Connect with us

Politica

Axel Kicillof: “Vamos a impulsar más cuidados para los adultos mayores y en el transporte”

Avatar

Published

on

El gobernador anticipa que implementará una red de ayuda y acompañamiento y un protocolo más estricto para la población en riesgo. Luego de la emergencia sanitaria, su principal preocupación es la economía.  “Buscamos que a pesar de esta circunstancia no haya gente que pase necesidad”, asegura.
Imagen: Joaquín Salguero

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió el sábado con su gabinete y con el Comité de Emergencia para evaluar el escenario ante esta nueva etapa de la cuarentena y los pasos a seguir. Cuenta a Página 12 que entre lunes y martes dialogará con los intendentes y los especialistas sanitarios para definir las propuestas que llevará al presidente Alberto Fernández, quien el viernes anunció que recibirá sugerencias de los gobernadores sobre posibles cambios en el aislamiento. La provincia de Buenos Aires incluye realidades muy distintas, no sólo en términos socioeconómicos sino también porque hay zonas con alta propagación del coronavirus y otras en las que la epidemia casi no ha llegado. Por eso, mientras que en estos últimos lugares podría haber modificaciones que aligeren la cuarentena, en el resto los controles serán incluso más estrictos.

Las principales preocupaciones son los adultos mayores y la situación que genera el transporte. Para la población en riesgo, anticipa Kicillof, se implementará una red de ayuda y acompañamiento y un protocolo más estricto. Luego de la emergencia sanitaria, la economía es la situación más conflictiva. “Buscamos que a pesar de esta circunstancia no haya gente que pase necesidad”, señala, aunque sabe que es difícil. Afirma que hay que extender medidas de ayuda que se tomaron en forma transitoria y llegar a sectores que todavía no recibieron asistencia. “No hay duda y ya no hay debate que ante el coronavirus la única respuesta que puede haber es un Estado que esté presente. Los cultores del Estado mínimo deberían reflexionar”, afirma.

–¿Cómo evalúa el anuncio del viernes del Presidente?

–Me parece que era lo que había que hacer.  Mostró muy bien que el efecto de la cuarentena fue el que se buscaba: demorar el momento en el que, como pasó en otros países, empiezan a reproducirse y multiplicarse los contagios y eso implica un desborde de los sistemas de salud. Hablamos de sistemas de salud mucho más sofisticados y con más capacidad tecnológica que los que tenemos en el país y particularmente en la provincia de Buenos Aires. En la Provincia pudimos ampliar la capacidad de atención y  más que duplicamos la capacidad de camas de terapia intensiva disponibles. Las estimaciones que manejaba el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decían que el pico de la epidemia iba a ocurrir a mediados de abril y hoy nadie duda de que eso se desplazó a como mínimo a mediados de mayo, así que ganamos un tiempo valiosísimo. Según los patrones de expansión de los contagios vemos que afectó muy distinto en diferentes zonas del país e incluso hacia dentro de la provincia de Buenos Aires y del AMBA. En algunas regiones tenemos muy poquitos casos gracias al aislamiento.

–El Presidente dijo que la administración de esta etapa de la cuarentena va a ser diferente según las regiones. ¿Qué cambios evalúan en la provincia de Buenos Aires?

–De momento la cuarentena sigue como venía. Cada gobernador va a poder elevar propuestas para generar nuevas excepciones.  Voy a comenzar una ronda de consulta con intendentes, tanto del conurbano como del interior de la Provincia para actualizar el parte de la situación y ver diferentes alternativas y propuestas. Vamos a tener una reunión el martes con especialistas, epidemiólogos, médicos y en base a toda la información que recabemos vamos a dialogar con la Nación para proponer algunos cambios.

–¿Qué cambios se inclinaría a proponer en base a la experiencia acumulada hasta ahora?

–Creo que en algunos puntos hay que hacer más extremas las medidas de aislamiento. Sabemos que los adultos mayores son población de alto riesgo, así como los que tienen enfermedades preexistentes. Seguramente vamos a plantear un protocolo especial y cuidados especiales para adultos mayores que viven acompañados o solos. Ya en cierta medida lo estamos haciendo. Hay también diferencias según las condiciones socioeconómicas, la situación diferencial de las viviendas. Hay lugares donde al aislamiento lo llamamos comunitario porque no hay condiciones para hacerlo como en buena parte de la Capital o zonas más prósperas de la Provincia. Entonces, una cuestión es mayores y más rigurosos cuidados para los adultos mayores.

Otro tema es que vamos a poner el ojo en el transporte. Hay zonas en las que se concentraron muchísimos contagios y otras que no y hay que tratar de no desplazar al virus de una zona a otra. Hay que extremar las medidas de distanciamiento en el transporte. Después, hay zonas en el interior de la provincia donde la enfermedad no llegó y ahí vamos a ver si hay acuerdo de las comunidades para poder hacer circulación local. Pero eso lo vamos a charlar con los intendentes de toda la Provincia y después vamos a elevar una propuesta a la Nación. Porque hay cuestiones que tienen vinculación con otras provincias, buena parte del la producción sale por puertos del Paraná y  hay que coordinarlo con los gobernadores.

-¿Hay reclamos puntuales de sectores de la producción que le parezcan particularmente atendibles?

–La situación económica en amplios sectores se vio directamente interrumpida. En algunos casos piden excepciones, en otras más asistencia, pero las situaciones son reales. Obviamente toda decisión tiene que estar ponderada por la cuestión epidemiológica. En toda la provincia observo un grado de acatamiento muy alto, hay excepciones por supuesto, pero en general hay mucho respeto. Más allá de las dificultades obvias que trae, veo apoyo y acompañamiento. Creo que cuando cualquiera prende la televisión y ve lo que está ocurriendo en países que no tomaron estas medidas o las tomaron tardíamente toma conciencia del peligro que hay.  Y los que no cumplen con la norma saben que hay un control, tanto en lo que hace al aislamiento como en abusos con los precios o con el abastecimiento.

–En las recorridas que hace por la provincia ¿cuál es el pedido que más se repite?

–Evidentemente la economía es una preocupación. Hay quienes perdieron sus fuentes de ingreso, quienes no pueden ir a trabajar. También la incertidumbre de la duración, pero la magnitud del peligro que se corre sirve para hacer un análisis racional, no vi a nadie que no comprenda lo que está pasando. Vemos imágenes espeluznantes en países mucho más desarrollados que Argentina. Creo que eso sirve para comprender que hay que tomar medidas colectivas. Como dice Alberto “nadie se salva solo” o, dicho de otra manera, si cada uno se conduce con egoísmo o inconciencia esto termina muy mal.

–¿Va a haber nuevas medidas para los sectores más vulnerables?

–Muchas medidas se tomaron de forma transitoria porque no se sabía cuál iba a ser la duración del aislamiento, me parece que ahora va a haber que extenderlas. También hay que buscar cómo llegar a sectores a los que no se les aplican los programas que se diseñaron. Son sectores a los que el Estado no tenía que asistir en condiciones más normales pero en esta situación hay que hacerlo. Se tomaron medidas muy amplias pero hay casos que van quedando afuera y hay que buscar abarcarlos. Desde la provincia de Buenos Aires estamos trabajando con el ministerio de Producción y con el ministerio de Trabajo por aquellos a quienes no se les quiere pagar el sueldo porque están tratando de producir una situación de despidos, que no se puede hacer, pero también buscamos asistir a las empresas que obviamente tienen dificultades, sobre todo Pymes, pequeñas. Hay un grado de informalidad en ciertos sectores que hace difícil llegar, pero hay que seguir trabajando. Están ayudando mucho los intendentes, que son el primer mostrador, como suele decirse.

–Esta semana se reprimió a trabajadores que protestaban en Quilmes…

–Se actuó inmediatamente con determinación, se apartó a los efectivos que habían tenido esta conducta porque tenían orden de no reprimir. Se dio una señal muy clara de que si no se cumplen las directivas se toman medidas.

–¿Cómo se manejan ante posibles incidentes en comercios, a veces surge el fantasma de los saqueos?

–Con respecto a lo que pueden ser cuestiones que se mencionan sobre los comercios lo que hay que hacer es atacar la causa. Estamos trabajando no sólo de manera rápida sino en coordinación con los municipios para que no haya falta de alimentos, situaciones de no acceso a la comida. Desde la Provincia prácticamente triplicamos lo que destinamos a los comedores escolares. Eso requirió no cerrar las escuelas para que los chicos y chicas puedan ir a buscar el alimento y se decidió darles a todos los beneficiarios un bolsín para quince días. Se reforzó muchísimo la ayuda. Y ahí contamos con la colaboración de los maestros y maestras, auxiliares y directivos de las escuelas. De las misma manera, Nación tomó varias medidas de reforzar la AUH, el Ingreso Familiar de Emergencia. El tema es atacar las causas, que no haya gente que a pesar de esta circunstancia pase necesidades.

–¿Qué opina del proyecto para gravar las grandes riquezas?

–En todo el mundo se está buscando que los que tienen capacidad para hacer un esfuerzo adicional lo hagan para asistir a los que se han quedado sin nada. No hay duda y ya no hay debate que ante el coronavirus la única respuesta que puede haber es un Estado que esté presente, que se ocupe por un lado de combatir los efectos sobre la salud y por otro lado sosteniendo a aquellos que por las medidas sanitarias pierden su ingreso. Después cómo financiarlo… hemos visto ejemplos de algunos empresarios internacionales que han decidido hacer donaciones, grandes fortunas que han optado por ayudar. En Argentina también ha habido un montón de actos de solidaridad y donaciones a la propia provincia de Buenos Aires de personas que pidieron mantener en reserva su nombre, empresarios, gente con altos ingresos. Es obvio que hay que sostener a un Estado que tiene que estar brindando no menos sino más asistencia y eso hay que financiarlo y me parece lógico pensar que hay que hacerlo en proporción a las posibilidades que tiene cada uno.

–¿Lo sorprendió, para bien o mal, la reacción de la oposición?

–En la provincia de Buenos Aires los intendentes y los legisladores de la oposición se manifestaron absolutamente a disposición para ayudar, para acompañar las medidas. Es una situación muy excepcional y creo que la gran mayoría del arco político se ha mostrado a la altura. No sé si me sorprendió, porque es una situación que era difícil de imaginar, pero afortunadamente la gran mayoría de los dirigentes tomó nota de lo compleja que es la situación. Los que tenemos responsabilidades en el Ejecutivo tenemos que tomar decisiones a una velocidad vertiginosa, estamos trabajando a contrarreloj para abordar los hechos que aparecen y después los efectos de esas decisiones. Es importante contar con una oposición que se ponga en papel constructivo y en su gran mayoría es lo que está pasando. Hay algunos que no están en esa sintonía, pero creo que no hay espacio en la ciudadanía. La sociedad está esperando que, cada uno en su papel, tenga una posición constructiva, de proporcionar soluciones.

–Los filósofos que se preguntan si está situación traerá cambios duraderos en la sociedad y en qué sentido ¿Cree que puede haber cambios duraderos en el diálogo político o esto es sólo una situación excepcional?

–Esta situación tan inesperada y dramática debería generar una reflexión. Es difícil pensar hoy qué pasa después, porque no tenemos plazos, pero sí vemos que algunas certezas que había sobre política económica y el papel del Estado en algunos sectores se derrumbaron. Creo que los cultores del Estado mínimo o ausente, que incluso acompañaron un deterioro del sistema público de salud, deberían estar reflexionando. Después de esto va a haber un daño muy grande en todas las economías del mundo y el comercio internacional está por el suelo. Va a venir una etapa de puesta en marcha y reconstrucción que también va a requerir una fuerte participación del Estado. En ese sentido, el cambio de mentalidad va a ser bastante duradero porque lo exige la situación, es una mirada en las antípodas de las ideas del Estado ausente. Durante bastante tiempo va a haber consenso en la necesidad de que el Estado planifique, actúe, ayude, asista a los que menos tienen, genere mejores condiciones de acceso al trabajo e incluso a las finanzas.

–¿También el cambio que parece haber habido en la relación entre las distintas fuerzas políticas puede ser duradero?

–No lo sé. No está mal que haya opiniones distintas, pero veo que ciertas cuestiones que estaban en discusión van a ser difíciles de cuestionar y atacar. Veremos.

La situación de los niños 

–Hay madres y padres con hijos chiquitos que plantean poder salir a dar una vuelta ¿se puede evaluar o sería contraproducente?

–Se están evaluando muchísimas excepciones. El Presidente mencionó el tema de las personas discapacitadas o con autismo, a quienes la situación de encierro puede hacer mucho daño. Si se pudieran generar protocolos o reglas que se cumplieran, se podría pensar en nuevas excepciones, pero hay que ver cómo se cumplen. Si no hay una toma muy fuerte de conciencia, podría dar lugar a un incumplimiento peligroso. Hay que buscar un balance y equilibro. En otros países dejan salir a la gente según el número de su documento, pero son reglas más complejas y difíciles de verificar. Lo que estamos tratando de evitar es el contacto entre las personas para que no haya contagio directo, que es el modo en que se expande el virus. Hay muchas cosas para pensar en teoría, pero cuando se aplican tienen que cumplirse y ahí se pone más complejo. Este tiempo me pone optimista porque veo que conscientemente ha habido mucho cumplimiento, tal vez se puede ensayar y probar si funciona. Habría que probar en zonas o comunidades pequeñas. Lo que hay que evitar es que las personas estén en riesgo y pongan en riesgo a otros.

La cuarentena de los Kicillof

–Si me permite una pregunta doméstica, en su caso sigue trabajando pero su familia también está en aislamiento y tiene hijos chicos. ¿Cómo lo lleva?

–Estamos viviendo en la residencia del Gobernador en La Plata. Creo que lo vivimos como muchos, en parte con una sensación de encierro y buscando actividades, con la continuidad pedagógica que pone a todos los papás y mamás un poco de maestros de sus hijos. En términos familiares estamos como todos, viviendo esto con la gravedad que tiene y las preocupaciones que trae, con la particularidad que yo tengo muchísimo trabajo, no tengo horarios, ni fines de semana, ni nada. Ayudo… no, esta palabra no,… estoy lo más que puedo, trato de acompañar a los chicos cuando puedo con la tarea de la escuela y de estar presente. La familia está en aislamiento pero yo tengo que salir así que hay todo un ritual cuando vuelvo de la calle, cuidado de sacarse la ropa, lavarse mucho las manos para cuidarlos a ellos a pesar de que estoy con mucho contacto con el mundo exterior.

FUENTE : PAGINA 12

Politica

La oposición rechazó la iniciativa del Gobierno para crear una comisión que investigue a la Justicia: “Es una caza de brujas”

Avatar

Published

on

El senador Oscar Parrilli, en sintonía con el pedido que realizó ayer el presidente Alberto Fernández en su discurso de apertura del año legislativo, propuso que el Congreso ejerza un “control cruzado” entre los distintos poderes del Estado

Lo que plantea (Oscar) Parrilli es un apriete político, una caza de brujas”. Así calificó el presidente del bloque de la Coalición Cívica en Diputados, Juan Manuel López, la propuesta del senador Oscar Parrilli para que el Congreso ejerza un “control cruzado” entre los distintos poderes del Estado e investigue el accionar de los funcionarios judiciales a través de una comisión bicameral.

Ayer, en su discurso de apertura del año legislativo, el presidente Alberto Fernández dedicó un extenso pasaje a criticar a la Justicia. Entre otros puntos, el jefe de Estado anunció una serie de proyectos, como la creación de un nuevo tribunal que le recortará el poder a la Corte Suprema, y le pidió al Congreso que realice “un control cruzado” institucional del Poder Legislativo sobre el Judicial.

Parrilli avanzó hoy en este sentido. En declaraciones radiales, anunció que impulsará la creación de una comisión bicameral en el Congreso para investigar e interrogar a magistrados. “Estamos acostumbrados a fiscales rebeldes que no se presentan ante la Justicia”, indicó el senador en radio El Destape.

El senador Oscar Parrilli (Gaston Taylor)El senador Oscar Parrilli (Gaston Taylor)

Juan Manuel López, ante la consulta de Infobae, criticó esta iniciativa. “El control que hace el Congreso del Poder Judicial no es así, lo que plantea Parrilli es un apriete político, una caza de brujas. El control del desempeño de los jueces está previsto en la Constitución y es a través del Consejo de la Magistratura y en el caso de los jueces de la Corte, del Congreso, pero siguiendo lo que dice la Constitución y los reglamentos”.

En la misma línea, Pablo Tonelli, diputado de Juntos por el Cambio y representante ante el Consejo de la Magistratura, consideró a este medio que “todas las iniciativas que el presidente Alberto Fernández anunció son para amedrentar a los jueces, controlarlos para que decidan según las directivas que se impartan desde el Gobierno”.

El diputado de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli (Adrián Escandar)El diputado de Juntos por el Cambio Pablo Tonelli (Adrián Escandar)

“La creación de una comisión bicameral es claramente un exceso y una violación a la división de los poderes establecidos en la Constitución; el Congreso ya tiene fijadas atribuciones de control, que son dos: el acuerdo que el Senado tiene que dar antes de las designaciones de los jueces y, en el caso de los jueces de la Corte Suprema, el juicio político que puede impulsar Diputados. El resto de los magistrados están sometidos al control del Consejo de la Magistratura”, completó.

También consultado por Infobae, Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente del PRO, expresó: “La mejor reforma del Poder Judicial que puede implementar el kirchnerismo es garantizar su independencia. Obviamente, el republicanismo es una materia que Parrilli y el kirchnerismo nunca aprobaron, pero más allá de eso, claramente esta injerencia que propone el Presidente en la Justicia camufla otras intenciones, vinculadas a frenar las causas judiciales que involucran a Cristina Fernández y que ya su gobierno no puede disimular ni ocultar, como le habrá pedido Cristina a Alberto como requisito para nombrarlo candidato a presidente. Están viendo que ese plan se les escurre y apelan a un mayor avance sobre el Poder Judicial”.

Mario Negri, presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, publicó en sus redes un mensaje en sintonía con el resto del arco opositor: “Parrilli quiere crear una comisión bicameral inquisidora de jueces y fiscales. Con evidente abuso de autoridad el kirchnerismo quiere atribuirse facultades que la Constitución Nacional le da al Consejo de la Magistratura y al Jurado de Enjuiciamiento. Inaceptable, no pasarán”.

El diputado nacional Mario Negri (Mario Sar)El diputado nacional Mario Negri (Mario Sar)

En tanto, Francisco Quintana, dirigente del PRO y vicepresidente primero del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, señaló a través de las redes sociales: “El oficialismo no tardó ni 24 horas en proponer armar una comisión en el Congreso para interrogar a jueces y fiscales. Lo que ellos llaman ‘control’ es intromisión y persecución”.

Al argumentar su propuesta, Parrilli afirmó que el Presidente “lo que dijo es que el Poder Legislativo tiene que asumir el rol que le corresponde de control de los poderes y sugirió la creación de una comisión bicameral que se encargue precisamente de analizar, estudiar, discutir y poner en la muestra de la gente que la sociedad vea cómo está actuando el Poder Judicial y qué cambios hay que hacer para tener una Justicia independiente que falle en base a las pruebas y no responda a la presión de nadie”.

Las iniciativas del Gobierno en materia judicial no sólo fueron rechazadas por la oposición, sino también por la Asociación de Fiscales de la Argentina“La reforma del Ministerio Público es un pelotón de fusilamiento para los fiscales”, analizó su titular, Carlos Rívolo, en declaraciones a radio Mitre.

Federico Angelini Federico Angelini

Muchos especialistas creen que el kirchnerismo busca sancionar esa norma para correr de su puesto al actual jefe de los fiscales, el procurador interino Eduardo Casal, y limitar el poder de quien lo reemplace. Luego de asumir, Alberto Fernández había promocionado a Daniel Rafecas para ese lugar, sin embargo el juez federal adelantó que no asumirá si se modifica la norma y se imponen, entre otras cosas, modificaciones en la forma que se elige y se remueve al procurador.

La iniciativa no es una reforma, ya fue muy criticada porque es invadida completamente por la política. La Justicia necesita una reforma, pero no una reforma coyuntural”, enfatizó Rívolo.

 

autor

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Politica

Alberto Fernández, en la apertura de sesiones del Congreso 2021: vacunas, deuda, inflación, desarrollo y justicia, ejes del discurso

Avatar

Published

on

“Debíamos enfrentar el incencio sabíendo que otros habían terminado con el agua”. “Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Cualquier razón era buena para enfrentar banderazos”. “Si se cometen errores, este gobierno va a reconocerlos, pero la pirotecnia verbal sólo aturde”. “El poder judicial está en crisis. En la Argentina hay un fiscal procesado por espionaje (N. de la R Carlos Stornelli) que anda como si nada hubiera pasado y no se le aplica la doctrina del poder residual que recomendaba su detención. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente”. En dos horas de discurso, su segundo como Presidente en la asamblea legislativa, Alberto Fernández repasó lo que considera fueron los logros de su gestión y dijo todo lo que piensa de la oposición. Digno discípulo de Néstor Kirchner, su as en la manga fue fel anuncio de investigar la deuda que tomó Mauricio Macri: “He instruido a que se haga una querella criminal para saber quiénes fueron responsables de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales que nuestra historia recuerda”.

Recibido por la vicepresidenta Cristina Kirchner y después de los saludos protocolares, el presidente Alberto Fernández empezó su discurso ante la asamblea legislativa. “Es la oportunidad que tengo que hablarle al pueblo argentino y decirle lo que pienso. Llego a este Congreso con mis convicciones intactas, a proponerles que nos tomemos un momento de reflexión colectiva“.

PUBLICIDAD

Hace un año vine a hablarles y sólo 10 días después, la OMS decretó la pandemia de coronavirus. En los días subsiguientes, imágenes aterradoras recorrían el planeta. Se inició una crisis global en la que el mundo tuvo que enfrentar una situación inlesperada y caótica. Estábamos en una sociedad endeudada, con un sistema de salud quebrado que dejaba vencer vacunas. Debíamos enfrentar el incencio sabiendo que otros habían terminado con el agua“, dijo el Presidente.

“Invito a todos a sentirnos reconocidos como sociedad. Con el trabajo de todos hemos tenidos un logro inmenso en 2020, evitamos que se saturara el sistema de salud. Cada persona que lo necesitó tuvo la atención necesaria. Tal vez tomar conciencia de lo débiles que érmos nos dio fuerzas. Desde el primer día tomamos decisiones y enfrentamos críticas. Cualquier razón era buena para enfrentar banderazos“, siguió.

“Ni un solo día bajamos los brazos, por eso no colapsó el sistema de salud”, sostuvo el primer mandatario.

En materia educativa, dijo el Presidente, “el compromiso de los equipos fue inmenso. Sé que puede resultar difícil valorar aquello que no sucedió. Salvo que miremos las imágenes de otros países. Pido un sostenido aplauso para que se sienta nuestro reconocimiento a lo largo y ancho del país”.

Luego, ponderó lo realizado en materia económica para paliar los efectos de la pandemia: la creación del IFE, la suspensión del corte de los servicios públicos, la doble indemnización para despedir trabajadrores y el ATP. La Tarjeta Alimentar y el aumento de los ingresos de los jubilados, entre otras medidas.

El Presidente admitió la pobreza durante la pandemia, pero se comprometió a revetir la cifra y dijo que gracias a las medidas que tomó, los números no fueron peores. Pero aclaró que “el problema no está resuelto” y que no habla “en un tono triunfalista”.

Respecto de las vacunas, dijo que “Argentina y México producimos juntos una vacuna, participamos en Covax y estamos recibiendo más lentamente que lo estipulado la Sputnik V. Hemos iniciado el mayor operativo de vacunación de la historia argentina”.

Los errores cometidos

Si se cometen errores, este gobierno va a reconocerlos. Ningún Gobierno está exento de cometerlos. No llegué a la presidencia para hacerme el sordo respecto a las críticas bienintencionadas, pero la pirotecnia verbal sólo nos aturde. Nos acusaron de haber instalado una infectadura”, dijo el Presidente. Y agregó que primero lo acusaron de envenenador y luego de que el veneno era “insuficiente”.

“Yo guardo la esperanza de que hagan un mea culpa y ayuden a levantar los cimientos de un país que han derrumbado”, dijo Fernández.

La deuda que dejó Macri

“El gobierno que me precedió tomó el préstamo más grande la historia. Hemos logrado la renegociación con un gran respaldo. El ahorro fue de 34.00 millones de dólares en el período 2020-2030. Es imperioso que todos afirmemos nuestro compromiso de que no se generen préstamos asfixiantes. Agradezco a los líderes y lideresas del mundo que me han acompañado en esta empresa”.

Cuando un macrista lo interrumpió desde su banca, Fernández le respondió: “Tuvo cuatro años para hablar, por qué no me deja ahora”.

Una querella criminal para los endeudadores

Sabemos que ese crédito fue otorgado para favorecer la campaña presidencial de Mauricio Macri. Eso fue una administración fraudulenta y una malversación de caudales públicos como nunca antes habíamos registrado. Nuestro país ya conoce lo que es estar endeudado. Lo que fue el blindaje y lo que fue el megacanje. En todos los casos, las mismas víctimas: argentinas y argentinos expulsados a la miseria”, remarcó Fernández.

En ese marco, el Presidente anunció: “He instruido que se haga una querella criminal para saber quiénes fueron responsables de la mayor administración de caudales públicos que nuestra historia recuerdaLa inquietud parece ser también del Fondo”.

“Quiero decir que el acuerdo al que lleguemos con el Fondo tendrá en cuenta esto. Nuestro apuro es sacar a los argentinos de la pobreza”, explicó. En esa línea, señaló que “al asumir dije que había que empezar por los últimos para llegar a todos. No cambié mi modo de pensar. El diálogo con el Fondo ha sido muy constructivo. No hay más lugar para ajustes recesivos y el acuerdo será llevado al Congreso. Esto permitirá que nunca más el Poder Ejecutivo pueda endeudar al pueblo a sus espaldas”.

La inflación

El Presidente dijo que en 2020 la inflación se redujo 18 puntos, pero que es un fenómeno policausal sobre el que hay que seguir trabajando. Y mencionó los controles que hizo su Gobierno para que las empresas que producen alimentos cumplan con la ley y no especulen con los precios. “Ninguna sociedad crece emprobreciendo a los que cobran un salario”, remarcó. En ese contexto, citó la creación del Consejo Económico y Social. Habló de una solución integral al problema: “Creemos en el diálogo, pero no quiere decir que el Estado resigne sus potestades legales, menos cuando se trata de la alimentación del pueblo”.

Fernández dijo que la recuperación del empleo es una prioridad y habló de los programas que el Gobierno está impulsando la respecto. Anticipó también que va a avanzar en la urbanización de los barrios populares y que llevará una década concluir el proyecto.

Jardines de infantes

El Presidente dijo que va a crear 800 jardines de infantes porque le importa mucho la primera infancia y habló de que la recuperación económica, a pesar de la pandemia, se está produciendo más rápido de lo que se creía.

Impuesto a las ganancias

Fernández  le pidió al Congreso que apure el tratamiento de proyecto que eleva el piso de ganancias a 150 mil pesos brutos. Y dijo que sabe que hay muchos trabajadores monotributistas perjudicados. “Es necesario que este Congreso se aboque a las moratorias de de esos sectores”, afirmó.

Las tarifas

Mi objetivo es lograr tarifas diferenciales de acuerdo con el ingreso de quiénes las pagan. La pesadilla de tener que decidir si comer o pagar la luz llegó a su fin. El rediseño va a tarda meses. Voy a mandar un proyecto de ley para desdolarizar las tarifas para que los costos sean en pesos”.

La reforma judicial

El poder judicial está en crisis. Ningún funcionario judicial paga impuesto a las ganancias. Y en el caso de los miembros de la Corte Suprema, es casi impible acceder a sus declaraciones juradas. Me causa malestar, lo admito. “En la Argentina hay un fiscal procesado por espionaje como si nada hubiera pasado y no se le aplica la doctrina del poder residual que recomendaba su detención. Es cierto. Su poder no es residual. Está vigente”.

Viendo todo esto, quiero pedirle al Congreso que asuma el rol de control cruzado sobre el Poder Judicial. Alguien tiene que ocuparse de lo que ha ocurrido. Hace años que vengo advirtiendo estos desvíos. Vivimos tiempo de judicialización de la política y de politización de la justicia. Elevé hace un año un proyecto de ley para que se reforme el fuero federal. Espero que obtenga la sanción total. También sería importante que se trata el proyecto para designar al Procurador. Espero que se trate”.

Recurso extraordinario y Juicio por Jurados

El Presidente dijo que quiere a modificarlo y dijo que va a enviar un proyecto de ley que reformule el Consejo de la Magistratura para “despolitizar” ese ámbito. El Presidente dijo también que va a impulsa, como establece la Constitución, el Juicio Por Jurados,

Finalmente, el Fernández hizo una propuesta: “Hagamos un acuerdo para que la Argentina no recaiga en un Estado ausente. Una economía inclusiva es necesaria. El Consejo Económico y Social será el ámbito para trabajar en 25 metas clave. Convocamos a todos los actores del país. Los argentinos y argentinas necesitamos construir un país para los descartados, los invisibles. Cuando uno de nuestros países se independizó fue necesario que hubiese hombres con coraje. Ese coraje hizo posible los cambios históricos. Cuanto más podamos aprender de la pandemia se generarán mejores condiciones para enfrentar los desafíos del futuro”.

“La pandemia –siguió– nos enseñó que somos vulnerables y que cuidarnos es cuidar al otro. Podemos elegir ser meros observadores o actuar con valentía y sentar las nuevas bases de un mundo innovador. De esta pandemia tiene que salir una Argentina mejor. Es ahora o nunca”.

Discurso Completo

FUENTE PAGINA 12

Continue Reading

Politica

Mónica Gutierrez: “Es imposible que Carla Vizzotti no supiera del Vacunatorio VIP”

Avatar

Published

on

En una entrevista con Infobae, la periodista y conductora recordó sus primeros pasos en la profesión y reflexionó sobre el escándalo que obligó a Ginés González García a renunciar. Al presidente le diría: “Serénese, que la versión destemplada filo Instituto Patria no le sienta”

Descubrió su vocación jugando, cuando cursaba séptimo grado. Con sus compañeros hacían un periódico en máquina de escribir, con carbónico, y lo repartían en el colegio. Su primer trabajo en los medios fue a los 19 años, en Rosario; comenzó a trabajar en un programa de mucho rating al mediodía. Aunque ella nunca soñó con ser famosa, desde entonces, trabajó sin interrupciones en distintos medios hasta mayo del 2020. Durante 22 años fue la conductora emblemática del noticiero central de América Noticias.

En una charla íntima con Infobae la periodista asegura que no cree que el periodismo haya muerto, pero afirma que está “en terapia intensiva, agarrado de un respirador, luchando por sobrevivir”

Gestó a sus tres hijos haciendo televisión y hace 30 años convive con Alejandro, su compañero de ruta y padre de Greta, Azul e Izan. En lo personal, se siente orgullosa de haber mantenido a una familia unida y se siente acompañada de ella a pesar del trabajo que eligió. Hoy se encuentra en un momento de transición y asegura que lo primero que aprendió de la pandemia es aceptar las frustraciones.

—¿En qué momento de su vida se siente hoy?

—Me siento en un momento de transición. En una suerte de punto de inflexión ya que tenía algunos proyectos al desvincularme de América, que obviamente se interrumpieron por la pandemia, con lo cual estoy tratando de capitalizar esta oportunidad trágica. Preparándome para el nuevo mundo.

—¿Qué mundo se viene?

—Nadie va a salir de esta situación de la misma manera en la que entró, y eso hay que tenerlo en la cabeza. Ninguno de nosotros va a ser igual que cuando entró, porque tuvimos capacidad para pensar y pensarnos en esta situación, y en este tiempo que nos tocó vivir tuvimos tiempo para reflexionar acerca de un montón de cosas. Para algunos la tragedia es superlativa porque han perdido calidad de vida, mucha gente ya no está entre nosotros, mucho sufrimiento personal, familias que han perdido a seres queridos. Yo tengo especial pensamiento para los que integran los equipos de salud, que no son solo los médicos y los intensivistas, son también los que limpian, las enfermeras, los ambulancieros, los camilleros, toda esa gente que está en la primera línea poniendo en riesgo su vida.

—¿Qué fue lo primero que aprendió de esta nueva realidad?

—Lo primero que tuve que hacer fue, y creo que esto vale para todos, aceptar las frustraciones de las cosas que no podemos hacer por la pandemia, y que no sabemos si vamos a poder hacer más adelante. Luego, el duelo del mundo que ya no va a volver. La pandemia cambió la agenda. La naturaleza se rebeló contra nuestros atropellos y nos puso en alerta máxima. Vienen nuevos liderazgos. Todavía no sabemos cómo serán. Estamos empeñados en mirar para atrás, el pasado. No va más. La hoja de ruta atrasa. Se demandan soluciones globales, de cooperación. No hay salida desde el prejuicio ideológico y el aislamiento.

—¿Cuándo se dio cuenta de que quería ser periodista?

—Muy chiquitita. Yo siempre cuento una anécdota: en 7º grado hacíamos un periódico, lo escribíamos en máquina de escribir con carbónico, nada de máquina electrónica. Hablo de cosas muy antiguas porque soy una chica grande (risas). Lo hacíamos y lo repartíamos en el colegio. Hacíamos entrevistas, contábamos las cosas que pasaban. Después, te diría que las primeras sensaciones relacionadas, porque yo tengo una relación con la profesión que es del mundo de las emociones, era la idea de cambiar el mundo. Pensaba: “Voy a opinar sobre las cosas que pasan, voy a hablar de los gobiernos”. Mi relación era más intuitiva. A mí me gustaba mucho ver el viejo Telenoche, el de Mónica y Andrés. Yo era muy chiquita y me hacía cosquillas en la panza ver las coberturas. Hay algo que me excitaba mucho de todo eso.

Móvil Radio Rivadavia.  Rapidísmo 83Móvil Radio Rivadavia. Rapidísmo 83

Con el tiempo me fui dando cuenta de que todo esto tenía que ver con una profesión, en la que no sólo yo iba a poder estar en el mundo de una determinada manera, echando rienda suelta a mi curiosidad, a mi capacidad un poco contestataria frente a lo que veía, sino que también tenía que ver con una profesión. Y bueno, así fue como, a los 18 dije: “Voy a estudiar periodismo”.

—¿Recuerda cuál fue su primer trabajo en los medios?

—Fue en Rosario, en un programa de mucho rating al mediodía haciendo una nota diaria a los 19 años, pintada como una puerta, maquillada. El programa se llamaba La botica del 5.

— ¿Qué opina del escándalo del vacunatorio VIP?

— Creo que el Gobierno enfrenta la peor crisis desde que asumió y que al presidente Alberto Fernández le va a ser sumamente difícil remontar esta crisis. Muy difícil. Porque esta situación de las vacunas de privilegio, las vacunas de cortesía o como querramos llamarlas ya que no quieren hablar de vacunatorios VIP, que dicen que no existen, la verdad es que le pega al Gobierno en su línea de flotación y muy especialmente al comenzar el año electoral. Esto afecta el remanente de credibilidad y confianza que tenía el Presidente. Ahora podemos pensar que lo movió a Ginés y se acabó. No, no se acabó nada, esto recién empieza. El Frente de Todos siempre vendió una idea y un relato de cuidado del otro, la patria es el otro, estamos para cuidar a los vulnerables, a los más débiles, todos somos iguales, una cultura igualitaria, de distribución equitativa de las oportunidades. Qué oportunidad más importante hoy que una vacuna. La vacuna es la vida en este caso. Entonces la aparición de estos casos le pega a ese catecismo. Yo no sé cómo va a hacer. El Presidente en lugar de reaccionar en la senda de la moderación que venía pregonando -que iba a ser su caballito de batalla para este año electoral- aparece absolutamente destemplado en México.

Al presidente Alberto Fernández le va a ser sumamente difícil remontar esta crisis

— ¿Cómo ve al Gobierno hoy?

— Este gobierno se enoja, todos se enojan. Todos se enojan. El Presidente se enoja, Kicillof se enoja, los ministro se enojan, Cafiero se enoja, todos se enojan. Y en realidad no se sabe con quién están enojados. Yo creo que hoy el Presidente tendría que estar enojado con muchos referentes de su fuerza política. Casi todos los que han optado por esta vacuna que no les correspondía, colándose en la fila son funcionarios del Gobierno, muchos de los cuales adscriben a la línea del Instituto Patria. Entonces que se enoje con ellos, no con los periodistas.

— ¿Cómo ve a la nueva ministra de salud Carla Vizzotti?

— Débil, absolutamente débil. La nueva ministra de Salud no sé cuánto va a durar en su puesto. Primero porque la gestión que la trajo hasta aquí está complicada. O sea, no es que fluyeron las vacunas de Rusia. Ya sabemos que Putin dijo que no hay posibilidades de acelerar los tiempos de la producción. Es más, Rusia tiene dificultades para vacunar a su gente mal va a andar vendiendo vacunas por ahí. Y además es imposible que ella no supiera. Y además no sabemos si no hay otro sector del Gobierno que está codiciando ese lugar para alguno de los suyos.

— ¿El Gobierno sabía lo que pasaba en el Ministerio de Salud?

— Yo creo que el Gobierno sabía, o podía sospechar, o tenía elementos para sospechar. No digo el Presidente en persona, pero digo, Vizzotti lo tenía que saber. Que no me digan que Vizzotti no lo sabía. Había como un guiño, un “andá a vacunármelo a Fulano; Andá, vacúnalo a Zutano”. ¿Quién manda a vacunar a Zannini? ¿Quién manda a vacunar a Devoto? ¿Quién manda a vacunar o pide la vacuna para Verbitsky? ¿Quién manda a vacunar a tantos otros que no tenían nada que hacer en una lista de vacunación?

— ¿Quién los manda?

— Y, yo supongo que el Presidente o el jefe de Gabinete, o el staff de Ginés completo lo debían saber. ¿Quién levanta el teléfono y le dice al director del hospital mandame una vacuna para tal? Sí, Ginés. ¿Pero se le ocurre a Ginés?

— A casi una semana del escándalo del vacunatorio VIP, la vicepresidenta no se manifestó. ¿Qué piensa?

— La Vicepresidenta nunca se manifestó en situaciones de extrema gravedad para la integridad física de las personas. Tardó siempre en manifestarse en las situaciones de catástrofes, de accidentes. No le gusta estar cerca de las tragedias. Más allá de las personales, obviamente. Esta situación afecta terriblemente al Frente de Todos como coalición y muy especialmente al kirchnerismo. ¿Por qué? Primero porque el que expone esta situación es alguien absolutamente relacionado con el ideario de Cristina que es Horacio Verbitsky. Y después porque muchos de los vacunados en la primera línea fueron del staff electoral incluso, Zannini, Scioli, Devoto es un amigo personal de Cristina y de su familia.

— ¿La Vicepresidente estaba al tanto de estas vacunaciones de la polémica?

— Y supongo que sí. Si yo tengo un íntimo amigo que además es vicepresidente de la Nación y me acabo de vacunar con la vacuna de la cual el gobierno tiene absoluto monopolio, porque no estamos hablando que vos vas a una farmacia y te la comprás.

— ¿Si tuviera enfrente al Presidente qué le diría?

— Le diría que se serene. Que la versión destemplada filo Instituto Patria no le cierra. No le va bien. No le sienta. Que trate de moderarse. De mirar a cada uno de nosotros a los ojos y devolver un tono de moderación. Y con eso hacer lo que puede a esta altura, porque ya en el camino lamentablemente se perdió bastante de esa capacidad de confianza con la que él subió a la Presidencia con el argumento de que nos iba a reunir a todos bajo un mismo país, una misma causa.

Presidente serénese. La versión destemplada filo Instituto Patria no le sienta

—¿Cómo se piensa Mónica Gutiérrez en la nueva normalidad?

—Primero, la nueva normalidad todavía no la veo. Yo estoy en el grupo de riesgo y no veo vacuna a la vista para mí. Entonces, la nueva normalidad es salir a medida que me anime a cumplir determinadas tareas por la calle. Yo no ando mucho por la calle en este momento, ni me expongo, porque no me quiero contagiar, no quiero ir a parar a un respirador. Todo lo que viene hacia adelante es incierto, impredecible. Mi condición de periodista me impide desconectar.

Ping pong

—¿El papa Francisco?

—Me puso muy contenta, en su momento, tener un Papa argentino. Lloré ante las cámaras cuando me enteré de que el Papa iba a ser Bergoglio. Mis hijos me miraban azorados llorar, mientras miraba una noticia. Y quisiera verlo menos involucrado en los temas del país. Más distante, más retirado de toda esa escena.

—¿La Justicia argentina?

—Es la que tenemos. Le comprenden las generales de la ley. Expresa bastante una sociedad que metaboliza la corrupción como si fuera tomar agua y está dispuesta a dejarla pasar. Y bueno, debe ser reformada, pero no en este contexto, porque cualquier reforma está atravesada por una distorsión que es liberar de las causas a los corruptos del gobierno.

—¿Alberto Fernández?

—Creo que Alberto Fernández debe tener una lucha interior bastante fuerte, porque tiene que tomar decisiones que, seguramente, contrarían muchos de sus principios más profundos o de sus miradas frente a las cosas.

—¿Cristina Kirchner?

—Y, está buscando pasar a la historia sin causa de corrupción. Le va a costar.

—¿Mauricio Macri?

—Tiene que mirarla de afuera. Ya tuvo una oportunidad, un tiempo. No pudo manejar una cantidad de situaciones y tiene que dejar paso a otros de su espacio político para asumir responsabilidades.

—¿Horacio Rodríguez Larreta?

—Le admiro la condición de funcionar a lo Gandhi; a él le pegan y se queda sentadito. Creo que la gente valora mucho todo eso, valora un estilo de conducción que no te haga sentir que la vida es una trinchera. Ojalá lo pueda mantener. Es difícil en este contexto que se pueda mantener así. Si es que no explota por adentro, algún día explota para afuera.

—¿María Eugenia Vidal?

—Bueno, pertenece a una generación que todavía puede remontarla. Creo que tuvo su experiencia y si tiene la fuerza, la convicción y la capacidad de renunciar desde la condición femenina donde está más requerida por los mandatos de los hijos y de todo lo demás, puede salir adelante, porque meterse en la carrera política es dejar en el camino mucho de tu vida personal.

—¿Elisa Carrió?

—Por momentos dice grandes verdades, y a veces se pasa de revoluciones y eso un poco la saca de eje, pero bueno, es una persona a la que hay que escuchar porque como no tiene demasiado para perder, expresa sus verdades.

—¿Sergio Berni?

—Quiere ser presidente.

—¿Máximo Kirchner?

—Quiere ser presidente.

—¿Sergio Massa?

—Quiere ser presidente.

—¿El político más respetado de la Argentina hoy?

—Mira, creo que un tipo que ha sobresalido en esta escena es Fernán Quirós, el ministro de Salud de la ciudad de Buenos Aires, porque ha sido un tipo que sin venir de una experiencia política y sin tener la ambición de una carrera política por delante ha logrado mantenerse templado, no se dejó conmover por las tensiones de la provocación política y se ha entregado a una tarea de cuerpo entero.

FUENTE : INFOBAE

Continue Reading

Más Vistas