Connect with us

Salud

Cómo bajar de peso según la edad

Avatar

Published

on

A lo largo de la vida, los dos puntales o elementos principales para bajar de peso son la nutrición y el ejercicio físico. Pese a que los buenos hábitos se deben aplicar desde la más tierna infancia, cada edad tiene sus necesidades.

Una máxima común es que para el adecuado control del peso en todas las etapas de la vida debemos ajustar la energía que ingerimos con los alimentos a la cantidad de energía que consumimos con el ejercicio.

El principal obstáculo para la pérdida de peso en la infancia y adolescencia es el sedentarismo. El tiempo de ocio dedicado a actividades en las que se consume poca energía -en general, relacionadas con la tecnología- ha aumentado de forma drástica en los últimos 10 años. La obesidad es un importante problema de salud, ya que causa enfermedades crónicas (diabetes mellitus, hipercolesterolemia, artrosis, etc.). Cuantos más años de evolución tenga la obesidad, más grave y más consecuencias tendrá para la salud. Por eso, es preciso ayudar a los más jóvenes a adquirir hábitos de salud que incluyan la realización de ejercicio físico de forma regular.

Cómo bajar de peso según la década:

A los 20 años

En la década de los 20 se vienen lastrando malos hábitos adquiridos en la adolescencia porque todavía la percepción de la propia salud es buena. Existe la mala costumbre de consumir comida rápida, con muchas calorías y muy pocos nutrientes interesantes, provocando problemas de sobrepeso.

El ambiente social a estas edades (los estudios, la entrada en el mundo laboral y tener pareja) hace que no se priorice la práctica de ejercicio físico. Y cuando se practica es más deporte, como fútbol o pádel, que ejercicio como tal.

De los 20 a los 50 años la principal queja de los pacientes con exceso de peso es la falta de tiempo, tanto para realizar ejercicio físico como para planificar las comidas, especifica De Luna.

¿Qué hacer? Hay que cambiar el estilo de vida. No se trata de comer menos, sino de intentar comer mejor. De la misma forma, no hay que moverse más, sino hacerlo mejor. En definitiva, hacerlo de manera eficaz.

Las indicaciones van a ser muy variables dependiendo de nuestra condición física, la presencia o no de lesiones y las preferencias y gustos de cada persona. En este sentido, la clave para lograr una pérdida de peso efectiva es la regularidad y el aumento progresivo en la intensidad o duración del ejercicio. Una falsa creencia es pensar que realizando exactamente el mismo tipo de ejercicio vamos a mantener una pérdida progresiva de peso.

Conforme mejora la condición física, el entrenamiento se ha de adaptar para lograr el objetivo de la composición corporal. Biológicamente, el punto óptimo se alcanza a los 25 años. A partir de los 30 años comienza un “declive”.

A los 30 años

Al cumplir los 30 empieza a haber una preocupación por la salud porque debutan algunos signos de envejecimiento (como las arrugas o la caída del pelo). Lo positivo es que la gente va concienciándose de que hay que cuidarse. Precisamente por eso hay menos prevalencia de obesidad en esta etapa de la vida. Por otro lado, los hábitos que no se modifican en esta etapa costará mucho modificarlos en el futuro.

Nutricionalmente, el principal consejo es alejarse de la comida rápida o basura y consumir productos naturales en lugar de procesados. Hay que ingerir algo más de proteínas, comiendo más carne blanca y magra (sin grasa), leche, pescados azules y huevos.

A los 30 se inicia la pérdida de masa muscular de manera suave, reduciendo la fuerza. Como añadido, en las mujeres empieza a aparecer la osteopenia. De ahí la importancia de empezar a hacer ejercicio físico (cardiovascular, por ejemplo) dejando el deporte poco a poco. Obligatoriamente tienen que practicar ejercicios que trabajen la fuerza de la masa muscular, como sentadillas, zancadas y empujes (o flexiones) contra la pared y el suelo.

Nexofin

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

La cantidad de virus en la saliva ayuda a predecir el futuro de los pacientes con covid

Avatar

Published

on

La carga viral en la boca está asociada a la gravedad de la enfermedad y podría ayudar a personalizar los tratamientos, según un estudio de la Universidad de Yale

La covid apareció hace un año en el mundo siendo impredecible. La mayor parte de los enfermos tenía síntomas leves, pero el 15% necesitaba oxígeno y otro 5% acababa en la UCI, si había hueco. En el 1% de los afectados, la infección se desbocaba y acababa con la muerte, según los datos de la primera ola en España. Tras un año de combate, la comunidad científica está aprendiendo a adelantarse a los movimientos del virus. El último avance sale del laboratorio de la inmunóloga Akiko Iwasaki, en la Universidad de Yale (EE UU). Sus resultados preliminares sugieren que la cantidad de virus en la saliva sirve para predecir el desenlace de la enfermedad.

“La carga viral en la saliva en los primeros momentos está correlacionada con la gravedad de la enfermedad y con la mortalidad”, sostiene el equipo de Iwasaki, que ha analizado exhaustivamente a 154 pacientes con covid en el hospital de la universidad en la ciudad de New Haven. Sus datos muestran que los niveles aumentan progresivamente desde un mínimo en los pacientes leves hasta un máximo en los enfermos graves y en las personas fallecidas a causa de la covid. La mayor carga viral en la saliva aparece asociada a factores de riesgo conocidos, como la edad avanzada, el sexo masculino, el cáncer, el fallo cardiaco, la hipertensión y las enfermedades pulmonares crónicas.

“Si tomásemos muestras de saliva y analizásemos la carga viral —sobre todo al principio de la infección, cuando la persona llega al hospital— podría ayudar mucho a los médicos a prever el pronóstico del paciente y elegir los tratamientos”, señala el microbiólogo español Arnau Casanovas, que ha participado en el nuevo estudio, todavía un borrador pendiente de revisión para su publicación en una revista especializada. Casanovas, tras siete años en la Universidad de Yale, fichó en agosto por la biotecnológica estadounidense Tangen Biosciences, dedicada a diseñar nuevos métodos de diagnóstico.

La inmunóloga Akiko Iwasaki (centro), en su laboratorio de la Universidad de Yale.
La inmunóloga Akiko Iwasaki (centro), en su laboratorio de la Universidad de Yale.YALE

El equipo liderado por Iwasaki sostiene que la saliva ayuda a predecir la evolución de la enfermedad mucho mejor que las muestras tomadas con hisopo nasofaríngeo, el ya popular bastoncillo de algodón metido por la nariz. Una de sus hipótesis es que el cultivo nasofaríngeo solo refleja la multiplicación del virus en el tracto respiratorio superior, mientras que la saliva también muestra la situación en los pulmones. El sistema mucociliar —un mecanismo de defensa para expulsar gérmenes— llevaría los coronavirus desde el tracto respiratorio inferior hasta la boca.

La investigación muestra que la mayor carga viral en la saliva también está asociada a una mayor cantidad de biomarcadores en sangre de la reacción inflamatoria característica de los casos graves de covid. Esa mayor carga viral, por el contrario, está vinculada a niveles más bajos de plaquetas, glóbulos blancos y anticuerpos específicos contra el coronavirus.

La española Elisabet Pujadas, patóloga e investigadora de la Escuela Icahn de Medicina del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, aplaude el nuevo estudio, en el que no ha participado. “Aporta una perspectiva valiosa: que la saliva puede tener un mayor valor de lo que se pensaba para el diagnóstico y para el pronóstico”, opina. El equipo de Pujadas ya publicó en agosto la relación entre la mayor carga viral analizada en muestras nasofaríngeas y la mortalidad por covid. “Es posible que la saliva pueda reflejar mejor la infección del tracto respiratorio inferior”, apunta.

“La saliva puede tener un mayor valor de lo que se pensaba para el diagnóstico y para el pronóstico”, opina la patóloga Elisabet Pujadas

Pujadas, que trabaja desde hace más de 15 años en EE UU, subraya que el nuevo análisis solo incluye a 154 pacientes, por lo que “sería prematuro” concluir que hay que utilizar ya la saliva en lugar de muestras nasofaríngeas. “Sin embargo, estos resultados prometedores justifican que se dediquen más recursos a recoger y estudiar muestras de saliva”, añade.

Para Pujadas, la lección principal es que no hay que clasificar a los pacientes de covid con un simple positivo o negativo. Hay que medir su carga viral. “Para ciertos virus, como el VIH, el estándar de calidad es la carga viral, porque años de investigación han demostrado que tiene implicaciones importantes para el riesgo del paciente y afecta a nuestra estrategia de tratamiento. Así debería ser también con la covid”, afirma Pujadas.

Iwasaki, Casanovas y otros colegas ya publicaron en septiembre un estudio que sugería el potencial de la saliva para diagnosticar las infecciones por el nuevo coronavirus. Una revisión sistemática de 37 investigaciones acaba de mostrar que las muestras de saliva pueden reemplazar a los hisopos nasofaríngeos para diagnosticar la covid, con la misma precisión y menor precio.

“Venimos diciendo desde hace bastante tiempo que sería mejor usar la saliva como muestra prioritaria. Es mucho más fácil recoger saliva que un hisopo nasofaríngeo. No necesitas personal de enfermería. Cada persona puede escupir en su casa en un botecito. Y evitas el riesgo al tomar la muestra con el hisopo, porque a veces a la gente le da por estornudar o toser y se generan aerosoles”, razona Casanovas.

Puedes escribirnos a manuel@esmateria.com o seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra newsletter.

FUENTE EL PAIS

Continue Reading

Salud

Mar del Plata y el COVID: cuando mentir es la política elegida

Avatar

Published

on

Mientras se insiste en que los números están controlados se derivan pacientes a otros hospitales provinciales, se niegan test y se acepta el chantaje de la medicina privada.

«Está todo tan controlado que el Hospital Modular está cerrado por falta de demanda de camas» sostienen desde el área provincial de salud al mismo tiempo que anuncian la construcción de un nuevo centro «por si la temporada trae consigo la necesidad de disponer de nuevas plazas».

Mientras tanto, y calladamente, se reiteran las derivaciones desde nuestra ciudad hacia el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó o, cuando se trata de pacientes con mayores complicaciones, al de El Cruce-Néstor Kirchner. Y nadie logra explicar el motivo por el cual se tiene semejante estructura ociosa en el distrito y sin embargo debe recurrirse a otros nosocomios lejos de Mar del Plata, con todas las complicaciones y angustias que ello acarrea a las familias.

Paralelamente las clínicas privadas, agrupadas en FECLIBA, insisten en afirmar que ya no disponen de camas, aunque de una somera investigación de los hechos surge que esto solo es aplicable a las necesidades de los adultos mayores: cuando se trata de pacientes jóvenes, sin riesgo de mayores complicaciones, «milagrosamente» aparece la disponibilidad y con la internación se asegura una facturación de cuatro o cinco días que mejora la ecuación económica de los establecimientos.

Mientras tanto los adultos mayores deben peregrinar por los establecimientos de salud de todo tipo, derivados por un PAMI que no solo se desentiende de su destino sino que además aprovecha la emergencia para perseguir a los médicos de cabecera que no pertenecen a La Cámpora -hoy enquistada en esta institución y en la ANSES y dispuesta a cubrir con su propia gente cada uno de los espacios necesarios para apropiarse de la estructura- buscando todos los pretextos posibles para desplazarlos y poder suplantarlos por quienes estén dispuestos a cumplir primero con la organización y solo después con el afiliado.

Y las derivaciones al Hospital Español, hoy convertido en paso previo del traslado a otros centros provinciales con el pretexto de la falta de estructura del decadente establecimiento para atender a quienes allí son enviados, se convierten en la puerta de salida del sistema local y el pretexto para seguir ocultando la ineficiencia e insensibilidad del PAMI.

Mientras tanto en el Houssay, protagonista de todas las malas consecuencias imaginables por mala administración y/o falta de organización desde el inicio de la pandemia, la respuesta siempre es la misma: «estamos colapsados, vayan al HIGA o al CEMA o a una clínica…o a donde puedan».

¿La verdad?..el nosocomio dependiente del PAMI y que debería ser el centro primario de atención de los jubilados ha sido abandonado a su suerte  por la administración que preside Luana Volnovich y no tiene hoy el equipamiento mínimo indispensable para atender a pacientes infectados de COVID-19. Los fondos disponibles, al igual que en la ANSES, son necesarios para otras prioridades tales como…hacer política, designar a todos los parientes posibles y sostener la estructura camporista.

Mientras todo este desaguisado sigue adelante los números que se comunican diariamente ya despiertan en la gente más que justificadas dudas. Se sabe que no figuran las derivaciones, no se intensifican los testeos y se maneja con sorprendente liviandad la carga de los datos. Pero todos los especialistas consultados por LIBRE EXPRESIÓN sostienen que, en el mejor de los casos, «debería hablarse de al menos un 35% por arriba de lo informado y en una proyección creciente que nos ubica por encima de los 500 casos para fin de este mes de enero».

Este es el panorama real de una ciudad que, en la duda permanente entre la salud y la economía, está logrando el tétrico doble efecto de destruir ambas cuestiones: la temporada languidece sin que haya un solo síntoma de reactivación y los contagios avanzan, crecen y proyectan un panorama cada día más complicado y fuera de control.

Mientras todo pretende esconderse con mentiras, datos falsos y relatos entusiastas de cosas que no pasan y otras que se inventan.

Y si es cierto aquello de «la única verdad es la realidad» no lo es menos que deberíamos agregar que «siempre y cuando se la muestre tal cual es y se trabaje para corregir lo malo que proponga».

Todo lo opuesto a lo que hoy ocurre en Mar del Plata.

Por Adrián Freijo –

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Salud

¿Cuáles son las edades con mayores contagios en Bahía?

Avatar

Published

on

Desde el gobierno nacional se dice que el aumento de los infectados se debe a la actividad nocturna y se apunta a los jóvenes. Las personas de entre 20 y 40 años  siempre fueron las que mayores enfermos contabilizaron.

Fotos: Emanuel Briane – La Nueva

Audionota: Mariano Muñoz
Sergio Prieta/ sprieta@lanueva.com

La decisión del gobierno nacional de declarar un toque de queda sanitario nocturno debido al incremento de casos de coronavirus generó polémica en el ámbito político debido a que se apunta a la noche y a los jóvenes de ser los responsables de la llegada de una segunda ola de casos en pleno enero.

Sin embargo con el correr de la pandemia y en Bahía Blanca, los más adolescentes siempre lideraron los contagios, incluso cuando en plena cuarentena no se permitían las reuniones sociales, no había fiestas clandestinas –o no se conocían– y hasta la actividad comercial era muy limitada.

En julio La Nueva dio a conocer las estadísticas que ofrece el Municipio a través de su portal gobierno abierto. En el gráfico publicado se podía observar que entre los 21 y 30 años había cerca del 23% de los enfermos, mientras que entre los 31 y 40 años esas cifras llegaban al 22% de los casos positivos.

En septiembre otra nota daba a conocer que para ese entonces Bahía contabilizaba 558 casos y el 24,36% los padecían chicos y chicas de entre 21 y 30 años, mientras que para los de 31 a 40 se había llegado al 23%.

En la actualidad, y sobre 10.867 casos contabilizados hasta el viernes pasado, esas dos franjas etarias acumulan 2.619 casos para 21 a 30 (24,04%) y 2.499 para los de entre 31 y 40 (23,99% de los casos). Es decir que, de acuerdo a los números acumulados, no se puede considerar que hayan existido mayores niveles de enfermos en esas edades.

Incluso el porcentaje de jóvenes de entre 21 y 30 años enfermos es menor a septiembre mientras que se percibe una suba en los casos de 31 a 40 años.

Según el portal municipal, el ranking lo siguen las personas de 41 a 50 años con 1.816 casos (16,7%), los de 51 a 60 con 1.201 casos positivos (11,06%), las personas de entre 61 y 70 con 699 casos  (6,42%) y los menores de entre 11 y 20 años con 678 enfermos (6,2%).

El menor contagio  se da en chicos de 0 a 5 años con apenas 37 casos y entre mayores de 91, con 97 casos positivos. Ambos acumulan el 0,35% y el 0,89% de los positivos totales.

Días atrás el secretario de Gobierno del Municipio, Adrián Jouglard, contó que a partir de una investigación epidemiológica se pudo conocer que varios contagiados habían participado de una fiesta no autorizada en el barrio Los Chañares.

Además, desde el Municipio se mencionó que desde noviembre fueron infraccionadas y desalojadas 13 fiestas privadas y que en septiembre se realizaron 11 infracciones y 7 clausuras por incumplimiento de protocolos COVID.

Vale recordar que en el caso de las fiestas privadas se establecieron multas económicas y que días atrás se sancionó con 670.000 pesos a la organizadora de un evento que reunió a 300 personas en Independencia al 4.100.

Incluso desde  la Justicia el fiscal Santiago Ulpiano Martínez anticipó que analizaban la posibilidad de secuestrar los vehículos que se encuentren en una fiesta clandestina bajo la figura de que es el móvil para cometer una infracción contra el Artículo 205 del Código Penal.

La dificultad de detectar fiestas clandestinas se da porque se organizan a través de Whatsapp y se comparte la ubicación entre los teléfonos de los participantes. Además resulta casi imposible realizar tareas de “inteligencia” para intentar impedirlas.

Penas para quienes violen las restricciones 

Las penas por no cumplir con las disposiciones gubernamentales en el marco de la pandemia prevén prisión de plazos que van desde los 15 días hasta los dos años, según el primer DNU que firmó el presidente Alberto Fernández para establecer la cuarentena, que luego fue renovado en varias ocasiones.

El mismo tipo de pena regiría para quienes no cumplan con la prohibición de circular entre las 23 y las 5, que la Casa Rosada dispondrá para todo el país a partir de este viernes, con el fin de contener el crecimiento de contagios de COVID-19 registrado en las últimas semanas.

FUENTE : LA NUEVA

Continue Reading

Más Vistas