Connect with us

Noticias

De vendedor de flores a millonario constructor: el sospechoso crecimiento patrimonial de Genaro Aversa, el yerno de Julio Grondona

Avatar

Published

on

Cómo hizo su fortuna Genaro Aversa, esposo de Liliana, la única hija mujer de “Don Julio”. Sus cuentas en un banco suizo, sospechadas por la Justicia de los Estados Unidos en el marco del escándalo conocido como FIFA Gate

Los detalles del entramado de corrupción del caso conocido vulgarmente como FIFA Gate que salieron a la luz a partir de la declaración del imputado arrepentido argentino Alejandro Burzaco, ex CEO de la empresa Torneos, no dejan de sorprender. En su presentación ante la Justicia de los Estados Unidos, el empresario identificó con nombre y apellido a diferentes personas que habrían formado parte de la trama de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, entre ellos el del ex presidente de la AFA, Julio Grondona, y el de su yerno, Genaro Aversa, protagonista de una historia particular.

Aversa, nacido el 20 de diciembre de 1959, era un vendedor de flores de a pie, sencillo, humilde. Su capacidad económica no le permitía grandes lujos sino todo lo contrario. Debía en parte a la suerte la posibilidad de tener dinero para la supervivencia diaria. Un día, sin embargo, supo detectar la posibilidad de un futuro mejor. Fue cuando conoció a Liliana Nélida Grondona, la única hija mujer del ex titular del fútbol argentino.

Liliana Grondona, en una de sus escasas apariciones públicas, en un acto en el club Crucero del Norte

Liliana Grondona, en una de sus escasas apariciones públicas, en un acto en el club Crucero del Norte

Luego de un tiempo de novios, Genaro le propuso matrimonio a Liliana y esta dio el sí. El hombre pasó, desde entonces, de aquellas horas de padecimiento a la espera de que algún romántico comprara sus flores a un, valga el juego de palabras, floreciente empresario, convertido hoy en millonario.

El hilo conductor tiene, sin embargo, algunos nudos. Es que dos de las cuentas sospechadas de haberse utilizado para el pago de coimas mencionadas por Alejandro Burzaco están a nombre de Genaro Aversa y Pablo Umberto Aversa, este último hijo del ex vendedor callejero y Liliana Grondona.

¿Cómo hizo su fortuna?

Al ingresar al círculo íntimo de la familia Grondona, Aversa se involucró en el mundo de la construcción. Allá por 1997 su nombre apareció en la masa societaria de Conenar, una empresa de esa rama que el ex presidente de la AFA había creado junto a una pujante familia de Avellaneda de apellido Fernández Prieto.

Mediante la firma se llevaron a cabo cantidad de emprendimientos inmobiliarios: el prestigioso edificio Terrazas del Dique, segundo edificio construido en Puerto Madero. Más tarde concretaron el Terrazas de Puerto Madero, un complejo de 377 departamentos cuyos valores empiezan desde 200 mil dólares. La empresa Conenar también llevó a cabo, entre otros proyectos, la construcción del complejo Terrazas del Yacht, allí donde Julio Grondona vivió los últimos años de su vida.

(NA)

(NA)

Genaro Aversa había encontrado su oficio. En 2002 fundó su propia empresa, Constructora Deportiva SA, y el éxito no tardó en llegar. En 2003 fue beneficiado con la licitación para la construcción del estadio de Arsenal de Sarandí, inaugurado en 2004 y denominado, cómo no, Julio Humberto Grondona. El yerno de Don Julio fue luego, en el periodo 2012-2015, tesorero de la institución.

Más tarde montó el predio de Real Arroyo Seco. Aquel paso terminó con sus primeros problemas con la Justicia. Es que el dueño de la finca, el ex candidato a presidente del club Athletic Arroyo Seco, Daniel Gorosito, de muy cercana relación con Grondona, terminó siendo condenado por narcotráfico luego de que una fiscal federal de Rosario lo acusara por el despacho de una carga de 762 kilos de droga hallada en Bilbao, España, en 2010. Una vez acorralado por la ley, aquel declaró que “Aversa era testaferro, o como quieran llamarlo, de Julio Humberto Grondona”.

Las cuentas de Genaro

Los problemas de Aversa con la Justicia se profundizaron cuando se detectaron dos cuentas a su nombre en el banco Julius Baer de Zürich, Suiza, que eran operadas por Jorge Arzuaga, un banquero argentino que en junio pasado confesó haber participado de un circuito de coimas en bancos de Argentina y el exterior, en las que involucró a Julio Grondona.

En una de las mencionadas cuentas, hoy investigadas por la Justicia de los Estados Unidos, se encontraron fondos por USD 1.046.000 millones.

Pablo, el nieto de Don Julio

Antes de partir, Grondona se encargó de garantizar el buen pasar de su familia. Fue su nieto Pablo, el hijo de Genaro Aversa y Liliana Grondona, quien continuó los negocios agropecuarios que antes manejaba su abuelo. Es desde la muerte del ex titular de la AFA, el 30 de julio de 2014, quien maneja el famoso tambo de Brandsen y fundador del haras La Pesadilla, sito sobre la ruta 58 en la localidad de Loma Verde.

Hoy uno de los nombres que mayor impacto genera a partir de la declaración de Alejandro Burzaco es el de Julio Grondona. El crecimiento patrimonial de su círculo íntimo, sin embargo, no deja de sorprender. El caso del modesto vendedor de flores Genaro Aversa, es más que elocuente.

Infobae

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias

Rosario hizo punta con una modalidad propuesta en Mardel Redacción Coronavirus • Desta

Avatar

Published

on

El Concejo Deliberante sesionó en forma virtual. Hace pocos días las concejales Mantero y Morro presentaron un proyecto similar en esta ciudad. Hora de volver al trabajo.

El gobierno de la ciudad no sabe de pandemias. Y más allá de los esfuerzos del Ejecutivo y de la buena voluntad del Legislativo para facilitar, vía decretos de la presidencia del HCD, el arsenal normativo que vaya siendo necesario para avanzar, lo cierto es que la urgencia por normalizar institucionalmente el funcionamiento del municipio se hace cada vez más evidente.

Así parece haberlo entendido la dirigencia rosarina.  El Concejo Municipal de esa ciudad superó con éxito la primera sesión virtual de la provincia de Santa Fe. La tarea no fue fácil y necesitó un arduo trabajo de técnicos y legistas para garantizar la legalidad de la jornada.

Primero había que asegurar que la sesión fuese pública, como es obligatorio, lo cual se resolvió rápidamente con la transmisión por YouTube que se podía seguir desde la página web del propio Concejo.

La otra radicaba en la forma de votación, una cuestión fundamental si las hay. Para tal fin se descartó la votación general y se implementó la nominal. Para dejar constancia del resultado, además de la presidenta del cuerpo, y los secretarios administrativo y parlamentario un escribano dejaba constancia del voto de cada concejal que se emitía por la plataforma Zoom. Y como forma de asegurar lo que allí se decía, después de muchos años volvieron los taquígrafos a desarrollar su trabajo en un cuerpo legislativo.

¿Qué motivo puede esgrimirse para no imitar en General Pueyrredón este ejemplo?. El proyecto de las concejales Paula Mantero y Mercedes Morro ya está presentado, puede ser aprobado en Labor Deliberativa e implementado rápidamente para que, en pocas horas, el Concejo Deliberante pueda estar sesionando «con normalidad» y cerrando el círculo de la institucionalidad en un distrito ávido de respuestas y soluciones.

No es bueno que en la emergencia decrezca el funcionamiento de los poderes tal cual lo indica la Constitución. A la necesidad de equilibrios se suma la de proyectar sobre los ciudadanos una imagen de normalidad que termine por convencerlo que las instituciones están por encima de las urgencias.

Y la tecnología nos permite hoy que nada ocurra cuando todo ocurre. Manos a la obra…

FUENTE : LIBRE EXPRESION

Continue Reading

Noticias

Miles de jubilados se agolpan ante los bancos argentinos y se exponen a un contagio masivo

Avatar

Published

on

Indignación popular por la falta de previsión en el pago de pensiones
FOTO : Cientos de pensionados y beneficiarios de planes sociales hacen fila frente a un banco de la ciudad argentina de Córdoba, este viernes.TELAM

¿Qué es lo peor que se puede hacer en plena pandemia? Sin duda, aglomerar a miles y miles de ancianos durante horas. Y eso es lo que se hizo el viernes en Argentina. Por una falta de previsión asombrosa, una gran cantidad de jubilados se apiñó ante las sucursales bancarias de todo el país para cobrar su pensión. Fue un desastre que expuso al contagio a las personas de mayor riesgo y redujo sustancialmente los efectos positivos del estricto confinamiento impuesto desde el 20 de marzo.

El presidente Alberto Fernández hizo saber que estaba furioso y desde medios gubernamentales se señaló como responsables al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y al director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli. El abogado y Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, exigió la dimisión inmediata de Vanoli y del secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi. El secretario del gremio sindical La Bancaria, Sergio Palazzo, también fue señalado. Los hechos del 3 de abril parecían destinados a convertirse en un hito negativo dentro de la crisis del coronavirus en Argentina.

Las oficinas bancarias se cerraron hace ya dos semanas, en cuanto se decretó el confinamiento. Algunos empleados siguieron acudiendo a sus puestos para mantener la actividad imprescindible, pero el sindicalista más poderoso del sector, Sergio Palazzo, impuso que no se atendiera al público: quería minimizar el riesgo de contagio para los afiliados a La Bancaria. Desde entonces, la población tuvo que manejarse solamente con los cajeros automáticos.

Llegados al final de marzo, el cobro de salarios y pensiones motivó largas filas ante los cajeros. Para muchos jubilados, poco habituados a operar con tarjetas y pantallas, retirar su dinero se convirtió en un suplicio. Para otros, que habían perdido la tarjeta o la contraseña o no las habían tenido jamás, se convirtió en una tarea imposible. Con el fin de reducir las aglomeraciones, el Gobierno decidió que los bancos abrieran el viernes, día 3. Empezaban a solaparse el cobro de las pensiones (siete millones de jubilados), de las ayudas por hijo o embarazo (2,4 millones de beneficiarios) y de los 10.000 pesos concedidos como Ingreso Familiar de Emergencia a más de 11 millones de personas.

Ocurrió lo que ocurrió. Algunos pensionistas comparecieron ya la víspera, dispuestos a pasar la noche ante la puerta del banco. Era casualmente la noche más fresca del incipiente otoño austral. Al amanecer ya había largas filas. Pesó probablemente el recuerdo del “corralito” de 2001-2002, cuando entre los argentinos quedó impresa la convicción de que el último en llegar no cobraría. Cuando abrieron las oficinas, a las 10 de la mañana, los empleados apenas lograban ordenar el ingreso en los locales y las distancias de seguridad se reducían a centímetros. Las imágenes difundidas por televisión eran devastadoras. “Quieren que nos muramos para ahorrarse nuestras pensiones”, gritaba una mujer. Algunos se desvanecían por el cansancio. En localidades como Villa Gesell, provincia de Buenos Aires, la municipalidad llevó sillas y agua. En la Casa Rosada se encendieron todas las alarmas.

El presidente Alberto Fernández, que impuso el confinamiento y paralizó la economía de un país en recesión cuando la pandemia apenas había llegado a Argentina, proclamó esta semana que estaba dispuesto a tomar cualquier medida necesaria para proteger la salud de sus conciudadanos, en especial los más débiles ante la infección, es decir, los ancianos. “Somos un ejemplo para el mundo”, proclamó. En unas horas, toda esa prudencia se derrumbó por una cadena de errores.

Según una reconstrucción efectuada por el medio digital Infobae, a las 8 de la mañana el presidente telefoneó al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, para ordenarle que los bancos abrieran también el sábado y el domingo. Pesce, a su vez, telefoneó al sindicalista Sergio Palazzo para comunicarle la decisión. Palazzo se había opuesto hasta el último minuto a la apertura al público de las oficinas, por miedo al contagio de los trabajadores bancarios. Palazzo recibió poco después una llamada del propio presidente, quien le acusó de ser el causante de las aglomeraciones. Según otras fuentes citadas por Clarín, Alberto Fernández amenazó a Palazzo con incluir la banca en la lista de servicios esenciales y obligar a sus trabajadores a abrir cada día.

El director de la Anses, Alejandro Vanoli, fue otro de los culpados. A media mañana, cuando las redes sociales hervían ya de indignación, Vanoli dio vagas explicaciones al canal informativo TN: “No quiero entrar en quién tiene la culpa, es una situación compleja en la que hay que elegir cuál es el menor de los males”. “No se verían largas colas si los jubilados pudieran entrar en los bancos”, añadió, como si aglomerar dentro fuera mejor que aglomerar fuera. Y recordó que la Anses había pedido que solo acudieran a los bancos “los jubilados que tuvieran la necesidad imperiosa de hacerlo de forma presencial”.

https://elpais.com/

Noticiasxfn.com no se hace responsable del contenido de los artículos generados por terceros

Continue Reading

Noticias

Científicos rusos crean un líquido que elimina el coronavirus en superficies y en el aire

Avatar

Published

on

Científicos rusos crean un líquido que elimina el coronavirus en superficies y en el aire

Los científicos del Centro de Innovación Skólkovo de Rusia han encontrado una forma de combatir bacterias, hongos y virus que también puede ser efectiva contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, informa el diario Izvéstiya.

Se trata de agua tratada con plasma frío que puede ser usada para procesar máscaras y supercicies, como para pulverizar en el aire. Este liquido, bautizado como Magnaril, detruye las proteínas y, al secarse, no queda nada en la superficie tratada, explican los expertos rusos.

La tecnología consiste en una instalación que produce plasma frío, un gas que contiene partículas cargadas y no cargadas y que ingresa al agua simple. Después, los átomos pierden parte de los electrones y, como resultado, ya no pueden conectarse a la molécula de H2O. Esto lleva a la aparición de varias formas de oxígeno e hidrógeno que destruyen los virus.

Según destaca el medio, el líquido es seguro para los humanos y resulta barato de producir.

¿No sabe si necesita hacerse la prueba del covid-19? Complete nuestro cuestionario para averiguarlo.

FUENTE :RT

Continue Reading

Más Vistas