Connect with us

Policial

Caso Lucía Pérez: por qué los jueces sostienen que no hubo abuso sexual ni femicidio

Publicado

on

Detalles del polémico fallo firmado por Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale

Lucía Pérez tenía 16 años

Lucía Pérez tenía 16 años

La muerte de la estudiante Lucía Pérez, de 16 años, no fue un femicidio. No hubo abuso sexual de parte de dos adultos, sino relaciones consensuadas con uno de ellos, el más joven, que a la vez le vendía cocaína. Y a pesar de que durante la investigación la fiscal dijo que hubo empalamiento, la causa del paro cardíaco fue una sobredosis. Esas fueron las conclusiones de la Justicia tras un mes de juicio.

El Tribunal Oral Criminal Nº1 de Mar del Plata llegó a ese punto y lo informó el lunes en la última audiencia. Los jueces condenaron a Matías Farías y Pablo Offidani, adultos de 23 y 41 años en el momento del hecho, no por el crimen de Lucía, sino por el delito de vender drogas ilícitas (y a menores y cerca de escuelas). Y pasarán ocho años en prisión.

En 71 páginas de hojas oficio los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale argumentaron su posición en cinco conceptos: el mal desempeño de la fiscal María Isabel Sánchez, que condicionó a la opinión pública al instalar un “empalamiento” que no existió, la vida privada de Pérez, los chats que la chica tuvo con sus amigas y con el más joven de los imputados en las horas previas al hecho, la autopsia, y la actitud de Farías durante la relación con Lucía y después de su muerte.

Para la fiscal Sánchez el 8 de octubre de 2016 cerca de las 9 de la mañana, Farías y Offidani, en la camioneta de este último, pasaron a buscar a Lucía Pérez Montero, y la llevaron hasta la casa de Racedo al 4800, donde vivía Farías, con la finalidad de abusar sexualmente de la adolescente aprovechándose de su condición de adicta. La investigadora planteó violencia y abuso de sustancias y que esa situación llevó a la muerte a Pérez, a quien Offidani, junto al cómplice, llevó en su camioneta al hospital.

Los integrantes del Tribunal Oral 1

Los integrantes del Tribunal Oral 1

Pero los jueces destrozaron el trabajo de la fiscal (“expuso sin ningún tipo de tapujo que la menor Lucía Pérez había fallecido producto de una agresión sexual inhumana provocada por un empalamiento anal” o “horripilante historia surgida de la propia imaginación de la Dra. Sánchez”) y entre consideraciones de tinte misógino, la fortaleza de algunas pruebas forenses y la interpretación del comportamiento de Farías, le dieron la razón a la abogada defensora de los acusados, quien planteó que las relaciones habían sido consensuadas, y que la muerte de Lucía se debió exclusivamente a la sobredosis.

Para el magistrado Carnevale, “Lucía era una persona que llevaba una vida normal y nadie hizo mención alguna que el tema de su adicción se hubiera transformado en un tema preocupante para nadie de su entorno o que la llevara a la desesperante situación de someterse sexualmente para conseguir estupefacientes”.

El Tribunal da a entender que Pérez no era una persona “que podía ser fácilmente sometida a mantener relaciones sexuales sin su consentimiento”, ya que, según los jueces, por los chats registrados, era una persona que sólo consumía sustancias cuando podía comprarlas y que elegía de manera voluntaria los hombres con quienes quería estar.

“Puede visualizarse claramente el grado de autodeterminación que tenía Lucía”, dice Carnevale y transcribe una charla en la que la chica cuenta cómo un dealer quiso tener relaciones sexuales con ella y no se lo permitió.

Offidani (de azul) y a su lado, Farías durante el juicio (Christian Heit)

Offidani (de azul) y a su lado, Farías durante el juicio (Christian Heit)

Aunque aclara el juez que no está en su ánimo meterse en la vida sexual de Pérez, Carnevale escribe: “Resulta muy importante para reforzar esta idea de que Lucía no estaría con nadie sin su consentimiento, el chat # 10 que ella mantuviera con un joven identificado como ‘amigo de juli’, en el que luego de intercambiarse insinuaciones de contenido sexual, fotografías en ropa interior y hasta del miembro viril del joven, Lucía frena el avance del mismo diciéndole de manera directa ‘es que vos tenés 17 y yo he estado con chabones de 29, 28, 26, 23, 21′”.

Entonces, el magistrado concluye que “de los chats analizados surge claramente que sus vivencias en ese sentido alejan por completo la posibilidad de que hubiera sido sometida sin su voluntad”.

El Tribunal se pregunta: “¿Existió una relación de subordinación entre Lucía y Farías que le hicieran mantener relaciones sexuales no consentidas?”.

Para el juez Carnevale, que lleva la voz cantante en el fallo, “nada de eso existió”. Y ataca a la fiscal: “Se está tratando de encauzar de cualquier manera el desatino inicial de la Dra. Sánchez, para satisfacer las falsas expectativas generadas por ella misma”.

(Christian Heit)

(Christian Heit)

“Lucía tenía 16 años y Farías 23, por lo que sería muy forzado hablar de una situación de desigualdad o superioridad, sobre todo teniendo en cuenta la personalidad de Lucía quien no se mostraba como una chica de su edad y que además había referido mantener relaciones con hombres de hasta 29 años”.

Para los jueces no hay elementos que indiquen que Farías fustigaba a Pérez, todo lo contrario: indican que quedó evidenciado que sentían atracción mutua. Como ejemplo, ponen que Lucía pensaba decirle que tenía 17 años para parecer más grande.

Ni tampoco pruebas que muestren intención del muchacho para abusar sexualmente de la adolescente. Considera que ellos tuvieron un “prolongado intercambio de mensajes” en los que se mandaban música y “no se hizo referencia a ningún tema sexual”.

Además, consideraron destacable que Farías, en la previa a encontrarse con Lucía, “compró facturas y una Cindor” porque habían quedado en tomar el mate. “Estas actitudes no son las asumidas habitualmente por las personas con intención de cometer un hecho tan aberrante“, remarca Carnevale, quien además celebró la conducta posterior del hombre.

(Christian Heit)

(Christian Heit)

Lo primero que hace Farías no fue ocultar el hecho, ni intentó eludir su responsabilidad, sino que llamó a Offidani y en su vehículo la llevaron (aparentemente ya sin vida) a la Sala de Salud del barrio. Pero no solo la llevó a recibir atención médica, sino que además permaneció en el lugar para saber qué le había pasado a Lucía aún cuando (como lo afirmara el testigo Mauricio Fabián Stambulsky) pudo haberse ido junto a Offidani y Maciel antes que nadie notara su presencia”, explica el Tribunal.

En el fallo los jueces del TOC 1 de Mar del Plata describen el testimonio de una policía apostada en la sala de salud que en su declaración contó que Farías le dijo que Lucía tenía 18 años y que habían tomado cocaína. Y otro policía cuenta que, mientras iban a buscar las cosas de la chica a su casa en un móvil, él les dijo que “estábamos teniendo relaciones y dejó de respirar”.

Carnevale asegura en el fallo que el Tribunal no desconoce “la existencia de la llamada violencia de género”, que es una preocupación para ellos, pero advierte: “Eso no significa que bajo ese escudo se pretenda encuadrar un hecho que -como se analizara- es diametralmente opuesto a ello”.

“La acusación no ha podido probar que Lucía fuera abusada sexualmente en un contexto de violencia de género por la cosificación de la mujer y con la facilitación de estupefacientes que hubiera potenciado una situación de vulnerabilidad e impedido consentir con plenitud de libertad la acción. Menos aún se ha probado que Farías quería o debía representarse como posible la muerte de la víctima y que aun así se desinteresó de ese resultado”, remarca el magistrado marplatense.

La fiscal Maria Isabel Sanchez

La fiscal Maria Isabel Sanchez

La decisión de los jueces generó repudio en varios sectores de la comunidad. El Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) consideró que “la sentencia exhibe una indiferencia total a las exigencias que el derecho internacional de los derechos humanos plantea desde hace décadas en relación con la incorporación de perspectiva de género en el juzgamiento de delitos sexuales”.

Marta Montero, la mamá de Lucía, se preguntó: “Ellos no la violaron, no la mataron, no le dieron nada. Y la muerte de mi hija qué, ¿es de regalo?”.

Pero el fallo indica contundencia en la decisión: “Acá no ha existido ni violencia física, psicológica, subordinación ni humillación ni mucho menos cosificación“.

Para INECIP los fundamentos que se exponen en la sentencia están basados en que hubo consentimiento para la relación. “Los jueces del Tribunal se apoyan en la vida pasada de Lucía –con ejemplos de hasta 6 meses de previos al hecho en algunos casos- para dar por sentado que en una escena en la que participan hombres adultos, que comercializan drogas con una persona menor de 16 años de edad, existió consentimiento”.

Guillermo Pérez y Marta Montero, padres de Lucía (Télam)

Guillermo Pérez y Marta Montero, padres de Lucía (Télam)

Los jueces consideran “espantoso imaginar la muerte de una menor de 16 años que se produjo por la ingesta de algún estupefaciente y que el mismo le pudo haber sido proporcionado (onerosa o gratuitamente) por la misma persona con la que había mantenido relaciones sexuales”.

“La abrumadora cantidad de prejuicios ostentados durante el transcurso del juicio y ratificados por los términos de la sentencia, hacen de la decisión una imposición arbitraria y reivindicativa de la cultura de la violación”, insistieron desde INECIP, ya que creen que de esa forma el caso se vuelve un juicio contra la víctima.

Los jueces, en cambio, remarcan que el contexto dio margen para la especulación. “Gente de ‘mal vivir’, venta de drogas, marginales, pero eso no los convierte en violadores ni en asesinos, salvo que, por supuesto, violen o asesinen. Lo que no se probó”.

Para los magistrados resulta “un dato significativo” que Farías le contó a una amiga de Lucía que se iba a ver con la chica, y por eso, en uno de los párrafos finales del fallo, se preguntan “¿Qué razón de ser tenía ese mensaje sí su intención era drogar y abusar sexualmente de la menor?”.

Infobae

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Policial

El traficante de cocaína más grande del país financió un dibujo animado con voces de famosos y fondos del Estado

Publicado

on

Hubo otros más ruidosos y sanguinarios, más adictos a los sicarios y a las muertes armadas, con un rastro de cadáveres mucho más largo detrás suyo, pero leyenda por leyenda, kilo por kilo, dólar por dólar, auto de lujo por auto de lujo, el abogado Carlos Alberto Salvatore, cerebro del caso Carbón Blanco, fue el más grande, el narco más grande de la historia argentina.

Salvadore murió condenado en mayo de 2018 en una cama del hospital Argerich, un paciente cardíaco en estado grave. El Tribunal Oral Federal de Chaco le había dado 21 años de cárcel en septiembre de 2015 por exportar 1200 kilos de cocaína entre 2011 y 2012 desde la localidad de Quitilipí hacia España en, precisamente, bolsas de carbón. Salvatore no fue condenado en vivo y en directo por este delito. Vio la audiencia final desde una teleconferencia en el penal de Ezeiza, con su polar azul, una camisa, su clásico gesto adusto.

Fue un juicio tenso, de un alto nivel de temor, en una causa minada por amenazas: Salvatore mismo había sido escuchado en una intervención telefónica hablando de matar a la jueza original del caso, Zunilda Niremperger. El abogado hablaba de irle “a la yugular” a la magistrada. Durante el proceso, los fiscales Carlos Amad y Federico Carniel, que investigaron a Salvatore, recibieron cartas con intimidaciones en sus autos y despachos. “Te mandaron lejos pero igual la vas a pasar mal”, recibió Amad en su nuevo despacho en los tribunales de Salta.

El lote: parte del envío de la causa en 2011.

El lote: parte del envío de la causa en 2011.

Los 1200 kilos de Carbón Blanco no fueron los únicos que se le imputan a Salvatore y a su organización: hubo otros 1200 más que habrían viajado desde Campana a Valencia, ocultos también en carbón, por los que fue procesado por el Juzgado Federal Nº2 de Lomas de Zamora con un embargo de 100 millones de pesos. Otros 235, también desde Campana en 2008, esta vez en latas de durazno y membrillo. Julio de 2010, Salvatore fue imputado por enviar 762 kilos, esta vez a Bilbao, en un container que pertenecía a la firma Agroforestal del Litoral SRL. La droga, de nuevo, estaba en bolsas de carbón.

La lista sigue: diciembre de 2011, 500 kilos, otra vez desde Quitilipí hacia Torres Vedras, Portugal. También fue procesado por este caso, a cargo del Juzgado Federal de Presidencia Roque Sáenz Peña. 2012, el cargamento final, 1200 kilos nuevamente desde el puerto de Zárate en tambores de pulpa de pera, causa del Juzgado Federal de Campana.

La cuenta: 5097 kilos en total, más de cinco toneladas, a un precio valor callejero actual en el negocio mayorista dealer de la provincia de Buenos Aires de más de 50 millones de dólares, a unos diez mil dólares por kilo.

Es decir, mucha cocaína, que no tiene un valor ficticio. Generó dinero, según la Justicia federal, y ese dinero fue a algún lado.

Hoy, la larga sombra de Carlos Salvatore está otra vez en el Tribunal Oral Federal de Chaco. Su legado es lo que se juzga ahora, en un proceso que comenzó a fines de octubre de 2018. Silvia Susana Vallés, la esposa de Salvatore, Santiago Vallés Ferrer, su suegro, su hija, Carla Yanina Salvatore y Ricardo Gassan Saba, un histórico nombre en su trama, enfrentan uno de los mayores juicios por lavado de dinero en tiempos recientes con un documento de pedido de elevación a juicio de más de 200 carillas firmado en 2017 por el fiscal Carlos Sansserri y y Laura Roteta y Gabriel Pérez Barberá, en ese entonces cabezas de la PROCELAC, maniobras comerciales que datan al menos desde 2005.

Salvatore en Campana, rumbo a una indagatoria (Adrián Escandar)

Salvatore en Campana, rumbo a una indagatoria (Adrián Escandar)

Hay campos en la provincia de Buenos Aires, algunos de más de 150 hectáreas, autos de lujo con marcas como Porsche y Mercedes-Benz, propiedades en Capital Federal y Mar del Plata, depósitos en cuentas bancarias en diversos bancos, entramados de firmas en Argentina y Uruguay, informes de la AFIP que hablan de posibilidades ilógicas de semejantes operaciones, incluso un escribano parte de la trama denunció una operación sospechosa  a la UIF por la compra de una propiedad en Lomas de Zamora en 2006 por 350 mil dólares cuando tenía un valor de mercado cuatro veces superior.

Hay hasta un informe del Departamento de Homeland Security de los Estados Unidos que cita la elevación a juicio que asevera que Salvatore “es propietario de varios inmuebles y de al menos una cuenta bancaria en el estado de Florida” y que “Homeland Security ha recibido periódicamente información sobre las actividades del señor  Salvatore, comenzando en 2006, cuando recibimos información de que Salvatore solía llevar consigo importantes sumas de dinero en efectivo“, sospecha el organismo estadounidense, “para el lavado de activos del narcotráfico”.

Los investigadores recibieron desde Estados Unidos un reporte de cinco empresas como Casilugi Corporation y Genesis Vocational Institute, varias integradas por Salvatore y su mujer. Homeland Security “no pudo determinar ni la naturaleza ni su rubro”, con bienes vinculados como dos departamentos en Collins Avenue, un restaurant, mails detectados que hablan de transferencias en el Bank of America.

No hay un cálculo total de dinero. Los investigadores no lo pueden decir. La UIF, encabezada por Mariano Federici, es querellante en el juicio por lavado con los abogados Martín Olari Ugrotte y Facundo Orazi. Olari Ugrotte, en su alegato de la semana pasadaante el Tribunal, habló de un estimado de cerca de 20 millones de dólares en plata inmobiliaria, con más de 60 propiedades que ya fueron embargadas.

Y después está la película de los pájaros.

Plumíferos: Aventuras Voladoras, la historia de  Juan, un gorrión que sueña con un ser un pájaro exótico y Feifi, una canario enjaulada, estrenada en febrero de 2010, con las voces de Mariano Martínez y Luisana Lopilato, y animada con un software open source, no fue una película memorable, hubo críticas que la destruyeron en su momento. Tampoco fue un boom de taquilla precisamente, poco más de 52 mil espectadores en su primer año en cines, 88 mil hasta mediados de 2016, un número muy pobre, con una distribución a cargo de Sony Pictures.

La película tuvo sin embargo una sobrevida interesante:  fue vendida en una decena de  países y Netflix la anunció entre sus novedades para su plataforma latina en 2017. Se convirtió para el mercado americano en Birds of Paradise, un intento de 2014 por competir con los guacamayos de Rio 2, con las voces de Ken Jeong, Mister Chow en las películas de The Hangover, y comediantes como Jane Lynch o Jon Lovitz, que hacía de Jay Sherman en The Critic.

Plumíferos, increíblemente, logró una serie de candidaturas a los premios Goya según el propio sitio de los mayores galardones del cine en habla hispana. Hay varios rubros, entre ellos, producción. Allí, en la lista, se menciona a la principal productora: CS Entertainment, Carlos Salvatore, con un capital estimado por la Justicia federal de 700 mil dólares.

Los pájaros de Plumíferos, el film financiado por Salvatore.

Los pájaros de Plumíferos, el film financiado por Salvatore.

La larga imputación que el Ministerio Público Fiscal y la UIF le hacen al clan Salvatore para enviarlo a juicio por lavado tiene una especial mención para  Plumíferos. Salvatore, por lo visto, no tenía una trituradora de papeles: el allanamiento a sus oficinas en un piso 7 de la calle La Pampa al 1500 trajo de vuelta un contrato de coproducción entre CS Entertainment junto a Manos Digitales Entertainment, la segunda firma en el film, con fecha del 2 de junio de 2006.

Aportarían 350 mil dólares cada una de acuerdo al pacto en nueve cuotas, Manos Digitales “tendría a su cargo la dirección y la producción ejecutiva del largometraje”, así como “contratar técnicos, actores y equipamiento”, dice la elevación a juicio de 2017.

Manos Digitales, curiosamente, se había constituido como firma apenas un mes antes que CS Entertainment en diciembre de 2005, algo que llamó la atención de los investigadores. Salvatore, sin embargo, no integraba el directorio de Manos Digitales. Los fiscales usan un término sugestivo: “hombre de atrás en la maniobra”. Un correo enviado por alguien que sería cónyuge de una de las cabezas de Manos Digitales con fecha de marzo de 2010 apunta a que Salvatore “adquirió la sociedad por medio de contrato de cesiones individuales”.

“¿52 mil espectadores el primer año? Recuperaron con guita del INCAA”, dice un histórico jugador del negocio del cine argentino. No se equivoca. Los investigadores pidieron información al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales. El INCAA ratificó que Plumíferos, efectivamente, recibió un subsidio otorgado a Manos Digitales: un millón de pesos otorgados entre septiembre y octubre de 2010, seis meses después del estreno. El guionista de la película recibió 120 mil pesos más.

Birds of Paradise, la versión americana de Plumíferos.

Birds of Paradise, la versión americana de Plumíferos.

Mientras tanto, CS Entertainment era una cáscara de acuerdo a datos de la AFIP, no registró trabajadores entre 2005 y 2010, al menos trabajadores en blanco, ni inmuebles ni equipos de filmación. Sí registró acreditaciones bancarias: tres millones de pesos en 2014, 220 mil en 2015. De acuerdo al Banco Central, Salvatore y su mujer hoy juzgada en el Chaco eran los apoderados de una cuenta corriente en el Banco Francés.

Hubo, por otra parte, un tercer nombre en la producción: Telefe.

A través de “un proyecto de nuevo convenio”, dice el pedido de elevación a juicio del MPF, “se habría establecido que la película tendría un costo de  producción adicional de 750 mil dólares. Sumado a ello, el nuevo integrante, Telefe, asumiría el rol de coproductor financiero“.

Ocho años después, un jugador principal en el film rompe el silencio. Asegura que Telefe “solo puso 70 mil dólares”, que para el canal de aire era una oportunidad interesante para probar la producción de  un largometraje animado, un rubro que después explotarían con el fenómeno de Metegol. Nadie sospechaba nada. Carbón Blanco ni estaba en el horizonte. “Te venía un director reconocido y te traía este proyecto, era interesante. A Salvatore lo googleabas y te salía que era un abogado dedicado al negocio inmobiliario. No había causas penales, nada. ¿Qué se se sabía de narcotráfico?”

El convenio con Telefe, por otra parte, fue encontrado en el allanamiento en la oficina de la calle La Pampa, dentro de la caja número 22, en una carpeta azul.

Salvatore ni siquiera estaba demasiado en las reuniones de producción. Se dejó ver apenas dos veces. Todos tenían la misma impresión: un abogado serio. Al final, dice la fuente, “Telefe perdió plata, la película se vendió fuera pero por dos mangos, los actores cobraron el bolo mínimo de Argentores  por estar en una cabina y dar un par de notas”.

Ningún actor o co-productor fue imputado en el juicio por lavado. La UIF pidió penas de siete años para Carla Salvatore y diez para Silvia Vallés, además de fuertes multas.

El veredicto del Tribunal Federal chaqueño se espera para fines de este mes.

iNFBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Policial

Asesinaron al periodista y locutor Jesús Ramos en Tabasco

Publicado

on

Los sujetos descendieron de un vehículo y se dirigieron hacia el locutor para dispararle en ocho ocasionesJesús Eugenio Ramos Rodríguez, locutor y periodista, fue asesinado esta mañana (Foto: Tomada de Facebook)

Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, locutor y periodista, fue asesinado esta mañana mientras desayunaba en un hotel ubicado en el municipio Emiliano Zapata, en Tabasco.

“Chuchín” Ramos, como era conocido, estaba con un grupo de amigos en el Hotel Ramos, ubicado en la avenida Chiapas, alrededor de las 07:00 horas de hoy cuando fue atacado por tres hombres.

De acuerdo con los primeros reportes, los sujetos descendieron de un vehículo y se dirigieron hacia el locutor para dispararle en ocho ocasiones.

Tras el ataque, los acompañantes de Jesús Ramos lo trasladaron al área de urgencias del hospital municipal, donde el personal médico informó a familiares y amigos sobre la muerte del periodista.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco inició una carpeta de investigación por el asesinato del locutor (Foto: tomada de Facebook)

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco inició una carpeta de investigación por el asesinato del locutor, por lo que los peritos del Ministerio Público están en el restaurante del hotel para recabar evidencias del crimen.

El lugar permanece resguardado por elementos de la Policía de Tránsito municipal.

Jesús Eugenio Ramos Rodríguez era el conductor del noticiero Nuestra Región, transmitido diariamente por el 99.9 del FM. Gozaba de una gran popularidad desde hace varias décadas en la región de Los Ríos, en el estado tabasqueño.

De acuerdo con el medio Excélsior, mañana sería el cumpleaños del comunicador.

Los seguidores de “Chuchín” Ramos externaron su pesar en el último comentario que publicó en Facebook, el cual fue hace ocho horas.

El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, condenó el crimen y ordenó al vicefiscal de Alto Impacto de la Fiscalía estatal trasladarse hacia el municipio Emiliano Zapata para coordinar las investigaciones.

El periodista desayunaba en un hotel ubicado en el municipio Emiliano Zapata, en Tabasco. (Foto: google maps)

El periodista desayunaba en un hotel ubicado en el municipio Emiliano Zapata, en Tabasco. (Foto: google maps)

Afirmó, según el diario El Universal, que se apoyará a las autoridades municipales para lograr la captura del asesino.

Marco Rosendo Medina Filigrana, secretario de Gobierno, también lamentó los hechos y aseguró que van a encontrar a los responsables.

Hay respeto pleno al ejercicio periodístico en Tabasco“, declaró para el diario Excélsior.

El informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) contabilizó durante el año pasado el asesinato de 63 profesionales del periodismo en todo el mundo.

En nuestro país se registró el asesinato de nueve comunicadores durante 2018. (Foto. @alexmelon)

En nuestro país se registró el asesinato de nueve comunicadores durante 2018. (Foto. @alexmelon)

En nuestro país se registró la muerte de nueve comunicadores, muchos de ellos fueron atacados después de recibir múltiples amenazas.

Los depredadores de la libertad de prensa son numerosos en México, sobre todo contra periodistas que cubren asuntos relacionados con la corrupción política y el crimen organizado, blanco de intimidaciones y agresiones, cuando no asesinatos”, señaló la organización.

Infobae

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Policial

Entraderas en Bahía: aseguran que “son dos o tres bandas y la mayoría con antecedentes”

Publicado

on

El jefe de la Policía Departamental, Claudio Petrizán, se refirió al tema y afirmó que hay una serie de investigaciones en conjunto con todas las comisarías.

Fotos: archivo La Nueva. y Policía

   El jefe de la Policía Departamental, Claudio Petrizán, se refirió esta mañana a las reiteradas entraderas que se registraron en Bahía y aseguró que “podría haber dos o tres bandas vinculadas”, luego de detener a 3 hombres a los que acusan de participar de varios asaltos.

Podría haber dos o tres bandas vinculadas, por cómo ingresan a las viviendas y actúan. Estamos investigando el tema, la mayoría son todas personas con antecedentes”, admitió el comisario en diálogo con LU2.

En los últimos días, vecinos del barrio Patagonia se reunieron con el secretario de Seguridad, Emiliano Álvarez Porte, para analizar medidas después de 2 entraderas en 9 días. Pero no fue suficiente, ya que anoche dos delincuentes armados asaltaron y golpearon a los dueños de una veterinaria a metros de la quinta del club El Nacional.

Petrizán también se refirió al hombre que fue filmado en Villa Rosas cuando robaba en una casa y adelantó que se pudo constatar que cuenta con salidas transitorias: “Tienen un beneficio y fijan un domicilio, pero realmente no sabemos quién es el órgano de control [que se encarga] de saber si la persona está en ese domicilio.


Los elementos secuestrados por la Policía. Entre otras cosas, un handy con la frecuencia policial.

En las últimas horas la Policía detuvo 3 hombres a los que acusa de participar de algunas de las entraderas que se dieron en Bahía. Según el parte oficial, personal de la comisaría Primera arrestó a los acusados en Las Heras al 300, donde además de secuestrar un auto encontraron un handy con la frecuencia policial, guantes, cuellos polares, herramientas de mano, precintos, teléfonos, ropa, linternas, una barreta y cinta de embalar.

“Nosotros tenemos un inconveniente que es que la frecuencia no está encriptada y nos escucha todo el mundo”, lamentó el comisario.

Motochorros

El comisario aseguró que “se está trabajando” en la identificación de motos y en el último tiempo recuperaron varias con pedido de secuestro: “Lamentablemente siempre hacen uso de motovehículos de procedencia ilícita para cometer estos delitos”, manifestó.

Aumento del delito

Petrizán confestó que últimamente se registraron más delitos de entradera y están trabajando en conjunto con todas las dependencias para combatir el problema.

“Lo que se ve más constante son los delitos de entradera, que es lo que a nosotros nos preocupa, y se está trabajando con todas las comisarías. Incluso a los mismos comisarios se los ha abocado a la calle para hacer una tarea preventiva. Se trabaja con la DDI y otros organismos descentralizados como Narcotráfico para la tarea investigadora”, concluyó.

La Nueva

 

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros.

Seguir leyendo

Tendencia