Connect with us

Deportes

Boca dejó claras las diferencias ante un Alvarado que sufrió el poco rodaje

Published

on

Que la historia hubiera sido distinta en otro contexto, con un Alvarado con más trabajo desde lo físico y lo futbolístico, entra en el terreno de lo hipotético e incomprobable. Sí es cierto, que el entrenador Mauricio Giganti y sus jugadores se hubieran ido con otras sensaciones de la cancha de Lanús luego de la clara y, sobre todo, contundente goleada de Boca por 6 a 0, por los 32avos de final de la Copa Argentina. De principio a fin se impuso el bicampeón del fútbol nacional que mostró una supremacía que se tornó indetenible para el “torito” que se queda con un sabor amargo, pero con una evaluación importante y aristas positivas de cara a su objetivo, el Torneo Federal A que comenzará el 9 de septiembre. 
Si una de las ideas principales era que no hubiera un gol tempranero, se desmoronó rápidamente. Apenas habían pasado 4′ cuando Boca se encontró con un tiro libre a 20 metros del arco, Mauro Zárate ejecutó de manera precisa por encima de la barrera, Quinteros no llegó a sacarla, la pelota pegó en el travesaño y volvió al medio del área donde Lisandro Magallán sólo tuvo que poner la cabeza para sellar la apertura del marcador. Tomar aire, respirar y seguir de la misma manera, achicando espacios, no dejando desnivelar a los talentosos jugadores del equipo de Guillermo Barros Schellotto que, sin pensarlo, tuvieron efectividad casi perfecta.
Después del 1 a 0, más allá de que Alvarado no tuvo argumentos futbolísticos para inquietar a Agustín Rossi, el “xeneize” tampoco fue un cúmulo de situaciones de gol. Boca tenía la posesión de la pelota pero no lastimaba y el “torito” buscaba jugar lejos de su arquero y sorprender con alguna corrida de Visser y Molina o la claridad y pegada de Cristian Canuhé. Pero lo de los capitalinos era pura contundencia. En la segunda aproximación a fondo, cantó el segundo: Zárate volvió a aparecer en su dimensión, filtró un pase para Pavón entrando por izquierda y el mundialista tocó al medio para que Ramón Ábila sólo empujara sin resistencia al fondo del arco. Encima, cuando no se había recuperado del segundo golpe, recibió el tercero. Pablo Pérez conquistó la pelota fuera de la medialuna del arco y probó un remate que no parecía tener demasiado riesgo pero sorprendió a Quinteros que no la pudo sacar.
En ataque, casi nulo lo del conjunto de Giganti, mientras que atrás se la ingenió para no sufrir todavía más, con un buen trabajo de los centrales, la marca de Urquiza y el equilibrio que trataron de aportar Stefanatto y, principalmente, Caro. Pero era el día de Boca, que pudo estirar la cuenta con un tiro libre de Cardona que le sacó pintura al travesaño y un remate de Pavón entrando por derecha que despejó Quinteros. Pero la tercera fue la vencida, la derecha fue otra vez el lugar elegido para atacar y el capitán “xeneize” dijo otra vez presente con un remate que se desvió e ingresó suavemente contra el caño izquierdo.
Era duro, pero Alvarado lo soportó con hidalguía y siguió con su juego, no se apartó del libreto y buscó en un resultado y desarrollo adverso, aristas positivas de cara al futuro. Boca no era una real medida y lo peor que le podía pasar era desesperarse. Aunque a veces se hace difícil cuando a los 9′ del complemento, tras un córner desde la izquierda, peinó Goltz en el primer palo, la pelota se estrelló en el segundo pero volvió derechito al central exLanús que superó la resistencia del “uno”.
Guillermo Barros Schellotto lo usó como banco de pruebas y sacó a tres hombres importantes como Barrios, Ábila y Pavón, que se llevó la ovación de la noche no sólo por todo lo hecho en ofensiva sino por el sacrificio a la hora de recuperar la pelota. El mundialista se quedó con la máxima ovación en Boca, porque los aplausos más grandes se los llevó Ezequiel Ceballos ingresó en los 7′ finales para decretar su retiro. Antes había ingresado Nicolás Mollo, que tuvo la más clara pero no la pudo aprovechar, no se animó a definir de derecha, quiso controlar y le quedó larga en las manos de Rossi, y Gaspar Gentile que poco pudo hacer en ese contexto.
“Trapito” tuvo su última función ingresando por Visser y rápidamente Emanuel Urquiza se le acercó para ofrecerle la cinta de capitán. Y el último “10”, en este caso con la “17”, se fue con la camiseta que mejor le quedó en su carrera. Ni el penal que inventó Pablo Echavarría, que tuvo que reemplazar al lesionado Darío Herrera, y que Carlos Tevez canjeó por por gol, opacó el momento ni acalló a los más de siete mil hinchas de Alvarado que le pusieron un marco fantástico a la popular visitante del estadio “Ciudad de Lanús”, que sorprendieron a propios y extraños y le mostraron al país lo que es el “torito”, su arraigo popular. Y se fueron aplaudiendo, saltando, cantando, dolidos por la derrota pero orgullosos de ver a su equipo jugando ante Boca, sabiendo que la verdad, para los de Mauricio Giganti, empieza el 9 de septiembre.
Síntesis
Boca Juniors (6): Agustín Rossi; Leonardo Jara, Paolo Goltz, Lisandro Magallán y Emmanuel Más; Wilmar Barrios y Pablo Pérez; Cristian Pavón, Mauro Zárate y Edwin Cardona; Ramón Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.
Cambios: ST 23′ Nahitán Nández por Barrios y 25′ Carlos Tevez y Sebastián Villa por Ábila y Pavón.
Alvarado (0): Matìas Quinteros; Emanuel Urquiza, Germán Mendoza, Martín Quiles y Tomás Mantia; Matías Caro y Darío Stefanatto; Brian Visser, Cristian Canuhé y Francisco Molina; Nicolás Trecco. DT: Mauricio Giganti.
Cambios: ST 25′ Nicolás Mollo por Trecco, 34′ Gaspar Gentile por Stefanatto y 38′ Ezequiel Ceballos por Visser.
Goles: PT 4′ Magallán (BJ), 24′ Abila (BJ), 28′ y 38 Pérez (BJ); ST 9′ Goltz (BJ) y 42′ Tevez, de penal (BJ).
Árbitro: Darío Herrera.
Incidencias: ST 33′ se lesionó Herrera y lo reemplazó el cuarto árbitro Pablo Echavarría.
Estadio: Ciudad de Lanús.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deportes

NBA : Denver no cambió la cara, perdió con Phoenix y quedó en jaque

Published

on

Los Suns volvieron a dominar de principio a fin y se quedaron con el tercer juego de la serie por 116 a 102. Campazzo se redujo a un buen momento en el segundo cuarto.
Denver Nuggets no pudo reponerse de las dos caídas en Phoenix y perdieron ante los Suns en el Ball Arena por . Así, quedaron en jaque y a un paso de la barrida en las semifinales de la Conferenia Oeste. Campazzo tuvo un buen momento en el segundo cuarto, pero no más que eso. Paul y Booker dominaron a gusto y placer.
Los de Arizona no cambiaron ni un poco el plan que los trajo hasta acá y en el primer cuarto estableció diferecias de atrás para adelante. Ensuciaron constantemente el camino de Nikola Jokic y no le permitieron jugar cómodo. Del otro lado, un Devin Booker brillante aprovechó todas las falencias defensivas para sacar una ventaja de diez unidades tras los primeros doce minutos. (27-37)
Con más ímpetu que orden, Denver entró bien al segundo cuarto y redujo la ventaja a cuatro puntos, pero dos acciones consecutivas de Torrey Craig cayeron como un baldazo de agua fría. Phoenix parecía regular y responder a todos los intentos de los Nuggets para meterse de lleno en el partido. El último de ellos con dos triples de Facundo Campazzo, que le permitieron llegar ahí, a tiro, al descanso. (55-59)
Tras el entretiempo, la sintonía no cambió en absoluto. Con muy poco, los de Colorado mostaron atisbos de reacción. Siempre que tuvieron la posibilidad de dar el zarpazo aparecieron las impresiciones de Aaron Gordon y Phoenix contruyó incontables veces ese colchoncito que les dio tranquilidad dorante todo el juego. Lo mismo sucedió con el buen ingreso de la segunda unidad y los triples de Morris y Barton. (76-90)
En el inicio del último parcial, los Suns quebraron definitivamente la historia con el ingreso de las segundas unidades. En los de Arizona, todos sumaron. El último intento llegó desde las manos de Jokic, pero Chris Paul comenzó a manejar los tiempos y le puso el punto final a la cuestión. (102-116)
Facundo Campazzo (Denver Nuggets): seis puntos (0/1 en dobles y 2/3 en triples) y dos rebotes en 17.04 minutos de jueg
FUENTE : BASQUET PLUS
VIDEO : FAALTA TECNICA

 

 

Continue Reading

Deportes

Definida la Selección femenina

Published

on

Gregorio Martínez resolvió las 12 jugadoras que viajarán a Puerto Rico para disputar el certamen continental desde el 11 al 19 de junio. Hay cuatro lugares en disputa para los cuadrangulares globales que clasificarán a los equipos para el Mundial del 20

Se terminó la incertidumbre. En la tarde noche del sábado el entrenador Gregorio Martínez resolvió los últimos tres cortes de la preselección nacional, y por consiguiente, quedó conformado el equipo que jugará la AmeriCup.

El certamen continental; una reversión del Premundial o FIBA Americas, se celebrará del 11 al 19 de junio en San Juan de Puerto Rico, y dirán presentes un total de diez seleccionados.

Argentina será parte del grupo “B”, junto con los Estados Unidos, la escuadra anfitriona, Venezuela y la República Dominicana. En la zona “A” estarán Canadá, Brasil, Colombia, El Salvador e Islas Vírgenes.

Los mejores cuatro de cada segmento avanzarán a los cuartos de final, al tiempo que quienes se impongan allí, sacarán pasaje para los cuadrangulares globales que definirán a los clasificados para el Mundial del 2022.

Luego de las anteriores bajas por lesión (Florencia Chagas y Luciana Delabarba) y cortes (Ornella Santana, Candela Gentinetta y Lucía Operto), hoy Martínez resolvió desafectar a Milagros Maza, Natacha Pérez y Celia Fiorotto.

Por consiguiente la nómina celeste y blanca quedó conformada por la capitana Melisa Gretter, más la debutante Camila Suárez, Macarena Rosset, Julieta Ale, Agustina García, Andrea Boquete y Julieta Mungo. Mientras que la pintura será patrimonio de Agostina Burani, Sol Castro, Victoria Llorente, Victoria Gauna (también debutante) y Diana Cabrera.

Foto: Prensa CAB.

Emanuel Niel
En Twitter @ManuNiel
En Instagram @EmanuNiel

www.pickandroll.com.ar

Continue Reading

Deportes

El escándalo del avión privado con 60 atletas argentinos y las consecuencias de las presiones políticas y la manipulación

Published

on

 La imposición de criterios políticos y conveniencias personales antes que objetivos deportivos impactaron en los resultados que obtuvo la delegación enviada a Guayaquil al campeonato sudamericano de atletismo. Pese al esfuerzo y el compromiso de los atletas, Argentina quedó en sexto lugar en el medallero. Quiénes son los responsables
La secretaria de Deportes, Inés Arrondo, su subsecretario, Daniel Carlos Díaz, y el hombre fuerte de la CADA, Juan Scarpín, detrás del escándalo del vuelo privado.La secretaria de Deportes, Inés Arrondo, su subsecretario, Daniel Carlos Díaz, y el hombre fuerte de la CADA, Juan Scarpín, detrás del escándalo del vuelo privado.

Al escándalo del avión privado con atletas argentinos le llegó su capítulo final. Y lo que se vivía en el mundo del deporte amateur en la noche del lunes era tristeza y dolor. Había algo de desazón entre deportistas, referentes y dirigentes que conocían los resultados finales de los enviados al campeonato sudamericano de atletismo, en Guayaquil, Ecuador. Lo interpretaban como la consecuencia inevitable de haber impuesto la lógica política y la conveniencia personal antes que los criterios y objetivos deportivos.

Más allá del reconocido esfuerzo personal y de los sueños de los atletas que viajaron para competir en un torneo decisivo para sus metas de lograr un lugar en Juegos Olímpicos o en competencias mundiales, Argentina terminó relegada al sexto lugar en el medallero de la competencia regional que terminó ayer, detrás de Brasil, Colombia, Venezuela, Ecuador y de Chile.

Apuraron a chicos con mucho potencial que todavía no estaban maduros o necesitaban más entrenamiento. Los empujaron a competencias para las que requerían más preparación”, era la reflexión que, como una letanía, expresaba un protagonista de la tumultuosa previa que rodeó la participación de los atletas argentinos.

infografia

El viaje de los deportistas estuvo rodeado de escándalo por las abiertas presiones políticas que plantearon la secretaria de Deportes, Inés Arrondo, su segundo, el profesor marplatense Daniel Carlos Díaz, y el hombre fuerte de la Confederación Argentina de Atletismo, Juan Scarpín, para obligar al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) a que pagara de su presupuesto más 100 mil dólares para enviar por vuelo privado a 60 personas para participar del campeonato.

Ante eso, el ENARD había propuesto una comitiva de 19 representantes y rechazó la pretensión que promovía la CADA con un aliado clave en el Gobierno, Daniel Carlos Díaz, de larga y probada vinculación profesional con la Confederación. Este desacuerdo se planteó por dos motivos: nunca los deportistas viajaron a ninguna competencia internacional con avión privado, menos aún cuando ahora los recursos provienen del Estado y son fondos públicos; y no había antecedentes del envío de una delegación tan numerosa al exterior para un certamen regional, ya que desde 2013 al 2019, en Colombia, Lima y Asunción la representación nunca superó los 35 atletas. Y todo esto se producía en medio de una pandemia que castiga con especial fuerza en América Latina, dejando tras de sí contagios, muertes y pobreza.

Semejante despliegue de recursos económicos –los más de 100 mil dólares del avión privado– implicaba también privilegiar al atletismo por sobre el resto de 49 disciplinas que sostiene con su presupuesto el ENARD. Y además, significaba invertir en deportistas reconocidos y valiosos pero que no estaban todavía en condiciones de sumar puntos para torneos hemisféricos, mundiales o, incluso, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020/21. En la gestión de fondos limitados, el objetivo que planteó la dirigencia fue priorizar a los atletas con chances para que todos tuvieran su oportunidad.

aquí irrumpe en su dimensión la tristeza, impotencia y frustración. Es que, del total de 47 deportistas que viajaron finalmente a Guayaquil -vía vuelos regulares o con el charter que finalmente se contrató por una acción solidaria privada y no con recursos públicos-, casi el 80 por ciento de los enviados no llegaron a hacer podio, el 50 por ciento quedaron detrás del puesto sexto en sus competencias y se obtuvieron 11 medallas, ninguna de las cuales fueron obtenidas por nombres distintos de los que había propuesto el ENARD.

Germán Chiaraviglio y la foto del festejo por su nuevo oro en los sudamericano. Imagen de su Instagram.Germán Chiaraviglio y la foto del festejo por su nuevo oro en los sudamericano. Imagen de su Instagram.

La única medalla de oro que logró Argentina la obtuvo el reconocido garrochista Germán Chiaraviglio; mientras que la presea de plata la lograron Nazareno Sasia, por lanzamiento de bala; y Federico Bruno y Florencia Borelli, por semifondo, mientras que una última distinción se consiguió por una posta mixta 4×400 metros que se corrió por primera vez.

En el caso de las medallas de bronce, las ganaron Juan Ignacio Carballo, en bala; Carlos Layoy en salto en alto; Mariana Borelli, en 1500 metros; Joaquín Gómez, lanzamiento de martillo; Belén Casetta, 3.000 metros en obstáculos; y Juan Cano, en 20 mil metros marcha. Todos estos nombres integraban la lista de 19 postulantes que había entregado el ENARD para viajar por vuelos regulares y con pasajes que habían podido adquirirse, pese a las limitaciones que rigen por la pandemia.

El team que integraron Ismael Paris, Noelia Martínez, María Diogo and Gaspar Larregina, tras ganar la plata en posta mixta 4x400. (Gerardo Menoscal/Getty Images)El team que integraron Ismael Paris, Noelia Martínez, María Diogo and Gaspar Larregina, tras ganar la plata en posta mixta 4×400. (Gerardo Menoscal/Getty Images)

La dirigencia del deporte amateur insistía anoche en que todos los atletas que fueron hasta Guayaquil participaron con compromiso y destacada vocación por superarse. Las críticas apuntaban a sectores de la dirigencia deportiva que “manipularon” a los deportistas por sus objetivos personales y políticos.

En ese sentido, las miradas apuntaban contra el profesor de atletismo Daniel Carlos Díaz, quien quedó complicado por sus vínculos con la CADA, con la cual tuvo una extensa relación profesional. Detrás de su posición salió en respaldo la secretaria de Deportes, Inés Arrondo, quien públicamente exigió que el ENARD pagara los gastos de contratar un avión privado.

La interpretación es que el presidente de la Confederación, Daniel M. Sotto, y el verdadero hombre fuerte de la entidad, Juan Scarpín, les prometieron a todos los atletas que habían entrenado en Buenos Aires que iban a participar del campeonato allí donde se hiciera. Es que la Ciudad Autonóma -hasta abril- iba a ser la sede y organizadora de la competencia regional pero, debido a la falta de recursos que alegó primero la Secretaría de Deportes y, luego, por el agravamiento de la situación sanitaria, Argentina declinó ser la anfitriona.

De allí fue que se mudó a Guayaquil y que se generó la pelea por quiénes viajarían y quién se haría cargo de financiar los pasajes. El ENARD planteó que, como se hizo siempre que se debió enviar deportistas fueran los que más chances tuvieran de hacer podio u obtener sumar puntos en cada disciplina, mientras que la Confederación de Atletismo de Argentina, con el aval de Daniel Carlos Díaz, empezó a presionar para que todos viajaran, independientemente de si estaban preparados o no para enfrentar una competencia que podría, incluso, afectar su reválida para las becas deportivas.

Una pelea que se hizo política y pública

Inés Arrondo y Daniel Carlos Díaz, entre los principales responsables del resultado que obtuvo la comitiva argentina enviada al campeonato sudamericano.Inés Arrondo y Daniel Carlos Díaz, entre los principales responsables del resultado que obtuvo la comitiva argentina enviada al campeonato sudamericano.

En medio de los tironeos, Arrondo afirmó en una entrevista periodística: “La postura nuestra es que tiene que viajar la delegación que se está preparando para la instancia sudamericana y tiene la calificación para competir. Esa es nuestra posición, la posición de la línea del Estado, de la Secretaría de Deportes”.

Esas declaraciones fueron cuestionadas por una gloria del deporte argentino, Juan Curuchet, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, quien no dudó en definir el conflicto: “Acá el primer responsable de lo que pasó es la Confederación de Atletismo, que les dijo a todos que iban a viajar, cuando esa no es la forma de actuar, y después está la Secretaría de Deportes que se pone a criticar al Comité Olímpico y al ENARD”, aseguró en diálogo con Infobae.

Esas declaraciones, como otras en línea similar que pronunciaron Walter Pérez y Federico Molinari, provocaron la reacción de Arrondo, con recriminaciones realizadas vía llamados telefónicos, mensajes por WhatsApp y descalificaciones en las redes sociales. Esa actitud le valió a la jefa de Daniel Carlos Díaz un repudio del Comité Olímpico Argentino por pretender “descalificar, silenciar y amedrentar” las críticas.

FUENTE : INFOBAE

FOTO TAPA : GOLANDPRO

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas