Connect with us

Salud

Cómo bajar de peso según la edad

Publicado

on

A lo largo de la vida, los dos puntales o elementos principales para bajar de peso son la nutrición y el ejercicio físico. Pese a que los buenos hábitos se deben aplicar desde la más tierna infancia, cada edad tiene sus necesidades.

Una máxima común es que para el adecuado control del peso en todas las etapas de la vida debemos ajustar la energía que ingerimos con los alimentos a la cantidad de energía que consumimos con el ejercicio.

El principal obstáculo para la pérdida de peso en la infancia y adolescencia es el sedentarismo. El tiempo de ocio dedicado a actividades en las que se consume poca energía -en general, relacionadas con la tecnología- ha aumentado de forma drástica en los últimos 10 años. La obesidad es un importante problema de salud, ya que causa enfermedades crónicas (diabetes mellitus, hipercolesterolemia, artrosis, etc.). Cuantos más años de evolución tenga la obesidad, más grave y más consecuencias tendrá para la salud. Por eso, es preciso ayudar a los más jóvenes a adquirir hábitos de salud que incluyan la realización de ejercicio físico de forma regular.

Cómo bajar de peso según la década:

A los 20 años

En la década de los 20 se vienen lastrando malos hábitos adquiridos en la adolescencia porque todavía la percepción de la propia salud es buena. Existe la mala costumbre de consumir comida rápida, con muchas calorías y muy pocos nutrientes interesantes, provocando problemas de sobrepeso.

El ambiente social a estas edades (los estudios, la entrada en el mundo laboral y tener pareja) hace que no se priorice la práctica de ejercicio físico. Y cuando se practica es más deporte, como fútbol o pádel, que ejercicio como tal.

De los 20 a los 50 años la principal queja de los pacientes con exceso de peso es la falta de tiempo, tanto para realizar ejercicio físico como para planificar las comidas, especifica De Luna.

¿Qué hacer? Hay que cambiar el estilo de vida. No se trata de comer menos, sino de intentar comer mejor. De la misma forma, no hay que moverse más, sino hacerlo mejor. En definitiva, hacerlo de manera eficaz.

Las indicaciones van a ser muy variables dependiendo de nuestra condición física, la presencia o no de lesiones y las preferencias y gustos de cada persona. En este sentido, la clave para lograr una pérdida de peso efectiva es la regularidad y el aumento progresivo en la intensidad o duración del ejercicio. Una falsa creencia es pensar que realizando exactamente el mismo tipo de ejercicio vamos a mantener una pérdida progresiva de peso.

Conforme mejora la condición física, el entrenamiento se ha de adaptar para lograr el objetivo de la composición corporal. Biológicamente, el punto óptimo se alcanza a los 25 años. A partir de los 30 años comienza un “declive”.

A los 30 años

Al cumplir los 30 empieza a haber una preocupación por la salud porque debutan algunos signos de envejecimiento (como las arrugas o la caída del pelo). Lo positivo es que la gente va concienciándose de que hay que cuidarse. Precisamente por eso hay menos prevalencia de obesidad en esta etapa de la vida. Por otro lado, los hábitos que no se modifican en esta etapa costará mucho modificarlos en el futuro.

Nutricionalmente, el principal consejo es alejarse de la comida rápida o basura y consumir productos naturales en lugar de procesados. Hay que ingerir algo más de proteínas, comiendo más carne blanca y magra (sin grasa), leche, pescados azules y huevos.

A los 30 se inicia la pérdida de masa muscular de manera suave, reduciendo la fuerza. Como añadido, en las mujeres empieza a aparecer la osteopenia. De ahí la importancia de empezar a hacer ejercicio físico (cardiovascular, por ejemplo) dejando el deporte poco a poco. Obligatoriamente tienen que practicar ejercicios que trabajen la fuerza de la masa muscular, como sentadillas, zancadas y empujes (o flexiones) contra la pared y el suelo.

Nexofin

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Salud

Salud sexual: guía de anticonceptivos para nosotras y para ellos

Publicado

on

La píldora, el DIU, el anillo vaginal, entre otros, son las alternativas femeninas más conocidas, pero no son las únicas ni nos cabe toda la responsabilidad a nosotras. ¿Sabías, por ejemplo, que la vasectomía es gratuita y puede realizarse en cualquier hospital del país? Hablamos sobre esto, derribamos algunos mitos y te contamos todos los métodos que existen hoy para cuidar la salud y prevenir embarazos no deseados.
La mayoría de los anticonceptivos bien utilizados tienen 90% de efectividad (Shutterstock)

Por Nara Briega

Cada método está diseñado para usarse de una manera específica y “si se utilizan de forma adecuada, prácticamente todos tienen una efectividad frente a los embarazos no deseados de más del 90 por ciento“, asevera la doctora María Elisa Moltoni, ginecóloga del Departamento de Planificación Reproductiva de Halitus Instituto Médico.

“Afortunadamente, hoy en día contamos con gran variedad de métodos anticonceptivos, sobre todo femeninos, para que cada paciente elija el que mejor se adapta a sus necesidades y estilo de vida. Los más conocidos son las píldoras, el preservativo y el DIU, pero hay muchas novedades que vale la pena conocer”, suma la profesional, quien aclara que los métodos anticonceptivos se pueden dividir según su funcionamiento o mecanismos de acción, su eficacia, o si son reversibles o irreversibles.

Según su funcionamiento

Métodos hormonales: píldoras, implante subdérmico, inyectable mensual, inyectable trimestral, anillo vaginal anticonceptivo, parche anticonceptivo. Estos métodos impiden el embarazo inhibiendo la ovulación y modificando el moco de la entrada del útero, evitando así la fertilización.

Métodos de barrera: preservativo masculino, preservativo femenino y diafragma. Funcionan impidiendo de manera física el contacto del semen, evitando que los espermatozoides puedan alcanzar el óvulo.

Métodos intrauterinos: DIU y DIU hormonal. Estos métodos ejercen su acción adentro del útero, impidiendo la fertilización, incapacitando que los espermatozoides lleguen al óvulo y/o espesando el moco del útero para que los espermatozoides no entren.

Métodos quirúrgicos: ligadura de trompas y vasectomía. Son irreversibles. Impiden el encuentro del óvulo y el espermatozoide.

Métodos naturales: calendario, moco cervical, abstinencia periódica. Son métodos que se basan en conocer el ciclo femenino y los cambios que ocurren en el organismo de la mujer, para evitar las relaciones en los días considerados fértiles. Tienen la menor eficacia comparada con los otros métodos.

Los métodos hormonales, impiden el embarazo inhibiendo la ovulación y modificando el moco de la entrada del útero, evitando así la fertilización.

Los métodos hormonales, impiden el embarazo inhibiendo la ovulación y modificando el moco de la entrada del útero, evitando así la fertilización.

Algunas cifras

Según las últimas estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación del 2016 (DEIS 2016), casi el 60 por ciento de los embarazos no fueron planificados (58,4 por ciento). Esta cifra es aún mayor en adolescentes (67,5 por ciento). La mayoría los casos, además, fueron a causa de no haberse cuidado durante las relaciones sexuales.

Este mismo informe arroja cifras sobre los métodos más elegidos: la mayoría se cuida con pastillas anticonceptivas o métodos hormonales (50,5 por ciento) y preservativo (29,5 por ciento).

El uso de DIU aún es bajo en el país (9,2 por ciento). Según varios organismos internacionales, entre los que se encuentra la Organización Mundial de la Salud, una de las herramientas que mejor resulta para bajar los embarazos no planificados, abortos, y muerte por abortos en condiciones inseguras, tanto en adultas como en adolescentes, es aumentar en la población el uso de métodos seguros y efectivos.

En cuanto a su eficacia y duración, los mejores métodos son los llamados LARCs (siglas en inglés de métodos reversibles de larga duración): son los implantes subdérmicos y los DIU. Ellos duran 3 años el implante y entre 3,5 y 10 años los DIU. “Estos métodos tienen en común que no dependen de la persona que lo usa, ya que funcionan sin que uno tenga que ocuparse y por eso alcanzan la mayor eficacia en la vida real (por ejemplo, porque no dependen de variables como olvidos de píldoras, falta de recetas, rotura de preservativo, etcétera)”, comenta la doctora Moltoni.

Adiós mitos

En medicina hay pocos temas que arrastren tantos mitos como la anticoncepción. Surgen muchas veces de conceptos erróneos, sostenidos por conocimientos científicos que ya no están vigentes.

“Uno de los mitos más extendidos es que las pastillas engordan, y es falso. En la mayoría de los estudios clínicos no se observa aumento de peso significativo de las usuarias de anticonceptivos hormonales combinados. Es probable que esto provenga del pasado, donde se usaban dosis más altas que hacían, a veces, ganar peso y retener líquido. De todas maneras, algunos tipos de anticonceptivos pueden generar aumento de peso en un pequeño porcentaje de usuarias, tal es el caso del acetato de medroxiprogesterona (inyectable trimestral)”, explica Moltoni.

Otra leyenda es la que asegura que producen acné. Sucede todo lo contrario: los anticonceptivos suelen mejorar mucho las pieles con acné. Esto es, entre otras razones, porque bajan la producción de andrógenos del ovario (y los andrógenos colaboran al acné y crecimiento del vello corporal).

Otro mito a desterrar es que los anticonceptivos hormonales provocan cáncer. Esto no es así, ya que, por el contario, demostraron disminuir el riesgo de cáncer de ovario y de endometrio, con un efecto beneficioso que dura varios años post suspensión del anticonceptivo. También, disminuyen los tumores malignos de colon y recto.

Un estudio publicado en 2017 del Royal College of General Practitioners del Reino Unido, que abarcó más de 40 mil mujeres usuarias de anticonceptivos hormonales en su juventud y ahora mayores, corroboró estos hallazgos. Se observó además que el cáncer de mama tiene casi nulo aumento de incidencia con el uso actual o reciente de anticonceptivos hormonales. A su vez, este mínimo efecto se diluye con el paso del tiempo, dejando de observarse influencia luego de 5 años de suspensión.

A diferencia de lo que algunas personas suelen creer, la píldora de emergencia no es abortiva. ¿Cómo actúa entonces? Intenta frenar la ovulación de la mujer y transforma el moco de la entrada del útero en un moco impenetrable para los espermatozoides (por eso es mejor no esperar al día después para tomarla, si no hacerlo lo antes posible). No logra evitar todos los embarazos, porque si la mujer ya ovuló y tiene relaciones sin protección, a veces la pastilla no hace efecto. Si luego de tomarla se produce igualmente un embarazo, no aumenta la tasa de aborto ni produce ningún tipo de malformación en el feto.

El mito que se basa en el concepto de que el DIU podría aumentar las infecciones pelvianas, lo cual puede provocar como secuela la infertilidad, también es falso.

De acuerdo a numerosos estudios de investigación, el DIU no sólo no las aumenta sino que las infecciones pélvicas inflamatorias tienen similar porcentaje entre usuarias y no usuarias de este método.

“Este mito probablemente se basa en un evento de los años ´70 con un DIU que existió en Estados Unidos, llamado Dalkon Shield. El mismo tuvo en principio muchísimo éxito pero luego se lo asoció a infecciones graves. Si bien no fueron muchas, esto generó gran revuelo mediático, se investigó luego que los hilos que lo formaban no eran aptos para conformar el dispositivo”, cuenta la ginecóloga de Halitus.

En cuanto a la vasectomía, es uno de los métodos anticonceptivos más seguros y eficaces, cercana al 100 por ciento, ya que bloquea los conductos deferentes, evitando así el paso de los espermatozoides en forma permanente.

Existen dos métodos para realizar la vasectomía: uno con incisión y otro sin corte o sin bisturí. Es una cirugía sencilla, que puede realizarse en forma ambulatoria y con anestesia local. Ninguna técnica afecta el aspecto ni la textura del semen y, asimismo, la vasectomía no modifica la sensación de eyacular ni afecta la erección. Si bien es un método potencialmente reversible, la cirugía de reversión es muy dificultosa, por lo que desde el punto de vista práctico se la considera irreversible.

En Argentina está difundiéndose su uso a partir de la promulgación de la Ley 26.130 que la autorizó en 2006. Esta ley (que abarca también la ligadura tubaria) establece el derecho a realizársela en forma gratuita y en todos los centros de salud públicos o privados a cualquier hombre que sea mayor de edad, sin que precise el consentimiento de la pareja ni de un permiso judicial.

La píldora
Su introducción como método anticonceptivo fue un hito de la salud pública del siglo XX. Si bien presenta eficacia, por su mecanismo de acción genera también beneficios colaterales. Es decir, tienen efectos beneficiosos más allá de su función anticonceptiva.

Regulación
Los trastornos del ciclo menstrual son muy frecuentes en mujeres en edad reproductiva y pueden conducir al dolor, la anemia y la pérdida de la calidad de vida.

Los anticonceptivos (tanto la píldora, como el anillo y el parche) modifican la duración y la cantidad de menstruación. Así, mujeres que sufren de sangrado abundante y usan anticonceptivos hormonales suelen presentar reducciones significativas en la pérdida y en la duración del sangrado.

Además, con estos anticonceptivos podemos modificar o correr la fecha de menstruación, por ejemplo para viajes, competencias deportivas o simplemente si la mujer prefiere no tener el sangrado mensual (siempre bajo prescripción y guía médica).

Los anticonceptivos disminuyen la producción de prostaglandinas y de sustancias que se liberan durante la menstruación y que son las responsables del dolor.

Los anticonceptivos disminuyen la producción de prostaglandinas y de sustancias que se liberan durante la menstruación y que son las responsables del dolor.

Tratamiento del dolor
La presencia de dolor menstrual, llamado dismenorrea, es muy frecuente y puede ser muy intenso, al punto que muchas veces obliga a realizar reposo.

Los anticonceptivos disminuyen la producción de prostaglandinas y de sustancias que se liberan durante la menstruación y que son las responsables del dolor. Por lo tanto, su uso genera su disminución y, en la actualidad, se consideran una de las primeras líneas de tratamiento para disminuir los síntomas menstruales, ofreciendo gran alivio. Entre las mujeres con endometriosis, que es una patología que suele asociarse a dolor intenso, su uso se asocia con la mejoría de síntomas y se usan como primera línea de tratamiento, ya que además previenen su recurrencia.

Tratamiento del Síndrome Premenstrual
Entre un 3 y 10 por ciento de mujeres jóvenes sufren de Síndrome Premenstrual (SPM) o, aún más grave, el Trastorno Disfórico Premenstrual (TDP). Se trata de signos y síntomas que suelen comenzar durante la semana anterior a la menstruación y pasan unos días después de que ésta comienza. Ocurren cambios físicos (hinchazón, dolor mamario, dolor de cabeza, aumento de peso, nauseas), en el ánimo (irritabilidad, depresión, ansiedad), modificaciones en el comportamiento y hasta problemas de concentración. Los anticonceptivos son el tratamiento de elección en este tipo se síntomas al reducir muchos cambios hormonales que producen el SPM.

Prevención de algunos cánceres
La toma de anticonceptivos hormonales disminuye entre un 20 y un 50 por ciento el riesgo de vida de la mujer por cáncer de ovario, endometrio y colon rectal. Los diferentes estudios coinciden en que el mayor beneficio se logra a mayor duración de uso y que los efectos protectores persisten varios años después de la interrupción del tratamiento (cuando éste duró por lo menos 5 años).

Los métodos más efectivos son los de larga duración: DIU, DIU hormonal e implantes. Los hormonales también son muy aconsejables, pero para tener su máxima eficacia tienen que ser utilizados correctamente.

“El asesoramiento profesional ayuda en ese proceso de decisión informada, entre otras cosas, repasando pros y contra de cada método y detectando si existe alguna contraindicación médica para algún anticonceptivo en particular” concluye la doctora Moltoni.

Seguir leyendo

Salud

Hantavirus: ¿qué es, cómo se contagia y cómo se previene?

Publicado

on

Si bien se transmite al inhalar aire contaminado con las secreciones de los roedores o al tocarlos, en Argentina surgió un brote atípico que se produce cuando una persona infectada entra en contacto estrecho con otra

Ante las 11 víctimas fatales por el contagio de hantavirus en Esquel y Jujuy,  desde el Ministerio de Salud insistieron en la importancia de prevenir este tipo de enfermedad, que es transmitida por roedores silvestres y que, en algunos casos, se viraliza entre humanos. Es decir, cuando una persona infectada mantiene contacto estrecho con otra durante los primeros días de los síntomas.

La característica principal de estos ratones es que tienen una cola muy extensa. Por eso se los denomina “colilargo”, informaron desde la Fundación Huésped, quienes además trazaron un mapa con las cuatro regiones en las que habitan estos animales.

En el norte se encuentran en Salta y Jujuy; en el centro, en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos; en el noreste en Misiones; y en el sur, en Neuquén, Río Negro y Chubut.

¿Cuáles son sus cuatro vías de contagio?
Por inhalación: es la causa más frecuente. Se produce al respirar el virus que desprenden las heces o la orina de los roedores infectados, tanto en lugares abiertos o como cerrados (galpones, huertas, pastizales).
Por contacto directo: al tocar roedores infectados (vivos o muertos), o al tocar las heces u orina de estos.
Por mordeduras: al ser mordidos por roedores infectados.
Por vía interhumana: entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas?
Se parecen a un estado gripal. Pueden incluir: fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea. En general no presentan congestión nasal o resfrío. Luego de algunos días puede aparecer dificultad para respirar que puede agravarse produciendo lo que se conoce como “síndrome cardiopulmonar por hantavirus”. Se trata de un cuadro grave en el que la persona no puede respirar y comienza con falla cardíaca y presión muy baja. Si la persona no es tratada a tiempo puede generar complicaciones e incluso la muerte.

¿Cómo es el tratamiento?
No existe un tratamiento específico. Las personas con síndrome cardiopulmonar por hantavirus deben ser asistidos en establecimientos hospitalarios, de preferencia con unidades de terapia intensiva que cuenten con asistencia respiratoria mecánica.

En Epuyén se registraron 10 víctimas fatales y el contagio se da entre personas

En Epuyén se registraron 10 víctimas fatales y el contagio se da entre personas

¿Cómo puede prevenirse?
– Evitar la convivencia con roedores y el contacto con sus secreciones.

– Evitar que los roedores entren o hagan nidos en las viviendas.

– Si realizan actividades de trekking, usar calzado cerrado y circular sólo por sendas habilitadas.

– Tapar orificios en puertas, paredes y cañerías.

– Realizar la limpieza (pisos, paredes, puertas, mesas, cajones y alacenas) con una parte de lavandina cada nueve de agua (dejar 30 minutos y luego enjuagar). Humedecer el piso antes de barrer para no levantar polvo.

– Si vive en zonas rurales, colocar las huertas y almacenar la leña a más de 30 metros de las viviendas, cortar pastos y malezas hasta un radio de 30 metros alrededor del domicilio.

– Ventilar por lo menos 30 minutos antes de entrar a lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones) y cubrirse la boca y la nariz con un barbijo N95 antes de ingresar.

– Lavarse las manos con agua y jabón al finalizar estas tareas.

– Al acampar, hacerlo lejos de maleza y basurales, no dormir directamente sobre el suelo y consumir agua potable.

– Si se encuentra un roedor vivo: usar veneno para roedores o tramperas para capturarlo (no intentar tocarlo o golpearlo). Consulte en el municipio si se dispone de un servicio de control de plagas.

– Si se encuentra un roedor muerto: rociarlo con lavandina junto con todo lo que haya podido estar en contacto y esperar un mínimo de 30 minutos. Luego recogerlo usando guantes y enterrarlo a más de 30 cm de profundidad o quemarlo.

Infobae

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Salud

Este es el motivo por el que deberías masajear tus pies antes de dormir

Publicado

on

¿La razón? Las terminaciones nerviosas de tus pies (que son alrededor de 15 mil) están conectadas con diversas partes de tu cuerpo, por lo que estimularlas, a través de un masaje, trae distintos beneficios a tu salud.

En cuanto a cómo masajearlos, lo ideal es que te bases en una de las técnicas que ha ganado gran popularidad por su efecto sanador: la reflexología.

La reflexología va de masajear o estimular puntos clave de los pies que están conectados con determinadas zonas del cuerpo, con el fin de combatir ciertos males, favoreciendo en particular la circulación sanguínea.

Diversos especialistas recomiendan el uso de la reflexología para tratar ciertos males como migrañas, dolor de articulaciones, indigestión, entre otros.

Si aún no estás convencida, checa los beneficios de masajear tus pies antes de dormir:

– Reduce la posibilidad de que te enfermes, pues fortalece tu sistema inmune

Combate el estrés

Evita el acné

Disminuye el riesgo de calambres

– Te inyecta energía

¿Qué tal eh? Para masajear tus pies antes de dormir puedes hacerlo mediante los parámetros de la reflexología, para estimular los puntos específicos que necesites de acuerdo a tus dolencias, o hacerlo como masajearías cualquier otra parte de tu cuerpo, usando las yemas de tus dedos.

Puedes usar aceites esenciales y poner música relajante de fondo.

Masajear tus pies antes de dormirte ayudará a tener una salud de 10 y a dormir como bebé, ¡combo! Compruébalo desde hoy.

Seguir leyendo

Tendencia