Connect with us

Noticias

Coronavirus en Argentina: dos extranjeros aislados en la cárcel de Ezeiza generaron pánico entre los presos

Avatar

Published

on

Aunque lo necesiten, los reclusos no quieren acercarse al hospital de la unidad. Los aislamientos existieron, pero ya se comprobó que no se trató de infecciones con COVID-19.

 

“Estamos mal porque hay dos italianos, que deben ser del modulo 5 de extranjeros, que  tienen coronavirus y están internados en el hospital de la cárcel. Por eso nadie quiere ir a atenderse. El coronavirus ya llegó al penal”, le dijo angustiado a Clarín un preso alojado en el Complejo Penitenciario de Ezeiza.

“Ese es el rumor que se corre acá. Si tenés que ir a sacarte una muela no vas al HPC (Hospital Penitenciario Central) por miedo a contagiarte. Preferís no ir y además en el pabellón los compañeros te lo prohíben. Porque imaginate: vos vas, te contagias y lo llevas al pabellón. No sabés qué puede pasar”, agregó el preso cuya identidad no será revelada y según el cual un compañero con un fuerte golpe en la espalda prefirió que le mandaran un analgésico inyectable antes de salir del pabellón.

Paranoia, miedo, decenas de pedidos de excarcelaciones a los jueces de Ejecución Penal, reclamos de los abogados para lograr las prisiones domiciliarias de sus clientes, extradiciones ya concedidas que debieron abortarse por la pandemia y el cierre de fronteras. El COVID-19 generó todo tipo de reacciones en la Justicia Penal y aún más en las cárceles, donde hasta la propia población aceptó (y en algunos casos hasta pidió) que se restringieran las visitas de sus familiares.

El dato de los dos italianos enfermos del HPC fue chequeado para esta nota. No era cierto. Es más, al menos hasta el momento no hay casos confirmados de coronavirus en las unidades del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Los dos italianos del modulo 5 no existían. Sin embargo, algo por el estilo (aunque infinitamente más leve) sí había ocurrido con dos presos extranjeros: un italiano extraditado de su país por una causa de trata de mujeres para explotación sexual, y un chileno que llegó con un cargamento de éxtasis al Aeropuerto Internacional de Ezeiza en un vuelo procedente de España que había hecho escala en Santiago de Chile.

En un ambiente cerrado como el de una cárcel, un dato, una fake newsse amplifica hasta límites insospechados. La paranoia y la desconfianza son materia de todos los días y el coronavirus tiró más nafta a un ambiente de por sí bastante combustible.

He aquí la historia de los dos presos aislados, que pasaron la cuarentena en el HPC, dieron negativo al reactivo de coronavirus, pero encendieron las alarmas de la población carcelaria de Ezeiza.

Drogas y trata

El pasado 4 de marzo, un joven chileno fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con seis kilos de pastillas de éxtasis. El caso quedó a cargo del Juzgado en lo Penal Económico número 11 y el chileno marchó preso acusado de contrabando de estupefacientes. Pero la cosa no sería tan sencilla.

Aunque había subido al avión en Santiago de Chile, el vuelo originalmente venía de España, un país donde el coronavirus ya estaba comenzando a hacer estragos. Así que, por protocolo, el chileno no solo quedó detenido, sino que también aislado en el HPC. Allí ya lo esperaba un italiano, también protocolizado.

Tal como estaba previsto, en los últimos días de febrero llegó al país extraditado desde Italia Giuseppe Arcidiacono. Aquí debía responder por integrar junto a su hijo y una mujer reclutadora una organización dedicada a engañar chicas por Facebook y llevarlas a Italia, donde eran forzadas a prostituirse.

El caso que lo involucra tuvo mucha repercusión y explotó en mayo de 2018. Por entonces, su hijo Lorenzo —conocido en el ambiente del fútbol por intervenir en ventas de futbolistas a Italia— y una mujer que se hacia pasar como agente de relaciones publicas en Palermo cayeron detenidos por mandar a jovenes a argentina a Italia con promesas de éxito y buenos trabajos.

Una vez en Europa, Giuseppe iba a buscarlas al aeropuerto y les informaba que debían pagar los pasajes, les retenía el pasaporte y las forzaba a prostituirse para pagar sus “deudas”.

Por esta acusación Arcidiacono padre llegó a la Argentina la ultima semana de febrero y enseguida empezaron los problemas cuando lo alojaron en la Unidad 29 de los Tribunales de Comodoro Py. El revuelo por tenerlo allí y el miedo al coronavirus hizo que lo trasladaran con protocolo de cuarentena al Hospital Penitenciario Central de Ezeiza, donde comenzo a correr el rumor que tenía coronavirus.

Finalmente , luego del aislamiento y el resultado negativo del test, el italiano logró que la Justicia federal le concediera la prisión domiciliaria debido a su edad y sus problemas del corazón. El se fue de la cárcel el viernes, pero el miedo de los presos quedo dando vuelta por los pabellones.

Virginia Messi

FUENTE : CLARIN

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Miles de jubilados se agolpan ante los bancos argentinos y se exponen a un contagio masivo

Avatar

Published

on

Indignación popular por la falta de previsión en el pago de pensiones
FOTO : Cientos de pensionados y beneficiarios de planes sociales hacen fila frente a un banco de la ciudad argentina de Córdoba, este viernes.TELAM

¿Qué es lo peor que se puede hacer en plena pandemia? Sin duda, aglomerar a miles y miles de ancianos durante horas. Y eso es lo que se hizo el viernes en Argentina. Por una falta de previsión asombrosa, una gran cantidad de jubilados se apiñó ante las sucursales bancarias de todo el país para cobrar su pensión. Fue un desastre que expuso al contagio a las personas de mayor riesgo y redujo sustancialmente los efectos positivos del estricto confinamiento impuesto desde el 20 de marzo.

El presidente Alberto Fernández hizo saber que estaba furioso y desde medios gubernamentales se señaló como responsables al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y al director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli. El abogado y Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, exigió la dimisión inmediata de Vanoli y del secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi. El secretario del gremio sindical La Bancaria, Sergio Palazzo, también fue señalado. Los hechos del 3 de abril parecían destinados a convertirse en un hito negativo dentro de la crisis del coronavirus en Argentina.

Las oficinas bancarias se cerraron hace ya dos semanas, en cuanto se decretó el confinamiento. Algunos empleados siguieron acudiendo a sus puestos para mantener la actividad imprescindible, pero el sindicalista más poderoso del sector, Sergio Palazzo, impuso que no se atendiera al público: quería minimizar el riesgo de contagio para los afiliados a La Bancaria. Desde entonces, la población tuvo que manejarse solamente con los cajeros automáticos.

Llegados al final de marzo, el cobro de salarios y pensiones motivó largas filas ante los cajeros. Para muchos jubilados, poco habituados a operar con tarjetas y pantallas, retirar su dinero se convirtió en un suplicio. Para otros, que habían perdido la tarjeta o la contraseña o no las habían tenido jamás, se convirtió en una tarea imposible. Con el fin de reducir las aglomeraciones, el Gobierno decidió que los bancos abrieran el viernes, día 3. Empezaban a solaparse el cobro de las pensiones (siete millones de jubilados), de las ayudas por hijo o embarazo (2,4 millones de beneficiarios) y de los 10.000 pesos concedidos como Ingreso Familiar de Emergencia a más de 11 millones de personas.

Ocurrió lo que ocurrió. Algunos pensionistas comparecieron ya la víspera, dispuestos a pasar la noche ante la puerta del banco. Era casualmente la noche más fresca del incipiente otoño austral. Al amanecer ya había largas filas. Pesó probablemente el recuerdo del “corralito” de 2001-2002, cuando entre los argentinos quedó impresa la convicción de que el último en llegar no cobraría. Cuando abrieron las oficinas, a las 10 de la mañana, los empleados apenas lograban ordenar el ingreso en los locales y las distancias de seguridad se reducían a centímetros. Las imágenes difundidas por televisión eran devastadoras. “Quieren que nos muramos para ahorrarse nuestras pensiones”, gritaba una mujer. Algunos se desvanecían por el cansancio. En localidades como Villa Gesell, provincia de Buenos Aires, la municipalidad llevó sillas y agua. En la Casa Rosada se encendieron todas las alarmas.

El presidente Alberto Fernández, que impuso el confinamiento y paralizó la economía de un país en recesión cuando la pandemia apenas había llegado a Argentina, proclamó esta semana que estaba dispuesto a tomar cualquier medida necesaria para proteger la salud de sus conciudadanos, en especial los más débiles ante la infección, es decir, los ancianos. “Somos un ejemplo para el mundo”, proclamó. En unas horas, toda esa prudencia se derrumbó por una cadena de errores.

Según una reconstrucción efectuada por el medio digital Infobae, a las 8 de la mañana el presidente telefoneó al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, para ordenarle que los bancos abrieran también el sábado y el domingo. Pesce, a su vez, telefoneó al sindicalista Sergio Palazzo para comunicarle la decisión. Palazzo se había opuesto hasta el último minuto a la apertura al público de las oficinas, por miedo al contagio de los trabajadores bancarios. Palazzo recibió poco después una llamada del propio presidente, quien le acusó de ser el causante de las aglomeraciones. Según otras fuentes citadas por Clarín, Alberto Fernández amenazó a Palazzo con incluir la banca en la lista de servicios esenciales y obligar a sus trabajadores a abrir cada día.

El director de la Anses, Alejandro Vanoli, fue otro de los culpados. A media mañana, cuando las redes sociales hervían ya de indignación, Vanoli dio vagas explicaciones al canal informativo TN: “No quiero entrar en quién tiene la culpa, es una situación compleja en la que hay que elegir cuál es el menor de los males”. “No se verían largas colas si los jubilados pudieran entrar en los bancos”, añadió, como si aglomerar dentro fuera mejor que aglomerar fuera. Y recordó que la Anses había pedido que solo acudieran a los bancos “los jubilados que tuvieran la necesidad imperiosa de hacerlo de forma presencial”.

https://elpais.com/

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Noticias

Científicos rusos crean un líquido que elimina el coronavirus en superficies y en el aire

Avatar

Published

on

Científicos rusos crean un líquido que elimina el coronavirus en superficies y en el aire

Los científicos del Centro de Innovación Skólkovo de Rusia han encontrado una forma de combatir bacterias, hongos y virus que también puede ser efectiva contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, informa el diario Izvéstiya.

Se trata de agua tratada con plasma frío que puede ser usada para procesar máscaras y supercicies, como para pulverizar en el aire. Este liquido, bautizado como Magnaril, detruye las proteínas y, al secarse, no queda nada en la superficie tratada, explican los expertos rusos.

La tecnología consiste en una instalación que produce plasma frío, un gas que contiene partículas cargadas y no cargadas y que ingresa al agua simple. Después, los átomos pierden parte de los electrones y, como resultado, ya no pueden conectarse a la molécula de H2O. Esto lleva a la aparición de varias formas de oxígeno e hidrógeno que destruyen los virus.

Según destaca el medio, el líquido es seguro para los humanos y resulta barato de producir.

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.

FUENTE :RT

Continue Reading

Noticias

Nunca faltan «vivos» que se aprovechan de las emergencias

Avatar

Published

on

La Anses presentó cinco denuncias penales ante la Justicia para que investigue intentos de estafar a potenciales beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en distintos puntos del país.

 

De acuerdo con denuncias informadas por la Anses, falsos empleados del organismo ofrecieron supuestas ayudas para cobrar el beneficio del IFE, por 10.000 pesos en abril, cuando se trata de un trámite personal y gratuito que no requiere realizar pago alguno.

Estos supuestos gestores o intermediarios fueron detectados en Misiones, Tierra del Fuego, La Plata, Salta, Berazategui y Ostende, en la provincia de Buenos Aires.

Pretendían obtener datos de cuentas bancarias de beneficiarios del IFE o cobrar un canon para facilitar los trámites, simulando ser agentes del organismo.

La Dirección de Asuntos Penales, Investigaciones y Sumarios de la ANSES tomó intervención al conocer las denuncias formuladas por beneficiarios sobre estos intentos delictivos que podrían tipificarse como estafa, de acuerdo con el organismo.

Todas estas denuncias se presentaron ante la misma sede judicial, el Juzgado Criminal y Correccional 9 a cargo de Luis Rodríguez.

Continue Reading

Más Vistas