Connect with us

Policial

Cayó otro de los líderes de La Salada: “La feria no era Disney”, dijo antes de entregarse

Avatar

Published

on

Juan Manuel Louzan, alias “JP”, un ex policía de La Bonaerense apartado de sus filas por actos de corrupción, habló con Infobae

—¿Desde cuándo está prófugo de la justicia?
—Y…desde el 10 de agosto. Ese día detuvieron a (Enrique) “Quique” Antequera y a otras personas a las que el fiscal (de Lomas de Zamora) Sebastián Scalera considera miembros de una asociación ilícita.

—¿Usted cree en la justicia?
—No. Cómo voy a creer en esta justicia que lleva adelante una causa armada. Una causa en la que hay injerencia del poder político. Cómo voy a creer en una justicia en la que el fiscal Scalera dejó de hacer allanamientos para ir a una conferencia de prensa junto a la ministra (de Seguridad de la Nación) Patricia Bullrich, y al ministro (Cristian) Ritondo, para acusarnos de mafiosos.

—¿Me va a decir que en La Salada no había mafias? Si en los puestos de la calle hasta asesinaban por un lugar.
—La Salada no era Disney. Pero adentro de la feria Urkupiña no había mafias. Las mafias estaban afuera. Afuera pasaba de todo. Se vendía droga, estaban los pungas, las mecheras…

—Si no cree en la justicia, ¿por qué se va a entregar?
—Porque esto es una locura. No nací para que me corran. Desde agosto no veo a mis hijos. Porque mi nuevo abogado, Lucio de la Rosa, me aconsejó que me ponga a derecho. Porque quiero que se sepa la verdad. En esta causa se inventaron pruebas. La única manera que tengo de defenderme es declarando. Como no tengo confianza en el fiscal Scalera, ya pedí la presencia del juez de Garantías Gabriel Vitale. A él le voy a poder contar cosas.

—¿Por ejemplo?
—Que la abogada que representa a las personas que yo eché de la feria por corruptas y que declararon en mi contra por venganza, es la doctora Mónica Frade, la abogada de la diputada Elisa Carrió. Esta es una causa armada políticamente. A Jorge Castillo (conocido como “El Rey de la Salada”) lo detuvieron el 28 de junio, pocas semanas antes de las elecciones PASO (se realizaron el 13 de agosto) y a “Quique” tres días antes de las elecciones. Mire, yo voté a este gobierno. A mí (María Eugenia) Vidal, la gobernadora, me parece que quiere hacer las cosas bien. Hasta creo que el ministro Ritondo quiere combatir algunas mafias. Pero con nosotros se equivocaron. A las mafias no se las combate con pescado podrido.

—¿Usted sabe que de los tribunales de Lomas de Zamora sale esposado y va a un penal?
—Sí.

—Pensando en eso, ¿qué cenó anoche?
—(Llora)…Nada, hace dos días que no como. Quiero que esto se termine. Quiero ver a mis hijos. Lo peor de estar prófugo es no ver a tu familia.

El que dialoga con Infobae antes de entregarse a la justicia en el marco de una de las causas policiales más resonantes del año, es Juan Manuel Louzan, alias “JP”, un ex policía de La Bonaerense apartado de sus filas por actos de corrupción.

Para el fiscal y juez de la causa, Louzan era el poderoso jefe de seguridad de Urkupiña, una de las ferias que integran el complejo La Salada. El otro referente era el también preso Jorge Castillo, el dueño de Punta Mogotes. El mismo que recibió a balazos a los grupos especiales de la policía de la Provincia de Buenos Aires cuando fueron a detenerlo en su mansión de Luján.

La Salada fue calificada por la Unión Europea como “la feria ilegal más grande del mundo”. La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), calculó que allí se movilizaban, por año, 71.500 millones de pesos, y que la mayoría de ese dinero era en negro, es decir que no tributaba al fisco.

Jorge Castillo, el “Rey de La Salada”

Jorge Castillo, el “Rey de La Salada”

Antequera y Castillo están procesados con prisión preventiva. Se los acusa de ser los líderes de una o más asociaciones ilícitas, formadas por más de 40 personas, que amenazaban y extorsionaban a puesteros en los alrededores de esa feria ubicada en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora. También por los delitos de “coacciones agravadas, extorsión y privación ilegal de la libertad”.

Según la acusación fiscal, Louzan parece tener una situación procesal extremadamente complicada.

Está señalado de ser el jefe de un ejército paralelo, contratado por Antequera e integrado por barras bravas de Boca como el también detenido Marcelo Aravena, para supuestamente controlar la seguridad en el predio; pero, según el expediente, cobraban “peajes” a ladrones y mecheras para robar a los clientes que se agolpaban para comprar desde zapatillas truchas hasta ropa ofertada por Barbie Pop, la puestera más conocida del lugar –ella trabajaba en Punta Mogotes-.

Louzan era el jefe de los casi 130 hombres y mujeres de “seguridad privada” que Antequera le contrataba a la empresa Vae-soli, de la cual “JP” también formaba parte –era el cuarto en el escalafón jerárquico-, según reconoció ante Infobae.

Mirian Irala, una ex integrante de ese “ejército paralelo”, declaró ante la fiscalía de Scalera que la fuerza de choque liderada por Louzan torturaba a “mecheras” y pungas que “robaban sin su autorización” y que hasta les exigían “pegarles con la tonfa en los tobillos, en los muslos y en las costillas” a las mecheras.

Sobre los pungas, es decir los ladrones varones, “les poníamos la mano sobre una mesa y les pegábamos con una taza de café en los dedos; salían destrozados”, declaró.

“Yo fui jefe de seguridad de la feria desde fines del año 2013 en adelante. Así que todo lo que pasaba en Urkupiña yo lo sabía perfectamente”, dice ante Infobae el hombre acusado de, por ejemplo, ordenar retener de manera ilegal a ladrones a los que les precintaban las muñecas y los retenían en un sector apartado al que denominaban “La Jefatura”.

—Entonces conocía las atrocidades que hacían con las mecheras a las que las obligaban a pasearse desnudas por los puestos y la connivencia con las barras bravas para delinquir.
—La connivencia con la barra de Boca, por ejemplo, no existía dentro de Urkupiña. Eso pasaba afuera. Afuera pasaba de todo. Pero nosotros no teníamos puestos en la calle. Tampoco los tenía Jorge Castillo.

—Eso está acreditado por testigos y escuchas en la causa.
—No. En la causa aparece involucrado con los puestos Adrián Castillo. Nosotros no. Yo voy a demostrar que nada teníamos que ver con eso.

—¿Me va a decir que en La Salada no había mafia?
—Pero afuera. Ya presentamos 92 testigos que van a declarar que Quique Antequera era la cara visible de Urkupiña para adentro. A esa gente todavía no se le tomó declaración. Cuando me entregue, en un rato nomás, voy a presentar más testigos. Nosotros no teníamos relación con los barras.

—¿Y con Aravena, que está preso, me va a decir que no tenía contacto?
—El famoso “manco” Aravena fue dos veces junto a otros barras a la feria Urkupiña para hablar con Antequera y Quique no los atendió. Fue después de los disturbios tan grandes que hubo en los alrededores de la feria en el año 2015. En el medio del pasillo Quique les dijo: “Yo no tengo nada que ver con lo que pasó. Los problemas de afuera los arreglan ustedes afuera”, y nunca los atendió. La segunda vez que fue Aravena fue a pedir plata porque había estado preso y no tenía un peso. Y tampoco lo recibió. La barra se manejaba sola. “Los Chaqueños” se manejaban solos.

—En la causa figura que ustedes apretaban a los puesteros, que les cobraban 600 pesos para dejarlos trabajar…Que les pegaban a las mujeres…
—(Se ríe) Cuando yo asumo como jefe de seguridad de la feria, que a la feria me manda Luis Ávalos, el dueño de Vae-soli, audité la seguridad y detecté los actos de corrupción que ocurrían dentro de las ferias más grandes: Punta Mogotes, Urkupiña y Ocean. Eran tres personas que hacían todo lo que ahora nos endilgan a nosotros que era cobrarles a las mecheras. Cobrar para estacionar. Robarles la mercadería a las mecheras. Liberarles la zona a las mecheras para que roben. Usted no sabe cómo corría la droga entre los vigiladores. Y los delitos que se cometían, como robarles la plata a los pungas y después liberarlos en vez de entregarlos a la policía.

—¿Y quieres hacían o permitían todo eso?
—Los tres principales testigos de la causa: Facundo Coria, que era el jefe de seguridad antes de que llegara yo. Pedro Coria y Miriam Irala. Yo denuncié a estas tres personas ante Ávalos, el dueño de la empresa de seguridad, y esta gente fue despedida e indemnizada como corresponde. Estas personas, a las que les cortamos un negocio fabuloso, son las que hacen las falsas denuncias contra nosotros de la mano de Mónica Frade, la abogada de Lilita Carrió.

Juan Manuel Louzan habla rápido. Contra reloj. Sabe que sus horas en libertad están contadas. Su abogado Lucio de la Rosa pasará a buscarlo para ponerlo a disposición de la fiscalía de Scalera.

Esta no será la primera vez que termine en una cárcel. El 17 de septiembre de 2004 fue detenido, junto a otros dos policías de la Bonaerense –todos estaban en actividad-. Fueron acusados y condenados a 7 años de prisión por secuestrar a la esposa del presunto jefe de una banda de salideras bancarias. Pidieron 5000 dólares de rescate, que no llegó a pagarse. Antes habían paseado a la mujer durante dos horas en un auto y, al ver que la situación se complicaba, la dejaron en libertad.

Louzan, que no recuerda cuánto tiempo estuvo preso, salió en libertad hasta que la condena quede firme, una etapa judicial imprescindible que aún hoy, 13 años después, no ocurrió.

“Esa causa también me la armaron. Estábamos trabajando bien en la zona de Quilmes combatiendo el delito, a los narcos, pero el kirchnerismo, con La Cámpora a la cabeza, nos barrió de la zona”, se defiende molesto por el recuerdo que lo persigue.

—¿Siempre le arman las causas?
—Vamos a probar con mi abogado que en la causa de La Salada no tengo nada que ver. Fue un golpe político armado antes de las elecciones y el fiscal Scalera llevó a cabo una investigación vergonzosa. Me encanta la forma de trabajar de la gobernadora y de Ritondo. Pero en este caso se equivocaron. Fiscal y ministerio inventaron cosas. Yo estoy de acuerdo con la antimafia pero que hagan un trabajo serio.

—Le pregunto otra vez: ¿en La Salada no había mafias?
—Sí. Las mafias que todavía siguen y no somos nosotros. La mafia de los pibes que están tirados en la calle y arrastran a una mujer embarazada para robarle una cartera. Las mafias de los pungas. La mafia de los carteristas, la mafia de las mecheras. Todas mafias que perjudican al pueblo. Todas esas mafias siguen trabajando ahí y los ministros y fiscales no hacen nada.

—A pesar de sus palabras, Antequera, Aravena, Castillo, entre tantos otros y ahora usted, pasarán mucho tiempo presos, y hasta quizás los condenen.
—Sería una injusticia. Le juro que yo no formo parte de ninguna asociación ilícita.

—¿Y también confía en Antequera? ¿Podría asegurar que es un hombre honesto?
—Sí.

Hasta aquí la palabra del flamante preso que tiene la explosiva causa sobre las mafias en La Salada. Ahora es tiempo de que hable la justicia.

INFOBAE

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policial

La mochila de Facundo Castro fue reconocida por su madre

Avatar

Published

on

Cristina Castro también determinó que eran de su hijo los otros elementos, que ahora serán peritados. Faltan su DNI y la tarjeta de débito.
El lugar donde se encontró la mochila, a unos cuatro kilómetros de donde apareció el cuerpo. 

Es un sitio al que sólo los baqueanos pueden llegar solos, el resto necesita un guía. Sin embargo, la zona de rías y canales de Villarino Viejo volvió a ser escenario del “hallazgo” de pescadores que primero encontraron lo que quedó del cadáver de Facundo Astudillo Castro, y el fin de semana pasado una mochila que contenía los documentos y teléfonos celulares del joven de 22 años que había desaparecido el 30 de abril en su camino de Pedro Luro hacia Bahía Blanca, donde nunca llegó. En la mañana de este jueves, su madre, Cristina Castro, y el abogado Leandro Aparicio, estuvieron en la sede de Gendarmería en esa ciudad, donde ante la presencia de testigos abrieron la mochila, cuyo contenido se había mojado. La persona que dio aviso a la Policía Federal de haberla encontrado dijo que se había llevado la mochila a su casa para que no se la llevara la marea.

Sin embargo, en diálogo con Página12, Aparicio explicó que las mareas no llegan hasta ese sitio, salvo en casos de sudestada, pero indicó que las pertenencias de Facundo estuvieron mojadas probablemente por la lluvia. “Estaban los dos teléfonos, el Nokia y el Blackberry, el carnet de conducir, una camiseta de Boca con el número 7, otras remeras negras con partes quemadas, no sabemos si de cigarrillo o qué, un pantalón con manchas que podrían ser de sangre, todo fue reconocido por Cristina”, expresó el abogado, y agregó que el siguiente paso es secar lo más posible las cosas de Kufa, entre las que también había un cepillo de dientes, ropa interior, auriculares, un cargador y una gorra con visera.

El reconocimiento se llevó a cabo en la sede de la Región V de la Gendarmería Nacional, ubicada en avenida Alem al 1300 de Bahía Blanca, donde Cristina Castro observó todos los elementos hallados. A partir de ahora, serán peritados en busca de restos orgánicos de Facundo para poder comprobar científicamente si eran suyas. Los efectivos de Gendarmería procedieron a “abrir todo adentro de un camión aislado, con una testigo adentro y otro testigo en la sala donde estábamos nosotros, que lo vimos por un televisor y a través de una cámara que filmaba”. Aparicio indicó que “lo que se hizo fue mostrarse, no tocarse mucho”, al agregar que mostraron que “un teléfono no tenía chip y que el otro no se podía abrir“. Según se indicó, los efectivos colocaron a los celulares granos de silica para que absorban  la humedad.

El abogado consideró que, a su criterio, la mochila con todos los elementos fueron colocados en el lugar donde fueron hallados “hace un mes: cuando pusieron el cuerpo, pusieron la mochila”. Por otra parte, fuentes judiciales confirmaron que en la mochila no fue encontrado el documento de identidad de Facundo, tal como se había asegurado días después del hallazgo. Cristina Castro señaló que tampoco estaba la tarjeta de débito. Toda esa documentación estaba en un tarjetero que no figura entre los elementos halladfos.

Cangrejal hostil y desértico

Tal como pasó cuando fue descubierto su cuerpo esqueletizado, otra vez fue un sábado al anochecer, otra vez fue un pescador, otra vez en una zona que había sido muy rastrillada. El nuevo hallazgo volvió a golpear a la familia. El domingo fue identificado el lugar y este jueves se procedió a la apertura ante la familia, en tanto el contenido será analizado por los expertos de Gendarmería Nacional de Neuquén y de CABA, respecto de aquellos objetos que la DATIP (Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal), que depende de la Procuración, no pueda peritar, pero los teléfonos sí quedarán en manos de esa dependencia.

“Todo muy raro, como todo en esta causa, otra vez un sábado a la noche, otra vez un pescador”, le dijo Luciano Peretto, el abogado de la madre de Facundo Astudillo Castro a Página/12. El abogado hacía referencia al último y sorprendente giro que tomó la investigación. Tal como había ocurrido el sábado 15 de agosto, hace prácticamente un mes, la Policía Federal de nuevo recibió un llamado de un pescador para avisarles que en la misma zona donde aparecieron los restos esqueletizados de Facundo esta vez habían encontrado una mochila muy parecida a la que llevaba el joven cuando emprendió su viaje a Bahía Blanca.

El hallazgo se produjo en la localidad de General Cerri, a medio kilómetro de las vías del tren y a unos cuatro del lugar donde había sido encontrado su cuerpo. La mochila es del mismo color que la que llevaba Facundo, tenía en su interior dos celulares, “un Nokia de alta gama y un Blackberry”, según describió Peretto. “Sabíamos que tenía esos dos celulares, el Blackberry era del abuelo y tenía puntos, por lo que lo usaba cuando se quedaba sin crédito en el otro. Lo reportamos desde el primer momento en la causa”, amplió el abogado. Consultado acerca de la reacción de la madre del joven al enterarse del hallazgo, el abogaado contó que Cristina Castro señaló que era “rarísimo todo, raro otra vez un sábado a la tarde, un pescador, en cuarentena, los dos celulares en la mochila”, cuando “Facundo siempre los llevaba en el bolsillo”. 

La Policía había dejado trascender que la mochila tenía una doble V o una M, pero este jueves su madre confirmó que es la que llevaba su hijo aquel día. Entre los más cercanos al joven que estuvo 107 días desaparecido crece la incredulidad ante las versiones oficiales. “Para nosotros es imposible que aparezca la mochila con los dos celulares adentro, el celular ese reportó actividad en una antena del centro de Bahía Blanca, por lo que es imposible que haya entrado ahí y vuelto al lugar, no tiene ningún tipo de lógica”, reflexionan en el sentido de que al igual que el esqueleto consideran que fueron plantados.

Otro elemento a tener en cuenta es que desde la incorporación a la causa de los fiscales Horacio Azzolin, especializado en Ciberdelincuencia y subrogante en la Procuraduría ante la Cámara Federal de Bahía Blanca, y Andrés Heim, de la Procuraduría de Violencia Institucional, se había acordado con el fiscal Ulpiano Martínez, muy cuestionado por la madre de Facundo, que la Policía Federal sería apartada y que los peritajes quedarían en manos de la Dirección General de investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP), dependiente del Ministerio Público Fiscal.

Nada de ello fue tomado en cuenta con las últimas novedades, ya que el fiscal Martínez envió a la Federal a tomar contacto con el “pescador” y hacerse cargo de sus descubrimientos. Curiosamente, la zona había sido rastrillada por las fuerzas de seguridad antes de la aparición del cuerpo, y también después, sin que la mochila fuera descubierta.

PAGINA 12

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Policial

Picada mortal: atropellaron y asesinaron a un niño de 6 años en La Matanza

Avatar

Published

on

Ocurrió esta tarde. Taiel Contreras esperaba a cruzar junto a sus padres cuando fue embestido

Así quedó el vehículo del joven que ocasionó el choque que mató al niño de 6 años.

Un niño de seis años murió esta tarde tras ser atropellado por un automóvil que perdió el control en una picada en Gregorio Laferrere. El chico esperaba para cruzar la calle junto a su padres quienes también fueron embestidos, pero se encuentran fuera de peligro. Dos de los conductores quedaron detenidos, uno de los hombres fue acusado de homicidio simple.

Según informaron fuentes judiciales, el hecho ocurrió en la esquina de Ruta 21 y Soldado Sosa, cuando tres hombres a bordo de Volkswagen Bora, un Vento y un Chevrolet Corsa corrían una picada. Así Nahuel Olivera, de 22 años, que manejaba el Corsa, perdió el control del auto y chocó contra un Volkwagen Fox que circulaba con normalidad. Este último, debido a la embestida, impactó contra el niño Taiel Contreras y sus padres, quienes esperaban para cruzar la calleEl chico perdió la vida inmediatamente y quedó tendido en en la calle. El padre sufrió un golpe en la pierna y la madre quedó ilesa.

Los conductores del Bora y del Vento se dieron a la fuga. Olivera, en cambio, se quedó en el lugar en estado de shock por lo que había sucedido. Así un grupo de personas que observaron el hecho comenzaron a arrojarle elementos contundentes a los vehículos que habían chocado.

Tras el incidente, el personal policial detuvo a ambos. La causa quedó a cargo del fiscal Fernando Garate, de la UFI N°1 de Gregorio Laferrere, quien imputó a Olivera por homicidio simple con dolo eventual.

Picadas en Florencia Varela. Picadas en Florencia Varela.

Hace una semana, efectivos de la Comisaría 3° de Florencio Varela de la Policía Bonaerense irrumpieron bajo las ordenes del Juzgado Federal N°1 de Quilmes a cargo del juez Luis Armella en la estación de servicio YPF de Senzabella y la Ruta 36. Llegaron allí tras denuncias de vecinos y una serie de posteos en Facebook que los alarmaron: en plena cuarentena obligatoria, un grupo de personas invitaba a correr un rally clandestino con una “previa” en la estación para beber y tomarse fotos. Los organizadores prometían un recorrido a toda velocidad, cuatro kilómetros a través de Varela y Berazategui en dos rutas distintas. No era la primera vez que lo hacían, ya habían corrido su primera carrera el fin de semana anterior.

La previa había comenzado a la medianoche, con una largada prevista para la 1 de la mañana, pero esta vez ni siquiera pudieron encender sus vehículos. La Bonaerense impidió el arranque de la carrera y aprehendió a cada uno de los presentes, más de 40 en total, jóvenes de hasta 25 años de edad, que luego fueron puestos en libertad. Cuando la Policía los sorprendió, la mayoría ni siquiera llevaba un barbijo o respetaba la distancia entre personas en medio del aislamiento por el coronavirus.

Entre los notificados había al menos tres menores de edad con sus vehículos, según confirmaron fuentes del expediente a Infobae.

Continue Reading

Policial

La alcaldesa de Bogotá calificó como una “auténtica masacre” las muertes en las protestas contra la violencia policial

Avatar

Published

on

Claudia López dijo que lo sucedido es grave, tras reunirse con el presidente Iván Duque y con el procurador general, Fernando Carrillo

FOTOT TAPA : Las protestas en Bogotá (REUTERS/Luisa Gonzalez)

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, calificó este viernes de “auténtica masacre” la muerte de 10 personas en la capital colombiana “en presuntos hechos de abuso policial” que ocurrieron en las violentas protestas de las últimas 48 horas en la ciudad.

Lo que ha ocurrido en las últimas horas es brutal, es grave, es una auténtica masacre de jóvenes en nuestra ciudad. Así como nos duelen las masacres en Nariño, Cauca o el Catatumbo, nos duelen en nuestra ciudad”, expresó López tras reunirse con el presidente Iván Duque y con el procurador general, Fernando Carrillo.

La referencia de López es al más de medio centenar de masacres que han sido perpetradas este año en 17 de los 32 departamentos de Colombia, según datos del Observatorio del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Manifestantes prenden fuego en una calle para bloquear el tránsito de vehículos durante una protesta después de que un hombre, que fue detenido por violar las normas de distanciamiento social, murió al recibir descargas eléctricas sucesivas por dos policías en Bogotá, Colombia, 11 de septiembre, 2020.. REUTERS/Luisa GonzálezManifestantes prenden fuego en una calle para bloquear el tránsito de vehículos durante una protesta después de que un hombre, que fue detenido por violar las normas de distanciamiento social, murió al recibir descargas eléctricas sucesivas por dos policías en Bogotá, Colombia, 11 de septiembre, 2020.. REUTERS/Luisa González

BALANCE DE LAS PROTESTAS

Las manifestaciones desatadas por la muerte de Javier Ordóñez, un hombre de 46 años que fue sometido con brutalidad por dos policías en el barrio Santa Cecilia, en el occidente de la ciudad, se han esparcido por todo el país y dejan hasta el momento 13 fallecidos, 10 de ellos en Bogotá y 3 en la vecina localidad de Soacha.

La alcaldesa López señaló que desde el miércoles 72 ciudadanos han sido heridos por armas de fuego en Bogotá y que “hubo uso indiscriminado de armas por parte de algunos miembros de la Policía Nacional” para controlar las manifestaciones que se tornaron violentas.

Hubo actos vandálicos también. Reconocemos la justa indignación y protesta de la ciudadanía, pero también por supuesto hay intereses y actos criminales. No se queman 15 buses de Transmilenio por jóvenes exaltados, ni se incendian ni vandalizan 45 CAI (Comandos de Atencion Inmediata de la Policía) por indignación, sino por manos criminales”, añadió.

Igualmente señaló que se han documentado “119 denuncias de abuso policial en 48 horas”, mientras que la cifra en lo que iba del año era de 141.

El presidente de Colombia, Iván Duque (Europa Press)El presidente de Colombia, Iván Duque (Europa Press)

REUNIÓN CON DUQUE

La brutalidad policial que causó las protestas y la ocurrida durante las manifestaciones ha puesto sobre la mesa una iniciativa para que esa institución sea reformada y pase de depender del Ministerio de Defensa al de Interior.

En ese sentido, López llevó a la reunión con Duque una propuesta para “que se reconozca de una vez por todas que la Policía debe ser un organismo civil, que no tengan ni formación, ni operación, ni fuero militar, sino que sea un organismo civil que responda ante la ciudadanía y ante la justicia ordinaria”.

“El señor presidente dice que él descarta el plan, esa reforma. Yo lo lamento mucho porque creo francamente que se necesita. Pero le agradezco al procurador, que me ha dicho que va a examinar la probabilidad de convocar una reforma interinstitucional (…) para proponerle al Congreso esa reforma”, añadió.

López dijo además que tanto a Duque como Carrillo les entregó cerca de hora y media de grabaciones de video “donde se muestra con claridad a miembros de la fuerza pública disparando indiscriminadamente en diferentes barrios de Bogotá”.

La alcaldesa también los invitó a un acto de reconciliación y perdón este domingo para “reconstruir la confianza entre todos, respetando los derechos y los deberes de los ciudadanos y las instituciones, para que retomemos el propósito de vivir en una ciudad en paz”.

“He invitado al presidente a que participe en ese acto de reconciliación y perdón con nuestros jóvenes y ciudadanía. No es destruyendo la vida de nuestros jóvenes como va a salir adelante Bogotá ni Colombia, es reconstruyendo la confianza, es la acción ciudadana no violenta, la que puede recobra la confianza”, expresó.

(Con información de EFE)

FUENTE : INFOBAE

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Más Vistas