Connect with us

Cultura

Beder y El Legado: “Veía deseos de rebelarse, de escribir historia propia”

Published

on

El libro El Legado: la selección que torció el destino, es furor. Su autor Germán Beder, ex jefe de Prensa CABB en los últimos años es su autor, y con él dialogó Pick&Roll respecto a su desarrollo y el día a día con la selección hasta el pasado Mundial 2019.

Germán Beder, periodista y jefe de Prensa de la CABB entre 2015 y 2019, presentó su libro “El Legado: Historia de un grupo que le torció la mano al destino”, un repaso por la transición más emotiva del deporte argentino, que vivió el fin de la Generación Dorada y el comienzo de los nuevos nombres que han sabido confrontar comparaciones y críticas, y cambiarlas por orgullo y medallas.

Este libro narra el periplo de la Generación sucesora de la Dorada, que debió enfrentarse a comparaciones, críticas, problemas económicos de los que solo fueron víctimas, y sobre todo llevar encima el peso de ser el Legado, y hacerlo bien.

– ¿Cómo lograste armar este texto, tenías notas escritas, diarios de viaje, o algo así?

No, los momentos los fui juntando con Google Fotos, diálogos de Whatsapp guardados, y lo fui armando con esta estructura porque me pareció que podía quedar interesante.

– El que sí tenía un diario era Campazzo. ¿Había alguien más con ese hábito en el plantel?

No, que yo sepa solo Facu llevaba diario o cuaderno. Es otra época ¿viste?, ya los jugadores no se refugian en la escritura para confesar cosas, están muy atados a sus teléfonos y conectados con tanta gente que no es necesariamente el de al lado, que las conversaciones van por ese lugar y no tanto por la intimidad de la confesión escrita. De hecho, creo que lo de Facu es algo atípico. Después Ricky Rubio contó que había hecho algo así en el mundial, pero en el caso de la Selección, Facu fue el único.

La remontada no iba a ser fácil, los jugadores iban a pasar por muchas competencias continentales e internacionales bajo críticas, hasta alcanzar el subcampeonato del mundo en China el año pasado: fueron 5 años de crecimiento sostenido. Y siempre, sostenido por Luis Scola y Sergio Hernández.

– ¿Cómo fue convivir tanto tiempo con Luis Scola y Sergio Hernández?

Fueron dos tipos que me enseñaron mucho, son dos líderes muy diferentes, pero muy carismáticos y expresivos entre sí. La verdad que fueron enseñanzas permanentes, todo el tiempo iba aprendiendo al lado de ellos, a pesar de que tienen distintas maneras de llegar al resultado. Luis es mucho más exigente y está detrás de los detalles, y Oveja deja más que los protagonistas crezcan en su confianza y toma partido en situaciones únicamente cuando la situación lo demanda. Los dos se llevan excelente entre sí, y a mí en lo particular me enseñaron muchísimo, así que fueron dos tipos que me marcaron, definitivamente marcaron mi vida.

Argentina llegó a Lima en 2019 con un proyecto ambicioso por parte del cuerpo técnico: utilizar el mismo plantel para ambas competencias: 12 jugadores para 50 días de torneos y partidos de cara a un panamericano y un mundial. Y Germán también iba a ser parte de ese proceso. Viajarían, concentrarían, convivirían durante dos meses. Recorrerían el mundo en busca de la gloria. E inevitablemente, se formaría una especie de fraternidad paternalista entre él y el plantel.

– ¿Cómo era compartir la intimidad con todos en las concentraciones? ¿Cómo te hacía sentir la confianza que ellos tenían en vos?

Era parte de la vida cotidiana del grupo. Muchos momentos compartidos, entonces muchos momentos de charla y eso derivó en muchos momentos de intimidad. Me gustaba que tuvieran confianza en mí, siempre es bueno sentirse valorado y yo sentía eso, que había un afecto por mí que llevaba a los jugadores, y también a los integrantes cuerpo técnico, a conversar conmigo, así que fue un lugar de privilegio.

Estos jugadores han transitado un período hostil, los han comparado y hasta criticado “por no ser como los de la Generación Dorada, pero hoy son apellidos consagrados: Campazzo, Laprovittola, Garino, Redivo, Gallizzi, Deck, Delía, Brussino, Vildoza, y la lista sigue.

– ¿Sentís que alguno ha tenido una evolución que en los papeles no se avecinaba?

Al principio cuando yo entré, Nico Brussino era un chico con acné que apenas hablaba y hoy en día es un jugador maduro de España que tuvo paso por la NBA. Pato Garino era un niño también y hoy es un jugador consagrado… Había muchos inmaduros como Facu y Lapro que estaban bien encaminados, pero tenían algunos comportamientos todavía infantiles. Luca era un niño también, se veía que era muy talentoso, pero también le faltaba de lo físico, le faltaba desde el profesionalismo. O sea, hubo muchos jugadores que durante el proceso dieron un salto de calidad sí, pero todos estuvieron a la altura. Si no hubiesen estado a la altura no terminás prosperando, porque para ser segundo mundial, sí o sí necesitás que el grupo entero esté a la altura de las circunstancias.

– ¿Considerás que hubo algún hito en el proceso que haya sido determinante para que los nuevos dieran su salto de calidad?

Tal vez el comienzo de la Americup generó un nuevo proceso y ahí a los pibes les cayó la ficha, un poco empujada por Luis. Considero que en la Americup dieron un salto de madurez fuerte, y a partir de ahí entendieron que eran ellos, y ya no los que se habían ido antes.

– ¿Qué te hizo confiar en este grupo de pibes?

Lo que me hizo confiar fue que veía deseos de revelarse, de escribir historia propia, como pongo en el libro, me parece que estaba cada vez más marcado. El crecimiento a nivel individual en sus carreras y que empezaron a conseguir resultados, los llevó a que haya más respeto en ellos mismos.

Y así, fueron dejando atrás las ataduras de “el Legado”, para pasar a ser jugadores con nombre propio, posicionados de manera individual que conformaron un colectivo ganador: se hicieron dueños del Panamericano de Lima, y del subcampeonato del mundo de China.

– ¿Qué pudiste rescatar de esta experiencia con la selección?

Me dejaron bastantes enseñanzas de cómo afrontar la vida, de cómo enfrentarse a los problemas y atacarlos, de cómo soportar presiones sin caer en la desesperación. También me dejó la enseñanza de que a veces desde el lugar de Prensa se crean expectativas y cargas sobre los jugadores que terminan empañando la carrera mucho más de lo que los periodistas pueden creer.

Como enseñanza final, me dejaron una gran alegría por haber podido concretar lo que tanto habían estado buscando, trascender, poder salir un poco de la comparación permanente y que se hablara más de ellos. Esa manera de reinventarse, de mantener a la Selección en el lugar de elite, cuando estaba todo dado para que no pasara, fue una enseñanza personal en cuanto a la lucha, a que la resignación no sirve de nada y que hay que tratar siempre de combatir los momentos oscuros con trabajo, con empeño… En algún momento el resultado llega.

El resultado que debía llegar, además del mundial propiamente dicho, era conseguir la ansiada clasificación a los Juegos Olímpicos de debían realizarse en 2020, en Tokio. Quedar entre los dos países americanos mejores rankeados dentro de la competencia les daba la llave para Japón. Y los del Oveja lo lograron con creces.

– ¿Cómo ves a la Selección de cara a los Juegos de Tokio?

Lo veo bien al equipo para el Juegos, me parece que hay potencial, talento, recambio. También me parece, desde un lado un poco más pesimista, que Argentina no va a ser más subestimada como le puedo haber pasado en China, le van a jugar a morir, y eso puede ser un punto en contra, pero bueno, veo que pueden puede volver a armar un poquito de quilombo.

Si todos llegan en condiciones y si se adaptan Bolmaro, Cáffaro o quien sea parte del nuevo grupo, creo que Argentina puede llegar a lograr un buen resultado. También hay que entender que no va a ser siempre un buen resultado subcampeonato, campeón o semifinales, porque Argentina durante toda su historia estuvo combatiendo por pasar el umbral de los cuartos de final, esa es la meta: pasar un cruce en los Juegos Olímpicos ya es absolutamente meritorio.

– La última: ¿Qué sentís que le diste a la Selección en este tiempo?

Creo que le di al equipo, desde mi lugar de Prensa, colaboré para dejar atrás un poco la sombra de la Generación Dorada. Después cumplí un rol, simplemente mostrando buen humor en los entrenamientos, tratando de que haya buena onda, buena energía. Muchas veces como oído de los jugadores, como de descarga también del cuerpo técnico y siempre intentando que haya buena onda.

Mi manera de manejarme la vida es esa, no me gusta el puterío, no me gustan los conflictos, me parece que no conducen a nada, más en grandes grupos, así que lo tomé de esa manera mi posicionamiento ahí, y traté siempre de ayudar a que, desde mi humilde posición, estuvieran todos bien y yo empujar para eso mismo.

Sol D´Amato

Pick&Roll

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

El drama educativo en América Latina augura más crisis y desigualdad para el futuro

Published

on

Los expertos coinciden en señalar la urgencia de reabrir las escuelas para la enseñanza presencial, siempre que se cumplan las medidas sanitarias

Emanuel, de 7 años, estudia en su casa en Puerto Rey, Colombia (Fernanda Pineda/Washington Post)

América Latina es la región que, en términos generales, ha impuesto el cierre de escuelas más largo del mundo, según la Unicef, con una lenta y en algunos casos nula reapertura de clases presenciales, lo que tiene un efecto casi incalculable a largo plazo para los menores que se ven afectados en su educación, encierro y falta de sociabilización.

“Las decisiones escolares en caso de pandemia deben equilibrar los riesgos de la reapertura y los de mantener las escuelas cerradas”, pidió este lunes Jaime Saavedra, Director Global de Educación del Banco Mundial. Sin embargo, la mayoría de países del continente abrieron antes los centros comerciales, los restaurantes en interiores y negocios de todo tipo antes que las aulas, pese a que está demostrado que los niños se infectan y contagian a una tasa menor que los adultos

“Los datos de los países en los que se han reabierto las escuelas demuestran que, con una mitigación adecuada, las escuelas suponen un bajo riesgo de transmisión de la enfermedad para alumnos y profesores”, añadió Saavedra. Unos días atrás, había reiterado su advertencia, con las pautas necesarias de prevención: “Las pérdidas entre los niños son inmensas. Es necesario hacer cumplir los protocolos, organizar el transporte a la escuela, reducir la interacción con los adultos, vacunar a los profesores lo más rápido posible. Pero es una emergencia volver a la escuela”.

Mientras tanto, en varios países los niños no están aprendiendo a leer y llevan más de 15 meses sin pisar un salón de clases. Algunos gobiernos decidieron darles por aprobado el año escolar, como si les estén haciendo un favor. A su vez, millones de padres (y, sobre todo, madres) no pueden trabajar fuera de sus hogares porque deben cuidar a los menores.

Aulas vacías en México (AP)Aulas vacías en México (AP)

En cambio, en los países más prósperos, el grueso de los alumnos ya volvieron a clases, lo que augura una mayor desigualdad a futuro con respecto a los países menos desarrollados. En junio, la ONG Save the Children reportó que los niños de países pobres perdieron dos tercios más de días escolares a causa de la pandemia que los estudiantes de zonas ricas del mundo. Incluso el impacto se reflejó en las diferencias de género, ya que las niñas de países en vías de desarrollo tuvieron 22% menos horas de escolarización que los niños. Se trata de brechas que se siguen abriendo a cada día que no se retoman las clases presenciales.

En ese sentido, un estudio realizado en mayo en San Pablo, la ciudad más grande de Brasil, indicó que los estudiantes de secundaria con educación remota aprendieron un 27,5% de lo que hubiesen hecho en condiciones de presencialidad, según las evaluaciones realizadas antes y durante la pandemia. A su vez, el riesgo de deserción escolar aumenta un 365% con la enseñanza a distancia.

Clases televisadas (AP)Clases televisadas (AP)

Nos enfrentamos a la mayor crisis educativa de la historia”, dijo Luis Benveniste, director de investigación sobre desarrollo humano en América Latina del Banco Mundial, citado por el Wall Street Journal. “No hay ningún acontecimiento en la historia reciente que haya llevado a las escuelas a cerrar durante un periodo de tiempo tan largo. El capital humano y la productividad se verán afectados durante toda una generación si esto continúa”. Los especialistas tienen claras las posibles consecuencias: menor formación, menores oportunidades, más pobreza, violencia y crisis migratoria.

La virtualidad, una herramienta limitada pero útil ante la emergencia sanitaria, es un imposible en muchas zonas del continente, tanto por la escasa infraestructura de telecomunicaciones por la falta de equipos (computadoras, celulares, tablets y hasta servicio eléctrico) en millones de hogares. Algunos gobiernos lanzaron programas de educación por radio televisión, lo que en la mayoría de casos impide las preguntas de los alumnos y la evaluación de los contenidos aprendidos.

Las clases presenciales se han ido reanudando a cuentagotas en algunos países de la región (AP)Las clases presenciales se han ido reanudando a cuentagotas en algunos países de la región (AP)

La Fundación Comparte reportó días atrás en su informe Impacto del confinamiento en la niñez latinoamericana las “consecuencias devastadoras” de las cuarentenas en los cinco países en los que trabaja (Argentina, Chile, Ecuador, Honduras y Nicaragua), detectando un “un aumento notable de la violencia doméstica y del castigo físico y verbal”.

Los niños latinoamericanos también se vieron afectados en su salud por este escenario. En Ecuador, por ejemplo, un 20% de los estudiantes encuestados presentó sobrepeso y un 11 % alcanzó la obesidad”, de acuerdo con este mismo estudio. Los jóvenes nicaragüenses, por su parte, afirmaron tener alteraciones del sueño, y “el 26% presentan dificultades para dormir por temor al contagio o duelo familiar”, reveló la fundación.

Si bien nadie pone en discusión la necesidad de protocolos, así como la prioridad del personal educativo en las campañas de vacunación, los estudios realizados apuntan a la baja transmisión del COVID en las escuelas. No se trata de estimaciones o pronósticos, sino análisis de los casos de reapertura. En Tennessee, la Universidad de Vanderbilt halló bajas cifras de contagio en las aulas incluso cuando el estado registraba uno de los mayores números de casos de EEUU, uno de los países más afectados del mundo, siempre y cuando se respetara el uso de mascarillas y el distanciamiento físico. Y pese a la aparición de nuevas variantes, los niños continúan siendo por amplia diferencia el sector al que menos afecta la enfermedad, a nivel de salud.

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Cultura

Introducción al Desarrollo de Sistemas

Published

on

Batan.Coop Educación presenta la segunda edición del curso: Introducción al Desarrollo de Sistemas – Nivel I. Apoya esta iniciativa la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata.
Desde hace más de 10 años trabajamos en educación con tecnologías libres y abiertas. Nuestra propuesta está centrada en la capacitación pragmática y emancipadora y valorizando la creatividad de los estudiantes.

El curso tiene como objetivo capacitar a alumnos/as en el diseño, construcción e implementación de sistemas, utilizando un enfoque práctico en constante interacción de los componentes que lo conforman, para poder lograr una mirada elemental de carácter integral.

El curso Introducción al Desarrollo de Sistemas  – Nivel l, tiene una duración de 3 meses. La modalidad de cursada es virtual mediante nuestra plataforma de videoconferencias, videotutoriales y con soporte en plataforma virtual educativa propia.

La carga horaria estipulada es de 3.5h por semana, dando un promedio de 42h totales. El estilo de cada encuentro se desarrolla de manera práctica demostrativa en tiempo real y con interacción activa de los participantes, otorgando también, espacio de consultas y dudas.

La distribución horaria semanal consiste en dos encuentros de 1:40h c/u.

Estos encuentros serán los días Martes y Viernes de 18 a 19:40h.

El costo promocional del curso completo (los 3 meses – 42h totales) es de $7.500.-
El pago se realiza por única vez pudiendo financiarlo con tarjeta de crédito en tres pagos sin interés.

Para comenzar la inscripción, podés completar el siguiente formulario:
https://forms.gle/LG4XXe14c9s4LzAZ7

Por consultas enviar mail a: educacion@batan.coop

Continue Reading

Cultura

«Murió Perón»: la jornada que marcó a una generación

Published

on

La muerte de Perón fue un impacto par todos los que entendían que muchos equilibrios, que empezaban a romperse, dependían de la presencia de aquel hombre singular.

Al atardecer del 30 de junio de 1974 llegaba a Ezeiza precedente de La Habana. Pocas horas antes el propio Fidel Castro había comunicado a la embajada argentina que Perón se moría y que todos los argentinos que deseásemos volver al país deberíamos embarcar en el próximo vuelo, que salía a primera hora de aquel día, ya que el aeropuerto José Martí sería cerrado para impedir la llegada de nuevos aviones desde Argentina. «Aquello va a ser un verdadero lío y ya tengo bastantes problemas con algunos que están aquí» dijo el jefe de la Revolución. «Nadie sabe lo que puede pasar pero tengo información de que puede desatarse una verdadera cacería» agregó.

Tal vez por eso mi primer sorpresa fue llegar a un país en el que, más allá de los comunicados oficiales que daban cuenta de un agravamiento en la salud del presidente, nadie parecía conocer que el desenlace era inminente. Conversando con amigos esa misma noche, no podía conseguir que entendieran que la suerte del hombre que había construido el movimiento más formidable del siglo XX ya estaba echada; me insistían en que no era para tanto…

Por la mañana me reuní con Mario Amadeo, con quien compartíamos las oficinas de SADIPA, una pequeña empresa exportadora en la calle Sarmiento 348 de la capital, quien tenía información más ajustada y me confesó que en Olivos todo era nerviosismo y preparativos para algo grande que estaba por pasar. Apenas pasado el mediodía recibió un llamado desde la Nunciatura Apostólica -Amadeo integraba un selecto grupo de civiles en el mundo que funcionaba como consejo asesor del papa Paulo VI- en la que le confirmaban la peor noticia: Perón había muerto.

A las 14.05 Isabel Martínez de Perón habló al país por cadena nacional confirmando el fallecimiento de su esposo, fijando oficialmente como la hora del deceso las 13.15. Desde ese momento los acontecimientos se sucedieron, las internas dentro del gobierno quedaron en evidencia y el posterior mensaje por cadena nacional de José López Rega, algo tan inusual como intempestivo, dejó en claro que una nueva etapa se abría en el país.

La historia oficial no pudo sin embargo acallar mis dudas: ¿cómo sabía Fidel castro 36 horas antes que Perón se moría?, ¿por qué en Argentina nadie tenía noción de aquella situación ya irreversible?. ¿Sabía el líder cubano de aquellos movimientos internos que ya buscaban encaramar al Ministro de Bienestar Social y secretario privado del presidente como el nuevo dueño del poder?.

Sus temores por lo que podía ser una cacería humana de los adversarios internos y su decisión de no permitir el ingreso de argentinos a Cuba en aquellas horas parecen ser la respuesta a algunos de estos interrogantes.

Los días siguientes fueron de dolor y conmoción. En sus últimos meses de vida Perón había logrado un consenso general que lo llevó a sostener que sus adversarios habían comprendido mejor su mensaje que los propios peronistas.

Aquella última aparición del 12 de junio, un verdadero pasaporte a un final anunciado en un hombre afiebrado, con una incipiente neumonía y sometido a los rigores climáticos de la Plaza de Mayo, representó su último intento por lograr un ordenamiento de la propia tropa que hasta entonces se limitaba a vivarlo pero poco y nada hacía para ayudar a sacar adelante un proceso social y económicamente complicado que además tenía de telón de fondo una violencia inusual desatada por los grupos guerrilleros contra un gobierno que había asumido con el 62% de los votos.

Ya producido el golpe de 1976 me tocó recibir en mano una carta de Héctor J. Cámpora, asilado en la embajada de México en Argentina, dirigida a Mario Amadeo, que me había pedido pasar a buscarla para no quedar él expuesto ante las autoridades del Proceso,  y en la que tal vez está la respuesta de toda las cosas.

«Como puede alguien pensar que alguien que proviene del conservadorismo como yo y que ha dedicado su vida a servir a Perón pueda haber prohijado o defendido cualquier intento marxista» dice en uno de sus párrafos. «He sido víctima de quienes rodeaban al General y solo buscaban adueñarse del gobierno y desarmar al movimiento. Y para ello era imprescindible sacarme del medio» concluía, tras pedirle una gestión personal ante la Iglesia Argentina para tratar de aliviar su situación personal. Cámpora ya sufría las consecuencias de un cáncer que terminaría con su vida poco después.

La historia que siguió a la muerte de Perón es conocida por todos. Tal vez con más precisión de lo que lo son las horas previas a su partida, las gestiones diplomáticas y/o secretas para advertir aquellos hechos a los países del mundo y la visión que se tenía de lo que venía para la Argentina.

Algo que ni los hombres de buena voluntad -entre los que destacó con luz propia el líder radical Ricardo Balbín- ni un pueblo harto de la violencia y convencido de la necesidad de conseguir la unión nacional en torno al abrazo de sus dos principales figuras pudieron lograr.

Aquellas horas que desembocaron en un  impacto inolvidable y marcaron para siempre a una generación y a un país que cayó en manos de la violencia desbocada.

Por Adrián Freijo –

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas