Connect with us

Deportes

Bahiense del Norte campeón, con dos Ginóbili en cancha, otro en el banco y el menor en la tribuna

Published

on

El 14 de junio de 1989 comenzó el torneo superior. Ese año el tricolor consiguió, casi con el mismo plantel, el certamen de Primera y Juveniles.

La vuelta, en 1989, la encabezan Montecchia, Ascolani, Leandro Ginóbili y, de bermudas blancas, se mezlca Manu. Fotos: archivo-La Nueva y Carlos Jones.

 

Por Fernando Rodríguez / @rodriguezefe

 

La historia de Bahiense del Norte comenzó a escribirse el 1 de diciembre de 1975, cuando se fusionaron Bahiense Juniors (ubicado en Salta 28) y Deportivo Norte (Salta 359).

Esa unión fue consolidándose a través de los años, mejorando en infraestructura y, paralelamente, intentando crecer deportivamente.

Bahiense Juniors, dirigido por Schena, con los hermanos Juan y Julio Turró, Arnaldo Coleffi, De Marchi, Caubet, Alberto Rossi, Brunori, Andanovich y Achilli, entre otros.

El primer título llegó de la mano de los veteranos, justamente cuando la Asociación Bahiense organizó ese certamen por primera vez, en 1976, y que tuvo gran repercusión.

El campeón. Parados, desde la izquierda, Jorge Loscalzo, Jorge Ginóbili, Norberto Buffo, Osvaldo Del Gobbo, Ismael Martín y Roberto Achilli (DT). Abajo: Carlos Coubet, Fortunato Cufré, Néstor Pagnanelli, Bruno De Marchi y Mario Soto.

 

Ya jugando por los puntos en los tradicionales certámenes locales y como carta de presentación, el primer año que llevaron a Oscar “Huevo” Sánchez como técnico, los tricolores fueron campeones de Segunda, logrando el título el 11 de enero de 1979, en la final del torneo correspondiente a 1978.

Ese día, en el colmado Norberto Tomás, el tricolor le ganó a Napostá el tercer partido de la serie, por 80 a 76.

Permanecieron un año en Primera, inmediatamente bajaron y, en 1981, también cayeron a Tercera.

El plantel que subió. Parados, desde la izquierda, Nelson Damiani, Horacio Menecozzi, Héctor Maidana, Raúl Lucanera, Guillermo Goisué y Alfredo Settimi. Abajo: Alberto Celani, Carlos Rodríguez, Pedro Dimieri, Guillermo Faure y Ricardo Fuentes. También jugaron Víctor Duckardt, Eduardo Mauri, José Fonseca y Efraín Bécare. DT: Oscar Sánchez.

En divisiones formativas, los Preinfantiles en el ’81, los Mini (cuando se llevaba tabla) en 1982 y los Cadetes, en 1987, comenzaron a surcar el camino.

Y cerrando la década del ’80, más precisamente en 1989, la institución logró su primer doblete, con los títulos de Primera y Juveniles.

Si bien se trataban de dos torneos completamente diferentes, Sergio Hernández era el técnico en común de ambos equipos, en el que coincidían la mayoría de los jugadores.

Primero fue el título del torneo superior, con una curiosidad: el día que se consagraron campeones no estuvo Oveja, quien había viajado a Cañada de Gómez, donde comenzaría su carrera profesional, al lado de Julio Lamas.

Su reemplazante fue Jorge “Yuyo” Ginóbili.

Con su mano menos hábil, Leo Montivero le juega por el fondo a Renzo Pasetti (VM). Semiocultos, Leandro Ginóbili y Eduardo Di Chiara.

 

El torneo que comenzó un día como hoy, 14 de junio de 1989, terminó el 30 de noviembre y Bahiense salió campeón el 22, antes del final, en cancha de Villa Mitre.

La síntesis:

Villa Mitre (88): R. Juanpataoro 24, E. Di Chiara 10, C. Queti 15, P. Milano 4, R. Pasetti 27, fi; H. Gulino 6, A. Hosni 2 y M. Rizzi. DT: Oscar Guillermo Torre.

Bahiense (89): A. Montecchia 15, L. Ginóbili 21, L. Montivero 17, P. Hoya 16, C. Valcarcel 4, fi; S. Ginóbili 14, I. Jensen 2 y F. Piña. DT: Jorge “Yuyo” Ginóbili.

Primer tiempo: Villa Mitre 40, Bahiense 49.

Cinco faltas: Milano, Passetti y Gulino (VM); Hoya y L. Ginóbili (BdN).

Arbitros: Alejandro Ramallo y Raúl De la Prieta.

 

El festejo en casa

Bahiense le dio rienda suelta a los festejos el 30 de noviembre, cuando, en el triunfo ante 9 de Julio, por 128 a 64, cerró el mejor año en los 14 años de vida, justo la noche antes de cumplir los 15.

Y allí ya asomaba la figura de Emanuel Ginóbili, corriendo por las canchas y siguiendo al equipo, lejos, todavía, de llegar a la división superior.

Así apareció Manu, mezclado en la vuelta olímpica, con 12 años, tras conseguir ese título que se le negó, increíblemente, el resto de su carrera como jugador en la institución que lo vio nacer y crecer. ¡Ah! Eso sí, 18 años más tarde, un día como hoy, ganaba su tercer anillo de la NBA…

El campeón de Primera. Parados, desde la izquierda, Sergio Hernández, Leonardo Montivero, Leandro Ginóbili, Pablo Hoya, Cecil Valcarcel, Ivan Jensen y Fernando Piña. Abajo: Pablo Bottini, Guillermo Ascolani, Raúl Prat, Alejandro Montecchia, Gabriel Schamberger y Sebastián Ginóbili.

 

Tremendo equipo

Después de lograr el título en el torneo superior, el primero de la joven historia institucional, parecía difícil imaginar que se le escaparía, prácticamente con los mismos jugadores, el certamen de Juveniles.

Y así sucedió, logrando por primera vez dos títulos en un mismo año, resultado que, más acá en el tiempo, empezó a repetir con mayor frecuencia.

Equipazo de juveniles. Parados, desde la izquierda, Leonardo Montivero, Pablo Hoya, Pablo Bottini, Ivan Jensen, Guillermo Navarro y Sergio Hernández. Abajo: Pablo Ascolani, Alejandro Liverotti, Alejandro Montecchia, Leandro Ginóbili, Darío Magistrini y Sebastián Ginóbili. También participaron Diego Trejo y Sebastián Severini.

FUENTE : LA NUEVA

Deportes

LEANDRO SOMOZA ES EL NUEVO TECNICO DE ALDOSIVI

Published

on

Se terminaron las negociaciones, se pusieron de acuerdo en todo y Leandro Somoza se convirtió en el nuevo entrenador de Aldosivi, con un contrato de dos años. El flamante técnico estaría el domingo observando el partido ante Racing en el “Cilindro de Avellaneda” y su debut se daría nada más y nada menos que frente a Rosario Central, al que renunció después de la segunda fecha por la falta de refuerzos.

Era el apuntado desde un principio por José Moscuzza, e incluso se lo mencionó antes de que diera un paso al costado en el “canalla”. Su buen paso como jugador y la gran imagen que dejó en el club, influyeron para apostar a un técnico que realizó buena parte de su carrera como ayudante de campo de Miguel Ángel Russo en Boca y luego se largó de manera individual.

El viernes pasado se había llegado a un principio de acuerdo, pero se tomaron toda la semana para terminar de ultimar detalles y que no quede nada librado al azar. De todas maneras, el encuentro del domingo lo dirigirá Diego Villar, quien se hizo cargo tras la salida de Martín Palermo en la antesala del comienzo de la Liga Profesional. El “Pipa” trabajó toda la semana y diagramó el equipo, por lo que Somoza estará en el choque frente a Racing en Avellaneda y luego sí se pondrá al frente del plantel.

Lo bueno es que tendrá una semana larga para entrenar y conocer al plantel, porque el siguiente partido del “tiburón” será el lunes 4 de julio, ante Rosario Central, el exequipo de Somoza y que ahora tiene como técnico a Carlos Tevez, lo que le agregará un condimento extra.

 

El mediocampista que ascendió a Primera División con Aldosivi en 2018 y luego anunció su retiro del fútbol, estará acompañado por Diego Monarriz (exDT de San Lorenzo) y Lucas Pagano como ayudantes de campo, y los preparadores físico serán Damián Lanatta y Alejandro Rafael.

Continue Reading

Deportes

SUSPENDEN LA INDAGATORIA A SEBASTIAN VILLA

Published

on

BOCA

Suspenden la indagatoria a Sebastián Villa

La fiscal Vanesa González aceptó postergar la indagatoria a Sebastián Villa. El colombiano había hecho el pedido ya que la citación coincidía con el partido que debe jugar Boca contra Unión. 

En breve, la Justicia pondrá otra fecha para que Villa declare en el marco de la causa en la que el futbolista está imputado por “abuso sexual con acceso carnal”.

Si bien Sebastián Battaglia pondría una formación alternativa en este próximo partido por la Liga Profesional porque el martes 28 juega ante Corinthians en Brasil, Villa podría llegar a tener que concentrar y eso complicaría la posibilidad de presentarse ante la fiscal Vanesa González.

Y con el partido ante Banfield programado para el viernes 1º de julio, la intención es dejar la declaración para después de la serie de octavos de la Copa Libertadores, que se completará el martes 5 de julio con la revancha en la Bombonera. El que definirá será el juez Javier Maffucci Moore.

A su vez, Villa ya cuenta con el permiso otorgado por el juez para salir del país y poder viajar con la delegación de Boca a San Pablo para estar frente al Corinthians.

 

Continue Reading

Deportes

CONMOCIÓN EN LA NBA: MURIÓ UN EX JUGADOR DE DE 25 AÑOS QUE HABÍA ENGORDADO 65 KILOS EN 36 MESES

Published

on

Caleb Swanigan supo defender los colores de Portland y Sacramento entre 2017 y 2019, pero se alejó del deporte y la mala alimentación, sumada a problemas genéticos, le terminaron costando la vida.

Tras su irrupción en la NBA, el caso de Caleb Swanigan llamó la atención por su historia de superación para llegar a vestir los colores de los Portland Trail Blazers luego de ser elegido en el Draft de 2017. Apenas cinco años después de incorporarse a la liga de básquet más competitivo del mundo, su cuerpo cedió: según distintos medios estadounidenses, murió de causas naturales a los 25 años recién cumplidos.

Fue uno de los seis hijos criados por una madre soltera ya que su padre, Carl Swanigan Sr., luchó constatemente contra una adicción al crack. Vivían en refugios para personas sin hogar en Utah o debajo de un puente. Su progenitor falleció en 2013 por complicaciones relacionadas con la diabetes. Tenía 50 años y, según informó ESPN en 2017, Carl Sr. medía 2,07 metros y pesaba casi 227 kilos en el momento de su muerte.

Pero un día Caleb decidió aprovechar su prometedor físico heredado de 2,06 metros y gran contextura física para adentrarse en el mundo del deporte. En ese momento se contactó con Roosevelt Barnes, un viejo amigo de la familia que se dedicaba a promocionar deportistas en la élite del país. En 2010 era un niño obeso al que la vida le había dado la oportunidad de una vida mejor. Siempre luchó contra su peso y él era una de esas personas genéticamente predispuestas a subir fácilmente.

“Una de las últimas veces que lo vi, un día de práctica en el torneo de la NCAA de 2017 en Kansas City, estaba montando una bicicleta estacionaria. Llevaba un buzo, del tipo que usan los luchadores para perder peso antes del pesaje. Incluso entonces, un atleta universitario de solo 20 años, Biggie ya estaba luchando contra las inclinaciones naturales de su cuerpo”, reveló uno de los periodistas del portal USA Today sobre las complicaciones de Caleb a temprana edad.

Caleb defiende una pelota para los Trail Blazers ante la marca de Rui Hachimura (Foto: USA Today)Caleb defiende una pelota para los Trail Blazers ante la marca de Rui Hachimura (Foto: USA Today)

Biggie siguió luchando contra sus problemas genéticos y de alimentación que iniciaron durante su temprana vida en Fort Wayne. Llegó a la Universidad de Purdue en 2015 después de ser nombrado Indiana Mr. Basketball, premio al mejor jugador de dicho estado, mientras asistía a la secundaria de Homestead. Originalmente se comprometió con la Universidad de Michigan, pero terminó en West Lafayette donde jugó dos temporadas con los Boilermakers y fue seleccionado en el primer equipo All-American, ganando el honor del Big Ten Player of the Year en 2017.

“Era un alma buena y un buen hombre. Será extrañado”, publicó en Twitter el director de Purdue, Isaac Haas, quien supo ser compañero de equipo de Swanigan. Biggie además fue uno de los cinco finalistas del Wooden Award, junto a grandes nombres que compiten o que pasaron por la NBA como Lonzo Ball de UCLA, Josh Hart de Villanova, Frank Mason de Kansas y Nigel Williams-Goss de Gonzaga. En tan solo dos años, Caleb estudió en paralelo al deporte y recibió su diploma en Historia de la Educación. Para su familia se convirtió en el distinto, ya que ninguno de sus cinco hermanos logró siquiera terminar la secundaria.

Su primer intento para postularse al Draft de la NBA en 2016 fue dado de baja después de que los ejecutivos de la liga le dijeran que necesitaba perder peso y agregar tiro de campo. A base de esfuerzo y dedicación, hizo ambas cosas y mostró su nuevo cuerpo triunfante y su conjunto de habilidades un año después: fue seleccionado en 2017 con el pick número 26 por parte de los Portland Trail Blazers.

Swanigan disputando un rebote mano a mano con LeBron James (Foto: USA Today)Swanigan disputando un rebote mano a mano con LeBron James (Foto: USA Today)

Caleb jugó dos temporadas en Portland y llegó a disputar un total de 45 partidos oficiales. Fue cambiado a los Sacramento Kings en 2019, con 10 apariciones, antes de que los Trail Blazers lo volviera a repescvar a principios de 2020. Durante su carrera en la NBA, Swanigan trabajó mucho con los jóvenes del área de la ciudad y FoodCorps para promover hábitos alimenticios saludables en las escuelas y eliminar el hambre infantil.

Biggie apareció por última vez en las noticias en 2021, después de que la ex estrella de Homestead se declarara culpable de un cargo menor de drogas en el condado de Whitley y allí se vio el enorme cambio físico que tuvo al pesar cerca de 200 kilos, aproximadamente 65 más que sus últimos partidos en las NBA durante 2019. Ya alejado de la influencia de Roosevelt Barnes, fue condenado a 180 días en la cárcel y se le ordenó completar una evaluación de abuso de sustancias y cumplir con cualquier tratamiento prescrito.

Caleb aguantó todo lo que pudo a las distintas presiones que le presentó la vida hasta que a los 25 años decidió ceder: la oficina forense del condado de Allen le confirmó a la cadena WANE 15 que Swanigan fue encontrado muerto por causas naturales en su domicilio particular de Fort Wayne este martes 21 de junio.

Continue Reading

Más Vistas