Connect with us

Economia

Coronavirus en Argentina: el riesgo país sube más del 4% y caen los bonos

Avatar

Published

on

El índice que elabora el JP Morgan alcanza los 4.238 puntos básicos. Se da en medio de otra jornada de desplome generalizado.

Argentina no es inmune a la caída global de los mercados. (AP)

En el marco del feriado puente que rige en la Argentina, los bonos locales que cotizan en Wall Street lo hacían con caídas de hasta el 4% en el Bonar 2024; de 3,9% en el Bonar 2037; y de 1,9% en el Bono a Cien Años.

Respecto del cierre del viernes, día en que había registrado una leve baja después de varios días, el riesgo país argentino subía 233 puntos en las primeras operaciones del día. El indicador se basa en el diferencial entre las tasas que pagan títulos argentinos y papeles similares de los Estados Unidos.

La semana comenzó con un nuevo desplome generalizado de los mercados alrededor del mundo, que siguen sufriendo por la expansión global de la pandemia de coronavirus.

Las principales bolsas europeas reducen las pérdidas del inicio de la sesión animadas por la decisión de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed) de adquirir un monto ilimitado de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas para sustentar los mercados financieros ante el coronavirus.

Este esfuerzo “agresivo” de la Fed ha devuelto el optimismo a los índices estadounidenses, cuyos futuros apuntaban hoy fuertemente a la baja, y, como consecuencia, las plazas europeas van poco a poco reduciendo las pérdidas de la apertura, que han llegado a superar el 4 %.

A las 13:15 GMT, Milán cedía el 0,33 %; París, el 0,53 %; Fráncfort, el 0,68 %; Londres, el 1,52 %; y Madrid, el 2,03 %.

En EE.UU., donde la pandemia se extiende rápidamente, la Fed ha aumentado sus esfuerzos para hacer frente a la crisis del coronavirus, mientras que, en Europa, el Consejo de Ministros alemán ha aprobado hoy también un presupuesto suplementario de 156.000 millones de euros, el mayor desde la II Guerra Mundial.

A esta hora, el precio de crudo Brent, el de referencia en Europa, reduce las caídas iniciales al 2,63 %, hasta los 26,29 dólares.

 

FUENTE : CLARIN

FOTO TAPA : AGFENCIA AJN

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economia

El hambre se ensaña con las villas miseria de Argentina por la pandemia

Avatar

Published

on

La cuarentena obligatoria es imposible en esos barrios pobres donde miles de trabajadores dependen de los subsidios estatales
FOTO : Vista general de la villa 31, en Buenos Aires, Argentina.NATACHA PISARENKO / A

A las cuatro de la tarde, en la 31, hay niños que juegan en las plazas y corren por sus pasillos estrechos y llenos de cables. En la villa miseria más céntrica de Buenos Aires, las familias están sentadas en la puerta de su casa a medio construir, bajo la autopista. Las personas se abrazan por la calle y otras cuchichean o se ríen, sin respetar el metro y medio de distancia social. Hay pequeñas tiendas de ropa, peluquerías, ferreterías y restaurantes abiertos. No hay silencio, suena cumbia. A dos semanas de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno argentino por el coronavirus, a simple vista parece que en este barrio de 65.000 habitantes la vida transcurre con normalidad, pero no es así.

A las cuatro de la tarde, en un día laborable de abril, los niños de la villa 31 estarían aún en la escuela y muchos de sus padres y madres habrían salido a trabajar. Ahora, en cambio, la policía solo deja que abandonen el barrio por motivos de fuerza mayor o si realizan tareas consideradas esenciales y han tramitado un permiso oficial.

“Acá la idea no es quedate en tu casa, si no quedate en tu barrio, porque en espacios como estos las casas no pueden brindar un cobijo real y la circulación está en la calle”, dice la trabajadora social Carina Corvalán. Esta es la estrategia para evitar que el coronavirus ingrese en zonas vulnerables y cause estragos en una población que vive hacinada y con acceso deficitario a los servicios de salud.

Algunos residentes de la villa 31 usan mascarillas como prevención ante el coronavirus. M.C
Algunos residentes de la villa 31 usan mascarillas como prevención ante el coronavirus. M.C

En estos días, los residentes de la villa 31 están más preocupados por la súbita disminución de ingresos provocada por el freno económico que por la pandemia. Son muy pocos los que tienen un empleo formal que les permita trabajar desde casa o que les mantenga la nómina. Abundan, en cambio, los peones de la construcción, personal de cocina, de limpieza, cuidadores, vendedores o repartidores. Todos se han quedado sin empleo de un día para otro debido a la crisis sanitaria.

La paralización de la economía informal ha vaciado de clientes los pequeños negocios del barrio. Solo hay largas filas frente al banco, donde se depositan los subsidios estatales, y en la sede del Ministerio de Educación porteño, ubicada en el barrio, que reparte bolsas de comida para los alumnos de escuelas públicas de la zona. Un poco más tarde, las colas se trasladan a las puertas de los comedores populares, que sirven meriendas y cenas gratuitas.

La Fundación El pobre de Asís acaba de reabrir después de una semana y media cerrada para reorganizar el espacio de acuerdo a las medidas de prevención ante la Covid-19. Martín y Soledad, una pareja de treintañeros con dos hijos a cargo, esperan con un tupper en la mano a que comiencen a servir el guiso de lentejas y arroz. Él trabajó como ayudante de cocina hasta mediados de marzo; ella trabajaba como empleada doméstica. Ambos confían en recuperar sus trabajos cuando se reanude la actividad, pero hasta entonces no tienen dinero para comprar alimentos. En los últimos días, solo cenaron mate cocido —la infusión más popular de Argentina— y galletas.

Yamila Caballero, de 22 años, también depende de los comedores comunitarios. La cuarentena dejó en suspenso su trabajo como repartidora en una panadería de Recoleta, uno de los barrios más acomodados de la ciudad, separado de la villa 31 por vallas y vías de tren. Sus últimos ahorros los usó para comprar alimentos para su madre, de 65 años, recién operada de la vesícula. “Anoche me acosté sin cenar, pero a las tres de la madrugada no aguantaba más el hambre y abrí el último paquete de salchichas que guardaba para mi mamá. Me comí tres. Hoy me levanté tarde para no desayunar e ir directa a conseguir almuerzo”, cuenta Caballero.

Una voluntaria del comedor comunitario la Fundación El pobre de Asís reparte la cena en la villa 31 de Buenos Aires. M.C
Una voluntaria del comedor comunitario la Fundación El pobre de Asís reparte la cena en la villa 31 de Buenos Aires. M.C

Aunque la joven lamenta haberse quedado sin salario, admite que desde que se enteró de los primeros casos de coronavirus en Argentina le estresaba su trabajo por miedo a contagiarse y a transmitírselo a su madre. “Por suerte, si tenía que subir a algún departamento, siempre me mandaban por el ascensor de servicio. Porque, viste, ahora parece que es más peligroso tocar a un cheto (pijo) que a un pobre”, dice con una sonrisa mientras su lengua juega con el piercing que tiene en el labio. Coincide con ella Carmen, una de las voluntarias del comedor. Madre de 17 hijos y abuela de 10, cree que en estos días quien sale de casa para trabajar “se la juega” porque se expone a contagiarse.

A fines de 2019, un 35,5% de la población argentina era pobre y la cifra aumentará cuanto más se alargue la emergencia sanitaria. Los 10.000 pesos extraordinarios (150 euros) que repartirá este mes el Gobierno entre las familias más necesitadas no son suficientes para garantizar comida, ropa y techo. Muchos inquilinos ya han comunicado a los dueños de las pequeñas casillas que alquilan que no les pagarán mientras se mantenga la cuarentena. Otros racionan al máximo el gas porque no pueden pagar una nueva garrafa y comienzan a acumular múltiples deudas.

“Están robando como nunca, hasta comida. El otro día robaron una olla de la cocina”, cuenta Óscar, quien duerme en un sofá-cama en el local de la fundación, a escasos metros de la mesa donde se sirven meriendas y cenas. Enfrente hay abierta una pizzería, pero el local no recibe ni un solo pedido. Niños y mujeres tienen prioridad en el reparto del guiso de lentejas, que se termina en menos de diez minutos. Las voluntarias del comedor usan guantes y se saludan con el codo, pero su mayor preocupación hoy es cómo sortear el alza del precio de los alimentos y aumentar el número de raciones para el siguiente día.

https://elpais.com/

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Economia

Wall Street se desploma después de que EE.UU. se convirtiera en el país con mayor número de infectados con coronavirus

Avatar

Published

on

Tras unas sesiones en verde, los principales índices de Wall Street han caído este viernes en la apertura de la Bolsa.

De esta manera, el Dow Jones perdió 951,5 puntos (el 4,22 %) y llegó a los 21.600,67 puntos. Por su parte, el Nasdaq cayó 254,67 puntos (el 3,27 %), hasta los 7.542,87, mientras que el S&P 500 bajó en 91,21 puntos (el 3,47 %), situándose en 2.538,86 puntos.

El desplome se registra después de que Estados Unidos, con 82.404 casos positivos, se convirtiera en el país con el mayor número de infectados con coronavirus en el mundo, seguido por China (81.828) e Italia (80.589).

Explicando la causa por la que EE.UU. pasó a encabezar esa lista, el mandatario estadounidense, Donald Trump, sugirió que esto se debe a la gran cantidad de pruebas realizadas en su país. “Creo que se debe a nuestras pruebas. […] Sometemos a pruebas a un número tremendo de personas”, dijo Trump.

Este jueves, el Senado de EE.UU. aprobó un proyecto de ley de estímulo de dos billones de dólares con el objetivo de impulsar la economía del país en medio del brote de coronavirus.

El paquete prevé destinar 500.000 millones de dólares a las industrias más afectadas por la pandemia y una suma similar para realizar pagos directos de hasta 3.000 dólares a las familias estadounidenses. Asimismo, incluye 350.000 millones de dólares en préstamos para pequeños negocios, 250.000 millones de dólares de ayuda al desempleo y 75.000 millones de dólares para hospitales.

Las solicitudes semanales de desempleo en EE.UU. alcanzan 3 millones

La cantidad de solicitudes de desempleo que presentaron los estadounidenses alcanzó el récord de más de 3 millones la semana pasada, debido a las medidas estrictas para contener la pandemia de coronavirus, que incluyen el cierre de negocios.

El Departamento de Trabajo de EE.UU. informó el jueves sobre un número récord de solicitudes de desempleo situado en 3,28 millones. El número rompe la marca de todos los tiempos de 695.000, registrado en octubre de 1982.

Mientras tanto,el presidente de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed), Jerome Powell, declaró este jueves que la economía de su país “podría estar en recesión“.

“Pero apuntaría a la diferencia entre esta y una recesión normal. No hay nada fundamentalmente malo con nuestra economía. Muy por el contrario. Empezamos desde una posición muy fuerte”, destacó.

Jerome Powell declaró que EE.UU. vive “una situación única”, cuando las autoridades piden a los ciudadanos cerrar sus negocios y quedarse en casa. “En un momento dado, tendremos al virus bajo control y la confianza regresará”, precisó.

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.

FUENTE : RT

Continue Reading

Economia

“Aparte del coronavirus, el mundo se enfrenta a la pandemia de la emisión de moneda”

Avatar

Published

on

El problema del sistema financiero mundial reside en el dólar y de ahí todo el caos que estamos viviendo en la actualidad, aparte de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, afirman los presentadores del programa.

También critican las medidas adoptadas por la Reserva Federal de EE.UU. y los principales bancos centrales del mundo para contrarrestar la actual crisis emitiendo más moneda, pese a que el mercado de la deuda “se está viniendo abajo“. El mundo se enfrenta a una “pandemia paralela, que no es otra que la pandemia de la emisión de moneda”, señala Stacy.

“El mercado de deuda ha tocado techo” y ha empezado a desplomarse a gran velocidad, afirma por su parte Max. “El problema está en la Reserva Federal y en el resto de bancos centrales, que no dejan de emitir moneda”, y mientras sigan optando por esa receta, no cabe sino esperar más “catástrofes financieras“, advierte.

“Un pequeño repunte antes del gran desplome”

En cuanto al dólar estadounidense, cuyo precio se ha disparado en las últimas semanas respecto a las demás divisas, el invitado de esta ocasión, Alasdair MacLeod, pronostica que esa subida “no es más que un pequeño repunte antes del gran desplome”.

Asimismo, MacLeod rechaza la tesis de que la caída del precio del petróleo haya provocado una escasez de dólares, y que esto por consiguiente disparara el valor de la divisa estadounidense. “No creo que lo del dólar tenga nada que ver con lo del crudo, que es un tema independiente, aunque igual de importante, sobre todo teniendo en cuenta el efecto que tendrá en el sector del petróleo de esquisto, en el que intuyo que pueden empezar a producirse importantes quiebras“, estima el invitado.

FUENTE : RT.COM

Continue Reading

Más Vistas