Connect with us

Economia

Buscarán que el dólar no se aleje de $ 46 antes de las primarias

Publicado

on

El peso se devaluó en línea con otras monedas. Apelarán a operar en futuros y convalidar suba de tasas. Vender reservas, un caso extremo.

or mal clima internacional, el dólar se recalentó y cerró la semana en el valor más alto desde el 11 de junio, y el riesgo país escaló hasta 832 puntos. Más allá de la incertidumbre electoral, los analistas afirmaron que “rompió todo” el tuit del jueves del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciando un aumento de aranceles sobre importaciones chinas de 10% a partir de septiembre, lo que renovó la tensión comercial entre ambas naciones y alimentó la aversión al riesgo de los inversores afectando a todas las monedas de la región.

Las monedas de Brasil y Chile se devaluaron 1,44% y 1,20%, la de México 0,50% y nuestro peso, en ese contexto la sacó más barata, al perder un 0,65%. En ese escenario, el dólar minorista para la venta cerró ayer a $ 45,88, según el promedio del Banco Central, o sea un alza de 34 centavos frente al jueves, y una suba semanal de 3,07% o $ 1,37.

En el terreno mayorista, la divisa finalizó a $ 44,65, es decir, una suba semanal de $ 1,30, la más alta de las últimas trece semanas. Y a su vez la tasa de referencia monetaria de las Leliq quedó en 61%, trepando 1,42 puntos porcentuales en la semana. De cara a la semana previa a las PASO del 11 de agosto, en el equipo económico aseguraron a PERFIL que no dejarán el dólar minorista se escape muy arriba de los $ 46, una cifra que asoma como un techo virtual para la cotización.

Para contenerlo, se mantendría o profundizaría la artillería que el Banco Central usó hasta ahora, que fue vender en mercado de futuros, y convalidar mayores tasas de interés. Norberto Sosa, de Invertir en Bolsa, juzgó que “la herramienta para utilizar serían los futuros, en ese terreno el BCRA perdió un poco de fuerza, pero aún tiene buena capacidad de fuego, entre las ventas recientes y la caída de contratos por el fin de mes, el debe tener un stock cercano a los US$ 2 mil millones, pero pudo pasar a US$ 3 mil vendidos, por lo tanto, tendría una capacidad de US$ 5 mil millones”. ¿Vender reservas?

Operadores del mercado creen que el BCRA la carta de vender reservas en el spot (contado) que autorizó el FMI la jugará de ser necesario más adelante porque “sería tapa de los diarios”, mostraría “un signo de debilidad”, y además el mercado “se lo podría llevar puesto”.

Javier Timerman, managing partner de Adcap Securities, planteó que “las operaciones en el spot serían una estrategia de última instancia para no despertar pánico, y tiene que tener mucha decisión” para que el mercado no le gane.  La inflación de julio fue 2,4%, según los economistas que consulta el BCRA Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, evaluó: “No creemos que deban vender spot la semana que viene, todo queda en espera del 12, tras las PASO”, y acotó que “el BCRA podría intentar intervenir en el spot si este llega a $ 47,5 o $ 48 en el mercado mayorista, no antes” pero “hay que tener cuidado con intervenir, porque es un signo de debilidad”.

Para el financista Christian Buteler “no depende de un valor específico, sino que el BCRA fue claro en decir que ellos evitan saltos bruscos, y dependiendo del contexto, si acompaña el movimiento de las monedas de la región –como ayer– será más tolerante con una suba, y puede intervenir cuando el alza es por motivos locales, pero no creo que vayan a liquidar reservas ahora porque además tenés que estar seguro de ganar la partida, porque si no, te llevan puesto”.

Falcone coincidió “en que en el BCRA fueron claros en que no tienen un tipo de cambio al que apuntan, sino que suavizarán los saltos proveyendo liquidez a través de futuros, pero tampoco van a sostener el tipo de cambio contra viento y marea cuando todo el mundo se fue al demonio”.

Para él, la herramienta de vender reservas la guardarán para después de las PASO. “Les interesa más el 12 de agosto que la previa”, aseguró el analista.

Para Guido Lorenzo, de LCG, el BCRA solo intervendría con reservas “en una situación disruptiva, no aparecerá en el mercado spot a menos que varíe más de un 10%-15% en una semana”. Robbie Reynolds, de Balanz Capital, señaló: “No consideramos que sea necesario vender reservas antes de las PASO, el gobierno tiene muchas herramientas hoy para no hacerlo, tiene la posibilidad de intervenir a través del mercado de futuros y así poder bajar a los niveles donde se siente cómodo”. Mirta Fernandez (Fuente www.perfil.com).

El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

 

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Economia

La inflación anual de la Argentina es más alta que la que suman los principales países de América

Publicado

on

En agosto, la suba local interanual fue de 54,4%. Sólo se excluye del cálculo a Venezuela que enfrenta un escenario hiperinflacionario con tasas que el FMI estima en 10.000 millones por ciento para este año. Incluso la tasa mensual de agosto superó largamente a la anual de la mayoría de las naciones del continente

Desde febrero de 2019 la suba de los precios se instaló por arriba del 51% en 12 meses

Desde febrero de 2019 la suba de los precios se instaló por arriba del 51% en 12 meses

En la mayor parte del mundo la inflación dejó de ser un tema de discusión recurrente. Los gobiernos comprendieron la importancia de la estabilidad de los precios y la respetan, independientemente del cambio de signo político que puedan elegir los votantes en cada elección. En la Argentina, mientras tanto, se repiten fracasos en la búsqueda de ese objetivo.

En agosto volvió a manifestarse esa caracterísitca con todo rigor, al punto que la tasa del 4% en el mes volvió a resultar superior a la que registró el promedio en 12 meses en el conjunto de los 19 principales países de América. No se cuenta a Venezuela, que atraviesa por un singular proceso hiperinflacionario que el Fondo Monetario Internacional estimó en sus informes semestrales que se ubica en el rango de 10.000 millones por ciento (5,5% por día), tampoco a Haití, que no tiene estadísticas actualizadas pero es otro país americano con tasa de dos dígitos al año.

Mientras que la inflación interanual en agosto fue de 54,5%, según el Indec, en el resto de los países analizados –19, en total– la cifras individuales sumadas para ese mismo período da 51,2 por ciento. 

 Según el FMI, el promedio de inflación del mundo para este año será de 3,6% y sólo un país (sin contar Venezuela) registrará una cifra anual mayor a la local: Zimbabwe

Desde el comienzo del gobierno de Cambiemos se registraron tasas mensuales de 4% o más en 7 oportunidades, y septiembre no parece que será la excepción. En casi todos los casos estuvieron asociados a la la fuerte devaluación del peso. Para este mes varias consultoras ya estiman una suba de precios que rondará el 6 por ciento.

Semejante ritmo de alza mes a mes fue consolidando a la Argentina entre los muy pocos países que mantiene uno de los peores récords de América, e incluso del planeta, y 2019 no será la excepción. Más aún si se tiene en cuenta que desde febrero de 2019 la inflación en un año se afirmó por arriba del 50 por ciento.

Según la expectativa de las entidades que informaron al Banco Central en agosto sus pronósticos, el año terminará en 55 por ciento.

En tanto, según el FMI, el promedio de inflación del mundo para este año será de 3,6% y sólo un país (sin contar Venezuela) registrará una cifra anual mayor a la local:  Zimbabwe. 

Los objetivos del Gobierno

A partir del dato de la inflación acumulada en los primeros 8 meses, 30% en la medición del Indec, surge que para alcanzar el nuevo objetivo de alza de los precios que se fijó el Gobierno para todo 2019  en las bases del Presupuesto 2020, entre septiembre y diciembre la tasa mensual no deberá exceder de un promedio de 4,1%, sin duda un ritmo notablemente elevado. Equivale a casi 63% en un año.

Se trata de un rango que no sólo es el más alto en 28 años, desde la salida de la hiperinflación de 1989 y 1990, y marcha a contramano de lo que se observa en el resto del mundo donde, salvo muy pocas excepciones, se mantiene en niveles de un dígito bajo, e incluso con tendencia declinante; sino que deja un arrastre estadístico para el 2020 todavía muy elevado: 38% es la pauta base del Presupuesto.

 La pauta de Presupuesto de 2020 es de una tasa de inflación de 38%, equivalente a un promedio mensual acumulativo de 2,7%, nivel al que no llegan acumular en un año diversos países de la región

No sólo eso, ese ritmo proyectado para todo 2020 es equivalente a poco más de 2,7% de promedio mensual, una tasa a la que muchos países de la región no han llegado a acumular en los últimos 12 meses a agosto: El Salvador acusó deflación de 0,5%; Ecuador y Puerto Rico leves subas de 0,3%;  Panamá, 1,5%; República Dominicana, 1,7%; EEUU, 1,8%; Canadá, 2%; Bolivia, 2,3% y Chile 2,6 por ciento.

Los principales efectos de una economía con alta inflación son: elevados indicadores de pobreza; alto desempleo y recesión reiterada, por los desincentivos que provoca a la inversión productiva.

INFOBAE

Seguir leyendo

Economia

La mirada desde EEUU: entre la decepción por un nuevo fracaso y el temor ante el probable retorno kirchnerista

Publicado

on

La decepción no los sorprende. Más bien ratifica la percepción de que en Argentina los milagros no son posibles

Alberto Fernández y Mauricio Macri

Alberto Fernández y Mauricio Macri

Argentina es una pieza casi perdida en el tablero imaginario de las democracias avanzadas, con economías de mercado previsibles, abiertas al mundo e integradas al sistema internacional.

Así, con un dramatismo quizá exagerado, es como ven al país muchos medios norteamericanos, economistas e intelectuales con influencia en la opinión pública estadounidense desde la derrota macrista en las PASO y en medio de la debacle de los indicadores económicos. La decepción no los sorprende. Más bien ratifica la percepción de que en Argentina los milagros no son posibles.

 Los analistas estadounidenses se aferran a dos ilusiones: que Mauricio Macri logre en octubre dar vuelta la elección, contra todos los pronósticos, y que Alberto Fernández, si gana, una vez en el poder no siga el libreto kirchnerista

Aunque probable, ese destino todavía no es inexorable. Los analistas estadounidenses se aferran a dos ilusiones: que Mauricio Macri logre en octubre dar vuelta la elección, contra todos los pronósticos, y que Alberto Fernández, si gana, una vez en el poder no siga el libreto kirchnerista, asociado a políticas populistas y escaso apego a la institucionalidad. Las garantías son pocas, en ambos casos.

“La crisis probablemente anuncia el fin del tiempo de Macri en la presidencia, es una humillación para el FMI y un desastre para el país. Una vez más la Argentina se convierte en un paria financiero”, señaló The Economist días atrás, en una nota sobre el regreso del control de capitales decidido por el Gobierno en medio de la fuga de divisas. En otra línea contextualiza la información aclarando que “los inversores están habituados a los fiascos financieros en Argentina”.

Paul Krugman, ganador del Premio Nobel de Economía en 2008 Getty Images)

Paul Krugman, ganador del Premio Nobel de Economía en 2008 Getty Images)

Esa idea, la de un país de Sísifo, aparece por estos días en casi todos los análisis. Los especialistas usan imágenes como “nuevo tropiezo con la misma piedra” o “círculo inevitable” para graficar la recurrencia de las crisis argentinas. Empieza a ser un lugar común. El Wall Street Journal, diario de referencia del sector financiero de Nueva York, observó esta semana que para los inversores la Argentina es un “día de la marmota”. Se repite al infinito.

Paul Krugman, el premio Nobel de Economía, apuntó justamente a la reiteración de una historia ya por todos conocida. “Lo que sorprende a aquellos de nosotros que hemos pasado mucho tiempo en estas crisis es que esto es increíblemente cercano al guión de 1998-2001; sin ley de convertibilidad, pero con errores de política similares y una habilitación similar de esos errores por parte del FMI“, sostuvo en Twitter.

 El Wall Street Journal, diario de referencia del sector financiero de Nueva York, observó esta semana que para los inversores la Argentina es un ‘día de la marmota’. Se repite al infinito

Según el economista, luego de una luna de miel con los mercados y a pesar del “masivo” apoyo del Fondo Monetario Internacional, finalmente todo lo que hizo Macri fue “cavar un pozo más hondo, con un gran aumento de la deuda externa y desacreditando a los reformadores neoliberales”.

Esto último es lo que más inquieta a los observadores en la capital norteamericana, porque temen consecuencias de largo plazo si después del verano liberal en el país se impone el consenso de que el intervencionismo y la heterodoxia kirchnerista son el mejor camino. En reserva y con claro pesimismo, un analista de un prestigioso think tank de Washington comentó con Infobae su inquietud ante lo que ve como un “regreso al pasado” que no puede traer nada bueno. “El mundo razonable considera que (la de octubre) es una decisión muy clara entre dos modelos”, agregó.

Cristina Kirchner (Nicolás Stulberg)

Cristina Kirchner (Nicolás Stulberg)

Es una mirada que va más allá de las oscilaciones del mercado y la cotización del dólar asociadas al riesgo argentino en período electoral. Tiene que ver con el sesgo ideológico de un sector mayoritario del kirchnerismo y la experiencia vivida durante los dos mandatos de Cristina Kirchner, con Axel Kicillof al frente de la economía en la etapa final.

El fantasma del chavismo no anda muy lejos. Con la ex presidenta en la fórmula presidencial y accionista mayoritaria del previsible triunfo electoral, en Estados Unidos consideran que las presiones de esos sectores van a dejar poco espacio para la razonabilidad económica que calmaría los temores de Wall Street. “Creer que Alberto Fernández va a manejar el poder y no ella es estúpido”, se sinceró otro analista de la capital norteamericana.

 Lo que sorprende a aquellos de nosotros que hemos pasado mucho tiempo en estas crisis es que esto es increíblemente cercano al guión de 1998-2001; sin ley de convertibilidad, pero con errores de política similares y una habilitación similar de esos errores por parte del FMI (Krugman)

Esto se complementa con la idea de que el triunfo de Alberto Fernández no respondió a un mandato ideológico de una ciudadanía desencantada con el liberalismo económico y las políticas del consenso de Washington en general.

Aunque los analistas no ignoran el impacto de la crisis, sería un error creer eso, estiman en la capital estadounidense. En medio de la recesión la gente votó principalmente con el bolsillo, resumen. Sólo resta ver si octubre confirma ese resultado.

INFOBAE

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Economia

Las 4 medidas que anunció Lacunza para tratar de aliviar las tensiones financiera y cambiaria

Publicado

on

El ministro de Hacienda destacó que el Gobierno no enfrenta restricciones de solvencia, por eso anunció un paquete de reestruturación voluntaria de pagos de los vencimientos de corto y largo plazo

Hernán Lacunza escuchó las inquietudes de los economistas de la oposición (Gustavo Gavotti)

Hernán Lacunza escuchó las inquietudes de los economistas de la oposición (Gustavo Gavotti)

El ministro fundamentó la decisión de política financiera en el cambio de humor de los inversores tras el resultado de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO); hasta el 9 de agosto se renovaban hasta el 80% de los vencimientos de las Letreas del Tesoro (Letes) como Letras de Capitalización (Lecap), después del 11 de agosto se redujo a un 10 por ciento.

De ahí que para aliviar el frente financiero y liberar recursos para que el Banco Central pueda garantizar la estabilidad cambiaria, porque considera que el tipo de cambio real se ubica entre el más alto de los últimos 12 años, dispuso 4 medidas, 2 de efecto inmediato y 2 sometidas a tratamiento del Congreso de la Nación, una, y del Fondo Monetario Internacional, la restante.

En todos los casos se trata de una propuesta de extensión de plazos de los vencimientos originales de capital, sin quitas y con capitalización de los intereses.

1. Extender el plazo de vencimientos para los títulos de corto plazo, solo para inversores institucionales, no para personas humanas, quienes dispondrán de la totalidad de sus acreencias que representan el 90% del total; el resto recibirá el pago completo en un plazo de entre 3 y 6 meses;

2. Elevar al Congreso la propuesta para promover la extensión de plazos sin quitas de capital e interés, en su calidad de órgano soberano; también para inversores institucionales.

3. Proponer el alargamiento de plazo para los bonos de legislación extranjera. Se invitará a los bancos e inversores institucionales para que eleven sus propuestas al Gobierno argentino.

4. Fondo Monetario Internacional. Se le propuso, tras cumplir con las metas fiscales, analizar a pedido de los economistas de la oposición iniciar diálogo para reperfilar vencimientos, para disipar riesgos de incumplimiento entre 2020 y 2023.

infobae

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Seguir leyendo

Más Vistas