Connect with us

Politica

Cablevisión, aliado a Lombardi, degrada Pakapaka y lo manda al digital

Publicado

on

 El ajuste implementado en los medios públicos por el gobierno de Cambiemos encontró en Cablevisión a un socio ideal: desde este mes, la señal estatal Pakapaka no forma parte del abono básico del mayor operador de TV paga del país. El abandono y el recorte presupuestario que el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP), a cargo de Hernán Lombardi, le impuso a los medios estatales, se tradujo en pantallas con escasas producciones nuevas y cada vez menos atractivo para los televidentes. Cuando la cultura, en este caso audiovisual, se la deja a la voluntad del mercado, no hay medias tintas: las empresas avanzan bajo el criterio comercial. La consecuencia de la política audiovisual estatal es la que desde el 1 de octubre se evidencia en la grilla del abono básico del cableoperador del Grupo Clarín: Pakapaka, la primera señal infantil estatal de la región, fue degradada a la oferta digital, a la que acceden menos argentinos. No fue la única modificación: Canal Encuentro, otra de las pantallas que forman parte del SFMyCP, también fue postergada: si bien se mantiene en la oferta del paquete básico, pasó de estar en la ubicación 19 de la grilla a la 64, para ubicar en su reemplazo a La Nación+.

Por: Emanuel Respighi

La cultura argentina sufre desde este mes una nueva postergación. A la devaluada política estatal cultural se le sumó ahora el aporte privado, con la decisión de Cablevisión de limitar el acceso a Pakapaka a la mayor parte de sus abonados. La señal nacida en 2010 como una herramienta audiovisual perteneciente al Ministerio de Educación para interpelar a los más chicos, poniendo en pantalla nuevos nuevos lenguajes y enfoques sobre las infancias pero también sobre la historia, sufre el poco interés estatal y privado en mantenerla vivita y coleando. La asombrosa exclusión de Zamba, SOS mediadores, Noti Pakapaka, Los mundos de Uli, Inventia o Calibroscopio fueron algunas de las producciones originales que cimentaron una pantalla que rápidamente se convirtió en una interesante opción televisiva para el universo infantil, a la vez que sus contenidos sirvieron (aún se los utiliza) como complemento escolar para que los docentes abordaran distintas problemáticas en las aulas.

“Desde el 1 de octubre la compañía ha reordenado su grilla de programación de Cablevisión Clásico. El reordenamiento contempló la inclusión de dos nuevas señales: NeT TV y La Nación+, y con ello el reacomodamiento de algunas señales dentro de la grilla. A partir de esta nueva organización, las señales Pakapaka y CM permanecerán disponibles en los servicios digitales”, le informaron a Página/12 desde Cablevisión. Lo llamativo es que más allá de la explicación oficial, Página/12 intentó comunicarse con alguna autoridad del SFMyCP, para conocer la postura de quienes dependen la señales, y no obtuvo respuesta. Ni Lombardi ni el organismo estatal se expresaron públicamente al respeto. Insólito.

Una cuestión a tener en cuenta es que la decisión de Cablevisión viola la -aunque desguazada- aún vigente Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que a través de la AFSCA había reordenado la grilla básica de los operadores en segmentos por género, “comenzando si existiese por la señal del género del bloque producida por el Estado nacional o donde éste sea parte”. Esa resolución tenía como fin obligar a que los operadores de TV por suscripción incorporen a su oferta, sin codificar, las emisiones y señales estatales. Una norma que la nueva grilla de Cablevisión no cumple. En todo caso, la discusión es si esa resolución aún le cabe a los operadores de TV por suscripción, que ni bien asumió Mauricio Macri (decreto 267/15) fueron catalogados -no inocentemente- como “servicios de telecomunicaciones”.

La decisión de Cablevisión -comercial, arbitraria- puede pensarse como la consecuencia natural de la política estatal respecto a los canales públicos. Al iniciático decreto que arrasó con el corazón de la Ley 26.522, el gobierno de Cambiemos también decidió mediante otro decreto (1222/16) que los canales Encuentro y Pakapaka dejaran de estar bajo la órbita del Ministerio de Educación para pasar a formar parte del SFMyCP. Bajo el eufemismo de la “convergencia”, los canales abandonaron la lógica educativa-cultural para adquirir una comercial. La gestión de Lombardi y su equipo en Encuentro, Pakapaka y DeporTV es conocida: la planta de trabajadores fue reducida a la mitad, al igual que el volumen de producción de contenido.

En un relevamiento publicado por la periodista Tamara Smerling, autora de La otra pantalla: educación, cultura y televisión (Ediciones Educ.ar), el ajuste en Pakapaka se vuelve evidente. “Los presupuestos también sufrieron una baja tan devastadora que hasta hace peligrar la misma continuidad de la señal: Pakapaka pasó de 101.626.748 pesos en 2016 a 36.499.652 en 2017 (casi dos tercios menos) y, en lo que va de 2018, alcanzó su mínimo histórico: solo 6.583.231 pesos. La producción de la señal infantil, en solo tres años, bajó hasta un 75 por ciento: de 87,60 horas de producción propias (19 series y 7 microprogramas, muchos realizados durante la gestión anterior) en 2016, se pasó a menos de la mitad: 37,55 (8 series, 5 micros y una app) en 2017. La cifra de 2018, hasta ahora, es de seis producciones propias (seis series y 2 microprogramas), con un total de 22,75 horas”.

Según cifras de la misma empresa, del total de 3,4 millones de abonados que tiene Cablevisión, sólo el 45 por ciento posee servicios digitales. Es decir: cerca de 2 millones de hogares no podrán tener más la posibilidad de ver Pakapaka.
Fuente: Diario PáginaI12

Opinión

RETOMAR EL CAMINO EN MEDIOS ES CONVENIENTE

Publicado

on

Por tal motivo se puede decir que la medida recientemente dictada mediante el Decreto N° 173/ 2019 ha sido, en principio, auspiciosa y bienvenida.

Pues, una cosa es “no entender” y otra muy distinta hubiese sido “no atender”; y en este caso, daría la impresión que la decisión tomada de “recalcular” lo andado en materia de medios estaría indicando la existencia de una posible revisión de todo lo actuado en los últimos años, en esta materia. Si esto se cumple sería muy positivo para todos los involucrados: radiodifusores, medios, público en general, interés público, y por ende, para las libertades de expresión y de información, que tanto nos han costado recuperar a los argentinos, junto con la democracia.

Se trata de la postergación de la fecha del 1° de septiembre de 2019, establecida para materializar el tan famoso “apagón analógico” (que modificará el actual estándar técnico de recepción televisiva, por el estándar digital), hasta el 1° de septiembre de 2021.

Si bien, se podría asegurar que las autoridades han puesto atención sobre las recomendaciones efectuadas, al respecto, por expertos en la materia, todavía no se tienen noticias de cuáles son las tareas que, aprovechando el lapso de la postergación, se estarían llevando a cabo para “retomar” el imprescindible camino de reparación y normalización de los servicios, en base a un verdadero e  insustituible “Plan Técnico Nacional” con el cual se pueda desenredar la madeja enmarañada, “la galleta”, que presenta en la actualidad el uso del espectro radioeléctrico por actores de variadas procedencias e improcedencias.

Ello posibilitará retornar al cumplimiento de las normas, tanto técnicas como legales, cosa que beneficiará notoriamente a los servicios que nuestras leyes han declarado categóricamente de “interés público” y que deben circular por ese espectro radioeléctrico atribuido para el cumplimiento de tales fines con las condiciones y especificaciones taxativamente establecidas.

Es muy propio de esta gestión gubernamental, el reconocimiento de sus errores; resultará apropiado, entonces, que en esta circunstancia, en la que se ponen en serio riesgo algunos de los derechos fundamentales que derivan de servicios considerados esenciales en las democracias del mundo, pudiera llegar a buen puerto, a fin de que nadie, ningún habitante de la Nación, corra el peligro de quedar afuera de las comunicaciones, en ninguna de sus modalidades.

Edgardo Molo

Asesor Técnico Legal

Especialista en Radiodifusión

Periodista

Seguir leyendo

Politica

Mauricio Macri habló durante media hora para convencer al círculo rojo mientras Roberto Lavagna duda sobre su candidatura

Publicado

on

“Los invito a que sean la generación que cambie esta historia para siempre”, les dijo el Presidente a los empresarios en la cena anual de CIPPEC
El discurso del presidente Mauricio Macri en la cena anual de CIPPEC
El discurso del presidente Mauricio Macri en la cena anual de CIPPEC

Sonó lo más convincente que pudo, atravesado por la crisis económica y la expectativa de una reelección que hasta Jaime Durán Barba, su asesor más prominente, pronostica con tibieza.

“Si no ha sido suficiente vamos a redoblar el compromiso para seguir dialogando con todos. Hay mucha gente ahí afuera que espera que no especulen, que espera que den todo, porque ellos están dando todo. Los invito a que sean la generación que cambie esta historia para siempre”, pidió Mauricio Macri al final de su inusual discurso de casi media hora, mucho más extenso que lo que acostumbra.

Abajo del escenario, más de mil empresarios, casi todo el gabinete nacional y funcionarios locales y provinciales, dirigentes y sindicalistas lo escuchaban con atención en uno de los salones más grandes de la Rural, en la tradicional cena de CIPPEC.

Hace rato que el Presidente no entusiasma al círculo rojo. “Yo creo profundamente en ustedes, creo en ustedes. Por eso estoy acá”, intentó contagiarlos Macri. A escasos metros seguía sus palabras el ex ministro Roberto Lavagna, que aún no confirmó su postulación pero que, frente a la alternativa de Cristina Kirchner, es evaluado con simpatía desde el verano por buena parte del establishment y un sector del PJ.

Roberto Lavagna

Roberto Lavagna

Sergio Massa, uno de los precandidatos de Alternativa Federal, faltó a la cita. Juan Manuel Urtubey, otro de ellos, sí dio el presente, acompañado por su mujer y el asesor Antonio Sola.

Macri llegó a la Rural pasadas las 20.30 acompañado por su mujer, Juliana Awada. Se sentó junto a Gabriela Michetti, Emilio Monzó y el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, cuestionado por sus pares por su estrecha relación con un sector de la mesa judicial que asesora al Presidente.

Lavagna se ubicó en la mesa de al lado flanqueado por Miguel Ángel Pichetto, Miguel Lifschitz y Gerardo Morales. El Presidente evitó saludarlo; el ex ministro no aplaudió ningún pasaje de su discurso. Sí charló durante un rato con la vicepresidenta.

En plena campaña electoral, en los corrillos de la Rural -el kirchnerismo, como de costumbre, brilló por su ausencia con excepciones de tradicionales asistentes como Daniel Filmus o Daniel Scioli- se debatían los números de las encuestas, se hacían apuestas sobre el eventual compañero de fórmula del jefe de Estado y se aventuraba en torno a la postulación o no de Lavagna y la paridad entre Macri y la ex Presidenta, oficializada por Durán Barba en el extenso reportaje que publicó este domingo el diario Perfil.

“Están codo a codo”, dijo el consultor, que espera el análisis de los estudios cualitativos que se terminaron a fines de la semana pasada y cuyas conclusiones serán presentadas en estos días por el psicólogo Roberto Zapata, el “Doc”, una pieza clave del equipo del ecuatoriano.

Frente a esa incertidumbre electoral y la paridad real con Cristina Kirchner que el Gobierno agita a propósito para causar pavor, Macri buscó sacar provecho, a pesar de la ferocidad de la crisis del programa económico y de que, después de volver a citar a Arturo Frondizi y de repasar los “fracasos” del pasado, insistiera con ratificar el rumbo.

El mandatario se fue por un costado del salón antes de las 22, acompañado por Horacio Rodríguez Larreta y con la custodia oficial. Al presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, fue a uno de los últimos que saludó, con frialdad y al pasar, antes de dejar el evento. El estadio del club de Boedo fue el primero en el que se escuchó el cántico que se popularizó contra el jefe de Estado.

La última visita de Macri a la cena anual de CIPPEC había sido hace tres años, el lunes 11 de abril del 2016, en los primeros meses de su mandato.

Habló solo diez minutos. Pidió a los empresarios “grandeza y responsabilidad”, y no aumentar los precios de “forma descarada”. E hizo hincapié en la “independencia” de la Justicia.

Otros tiempos. El mismo círculo rojo que, con socarronería, Durán Barba tildó de “divertidísimo” en su reportaje de fin de semana. A pesar de que a Macri no le causa ninguna gracia.

iNFOBAE

Seguir leyendo

Politica

Graciela Camaño: “No podemos seguir cobrando tanto dinero mientras no hacemos un carajo”

Publicado

on

La diputada explotó contra el presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Más tarde se disculpó

La diputada nacional Graciela Camaño pronunció un fortísimo discurso en una sesión caliente donde la oposición buscó imponer una agenda de temas que el gobierno no quiere discutir, entre ellos una rebaja en las tarifas de los servicios públicos y la eliminación de Ganancias para los jubilados.

La dirigente del Frente Renovador promovió una cuestión de privilegio contra el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, a quien acusó de realizar distintas maniobras para evitar que haya discusión en el Congreso.

“Todos los gobiernos desde el retorno de la democracia hasta acá han abierto las puertas de este recinto para que se discute, se vote, se gane o se pierda. Usted no puede seguir mostrándonos a nosotros cobrando ingente sumas de dinero mientras no hacemos un carajo“, exclamó Camaño.

Y continuó: “Porque el pueblo está con problemas, por si no se dieron cuenta, tenemos algunos problemas que si quieren los podemos empezar a desandar en esta casa”.

Camaño y Monzó discuten en la sesión de esta tarde (Adrián Escandar)
Camaño y Monzó discuten en la sesión de esta tarde (Adrián Escandar)

Fiel a su estilo, pero mucho más vehemente que en otras oportunidades, la legisladora cercana a Sergio Massa acusó a Cambiemos de obstruir la discusión en las comisiones y preguntó: “¿No les da un poco de vergüenza? ¿No tienen ningún amigo que les dicen que viven sin laburar?“. “A mí nunca me pasó que me avergonzara mi salario porque venía acá y trataba de honrarlo, pero no podemos seguir sin trabajar, no podemos seguir cobrando lo que cobramos, el país está en crisis“, suscribió.

Y cerró: “Damos vergüenza a pesar de la risa socarrona de quienes creen que la política se maneja por redes sociales, dan vergüenza ustedes, porque se llevaron la llave del Congreso a Balcarce 50“.

Minutos más tarde, cuando finalmente la oposición logró quórum para sesionar y Monzó habilitó el debate, Camaño volvió a pedir la palabra para retirar su cuestión de privilegio y agradecerle al presidente del cuerpo haber “honrado” su palabra.

Infobae

Seguir leyendo

Tendencia