo en el transporte. Hay zonas en las que se concentraron muchísimos contagios y otras que no y hay que tratar de no desplazar al virus de una zona a otra. Hay que extremar las medidas de distanciamiento en el transporte. Después, hay zonas en el interior de la provincia donde la enfermedad no llegó y ahí vamos a ver si hay acuerdo de las comunidades para poder hacer circulación local. Pero eso lo vamos a charlar con los intendentes de toda la Provincia y después vamos a elevar una propuesta a la Nación. Porque hay cuestiones que tienen vinculación con otras provincias, buena parte del la producción sale por puertos del Paraná y  hay que coordinarlo con los gobernadores.

-¿Hay reclamos puntuales de sectores de la producción que le parezcan particularmente atendibles?

–La situación económica en amplios sectores se vio directamente interrumpida. En algunos casos piden excepciones, en otras más asistencia, pero las situaciones son reales. Obviamente toda decisión tiene que estar ponderada por la cuestión epidemiológica. En toda la provincia observo un grado de acatamiento muy alto, hay excepciones por supuesto, pero en general hay mucho respeto. Más allá de las dificultades obvias que trae, veo apoyo y acompañamiento. Creo que cuando cualquiera prende la televisión y ve lo que está ocurriendo en países que no tomaron estas medidas o las tomaron tardíamente toma conciencia del peligro que hay.  Y los que no cumplen con la norma saben que hay un control, tanto en lo que hace al aislamiento como en abusos con los precios o con el abastecimiento.

–En las recorridas que hace por la provincia ¿cuál es el pedido que más se repite?

–Evidentemente la economía es una preocupación. Hay quienes perdieron sus fuentes de ingreso, quienes no pueden ir a trabajar. También la incertidumbre de la duración, pero la magnitud del peligro que se corre sirve para hacer un análisis racional, no vi a nadie que no comprenda lo que está pasando. Vemos imágenes espeluznantes en países mucho más desarrollados que Argentina. Creo que eso sirve para comprender que hay que tomar medidas colectivas. Como dice Alberto “nadie se salva solo” o, dicho de otra manera, si cada uno se conduce con egoísmo o inconciencia esto termina muy mal.

–¿Va a haber nuevas medidas para los sectores más vulnerables?

–Muchas medidas se tomaron de forma transitoria porque no se sabía cuál iba a ser la duración del aislamiento, me parece que ahora va a haber que extenderlas. También hay que buscar cómo llegar a sectores a los que no se les aplican los programas que se diseñaron. Son sectores a los que el Estado no tenía que asistir en condiciones más normales pero en esta situación hay que hacerlo. Se tomaron medidas muy amplias pero hay casos que van quedando afuera y hay que buscar abarcarlos. Desde la provincia de Buenos Aires estamos trabajando con el ministerio de Producción y con el ministerio de Trabajo por aquellos a quienes no se les quiere pagar el sueldo porque están tratando de producir una situación de despidos, que no se puede hacer, pero también buscamos asistir a las empresas que obviamente tienen dificultades, sobre todo Pymes, pequeñas. Hay un grado de informalidad en ciertos sectores que hace difícil llegar, pero hay que seguir trabajando. Están ayudando mucho los intendentes, que son el primer mostrador, como suele decirse.

–Esta semana se reprimió a trabajadores que protestaban en Quilmes…

–Se actuó inmediatamente con determinación, se apartó a los efectivos que habían tenido esta conducta porque tenían orden de no reprimir. Se dio una señal muy clara de que si no se cumplen las directivas se toman medidas.

–¿Cómo se manejan ante posibles incidentes en comercios, a veces surge el fantasma de los saqueos?

–Con respecto a lo que pueden ser cuestiones que se mencionan sobre los comercios lo que hay que hacer es atacar la causa. Estamos trabajando no sólo de manera rápida sino en coordinación con los municipios para que no haya falta de alimentos, situaciones de no acceso a la comida. Desde la Provincia prácticamente triplicamos lo que destinamos a los comedores escolares. Eso requirió no cerrar las escuelas para que los chicos y chicas puedan ir a buscar el alimento y se decidió darles a todos los beneficiarios un bolsín para quince días. Se reforzó muchísimo la ayuda. Y ahí contamos con la colaboración de los maestros y maestras, auxiliares y directivos de las escuelas. De las misma manera, Nación tomó varias medidas de reforzar la AUH, el Ingreso Familiar de Emergencia. El tema es atacar las causas, que no haya gente que a pesar de esta circunstancia pase necesidades.

–¿Qué opina del proyecto para gravar las grandes riquezas?

–En todo el mundo se está buscando que los que tienen capacidad para hacer un esfuerzo adicional lo hagan para asistir a los que se han quedado sin nada. No hay duda y ya no hay debate que ante el coronavirus la única respuesta que puede haber es un Estado que esté presente, que se ocupe por un lado de combatir los efectos sobre la salud y por otro lado sosteniendo a aquellos que por las medidas sanitarias pierden su ingreso. Después cómo financiarlo… hemos visto ejemplos de algunos empresarios internacionales que han decidido hacer donaciones, grandes fortunas que han optado por ayudar. En Argentina también ha habido un montón de actos de solidaridad y donaciones a la propia provincia de Buenos Aires de personas que pidieron mantener en reserva su nombre, empresarios, gente con altos ingresos. Es obvio que hay que sostener a un Estado que tiene que estar brindando no menos sino más asistencia y eso hay que financiarlo y me parece lógico pensar que hay que hacerlo en proporción a las posibilidades que tiene cada uno.

–¿Lo sorprendió, para bien o mal, la reacción de la oposición?

–En la provincia de Buenos Aires los intendentes y los legisladores de la oposición se manifestaron absolutamente a disposición para ayudar, para acompañar las medidas. Es una situación muy excepcional y creo que la gran mayoría del arco político se ha mostrado a la altura. No sé si me sorprendió, porque es una situación que era difícil de imaginar, pero afortunadamente la gran mayoría de los dirigentes tomó nota de lo compleja que es la situación. Los que tenemos responsabilidades en el Ejecutivo tenemos que tomar decisiones a una velocidad vertiginosa, estamos trabajando a contrarreloj para abordar los hechos que aparecen y después los efectos de esas decisiones. Es importante contar con una oposición que se ponga en papel constructivo y en su gran mayoría es lo que está pasando. Hay algunos que no están en esa sintonía, pero creo que no hay espacio en la ciudadanía. La sociedad está esperando que, cada uno en su papel, tenga una posición constructiva, de proporcionar soluciones.

–Los filósofos que se preguntan si está situación traerá cambios duraderos en la sociedad y en qué sentido ¿Cree que puede haber cambios duraderos en el diálogo político o esto es sólo una situación excepcional?

–Esta situación tan inesperada y dramática debería generar una reflexión. Es difícil pensar hoy qué pasa después, porque no tenemos plazos, pero sí vemos que algunas certezas que había sobre política económica y el papel del Estado en algunos sectores se derrumbaron. Creo que los cultores del Estado mínimo o ausente, que incluso acompañaron un deterioro del sistema público de salud, deberían estar reflexionando. Después de esto va a haber un daño muy grande en todas las economías del mundo y el comercio internacional está por el suelo. Va a venir una etapa de puesta en marcha y reconstrucción que también va a requerir una fuerte participación del Estado. En ese sentido, el cambio de mentalidad va a ser bastante duradero porque lo exige la situación, es una mirada en las antípodas de las ideas del Estado ausente. Durante bastante tiempo va a haber consenso en la necesidad de que el Estado planifique, actúe, ayude, asista a los que menos tienen, genere mejores condiciones de acceso al trabajo e incluso a las finanzas.

–¿También el cambio que parece haber habido en la relación entre las distintas fuerzas políticas puede ser duradero?

–No lo sé. No está mal que haya opiniones distintas, pero veo que ciertas cuestiones que estaban en discusión van a ser difíciles de cuestionar y atacar. Veremos.

La situación de los niños 

–Hay madres y padres con hijos chiquitos que plantean poder salir a dar una vuelta ¿se puede evaluar o sería contraproducente?

–Se están evaluando muchísimas excepciones. El Presidente mencionó el tema de las personas discapacitadas o con autismo, a quienes la situación de encierro puede hacer mucho daño. Si se pudieran generar protocolos o reglas que se cumplieran, se podría pensar en nuevas excepciones, pero hay que ver cómo se cumplen. Si no hay una toma muy fuerte de conciencia, podría dar lugar a un incumplimiento peligroso. Hay que buscar un balance y equilibro. En otros países dejan salir a la gente según el número de su documento, pero son reglas más complejas y difíciles de verificar. Lo que estamos tratando de evitar es el contacto entre las personas para que no haya contagio directo, que es el modo en que se expande el virus. Hay muchas cosas para pensar en teoría, pero cuando se aplican tienen que cumplirse y ahí se pone más complejo. Este tiempo me pone optimista porque veo que conscientemente ha habido mucho cumplimiento, tal vez se puede ensayar y probar si funciona. Habría que probar en zonas o comunidades pequeñas. Lo que hay que evitar es que las personas estén en riesgo y pongan en riesgo a otros.

La cuarentena de los Kicillof

–Si me permite una pregunta doméstica, en su caso sigue trabajando pero su familia también está en aislamiento y tiene hijos chicos. ¿Cómo lo lleva?

–Estamos viviendo en la residencia del Gobernador en La Plata. Creo que lo vivimos como muchos, en parte con una sensación de encierro y buscando actividades, con la continuidad pedagógica que pone a todos los papás y mamás un poco de maestros de sus hijos. En términos familiares estamos como todos, viviendo esto con la gravedad que tiene y las preocupaciones que trae, con la particularidad que yo tengo muchísimo trabajo, no tengo horarios, ni fines de semana, ni nada. Ayudo… no, esta palabra no,… estoy lo más que puedo, trato de acompañar a los chicos cuando puedo con la tarea de la escuela y de estar presente. La familia está en aislamiento pero yo tengo que salir así que hay todo un ritual cuando vuelvo de la calle, cuidado de sacarse la ropa, lavarse mucho las manos para cuidarlos a ellos a pesar de que estoy con mucho contacto con el mundo exterior.

FUENTE : PAGINA 12

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

El Gobierno aseguró que la Corte “se juega su prestigio” con el per saltum de los jueces desplazados

Avatar

Published

on

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue el primer representante del Poder Ejecutivo en hablar en público sobre la decisión del máximo tribunal de analizar el reclamo de los magistrados que investigan a CFK y fueron trasladados

autor
Santiago Cafiero es el funcionario de mayor confianza de Alberto Fernández

En una nueva señal hacia la Corte Suprema que debe resolver la suspensión del traslado de los tres jueces que investigan a la vicepresidenta Cristina Kirchner, desde la Casa Rosada el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, destacó hoy que el Gobierno quiere saber “si la Corte se ajustará a derecho o si actuará conforme a los climas políticos”.

“Aquí se pone en juego el prestigio de la Corte Suprema”, dijo el jefe de Gabinete.

Las definiciones que ofreció Cafiero en la Casa Rosada resultan ser una nueva expresión de la fuerte expectativa que hay en el Gobierno luego de que la Corte declarara por unanimidad “admisibles” los recursos de “per saltum” planteados por los jueces federales Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, una decisión que suspendió sus traslados hasta tanto el máximo tribunal se pronuncie sobre el procedimiento por el cual los magistrados debían regresar a sus juzgados de origen.

“Esperamos que la Corte actúe conforme a la Constitución nacional”, afirmó Cafiero y añadió: “Siempre el presidente Alberto Fernández hizo referencia a la independencia de poderes y el respeto institucional. Aquí el Gobierno actuó conforme a la Constitución nacional, el Senado también actuó conforme a la Constitución y el Consejo de la Magistratura también conforme a la constitución nacional. Ahora lo que queda que la Corte actúe conforme a la Constitución. La Argentina esta pendiente de esto. Es lo que plantea la Constitución”, dijo.

Inmediatamente, el jefe de ministros envió una señal elíptica a los miembros de la Corte que deben definir en la cuestión de fondo sobre los traslados de los jueces que investigan a Cristina Kirchner. “Aquí se juega el prestigio de la justicia. Si la Corte se ajusta a derecho o si actúa conforme a los climas politicos. Eso es lo que está en juego”, dijo Cafiero.

El jefe de gabinete admitió que en la Casa Rosada siguen “de cerca todo lo que sucede en la justicia” y están muy expectantes de lo que vaya a resolver la Corte en los próximos días sobre eta polémica.

La Corte emitió una resolución que llevó la firma de los ministros del máximo tribunal Juan MaquedaElena HightonRicardo LorenzettiHoracio Rosatti y el presidente del máximo tribunal, Carlos Rosenkrantz, quien lo hizo con fundamentos propios.

FUENTE INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

La maquinaria política detrás de los terrenos tomados en el Conurbano y un modus operandi que se replica en todo el país

Avatar

Published

on

Miles de viviendas levantadas en tierras usurpadas son construidas por cooperativas de organizaciones sociales y con fondos del Estado

FOTO : “El tema de las viviendas es así. Se toman las tierras. Si son privadas, se presiona para que los dueños, a través de la municipalidad o de la provincia, las vendan. Después pasan a manos de los que las tomaron. Ahí entran las cooperativas de las organizaciones para construir las casas. Brindan una solución rápida. Si no fuera por las cooperativas de trabajo, no sé qué pasaría”, sostiene Cecilia Galluzzo, (Franco Fafasuli)

“Las organizaciones sociales son, por un lado, parte del problema, pero por el otro, también parte de la solución”. La reflexión ante Infobae la realizó un funcionario del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, que conoce al dedillo el complejo entramado que se mueve detrás de los movimientos piqueteros. La conversación tenía como eje la usurpación aún no resuelta de la toma de las 100 hectáreas en la localidad de Guernica. Algunos de estos movimientos están detrás de las tomas de tierras, o al menos fomentan las usurpaciones, pero también son de gran ayuda para los intendentes porque con sus cooperativas de trabajo levantan barrios enteros. Construyen las casas, abren calles, tiran cables de luz y hasta hacen pozos de agua. Y antesde que llegue el Estado para brindar los servicios a las familias más necesitadas”.

Se trata de una fenomenal maquinaria, que mueve millones y millones de pesos, concedidos por los gobiernos de turno para que las organizaciones sociales, a través de sus cooperativas de trabajo, lleguen a donde ellos no supieron o no pudieron llegar, y además den trabajo.

Las 52 viviendas fueron construidas por las cooperativas de la CCC. Los terrenos adquiridos por sus miembros, a la altura del kilómetro 44 de la Ruta 3, en la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza. (Prensa CCC)Las 52 viviendas fueron construidas por las cooperativas de la CCC. Los terrenos adquiridos por sus miembros, a la altura del kilómetro 44 de la Ruta 3, en la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza. (Prensa CCC)

“El tema de las viviendas es así. Se toman las tierras. Si son privadas, se presiona para que los dueños, a través de la municipalidad o de la provincia, las vendan. Después pasan a manos de los que tomaron esas tierras. Ahí entran las cooperativas de las organizaciones para construir las casas. Las cooperativas brindan una solución rápida. Si no fuera por las cooperativas de trabajo, no sé qué pasaría”, sostiene Cecilia Galluzzo, cooperativista y secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores de Programas Sociales, la organización que reclama ante el ministerio de Trabajo para que le otorgue personería gremial.

“En José C. Paz -recuerda Galluzzo- el barrio de viviendas sociales, llamado Lamas, se construyó así. Ese barrio es todo de los cooperativistas por un convenio que se firmó en los últimos meses de la presidencia de Néstor Kirchner y se terminó con el de Cristina Kirchner. Se firmó un acuerdo con el municipio para que ponga los terrenos y nación pagaba los materiales. La mano de obra corría por cuenta de los cooperativistas. Todo funciona muy bien hasta que la política mete la cuchara y quiere sacar una tajada. Cuando los intendentes le dan el manejo a los punteros políticos se desbanda todo”, sostiene y afirma: Detrás de las tomas están las organizaciones sociales que muchas veces están en connivencia con el poder político y todo lo que hay detrás.

Son varias las agrupaciones piqueteras, alineadas con el actual oficialismo, que están presentes a lo largo y ancho del país y que manejan miles de cooperativas de trabajo. También que son beneficiadas con entregas de alimentos y otro tipo de planes para que sean distribuidos entre los vecinos y militantes más necesitados.

Entre esas organizaciones sociales se destaca el Movimiento Evita, que tiene como sus dos principales referentes a Fernando “Chino” Navarro, actual secretario de Relaciones Políticas y Parlamentarias, un área del organigrama de la jefatura de Gabinete, a cargo de Santiago Cafiero; y Emilio Pérsicosecretario de Economía Social, una dependencia del ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Daniel Arroyo.

Es la organización social más importante que forma parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), estructura que se sostiene sobre tres pilares fundamentales: el mencionado Movimiento Evita, del cual también forma parte el diputado nacional Leonardo Grosso; el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) que conduce Juan Grabois, y el Movimiento Popular La Dignidad, comandado por su secretario general, Rafael Klejzer, actual director de la Secretaría de Economía Social del ministerio de Desarrollo Social.

La Corriente Clasista y Combativa (CCC) fue una de las primera organizaciones barriales que salió a la calle para pedir “tierra, techo y trabajo”, y comenzó con la toma de tierras en La Matanza, el distrito más populoso del conurbano bonaerense y disputar con gobernadores e intendentes la propiedad de las parcelas usurpadas. Su líder indiscutido es el diputado del Frente de Todos, Juan Carlos Alderete, referente, además, del Partido Comunista Revolucionario (PCR).

“La regularización dominial de las tierras es parte de mi vida. El Barrio María Elena, en Gregorio de Laferrere, en La Matanza, nació de la toma de tierras privadas, pero de forma inmediata buscamos la intervención del Estado para que le comprara la tierra a los privados. Así lo hizo. Pero para eso hicimos movilizaciones porque no hay una política de Estado para resolver el problema habitacional. Eran terrenos inhóspitos, fangosos, nos metimos con carpas, sin luz, agua, ni baños. Fue doloroso. Pero lo conseguimos y los compañeros tienen sus escrituras. Las casas las fuimos auto construyendo. Nos costó mucho, pero ganamos en experiencia y ahora construimos hasta en las laderas de las montañas jujeñas. Si no dábamos batalla para quedarnos con esas tierras y construir nosotros, ahora sería Villa Elena en vez del barrio Elena”, le dice Alderete a Infobae.

En los años ’90 Alderete y el dirigente de la Federación Tierra y Vivienda y de la Agrupación Miles, Luis D’Elia, marchaban juntos en los reclamos. Así como La CCC construyó el Barrio María Elena sobre tierras usurpadas, el piquetero condenado por la toma de una comisaría hizo lo propio con el ahora Barrio El Tambo, también ubicado en La Matanza.

La CTEP, a través de la Cooperativa 20 de Diciembre también construyó de cero el Barrio San Jorge, unas 600 viviendas ubicadas en Florencio Varela. “Luego de mucho esfuerzo se logró demostrar que las cooperativas de trabajadores de la Economía Popular pueden llevar a cabo un trabajo eficiente y transparente, generando así un sistema que permite crear puestos de trabajo y a su vez realizar una obra de infraestructura con trabajo de interés social. Las organizaciones sociales proponemos esta idea cómo una posibilidad concreta de resolver los problemas laborales, sociales y de hábitat que sufren los barrios populares de nuestro país”, dijo en su momento Emilio Pérsico. Era diciembre de 2017.

El juez ordenó que el 1 de octubre se desaloje la toma de Guernica. Son 100 hectáreas ocupadas por 1904 personas. (Franco Fafasuli)El juez ordenó que el 1 de octubre se desaloje la toma de Guernica. Son 100 hectáreas ocupadas por 1904 personas. (Franco Fafasuli)

Barrios de Pie es otra de las organizaciones sociales de peso en el universo piquetero y del cooperativismo. Su coordinador nacional es Daniel Menéndez, es el subsecretario de Promoción de la Economía Social y Desarrollo Local. Menéndez es referente nacional del partido SOMOS, que lidera la titular del INADI, Victoria Donda. Junto a otros referentes sociales, estuvo presente en Gregorio de Laferrere durante la presentación del proyecto de ley del proyecto de Tierra, Techo y Trabajo que desde la Cámara Baja impulsa Alderete.

Del acto en la “Catedral Piquetera” participó Fernanda Miño, referente del Movimiento de los Trabajadores Excluidos (MTE) y Secretaria de Integración Socio Urbana del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.

El proyecto, que cuenta con el apoyo, entre otros, de Andrés “Cuervo” Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, propone realizar 375.000 soluciones habitacionales, generar 1.5 millones de puestos de trabajo directos y 1.5 millones de puestos de trabajo indirectos y la compra por parte del estado nacional, provincial o municipal, la adquisición de tierras privadas o la entrega de parcelas fiscales para la generación de nuevos barrios populares.

“La vivienda está en el centro de nuestra agenda. Tenemos que materializar las cuestiones pendientes y en particular en la provincia de Buenos Aires con carencias y problemas estructurales profundos”, dijo el ministro de Axel Kicillof durante la presentación del proyecto de ley apoyado por todas las organizaciones sociales.

“Esta no es una ley cualquiera, es una ley hecha por muchos que han tenido que tomar tierras para construir barrios dignos. Estos compañeros son protagonistas de ese proceso, son los humildes, son los desposeídos, son los que Evita amaba, son esos compañeros los que toman la política”, apuntó a su turno Pérsico.

En Gregorio de Laferrere, La Matanza, se presentó el proyecto de ley "Tierra, Techo y Trabajo". propone realizar 375.000 soluciones habitacionales, generar 1.5 millones de puestos de trabajo directos y 1.5 millones de puestos de trabajo indirectos y  la compra por parte del estado la adquisición de tierras privadas o la entrega de parcelas fiscales para la generación de nuevos barrios populares. (Prensa CCC)En Gregorio de Laferrere, La Matanza, se presentó el proyecto de ley “Tierra, Techo y Trabajo”. propone realizar 375.000 soluciones habitacionales, generar 1.5 millones de puestos de trabajo directos y 1.5 millones de puestos de trabajo indirectos y la compra por parte del estado la adquisición de tierras privadas o la entrega de parcelas fiscales para la generación de nuevos barrios populares. (Prensa CCC)

La presentación en sociedad del proyecto de ley coincide con el conflicto por la toma de tierras en la provincia de Buenos Aires, entre ellas las 100 hectáreas de Guernica, que tiene al 1° de octubre como ultima fecha para el desalojo.

Si bien buena parte de los barrios y viviendas que construyeron en provincias como Chaco, Salta, Jujuy, o Buenos Aires, fueron sobre terrenos adquiridos por el Estado para desarrollar planes de viviendas sociales, existen otros que fueron edificados en terrenos usurpados y que, a fuerza de reclamos y cortes de calles y avenidas, llevaron a los funcionarios a “acordar” con los dueños privados de las parcelas usurpadas su compra y cesión a los tomadores, regularizando la situación mediante escrituras.

La concreción de estos propósitos -enorme solución para los que no tienen techo y gran frustración para los propietarios que ven sus campos o terrenos invadidos- es posible gracias a una maquinaria política finamente articulada entre las organizaciones sociales y los funcionarios. O al menos un punto de encuentro en el que ambas partes consiguen un rédito. De justicia social para unos y político para otros que muchas veces se traducen en votos.

“Nuestra organización ha hecho 7.200 viviendas en 18 provincias. Hemos firmado un convenio marco con el entonces presidente Néstor Kirchner para conseguir una cantidad de viviendas para nuestra gente. Para eso teníamos que llegar a acuerdos con intendentes, con gobernadores para solucionar el principal problema, dónde construir”.

-¿Y si no les daban las tierras ustedes las tomaban?

-A veces no queda otra. Pero siempre logramos la regularización de dominio. La provincia o el municipio buscaba a los dueños y les compraba las tierras. No queremos eso, por eso presentamos el proyecto de ley Tierra, Techo y Trabajo. Nosotros demostramos que la enorme organización de amplios sectores populares, los descartados de éste sistema perverso, no solo luchamos y nos organizamos en el barrio, también hacemos política y tenemos un programa para transformar esta Argentina.

-Y una vez conseguida las tierras, el dinero para la edificación, para pagar sueldos, para comprar materiales, ¿de dónde sale?

-De los fondos nacionales. Mire, si hablamos de tierranos referimos a un derecho legítimo. Para vivir y trabajar, y en Argentina y América Latina la tierra está en manos de unos pocos. Si hablamos de techo, plantamos la bandera en la lucha para que no haya más hacinamiento de millones de familias como vemos en los asentamientos en las villas y los barrios populares. Cuando decimos trabajo, afirmamos que las organizaciones sociales desde su nacimiento pelearon y seguirán peleando por trabajo para todos los que habitan nuestro suelo.

Las cooperativas de trabajo dan la solución que no les otorga el Estado. Construyen las casas, abren las calles. Tiran cables, dan agua potable. Una inmensa maquinaria que cuenta con la participación del Estado que suele darle la espalda. (Franco Fafasuli)Las cooperativas de trabajo dan la solución que no les otorga el Estado. Construyen las casas, abren las calles. Tiran cables, dan agua potable. Una inmensa maquinaria que cuenta con la participación del Estado que suele darle la espalda. (Franco Fafasuli)

No sólo en el conurbano bonaerense las organizaciones sociales toman tierras para después construir los barrios populares. Alderete recuerda, por ejemplo, que el ex gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, adquirió a los dueños las tierras que la Corriente Clasista y Combativa tomó en esa provincia, y allí, con las cooperativas de la CCC, construyeron las 420 viviendas que conforman el Barrio Finca Valdivia.

Algo similar sucedió con el Barrio Che Guevara, en San Salvador de Jujuy. Allí sucedió algo muy curioso, el que colaboró desde el Estado nacional para destrabar el conflicto por la toma de esas tierras, fue el entonces viceministro de Desarrollo Social, Sergio Berni, actual ministro de Seguridad bonaerense. La ministra del área era Alicia Kirchner y la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

Alderete lo recuerda así: “Berni intercedió ante la gobernación de entonces (el peronista Eduardo Fellner) para que la gente que estaba tomando las tierras privadas, fueran trasladadas a un predio muy cercano a la toma y que eran terrenos provinciales porque los propietarios no querían vender”.

A la derecha Juan carlos Alderete en la presentación de su proyecto en "La catedral piquetera", en Gegorio de Laferrere, en La Matanza. "La regularización dominial de las tierras es parte de mi vida. El Barrio María Elena nació de la toma de tierras privadas, pero de forma inmediata buscamos la intervención del Estado para que intervenga y le compre la tierra a los privados. Así lo hizo. Pero para eso hicimos movilizaciones porque no hay una política de Estado para resolver el problema habitacional.(Prensa CCC)A la derecha Juan carlos Alderete en la presentación de su proyecto en “La catedral piquetera”, en Gegorio de Laferrere, en La Matanza. “La regularización dominial de las tierras es parte de mi vida. El Barrio María Elena nació de la toma de tierras privadas, pero de forma inmediata buscamos la intervención del Estado para que intervenga y le compre la tierra a los privados. Así lo hizo. Pero para eso hicimos movilizaciones porque no hay una política de Estado para resolver el problema habitacional.(Prensa CCC)

El dirigente social y diputado aclara que en algunos casos, la propia CCC adquiere los terrenos con dinero “de la propia organización, hacemos las viviendas y se las vendemos a los compañeros en cuotas muy accesibles. En La Matanza hicimos dos barrios así. El último fueron 52 viviendas en terrenos adquiridos por sus miembros, a la altura del kilómetro 44 de la Ruta 3, en la localidad de Virrey del Pino.

Casos similares de tomas y regularización forzosa de las tierras, estuvieron protagonizadas, por otras organizaciones sociales, como el Movimiento Evita y la CTEP aunque ellos lo nieguen. De hecho, uno de sus referentes, Juan Grabois, ya había advertido que la toma de tierras era un hecho inminente. También lo que viene detrás de las usurpaciones.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

El diputado que protagonizó el escándalo erótico

Avatar

Published

on

Sergio Massa se enojó al notar la imagen de Juan Ameri con su pareja y el kirchnerismo se despegó rápido del legislador salteño, quien recibió varios avisos para que presentara su dimisión

La Cámara de Diputados sesionó de manera remota durante doce horas y 45 minutos. Sin embargo, todo giró alrededor del escándalo que protagonizó el salteño Juan Ameri, quien posteriormente recibió una serie de mensajes que le mostraron cuál era el único camino posible a seguir: debía renunciar.

Cerca de las seis de la tarde, el propio presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, fue quien advirtió en las pantallas la imagen escandalosa del ahora ex legislador salteño junto a su mujer. Cuando pidió aplicar el artículo 188 del reglamento, que habilita la suspensión de un diputado, todavía muchos de sus pares no habían visto el polémico video.

En consecuencia, Cecilia Moreau, vicepresidenta del bloque del Frente de Todos, se comunicó con Ameri para informarle la decisión de penalizarlo que acababan de tomar Massa, Máximo Kirchner como presidente del bloque, ella misma como vice y Cristina Alvarez Rodríguez como secretaria. También le advirtió que antes del fin de la sesión se firmaría la resolución para constituir la comisión de cinco legisladores que analizarían su cuestionado comportamiento y que podría derivar en su expulsión. Finalmente, no hizo falta, porque los legisladores, muchos de los cuales definieron el suceso como “bochornoso” a la hora de los discursos, aceptaron su dimisión.

El presidente de la Nación ya estaba enterado cuando llamó a Massa por otro motivo. Lo supo como rápidamente lo supieron cientos de miles de argentinos, tras la viralización de las imágenes.

Después de que se votara la suspensión sin goce de haberes el diputado Ameri ensayó un pedido de disculpas y se justificó en una entrevista radial. Dijo que creyó que se había caído internet, que no sabía que estaba a la vista de todos, que con su pareja estaban angustiados, que no podía tomar una decisión todavía y que sólo le besó una teta a su mujer.

Con 224 votos positivos, 1 negativo y 3 abstenciones, la Cámara de Diputados aceptó la renuncia de Ameri.Con 224 votos positivos, 1 negativo y 3 abstenciones, la Cámara de Diputados aceptó la renuncia de Ameri.

El efecto negativo de la escena que el diputado minimizó se derramó rápidamente sobre todo el cuerpo legislativo y principalmente sobre el Frente de Todos, fuerza de la que es parte el ahora ex legislador nacional, un porteño mudado a Salta siete años atrás. “Ojalá renuncie”, dijo a Infobae alguien cercano a Máximo Kirchner mientras desde el oficialismo empezaba un operativo ‘presión’.

Ameri asumió en el Congreso en diciembre pasado cuando el kirchnerista Sergio ‘el Oso’ Leavy renunció a su banca para asumir como senador nacional. Ayer a la tarde fue Leavy uno de los que expresó su malestar y repudio “a la reprochable actitud” del diputado que “ofendió el trabajo legislativo”.

También apuró un pedido de renuncia el partido IgualAR, que lideran radicales del Frente de Todos como Leopoldo Moreau y su hija Carmela Moreau. Desde ese sector, Lucas Godoy emitió un duro comunicado. “Ameri cometió un acto que es una vergüenza y una falta de respeto absoluta, tanto al Congreso de la Nación como a la sociedad argentina”, remarcó y anunció que el legislador había sido separado del Frente de Todos Salta. Además, reclamó que diera un paso al costado: “Creo que debe presentar su renuncia, en forma inmediata”. Y Carmela Moreau hizo replicar rápidamente el pedido de Godoy.

Por su parte, Máximo Kirchner puso a su equipo a trabajar para frenar el impacto. Hubo una contundente gacetilla de prensa para apoyar públicamente el trabajo de la comisión que iba a determinar “la sanción definitiva del diputado en el menor tiempo posible”. “No podemos permitir una irresponsabilidad de esta envergadura, por lo que garantizaremos que se apliquen todas las normas para que sea sancionado de la manera que corresponda de acuerdo a la gravedad de sus actos”, concluyó el frente oficialista.

A las 20, los distintos bloques completaron la lista de diputados y diputadas que dictaminarían sobre la inconducta de Ameri: Moreau y Álvarez Rodríguez por el Frente de Todos; Miguel Angel Bazze y Silvia Lospennato por Juntos por el Cambio y Graciela Camaño por el interbloque Federal. Cuatro mujeres y un varón.

En tanto, Massa mandó un mensaje a Salta por televisión. Dio una entrevista a Animales Sueltos y dijo: “Yo no puedo permitir, de ninguna manera, que haya un tipo que siga manchando la institución Congreso con un video que se viraliza y que todos sabemos que lo único que hace es seguir destruyendo la credibilidad. La gente se enoja con razón frente a estas cosas”. Pero también pasó un aviso a otros diputados que protagonizaron hechos menores aunque llamativos. “El momento de la sesión o la comisión no es ni para poner un cartel, ni para cambiarse, ni para estar tomando un whisky, ni para estar en la cama tapados”, alertó sobre algunas situaciones. La última fue esta semana, cuando se vio en un zoom a Luciano Laspina con el torso desnudo mientras se cambiaba de ropa.

Aproximadamente a las 23.40, otra vez Massa y Máximo Kirchner se retiraron detrás de la presidencia del recinto. Una diputada llamó al salteño y puso el altavoz. Ya impacientes Massa y Kirchner hablaron para que los oyera el diputado que todavía se resistía a dar un paso al costado. “Hermano, o mandás la renuncia o te echamos esta noche”, alzó la voz uno de los dos, en lo que resultó el mensaje determinante para que presentara su renuncia.

Massa volvió al recinto para el debate por el Acuerdo de Escazú, el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe.

Después de la votación, le dio la palabra a Carlos Heller para anunciar el siguiente tema a debatir mientras miraba su celular. Lo interrumpió sin dejarlo terminar. Pidió un breve cuarto intermedio, sin dejar las bancas e invitó a los jefes de todos los bloques a acompañarlo detrás de la presidencia. En privado les mostró que acababa de recibir un mail con firma digital con el pedido de disculpas y la carta de renuncia de Ameri. Ya eran las 0.35.

La carta de renuncia de Ameri, sobre el escritorio del presidente de Diputados, Sergio Massa.La carta de renuncia de Ameri, sobre el escritorio del presidente de Diputados, Sergio Massa.

La aceptación de la renuncia se demoró. En Juntos por el Cambio arrancó un debate interno porque, en lugar de aceptarla, algunos reclamaron seguir con el trámite y echarlo del Congreso. Lo explicitó en el recinto Fernando Iglesias: “No queremos enjuagues ni renuncias. Corresponde que se reúna la comisión y que lo expulsen”. Más tarde lo anunció Lospennato que pidió “decoro” y sentar un precedente con la comisión respectiva “como una señal de que esta cámara no va a aceptar estas inconductas”.

El kirchnerismo en cambio ya tenía definido que anoche mismo debía cerrarse el tema y no dilatar una sanción. “Por supuesto tenemos que ir por la renuncia de algún integrante de este cuerpo, pero también tenemos que ir por la reivindicación de la política” recalcó Claudia Bernazza, diputada nacional encolumnada con el Instituto Patria de la Vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que puso de ejemplo a la joven diputada Daniela Vilar y a los militantes de organizaciones y asociaciones que habían visto desde los palcos el debate por Escazú.

Después de la sanción de esa ley, a las 3.10, Massa leyó la constitución de la comisión que evaluaría el caso Ameri y la renuncia enviada por mail.

El momento que desató el escándalo se dio mientras el diputado Carlos Heller introducía el tema a debatir.El momento que desató el escándalo se dio mientras el diputado Carlos Heller introducía el tema a debatir.

Camaño dijo que “es el escándalo más bochornoso que me ha tocado vivir y coincido con la diputada Lospennato que no podemos solo aceptar una renuncia”. Reivindicó la rápida reacción de Massa, recordó que en las mismas bancas se sentó una larga lista de históricos diputados nacionales como Bernardo de Yrigoyen o Luis Saenz Peña y aseguró que lo que “haga un diputado forma un prejuicio que tenemos que aceptar y corregir”. Por su lado, el radical Mario Negri admitió que no fue fácil la decisión, coincidió en aceptar la renuncia y también pidió que la comisión emita una contundente declaración “de cara a la sociedad para que no quede la sensación de que alivianamos la carga. sino que resolvemos rápidamente un problema de inconducta de un colega dentro del recinto”.

A las 3.38 se completó la votación. El secretario parlamentario leyó: 224 votos afirmativos, uno negativo y tres abstenciones. “Ha sido aceptada la renuncia, el diputado acaba de dejar de pertenecer a este cuerpo”, se oyó satisfecho, por fin, a Massa.

FUENTE : INFOBAE

 

Continue Reading

Más Vistas